Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 25 de mayo de 2016

El libro de los secretos (Deepak Chopra) SECRETO 7º (Segundo Escrito)


Todas las vidas son espirituales
Secreto 7
Propiedades emergentes espirituales. ‰ 
Claridad de conciencia ‰ Cognición ‰ Veneración por la vida ‰ Ausencia de violencia ‰ Ausencia de miedo ‰ Integridad Éstas pueden considerarse transformaciones espirituales porque ninguna puede obtenerse simplemente recombinando viejos ingredientes del yo. Al igual que la humedad del agua» cada una aparece como por alquimia: la escoria de la vida diaria se convierte en oro. 
Claridad significa estar consciente de ti mismo todo el tiempo: mientras estás despierto, duermes o sueñas. 
En vez de estar eclipsada por las circunstancias externas, tu conciencia siempre está abierta a sí misma. 
La claridad es atenta y despreocupada. 
Cognición significa estar en contacto con el nivel de la mente donde se responden todas las preguntas. 
Está relacionada con el genio, aunque la cognición no se concentra en música, matemáticas ni otros temas específicos. Tu área de conocimiento es la vida misma y el movimiento de la conciencia en todos los niveles. 
La cognición es sabia, segura e inquebrantable pero humilde. Veneración por la vida significa estar en contacto con la fuerza vital. Sientes que el mismo poder fluye por ti y por todos los seres vivos; incluso el polvo que flota en un rayo de luz baila al mismo ritmo. 
Por tanto, la vida no se limita a las plantas y los animales: 
todo posee una vitalidad radiante y animada. 
La veneración es cálida, conectada y excitante. 
Ausencia de violencia significa estar en armonía con todas las acciones. No hay oposición entre lo que haces y lo que hacen los demás. 
Tus deseos no chocan con el bienestar de los otros. 
Cuando miras alrededor, ves conflictos en el mundo en general pero no en tu mundo. 
Irradias paz como un campo de fuerza que somete al conflicto en tu entorno. La no violencia es pacífica, quieta y ajena a la oposición. 
Ausencia de miedo significa seguridad total. 
El miedo es un susto del pasado; nos recuerda el momento en que dejamos un lugar seguro y nos encontramos en otro vulnerable. 
El Bhagavad Gita dice que el miedo nace de la separación, sugiriendo que la causa original del miedo fue la pérdida de la unidad. En última instancia, esa separación no es la expulsión del paraíso sino la pérdida de lo que somos. 
La ausencia de miedo es, por tanto, ser tú mismo. 
Integridad significa incluir todo, no excluir nada. 
En este momento experimentamos la vida dividida en trozos de tiempo, de experiencia, de actividad. 
Nos aferramos a nuestro limitado sentido del yo para evitar que estos trozos se desmoronen. 
Pero es imposible hallar continuidad de este modo, por más que el ego se esfuerce en mantener a la vida de una pieza. 
La totalidad es un estado más allá de la personalidad. 
Surge cuando el “yo soy” que aplicas a ti es el mismo “yo soy” en todas partes. La totalidad es sólida, eterna, sin principio ni fin. 
La transformación auténtica, a mi manera de ver, depende del surgimiento de estas propiedades como tu experiencia personal. Son cualidades primigenias inmersas en la conciencia; no fueron inventadas por los seres humanos ni proyectadas por carencia, necesidad o hambre. 
Es imposible experimentarlas obteniendo más de lo que ya tienes. Ser lo más generoso posible con los demás y evitar causarles daño no es lo mismo que no violencia en sentido espiritual. Mostrar valentía ante el peligro no es lo mismo que ausencia de miedo. Sentirse estable e íntegro no es lo mismo que totalidad.
Hay que remarcar que por más inalcanzables que parezcan estas cosas, son completamente naturales: son extensiones de un proceso de transformación que ha estado contigo toda tu vida. Cada uno somos ya una propiedad emergente del universo, una creación totalmente nueva a partir de los genes de nuestros padres. Pero hay una magia más profunda. 
En el nivel químico, los genes de tus padres sólo se recombinaron; tú obtuviste algunos de uno y algunos de otro. La supervivencia de cierto acervo genético se extendió para incluir una nueva generación, no se descompuso súbitamente 
en una sustancia nueva y desconocida. 
De alguna manera, la naturaleza utilizó esos viejos elementos para realizar una hazaña alquímica: tú no eres una réplica genética reconfigurada. Tus genes son sólo la estructura que soporta una experiencia única. 
El ADN es la manera en que el universo toma conciencia de sí mismo. Hicieron falta ojos para que el universo viera su apariencia; oídos para escuchar sus sonidos, etcétera. 
Para asegurarse de no perder interés, el universo te creó para tomar conciencia de sí mismo de una manera que no había existido. Así, eres una expresión de eternidad y de este preciso instante, ambos a la vez. Transformarse es como embarazarse. La mujer que decide tener un bebé toma una decisión personal y al mismo tiempo se somete a una poderosísima fuerza de la naturaleza. Por un lado, ejerce el libre albedrío; por el otro, queda atrapada en una serie inexorable de acontecimientos. Una vez que tiene una semilla fertilizada en su vientre, la naturaleza toma el control; engendrar un bebé es algo que haces y al mismo tiempo algo que te ocurre. 
Lo mismo puede decirse de cualquier otra transformación auténtica. Tú puedes hacer la decisión personal de ser espiritual, pero cuando el espíritu toma el control, quedas atrapado en fuerzas superiores a ti. Es como si un cirujano fuera llamado al quirófano para una cirugía y descubriera que el paciente en la mesa de operaciones es él mismo. 
Hemos revisado los diez principios que integran el sistema operativo de la realidad única. Pero la mayoría de las personas están inmersas en otro sistema operativo: el de la dualidad. Viven asumiendo que son individuos separados, aislados, en un cosmos aleatorio donde lo que ocurre “aquí dentro” no se refleja “allá fuera”. 
Entonces, ¿cómo puede una persona cambiar de un sistema operativo al otro? La unidad es totalmente distinta de la dualidad, pero no tienes que esperar el final de este viaje para vivir como si estuvieras en el siguiente. 
Justo ahora estás viviendo como si la limitación y la separación debieran ser verdad; por tanto, no estás dejando espacio para que no sean verdad. Aun así, una inteligencia oculta preserva el orden increíble de la vida al tiempo que permite que el cambio se arremoline en aparente caos. 
Si exponemos una célula viva a la luz del sol en un día fresco de primavera, se marchitaría y convertiría en polvo; su ADN se esparciría en el viento. No obstante, esa aparente fragilidad ha sobrevivido a dos billones de años de constantes ataques del ambiente. 
Para comprobar que nuestra existencia está protegida por la misma inteligencia, es necesario alinearnos con ella. 
Entonces se revelará una ley universal: la totalidad permanece, no importa cuánto cambie. Tu tarea consiste en hacer que la totalidad sea más real en tu vida. Mientras permanezcas en el nivel donde prevalece el cambio, no tienes posibilidades de llegar a ser verdaderamente nuevo. 
La dualidad mantiene su sistema operativo en todo momento, y mientras estés conectado a él, parecerá real, factible, fidedigno y comprobable. El otro sistema operativo, que se basa en la totalidad, funciona mucho mejor que al que estás acostumbrado. 
La totalidad también es real, factible, fidedigna y comprobable. Con la finalidad de orientarnos, analicemos algunas situaciones familiares y veamos cómo las abordaría cada sistema. 
Imagina que llegas un día al trabajo y escuchas un rumor acerca de que en tu empresa habrá un recorte de personal. Nadie sabe si tu empleo está en riesgo, pero podría estarlo. 
En el sistema operativo de la dualidad entran en juego los siguientes supuestos: 
Podría perder lo que necesito para sostenerme. 
Alguien tiene el control de mi destino.
Enfrento algo impredecible y desconocido. 
No merezco un revés como éste. 
Podría resultar lastimado sí la situación no me favorece. 
Estos pensamientos son comunes cuando nos encontramos en un momento de crisis. 
Algunas personas toleran el peligro mejor que otras, y tú has enfrentado muchas situaciones similares con mayor o menor éxito. Pero estas preocupaciones sólo son parte de un sistema operativo. Están programadas en el software del ego y su fijación absoluta en mantener todo bajo control. 
Lo que está en juego aquí no es la pérdida del empleo sino la pérdida del control. 
La amenaza externa revela cuan frágil es la realidad del ego. Planteemos ahora la misma situación en el sistema operativo programado desde la totalidad o realidad única. 
Llegas al trabajo y escuchas que en la empresa habrá recorte de personal. Entonces entran en juego los siguientes supuestos: ‰ Mi ser más profundo ha creado esta situación. ‰ 
Pase lo que pase, hay una razón. ‰ 
Estoy sorprendido, pero este cambio no afecta lo que soy. ‰ 
Mi vida se desenvuelve de acuerdo con lo que es mejor para mí y para mi desarrollo. ‰ 
No puedo perder lo que es real. 
Los factores externos se asentarán a su tiempo. ‰ 
Pase lo que pase, no puedo sufrir ningún daño. 
Resulta claro que el segundo sistema operativo proporciona una sensación de mayor seguridad. La totalidad es segura; la dualidad no. El resguardo contra las amenazas externas es permanente cuando no existen factores externos, cuando sólo eres tú ocupando dos mundos —interno y externo— que se acoplan a la perfección. 
Los escépticos dirán que este sistema operativo nuevo no es más que un asunto de percepción, que vernos como creadores de nuestra realidad no significa que lo seamos. Pero lo somos. 
La realidad cambia cuando nosotros lo hacemos, y cuando modificamos nuestra percepción de estar divididos, la realidad única cambia con nosotros. 
La razón por la que no todos lo notan es que el mundo centrado en el ego —con sus exigencias, presiones, dramas y excesos— es sumamente adictivo, y como cualquier adicción, necesita una dosis diaria y la negación de que hay una manera de escapar de ella. Al adherirte a la realidad única, la adicción no terminará inmediatamente, pero dejarás de alimentarla. 
Tu ego y personalidad, que te ofrecen una visión limitada de quién eres, recibirán el mensaje de que deben dejar de asirse y aferrarse. El condicionamiento que te decía cómo ganarle a “ellos” ya no te ayudará a sobrevivir. 
El apoyo que obtenías de fuentes externas, familia, amigos, estatus, posesiones y dinero, ya no te hará sentir seguro. 
Por fortuna, la percepción es bastante flexible para liberarse de la adicción a la dualidad. Cualquier suceso puede considerarse un producto del centro creativo interno. 
En este preciso instante puedo pensar en cualquier faceta de mi vida y decir, “yo lo hice”. Desde aquí sólo falta un paso para preguntar “¿Por qué lo hice” y “¿Qué quiero hacer en vez de eso?” 
Analicemos otro ejemplo. Vas en tu auto de regreso a casa y te detienes en un semáforo; pero el vehículo de atrás no para y golpea el tuyo. Saltas a confrontar al otro conductor, pero éste no se disculpa. De manera hosca te proporciona la información de su aseguradora. En un sistema operativo entran en juego las siguientes premisas: A esta persona no le importa qué es mejor para mí. Si está mintiendo, tendré que hacerme cargo de todos los gastos. Yo soy la parte afectada y él debe reconocerlo. 
Tal vez tenga que forzarlo a cooperar. Cuando estas ideas entren en juego» considera la posibilidad de que el accidente de transito no las haya causado. 
Ellas estaban grabadas en tu mente, esperando el momento de ser requeridas. No estás viendo la situación como es en realidad sino a través de tu percepción programada. 
En un sistema operativo diferente, las siguientes premisas son igualmente válidas: Este accidente no fue un accidente; es un reflejo de mí. Esta persona es un mensajero. Cuando descubra por qué sucedió esto, revelaré algún aspecto de mí. 
Necesito prestar más atención a cierto tipo de energía oculta o atascada. Cuando me haya hecho cargo de ella, me alegraré de que este accidente haya ocurrido. 
¿Te parece que este segundo punto de vista es imposible o poco realista? No es más que la manera natural de percibir la situación desde la perspectiva de la realidad única. 
La primera perspectiva fue grabada en tu mente por las circunstancias de tu infancia; tuviste que ser entrenado para considerar a los demás como extraños y asumir que los accidentes son sucesos aleatorios. En vez de partir de una conciencia tan limitada, puedes abrirte a posibilidades más amplias. La segunda perspectiva es más generosa contigo y con el otro conductor. No son antagonistas sino actores en igualdad de condiciones en un escenario que intenta comunicarles algo. La perspectiva más amplia no implica culpa o violencia. Responsabiliza por igual a cada involucrado y les brinda idénticas oportunidades de crecimiento. 
Un accidente automovilístico no es bueno ni malo; es una oportunidad para reivindicar quién eres: un creador. 
Si el resultado final es un acercamiento a tu ser verdadero, habrás crecido y hasta tu deseo de ganar se verá satisfecho por la experiencia de la realidad única. 
Aunque insistas en que lo único que está en juego en este caso es el dinero —y que la confrontación es la única manera de obtenerlo—, esa perspectiva no es la realidad sino el refuerzo de una percepción. ¿Acaso el dinero neutraliza consecuencias como la ira, la culpa o el sentirse víctima de los demás? 
La totalidad presenta un mundo unificado, pero no sabrás qué se siente vivir en un mundo así hasta que te adhieras a un sistema operativo nuevo. 
El paso del sistema operativo viejo al nuevo constituye un proceso al cual debemos comprometernos todos los días. Nuestra adicción compartida a la dualidad es absoluta; no excluye nada. Lo bueno es que ningún aspecto de la vida es inmune a la transformación. Cada cambio que realices, por pequeño que sea, se extenderá a toda la existencia. Literalmente, el universo estará pendiente de lo que hagas y te brindará apoyo. Desde su punto de vista, la formación de una galaxia no es menos trascendental que la evolución de un individuo. 

