Mis Amigos Seguidores en Google

viernes, 8 de mayo de 2015

TÚ ERES EL AMOR DE TU VIDA



No busques amor. No te abandones a ti mismo buscando amor en los demás. El amor no es un objeto, no puede ser ni dado ni quitado. No puede encontrase o perderse. El amor no es un sentimiento, un estado, o una experiencia extraordinaria, sino lo-que-eres, la presencia misma.
No confundas el amor con atracción. La atracción viene y va y puede desaparecer con el tiempo. No confundas el amor con tus deseos. Los deseos son impermanentes, transitorios. No confundas el amor con sentimientos de felicidad, placer, con un sistema nervioso excitado. Los estados pasajeros no pueden durar; no es su naturaleza. Incluso las promesas que hoy parecen tan seguras, y que nacen desde la mejor de las intenciones pueden desvanecerse el día de mañana, o romperse.
El amor, sin embargo, no se desvanece. El amor no puede disminuir con el tiempo. El amor no es una mercancía, una forma de intercambio. El amor es un campo, un campo dentro y fuera de nosotros, un campo donde los pensamientos, los sentimientos, incluso los más aparentemente sólidos planes para el futuro pueden aparecer y desaparecer. El amor incluye tanto la esperanza como la pérdida, el entusiasmo como el aburrimiento, la terrible decepción como la felicidad. El amor es el campo para las formas cambiantes, el suelo que nos sostiene mientras caminamos, nos sentamos, hablamos o no; mientras sentimos lo que sentimos en presencia de los demás, mientras abordamos nuestros asuntos de este día, mientras planeamos, comemos; mientras sentimos esperanza, decimos adiós y tratamos de amar. El amor es mucho más grande que nosotros. No lo generamos con palabras y hechos, o incluso con intenciones, sino que somos continuamente abrazados por él, acogidos en su inmensidad, sin importar lo que hagamos o dejemos de hacer. Nos casamos, nos divorciamos; somos amigos, somos amantes; nos separamos, sufrimos juntos; nacemos, morimos; y el campo permanece imperturbable.
Nadie nos ha dado amor; esa es la más grande ilusión. Simplemente hemos recordado el campo a través de la presencia del otro, a veces hemos reconocido la eternidad en medio de lo cotidiano para después atribuirle el hecho a alguien más. El amor nunca vino de fuera; lo que pasó es que simplemente acariciamos nuestra propia presencia, nos rendimos al amor que ya somos. Y nadie nunca nos ha retirado el amor; simplemente olvidamos el campo, y 'culpamos' a los demás, y buscamos de nuevo el amor, sintiendo su ausencia, perdiéndonos en el relato de un 'amor perdido.' Sin embargo, el amor siempre estuvo allí, incluso en su aparente ausencia; estaba presente, incluso en la pérdida. El amor no puede ser aplastado; una ola no es capaz nunca de aplastar al Océano.
No busques amor, no busques la luz. Sé eso, ofrécelo. La alegría de amar es infinitamente mayor que la alegría de aferrarte temerosamente al amor de otro, porque muy en el fondo sabes que es una ilusión que aquello que siempre has anhelado pueda venir de fuera de ti. Tú eres el Amor de tu Vida; tú siempre has sido el Indicado, el Uno.
La búsqueda termina exactamente donde comenzó - en la presencia.
Te das cuenta que eres el amor mismo, y esto lo cambia todo; el amor es tuyo, por siempre... incluso cuando no lo es.
- Jeff Foster

LIBRO 33 PASOS PARA RECLAMAR TU PODER INTERIOR (AUTOR: STUART WILDE (PASO-3)




