Mis Amigos Seguidores en Google

domingo, 2 de agosto de 2015

EL PODER DE SOLTAR: VIVIR PARA VIVIR Emilio Carrillo








EL PODER DE SOLTAR: VIVIR PARA VIVIR
Emilio Carrillo
El proceso consciencial del ser humano alcanza un punto culminante cuando se comprende, asume e interioriza el “Poder de Soltar”.
“Soltar” es algo desconcertante para la mente e inaceptable para el ego.
Por eso, muchas personas que sienten hoy la necesidad de soltar, lo experimentan y contemplan como un reto casi imposible. Pero no es así.
Lo cierto es que soltar es lo natural y lo que emana espontáneamente de nuestro interior en un determinado momento de la evolución espiritual.
Y nuestro “verdadero ser” lo exige con claridad cuando se llega a ese estadio concreto del devenir consciencial.
Por eso, para soltar, basta con fluir y dejarse llevar por lo que brota de nuestro interior más hondo y sagrado.
Se comprende entonces desde el Corazón que ya no queda otra alternativa y opción que desapegarse.
Desapegarse y vaciarse de todo.
Incluso de uno mismo y del enorme peso que nos mantiene atados a una realidad que no es más que un sueño aplastaste, una colosal Matrix, que nos vuelve cadáveres vivientes –muertos que entierran a sus muertos- que se sueñan viviendo.
Soltar todas las referencias preestablecidas y todos los sistema de creencias; soltar conceptos y esquenas mentales; soltar imágenes y formas; soltar la ilusión de que somos espirituales por aferramos a la idea de la espiritualidad; soltar la cruz y la vela, el incienso y el padre nuestro; soltar las palabras que nos atan al rezo a un Dios exterior y ficticiamente separado de nosotros mismos; soltar guías, canalizadores y maestros; soltar templos costosos que albergan la salvación; y soltar prácticas y cultos farragosos que nos muestran un “camino” predefinido por otros para acercarnos a ese Dios pretendidamente distante.
Soltarnos de la gran mentira de que precisamos de un trabajo y unos ingresos para poder “vivir” (con cuánta frecuencia se confunde “vivir” con “sobrevivir”, que es lo que se hace en la Matrix); soltarnos de la ilusión de que necesitamos una pareja, una familia o unos amigos para ser felices; soltarnos de las inercias, comodidades y protecciones con las que nos hemos apresado a nosotros mismos en la "cárcel de máxima seguridad" de nuestros miedos; soltarnos de toda la película que nos han pintado desde el comienzo de nuestros tiempos, convirtiéndonos en marionetas de un titiritero; soltarnos de todos los cuentos que nos contaron y nos siguen contando para que continuemos chupándonos el dedo.
Soltar todo lo que provoca resistencia: mientras haya resistencia, no podrás fluir; soltar cualquier tipo de lucha: si sigues empeñado en luchar contra algo, contra lo que sea, no podrás crear; soltar cualquier clase de miedo: en tanto haya miedo en tu vida, de cualquier especie, no gozarás de Libertad; soltar deseos y anhelos; soltar también rechazos y renuncias; soltar la necesidad de soltar.
Soltar para Confiar en la Vida...