CAMBIA TU REALIDAD PARA ALBERGAR 
EL SÉPTIMO SECRETO 
La séptima lección trata de la alquimia. 
Desde cualquier perspectiva, la alquimia es mágica. 
Es imposible convertir hierro en oro calentándolo, golpeándolo, moldeándolo o combinándolo con cualquier sustancia conocida. Éstos son simples cambios físicos. 
Del mismo modo, nunca lograrás una transformación interna tomando tu viejo yo y martillándolo con críticas, caldeándolo con experiencias excitantes, transformando su aspecto o conectándolo con personas nuevas. Entonces, ¿cómo funciona la magia? 
Funciona de acuerdo con los principios que integran el sistema operativo del universo. 
Cuando te conformas conscientemente a ellos, abres la puerta de la transformación. Escribe la manera en que los diez principios se aplican a ti en lo personal y empieza a vivirlos. Llévalos contigo; reléelos de vez en cuando. 
Es mejor concentrarse en un principio cada día que incluir demasiados a la vez. Éstos son ejemplos de cómo puedes aplicar estos principios universales en tu vida cotidiana: Los sucesos que ocurren en mi vida reflejan quién soy. 
Hoy pondré en práctica un ejercicio. 
Todo lo que llame mi atención está tratando de decirme algo. 
Si me siento enojado con alguien, veré si lo que me desagrada de esa persona es algo que existe en mí. 
Si escucho una conversación al pasar, consideraré esas palabras como un mensaje personal. 
Quiero descubrir mi mundo interior. 
Las personas que hay en mí vida reflejan aspectos de mí. 
Soy la combinación de todas las personas importantes para mí. Voy a considerar a mis amigos y familiares como una imagen grupal de mí. 
Cada uno representa una característica que deseo ver en mí o quiero rechazar, aunque en realidad soy la imagen completa. Obtendré todo el conocimiento posible de esas personas que amo intensamente o que me desagradan intensamente: unos reflejan mis mayores aspiraciones, los otros, mis mayores miedos de lo que hay en mí. 
Aquello a lo que preste atención crecerá. 
Haré un inventario de cómo estoy utilizando mi atención. Tomaré nota de cuánto tiempo dedico a la televisión, los juegos de vídeo, la computadora, los pasatiempos, las habladurías, 
un trabajo que no me interesa, un trabajo que me apasiona, 
las actividades que me fascinan y las fantasías de evasión o de lo que quiero lograr. 
De esta manera sabré qué aspectos de mi vida crecerán. Entonces preguntaré: “¿Qué quiero que crezca en mi vida?” Esto me dirá a dónde debo dirigir mi atención. 
Nada es aleatorio; mi vida está llena de señales y símbolos. Buscaré pautas en mi vida. 
Estas pautas pueden estar en cualquier parte: en lo que los demás me dicen, en cómo me tratan, en cómo respondo a las situaciones. Yo tejo el tapiz de mi mundo todos los días, y necesito saber qué diseño estoy haciendo. 
Buscaré señales que me muestren mis creencias ocultas. ¿Aprovecho las oportunidades de éxito o fracaso? 
esto simboliza si tengo poder personal o no. 
Buscaré señales sobre si creo que soy amado y merezco amor o no. En todo momento, el universo me da los mejores resultados posibles. Hoy me concentraré en los dones de que gozo. 
Me concentraré en lo que va bien. 
Apreciaré este mundo de luz y sombra. 
Recibiré con dignidad el don de la conciencia. 
Repararé en cómo mi nivel de conciencia me hace percibir el mundo que estoy cocreando. 
Mi conciencia siempre está evolucionando. ¿En dónde estoy Justo ahora? ¿Cuánto he avanzado en el camino que elegí? Aunque no vea resultados inmediatos fuera de mí, ¿siento que estoy creciendo por dentro? 
Hoy enfrentaré estos cuestionamientos y preguntaré honestamente en dónde estoy. 
Experimentaré mí conciencia no como una corriente de pensamientos sino como el potencial para llegar a ser lo que quiero ser. 
Contemplaré mis limitaciones y confines con la intención de expandirme más allá de ellas. 
La dirección de la vida es de la dualidad a la unidad. 
Hoy quiero sentirme seguro y en casa. 
Quiero saber qué se siente simplemente ser, sin defensas ni deseos. 
Apreciaré el flujo de la vida por lo que es: mi yo verdadero. Repararé en esos momentos íntimos conmigo mismo, cuando siento que “yo soy” es suficiente para sostenerme por siempre. 
Me acostaré sobre el pasto mirando al cielo, sintiéndome uno con la naturaleza, expandiéndome hasta que mi ser desaparezca en el infinito. 
Si me abro a la fuerza de la evolución, ella me llevará adonde quiero ir. Hoy lo dedicaré a pensar en mí a largo plazo.
¿Cuál es mi visión de la vida? ¿Cómo se relaciona conmigo? Quiero que mi visión se desarrolle sin obstáculos. 
¿Está ocurriendo esto? Si no, ¿dónde estoy obstaculizándola? Analizaré las creencias que parecen detenerme más.
 ¿Dependo de otros en vez de responsabilizarme de mi evolución? ¿Me he permitido concentrarme en recompensas externas que sustituyen crecimiento interno? 
Hoy volveré a consagrarme a la conciencia interna, sabiendo que ése es el hogar, el impulso evolutivo que mantiene en marcha el universo. 
La mente fragmentada no puede llevarme a la unidad, pero debo usarla para recorrer el camino. ¿Qué significa unidad para mí? ¿Qué experiencias de unidad puedo evocar? 
Hoy recordaré la diferencia entre ser uno conmigo y estar disperso. Encontraré mi centro, mi paz, mi capacidad para ir con el flujo. Los pensamientos y deseos que me impulsan no son la realidad última. Son sólo una manera de volver a la realidad. Recordaré que los pensamientos vienen y van como hojas en el viento, pero el centro de la conciencia es para siempre. 
Mi objetivo es vivir desde ese centro. 
Vivo en muchas dimensiones a la vez; la impresión de estar atrapado en el tiempo y el espacio es una ilusión. 
Hoy me experimentaré más allá de las limitaciones. 
Apartaré tiempo para estar presente conmigo en silencio. Conforme respire, veré mi ser extenderse en todas direcciones. Cuando me asiente en mi silencio interior, pediré a las imágenes que vengan a mi mente y se unan con mi ser. 
Incluiré todo y a todos los que vengan a mi mente, diciendo: “Tú y yo somos uno en el nivel del ser. 
Ven, únete a mí más allá del drama del tiempo y el espacio”. Del mismo modo, experimentaré el amor como una luz que parte de mi corazón y se extiende hasta donde alcance mi conciencia; cuando surjan imágenes en mi mente, enviaré amor y luz en su dirección.
Deepak Chopra.
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/
 