PASO 3: TENER EL CORAJE DE IR MÁS ALLÁ.
El paso 3, “Tener el coraje de ir más allá”, es el acto de relajarse y permitir que tu vida entre en un fluir libre y espontáneo. Esto conlleva menos estructuración, más confianza y fe y tomar la vida tal y como te la encuentras, en vez de intentar encuadrarla en un patrón preconcebido y enfadarse cuando las cosas no resultan como esperabas.
El ego es por naturaleza resistente a dejarse fluir. Quiere aferrarse a su sentimiento de poder y dominar tu vida y las vidas de los demás. Necesita del control porque se siente inseguro. Así que puede darte miedo dejarte fluir, pero bajo mi punto de vista es más atemorizante permanecer donde estar.
En el mundo del ego y del intelecto, no tienes que desarrollar una confianza ciega. Puedes confiar en tus experiencias pasadas y reflexionar las cosas y normalmente eso funciona para ti la mayor parte del tiempo. Pero como ser espiritual, confiar es vital. En el dinámico y asombroso mundo del Yo Infinito, vuelas a ciegas. No tiene límites, así que te llevará a terrenos que no te son familiares y eso precisamente es lo que hace el proceso tan fascinante. El viaje del ego al espíritu conlleva resolver las paradojas de la existencia humana:
? Tenemos que aceptar la infinidad estando dentro de un cuerpo mortal.
? Tenemos que creer en un Dios que no podemos ver.
? Tenemos que aprender a amar en una dimensión donde hay tanto odio.
? Tenemos que ver abundancia cuando la gente habla constantemente de carencia.
? Tenemos que descubrir la libertad donde el control es la religión estatal.
? Tenemos que desarrollar nuestro auto valía mientras la gente nos critica y empequeñece.
? Tenemos que ver belleza donde hay fealdad
? Tenemos que abrazar la amabilidad y las actitudes positivas cuando estamos rodeados de incertidumbre.
? Tenemos que sentirnos a salvo a pesar de nuestras preocupaciones.
El punto crucial es la confianza. Tienes que tener la valentía de tomar una idea, creerla, aceptarla y, antes de que tengas alguna prueba real de que la energía está allí para tí, o de que la idea funcionará. Has de dejar ir ese mal hábito intelectual que dice que tu ego-personalidad siempre sabe más. Dándole al infinito dentro de ti tu aceptación, le das poder para que entre en tu vida.
Es casi como si te perdieras un poco a ti mismo para encontrarte nuevamente en un nivel de energía mayor.
Si no te dejas ir un poco, tu ego-personalidad bloqueará constantemente tu poder interior y te perderás el beneficio de la sutil consciencia y de la percepción extrasensorial de los que estás investido como ser espiritual que eres.
Hemos llegado a rechazar esos mensajes interiores, ¿verdad?. Es parte de cómo el ego juega sus juegos.
El infinito en ti es como un viento celestial; soplará suavemente en tu dirección y te apoyará, pero sólo cuando aquietes la mente y controles el ego. La gente me pregunta ¿eso es la intuición? Sí y no. Es más que intuición. La intuición espontánea es como se manifiesta en sus estados iniciales. Mas tarde, el diálogo con el yo infinito viene a través de un conocimiento completo, de una información espontánea derivada de una sensibilidad incrementada. Crece conforme te vas enfocando y te disciplinas a ti mismo y cuando sabes y crees que tú eres infinito.
Una vez que eres capaz de ver el mundo como lo que es, el poder de tu Yo Infinito se te une. Te enseña hora tras hora, día tras día, mostrándote constantemente la naturaleza sutil de las cosas de un modo verdaderamente magneficiente. Te trae la gente a la que necesitas asociarte. Te muestra cómo modificar tus creencias y cuáles de ellas necesitas dejar atrás. Te ayuda en tu bienestar y te muestra modos de hacer tu modo de vida menos oneroso y restrictivo. La profundidad de su percepción te lleva de un paso al siguiente.
Será una pena si no la escuchas. Mientras el ego domina y aprieta, la espiritualidad interior se retira y espera hasta que la mundana lógica de la vida te agote. Por tanto, estar de acuerdo en escuchar es importante; actuar en lo que escuchas lo es incluso más.
No importa si, al principio, te vienen cosas un poco mezcladas, si no estás seguro de qué es lo que procede de tu yo infinito y qué procede de la mente. Tienes que empezar desde algún punto, esa es la importancia de dar el primer paso.
Si no escuchas y te abres, el mundo que creas vía tu personalidad y sus preferencias, y la percepción que tienes del mundo que te rodea, empieza a disminuir en energía. Agotas el poder disponible para ti. La energía del lugar dónde vives, de tus circunstancias, tu trabajo y tus relaciones, todo empieza a bajar a un nivel de energía menor porque no fluyen energías nuevas para sostenerlo. Gradualmente te haces menos seguro, entrando en una zona de estancamiento que es la manifestación externa de una mente cansada y sin vida. Cada día hay menos energía que antes, menos excitación, más aburrimiento e irritación. A menudo este efecto será sofocante; te sentirás atrapado. La vida entra en encefalograma plano.
En el estancamiento el peligro crece; tu seguridad y protección se debilitan por la inmovilidad que te rodea. (…)
Las restricciones de una situación sin vida como esta pueden causar ansiedad y acabar resultando en enfermedades o conductas negligentes. Puede conducir a la desesperanza y a una muerte temprana. Comprométete contigo mismo, en un tranquilo momento de oración o contemplación, que tu tienes el coraje de ser diferente. Cambiarás y lucharás contra la falta de energía del ego abrazando un puñado de ideas nuevas. Puede que la gente de tu alrededor te critique por querer cambiar, ¿y qué? En una situación de estancamiento cualquier cosa es mejor que seguir donde se está.
Lo siguiente es tener el coraje de aceptar y manejar el dolor y los problemas que, sin duda, el ego te pondrá para intentar que no le saques el poder. No le va a gustar lo que está pasando. Protestará con argumentos que suenan lógicos, esperando que te eches atrás. Cuando esto suceda sigue tu decisión con firmeza y pon en práctica una disciplina que no le guste al ego. Echarte a nadar al río a las 4 de la mañana todos los días durante una semana. ¡Eso lo arreglará pronto!
En conclusión, al coraje de ir más allá, yo añadiría el coraje de ser vulnerable. Conforme cambies y crezcas el ego se sentirá asediado y amenazado. Si tienes poca o ninguna resistencia, estarás bien; si te resistes y luchas, dolerá un montón. Así que sé valiente. Permítete ser vulnerable. Deja a un lado la insistente psicología del macho que sufre la mayoría de la gente. En vez de eso penetra en la intensa belleza espiritual de moverte y fluir sin saber necesariamente qué camino tomar o cómo llegarás allí.
Cree, Cree, Cree.

Libro 33 pasos para reclamar tu poder interior Por Stuart Wilde (PASO-2)





