Mis Amigos Seguidores en Google

jueves, 23 de abril de 2015

CÓMO HACERTE AMIGO DE LA ANSIEDAD

CÓMO HACERTE AMIGO DE LA ANSIEDAD



Cuando te sientas ansioso no pretendas no estar ansioso, porque eso alimenta la ansiedad, le añade una capa adicional.
Aquello de lo que huyes siempre te persigue. No ocultes tu malestar ni te distraigas de él, ni finjas estar 'bien.' Comer, beber, ir de compras, empastillarte, hablar sin parar, silbar, andar de prisa en forma irracional, apresurarte a revisar tus mensajes o querer ponerte en contacto con tus amigos de inmediato, tratar de controlar todo lo que te rodea, darle vueltas y vueltas a la idea de 'yo y mi atareada vida,' todas estas son formas de evitar el hecho de que estás ansioso, son formas de abandonarte cuando más lo necesitas.
Respira. Siente tus pies en la tierra, tu vientre elevándose y relajándose con cada respiración. No pienses en tu ansiedad ni cómo deshacerte de ella - ese es el viejo paradigma. ¡Siente la ansiedad plenamente! Localízala en tu cuerpo - ¿se siente en tu barriga, en el pecho, en la garganta, en la cabeza? Olvida la palabra 'ansiedad' (porque es una palabra de segunda mano) y siente directamente las sensaciones vivas que están ahí, momento-a-momento, sin intentar deshacerte de ellas o detenerlas, sin siquiera desear que desaparezcan. Date la oportunidad de ser curioso y ver lo que está vivo en tu cuerpo en este momento, las sensaciones físicas de este momento. Sal del pasado y el futuro y sumérgete en la presencia. Respira en las sensaciones, dignifícalas con tu aliento, con oxígeno, con vida, con tu amorosa atención. ¿Sientes mariposas en el estómago? ¿Tus músculos se sienten tensos? ¿Qué músculos? ¿Podrías brindarle a todo ello una amorosa atención y respirar allí? Hazles saber a las sensaciones que tienen permiso de estar aquí, que están incluidas en la vida, que finalmente no cuentas con ninguna agenda que pretenda destruirlas, que pueden quedarse, por ahora. Y que sólo hay el Ahora.
Si los pensamientos están girando sin control y haciendo su fiesta, si hay demasiadas nubes de pensamiento en el cielo de la consciencia, es maravilloso. No intentes detener los pensamientos o silenciar todas esas voces, imágenes, recuerdos, fantasías, porque eso también te hará sentir más ansioso. Sólo los pensamientos querrían detener a los pensamientos. Sé el cielo, en donde las nubes de pensamiento pueden danzar. Los pensamientos no son la realidad, y no son lo que realmente eres. Son sólo sonidos e imágenes.
Los pensamientos pueden dispararse hacia el futuro o el pasado, pero eso está bien - eso es lo que hace la mente, constantemente se regresa o se adelanta. Sin embargo tú estás aquí. Tú estás justo aquí; aquí es donde vive tu presencia. Deja que todos los pensamientos estén aquí, contigo, todos los sonidos, todos los sentimientos, todas las urgencias Incluso admite tus sentimientos de no-aceptación, tu prisa por escapar de este momento. Conforme tu cuerpo libera tensión, podrías encontrarte nervioso, bostezando, riendo, o hasta temblando, o simplemente descansando más profundamente...
Si no puedes aceptarte a ti mismo como eres, entonces, ¿podrías aceptar plenamente tu incapacidad para aceptar? Y si no puedes aceptar eso, ¿serías capaz de ver que incluso tu incapacidad de aceptar es parte de la vida, parte de este momento, parte del movimiento del universo? No tienes que aceptarte a ti mismo, o aceptar este momento, porque ya ha sido aceptado. Ya está aquí, completamente vivo, y ya es como es.
La ansiedad es como un niño pequeño que ha llegado a tu espacio. No ha venido a arruinarte, o a hacerte daño, sino a despertarte. Simplemente quiere ser reconocido, acogido, sólo quiere ser incluido en la inmensidad de este momento.
La ansiedad anhela un hogar. ¿Huirás cuando se presente de nuevo, te distraerás, o finalmente le darás la bienvenida?
- Jeff Foster