El libro de los secretos (Deepak Chopra) SECRETO 7º



Todas las vidas son espirituales

Secreto 7
Una de las peculiaridades de la vida moderna es que las personas que discrepan violentamente en cuanto a creencias religiosas llevan vidas similares. 
El célebre comentario de Nietzsche acerca de que Dios ha muerto debería cambiarse por Dios es opcional. 
Si el gobierno vigilara 24 horas al día tanto a quienes consideran que acatan la ley divina como a quienes no piensan siquiera en el reglamento de Dios, imagino que la suma total de virtud y corrupción, amor y odio, paz y violencia, sería exactamente la misma. 
De hecho, la balanza de la intolerancia y la falta de amor probablemente se inclinaría hacia las personas que más alardean de ser religiosas en cualquier sociedad. 
No digo esto con afán de polemizar. Pero es como si el universo tuviera sentido del humor, pues en un nivel profundo es imposible no tener una vida espiritual. 
Tú y yo estamos tan imbuidos en la creación de un mundo como lo está un santo. 
No puedes ser despedido del trabajo de crear un mundo, que es la esencia de la espiritualidad. 
Y no puedes renunciar a ese trabajo aun cuando rehúses presentarte. El universo vive a través de ti en este momento. Con o sin creencia en Dios, la cadena de sucesos que lleva de la conciencia silenciosa a la realidad física permanece intacta. 
El sistema operativo del universo funciona para todos por igual, y opera con base en principios que no requieren tu cooperación. 
Sin embargo, si decides llevar una vida espiritual consciente, ocurre un cambio. Los principios del sistema operativo, las reglas de la creación, se vuelven personales. 
Ya hemos mencionado muchas de las reglas de la creación; analicemos ahora cómo podemos alinear lo universal con lo personal. 
UNIVERSAL 1. El universo es un espejo de la conciencia. PERSONAL 1. Los sucesos de tu vida reflejan quién eres. 
Nada en estas afirmaciones remite a la religión; no hay vocabulario espiritual implicado. No obstante, este primer principio es la base para decir que la religión —cuya etimología latina significa “reunir”— une al Creador con su creación. 
El mundo físico refleja una mente; lleva intención e, Inteligencia en cada átomo. 
UNIVERSAL 2. La conciencia es colectiva. Todos la extraemos de una fuente común. 
PERSONAL 2. Las personas presentes en tu vida reflejan aspectos de ti mismo. En este principio vemos el origen de todos los mitos y arquetipos, héroes y hazañas. 
La psique colectiva comparte un nivel de conciencia que va más allá de los individuos. Cuando ves a las demás personas como aspectos de ti mismo, en realidad estás viendo rostros de arquetipos míticos. Somos un ser humano con innumerables máscaras; cuando las eliminamos queda la esencia, el alma, la chispa divina.
UNIVERSAL 3. La conciencia se expande en sí misma. PERSONAL 3. Aquello a lo que prestes atención crecerá. 
En la realidad única, la conciencia se crea a sí misma, o lo que es igual, Dios esta dentro de su creación. 
No hay ningún lugar fuera de la creación donde pueda estar la divinidad: omnipresencia significa que dondequiera que exista un lugar, ahí estará Dios. Pero mientras Dios presta atención a una infinidad de mundos, los seres humanos utilizan la atención selectivamente. La ponemos en un lugar y la retiramos de otro. Al prestar atención agregamos la chispa divina, y esa parte de nuestra experiencia, sea positiva o negativa, crecerá. 
La violencia engendra violencia, pero también el amor engendra amor. 
UNIVERSAL 4.La conciencia crea con base en un plan. 
PERSONAL 4. Nada es aleatorio; tu vida está llena de señales
 y bolos. La guerra entre religión y ciencia es antigua y casi se ha extinguido; pero en cierto punto, ninguna de las dos está dispuesta a ceder. La religión ve en el plan de la naturaleza la prueba de un creador. La ciencia ve en la aleatoriedad de la naturaleza la prueba de que no hay ningún plan. No obstante, nunca ha existido una cultura basada en el caos, incluida la subcultura de la ciencia. La conciencia mira al universo y encuentra un plan por todas partes, aun si los espacios que lo separan parecen desorganizados y aleatorios. 
Para el individuo es imposible no ver orden: cada aspecto de la vida, empezando con la familia, se basa en él. Tu cerebro está construido para percibir patrones (incluso una mancha de tinta parece la imagen de algo, no importa cuánto te esfuerces por tratar de no verla), porque fueron necesarios patrones de células para hacer un cerebro. La mente es, en última instancia, una máquina para elaborar significado, aun cuando coquetea con el sin sentido, como nuestro siglo ha hecho tan bien. 
UNIVERSAL 5. Las leyes físicas operan eficientemente con el mínimo esfuerzo. 
PERSONAL: 5. En todo momento, el universo te da los mejores resultados posibles. La naturaleza ama la eficiencia, lo cual es muy extraño en algo que supuestamente opera al azar. 
Cuando dejas caer una pelota, ésta cae en línea recta al piso sin desviarse. Cuando dos moléculas con potencial para unirse se encuentran, siempre se unen: no hay lugar para la indecisión. Este gasto mínimo de energía, conocido como ley del menor esfuerzo, también se aplica a los seres humanos. 
Es seguro que nuestros cuerpos no pueden evitar la eficiencia de los procesos químicos que ocurren en cada célula, por lo que es probable que todo nuestro ser esté regido por el mismo principio. Causa y efecto no sólo están vinculados; lo están de la manera más eficiente posible. Este argumento también se aplica al crecimiento personal: la idea es que todos actúan lo mejor que pueden desde su nivel de conciencia. 
UNIVERSAL 6. Las formas simples se desarrollan en formas más complejas.
PERSONAL 6. Tu conciencia interna siempre está evolucionando. 
Este principio resulta desconcertante para religiosos y científicos por igual. Muchas personas religiosas piensan que Dios creó el mundo a su imagen, lo que implica que la creación no tenía a dónde ir después de ello (excepto quizá perder su perfección inicial). Los científicos aceptan que la entropía, tendencia de la energía a disiparse, es inexorable. 
Así, en ambos sistemas es un problema que el ADN sea un billón de veces más complejo que los primeros átomos primigenios; que la corteza humana haya crecido formidablemente durante los últimos 50000 años; que la vida surgiera de sustancias químicas inertes, y que todos los días nuevos pensamientos salen de la nada. 
La entropía no deja de envejecernos, provocar que los autos se oxiden y que las estrellas se enfríen y mueran. Pero el impulso de la evolución es igualmente inexorable. La naturaleza decidió evolucionar, sea cual sea nuestra opinión al respecto. 
UNIVERSAL 7. El conocimiento asimila más y más del mundo. PERSONAL 7. La dirección de la vida es de la dualidad a la unidad. Según una idea muy extendida, las culturas antiguas veían una creación unificada, mientras nosotros vemos un mundo fragmentado y dividido. Se ha culpado de ello al declive de la fe y a la ausencia de mitos, tradiciones y vínculos sociales. Pero yo creo que ocurre justo lo contrario: la antigua manera de entender apenas explicaba una mínima parte de todos los fenómenos de la naturaleza, mientras que la física actual está a punto de llegar a una “teoría de todo”. 
El eminente físico John Wheeler destaca algo crucial cuando dice que, antes de Einsteín, los seres humanos pensaban que veían a la naturaleza “allá fuera”, como a través de una ventana, tratando de descubrir qué hacía la naturaleza. Gracias a Einstein, nos dimos cuenta de que estamos inmersos en la naturaleza; el observador cambia la realidad por el acto mismo de observar. 
Así, a pesar de un extendido sentimiento de alienación psicológica (resultado de que la tecnología haya sobrepasado nuestra capacidad de mantener vivo el significado), la dualidad de hombre y naturaleza está reduciéndose con cada generación. UNIVERSAL 8. La evolución desarrolla cualidades de supervivencia que se ajustan perfectamente al entorno. PERSONAL 8. Si te abres a la fuerza de la evolución, ella te llevará adonde quieres ir. La adaptación es algo maravilloso porque avanza por saltos cuánticos. 
Cuando algunos dinosaurios ancestrales desarrollaron plumas, dieron con una adaptación que sería perfecta para el vuelo alado. Las células exteriores de sus cuerpos, que eran duras y escamosas, fueron útiles como armadura pero no ayudaban a remontar el vuelo. Es como si la evolución se planteara un problema nuevo y diera un salto creativo para solucionarlo. 
El uso de escamas fue abandonado por un nuevo mundo de vuelo alado (y esas mismas escamas darían un salto en otra dirección al convertirse en pelo, permitiendo el desarrollo de mamíferos peludos). 
Tanto la ciencia como la religión se preocupan por esto. 
A la ciencia no le gusta la idea de que la evolución sabe hacia dónde va; se supone que las mutaciones darwinianas deberían ser aleatorias. A la religión no le gusta la idea de que la creación perfecta de Dios cambia cuando se requiere algo nuevo. No obstante, éste es un caso donde las explicaciones han quedado al margen. Sin lugar a dudas, el mundo físico se adapta mediante saltos creativos que ocurren en un nivel más profundo. A este nivel puedes llamarle genético o consciente, como prefieras. 
UNIVERSAL 9. El caos favorece la evolución. 
PERSONAL 9. La mente fragmentada no puede llevarte a la unidad, pero debes usarla para recorrer el camino. 
El caos es una realidad, pero también lo es el orden y el crecimiento. ¿Cuál es el preponderante? 
La ciencia no ha llegado a una conclusión porque más de 90
por ciento del universo físico está compuesto de materia oscura y misteriosa: como no ha sido observada, sigue abierta la pregunta de cuál será el destino del cosmos. 
La religión se planta firmemente al lado del orden por la sencilla razón de que Dios creó el mundo a partir del caos. Según la ciencia, hay un delicado equilibrio entre creación y destrucción, el cual se ha mantenido durante billones de años. No obstante, como las fuerzas cósmicas en gran escala no han sido capaces de destruir el delicado tejido que urdió el origen de la vida, podría concluirse razonablemente que la evolución utiliza el caos, igual que un pintor utiliza los colores revueltos en su caja. En el nivel personal, es imposible que alcances la unidad mientras estés regido por el torbellino de pensamientos e impulsos de tu cabeza, pero puedes usar tu mente para que ella encuentre su propia fuente. 
La unidad es el propósito oculto al que se dirige la evolución, utilizando la mente fragmentada como herramienta para recorrer el camino. Al igual que el cosmos, la superficie de la mente parece caótica, pero hay una represa de progreso operando debajo. 
UNIVERSAL 10. Muchos niveles invisibles están envueltos en el mundo físico. 
PERSONAL 10. Vives en muchas dimensiones a la vez; la impresión de estar atrapado en el tiempo y el espacio es una ilusión. Con todo su corazón, los pioneros de la física cuántica, incluido Eínstein, no querían crear dimensiones nuevas más allá del tiempo y el espacio. 
Ellos querían explicar el universo como parecía ser. 
No obstante, las teorías actuales de las superstrings* utilizan al menos once dimensiones para explicar el mundo visible. 
La religión siempre ha sostenido que Dios habita un mundo más allá de los cinco sentidos; la ciencia necesita el mismo reino trascendente para explicar por qué unas partículas separadas por billones de años luz pue- (* Éstas explican el mundo físico combinando la teoría general de la relatividad y la mecánica cuántica, antes consideradas incompatibles. (N. del T.)) den actuar coordinadamente, por qué la luz puede comportarse como partícula y como onda, y por qué los hoyos negros pueden transferir materia más allá del control de la gravedad y el tiempo. 
En última instancia, la existencia de multidimensiones es irrefutable. En el nivel más simple, debe haber algún lugar de donde salieron el espacio y el tiempo durante el BigBang y , por definición, ese algún lugar no puede estar en el tiempo y el espacio. aceptar que tú, como ciudadano de un universo multidímensional, eres multídimensional, no tiene nada de místico. 
Es la mejor hipótesis que puede proponerse dados los hechos. Podría decirse que estos diez principios representan las maneras de concebir el sistema operativo que mantiene en marcha la realidad única. 
En verdad, todo esto resulta inconcebible, y nuestros cerebros no están preparados para operar en lo inconcebible. 
No obstante, pueden adaptarse a vivir inconscientemente. Todas las criaturas de la Tierra están sujetas a las leyes de la naturaleza; sólo los humanos pensamos; “¿En qué me afecta todo esto?” Si prefieres desentenderte y decides vivir como si la dualidad fuera real, no verás la manera en que estos diez principios se relacionan contigo. 
La ironía cósmica es que estas mismas leyes seguirían rigiendo tu vida aunque no las reconozcas. 
La alternativa de ser conscientes o no, nos lleva a la posibilidad de la transformación. Nadie discute que la vida es cambio. Pero, ¿es posible que, mediante la simple modificación de su conciencia, una persona provoque una transformación profunda y no sólo un cambio superficial? 
Transformación y cambio son dos cosas distintas, como puede verse en los cuentos de hadas. La pobre chica a quien su malvada madrastra obliga a permanecer en casa fregando el piso mientras sus hermanastras van al baile, no se supera asistiendo a la escuela nocturna. Es el toque de una varita mágica el que transporta a Cenicienta instantáneamente al palacio como una criatura completamente transformada. 
Según la lógica del cuento de hadas, el cambio es demasiado lento, demasiado gradual, demasiado prosaico para satisfacer los anhelos simbolizados por la rana que sabe que es un príncipe o por el patito feo que se convierte en cisne. 
Hay más de un elemento fantástico en el toque de magia que ofrecerá instantáneamente una vida libre de problemas. 
Y más importante aún: esta fantasía encubre la manera en que ocurre la verdadera transformación. 
La clave de la transformación auténtica es que la naturaleza no avanza paso a paso. Da saltos cuánticos todo el tiempo, y cuando lo hace, no realiza una simple combinación de viejos ingredientes. Algo aparece por primera vez en la creación, una propiedad emergente. 
Por ejemplo, sí analizamos el hidrógeno y el oxígeno, son ligeros, gaseosos, invisibles y secos. 
Hizo falta una transformación para que esos dos elementos se combinaran y crearan agua y, cuando esto ocurrió, surgió un conjunto completamente nuevo de posibilidades, siendo la más importante, desde nuestro punto de vista, la vida misma. 
La humedad del agua es un ejemplo perfecto de propiedad emergente. En un universo sin agua sería imposible obtener la humedad mezclando otras propiedades existentes. 
Las mezclas sólo producen cambios; no son suficientes para transformar. La humedad surgió en la creación como algo completamente nuevo. 
Cuando lo analizamos con atención, resulta evidente que cada enlace químico produce una propiedad emergente. (Ya he mencionado el ejemplo del sodio y el cloro, dos venenos que cuando se combinan producen sal, otro elemento básico de la vida.) Tu cuerpo —que enlaza millones de moléculas cada segundo— depende de la transformación. 
Los procesos de respiración y digestión, por nombrar sólo dos ejemplos, se valen de la transformación. 
A la comida y al aire no simplemente se les revuelve sino que se les somete exactamente a los enlaces químicos necesarios para mantenernos vivos. El azúcar extraída de una naranja viaja al cerebro y sirve de combustible a un pensamiento. 
La propiedad emergente en este caso es la novedad del pensamiento: jamás en la historia del universo se habían combinado moléculas con ese resultado. 
El aire que entra por tus pulmones se combina de mil maneras para producir células que nunca han existido tal como existen en ti; y cuando utilizas oxígeno para moverte, tus músculos realizan acciones que, por muy similares que sean a las de otras personas, son expresiones tuyas únicas. Si la transformación es la norma, la transformación espiritual es una extensión de lo que la vida ha estado haciendo todo el tiempo. Aunque sigas siendo quien eres, puedes dar un salto cuántico en tu conciencia, y la señal de que ese salto ha sido real será alguna propiedad emergente nunca experimentada en el pasado.
Deepak Chopra.
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