PASO 2:
Expandiendo tu consciencia
Para el segundo paso de tu viaje, quiero que consideres la importancia de expandir tu consciencia. La mayoría de la gente, aunque aparentemenete estén vivos, existen en un estado surreal entre estar dormidos y estar en estado comatoso.
Tu consciencia inicial viene de los cinco sentidos, así como de tu raciocinio, conocimiento y lógica. Luego está la consciencia adquirida en tus experiencias en esta vida. Pero, más allá de la habitual, existe una consciencia más sutil, una percepción extrasensorial.
Es vital que vuelvas a sentir, reforzar y reclamar esa percepción extrasensorial , porque el lenguaje de tu Ser infinito es muy sutil; sus requerimientos no son necesariamente obvios para la mente consciente. Opera a un nivel energético subliminal muy rápido. Sin un poco de ESP, podrías pasar por alto algo de vital importancia en tu vida,, o no ver la respuesta a un problema que está impidiendo tu evolución como ser espiritual.
Aquí tienes la explicación del proceso. Una vez que has interiorizado la fuerza de Dios, y aceptas que eres parte de la infinita energía que compone todas las cosas, entonces estás conectado con todas la Creación. Piensa: la realidad exterior parece estar fuera de ti, pero eso es una ilusión creada por un punto de vista finito .Un ser transdimensional que viera el plano terrestre, mirando las formas-pensamiento de la gente y sus sentimientos, vería la tierra como una molécula hecha de átomos muy diferentes, de materia, pensamiento y sentimiento.
Vería toda nuestra evolución dentro de una molécula. Desde más allá del plano terrestre no se vería realidad interna y externa; sólo habría una realidad, toda ella interna. Así que tú estás secretamente conectado con todas las cosas, visibles e invisibles, aquí y más allá. Nada está fuera de ti. Extraño pero verdad.
Durante años he experimentado mucho con el estado de trance. En ese estado acabas por ver el túnel del que la gente describe como lo que une el mundo físico con el espiritual. Habiéndolo explorado en muchas ocasiones, aprendí que en los mundos del espíritu (aquellos que he visitado), son espejos del plano terrestre, quiero decir que nuestra derecha es su izquierda y viceversa. Pero también comprobé que existe una rotación, de lo que es nuestro mundo 3-D a lo que sería el mundo 4-D, o mejor dicho, multidimensional. Me he dado cuenta de que, nuestro mundo físico, comparado con el del espíritu está del revés.
Ahora, antes de que te lleves las manos a la cabeza preguntándote qué rayos dice este tío, permíteme explicarte que debes recordar que sólo tenemos palabras para describir el mundo de 3 dimensiones, así que explicar los giros más allá de las 3-D es difícil.
Imagina un gran balón de playa, lleno de aire. Toma unas cuantas figuritas de Luego de los juguetes del niño y pégalas en la superficie de la pelota. Ahora, imagina que le das la vuelta a la pelota. La parte de fuera ahora es lisa y los edificios Luego y los muñequitos estarían pegados en la parte interior de la pelota. Un pequeño personaje de Luego viviendo dentro del balón diría: “Yo estoy aquí y el edificio rojo está allá, así que el edificio es externo a mí .”Pero, de hecho, todo está dentro del balón: los edificios, el aire, las figuritas, con todos sus pensamientos y sentimientos. El universo y nuestra tierra están al revés. Desde una perspectiva espiritual estamos dentro del mismo balón de playa, que describe nuestra evolución/realidad, y esa pelota de playa física está dentro de una pelota mayor , etc.
Estamos conectados con todo porque estamos en la misma molécula, y todo, en mayor o menor medida, expresa la fuerza de dios. El papel de este libro tiene dentro una parte de la fuerza divina porque está la fuerza de Dios en sus átomos y moléculas. No hay tanta energía divina como en algo vivo, como p. ej. un gusano, y un gusano tiene menos fuerza divina que un pájaro, porque éste es más complejo en su evolución que el gusano. Los humanos tienen más fuerza divina que los animales.(….)
Algunos humanos tienen una gran cantidad de energía divina reunida mayor que la que tú o yo tenemos. Hay niveles, pero todo está conectado. Así que eres esta página, el gusano y el pájaro. Eres todas las cosas y toda vida existe en ti, incluso si parecen estar fuera de ti.
Dándote cuenta de que todo es un sentimiento puedes empezar a poner tu consciencia en las cosas para descubrir cómo se sienten..¿Cómo se siente un cuervo volando?.¿Cómo se siente este árbol? ¿Cómo se siente esta situación en el trabajo?. ¿Cómo se siente la proposición de negocios que te acaba de ofrecer ese tipo en el bar? ¿Sospechosa? ¿Segura? ¿Cómo se sienten las cosas?. Mirando tu realidad así empujarás tu consciencia adentro de las cosas para ver cómo se sienten. Estos son los rudimentos de la percepción extrasensorial. El sistema no es a prueba de tontos y a veces tus percepciones sutiles pueden mezclarse con tu lógica, pero cuanto más usas el músculo de tu ESP, más exacto y sensitivo se vuelve.
Partiendo de que eres un sentimiento y de que la fuerza de Dios está en ti, acepta la idea de que puedes dirigirla mentalmente. Eres un imán para la energía y también un proyector de energía. Vives dentro de una forma-pensamiento personal que refleja tus acciones y tus palabras, pero también tus sentimientos más recónditos. La mayoría de la gente no considera que su diálogo interno tenga grandes consecuencias. Para ellos es silencioso y secreto y no parece impactar en su vida de modo alguno. No es así. La realidad externa cambia instantáneamente para reflejar no sólo lo que estás diciendo y haciendo, sino lo que estás pensando y sintiendo en tu interior. Todo lo que dices, cada pensamiento, incluso un vistazo a la gente que pasa por la calle genera una respuesta sutil emocional dentro de ti.(…)
Escucha tu diálogo interno y vigila tus pensamientos. Mira cuántas quejas y expresiones de debilidad surgen y cuánta energía divina expresando esperanza, gratitud, amor y bienestar manifiestan. La negatividad te mata, no lo olvides nunca.(….)
Ernest Holmes dijo: “La energía fluye hacia el lugar donde va tu mente”. Sabemos por experiencia que tenía razón. En cualquier cosa que te concentras le estás dando poder. Así que si has estado concentrándote en cosas negativas, si te sientes sobrepasado por las dificultades, puedes estar seguro de que esas cosas forman parte de tu “museo de los horrores” particular: Aquí una estatua a la disfunción. Aquí otra a la frustración. Y allí una que honra la lucha. Reverenciemos al dios de la lucha y démosle 15 minutos de nuestra realidad.
El primer paso de la Consciencia es disciplinar la mente, vigilar el diálogo interno, y decapitar cualquier estado de autodesprecio, que destruye tu energía y te pone enfermo. Si alguien te pregunta cómo estás, no contestes: “Horrible, la vida es una pesadilla” En vez de eso responde:”Fantástico”. No importa que tu vida no sea fantástica, eso sólo es el punto de vista del ego. Espiritualmente tu vida es fantástica, es un gran privilegio estar aquí. Creo que es importante que te lo recuerdes a ti mismo con frecuencia.