...Y, al fin, soltarnos de nosotros mismos hasta Ver la luz que siempre fuimos y Somos y constatar la divinidad de nuestra “naturaleza esencial”.
Cuando se comprende esto, lentamente y sin alternativa, como un inmenso globo que soltó las amarras, el vuelo comienza y se despliega de instante en instante.
Y todo en nosotros y a nuestro alrededor se transforma y transfigura en Amor.
No puede ser de otra manera.
Ahora, tras soltar, observas desde donde no hay nada inventado, fijado, controlado, programado. Ya no eres tocado ni alcanzado por nada ni por nadie.
Y sólo observas.
Observas en Soledad y Silencio.
Observas sin distracción, sin temor, sin deseo. Observas sin palabras, sin forma.
Y observas hasta, incluso, dejar de observar para integrarte absolutamente en lo observado.
¡Y en ese preciso momento tomas consciencia de la Consciencia y de que eres el Todo!
Entonces no hay vuelta atrás posible.
Has hecho tuyo el "Poder de Soltar" y asistes al maravilloso Milagro del desapego completo.
El vaciamiento llena tu Vida, que ya no es tal, sino la Vida misma.
Y contemplas todo de modo diferente, pues se desvanecen los velos y disfraces que tapaban lo Real.
En ese instante, una nueva visión de la “realidad” aparece ante ti.
Y todo lo que fuiste, eres y serás se descubre ante tus ojos nuevos.
Todos los tiempos y el destello mismo del tiempo se abren espléndidos.
Ya todo es claro e intensamente pleno.
Y te inunda un Amor que no es describible.
El Amor que se expande desde la Sabiduría de que nada es ajeno a ti y nada se halla fuera de ti.
Tú eres todo lo mirado y observado, sin excepciones.
Estás unido a Todo y no hay diferencia alguna entre el Todo y tú.
Y te inunda el discernimiento de la ficción que supuso todo aquello que llamaste "yo", "me", "mí", "mío" o "mi".
Cesó todo. Se habrá expandido aquello que se consideró “tú” en algún instante del momento presente continuo en el que lo eterno se desenvuelve.
Al unísono, se difuminará cualquier idea de identidad, sea física, álmica o espiritual, individual o colectiva.
Consciente del “Poder de Soltar”, amarás y vivirás la Vida como jamás pudiste soñar, sin perder detalle, sin desear nada e, igualmente, sin renunciar a nada de lo que la Providencia -tu "verdadero ser" en acción- y la propia Vida -no tu programación mental- te pongan por delante.
Y se posará suavemente y para siempre en tu Corazón el “Vivir Viviendo”, que es la única verdad de la Vida en cualquier plano y Dimensión que se experiencie.
Vivir Viviendo: irradiando permanente Amor; conectado a todo lo que existe; desplegando la Divinidad que Somos y Todo Es; en constante estado de dicha, gozo y éxtasis, siempre con entusiasmo y la máxima energía vital; invulnerable e incontaminable ante lo que sucede; con la absoluta certeza del resultado que produce cualquier acción; testigo imparcial de la Evolución de la Creación en todas las escalas y niveles bajo el perpetuo impulso del Amor.
Vivir Viviendo: la única verdad de la vida; la verdad de que ¡sólo vale la pena Vivir para Vivir!