El acercamiento de los Maestros hacia la raza humana. (Djwhal Khul)


Djwhal Khul
El acercamiento de los Maestros hacia la raza humana.


Hemos hablado ya de las alteraciones que gracias a la evolución de los seres humanos, se vienen manifestando en las glándulas pineales de los niños que están naciendo actualmente. 

Hemos hablado sobre el inconsciente colectivo. 
Hemos dicho algunas de las limitaciones que tenemos que enfrentar tanto ustedes como nosotros, cuando se pretende desarrollar un trabajo mediante el mecanismo de telepatía.

- Un poco de historia.

Quisiera ahora hacer una breve historia de cómo es que los Maestros decidimos emprender una tarea de acercamiento hacia la raza humana.

A decir verdad, nuestro acercamiento obedece a ciertos ciclos cósmicos que están viendo su terminación en estas recientes edades. La humanidad sin lugar a dudas, ha venido evolucionando de acuerdo al plan trazado muchos millones atrás por los creadores de la forma y por los creadores del alma.

Esta evolución que no es otra cosa que un movimiento ascendente de parte de la humanidad, trae como consecuencia un movimiento descendente por parte nuestra, y así como un triángulo al moverse hacia arriba ocasiona un movimiento hacia abajo del triángulo superior, así la humanidad al ir evolucionando, provoca un acercamiento de los niveles superiores hacia un plano de manifestación.

- Acercamiento mental astral y etérico.

Pero el acercamiento no podría ser un acercamiento físico, sino más bien un acercamiento primero de ideas y propósitos, que fue cuando los planos mentales de la raza humana y nuestros se unieron en los mundos internos.

Posteriormente debemos hacer un acercamiento de nivel astral y esto ya está ocurriendo, al grado de que muchos discípulos pueden fácilmente en sus meditaciones, captar nuestras imágenes e interaccionar con nosotros. Sueños, videncias y experiencias de orden parapsicológico manifiestan la realidad de esta verdad que les estoy dando a conocer. Posteriormente, el acercamiento debe llegar incluso a los niveles etéricos que es justamente en donde estamos trabajando en estos momentos.

Estar tan cerca como en el nivel etérico, implica el poder trabajar de una manera sencilla a través de la telepatía, puesto que la telepatía en los niveles etéricos es muchas veces más factible que la telepatía en los planos superiores, esto debido a que es posible usar el lenguaje como medio de expresión, evitando así las posibles contaminaciones que pudieran deberse a la cultura y a la perfección del mecanismo cerebral del canal que estuviera recibiendo las comunicaciones. Estas palabras llegan pues desde el plano etérico en donde nos estamos encontrando.

Finalmente y esta etapa aún no se ha logrado, el acercamiento podrá ser en los niveles físicos. Hasta ahora sólo unos cuantos discípulos muy aventajados han podido entrar en contacto físicamente con nosotros, gracias a que su vibración los hace compatibles con la nuestra.

- El enorme esfuerzo necesario para el acercamiento.

Se podría pensar que nosotros podríamos viajar aún más nuestra vibración y entrar plenamente en contacto con los hombres, sin embargo, dentro de las escalas de evolución, dentro de las leyes que rigen al Universo, se dice que el esfuerzo debe provenir de abajo para que haya una respuesta de arriba. Implica que el acercamiento con los Maestros debe ser motivado por acciones humanas, es por eso que los grandes seres evolucionados tienen que hacer un esfuerzo, un sacrificio monumental, para revestirse de carne y desde este plano tridimensional, hacer el esfuerzo necesario para acercar a la humanidad hacia los Maestros.

- Los sacrificios de los grandes seres.

Esta es la razón de los sacrificios que todos los grandes seres a lo largo de la historia han hecho, todo por amor a la humanidad. Igualmente, así como este sacrificio se realiza de parte de algunos Maestros de la Jerarquía para con la humanidad, así los hay también que desde los planos superiores bajan hasta el nuestro, hasta el plano jerárquico, para acercarnos hacia donde ellos se encuentran, y así en una cadena infinita, interminable, los grandes seres bajan a los planos inferiores para acercarlos más a sus respectivos planos de residencia, y todo el universo se va moviendo en un eterno vaivén, en un eterno flujo y reflujo de energías, corrientes ascendentes y descendentes. Y justamente esta imagen que hoy estoy plasmando en palabras, es la que da origen a esa armonía, a esa esfera cósmica llamada sinfonía celestial.

Las notas descendentes emitidas por los espíritus en sacrificio, se combinan armoniosamente con las notas ascendentes emitidas por aquellos que realizan el esfuerzo de acercarse con Dios y de esta manera formando acordes infinitos, se va conformando la música de las estrellas, aquella que es posible captar en los más elevados estados de meditación y que ante los oídos del discípulo, pareciera que el Universo todo danza en una música infinitamente bella, que lo transporta al éxtasis espiritual.

Pues bien, cuando el ser humano llega a entender esto, empieza a aplicarlo en su vida diaria y empieza a tratar de contactar su mente con aquellas creaciones que reconoce son de planos más bajos, y así empieza a comunicarse con las plantas, con los animales e incluso con las piedras y, de esta manera, colabora con este vaivén de energía, que busca llegar hasta los más apartados rincones de la manifestación del ABSOLUTO DIOS.

- La danza del universo.

Todo es danza en movimiento en el Universo y la energía que transporta de una mente a otra las ideas que posteriormente son plasmadas en palabras, son también parte de esta armonía musical. La telepatía es pues, música mental que coordina los mecanismos sensorios receptores y transmisores de los seres humanos, permitiéndoles coordinarse en acciones y en propósitos.

Llegará el tiempo en que los seres humanos a una sola voz se muevan todos para realizar un trabajo colectivo y llegar a cumplir la Voluntad Divina en la Tierra. Llegará el momento en que será a través del inconsciente colectivo (que se volverá consciente) que los seres humanos trabajarán colaborando unos con otros en trabajaos de alcances que no es posible concebir en estos momentos.

Entendiendo pues, cuáles son los mecanismos y los propósitos que los Maestros persiguen al acercarse a los hombres a través de la telepatía , a través de los mensajes, es posible entender un aspecto más de la creación del Universo, un aspecto más de la Voluntad de Dios.

Tal como antes se los había anunciado, los motivos y mecanismos seguidos por los Maestros Cósmicos para acercarse a los hombres terrestres, son participar de esta armonía cósmica y provocar el acercamiento entre estos dos grandes reinos de la Creación Universal.

El cumplir con un Propósito Divino no es estar a favor de la teoría determinista de la evolución y negar a todas luces el sagrado libre albedrío que el hombre tiene. Cumplir un Propósito Divino significa hacernos acordes a los Principios Universales de Armonía y crear una manifestación nacida de nuestro propio libre albedrío y que va en acorde a esas Ideas o Principios Universales que nunca son puestos en el grosero lenguaje humano.