Al principio será duro. Dirás : “Creo …” y la mente dirá: “No, no crees”. Dirás: “Me siento bien”, y la mente dirá “No, no me siento bien”. Es una lucha, pero es el desafío y la belleza de este viaje sagrado. No serás necesariamente siempre una víctima de tu mente; puedes empujarla y cambiar su programación. No se trata de echarle un pulso a tu mente, sino que es más un proceso de suavemente y consistentemente ir sacándole poder a su influencia negativa. Cuando la mente te ofrezca un pensamiento negativo díte a ti mismo: “No acepto esta energía negativa”, no acepto el miedo. Soy amor. Soy positividad. Todo fluye a través de mí. Todo viene para mi mayor bien, Así empezarás a reemplazar la psicología que tan a menudo crea destrucción en tu vida.
A la vez que monitoreas tus pensamientos y tu diálogo, querrás cuidar la calidad de tus asociaciones y acciones. Aléjate de los que discriminan y desprecian a otros, y de los que están envueltos en acciones destructivas o degradantes. No necesitas juzgarlos, pero tampoco estar con ellos. Vigílate y asegúrate de que tu vida discurre de modo positivo y honorable. Paga tus deudas, cumple tus compromisos y trata apropiadamente a la gente. No permitas que tu mente te lleve a acciones que afirmen tu debilidad o que te roben energía y destruyan tu equilibrio.
A medida que te observas, irás descubriendo que socialmente juegas el papel del tipo agradable, lleno de atención y amabilidad pero por detrás está tu yo real, que puede ser vengativo, discriminatorio, asustado, auto-obsesionado, avaricioso y con un parásito de rasgos bastante feos que maquillan tu lado sombrío. Cuando descubres esto probablemente pasarás por la noche oscura del alma, al darte cuenta de que, en tu interior no sólo hay dulzura y luz. Una vez que pases este remordimiento de ver tu asquerosidad, puedes, a través de la consciencia y del amor por ti mismo, curar esta suciedad y transformar tu yo interior. La mayor parte de los celos, el odio y la amargura tienen sus raíces en la niñez y en nuestra familia de origen. Algunas cosas vienen de la naturaleza competitiva del sistema educativo, que enseña a los niños a competir contra los demás, alabándoles si ganan y devaluándolos si pierden. 
Has de negociar con tu sombra. No puedes presentarte a tu Ser Divino con falsedades como en la esfera social. Vienes realmente como eres y a través de la consciencia y de la suavidad y de la espiritualidad, ves la realidad de quien eres. Un montón de preguntas sin respuesta, de repente se resuelven.
Los tipos “buena persona”, “más blancos que blanco”, son con frecuencia seres frustrados. Son tan buenos y generosos con la gente y reciben tan poco a cambio. La gente es feliz de tomar lo que ellos dan pero cuando el santurrón se acerca demasiado salen por pies. 
En el interior de las “buenas gentes” a menudo hay una agenda oculta. Comienza con el odio a sí mismos o falta de autovaloración que ellos tienen que aminorar. Con una conducta más que buena encubren una pobre autoimagen que busca aprobación y reconocimiento.
El arquetipo del salvador necesita tener una vida con significado y fingir amar y servir a los demás es un modo de crear ese significado. Sólo un pequeño porcentaje de esta bondad y preocupación por los demás es real. Muy a menudo, con su parte consciente, se ve superior a los demás, separado del populacho por su santidad. Mientras que en el subconsciente se ve como un descastado ser inferior, dada su necesidad de aprobación.
Al sentir sus motivaciones ocultas, la gente se queda con ellos lo suficiente para tomar algo de lo que reparten y luego vuelan. Les falta confianza o bien los ven como individuos semidivinos, que es como él o ella quieren ser vistos. La gente ordinaria no siente que haya algo que ellos puedan hacer por dios, así que no hacen ofertas.
La vida cotidiana es un símbolo de tu interior.Usando tus cinco sentidos al máximo desarrollarás el sexto. Así que, como parte de la elevación de tu consciencia, empieza a pedir a tu mente que note todo: mira, observa, cuenta y toma nota mental de todo. Si, p. ej. Entras en un gran salón de baile de un hotel, en segundos deberías saber la respuesta a una docena de preguntas: ¿cuántas sillas, lámparas y camareros hay? ¿De qué color es la alfombra? ¿Dónde están las mesas y qué hay encima? etc.
Demándale constantemente a tu mente incluso la información más irrelevante. De este modo elevas tu consciencia en los cinco sentidos; y mirando a tu alrededor cuidadosamente, refuerzas gradualmente tu sexto sentido.
La vida es una oración; es un diálogo. Estás proyectando y recibiendo energía; esa es la interacción entre tú y la Fuerza de Dios. Mira el flujo y reflujo; observa tu diálogo interior y el lenguaje simbólico de la vida, y ofrece tus simples actividades humanas, tus momentos de silencio, en intercambio simbiótico de energía e información, de pedir y agradecer. El diálogo externo/interno viene del silencio, y se desarrolla y fortalece a través de la serenidad.
En la antigua leyenda de Camelot, el rey Arturo tomó la espada, Excalibur, de la Dama del Lago. Esa Excalibur es poder silencioso; no es poder egótico. Viene de la placidez del lago, de la serenidad. No tienes que ser perfecto para ser sereno. Repítete constantemente, “Yo estoy sereno y equilibrado, tanto si la vida es perfecta como si no”.
Es una paradoja de la vida ver el ego, por una parte, balbuceando, intentando construirse a sí mismo, esperando generar experiencias gratificantes, intentando pedir atención para sostener su importancia, y, por la otra parte generando negatividad para destrozarse a sí mismo y a sus sueños. Sólo el ego creería que chillando y quejándose las cosas podrían mejorar. Esencialmente es el niño pequeño que llama a mamá para que le ayude. Lloraré, suspiraré, aullaré, demostraré lo injusto que es todo esto. Sálvame ayúdame. Si me quejo lo suficiente ¿me darás algo a cambio de nada?
La expansión de la consciencia viene de entender que todo es un sentimiento, y de preguntarte constantemente cómo se sienten las cosas. Es como un músculo que tal vez no has usado durante años. Si empiezas a preguntar, se fortalecerá rápidamente.
Prueba esto: pide a la Fuerza de Dios que te muestre algo en las próximas 24 horas, algo que nunca hayas visto antes, una percepción, una intuición, un modo diferente de ver las cosas que has visto cientos de veces.
Entonces observa cuidadosamente. Algo inusual aparecerá y verás que aunque parezca que es externo, el mundo, de hecho, es interno y te está hablando. Te ama a su manera particular.
En la próxima sección te hablaré acerca del coraje y del heroísmo en tu vida.
Stuart Wilde. “33 pasos para reclamar tu poder interior”
continuara..... Leed primero el primer capitulo.
http://universo-espiritual.ning.com/