PRESENCIA SOLAR

PRESENCIA SOLAR


Hay veces en la vida que me he sentido huérfano, no reconocía a mis padres como tales, lo digo con toda la sinceridad del mundo. Me sentía tan lejos de cuanto me rodeaba: conversaciones, expectativas de futuro, intereses cotidianos… que me reafirmaba en mi pensamiento.
Con los años he comprendido que estaba en lo cierto y a la vez equivocado.
Me explico: reconocí a mi madre y padre como tales, aquellos que ofrecieron sus células para que formaran juntas un cuerpo que desde el principio tomara vida, latiendo un diminuto corazón y alrededor todo un sistema solar: su sol, sus planetas, sus satélites, asteroides… Cuando, pasado el tiempo, aún en la infancia, miraba absorto las estrellas pensaba: “Hay está mi hogar, mi padre”. Era absurdo, pero así lo sentía…, a pesar que todo indicaba que sólo hay lo que se ve y dura cierto tiempo, después se disuelve en la nada…
Cuando, un día, temprano, en que iba a ir de excursión con los demás compañeros de clase por primera vez al Museo del Prado, me acerqué a casa de mis abuelos maternos, pues mi madre estaba allí, aunque no recuerdo por qué fui, quizás para recoger un bocadillo, me encontré por primera vez con la muerte. Mi abuelo, en su habitación, tumbado en su cama, pálido, con los ojos cerrados, junto a él una botella de oxígeno ya desconectada. Mi madre, mi abuela, mi tío… todos en silencio. Seguro que les saqué de aquel momento lleno de tristeza e incomprensión… Marché sin decir palabra.
Prácticamente no recuerdo nada más de ese día, salvo que era viernes… Llegó la noche, me acosté como cualquier día, pero no fue un día más, por primera vez lloré amargamente sin que nadie se diese cuenta, era algo tan íntimo…, tan mío. La visión de la muerte me impactó, y aún más no poder volver a jugar con mi abuelo, Mariano se llamaba. No me encajaba en lo más hondo de mi joven alma este momento de la vida; no tenía sentido vivir unos pocos, o muchos años, y que todo quedara en nada tras pasar por este mundo, que para muchos es duro y cruel, salvo en algunos momentos de alegría. “Hemos venido a sufrir”, escuchaba una y otra vez, y dentro de mí me rebelaba ante tal idea nefasta.
Crecía en mí un impulso cada vez mayor sobre mi ascendencia, algo me decía una y otra vez que mi intuición infantil no estaba equivocada y aún más importante, que la muerte no era nada. No sabía por qué, pero así lo sentía y vivía.
¿Cómo encajarlo? No había nada que encajar, sólo vivir, experimentar la vida en las facetas que me iba encontrando. Sentir el amor, el dolor, la pasión, dejarme llevar por emociones nuevas… Mi alma bullía pletórica. Entonces comenzaban a emerger pensamientos que intentaba asimilar. Un interés por mi “otro” padre crecía en mí, de tal modo que mi vida cambió…
Busqué darle forma y sentido y sin saber cómo, vi. Nunca he manejado ninguna facultad extrasensorial, si ha sucedido, soy ajeno a su mecánica y voluntad. Vi, ante mí, a unos dos metros, unas escenas en tres dimensiones y a todo color en las que yo me encontraba inmerso. Eran vivencias que no había vivido aún, supe que se referían al futuro, no a un día concreto sino que tendrían lugar a lo largo de los años… muchos años. Entonces tenía recién cumplidos dieciocho…
Sentí que en mí vivían dos almas, una joven y una vieja… Ambas se han encontrado y alejado a lo largo de los años; se han peleado; intentado dominar la una a la otra como si fueran un ángel y un demonio… Hasta que me di cuenta que ambas eran en realidad una sola. Que el “conflicto” no era más que consecuencia del contacto desde aún antes de nacer de “algo” que soy yo, con la materia formada por una semilla de vida que también soy yo. Fundir dos aspectos de mí mismo, aparentemente opuestos, no es nada fácil… Es cuestión de voluntad y ambos tienen una fuerte personalidad… Comprendí que el sufrimiento es la fricción violenta, hasta que experimenté la caricia y la sonrisa. Dejé mis armas, el odio, la rabia, la ira… contra el mundo, contra mí. Desarmado me dije: “Haz ahora lo que quieras conmigo, no quiero más guerras, más sufrimiento”. Y como una ilusión, mi “otro” yo, desapareció y me di cuenta que siempre fui yo, uno, el que experimentaba la Vida.
Vida, ¿cuántas veces pronunciamos esta palabra?, ¿comprendemos su sentido, su más profundo sentido? Supe que la muerte no existía, era también parte de la ilusión… Sólo hay VIDA. ¡Bendita Vida!
Y, ahora, sé que también soy hijo del Sol, del que vemos todos los días y del que le da la Vida, un Sol que no se ve, que vive en mí, en todos, que no es dos sino Uno. Y esta Presencia Solar es la VIDA, eterna VIDA… KHAI, la que siempre Es.
Esta Presencia es una semilla que crece, hecha con la misma esencia del Sol, un fuego que alumbra aun en la oscuridad. Una semilla germen de un futuro que Ya ES. A la que solo hemos de alimentar con amor, el único que la hace elevarse hasta florecer.

LA BÚSQUEDA DE KAMALINI

LA BÚSQUEDA DE KAMALINI


Caminaba Kamalini por las intrincadas callejuelas de la gran urbe, a la que entraba por primera vez. Le hablaron de un yogui que había trascendido su alma del mundo de maya, quería ver y escuchar de primera mano el mensaje de un buda viviente. Al contrario de lo que pensaba, y a pesar de su insistencia, nadie sabía darle indicaciones de dónde se encontraba tan singular personaje, como mucho le referían sobre diferentes templos con imágenes budistas, pero nada sobre un Buda viviente. Hasta llegó a pensar si todo habría sido el fruto de un sueño.
Pasaron varios días de búsqueda infructuosa. Había recorrido la urbe palmo a palmo y nada, ni rastro del ser que buscaba.
Una noche, dormida Kamalini sobre el banco de un parque, se le acercó un mendigo.
―Por favor –le dijo con voz pausaba y cansada–, ¿puedo pasar la noche aquí? Señalando con su mano, arrugada por el paso obligado de los años, el banco en el que reposaba Kamalini.
Ella, un tanto sorprendida, miró a su alrededor y vio que otros bancos estaban vacíos, algunos incluso tenían pedazos de cartones abandonados por algún vagabundo. Se sentó y le cedió parte del banco, dejando aún calientes los cartones sobre los que había dormido. El mendigo se tumbó dándole las gracias. Dejó una bolsa desvencijada y vacía a sus pies, quedándose profundamente dormido.
Kamalini no consiguió cerrar sus ojos, pasó la noche observando al mendigo. Su cuerpo estaba enjuto, marcado posiblemente por una vida dura; su pelo, canoso y escaso, le llegaba a los hombros, y junto a una exigua barba le daban un porte algo singular.
Debía de tener al menos setenta años, por las arrugas de su semblante –se decía Kamalini.
¿Qué hace que una persona pase, quizás sus últimos días, abandonado en un lugar como este parque? ¿Habría encontrado el sentido de su vida o, su vida sería un auténtico fracaso? ¿Acabaré del mismo modo mis días? Y así, con estas y otras preguntas semejantes de Kamalini el alba de un nuevo día llegó.
El mendigo abrió sus ojos. Mirando a Kamalini metió sus manos en la pequeña bolsa que portaba y sacó un pedazo de pan, partió dos pedazos iguales.
―Toma –le dijo el mendigo–, comparto contigo aquello que he encontrado en mi bolsa.
Ella un tanto sorprendida, pues vio claramente que en la bolsa antes no había nada, aceptó con agrado el pan. En silencio, ambos, sin ninguna prisa, acabaron su ligero desayuno…, quizá fuera lo único que saborearían a lo largo del día.
El mendigo preguntó a Kamalini el porqué de su estancia en la ciudad, pues por las facciones sabía que no era del lugar. Ella le contó sus motivaciones, él escuchaba atentamente sin pestañear. Kamalini se dio cuenta que la expresión del rostro del mendigo no correspondía a la que había visto minutos antes, su piel se encontraba tersa y el brillo de sus ojos desprendían una serenidad sin igual. Casi sin darse cuenta, el mendigo extrajo de su bolsa un saquito con semillas de trigo y puso un grano en la mano de Kamalini. Ella miró su mano y le miró a él, no comprendía.
El mendigo sonrió.
―¿Buscas a Buda vivo? –le dijo.
Kamalini asintió con la cabeza.
―Guarda el grano de trigo en esta bolsa –continuó el mendigo–, ofreciéndole la suya.
Siguió hablándole el mendigo:
―Todo aquello que pides con humildad, busca en la bolsa y lo obtendrás; más antes has de dar, compartir con los demás, algo tuyo hasta que ya nada poseas. Todo deseo lleva consigo el apego y la posesión. Querrás defender aquello que crees que te pertenece llegando incluso a hacer daño al prójimo razonando con argumentos “válidos” tal actitud. Nada justifica el más mínimo daño a tu hermano.
El mendigo se levantó, miró a los ojos a Kamalini.
―Recuerda –le dijo–, que la energía nunca ha de detenerse, de hecho nunca se detiene. Todo es energía viva, luz, tú y yo, todos. Le sonrió y se alejó dando la espalda a Kamalini, con un “volveremos a vernos”.
Ella se fijo en el rastro de luz que el mendigo iba dejando tras de sí. En un instante, todo su ser se convirtió en un haz luminoso hasta, poco a poco, hacerse imperceptible en la lejanía.
Kamalini se levantó abrumada por lo acontecido. Abrió la bolsa. Metió la mano sacando el grano de trigo y, cuál fue su sorpresa, al ver que éste brillaba con una luz que no era de este mundo.
Una paloma se acercó a Kamalini, con un giro de su cabeza parecía pedirle un poco de comida. Kamalini sonriendo se arrodilló, posó su mano junto al suelo, la abrió y la paloma suavemente con su pico tomó el grano. Retrocedió y se marchó volando, dejando una estela de luz en el aire.
Kamalini continuó su marcha, esta vez alejándose de la ciudad, sin deseo y con una bolsa vacía. Sin darse cuenta, su cuerpo brillaba como el Sol que nos alumbra cada día.