- El libre albedrío.

El Propósito Divino nunca es expresado en palabras, es luz pura que impulsa al hombre a evolucionar en una dirección, que impulsa la vida a moverse hacia una dirección, pero nunca a efectuar determinadas acciones, y así como el libre albedrío del hombre le permite infinitas opciones en la evolución que persigue, siempre y cuando se mantenga apegado al Plan Universal, en esa misma forma podemos ver reflejado el Principio Divino, obligando a los árboles a crecer y a dar sus frutos y dejándoles a ellos escoger si tienen veinte o treinta ramas, escoger si tienen mil o dos mil hojas, escoger si dan veinte o cincuenta frutos.

El libre albedrío humano es la capacidad del hombre para decidir de qué manera desea cumplir el Propósito Divino, siendo éste tan infinitamente amplio, que los límites que pudiera tener no son ni siquiera comprensibles a la mente humana.

Dejo aquí mis palabras y les recuerdo la importancia de estudiar estos mensajes en forma intensa, a fin de que podamos entender la secuencia que sigue y lo propósitos que persiguen.

Extracto de La conexión Cósmica con las mentes terrestres.
Djwhal Khul.

http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

Labor de las escuelas para contactar a los Maestros.(Djwhal Khul)



Djwhal Khul
Labor de las escuelas para contactar a los Maestros.


En la sesión anterior planteamos la necesidad de trabajar con el inconsciente colectivo de la humanidad, hoy quisiera profundizar un poco en este tema del inconsciente colectivo.

Todos los seres humanos con sus emanaciones mentales, conforman un inconsciente cuya influencia se ve fortificada a medida que esta humanidad va experimentando cada vez más choques de conciencia. La caracterización de la humanidad como un solo ser, es factible desde el punto de vista que su comportamiento es predecible. Las corrientes filosóficas como el materialismo histórico que buscan explicar las razones que mueven a la humanidad hacia un determinado comportamiento, funcionan porque el ser humano es perfectamente predecible en su colectividad, pero dejan de tener sentido cuando se busca explicar el comportamiento de un ser humano en función exclusivamente de las experiencias acumuladas a lo largo de su vida.

- Psicología y comportamiento de los seres humanos.

Otros factores que tienen que ver con su realidad espiritual influyen fuertemente en el comportamiento humano, siendo estos efectos más marcados en los seres de evolución superior y en aquellos que están en la búsqueda de su realidad interior.

Para los seres humanos dormidos, inconscientes, la psicología es perfectamente aplicable cuando se busca las razones de su actual comportamiento, más una vez que la chispa de los ideales ha sido prendida en su ser interior, en su conciencia empiezan a aflorar factores que no son muchas veces obvios a los ojos de los demás. Es aquí donde la psicología esotérica empieza a funcionar. Es aquí donde la realidad de una alma inmortal empieza a tener sentido, en esa lucha incesante del Yo esencial queriendo manifestarse y una personalidad que busca también su propia manifestación. Es aquí justamente, en el conflicto de lo que debo hacer contra lo que quiero hacer, que la psicología esotérica nos da la respuesta clara, inmediata y lógica del comportamiento individual.

Solamente en aquellos seres en donde estos conflictos han sido ya trascendidos, solamente en aquellos seres en los que los ideales espirituales están puestos por encima de los deseos personales, es posible para los MAESTROS trabajar a través de una conexión cósmica con sus mentes terrestres.

- Formas de conexión con los seres humanos.

Como expliqué en la primera comunicación, en todo mensaje existen ciertas fuentes de error que deben ser cuidadosamente sopesadas antes de poder enviar una comunicación. Las carencias psicológicas del individuo que se presta como canal, deben ser evaluadas a fin de evitar cualquier posible contaminación de la idea esencial que se desea transmitir.

Cuando esta conexión se hace de mente a mente a través de un lenguaje, es más fácil evitar este tipo de errores o contaminaciones; mas cuando la conexión es entre los MAESTROS del mundo interno y las mentes terrestres, no se usa el lenguaje como medio de comunicación sino las ideas puras sin palabras. Es aquí entonces cuando el nivel cultural de la persona que recibe esta idea influye, puesto que para dar expresión a algo que carece de un vestido, es preciso cubrirla con un vehículo de manifestación. Cierto que el lenguaje es sin lugar a dudas una de las herramientas más importantes con que cuenta la humanidad, pero cierto es también que el lenguaje no es el apropiado cuando se intentan describir cosas de una realidad espiritual.

Todos los libros que han sido escritos mediante estos contactos telepáticos con los MAESTROS de la realidad interior, deben ser vistos y estudiados a la luz de estas limitaciones que estamos mencionando, más en el caso que la comunicación sea transmitida mediante un lenguaje esta fuente de error puede ser minimizada y la comunicación hasta cierto punto es más confiable. Pocos MAESTROS hay en el plano físico trabajando de esta manera, solamente algunos del Segundo Rayo y otros del Séptimo se encuentran actualmente trabajando en forma encarnada a través de telepatía con algunos discípulos.

- La actividad del mundo espiritual.

El Séptimo Rayo por ser el que actualmente se encuentra enfocado sobre la Tierra, cuenta con varios discípulos activos y MAESTROS que trabajan en todos los campos de la Tierra. Además, existen también otros seres pertenecientes a otras Jerarquías con misiones específicas para ayudar a los seres humanos en esta etapa de transición y que moran en los planos etéricos; muchos de ellos tienen capacidad para manifestarse en formas tridimensionales, muchos de ellos cuentan actualmente con contactos, seres humanos encarnados, a quienes enseñan y transmiten todo aquello que es de utilidad para sus misiones.

En el mundo espiritual la actividad es intensa, en este mundo físico pocos son los grupos que se encuentran conscientemente trabajando para estos hermanos del mundo etérico y espiritual.

La atmósfera de las ciudades muchas veces asfixia las almas de los hombres, la atmósfera pesada formada con los pensamientos de los seres humanos se asemeja a una niebla densa que impide a los ojos del alma vislumbrar la realidad espiritual.

- La labor de las escuelas.

La labor de las escuelas y de los grupos de luz es generar aberturas dentro de esta niebla, campos de irradiación magnética e irradiación de amor tan poderosos que disuelvan estas nieblas, de manera que la comunicación con los MAESTROS espirituales sea permanente y continua. De ahí la importancia de formar grupos y escuelas y de evitar el trabajo solitario, porque muchas veces es fácil desviar el camino cuando el alma no puede vislumbrar claramente en donde se encuentra la luz.

- Las pirámides: antenas de comunicación.

Sabemos que las pirámides son monumentos levantados con el firme propósito de servir como antenas y enlace de comunicación con los MAESTROS espirituales, pero mientras no existan seres conscientes del funcionamiento de estas pirámides, las pirámides permanecerán apagadas, durmiendo y de esta manera no podrán cumplir su función.

Hoy les digo que para activar una pirámide se precisan cuatro seres humanos colocados uno en cada una de las caras, con sus dos manos puestas sobre las piedras y con su mente fuertemente puesta en la luz. Cuando esto sea hecho por cuatro hermanos plenamente concientes de su realidad espiritual y sea pronunciado el mantram sagrado, la palabra secreta, en esos momentos la energía de la Tierra encenderá la pirámide y abrirá un hueco en la atmósfera terrestre para conectarse con las energías espirituales del Cosmos.

Por ahora solamente quiero decir que la comunicación entre el Cosmos y las mentes humanas será cada vez más frecuente, más clara y del dominio público, gracias al trabajo que se ha estado desarrollando por los grupos de luz del mundo. En algunas regiones las densas nieblas empiezan a desaparecer, y en su lugar un brillante Sol empieza a ser evidente ya.

Extracto de La conexión Cósmica con las mentes terrestres.
Djwhal Khul.

http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

La telepatía en la evolución humana. (Djwhal Khul)


Djwhal Khul
La telepatía en la evolución humana.


Es mi deseo explicar ahora cómo es que la telepatía ha venido desarrollándose como parte de la evolución humana. Deben saber que en un principio, cuando el hombre todavía pertenecía a los reinos inferiores de la naturaleza, cuando aún la evolución no le había proveído de un órgano capaz de expresarse de manera tan clara y con una riqueza de sonidos que hiciera posible la creación de un lenguaje, el hombre se comunicaba mediante gruñidos y movimientos de su cuerpo.

Sin embargo, a la necesidad sigue el desarrollo, es preciso antes tener una necesidad imperiosa de manifestar algo, para que el desarrollo evolutivo pueda manifestarse en cambios morfológicos que den lugar a eso que se necesita. Así pues, la voz fue el resultado lógico y consecuente de la necesidad de expresión de un ser que era más grande que el vehículo que lo portaba.

Sin embargo, el hombre en su ser interior sigue siendo aún más grande que ese vehículo que utiliza en el plano tridimensional. Es por eso que la necesidad de expresión no está aún satisfecha del todo con el lenguaje común que se habla en el planeta.

El espíritu del hombre ha venido presionando a su vehículo terrestre para que desarrolle un mecanismo nuevo de comunicación, y es gracias a este hecho, que la telepatía ha venido desarrollándose mediante la activación de ciertas glándulas que se encuentran en el cerebro. En esta activación se mueven corrientes energéticas que van desde el mundo astral o de las emociones, desde el mundo mental o de las ideas, hasta el vehículo físico, de tal forma que estas corrientes energéticas, van moldeando al que será su futuro cuerpo de manifestación.

- La glándula pineal.

La glándula pineal quien será la responsable de esta comunicación, ha venido cambiando, mutando, a través de las últimas generaciones terrestres, gracias a la presión que están ejerciendo las corrientes energéticas que el espíritu del hombre ha puesto en funcionamiento. Será a través de esta glándula como vaya despertándose ese nuevo mecanismo de expresión humana.

- El lenguaje.

Por otra parte el lenguaje deberá ir cambiando para dar lugar a nuevos términos y vocablos que puedan expresar correctamente las experiencias espirituales, experiencias que van más allá de los términos limitantes del tiempo y espacio, experiencias que tienen que ver con sensaciones aún no conocidas en la Tierra, desde colores, sonidos y aromas, hasta percepciones de realidades distintas de las que normalmente se conocen en estos planos de actividad física.

Una pregunta flota en el ambiente:

¿Cómo poder desarrollar de manera acelerada esta glándula para que así la telepatía pueda ser del dominio público lo antes posible? Y la respuesta es simple. No hay razón para acelerar algo que de por sí ya trae un tiempo para manifestarse.

- Telepatía y desarrollo actual del Ser humano.

Si los hombres tuvieran en este momento el dominio completo de la telepatía ¿que harían? En primer término los seres humanos están muy poco preparados para conocer la realidad de los pensamientos ajenos. En términos generales, los pensamientos propios de cada persona son totalmente observados de manera consciente por ella misma y si estos mismos pensamientos los fueran a captar otras personas, sería tal su sorpresa y su choque emocional, que seguramente sus actividades se verían seriamente perturbadas afectando sus relaciones con la gente que la rodea.