LIBRO 33 PASOS PARA RECLAMAR TU PODER INTERIOR (AUTOR: STUART WILDE) (PASO-1)



PASO 1: YO SOY DIOS
El primero de los 33 pasos se llama Yo soy dios.
Puede que te estés preguntando ¿Quién se cree que es este bobo diciendo “yo soy Dios”? Lo que quiero decir es que tienes que aceptar la idea de que la Fuerza de Dios está en tu interior.
Obviamente, si la Fuerza de Dios está en todos los sitios, debe estar dentro de tí. Pero la mayoría de la gente no tiene ni idea de qué significa “Dios” o lo externalizan creando un Dios fuera de sí mismos. Al usar el intelecto para comprender a Dios, proyectan la idea en el exterior. Así, dicen: “Esta persona es Dios, esas ideas son Dios, el dinero es Dios, el glamour es Dios”, o cualquier otra cosa.
La Fuerza de Dios está dentro. Internaliza y acepta que está fluyendo a través de tí. Cuando percibes a Dios como una fuerza fuera de tí, no puedes usar su energía apropiadamente. Una vez que interiorices la fuerza y deje de ser un vago concepto intelectual, entonces puedes avanzar hacia sentirla realmente dentro de tí. En este punto, un asombroso poder de percepción y bondad penetrará en tu vida.
Hay un método guiado para este viaje nuestro; no es tan improvisado como la mayoría piensa. Yo creo que el “tú infinito”, que es la morada de más alta energía dentro de tu ser, tenía una vision de lo que te iba a ocurrir en esta vida. No creo que vinieras aquí por accidente, que simplemente te dejaras caer dentro de un pañal y pensaras: ¿Qué diablos hago aquí?. Creo que tu evolución aquí en el plano terrestre es tan poderosa y sagrada, tan espiritualmente dinámica y especial, que el infinito dentro de tí tenía un plan.(……)
Tu primer punto de poder es abrazar el concepto de “Yo soy Dios”. A primera vista, la idea parece egoísta. Pero no estás acogiendo esta idea para hablar de ella, ni para mostrarla y conseguir admiración por tus cualidades divinas. Estás interiorizando la idea silenciosamente, aceptando que la fuerza de Dios está en tí como un sentimiento espiritual.
Si acostumbrabas a tener un concepto de Dios fuera de tí mismo, entonces invita a Dios a casa. Permitirlo traerá un enorme poder a tu corazón. Incluso puede que no lo sientas aún, pero por lo menos puedes imaginarlo, visualizarlo ahí.
Esta idea no trasciende ninguna fe. Puedes aún ser un buen cristiano y creer en Jesucristo y a la vez en una energía crística en tu interior, más que fuera de tí. Un concepto intelectual de Dios fuera de tí te merma poder, porque lo que estás diciendo es, “No tengo poder sobre mi destino”. Esto significa que no cres que puedas crear energía y hacer diferencias. No puedes entrar en acción y orientar y cambiar tu destino. No puedes creer en prosperidad, actuar enérgica y sabiamente, y conseguir más dinero…
El segundo movimiento en este proceso es respetar el punto de evolución en que te encuentras, lo que significa aceptar el lugar en que estás. Luchar contra las circunstancias o quejarse de ellas, diciendo que no eres tan privilegiado como los demás, disgustarte porque no tienes toda la fuerza física o el conocimiento que necesitarías, todo eso es un malgasto de energía y una falta de respeto a tu yo espiritual es algo sin propósito, autoindulgente y débil.
Si te vas a convertir en un guerrero espiritual y a honrar la fuerza divina en tí, estarás de acuerdo en aceptar las circunstancias tal y como te las encuentras, recordando por supuesto, que casi todo puede mejorarse y que las cosas cambian. Lo que no puedas cambiar, probablemente no necesitas cambiarlo. Puedes simplemente ir más allá de preocuparte por ello.
Dí “el infinito dentro de mí, esa parte mía que es Dios, ama y respeta esta evolución humana mía. ama y respeta donde me encuentro y mis actuales circunstancias, así que yo haré lo mismo, incluso si mis circunstancias no son las mejores. Todo esto es parte de mi evolución. Puedo trascenderlo e ir más allá.”
Si estás rodeado de un grupo de gente negativa y desagradable, a veces llamados parientes, o quizás amigos, o compañeros de trabajo, o lo que quiera que sean, mejor que luchar contra esa fealdad alrededor de tí y verla como una desgracia, ámala. Mira a la gente, al trabajo, a tus circunstancias, la familia, la tribu, tu casa, y dí, “Gracias , Dios, gracias por enviarme estos maestros. Ellos me están volviendo loco, me están enseñando a no reaccionar. Me fortalecen enseñándome a transmutar las energías negativas en positivas. Usando a estas gentes, convertiré mi enfado, odio y reacción en , por lo menos, una energía neutral, de pasividad o, si me es posible, en amor. Estos necios son mis venerados maestros. Estoy agradecido a Dios por enviarme tantos necios. Gracias por permitirme estar en este plano terrestre. ¡qué experiencia tan increíble. Es fantástico, y casi gratis, estoy rodeado por 55 necios que están enseñándome un montón acerca de mí mismo!!.
