Mis Amigos Seguidores en Google

sábado, 2 de abril de 2016

Pensamiento Semanales del 22-31 Marzo -2016 Omraam Mikhaël Aïvanhov‏

Pensamiento del martes 22 de marzo de 2016.
"Un joven ha puesto entre las páginas de un libro la flor que le ha dado su amiga. Muy poco tiempo después, claro, los pétalos están marchitos descoloridos ¿pero qué importa? Cada vez que mira esta flor, le parece que su amada le sonríe y le dice mil cosas a través de ella. 
Pone esa flor contra su corazón, se la lleva a los labios, es como un talismán que le abre las puertas del cielo, y se siente lleno de gozo, inspirado, se vuelve poeta. Pero el tiempo pasa, y las relaciones con esta chica ya no le parecen tan ideales: ahora, casi no presta atención a la flor entre las páginas del libro; ya no le dice nada, es como si hubiese enmudecido. Y después, un día, acaba tirándola a la papelera.
¿Qué es lo que ha sucedido? La flor seguía estando ahí, no había cambiado, pero el chico, en cambio, sí que había cambiado. 
Fue él quien hizo de esta flor un talismán, y fue también él quien le quitó su poder. La conclusión que hay que sacar de este ejemplo, es que por sí mismo un objeto es indeterminado; es nuestra forma de considerarlo la que puede hacer de él, un talismán."
Pensamiento del miércoles 23 de marzo de 2016.
"Seguro que habéis hecho esta experiencia: estabais ocupados en tareas de la vida cotidiana, no pensabais en nada preciso, y de repente sentisteis como una corriente, una presencia cerca de vosotros, algo vivo que os aportaba una luz, una paz, un gozo. ¿Y qué habéis hecho entonces?... En momentos semejantes, dejad toda ocupación y concentraros en esta visita inesperada. 
Son éstos unos instantes especiales y preciosos que no hay que dejar pasar mostrándose negligentes.
¡Cuántas veces visitantes celestiales vienen a instruiros y a enriquecer nuestra vida! Si no hacéis el esfuerzo de recibirlos en el momento que se presentan, 
se acabó, por mucho que les busquéis, que les supliquéis, ya no volverán. O bien, volverán ¿pero cuándo?... 
Hay que aprender a reconocer inmediatamente a estos visitantes y a retenerles el mayor tiempo posible, porque muy rápidamente ya no tenéis la menor idea de lo que venían a traeros. 
Dedicad el tiempo que haga falta para haceros conscientes de lo que representan las visitas celestiales: éstas dejarán en vosotros una huella indeleble."
Pensamiento del jueves 24 de marzo de 2016.
"El agua contiene grandes misterios, y algunos de estos misterios están relacionados con la sangre. La sangre es un agua sublimada. 
Entre el agua y la sangre existen ciertas analogías, y no solamente entre el agua y la sangre, sino también entre el agua, la sangre y la luz. 
La luz del sol, que es su sangre, es igualmente una forma de agua, una forma superior del agua. Y cuando, en el transcurso de la última cena que tomó con sus discípulos, Jesús dijo: «El que come mi carne y bebe mi sangre tiene la vida eterna», al decir sangre, se refería a la luz que viene del sol.
Creéis conocer el agua, porque ésta forma parte de vuestra existencia cotidiana. No, sólo conocéis algunos de sus aspectos y algunos de sus usos. 
Pero sólo el día que lleguéis a pensar y a sentir el agua como sangre y como luz la conoceréis y sabréis cómo utilizarla para vuestro trabajo espiritual."
Pensamiento del viernes 25 de marzo de 2016.
"Al aceptar morir en la cruz, Jesús hizo un sacrificio sobre el que debemos meditar para medir toda su grandeza y asociarnos a él con el pensamiento. 
Pero en la nueva vida que Cristo nos propone ahora, no es recomendable quedarse en el suplicio de la cruz, porque Cristo se manifiesta también, a través de la luz, de la belleza y del gozo. 
En la nueva cultura, es el pensamiento de la gloria de Cristo el que debe alimentar nuestra vida interior. El Cielo se alegrará al ver que dejamos de abrazar el polvo y de arrodillarnos ante las tumbas, porque nos destina el más grandioso futuro.
Si existen muertos de los que debemos ocuparnos, no son los de los cementerios, sino aquellos que están enterrados en nuestro fuero interior: nuestros viejos hábitos, nuestras viejas concepciones erróneas. 
Son éstos los muertos que debemos buscar para acabar con ellos. Cuando lo consigamos, nosotros entraremos también en la gloria de Cristo."
Pensamiento del Sábado 26 de marzo de 2016.
"Navidad y Pascua: el nacimiento de Jesús, festejado al comienzo del invierno, y su resurrección, festejada en primavera, representan dos páginas del gran libro de la Naturaleza. 
Los que fijaron las fechas de estas fiestas, hace mucho tiempo, eran seres que poseían un gran conocimiento de las relaciones que existen entre la naturaleza y el alma humana. Habían meditado profundamente sobre la vida de Jesús y su enseñanza, y comprendieron que, identificándose con el principio cósmico de Cristo, se producía en él un encuentro ideal entre la vida espiritual y la vida de la naturaleza, la vida del universo.
Al querer diferenciarse lo más posible del paganismo, que se caracterizaba por el culto a las fuerzas de la naturaleza, el cristianismo cortó los lazos vivos con el universo. Por eso, aún ahora, a los cristianos se les escapa el sentido profundo de su religión. 
Sólo algunos Iniciados, que poseen la verdadera ciencia de los símbolos, ven el nacimiento y la resurrección de Jesús como procesos ligados a la vida cósmica, y que son por tanto de un alcance universal."