Como actúa el Reiki en el alma



Como actúa el Reiki en el alma
El Reiki, como el resto de las terapias de origen oriental contempla a la persona desde el punto de vista energético; el Ser Humano existe en diferentes niveles: físico, emocional, mental y espiritual y el Reiki, la energía de vida, funciona en todos ellos. Sus beneficios pueden sintetizarse en dos puntos clave: relaja y equilibra energéticamente, favoreciendo la tranquilidad y la claridad mental
En una sesión de Reiki, el terapeuta se relaja, armoniza su energía (Ki) con la energía del Universo (Rei) y a través de una suave imposición de manos consigue que el paciente sintonice con esta última y equilibre así su propia energía, a nivel no sólo físico, sino también emocional, mental, y espiritual, logrando que el paciente se sienta más relajado tras una sesión.
Los diferentes niveles del Ser Humano de los que hablábamos antes están interrelacionados entre sí por unos centros de energía llamados chacras. Los traumas y las disfunciones tanto físicas como psicológicas se reflejan en ellos. Cuando recibimos un fuerte impacto emocional el aura se desajusta, se separa literalmente del cuerpo y hace que nos sintamos fuera de lugar, “descolocados”. El reajuste energético que se lleva a cabo en una sesión de Reiki consigue devolver el aura a su eje y entonces volvemos a sentir que tenemos un lugar en el mundo. Todas las emociones se procesan en el aura: un exceso, un defecto o un bloqueo en el flujo de energía repercute en cómo nos sentimos.
Si el 7º chacra, situado en lo alto de la cabeza, esta hiperactivo tenemos menos capacidad de concentración, por el contrario si está bloqueado nos sentimos deprimidos, separados del resto del Universo.
Cuando estamos preocupados por algo y no hacemos más que dar vueltas a la cabeza una nube oscura bloquea nuestro 6º chacra, situado en el entrecejo.
En el 5º chacra, situado en la garganta, se quedan literalmente atascadas las emociones no manifestadas, las palabras no dichas.
El 4º chacra, ubicado en el corazón, refleja nuestros sentimientos más profundos: Amor, Alegría, Comprensión . . . es también una puerta al mundo espiritual, cuando rompemos nuestra conexión con nuestro mundo interior no solo nos privamos de sentir esas emociones sino que nos aislamos, el mundo es ya un sitio hostil en el que no encontramos nuestro lugar, una de las mayores satisfacciones que encuentro en mi trabajo como sanador es ver como cuando, generalmente tras pocas sesiones, la persona reestablece esa conexión espiritual y ya no ve las cosas como antes: adquiere más confianza, más tranquilidad, brilla de una forma más intensa.
El 3er chacra, en el plexo solar, refleja entre otras cosas la opinión que tenemos sobre nosotros mismos. Si el chacra esta hiperactivo, pero no procesa la energía, nos sentimos confusos, no sabemos que pensar sobre nosotros mismos, tenemos ansiedad.
El 2º chacra, que se encuentra en el abdomen, para mi refleja sobre todo el poder personal: “yo soy”, “yo valgo”, cuando no fluye mucha energía a través de él nos sentimos inferiores, creemos que los demás valen más que nosotros.
Por último el 1er chacra, al final de la columna vertebral, nos conecta con la tierra, nos da un sentimiento de ser alguien, de pertenecer a algo, de “tener raíces”. Sin embargo, cuando canaliza poca energía nos sentimos desorientados, no sabemos dónde estamos ni quienes somos.
El impacto en la persona de las alteraciones energéticas que acabamos de apuntar depende de la duración e intensidad del trauma que las causaron: una discusión con un ser querido, por ejemplo, nos descoloca el aura, si todo vuelve a su cauce, en unos días nuestro cuerpo energético recupera la normalidad, pero si la situación perdura o el impacto en nosotros ha sido demasiado grande, el desajuste de la energía se hace crónico y nuestro malestar se va agravando con el tiempo.
A través del Reiki se pueden corregir estos problemas. La persona se siente más fluida, siente que la intranquilidad, que la opresión en el pecho que tenía ha desaparecido y se atreve a replantearse cuestiones personales o de su relación con los demás, que antes no se atrevía, pues ya no existen los bloqueos energéticos que la paralizaban.
Maria Elena Prieto Pool