Si quieres reclamar tu infinito poder querrás ir más allá de las rígidas definiciones del ego. Y, afrontémoslo, el ego es autoindulgente, ¿verdad?. quiere que todo sea perfecto, quiere que seas reconocido, que la vida esté garantizada, quiere que todo sea confortable, que le paguen más de lo que vale.
Quiere un montón de cosas que no son razonables. Para ser libre y activar el Infinito Ser en tí, tiene que estar de acuerdo con abandonar el dogma del ego por un punto de vista más fluido y abierto. De otro modo, estarás perpetuamente atascado en la agonía del ego.
Lo primero es, al menos, tomar una posición neutral, dándose cuenta de que las circunstancias no son ni buenas ni malas. La gente que te vuelve loco no son ni buenos ni malos. Tus circunstancias puede que no sean confortables pero no son ni buenas ni malas. Sólamente SON. Incluso si fueran desagradables, desde la definición del Ser Infinito, todo es parte de tu aprendizaje, de tu desafío. Es parte de estar aquí.
Segundo, tienes que aceptar que eres tú el que crea la mayor arte de tu realidad y tu destino. O.K., parte de tu destino fue preescrito cuando viniste aquí, en tu código genético y herencia tribal, y luego modelado por tu educación. Pero la mayoría de ello puede ser cambiado, adaptado y modificado para mejor. Así que interiorizando la fuerza de dios, empiezas a entender que puedes manifestarla fuera, que puedes dirigir la fuerza del espíritu en la dirección que quieras, para cambiar tu vida para mejor.
Se te ha dado el poder. No está en ningún otro lugar, en la cima de una montaña, en un edificio, o en un pequeño cojín. Está aquí, en tu corazón. Y no eres una personita sin poder ni voluntad ni capacidad. Una vez que la fuerza de Dios está en tí, y puedes aceptar el infinito dentro, tu poder crece. Sino tendrías que confiar sólo en el poder de tu intelecto y en las percepciones del mundo del ego, y tendrías que competir con otras mentes y egos en el mercado de la vida. Una triste manera de vivir.
Eres la fuerza de Dios dentro de tí. Afírmalo varias veces al día. Dí, “Soy la fuerza de Dios en mí. Puede que aún no la sienta, pero mientras la imagino”. Este es el primer paso para reclamar tu poder.
Publicado por: Manuel Bermudo en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/

LIBRO 33 PASOS PARA RECLAMAR TU PODER INTERIOR (AUTOR: STUART WILDE)



LEY DEL DAR
Traducido por Yarisa para la Humanidad
“El universo opera por medio de un intercambio dinámico… Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía del Universo.
Si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia del Universo circulando en nuestra vida.”
En realidad, practicar la ley del dar es muy sencillo:
Si deseamos alegría, démosle alegría a otros; Si deseamos amor, aprendamos a dar amor; Si deseamos atención y aprecio, aprendamos a prestar atención y a apreciar a los demás; Si deseamos riqueza material, ayudemos a otros a conseguir esa riqueza.
En realidad, la manera más fácil de obtener lo que deseamos, es ayudar a los demás a conseguir lo que ellos desean. Este principio funciona igualmente bien para las personas, las empresas, las sociedades y las naciones.
Si deseamos recibir el beneficio de todas las cosas buenas de la vida, aprendamos a desearle en silencio a todo el mundo, todas las cosas buenas de la vida.
“Todo lo que damos regresa a nosotros” y es verdad. Intentemos hoy dar algo positivo a quienes nos rodean y veremos los resultados.
Se habla del efecto boomerang, del dar para recibir. Todos comprendemos el mensaje pero eso no alcanza. Es necesario practicar, cambiar, transmutar. ¿Cómo? Tenemos que aprender sobre todo a cambiar decretos, a imaginar de una manera diferente, a potenciar las buenas energías que yacen en cada uno de nosotros.
“Actúa y piensa siempre sobre tus milagros como si ya tuvieras las condiciones que deseas.
Debes estar abierto a las incitaciones internas emitidas por la fuente de poder ilimitada cuando te da instrucciones sobre las formas de conseguir lo que deseas. Date cuenta que la ley Universal tiene que hacer la entrega en el plano físico, donde puedas utilizarla. El deseo de tu corazón puede venir de cualquier parte, de modo que no limites tu campo de expectación. Mantente abierto y flexible en todo momento.
Sonríe mucho: ¡El primer Milagro está en camino!”
Stuart Wilde