Libro La Voz Interior : Ésta es la primavera de la Nueva Era por Eileen Caddy (12-30 Abril 2015)

Libro La Voz Interior : Ésta es la primavera de la Nueva Era 
por Eileen Caddy (12-30 Abril 2015)


Abril, 12
Da gracias por todo lo que tienes, por todo lo que recibes, y por todo lo que vas a recibir. De hecho, no dejes de dar gracias, pues es esa misma actitud positiva hacia la vida y el mismo acto de dar gracias lo que atrae lo mejor hacia ti. Te ayuda a mantener la mente y el corazón abiertos; te ayuda a expandir tu conciencia. Seguro que siempre hay cosas que agradecer, y a medida que lo hagas y comiences a contar esas bendiciones, éstas se incrementarán. Te darás cuenta de cuán bendecida estás, de que todo lo que tengo es tuyo, y de que Mis almacenes de abundancia están llenos a rebosar y no careces de nada. Cada una de tus necesidades se satisface de forma maravillosa, y en ese estado de conciencia eres capaz de dar sin calcular el precio, pues es al dar cuando recibes. A medida que das, dejas sitio para que te sea devuelto más.
Abril, 13
Soy tu fuente de suministro, y todo lo que tengo es tuyo. Mi abundancia infinita está a mano de todos, pero tu conciencia debe ser de abundancia, sin que albergues pensamientos de carencia o falta. Siente tu conciencia expandirse cada vez más, y que continúe expandiéndose sin limitación, porque la limitación causa bloqueos en el flujo constante. Con la limitación viene el temor, y con el temor el estancamiento; y cuando algo se estanca, se detiene la circulación y se pudre. Que fluya la circulación. Permite que haya un constante dar y recibir en todos los niveles, y reconoce el significado de la abundancia infinita. Reconoce que eres una conmigo, que eres una con toda la riqueza del mundo y que nada es para el yo, para acaparar. Todo hay que usarlo con prudencia. Sé una buena administradora de todos mis dones buenos y perfectos. Busca Mi guía y Mi dirección en lo que respecta al uso recto de Mi suministro infinito.
Abril, 14
Es importante que haya un equilibrio en cada situación en todo momento. Notarás que hay un equilibrio perfecto siempre que todo lo emprendas bajo Mi guía. Por eso has de permitir que la vida se desarrolle sin intentar forzar nada, pues de ese modo nada puede ir mal ni a destiempo. No quiere decir que tengas que sentarte sin hacer nada, esperando que todo caiga en tus manos. Has de mantenerte muy alerta; debes mantener tu conciencia elevada; has de esperar lo mejor; has de tener fe en que todo está muy, muy bien. Tienes que esperar en Mí con absoluta fe y confianza. Tienes que saber sin sombra de duda que YO SOY tu constante guía y compañero. Tienes que saber que tus caminos están guiados por Mí y sólo por Mí, para que cada paso que des sea firme y seguro y para que todo lo que hagas sea hecho con amor.
Abril, 15
¡Qué fácil es arremeter contra la situación del mundo y quejarse de ella, echándole las culpas a todos, excepto a ti, por lo que sucede! Es fácil decir : “¿Por qué no hacen nada al respecto?” ¿Por qué no haces tu algo al respecto? Jamás te quedes sentada sintiéndote impotente e imaginando que no puedes hacer nada que sirva de ayuda. Puedes hacerlo y puedes empezar a ayudar ahora mismo. Puedes empezar a poner tu propia casa en orden. Puedes limar todos los roces debidos a malentendidos e intentar corregir las equivocaciones. Puedes expandir tu conciencia de modo tal que seas capaz de ver la vida desde un ángulo diferente y más amplio. Puedes aprender a ser más tolerante, más abierta, a tener más amor y ver las dos caras de la cuestión. Puedes empezar ahora mismo a eliminar toda amargura, toda crítica y negatividad de tu forma de pensar. Notarás que si cumples tu parte, estarás ayudando a todos. Pero no puedes hacerlo por ti misma. Hazlo con Mi ayuda.
Abril, 16
¿Por qué no hacer lo que te gusta hacer en la vida, siempre que no dañe a alguna otra alma y te reporte bien a ti y a todas aquellas almas por las que te preocupas?. Aprende a hacer cada cosa a su debido tiempo, de la forma adecuada y sin grandes tensiones o esfuerzos. Los niños pequeños saben cómo disfrutar de la vida. Hazte como un niño pequeño que no tiene inhibiciones y aprende a disfrutar de la vida sin ninguna restricción, preocupación o inseguridad. No hagas las cosas siempre porque creas que han de hacerse o que tú las has de hacer. Cuando se hace algo de manera compulsiva, desaparecen el gozo y el placer. Aprende todo por el gusto de hacerlo. Entrégate todo lo que debas por el mero gusto de darte y por el mero gusto de vivir, y comprueba cuán diferente te resultará la vida.
Abril, 17
Busca y encuentra tu conexión directa conmigo, y retén ese vínculo pase lo que pase a tu alrededor. Ese vínculo conmigo, lo Divino, es la fuente de toda energía, y es esa energía la que crea milagros. ¿Qué son los milagros sino la acción de Mis leyes divinas? Obra con esas leyes y cualquier cosa puede ocurrir. Tu identificación con la unidad de toda vida, con toda la sabiduría y energía, es lo que abre las puertas y permite que las leyes obren en ti. ¿Por qué quedarse atrás viendo cómo suceden milagros en la vida de los demás cuando pueden suceder igualmente en la tuya?. Los milagros se manifiestan cuando te sintonizas con esa energía y unidad y cuando puedes aceptar que eres capaz de hacer todas las cosas a través de Mí, porque Yo te fortalezco, te sostengo y obro en ti y a través de ti. Reconoce que por ti misma no eres nada, pero conmigo puedes en verdad hacer todas las cosas, y verás milagro tras milagro sucederse en tu vida.
Abril, 18