La realidad interior, la realidad de los pensamientos humanos es algo que no se vive de manera consciente, porque la conciencia del hombre se encuentra deambulando entre diferentes estados, entre diferentes niveles y su mente trabaja hasta cierto punto de manera inconsciente y, podríamos decir, a escondidas de la conciencia.

Sin embargo, en las nuevas generaciones, en los niños que ahora están apareciendo en la Tierra, dichas glándulas vienen con cambios ligeros pero ya perceptibles, que harán posible la manifestación telepática a edades muy tempranas. Así pues, no se asombren si de pronto sus niños empiezan a tener dotes desconocidos en ustedes.

- Necesidad de un nuevo lenguaje.

La telepatía irá siendo del dominio público a medida que la humanidad la vaya necesitando. Por lo pronto, el trabajo continuo sobre un nuevo lenguaje de expresión, sobre nuevos términos, sobre nuevos conceptos, sobre nuevas palabras que nos acerquen a la realidad espiritual, debe ser tarea común y prioritaria para todos ustedes.

Cuando el ser humano se despegó del plano tridimensional e hizo conciencia de sus estados emocionales, inventó palabras tales como felicidad, tristeza, amor y conciencia; palabras que no pueden ser asociadas a cosas objetivas, concretas, que sin embargo dan una idea hasta cierto punto generalizada, de algo que es subjetivo pero común a todos y que forma parte de esa realidad interior espiritual del hombre.

Pero démonos cuenta, que con diez o veinte términos no podremos describir ni comunicar experiencias acerca de un mundo que es infinitamente más vasto que éste tridimensional en que se mueven. Así pues, trabajar en la modificación del lenguajes, en la creación de nuevos mecanismos de expresión, debe ser una tarea constante para todos ustedes.

Por otra parte, no únicamente el hombre está en la búsqueda continua de nuevos mecanismos de comunicación, en el reino animal se vienen desarrollando igualmente estos mecanismos para transformarlos y hacerlos más eficientes en la tarea de la sobrevivencia. Las abejas y los delfines son símbolos inequívocos de la gran complejidad que sus lenguajes o medios de comunicación han logrado alcanzar.

El vuelo de las abejas y la riqueza en sonidos y distintos matices que tienen la voz de los delfines, ha permitido al hombre conocer que no es el único que posee medios de comunicación efectivos.

Sin embargo, no son únicamente estas dos especies las que manifiestan tal complejidad en su mecanismo de comunicación, los hay también en las hormigas, los hay también entre los perros y los gatos, los hay entre las aves, los hay entre los peces, los hay en muchas especies migratorias y entre las mariposas. Cada especie ha desarrollado un cierto mecanismo de comunicación y hemos de encontrar en los próximos años cambios en éstos, tan marcados, que la misma raza humana se maravillará de todo esto que verá acontecer en muy pocos años.

- La nueva tarea

La tarea de este tiempo pide a los iniciados, a los aspirantes y a los discípulos en general, un trabajo muy importante. En estos tiempos es preciso establecer el contacto con el inconsciente colectivo de la humanidad. La telepatía se da en sus primeras etapas, entre el consciente individual y el inconsciente colectivo. Bastan unas cuantas horas de meditación para que el ser empiece a captar las necesidades que privan en este inconsciente colectivo. Es preciso entonces, una vez contactado este inconsciente, sembrarlo de amor, sembrarlo de todas aquellas emociones positivas que puedan equilibrar las energías que actualmente se encuentran en desorden.

La telepatía es pues, un mecanismo de alta utilidad para el momento actual. En principio ese inconsciente colectivo se nutre de todas las emociones y de todos los pensamientos que el conjunto de seres humanos están continuamente emitiendo. Este conglomerado de emociones e ideas forma en sí mismo una gran conciencia y esa conciencia hasta cierto punto, puede dirigir los destinos de la humanidad.

- La gran clave

Sin embargo, el trabajo consciente sobre este gran inconsciente colectivo, puede modificar el comportamiento de la humanidad. Sé lo que estas palabras implican, sé que serán escuchadas por muchos, sé también que en algunas mentes se provocarán reacciones encontradas y las polémicas se harán cada vez más fuertes, sin embargo, la clave del trabajo sobre este inconciente colectivo, puede ser dada a conocer de manera segura en estos momentos.

La decisión de liberar estos conceptos al dominio público fue tomada por la Jerarquía de Maestros y, a través de mi conducto, hoy vamos a revelar este gran secreto que fue anhelado por muchos, en sus tergiversados ideales de dominar a la humanidad para así acelerar su evolución.

La conciencia colectiva ha dado ya el paso que la llevó hasta cruzar el umbral, en donde estos conocimientos pueden ser dados de manera libre y segura para toda la humanidad.

- El trabajo sobre el inconsciente colectivo.

El trabajo sobre este inconsciente colectivo puede ser hecho en tres formas principales:

* Primero, a través de un grupo de individuos que movidos por los más altos ideales, puedan llegar a establecer el contacto con su Yo interior y a través de una regresión en su personalidad, puedan tocar ese Yo esencial que encarnó al momento de su nacimiento. Permaneciendo en ese estado de pureza virginal (hablando en términos de personalidad) les es posible sembrar ciertos ideales en ese inconsciente colectivo,

La siembra debe ser hecha aprovechando las líneas energéticas que cubren al cuerpo energético de la Tierra. El conocimiento de estas líneas energéticas es algo que debe ser descubierto por cada uno de los grupos que pretenda esta tarea, puesto que estas líneas son específicas para los lugares en donde se trabaje.

Así pues, tomando la dirección de esa línea energética y habiendo hecho la regresión, es posible sembrar en la humanidad estos ideales, de manera que puedan llegar a cada uno de los seres humanos a través de su inconsciente y los muevan hacia nuevos estados de libertad, tanto psicológicos como de expresión de la Divinidad.

* El segundo mecanismo a través del cual es posible modificar este inconsciente, es a través de los lugares energéticamente despiertos. Existen alrededor de la Tierra ciertos puntos que desde siempre han sido utilizados como centros de poder, tales como las pirámides y otros centros ceremoniales en donde las líneas de tiempo y espacio se cruzan, para dar lugar a una abertura hacia otra dimensión.

Esos lugares presentan ventajas especiales para que la conciencia humana viaje a través de ellos y pueda sembrar en este inconsciente, los mismos ideales que ya he mencionado.

* Y en tercer término, el trabajo sobre este inconsciente colectivo, puede ser dado a través de una suprema irradiación de Amor. El amor es la fuerza más poderosa que el ser humano maneja, pues el amor combinado de un conjunto tan pequeño como siete seres humanos plenamente conscientes de una misión e irradiando el amor en su más pura expresión, puede producir una abertura energética en cualquier lugar donde se reúnan que haga posible el trabajo sobre este mismo inconsciente colectivo.

Estas tres formas que he mencionado y que varían en grado de complejidad, dependiendo de la naturaleza de las escuelas o grupos que deseen practicarlo, constituyen tres claves de sumo valor, dada la situación actual que priva en la humanidad.

Dejemos pues, que este trabajo se desarrolle en aquellos seres humanos conscientes de su papel como iniciados, discípulos o aspirantes de la Verdad.

Extracto de La conexión Cósmica con las mentes terrestres.
Djwhal Khul.

http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

Definición de Conceptos. (Djwhal Khul)


Djwhal Khul
Definición de Conceptos.


Nuestra primera lección versará sobre las diferentes acepciones de cada una de las palabras utilizadas en la actualidad por los diferentes grupos. Estos diferentes significados para una misma palabra conducen inevitablemente a confusiones, en las cuales los más perjudicados son aquellos seres que no pertenecen a una ideología en particular y que buscan abrirse paso entre los diferentes caminos que se ofrecen a través de los libros, de las diferentes publicaciones y de toda aquella literatura de documentales visuales que permanecen al alcance del público.


Debido a la imperfección de las comunicaciones entre nosotros y ustedes, es natural que las ideas bajen no en su forma más pura, sino ligeramente contaminadas por múltiples aspectos, que van desde la personalidad propia del individuo que actúa como canal, las limitaciones propias de la cultura de este mismo canal y las condiciones ambientales que impiden el limpio paso de las ideas desde los diferentes planos en que nos movemos.

Así pues, identificamos únicamente las más importantes fuentes de error, es bastante claro señalar que los mensajes tal como se reciban, deberán ser depurados de acuerdo a las reglas gramaticales del idioma en que se vaya a expresar y por otra parte, para darle una mejor coherencia y una integridad completa en lo que vendrá siendo el cuerpo del texto. Esta revisión deberá ser hecha por algún grupo de ustedes y el manuscrito final será corregido y limpiado a fin de que las ideas puedan ser expresadas con un correcto uso de lenguaje y dando el énfasis adecuado a aquellos conceptos que merezcan ser tratados de esa manera.


- Mecanismos que poseen los seres humanos para usar la telepatía

Empecemos, pues, hablando de aquello que los seres humanos tienen proveído en sus diferentes vehículos para el uso correcto de la telepatía. En primer término aclararé el uso de la palabra vehículo:

- ¿Qué es un ser humano?

El ser humano es ESENCIA DIVINA, una extensión de DIOS trabajando en el plano tridimensional, una corriente de vida como diríamos en los términos de Alice Bailey. Corriente de Vida implica un continuo de conciencia, un continuo de energía que fluye desde el centro mismo de la creación, hasta los rincones más apartados de manifestación. Rincones más apartados no significa lugares distantes en espacio, significa lugares distantes en dimensiones de vibración. El Universo no sólo es infinito en espacio y en tiempo, sino en vibración y conciencia.

- Vehículo.

Cuando hablemos de vehículo nos referimos al cuerpo de manifestación de esa conciencia asociada a la Corriente de Vida que utiliza en sus diferentes manifestaciones, en las diferentes dimensiones en que se mueve.

Explicando en palabras simples, diremos: Vehículo es el cuerpo a través del cual trabaja el alma, el alma es el vehículo a través del cual trabaja la conciencia, y la conciencia es el vehículo a través del cual trabaja la Esencia Espiritual, y esta Esencia Espiritual no es otra que el Espíritu Santo, manifestación Pura y Perfecta del DIOS CREADOR, no es otro que la manifestación visible de eso que no tiene nombre.

Ahora bien, todos los seres poseen su Corriente de Vida que los enlaza a ese GRAN SER que no tiene nombre. En estas Corrientes de Vida, en estos hilos, si se pueden llamar de esta forma, están precisamente los mecanismos a través de los cuales puede ser efectuada la telepatía y todas las diferentes formas de percepción que el ser humano tiene.