Pensamiento del domingo 27 de marzo de 2016.
"La semilla que ha sido plantada puede ser comparada a una criatura encerrada en una tumba. Cuando el ángel del calor se acerca, la despierta diciéndole: «¡Vamos, levántate ahora, sal de la tumba!» Y la vida que estaba enterrada comienza a animarse: un pequeño tallito divide el grano en dos y da nacimiento a un brote que se convertirá un día en un árbol formidable. 
Esto es la resurrección.
Para resucitar, hay que abrir la tumba, y sólo el calor abre las tumbas.
El calor quiere decir el amor. El que tiene mucho amor en su corazón, un amor desinteresado, espiritual, abre la tumba de sus células. Durante el tiempo que sus células no son animadas, vivificadas, éstas permanecen inactivas, y no puede conocer todas sus riquezas interiores. 
Pero después de esta resurrección, después del despertar de sus células, su conciencia se ensancha y, a través de todo lo que siente, todo lo que vive, se mueve en otra dimensión, la dimensión del espíritu."
ensamiento del lunes 28 de marzo de 2016.
"No existe ninguna separación entre el mundo de abajo y el mundo de arriba, he aquí una lección que nos da la semilla. 
Enterráis una semilla en el suelo: inmediatamente se produce una conexión entre la tierra y el cielo, porque el sol le envía su luz y su calor, la lluvia la riega, la tierra le da el abrigo y el alimento que necesita, y pronto veréis que la planta crece. 
Sólo con poner la semilla en tierra, habéis también desencadenado fenómenos en el cielo...
Estos mismos procesos se producen igualmente en nosotros. 
Un ejemplo: introducimos una semilla (el alimento) en la tierra (nuestro estómago), e inmediatamente el cielo (la cabeza) envía corrientes para que este alimento se transforme en energías, en sentimientos, en pensamientos. 
En cuanto ponemos el alimento en nuestro estómago, hay fuerzas que se dirigen hacia él y se ponen a trabajar."
Pensamiento del martes 29 de marzo de 2016.
"Los espíritus luminosos en el mundo invisible hacen intercambios de amor sin cesar: se encuentran en el espacio, se saludan, se penetran con puros rayos y siguen su camino. 
El que no tengan cuerpo físico no les impide hacer intercambios y amarse. Vosotros también, hacéis miles de intercambios que no son físicos con las criaturas que hay a vuestro alrededor. 
No dais besos a todo el mundo, ni tenéis a todo el mundo en vuestros brazos, pero no cesáis de tener encuentros que os alimentan y os hacen felices. 
¿Por qué no aumentar el número y la calidad de estos intercambios? 
El amor, tal como lo comprenden la mayoría de los humanos, este amor ávido, egoísta, posesivo, celoso, cruel, es una verdadera esclavitud.
Diréis «Pero nosotros tenemos un cuerpo, no podemos manifestarnos como los ángeles.» En realidad, debéis saberlo, no es vuestro cuerpo el que más se opone a las manifestaciones espirituales del amor, sino vuestro mundo psíquico que no habéis aprendido a controlar, a iluminar. 
Tener un cuerpo no impide acercarse a esta concepción espiritual del amor, porque el alma y el espíritu en nosotros son tan reales como el cuerpo físico,
y pueden hacer intercambios con todas las demás almas y todos los demás espíritus del universo."
Pensamiento del miércoles 30 de marzo de 2016.
"El Maestro Peter Deunov decía: «Cuando llega el momento de lavar nuestra camisa, ¿acaso debemos llorar? Cuando llega el momento de enterrar las semillas en el suelo, ¿acaso debemos llorar? Cuando llega el momento de moler el trigo ¿acaso debemos llorar?
Lavar la camisa, enterrar las semillas en el suelo, moler el trigo, corresponden a actividades de la vida espiritual. ¿A cuáles? Lavar la camisa, es purificarse. Enterrar las semillas en el suelo, es introducir buenos pensamientos y buenos sentimientos en nuestra cabeza y en nuestro corazón, así como en la cabeza y en el corazón de los demás. Moler el trigo, es preparar el pan de la vida.
Estas tres actividades van acompañadas necesariamente de ciertos sufrimientos, ¡pero son unos sufrimientos tan saludables! Porque estos divinos sufrimientos, soportados conscientemente y con amor, impregnan de belleza, de perfume y de sabor todo lo que vivimos después."
Pensamiento del jueves 31 de marzo de 2016.
"¡Cuántos métodos pueden ayudaros a renovar la vida en vosotros! 
Cuando miréis la salida de sol por la mañana, concentraos en él y decid:
«¡Así como el sol se levanta sobre el mundo, que el sol del amor, de la sabiduría y de la verdad, se levante en mi corazón, en mi alma y en mi espíritu!» 
Entonces, lo mismo que el sol se levanta en la naturaleza, el sol espiritual se levantará en vosotros.
Durante el periodo de luna creciente, por la noche, antes de dormiros, decid: «¡Así como la luna se llena, que mi corazón se llene de amor, que mi intelecto se llene de luz, que mi voluntad se llene de fuerza y que mi cuerpo físico se llene de vigor!»
En primavera, cuando aparecen las primeras hojas y las primeras flores, decid: «¡Así como la naturaleza florece, que todo mi ser florezca también y que toda la humanidad viva en una eterna primavera!»
Estar atentos a la vida de la naturaleza, asociarse con ella y pronunciar estas fórmulas, esto es la verdadera magia blanca.
Y os convertiréis en hijos de Dios, hijas de Dios, porque sin cesar, con la palabra creadora, con la palabra que ha creado el mundo, creareis por todas partes un mundo nuevo."
Omraam Mikhaël Aïvanhov
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...