La paz empieza en el interior. Se encuentra dentro de cada alma, como una pequeña semilla esperando germinar, crecer y florecer. Se le han proporcionar las condiciones adecuadas, el ambiente adecuado y el tratamiento correcto antes de empezar. Guarda silencio y crea las condiciones adecuadas. Sosiégate y dale la oportunidad de que eche raíces. Una vez bien asentada, continuará creciendo; pero en sus primeros comienzos necesita ayuda y mimo. Por tanto, tu tienes la clave de la paz del mundo en tu interior. No malgastes el tiempo mirando el caos y la confusión del mundo, empieza poniendo las cosas en su sitio dentro de ti. Haz Mi voluntad de forma callada. No tienes por qué hablar de ello, simplemente has de vivirlo. Transforma el caos y la confusión de tu propia vida en paz, serenidad y tranquilidad; conviértete en un miembro útil de la sociedad y del mundo en que vives. Empieza por ti misma, donde sabes que puedes hacer algo, y después trabaja hacia el exterior.
Abril, 19
Cuando la vida te pide que cambies, mira con claridad lo que se requiere y cambia sin resistencia alguna, sabiendo que cada cambio prepara lo mejor. Cambiar no siempre resulta cómodo, en especial a las personas que tienen ideas y costumbres fijas. Debes estar dispuesta a arrojar una tras otra todas tus buenas, firmes y cómodas ideas hasta que estés completamente libre y abierta a recibir algo totalmente nuevo y revolucionario. Aquí es donde vienen las dificultades. Muchas personas, una vez que han absorbido algo nuevo, quieren aferrarse a ello y se niegan a soltarlo. ¿Por qué no verlo tan sólo como un paso hacia revelaciones mayores y más maravillosas que están aguardando a que les dejes sitio?. No puedes llenar un cubo que ya está lleno; primero has de vaciarlo. No puedes adentrarte en lo nuevo si estás aferrada a lo viejo y te niegas a soltarlo. Así que cambia y hazlo con rapidez, porque te necesito.
Abril, 20
Haz todo lo que emprendas con Mi bendición. Nunca te precipites a hacer algo sin buscar en primer lugar Mi bendición. Entra en el silencio y siéntete rodeada de paz y de serenidad, y en ese estado de perfecta paz pide Mi bendición y recíbela. Después, avanza con fe y confianza absolutas y haz lo que haya de hacerse. Quiero que sepas que YO ESTOY contigo a lo largo de todo el camino y que todo saldrá a la perfección. Cuanto mayor es la tarea a realizar, mayor es tu necesidad de Mi bendición. ¿Por qué no empezar poniéndome en todas las pequeñas áreas de tu vida y, gradualmente, incluirme en áreas cada vez más grandes hasta que por último no des un paso sin buscarme primero y buscar Mi plena bendición?. Prepárate a dar grandes pasos en situaciones aparentemente imposibles, pero no temas, porque Yo voy delante de ti para preparar el camino. Mantén tu conciencia elevada, mantén tu contacto conmigo, y queda absolutamente libre de todo temor en todo lo que emprendas, sea lo que sea.
Abril, 21
Hay un lugar para cada individuo en el mundo, pero tú debes buscar y encontrar cuál es tu sitio y ver dónde encajas. Si temes asumir la responsabilidad de traer lo nuevo, no intentes detener a las almas que están dispuestas a hacerlo. Date cuenta de que esas almas que han sido formadas e inspiradas para emprender esta tarea van a hacerlo, porque ese es su trabajo. Encuentra tu lugar apropiado en el conjunto de este vasto plan, y si no estás en primera línea, que eso no te perturbe. Recuerda, se necesita todo tipo de personas para formar el conjunto global. Simplemente acepta tu trabajo específico y haz lo que sabes que has de hacer de todo corazón, y permite ir adelante a aquellas almas que han sido colocadas en una posición de liderazgo y responsabilidad. Ofréceles toda tu lealtad y apoyo; lo necesitan y lo aprecian. Eleva tu corazón con profundo amor, reconocimiento y gratitud hacia ellas, y da siempre lo mejor de ti.
Abril, 22
¿Con cuánta frecuencia has oído decir "¡Cómo vuela el tiempo!"? Cuando estás llena de gozo y felicidad, cuando das lo mejor de ti, viviendo para los demás, con el bien de todos en tu corazón, el tiempo vuela de verdad y disfrutas cada segundo. Aun cuando vives en el tiempo, no es necesario consentir que éste resulte un peso y te hunda. Hay tiempo para todo, para todas las cosas que quieras hacer, porque sacarás tiempo para hacerlas. Todos tenéis la misma cantidad de tiempo, pero lo que cuenta es cómo lo usáis, así que nunca te quejes de que algunas almas tienen más tiempo que otras. Nunca seas esclava del tiempo; por el contrario, haz que él te sirva a ti. Has de decidir lo que quieres hacer y a continuación hacerlo; verás que tienes tiempo para hacerlo perfectamente.
Abril, 23
Acércate a Mi y Yo me acercaré a ti. De ti depende dar el primer paso en la dirección correcta estableciendo contacto directo conmigo y lo demás saldrá de ahí. Cada alma tendrá una manera diferente de acercarse, pero lo que importa es hacerlo, sin importar que al principio sea de una manera vacilante Tan sólo has de saber que una vez hayas dado ese paso inicial, cada uno de los que sigan será más firme y seguro. Contemplarás maravilla tras maravilla al hacer Mi voluntad y ver Mis leyes manifestarse en la forma. Tu fe se irá haciendo fuerte e inquebrantable a medida que esperes que suceda lo mejor y lo atraigas hacia ti. Observa cómo ocurre, no una vez tan sólo sino una vez tras otra, hasta que ya no tengas duda respecto a la maravilla de Mis caminos, hasta que pongas tu fe y confianza enteras en Mí y Me permitas tomar las riendas y guiar tu vida entera.
Abril, 24
¿Sientes que hay determinadas personas a las que no puedes amar? En primer lugar deja de odiarlas. Deja de ser intolerante con ellas y de criticarlas. Ese puede ser tu primer paso en la dirección correcta. Después, y de un modo gradual, tómate el tiempo de conocerlas, de averiguar a qué obedece su comportamiento, y de encontrar qué hay en tu interior que haya podido crear tal separación entre vosotros. Mira dentro de ti y averigua qué es lo que anda mal contigo en tu relación con ellas, y bajo ningún pretexto eches las culpas a otra persona. Si puedes enfrentarte a ti misma y a tus propias limitaciones, has dado con el camino hacia la dirección correcta y serás capaz de encontrar la solución perfecta a tus problemas. Antes de que puedas darte plena cuenta, tu actitud y tu relación entera con cada alma habrá cambiado. Seguro que hay algo que puedes hacer ahora mismo, así que ¿por qué no hacerlo en lugar de esperar a que alguien más de el primer paso?