DEJA QUE TUS DEMONIOS TE GUIEN



DEJA QUE TUS DEMONIOS TE GUIEN
Publicado por Julieta Herrera en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
“Bien, miré a mis demonios a los ojos, dejé mi pecho al descubierto, y dije: ‘Hagan su mejor esfuerzo, destrúyanme. Verán, he ido y venido del infierno tantas veces, que debo admitir que ustedes simplemente me aburren'”
~ Ray Lamontagne
Entretener a la audiencia de tus demonios es un rito de paso - un derecho de nacimiento de tu humanidad. Es la introspección necesaria que te asustará hasta el tuétano y te liberará del juicio, todo al mismo tiempo.
No estamos hablando de esos esqueletos en el armario que nuestros mecanismos de defensa tratan de decir que son nuestros secretos más profundos. No, las mentiras que nos decimos a nosotros mismos son sólo la punta del iceberg. Éstos no son más que los hijos bastardos de los demonios que nos impiden despertar y tomar el control de nuestra realidad.
Es hora de tomar el control de la realidad y tomar en nuestras manos los aspectos que más tememos en nosotros mismos.
Convertirte en una mejor persona no significa que tengas que ocultar tus defectos de carácter o cualquier otra cosa que tú percibas como lo peor de ti.
Te has mantenido parado en las orillas el tiempo suficiente, deseando disfrutar la libertad que ves que otras personas parecen expresar sin esfuerzo en su propia procesión de la verdad. Sabes que va a doler, sabes que va a ser difícil salir de esa sofocante película de juicio, pero sabes que ya es hora de volver a nacer. Es momento de volver a evaluar lo que te impide vivir tu vida sin tanto abandono.
No es culpa de tus padres, no son tus circunstancias actuales, no es ni siquiera la forma en que fuiste tratado por tus compañeros. Eres tú y tu elección de permanecer en la prisión de la comodidad que has llamadonormalidad con el propósito de ocultar a la personita problemática que llevas dentro. Esta forma de vida se ha hecho tan familiar para ti que un día normal y feliz resulta el acontecimiento más aterrador de tu vida.
Sí, debes tener coraje para atravesar la vaga bruma de la comodidad y experimentar un pequeño infierno.
Todas y cada una de las veces que mojamos nuestros dedos en el lago del fuego, mientras vemos de frente a nuestros demonios, somos héroes. Triunfamos en verdad y valentía.
En una de esas veces, te harás consciente de que las llamas de ese lago no tienen realmente el poder de destruirte y sentirás el calor del coraje, que es la única y verdadera llaga que transforma. Observa tus errores y actualiza este coraje recién hallado a través de perdonarte a ti mismo y acceder a mayores y mejores momentos.
En el fragor del fuego, podrías llegar a sangrar, podrías ser lastimado, quemado, despreciado, y empalado por la verdad, que es tu lado más oscuro.
Deja de esconderte de tu oscuridad.
Entra en comunión con ella y jamás volverás a librar una batalla, pero ten un aliado que te ayude a mantenerte bien parado en el suelo cuando más lo necesites. Tu expectativa de cómo debe ser tu personalidad, las cosas que son apropiadas decir o no decir, los sentimientos que deben sentirse o no deben sentirse, no vienen de ti. Vienen de fuentes que no tienen la responsabilidad de llevar el peso de tu alma cuando te miras en el espejo y tampoco tienen ninguna autoridad en lo que a ti respecta.
Sé tú, para ti. No hagas ningún otro compromiso y no te preocupes por lo que piensan o juzgan los demás. Ellos no están ahí para ayudarte, están ahí para fascinarse con tu ropa sucia y tu inconformidad.
Tus demonios son los verdaderos maestros del coraje. Cuando hayas peleado la última batalla, espera más, y déjalos ayudarte a crecer.
Barre los restos de quien creías ser y dale la bienvenida a la profundidad de tu luz interior. Se trata de una divinidad que tiene pruebas de vida en el camino que has creado a tu alrededor. ¿Acaso no eres maravilloso? ¡Eres un héroe! Eres Shiva, el destructor. Eres Brigid, la diosa del fuego trascendente que ha surgido de las profundidades.
La esperanza es la única arma que vas a necesitar. Es la llave que te abre a un mundo sin odio ni amargura, libre de los hastiados límites de tu corazón. La esperanza es la espada que corta a través de la espesura de la derrota y la vergüenza. Es el bálsamo curativo que te hará invencible a las heridas del ego. La esperanza requiere de valor para activar sus poderes trascendentes.
No pierdas un momento más de este regalo reprimiendo cualquiera de tus sentimientos no expresados. No te retuerzas en el dolor del secreto y la reserva.
Aprópiate de tu vida y enfrenta la aventura más grande que habrás de experimentar.
*****
{¡Aprópiate de ella! Ya es tuya. }
- Anjana Love-Dixon
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...