LIBRO Stuart Wilde. “33 pasos para reclamar tu poder interior (PASO-4)





PASO 4: EL CORAJE DE ACEPTAR EL ESPIRITU COMO TU GUIA INTERIOR.
El paso 4, “el coraje de aceptar el Espíritu como tu guía interior”, está íntimamente relacionado con el paso 3 “el coraje de ir más allá”. El primer concepto tienen que ver con dejarse ir, fluir y hacerse vulnerable; este trata de moverse sin esfuerzo desde el intelecto y la lógica hacia los sentimientos y la guía espiritual de nuestro interior.
El proceso no es tan difícil. Cuando tienes que tomar una decisión, más que hacerlo intelectualmente, ¿Debo hacerlo?, ¿No debería? ¿Lo haré?, ¿No lo haré? Removiéndote mentalmente entre las opciones, intenta confiar solamente en tus sensaciones sutiles. Abre tu corazón a lo que el espíritu te está diciendo.
En cualquier situación, no importa mucho qué es lo lógico, lo que más importa es preguntarse qué es lo que se siente bien. Una vez que hayas decidido lo que se siente bien, correcto, ve por ese camino con precaución; vigila cualquier inconsistencia o problema y ajusta tus acciones en consonancia.
Si una idea es correcta, será empoderada por tu yo infinito, proyectando energía hacia fuera, y las cosas fluirán. Si no es así puede que tengas que adaptarla un poco. Pero si el asunto no funciona y nada fluye, tómalo como signo de que la idea es equivocada, que no tienes suficiente energía para hacer que tenga éxito, o que no es el momento adecuado.
A propósito, déjame hablarte sobre la diferencia entre perseverancia y estupidez. Cuando vas tras tus metas, necesitas una intención clara y persistencia. Tienes que llevar a cabo las acciones correctas, concentrarte en tu meta y esforzarte por el suficiente tiempo para conseguirla. Pero cuando te topas con una jodida y enorme piedra en tu camino, no será parte de tu decisión y perseverancia el golpearla con tu cabeza una y otra vez. A veces encontrarás un camino para rodear la roca, y a veces no podrás. Si esto sucede, retírate, llega allí de otra manera, o anula esa ruta. (..)
Piensa en ti como un banco de energía. ¿Cuánto estás pagando y cuánto se te devuelve por el esfuerzo?-
A veces verás que el incremento potencial en una situación determinada es muy limitado, y que la posible pérdida puede incluir derrota, enfermedad, pérdida de una amistad, o sufrimiento de un tipo u otro. Así que no seas obstinado. Cuando te enfrentes con obstáculos, trabájate un camino para rodearlos, o espera con paciencia; algunos obstáculos desaparecen o se disuelven con el tiempo. Usa tu cerebro, no tu cráneo. No hay heroísmo alguno en golpear cosas con tu cabeza. Es de tontos.
Confía en tus sensibilidad, pregunta y observa los signos a tu alrededor (….).
Practica con constancia. Digamos que quieres telefonear a una amiga. ¿Estará en casa o no?. Visualízala y envía tus sensaciones en su dirección, buscándola. ¿Puedes sentir cómo y dónde está? ¿Puedes sentir su alma, su personalidad, allí? Si tus sentimientos dicen no, entonces no la llames. Si tus sentimientos dicen sí, entonces llama.
Al principio no importa si estás o no equivocado. El asunto es que debes acostumbrarte a ir más allá del intelecto y la idea aceptada de que no puedes posiblemente encontrara tus amigos buscándolos por vía extrasensorial. Yendo en contra de la lógica común, estás, en efecto, pidiendo permiso para tener acceso a un conocimiento más alto y más profundo. Tu yo infinito está unido al del amigo que estás queriendo llamar; sabe si tu amigo está en casa o no. Preguntándole, y actuando según sus respuestas, le das poder. Tu coraje aumenta.
La falta de consciencia tiene sus raíces en la niñez. A la edad de 7 u 8 años, el conocimiento interior, con el que somos obsequiados al nacer, se ha borrado. El sistema educativo está basado en el ego, la personalidad, el estatus y la lógica. Somos entrenados para ignorar el camino fácil de conocer las cosas vía interconexión con todas ellas, y reemplazarlo por un laborioso método de aprendizaje basado en la memoria, la lógica, el intelecto y una aburridísima conformismo.(…). Gradualmente nuestro conocimiento metafísico se pierde, y, al comernos la manzana de la lógica del mundo “real”, descendemos desde el cielo y perdemos nuestra naturaleza angélica. Somos expulsados del Jardín del Edén, hacia una existencia mucho más dura, con el único conocimiento del ego para guiarnos.
Finalmente aprendemos a ignorar completamente lo que el espíritu nos está diciendo. La personalidad toma el mando y nosotros la seguimos como pequeñas ovejas. (…)
Conforme comienzas a confiar en tu guía interior, llámala el Yo infinito, un espíritu guía, Cristo, Swami Rami, o como quieras, no tiene nombre. Cuando empiezas a confiar en ella, te lleva graciosamente, paso a paso. Te llevará a la siguiente persona, al próximo lugar, a la cumbre más alta, lo sabe. ¿Cómo lo sabe?. Porque está en todo lugar y todo es un sentimiento, así que lo conoce todo. Conforme te concentras y empiezas a confiar en ella, se hace más fuerte. Una puerta se abre en tu interior. ¡clic!
Hay gente que me dice: “Confiar así me asusta”!
“Sí” les replico. “Se supone que ha de ser así. Es la naturaleza de esta búsqueda sagrada”.
De hecho, sólo es tu personalidad la que está asustada. Tu yo real es eterno e inmortal. No puede ser asustado ni confundido. Vive en una dimensión perfecta de exquisita belleza. Así que si temes soltarte, háblale a tu personalidad, ayúdale a pasar por la experiencia. Hazlo como si hablaras a un niño pequeño, diciendo. “hola, pequeño ego, sé que estás asustado de dejarte fluir. Sé que te preocupa que deje este trabajo tonto por si no encuentro otro. Pero soy eterno. Soy abundante. Soy infinito. Sé que hay algo mejor más allá porque mi yo infinito lo siente así. Así que no te preocupes, pequeño. Estaremos bien.” (…)
Aquí hay un ejercicio que puedes hacer, y estoy seguro de que puede inventar media docena más. La próxima vez que tengas la tarde libre, prueba a taparte los ojos. Estoy presumiendo que no eres ciego. Si lo eres, no necesitas hacer este ejercicio ya que lo haces constantemente.
O.K., el resto de vosotros haced esto: pasar la tarde con los ojos vendados. Puedes querer pasearte por la casa antes y asegurar algunas áreas peligrosas. ¡¿No tienes que caerte por las escaleras del garaje sólo para descubrir tu yo infinito?!
Planea este ejercicio para por lo menos tres horas. Es importante que dure bastante para que tu ego pierda el control. El objetivo es sacarle el poder al ego y que operes a través de tus sensaciones. Así que, deja la cena preparada y véndate los ojos. Camina por la casa como harías normalmente.
Lidiando con la temporal pérdida de visión, puedes frustrarte, asustarte o aburrirte; tu ego puede reaccionar a la pérdida de su control. Sé determinado, rechaza la resistencia y sigue hasta el final. Intentas desarrollar confianza para permitir que tus sentimientos te guíen.
Hay un proceso que hacemos en un seminario llamado Wildefire que doy una vez al año para hombres, donde llevamos a los chicos a subir una colina boscosa. Ellos tienen que llevar dos huevos, que simbolizan el peso de las responsabilidades que toma un hombre en su vida. Los hombres siguen el sonido de un tambor durante una hora, teniendo cuidado de que los huevos no se rompan.
Primero se dan un montón de golpes en la cabeza con las ramas de los árboles y se caen. Algunos se ven tan incapacitados por la pérdida de visión, que gradualmente se van distanciando del tambor. Es el símbolo de la pérdida de contacto con su Yo Infinito. Tan pronto como resuelven su incapacidad y dejan de intentar ser tíos inteligentes pensando hacia fuera, descubren que pueden sentir dónde están los árboles, y empezar a moverse con más seguridad y menos dolor. Al final, andan a un ritmo casi normal..
A veces, si el que toca el tambor se despista un poco, los hombres con los ojos vendados lo alcanzan antes de acabar el ejercicio. Nunca cesa de sorprenderme cómo la gente puede desarrollar una percepción extrasensorial a tal velocidad, una vez que están de acuerdo en que ésta existe. (…)
Aquí van un par de cosas a recordar para hacer tu trabajo de guía interior un poco mejor para ti:
Primero: para echar atrás el ego, has de empujarlo contra fuera de sus zonas de confort. Así que, haz lo que no le guste. Si, p. ej. Hablar en público te da pavor, apúntate a dar un discurso. Si la oscuridad te molesta, camina por la noche en el bosque, como hice yo. Si las alturas te paralizar, haz paracaidismo. Cada semana, discurre una cosa que usarías para desafiarte, para rechazar el envoltorio de tu resistencia, y hacer mayor tu reforzamiento.
Segundo: disciplínate para permanecer mentalmente en el ahora. No permitas que la mente sueñe despierta, y no te preocupes por el futuro. Desde luego que puedes hacer los planes de cosas futuras que necesitan ser organizadas hoy, pero no hagas demasiados futuribles. Permanece centrado en el eterno presente. Trabajando y confiando y ejercitando el músculo de tu percepción, crece rápidamente.
Stuart Wilde.