Abril, 25
He de permitirte cometer una falta tras otra en la vida, pero cuando las reconoces y buscas Mi ayuda, YO ESTOY siempre dispuesto a ayudarte y a mostrarte el camino. Pero no haré el trabajo por ti. Debes aprender a hacerlo por ti misma. Esta vida no es para los debiluchos sino para las almas que son fuertes y están seguras de sí mismas, y para las que quieren encontrar las respuestas y están dispuestas a llegar al final hasta obtener las respuestas correctas, sin importarles el precio. ¿Tienes miedo de cometer errores? ¿Tienes miedo de adentrarte hasta donde no haces pie? No aprenderás a nadar hasta que tus pies dejen de tocar fondo. No crecerás espiritualmente hasta que te sostengas por ti misma. No temas nada y camina con absoluta fe y confianza haciendo lo que sabes que está bien e ignora toda oposición. Déjate guiar por ese conocimiento interno que procede de Mí.
Abril, 26
¿Por qué no hacer que éste sea un día glorioso empezando por levantarte con el pie derecho y entrando en contacto conmigo en el momento en que te despiertes?. ¿Por qué no llenar tu corazón de amor y gratitud ante un día cargado de esperanza de lo mejor y de lo más alto?. Si los primeros instantes del nuevo día son dichosos y edificantes, verás cómo los siguientes también lo son, y a medida que esos momentos se transformen en horas, verás cómo el gozo y la paz te acompañan a lo largo del día. Cuando te despiertas con un gran peso en tu mente, en un estado bajo y deprimido, puedes arrastrar ese estado mental durante todo el día a menos que hagas algo al respecto. Búscame para encontrar la perfecta paz de corazón y mente que viene cuando depositas todos tus cuidados y preocupaciones ante Mí, y cuando tu único deseo es hacer Mi voluntad y andar por Mis caminos.
Abril, 27
¿Por qué no ser optimista en esta vida, esperando siempre lo mejor, encontrando siempre lo mejor, creando siempre lo mejor? El optimismo trae energía; el pesimismo trae debilidad y fracaso. Que el poder del Espíritu brille en ti y a través de ti, creando a tu alrededor un mundo de belleza, paz y armonía. Cuando tu actitud hacia la vida es optimista, levantas el ánimo de las almas que te rodean, dándoles esperanza y fe en la vida. Verás cómo siempre sucede que lo igual atrae a lo igual, que tu optimismo genera optimismo y actúa como una bola de nieve. Siempre hay esperanza en la vida, aún cuando al principio no sea mas que una pequeñísima chispa intermitente. Cuando esté en el ambiente adecuado, rodeada de amor y esperanza, esa chispa se avivará hasta convertirse en una llama y ésta crecerá cada vez más hasta que toda tú estés encendida con el combustible del Espíritu que no se puede sofocar ni extinguir. Una vez que haya prendido, nada podrá detener su expansión.
Abril, 28
No es fácil poner la otra mejilla cuando alguien te golpea con palabras o hechos. La reacción inmediata es devolver el golpe, pero ahí es donde las reacciones se han de vigilar con el mayor cuidado y donde el autocontrol y una completa ausencia de egoísmo han de ponerse en práctica. Las almas que no han aprendido ninguna autodisciplina reaccionarán al igual que se obra con ellas y se sentirán justificadas al actuar de ese modo. Después se preguntarán por qué hay tanto caos y confusión en el mundo. Están tan ciegas que no pueden ver que hasta que no hayan aprendido a cambiar su actitud y empiecen a amar al prójimo como a sí mismas no pueden esperar cambiar lo que sucede en el mundo. Cuanto más amor y buen voluntad, con mayor rapidez vendrá el cambio. Pero todo empieza en uno mismo. Por tanto, cuanto antes te des cuenta, antes ocurrirán los cambios a tu alrededor y en el mundo. ¿Por qué no empezar haciendo algo al respecto ahora?
Abril, 29
Abrete al aliento de Mi amor y luz divinas. Abre las puertas de tu corazón y no permitas que nada detenga esa afluencia. Mantén las puertas abiertas de par en par para que el amor y la luz puedan circular libremente en ti y través de ti, para que la fuerza vital sea siempre evidente en tu interior. Cuando las puertas de tu corazón están cerradas y cesa el flujo de la luz y del amor, toda tu vida se estanca, y nada puede sobrevivir en un estanque de agua que no corre. Por eso has de mantener conscientemente abiertas esas puertas y sacar agua de Mí, la fuente de toda vida, en todo momento, para que tu corazón nunca se seque ni se estanque. Un riachuelo que deja de extraer su suministro de agua de la fuente acaba por secarse. Si tu dejaras de sacar tu suministro de Mí, pronto te secarías y acabarías siendo inútil. Por eso, date cuenta conscientemente de Mí y extrae constantemente tu fuerza vital de Mí. Haces tu elección día a día, hora tras hora, cada minuto
Abril, 30
El gozo de dar es tremendo. En la medida en que aprendas a dar cada vez más tus dones y talentos (para cada cual son diferentes, y todos funcionan a niveles distintos) de todo corazón, aumentarán tu talla espiritual y tu gracia. Si tienes una naturaleza feliz, radiante como el sol, y la ofreces allá donde vayas, se te devolverá centuplicada, pues todo el mundo responde ante una disposición radiante. Recuerda siempre, “según siembres, será la cosecha”. Si siembras crí- tica, intolerancia, deslealtad y negatividad, cosecharás esas cualidades, ya que de ese modo las atraes hacia ti. ¿Por qué no empezar en este mismo instante a sembrar semillas de gozo, de felicidad, de amor, de cariño y de comprensión, y comprobar sus efectos sobre ti?. Tu actitud entera hacia la vida cambiará, y verás como atraerás hacia ti lo mejor de la vida. La dicha que ofreces se reflejará en todas las almas que te rodean, porque todos aman a aquel que da con gozo, y responden a esa donación.