- La telepatía

En los planos más materiales y cercanos a este tridimensional, la telepatía es la facultad que tienen los seres humanos de comunicarse por otras vías, no precisamente materiales, no a través de lenguajes, no a través de las señas, no a través de los signos, sino más bien a través de las mentes, o bien a través de los plexos solares, o bien a través de las almas o de los espíritus.

- Alma

Entendemos por alma, la conciencia humana viajando en su propio cuerpo de manifestación y evolucionando a través de las diferentes encarnaciones en diferentes cuerpos físicos.

- Espíritu

Entendemos por espíritu esa conciencia superior, ahora conocido por muchos como la AMADA PRESENCIA. El término es similar en la manera como vamos a manejarlo a lo largo de estas páginas.

- Formas de telepatía

Por otra parte, la telepatía puede ser en diferentes niveles: Telepatía emocional, cuando el ser humano experimenta las mismas emociones que el resto de sus congéneres, que en todo caso, sería el contacto con el inconsciente colectivo; o bien, cuando el ser humano siente lo mismo que otra persona, en todo caso sería una conexión entre dos seres, una pareja, madre e hijo, etc. En esos casos, el contacto viene a través de los plexos solares.

Tenemos también la telepatía que se trabaja de mente a mente tal como la que estamos en estos momentos practicando y existe también la telepatía entre un grupo y un ser, entre un grupo y otro grupo, tal como la que ustedes realizan en su trabajo sobre el Quinto Rayo.

Quiero terminar esta primera sesión simplemente informando que la telepatía es algo que todos los seres humanos pueden tener, gracias al trabajo activo y consciente del chakra coronario, a través del cual bajan estas irradiaciones. Purificar el chakra coronario liberándolo de todas aquellas energías que tienen que ver con las falsas concepciones de la vida y de la realidad humana, es una de las tareas más importantes que todo estudiante de la verdad debiera tener presente.

- Personalidad.

Expliqué en la sesión anterior que la personalidad juega un papel importantísimo en toda práctica telepática. La personalidad es otro vehículo a través del cual se manifiesta el alma en evolución, pero la personalidad es efímera tal como lo es el cuerpo físico. La personalidad es transitoria, porque está formada de los elementos que cada ser tomó durante su crecimiento físico. La personalidad siendo un vehículo hasta cierto punto independiente del alma, busca también su campo de manifestación, y siendo la telepatía por el momento exclusiva de algunos cuantos, la personalidad no dudaría ni por un momento en utilizar todos sus artificios para simular una facultad de que carece. La personalidad tiene carencias porque se alimenta de todo aquello que está afuera del ser humano.

Mediten en esto: Si el Alma se forma de las experiencias que la conciencia vive en esta tridimensión, la personalidad lo hace de las mismas experiencias que se reciben en esta tridimensión. Sin embargo, mientras el alma está formada a la luz del espíritu, la personalidad lo hace a la luz del organismo físico. Así pues, el alma es al espíritu lo que la personalidad es al cuerpo.

Mediten en esto y que mis palabras sirvan para aclarar los conceptos que en otros tiempos han sido dejados inconclusos.

Extracto de La conexión Cósmica con las mentes terrestres.
Djwhal Khul.

http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

Definición de la Iniciación. (Djwhal Khul)


Djwhal Khul
Definición de la Iniciación.


El tema de la iniciación se está generalizando cada vez más entre el público. No pasarán muchos siglos sin que se restauren los antiguos misterios y la iglesia posea un grupo interno; en la iglesia del futuro, cuyo núcleo interno se está formando, la primera iniciación será exotérica, vale decir, que la primera iniciación constituirá antes de mucho tiempo, la ceremonia más sagrada de la iglesia y será celebrada en forma exotérica, por ser uno de los misterios revelados en determinados períodos, y a ella asistirán quienes estén implicados. También ocupará un lugar similar en el ritual de los masones. En esta ceremonia, quienes estén preparados para la primera iniciación, serán admitidos públicamente en la Logia por uno de sus miembros, autorizado para ello por el gran Hierofante Mismo.

DEFINICIÓN DE CUATRO PALABRAS

Al hablar de la iniciación, la sabiduría, el conocimiento o el sendero de probación, ¿qué queremos significar? Empleamos las palabras con mucha ligereza sin considerar el significado involucrado. Tomemos, por ejemplo, la primera de las palabras mencionadas. Muchas son las definiciones y explicaciones respecto a su alcance, a los pasos preliminares al trabajo que debe realizarse entre iniciaciones y a sus resultados y efectos. Una cosa es evidente para el estudiante más superficial, y es que la magnitud del tema es tal que, a fin de dilucidarlo adecuadamente, habría que escribir desde el punto de vista de un iniciado. En caso contrario, todo cuanto se diga podrá ser razonable, lógico, interesante, sugestivo, pero no concluyente.

La palabra iniciación, deriva de dos palabras latinas: In en, Ire ir; por lo tanto, es la iniciación de un comienzo o la entrada en algo. En el caso que estamos estudiando significa, en su más amplio sentido, la entrada en la vida espiritual o en una nueva etapa de esa vida. Es el primer paso y los subsiguientes en el sendero de santidad. Por lo tanto, quien recibió la primera iniciación dio literalmente el primer paso en el reino espiritual, saliendo del reino puramente humano, para entrar en el superhumano. Así como salió del reino animal y entró en el humano, en la individualización, así entra en la vida del espíritu y, por primera vez, tiene el derecho de llamarse “hombre espiritual”, en el significado técnico de la palabra. Entra en la quinta etapa, la última, de nuestra actual quíntuple evolución. Después de haber palpado su camino a través del Aula de la Ignorancia, durante muchas épocas, e ingresado en la escuela en el Aula del Aprendizaje, ingresa en la Universidad o Aula de la Sabiduría. Cuando regrese de ella se graduará con el grado de Maestro de Compasión.

Podría ser de beneficio estudiar primero la diferencia o conexión entre Conocimiento, Comprensión y Sabiduría. Aunque en el lenguaje común estos términos parecen sinónimos, son técnicamente diferentes.

Conocimiento es el resultado del Aula del Aprendizaje. 

Podría decirse que constituye la totalidad de los descubrimientos y experiencias humanos y lo que puede ser reconocido por los cinco sentidos y correlacionado, diagnosticado y definido por el intelecto humano. Es aquello de lo que estamos mentalmente seguros o podemos corroborar por el experimento. Es un compendio de las artes y las ciencias. Concierne a todo lo que trata de la construcción y el desarrollo del aspecto forma de las cosas y, por lo tanto, del aspecto material de la evolución, la materia de los sistemas solares en el planeta, en los tres mundos de la evolución humana y en los cuerpos humanos.

Sabiduría es el resultado del Aula de la Sabiduría. Concierne al desarrollo de la vida dentro de la forma, al progreso del espíritu a través de los vehículos, siempre mutables, y a las expansiones de conciencia que se suceden una vida tras otra. 

Trata del aspecto vida de la evolución. Debido a que se refiere a la esencia de las cosas y no a las cosas mismas, es la captación intuitiva de la verdad, independiente de la facultad razonadora; la innata percepción, capaz de diferenciar lo falso de lo verdadero, lo real de lo irreal. Es algo más que eso, constituye la creciente capacidad del Pensador para penetrar cada vez más dentro de la mente del Logos, comprender la verdadera interiorización del gran espectáculo del universo, ver el objetivo y armonizarse progresivamente con la medida superior. 
Puede ser descrito para nuestro propósito (que consiste en estudiar el Sendero de Santidad y sus diversas etapas), como el conocimiento del “Reino del Dios interno” y la captación del “Reino del Dios externo” en el sistema solar. Quizás podría decirse que es la gradual fusión de los senderos del místico y del ocultista, la construcción del templo de la sabiduría sobre los cimientos del conocimiento.

La sabiduría es la ciencia del espíritu, así como el conocimiento es la ciencia de la materia. El conocimiento es separatista y objetivo, mientras que la sabiduría es sintética y subjetiva. 

El conocimiento separa, la sabiduría une. El conocimiento hace diferencias, mientras que la sabiduría fusiona. Entonces, ¿qué significa comprensión?

Comprensión puede definirse como la facultad del Pensador, en el tiempo, para apropiarse del conocimiento como base de la sabiduría, aquello que permite adaptar las cosas de la forma a la vida del espíritu, recibir destellos de inspiración, provenientes del Aula de la Sabiduría, y vincularlos a los hechos del Aula del Aprendizaje. Quizás la idea podría ser mejor expresada si se dijera que:

La sabiduría concierne al Yo y el conocimiento al No Yo, mientras que la comprensión es el punto de vista del ego o pensador, o la relación entre el Yo y el No Yo.

En el Aula de la Ignorancia controla la forma y predomina el aspecto material de las cosas. El hombre se centraliza así en la personalidad o yo inferior. En el Aula del Aprendizaje el Yo Superior lucha por dominar esa forma, hasta que gradualmente alcanza un punto de equilibrio, donde ninguno de los dos controlan totalmente al hombre. 

Luego, el Yo Superior controla cada vez más, hasta que en el Aula de la Sabiduría domina en los tres mundos inferiores y, acrecentadamente, la divinidad inherente asume el control.


ASPECTOS DE LA INICIACIÓN

La iniciación o el proceso de experimentar la expansión de conciencia es parte del proceso normal del desarrollo evolutivo, considerado en amplia escala y no desde el punto de vista del individuo. Observado desde el ángulo individual, llega a reducirse hasta el instante en que el ente evolucionante comprende que (por su propio esfuerzo y ayudado por el consejo y sugerencia de los Instructores observadores de la raza) ha llegado a una etapa donde adquiere cierto grado de conocimiento subjetivo, desde el punto de vista del plano físico. La experiencia es similar a la del alumno en la escuela, cuando se da cuenta repentinamente que domina la lección y que el tema y el método del proceso le pertenecen a fin de aplicarlos inteligentemente. Estos instantes de captación inteligente siguen a la monada evolucionante en su largo peregrinaje. Lo que ha sido parcialmente mal interpretado en esta etapa de comprensión, es el hecho de que en los distintos períodos se acentúa la importancia de los variados grados de expansión y la Jerarquía se esfuerza en llevar a la raza a la etapa en que sus entes tengan alguna idea del próximo paso a dar. Cada, iniciación indica el paso del estudiante por el Aula de la Sabiduría hacia un grado superior y además el claro resplandor del fuego interno y la transición de un punto de polarización a otro; implica la comprensión de la creciente unidad con todo lo que vive y la esencial unicidad del Yo con todos los Yoes; da por resultado un horizonte que se ensancha continuamente hasta incluir la esfera de la creación, o la creciente capacidad de ver y oír en todos los planos. Es poseer una acrecentada conciencia de los planes de Dios para el mundo y la capacidad de desarrollar dichos planes. Es el esfuerzo de la mente abstracta para aprobar un examen. Es figurar en el cuadro de honor de la escuela del Maestro, dentro de la realización de esas almas cuyo karma lo permite y su esfuerzo es suficiente para alcanzar la meta.