Libro La Voz Interior : Ésta es la primavera de la Nueva Era por Eileen (1 12 Abril 2015

Libro La Voz Interior : Ésta es la primavera de la Nueva Era por Eileen (1 12 Abril 2015


ABRIL Se me mostró un pajarillo que estaba aprendiendo a volar. Sus primeros esfuerzos eran muy débiles. Pero al usar sus alas cada vez más, éstas se hicieron fuertes hasta haber encontrado la libertad de volar y ser capaz de ascender a grandes alturas y surcar largas distancias sin ningún esfuerzo. Oí estas palabras : La fe llega con la práctica. Vive según la fe hasta que sea fuerte e inquebrantable como una roca, y encuentra la verdadera libertad del Espíritu.
Abril, 1 La primavera se desarrolla con auténtica perfección. Ésta es la primavera de la Nueva Era, y también ella se está desarrollando con la misma perfección verdadera. Tú formas parte de ella, y ella te aporta vida nueva. Consigo trae una gloriosa sensación de libertad y abandono completos, una explosión de viejas formas estrechas que da paso a un espacio nuevo en el que no hay limitaciones. Siéntete crecer y expansionarse en todas direcciones, con la sensación de que cualquier cosa puede suceder en cualquier momento. Sé como una corredora en la línea de partida, con tus talones preparados, dispuesta a salir ante la señal de comienzo. Están sucediendo muchas cosas a todos los niveles en este tiempo. Vienen cambios y tú eres parte de ellos, así que camina con ellos. Estate presta a cambiar y hazlo rápidamente cuando y donde sea necesario. No vaciles ni te quedes atrás. Adéntrate en todo lo que está sucediendo con rapidez y seguridad, con confianza y fe absolutas.
Abril, 2 Hay un tiempo y una estación para cada cosa. Es cuestión de dejar que tu vida sea guiada por Mí para que así conozcas el tiempo y la estación justos con un claro conocimiento interno y puedas moverte con prontitud siguiendo esos dictados internos con absoluta confianza. Cuando estás en paz en tu interior, el tiempo no significa nada; sólo te parece que el tiempo pasa lentamente cuando no eres feliz y estás incómoda, y te parece que el día nunca se va a acabar. Si disfrutas con lo que haces, el tiempo vuela y quisieras que el día tuviera más horas. Es importante que aprendas a disfrutar al máximo con todo aquello que emprendas y que tu actitud hacia eso sea la correcta. Harás muchas más cosas y las harás con amor, y por tanto de un modo perfecto. Que la perfección sea tu meta en todo momento. Cuando haces algo con amor, lo estás haciendo por Mí.
Abril, 3 La clave de tu felicidad y contento reside en lo profundo de tu ser, en lo hondo de tu corazón y de tu mente. Es muy importante la forma de empezar el día; puedes levantarte con el pie derecho o con el izquierdo. Puedes despertarte con un canto de gozo y gratitud en el corazón por el nuevo día, por estar viva, por el mismo milagro de la vida y por estar acorde y en armonía con el ritmo de la vida en su totalidad. Puedes esperar lo mejor del día que comienzas y así atraerlo hacia ti o puedes empezarlo con resentimiento, a disgusto y con un ritmo discorde. Eres responsable de lo que el día de hoy traiga, y saber eso te proporciona incluso mayor responsabilidad que a esas almas que no son conscientes de eso y por tanto no conocen nada mejor. No puedes culpar a nadie de tu estado mental. Todo depende de ti.
Abril, 4 Dónde te encuentras en la escalera de la vida? ¿Has tocado fondo y estás remontando la pendiente? ¿Te has mostrado dispuesta a dejarlo todo en la vida para ponerme en primer lugar, no porque tengas miedo sino debido a tu profundo amor por Mí y a tu anhelo de hacer Mi voluntad y andar por Mis caminos? ¿Puedes decir “Hágase Tu voluntad”, y decirlo de verdad, y estar dispuesta a hacer lo que se te pida por extraño o ridículo que parezca a los ojos de los demás? Se requiere valor y un conocimiento y certidumbre internos tan profundos que nada sea capaz de desequilibrarte. Sólo las almas que sean fuertes podrán seguir este camino espiritual. No es para esas otras que escogen seguir su camino y se niegan a oír Mi palabra. No hay atajos en esta vida espiritual. Tienes que buscar y encontrar tu propia salvación
Abril, 5 Cuando un niño pequeño empieza a andar, da unos pocos pasos vacilantes antes de ganar confianza, y a medida que lo hace sus pasos se vuelven cada vez más firmes y seguros hasta que, con el tiempo, puede caminar sin caerse. Enseguida aprende a correr y a saltar, pero se ha de alcanzar un estadio cada vez. Así también con la fe. Se ha de construir gradualmente; no llega por completo de una vez. A medida que pongas tu fe a prueba, ésta irá creciendo hasta que seas capaz de dar un salto y vivir por entero según la fe porque tu seguridad encuentre su suelo y sus raíces en Mí. Sabes que puedes hacer todas las cosas conmigo, porque soy Yo el que, obrando en ti y a través de ti, hago que sucedan, pues por tu propia fuerza tú no podrías hacerlas. Reconoce siempre tu fuente de socorro, fuerza e inspiración, y nunca dejes de dar gracias por ella. No des nada por hecho sino reconoce mi mano en todas las cosas.
Abril, 6 Hay muchas pequeñas cosas en la vida diaria que pueden causar desunión y desarmonía con facilidad. Trasciéndelas y crea unidad en lo que importa en la vida : en tu amor por Mí, en tu amor por los demás, en vivir y trabajar por el bien de todos, en olvidar el yo y todos esos pequeños incidentes que vuelven a asomar su cabeza en relación con los gustos y disgustos personales. Cuando un alma se obstina en creer que está en lo cierto y se niega en rotundo a ceder en esto o en aquello, tarde o temprano acabará cediendo. Si estiras una pieza elástica hasta que ya no pueda alargarse más, o bien se romperá o, si la sueltas de repente, dará un chasquido bruscamente y te hará daño al volver a su posición. Pero si la vas soltando poco a poco, recuperará su forma original sin romperse ni causar innecesariamente daño o sufrimiento alguno. ¿Por qué no abres tu corazón y sueltas esa tensión y esfuerzo poco a poco?. El amor y la comprensión siempre ayudarán a suavizar el camino.
Abril, 7 Solamente cuando expandes tu conciencia estás abierta y receptiva a lo nuevo que hay alrededor de ti y puedes sintonizar con pensamientos, ideas y formas de vida nuevas. Estate dispuesta a ver, más allá de lo inmediato, dimensiones y ámbitos elevados, y ábrete a los caminos del Espíritu. Hay mucho que puedes comprender y aceptar de forma intuitiva, cosas ante las cuales la gente se queda anonadada; ¿por qué, pues, perder el tiempo intentando resolverlo todo con la mente?. ¿Por qué no estar dispuestos a vivir y a actuar según la intuición y la inspiración? Cuando así lo haces, funcionas desde un nivel de conciencia elevado y estás receptiva ante lo nuevo. Te conviertes en un canal sin obstrucciones para que lo nuevo se manifieste en ti y a través de ti. Eleva, entonces, tu conciencia desde lo negativo a lo positivo, desde lo destructivo a lo constructivo, desde la oscuridad a la luz, y desde lo viejo a lo nuevo, y comprueba lo que sucede. Verás que lo viejo desaparece revelando la novedad gloriosa.
Abril, 8 No te apoyes en nadie. No necesitas apoyos ni seguridades externas porque lo tienes todo en lo profundo de tu ser. Lo que todo el mundo ansía es paz interna, y está ahí si te tomas tiempo para buscarla. ¿Dedicas tiempo a buscar la verdad o aceptas todo lo que oyes, ves y lees de buenas a primeras?. Cuando sabes algo desde dentro, nada ni nadie pueden hacerte dudar. Se trata de algo tan real para ti que no importaría que el mundo entero fuera en contra tuya, diciéndote que estás equivocada. Serías capaz de seguir tranquilamente tu camino sin que eso te perturbara o te desequilibrara lo más mínimo. Ese es el gozo y la fuerza del conocimiento interno. Es lo que puede darte la paz que está más allá de toda comprensión. Por eso siempre que albergues una duda respecto a algo, dirígete hacia dentro y busca la verdad y te la revelaré; después, sigue tu camino en paz y con total confianza.
Abril, 9 No se puede construir un templo fuerte sin una cimentación sólida. No se puede construir el nuevo cielo y la nueva tierra sin amor, amor entre vosotros y hacia Mí. El amor comienza por las pequeñas cosas de la vida y se extiende desde ella. Siembra semillas de amor allá donde vayas, y mira cómo crecen, florecen y dan fruto. Incluso esas semillas de amor que han sido plantadas en los corazones más duros comenzarán a crecer al final; quizás les cueste germinar, pero si se les cuida con atención y cariño, no pueden dejar de crecer. Por eso, que nadie te parezca un caso desesperado; sencillamente, vierte amor sin cesar y no endurezcas tu corazón. Deja de intentar justificarte a ti o a tus actos. Deja de echar la culpa a la otra persona. Busca en tu propio corazón, resuelve lo que haya que resolver en tu interior, y encuentra la paz perfecta de corazón y mente. De ese modo puedes dirigirte a cualquier parte con verdadera dicha y libertad, irradiando cada vez más amor. Nunca puede haber demasiado amor. Haz que fluya libremente.
Abril, 10 La vida es lo que se hace de ella. ¿Por qué no encontrar lo mejor en cada situación y disfrutar al máximo, sin importar dónde estés o lo que estés haciendo? Nunca malgastes el tiempo y la energía deseando estar en alguna otra parte, haciendo algo distinto. Quizá no siempre entiendas por qué te encuentras donde estás, pero puedes estar segura de que hay una buena razón y de que hay que aprender una lección. No luches en contra de ello; averigua cuál es la lección y apréndela con rapidez para poder continuar. ¿No querrás quedarte estancada, verdad? Si dejas de resistirte y sencillamente aceptas las lecciones que hay que aprender, cogiéndoles el tranquillo, encontrarás la vida mucho más fácil y, lo que es más, disfrutarás con los cambios que ocurran. Una planta no se resiste al crecimiento o al cambio; simplemente, fluye con ellos y se abre con auténtica perfección. ¿Por qué no haces tu lo mismo?.
Abril, 11 Estáis en el mundo pero no sois de él. No es necesario que los caminos del mundo os depriman. Disfrutadlos, pero no intentéis poseerlos ni que os posean. En la Nueva Era no es preciso llevar el hábito de la penitencia ni ir por todas partes declarándose un gran pecador indigno de ser considerado Mi bienamada criatura. Toda esa enseñanza pertenece a la vieja era y es falsa e irreal. Acepta que somos Uno y que YO ESTOY dentro de ti. Siente que estás siendo elevada por encima de la oscuridad de toda esa falsa enseñanza en la gloriosa luz. Deja atrás todo lo viejo y permítele morir de muerte natural. Entra en lo nuevo, renacida en el Espíritu y en la verdad, y conoce el significado de la verdadera libertad. Te necesito libre, no atada al yo o a las preocupaciones por ti misma. Sé como una niña pequeña, libre y llena de júbilo, y vive en el presente eterno ahora.
Abril, 12 Da gracias por todo lo que tienes, por todo lo que recibes, y por todo lo que vas a recibir. De hecho, no dejes de dar gracias, pues es esa misma actitud positiva hacia la vida y el mismo acto de dar gracias lo que atrae lo mejor hacia ti. Te ayuda a mantener la mente y el corazón abiertos; te ayuda a expandir tu conciencia. Seguro que siempre hay cosas que agradecer, y a medida que lo hagas y comiences a contar esas bendiciones, éstas se incrementarán. Te darás cuenta de cuán bendecida estás, de que todo lo que tengo es tuyo, y de que Mis almacenes de abundancia están llenos a rebosar y no careces de nada. Cada una de tus necesidades se satisface de forma maravillosa, y en ese estado de conciencia eres capaz de dar sin calcular el precio, pues es al dar cuando recibes. A medida que das, dejas sitio para que te sea devuelto más.