La iniciación conduce al monte en que se puede obtener la visión; la visión del Eterno Ahora, donde el pasado, el presente y el futuro, existen como uno; la visión de la historia de las razas con el hilo de oro de su genealogía, seguida a través de numerosos tipos; la visión de la dorada esfera que mantiene al unísono las múltiples evoluciones de nuestro sistema: dévica, humana, animal, vegetal, mineral y elemental, a través de las cuales puede verse claramente que la vida palpitante late con ritmo regular; la visión de la forma mental del Logos en el plano arquetípico, visión que se acrecienta de una iniciación a otra hasta abarcar todo el sistema solar.

La iniciación conduce a esa corriente que, cuando se ha penetrado en ella, arrastra al hombre hasta llevarlo a los pies del Señor del Mundo, a los pies de su Padre en los Cielos, a los pies del triple Logos. La iniciación conduce a la caverna en cuyos muros limitadores se conocen los pares de opuestos y se revela el secreto del bien y del mal. Conduce a la Cruz y al total sacrificio que debe consumarse antes de lograr la perfecta liberación, donde el iniciado se libera de todas las cadenas terrenales y nada lo retiene en los tres mundos. Lleva a través del Aula de la Sabiduría y pone en las manos del hombre, en forma gradual, la clave de toda información cósmica y del sistema. Revela el misterio oculto subyacente en el corazón del sistema solar. Conduce de un estado de conciencia a otro. A medida que entra en cada estado, el horizonte se ensancha, la vista se extiende y la comprensión es más incluyente, hasta que la expansión alcanza el punto en que el yo abarca todos los Yoes, incluso todo lo móvil e inmóvil, según una antigua escritura.

La iniciación implica ceremonia. Este aspecto es el que más se ha hecho resaltar en la mente de los hombres, omitiendo algo de su verdadera significación. Primordialmente implica la capacidad de ver, oír y comprender, de sintetizar y correlacionar el conocimiento, aunque no necesariamente el desarrollo de las facultades síquicas, pero entraña la comprensión interna que ve el valor subyacente en la forma y reconoce el propósito de las circunstancias prevalecientes. Es la capacidad de presentir la lección que se ha de aprender en cualquier acontecimiento dado, y esta comprensión y reconocimiento da por resultado, cada hora, cada semana y cada año, un progreso y expansión. Este proceso de gradual expansión, resultado del esfuerzo definido y de una ardua vida y correcto pensar del aspirante, -y no de algún instructor esotérico que celebra un rito oculto- conduce a lo que podría llamarse una crisis.

En esta crisis, donde es necesaria la ayuda de un Maestro, se efectúa un definido acto de iniciación, que (actuando sobre un centro particular) produce resultados en alguno de los cuerpos, e incita a los átomos a alcanzar cierta vibración y permite obtener un nuevo ritmo.

La ceremonia de la iniciación señala un punto de realización, pero no la realización que a menudo se cree sino simplemente la que los Instructores que vigilan a la raza, reconocen como una etapa definida en la evolución alcanzada por el discípulo, la cual proporciona dos cosas:

1. Una expansión de conciencia, que permite a la personalidad penetrar en la sabiduría lograda por el Yo Superior, y en las iniciaciones superiores, en la conciencia de la Mónada.

2. Un breve período de iluminación, donde el iniciado ve la parte del sendero que debe hollar y también participa conscientemente en el gran plan evolutivo.

Después de la iniciación, el trabajo que se debe realizar consiste mayormente en convertir esa expansión de conciencia en parte del equipo de la personalidad para ser utilizado en forma práctica, y en dominar esa parte del sendero que aún debe recorrerse.

LUGAR Y EFECTO DE LA INICIACIÓN

La ceremonia de la iniciación tiene lugar en los tres subplanos superiores del plano mental y en los tres planos superiores, de acuerdo a la iniciación. Durante las iniciaciones en el plano mental brilla sobre la cabeza del iniciado la estrella de cinco puntas. Esto corresponde a las primeras iniciaciones que se reciben en el vehículo causal. Se ha dicho que las dos primeras iniciaciones se efectúan en el plano astral, pero esta afirmación es inexacta y ha dado origen a una mala interpretación. Ambas se hacen sentir profundamente en los cuerpos físico, astral y mental inferior, afectando su control. Debido a que el efecto principal se siente en estos cuerpos, el iniciado puede interpretar que han tenido lugar en los planos implicados, pues el vívido efecto y el estímulo de las dos primeras iniciaciones se producen principalmente en el cuerpo astral. Pero debe tenerse en cuenta que las iniciaciones mayores tienen lugar en el cuerpo causal o fuera de éste, en el plano búdico o en el átmico. En las dos iniciaciones finales que liberan al hombre de los tres mundos, se le permite actuar en el cuerpo vital del Logos y manejar esa fuerza, entonces el iniciado se trasforma en la estrella de cinco puntas, la cual desciende sobre él, se fusiona en él y a él se lo ve en el centro mismo de la estrella. El descenso se realiza por acción del Iniciador que empuña el Cetro de Poder y pone al hombre en contacto, en forma consciente, con el centro en el cuerpo del Logos planetario, del cual es parte. Las dos iniciaciones llamadas sexta y séptima, tienen lugar en los planos búdico y átmico. La estrella de cinco puntas “fulgura desde adentro de sí misma”, según dice una frase esotérica, y se trasforma en “la estrella de siete puntas”, descendiendo sobre el hombre, y éste penetra en la llama.

Además, las cuatro iniciaciones anteriores a la de adepto, señalan, respectivamente, la adquisición de determinadas proporciones de materia atómica en los cuerpos, por ejemplo, en la primera iniciación, una cuarta parte de materia atómica; en la segunda, una mitad; en la tercera, tres cuartas partes, y así hasta completar. Puesto que el principio búdico es el unificador (o el fusionador de todo), en la quinta iniciación el adepto se desprende de los vehículos inferiores y se afirma en el búdico, desde donde crea su cuerpo de manifestación.

Cada iniciación otorga mayor control sobre los rayos, si esto puede expresarse así, aunque no da la idea exacta. Las palabras a menudo confunden. En la quinta iniciación, cuando el adepto es un Maestro en los tres mundos, controla más o menos (de acuerdo a su línea de desarrollo) los cinco rayos que se manifiestan especialmente en el momento en que recibe la iniciación. En la sexta, si pasa al grado superior, adquiere poder en otro rayo y, en la séptima, ejerce poder en todos los rayos. La sexta iniciación señala el punto de realización del Cristo y pone al rayo sintético del sistema bajo Su control. Debemos tener presente que la iniciación da al iniciado poder en los rayos y no poder sobre los rayos, una diferencia bien marcada. Cada iniciado lógicamente posee uno de los tres rayos mayores como rayo primario o espiritual, y en el rayo de su mónada es donde finalmente adquiere poder. El rayo de amor o rayo sintético del sistema, es el último que se adquiere.

Quienes desencarnan después de la quinta iniciación, o quienes no llegan a ser Maestros en encarnación física, reciben sus siguientes iniciaciones en otra parte del sistema. Todos están, en la Conciencia del Logos. Se ha de tener en cuenta una gran realidad, que las iniciaciones del planeta o las del sistema solar, sólo son preparatorias para ser admitido en la Gran Logia de Sirio. Este simbolismo ha sido bien conservado en la masonería y combinando el método masónico con lo dicho respecto a los pasos en el Sendero de Santidad, obtendremos un cuadro aproximado. Ampliemos su significado:

Las primeras cuatro iniciaciones del sistema solar corresponden a las cuatro “Iniciaciones en el Umbral”, previamente a la primera iniciación cósmica. La quinta iniciación corresponde a la primera iniciación cósmica, la de “aprendiz aceptado” en la masonería, que hace de un Maestro, un “aprendiz aceptado” en la Logia de Sirio. La sexta iniciación es análoga al grado segundo de la masonería, mientras que la séptima hace del adepto un Maestro Masón de la Hermandad de Sirio.

Maestro, por lo tanto, es quien ha recibido la séptima iniciación planetaria, la quinta iniciación solar y la primera iniciación cósmica o de Sirio.


LA UNIFICACIÓN, RESULTADO DE LA INICIACIÓN

Debe comprenderse que cada iniciación sucesiva produce la unificación más completa de la personalidad con el Yo Superior y, en niveles más elevados, con la mónada. La evolución del espíritu humano es una unificación progresiva. En la unificación del alma con la personalidad yace oculto el misterio de la doctrina cristiana de la Expiación, unificación que tiene lugar en el momento de la individualización, cuando el hombre se trasforma en una entidad consciente y racional, distinta de la de los animales. A medida que prosigue la evolución, ocurren sucesivas unificaciones.

La unificación en todos los niveles: emocional, intuicional, espiritual y divino, consiste en un continuo y consciente funcionamiento. En todos los casos está precedida por la combustión a través del fuego interno y la destrucción, por medio del sacrificio, de todo aquello que separa. El acercamiento a la unidad se produce mediante la destrucción de lo inferior y de todo lo que obstaculiza. Tomemos, por ejemplo, la trama que separa los cuerpos etérico y emocional. Cuando el fuego interno quema esta trama, se produce una continua comunicación entre los cuerpos de la personalidad, y los tres vehículos actúan como uno. Algo semejante ocurre en los niveles superiores, aunque el paralelismo no puede ser detallado. La intuición corresponde a lo emocional y los cuatro niveles superiores del plano mental a lo etérico. En la destrucción del cuerpo causal, al recibir la cuarta iniciación (llamada, simbólicamente, “La Crucifixión”), tenemos un proceso análogo al de la combustión de la trama, que conduce a la unificación de los cuerpos de la personalidad. La desintegración, que es parte de la iniciación del arhat, conduce a la unidad entre el Yo Superior y la mónada, expresándose en la Tríada. Ésta es la perfecta unificación.

Por lo tanto, el propósito del proceso consiste en que el hombre sea conscientemente uno:

Primero: Consigo mismo y con quienes han encarnado con él.

Segundo: Con su Yo Superior y con todos los Yoes.

Tercero: Con su Espíritu o “Padre en los Cielos”, y así con todas las Mónadas.

Cuarto: Con el Logos, los Tres en Uno y el Uno en Tres.

El hombre se convierte en un ser humano consciente por mediación del perpetuo sacrificio de los Señores de la Llama.

El hombre llega a ser un ego consciente, poseyendo la conciencia del Yo Superior, en la tercera iniciación, por mediación de los Maestros y del Cristo y por Su sacrificio, al encarnar físicamente para ayudar al mundo.

En la quinta iniciación el hombre se une con la mónada por mediación del Señor del Mundo, el Observador Solitario, el Gran Sacrificio.

El hombre se unifica con el Logos, por medio de Aquel de Quien nada puede decirse.

Por el Maestro Tibetano Djwhal Khul

http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...