Tus experiencias siempre reflejan tus creencias internas



Tus experiencias siempre reflejan tus creencias internas
Literalmente, puedes mirar tus experiencias y determinar cuáles son tus creencias. Puede que resulte algo inquietante o perturbador hacerlo, pero si observas a las personas con quienes te relacionas, verás que todas ellas reflejan alguna creencia que tienes acerca de ti mismo. Si continuamente te critican en el trabajo, esto probablemente se deba a que eres crítico contigo mismo o a que alguno de tus padres te criticaba cuando eras pequeño. Todo lo que nos sucede en la vida refleja lo que somos. Cuando sucede algo que no nos resulta agradable o cómodo, tenemos la oportunidad de mirar dentro de nosotros y decir: «¿De qué forma contribuyo a crear esta experiencia? ¿Qué hay dentro de mí que piensa que me merezco esto?».
Todos tenemos pautas de comportamiento que se iniciaron en la familia, de modo que es muy fácil echar la culpa a nuestros padres, nuestra infancia o nuestro entorno, pero eso nos mantiene estancados. No nos liberamos así, seguimos siendo víctimas y perpetuamos los mismos problemas de siempre, que siguen y siguen repitiéndose continuamente. De manera que en realidad no importa lo que alguien nos hiciera o nos enseñara en el pasado. Hoy es un nuevo día. Ahora estamos al mando. Ahora es el momento de crear el futuro en nuestra vida y en nuestro mundo. Tampoco importa lo que yo diga, porque sólo tú puedes hacer el trabajo. Únicamente tú puedes cambiar tu forma de pensar, de sentir y de actuar. Yo sólo digo que puedes hacerlo.
Categóricamente, puedes hacerlo, porque tienes un Poder Superior dentro de ti que te ayudará a liberarte de esas pautas si tú se lo permites. Puedes recordarte a ti mismo que cuando eras un bebé te amabas tal como eras. No hay ningún bebé que critique su cuerpo y piense: «Oh, tengo las caderas demasiado anchas». Los bebés están encantados y entusiasmados por el solo hecho de tener cuerpo. Expresan sus sentimientos. Cuando un bebé está contento tú lo notas, y cuando está enfadado se entera todo el vecindario. Los bebés jamás tienen miedo de que la gente se entere de cómo se sienten. Viven en el momento. Tú fuiste así en una época. A medida que crecías, escuchabas a las personas que te rodeaban y de ellas aprendiste el miedo, la crítica y la culpa. Si te criaste en una familia en la que la crítica era la norma, entonces debes ser un adulto crítico. Si te criaste en una familia en la que no estaba permitido manifestar el enojo, entonces probablemente te aterra enfrentarte a los demás y mostrar rabia, y te la tragas y la acumulas en el cuerpo.
Si te criaste en una familia en la que todos estaban manipulados por los sentimientos de culpabilidad, entonces lo más probable es que sigas siendo igual de adulto. Posiblemente eres una persona que se pasa la vida diciendo «Lo siento», y jamás se atreve a pedir algo directamente. Tienes la sensación de que para obtener lo que deseas tendrías que manipular.
Cuando crecemos comenzamos a captar estas falsas ideas y perdemos contacto con nuestra sabiduría interior. Por lo tanto, necesitamos realmente liberar esas ideas y volver a la pureza del espíritu, donde de verdad nos amamos a nosotros mismos. Necesitamos reinstaurar la maravillosa inocencia de la vida y la alegría de existir momento a momento, la misma alegría que siente el bebé en su feliz estado de maravillado asombro.
Piensa en lo que deseas que se haga realidad. Decláralo en afirmaciones positivas, no negativas. Ahora, ve al espejo y repite tus afirmaciones. Observa qué obstáculos se interponen en tu camino. Cuando empieces a hacer una afirmación del tipo «Me amo y me apruebo», presta atención a los mensajes negativos que surjan, porque al identificarlos se transforman en los tesoros que te abrirán la puerta hacia la libertad. Generalmente el tema de los mensajes es uno u otro de los cuatro que mencioné anteriormente: crítica, temor, culpa o resentimiento Y lo más probable es que aprendieras esos mensajes de personas de tu pasado.
Algunas personas han elegido tareas bien difíciles de realizar en esta vida, pero yo creo firmemente que en realidad vinimos aquí a amarnos a nosotros mismos a pesar de lo que los demás digan o hagan. Siempre podemos superar las limitaciones de nuestros padres y amigos. Si fuiste una niña buena o un niño bueno, aprendiste la forma limitada de mirar la vida que tenían tus padres. Tú no eres una mala persona. Eras el hijo o la hija ideal. Aprendiste exactamente lo que tus padres te enseñaron. Y ahora que eres adulto, sigues haciendo lo mismo. ¿Cuántos de ustedes repiten lo mismo que solían decirte tus padres? ¡Felicitaciones! Ellos fueron excelentes maestros y tú excelente alumno, pero ahora ya es hora de que comencemos a pensar por ustedes mismos.
Es probable que muchas personas sientan resistencia al mirarse al espejo y repetir las afirmaciones. Sin embargo, la resistencia es el primer paso hacia el cambio, muchos deseamos que cambie nuestra vida, pero cuando se nos dice que tenemos que hacer algo diferente contestamos: « ¿Quién, yo? No quiero hacer eso». Puede que Otros experimenten sentimientos de desesperación. Muchas veces, cuando uno se mira al espejo y dice «Te amo», el pequeño niño interior responde: «¿Dónde habías estado todo este tiempo? He estado esperando que te fijaras en mí». Entonces a uno le invade una oleada de tristeza porque ha rechazado al pequeño durante mucho, mucho tiempo.
Mucha gente, más de la que imaginamos ha tenido experiencias dolorosas ó traumantes, de muy diversas formas y grados que en el presente se reflejan como miedos, para poder sanarlas y liberarlas, primero tenemos que admitirlo. Necesitamos un espacio de seguridad en donde poder trabajar con estos sentimientos. Una vez hemos dejado salir la rabia, el dolor y la vergüenza, podemos pasar al espacio en donde podemos amarnos a nosotros mismos. Sea cual fuere el problema en que estemos trabajando, es necesario que recordemos que los sentimientos que surgen son sólo eso, sentimientos. Ya no estamos viviendo la experiencia. Necesitamos trabajar para lograr que el niño o la niña interior se sienta a salvo. Es preciso que nos demos las gracias por haber tenido el valor de sobrevivir a esa experiencia. Los actos violentos siempre proceden de personas que también fueron tratadas con violencia. Todos necesitamos sanar. Cuando aprendamos a amarnos y a apreciarnos tal como somos, ya no haremos daño a nadie.
Extracto de "El poder está dentro de ti" - Louise L. Hay
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...