LIBRO Stuart Wilde. “33 pasos para reclamar tu poder interior” (PASO-5)





PASO 5: ACEPTAR LA NEGATIVIDAD COMO UNA EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE
El paso 5 trata de cómo cambiar la reacción de uno ante lo que parece ser infortunio o negatividad.
La Negatividad es una palabra reciente que describe las experiencias desagradables de la vida. La mayoría de la gente reacciona ante la negatividad de una manera predecible.
El ego tiene reglas y normas. De ellas vienen sus deseos, necesidades, opiniones, creencias y miedos. Cuando el ego perciba la negatividad, reaccionará. Lo hará desde la arrogancia o la moralidad, o desde su inseguridad o su sentido de injusticia, porque su status quo está siendo atacado; o quizá su poder se ve disminuido en algún sentido.
Tomemos la pobreza. Es un buen ejemplo de lo que el ego normalmente ve como energía negativa. La pobreza en Occidente, a menudo, viene de una falta de energía de esfuerzo. Dado nuestro actual sistema de bienestar social y el hecho de que hay cientos, sino miles de anuncios de trabajo en los periódicos a diario, cualquiera que desesperadamente necesitara un empleo podría conseguirlo, incluso si es servir hamburguesas. La idea de que la gente tiene que pedir en las calles, pasando hambre como resultado de un fallo de nuestra sociedad no es necesaria en el mundo occidental.
Cuando ves mendigos y reaccionas a su carencia emocionalmente, estás expresando la indignación del ego. El punto de vista egoico es autocentrado y está ligado a sus propios miedos. Dice:
“Mira esa pobre gente. Deberían tener abundancia y coches, vídeos, y casas. Se les debería dar eso para que su vida fuera confortable y sin esfuerzo; deberían tener todas las cosas que mi ego siente que son vitales para mi bienestar y seguridad”.
Aquí en el planeta, has de crear energía si quieres cosas, energía del esfuerzo que te hace más valioso para los otros ciudadanos del planeta, que van a pagarte por tu contribución a su bienestar.
(…)
Cuando ves el mundo desde el punto de vista del ego, un montón de cosas parecen sin sentido. Pero el mendigo de la calle no es sólo un ego, una personalidad y un cuerpo. Él o ella es infinito, y dentro de ese cuerpo hay una evolución eterna. No sabes si la pobreza no es algo que necesita experimentar para entenderse a sí mismo, para crecer. Tal vez necesite caer a lo más bajo para llegar a la conclusión, “Eh., si sigo sentado en la mierda aquí, no llegaré muy lejos. Lo que necesito es levantarme, cepillarme un poco y generar algo de energía”.
Por supuesto, debes tener compasión por los miembros más débiles de la sociedad, y deberías hacer lo mejor para ayudar. Pero hay una diferencia entre darle a alguien algo de dinero y realmente motivarle, p.ej. enseñándole alguna habilidad para que se pueda ganar la vida y tener bienestar para el resto de su vida.
Nuestra sociedad está organizada políticamente de tal modo que se subraya la debilidad. Tenemos un sistema mediático diseñado para adormecer la indignación de la gente. Es un expediente político que nos fuerza a invertir en un enormemente complejo y caro sistema para asegurarnos de que todos los ciudadanos serán mantenidos si incluso no hacen ningún esfuerzo. Así se apela al ego, se gana votos y se lleva el país a la bancarrota.
He sido criticado por mi actitud, pero prefiero el punto de vista espiritual a largo plazo que el emocional a corto plazo.(…)
Analizemos la situación británica. El gobierno recibe 74 mil millones de libras anuales por impuestos deducidos a los trabajadores y paga 76 mil millones de libras en beneficios sociales. Esta cantidad no incluye el sistema nacional de Salud. Dar cuidados médicos a 58 millones de personas es enormemente caro.
Como resultado de estos gastos, Gran Bretaña no tiene realmente probeza extrema, y los sin techo son protegidos y cuidados hasta un mínimo standard. En teoría esto debería funcionar bien. En la práctica crea una enorme subclase de gente indolente y autocomplaciente que, a menudo con deshonestidad, ordeñan el sistema esperando que le sirvan la vida en bandeja.
Este sistema loco lleva a más y más deuda nacional, y a menos y menos energía; más drogas, violencia y crimen, y todas las enfermedades comunes de un ego rampante. También crea resentimiento y odio de una parte de los obreros que no les gusta ser ordeñados para sostener a gente capaz de trabajar a quienes se les paga por no hacer nada. Y peor, el sobregasto afecta los precios y los intereses bancarios. Todo es más caro para todos y gradualmente llega la bancarrota.
Cuando un gobierno se empobrece, se vuelve contra sus ciudadanos. Empieza a alimentarse de ellos para su supervivencia política. Se convierte en un pedrador, no en un protector de la gente.
América es un buen ejemplo. Conforme ha ido teniendo más y más deuda, el gobierno ha atacado a su gente y así vuelve a tener sus riquezas mediante el terror, la fuerza o como pueda. En menos de una generación, lo que se veía como una institución benigna y amigable, que llevaba los intereses de su gente en su corazón, se ha convertido en un autocrático, autoritario y Neofascista estado policial (…)
Así que propongo ayudar a la gente a hacerse más fuerte, pero no subrayar su enfermedad. Necesitamos mantener a flote nuestros países. Si nos rendimos al ego político, caerá nuestro campo de evolución espiritual. (…)
Puedes proteger la sociedad y dar millones a diestro y siniestro y tener nación que dure, a este ritmo, 25 años más. O enseñar a la gente a controlar el ego, generar energía y hacerse autosuficiente y la democracia durará siempre. El largo plazo es mi elección.
Es importante no quedar absorbido por la emoción puntual. Cuando veas una energía negativa, sólo ves eventos o circunstancias que contradicen el ego. El ego dice, “Quiero vivir para siempre” y el cuerpo muere. Consideramos un evento negativo y decimos “Harry murió”. Y nos tomamos un momento para recordar a Harry. Pero Harry no está muerto; él es infinito. Nunca estarás más vivo que en el momento siguiente al que tu corazón deje de latir. Todos los muertos en la guerra no están muertos. Todos los que han sufrido no sufren más. Aún están vivos.
Esa es la compasión de una infinita percepción de la negatividad, comprender lo que realmente no comprendemos. En otras palabras, puedes preguntarte ¿Por qué asesinaron a esos niños?, ¿Por qué sucedió el terremoto? ¿Por qué hay tantos prisioneros políticos en el Tercer Mundo? O ¿Por qué tenemos que sufrir dolor y maldad?. Las respuestas están en las infimitas razones más allá de nuestras percepciones egoicas.
Así, porque está más allá de nuestro entendimiento, tenemos que ser compasivos y entender que lo que la gente va a vivir, tanto si es positivo desde el punto de vista del ego como si no, es su evolución.
Para crecer espiritualmente hay que salir de la emoción. No significa que no vayas a ayudar a la gente o a ser amable. Esta idea sólo te separa de ir chapoteando por ahí en cuanto evento social o político magnifique el ego. Queremos entender la muerte, el dolor, la crueldad, la restricción, la discriminación, la enfermedad, el infortunio y la pobreza de diferente modo, no desde la actitud auto-obsesionada por sobrevivir del ego y no desde posiciones morales, sino desde una emoción más distante, una en que entendemos que hay cinco mil millones o más de espíritus evolucionando en el plano físico en cuerpos físicos y que hay ciertas experiencias que esas almas necesitan tener como parte de su evolución.
Cuando entiendes esto, regresas y tomas una posición más angélica. Seguro, yo preferiría un mundo que no experimentara pobreza. Preferiría un mundo sin guerras ni lucha, ni dolor ni agonía. Preferiría que no hubiera tantos regímenes militares. Pero eso es parte de la evolución del planeta; es donde se encuentra el punto de la historia humana.
Así que no podemos ir más rápido de lo que vamos. Ya hemos evolucionado enormemente. Si recuerdas, hace mil años, verás cuánto hemos evolucionado en el milenio. Ahora tenemos derechos humanos, medicina tecnológica, contratos sociales, nuestro sentido de cuidarnos. Un montón de energía se está poniendo ahora en cuidar el planeta. Nos queda un largo trecho, pero hemos de confiar en la humanidad por lo que ya ha hecho.
Si te enganchas en asuntos sociales y políticos, si te absorben las causas de este tipo, estarás atascado dentro de las definiciones del ego. Esto no es ni bueno ni malo necesariamente, pero si quieres abrazar el Yo infinito, has de discriminar. Esa es la parte central de esta filosofía.
Discriminar no es ser insensible. No es que digas: “Hey, me importa un bledo esa gente”. Es sólo que comprendas que su evolución es importante; sacrosanta.
Sólo porque alguien esté en la bebida no significa que no tenga que estar allí. Uno esperaría mejores cosas para él, pero tal vez ha caído a un nivel bajísimo para levantarse a sí mismo.(…)
Así que cuando veas a gente “creando dolor”, como yo le llamo, acéptalo porque realmente no lo entendemos. Si cinco personas golpean un árbol, puedes absorberte en esa energía o decir “Interesante experiencia de evolución”; recuerda que son inmortales y no están muertos.(….)
La gente pregunta :”¿Cómo puede haber un Dios si hay manta maldad en el plano terrestre?” El hecho es que Dios no se mezcla con la maldad. Dios está apartado mirándola. Dios no está diciendo que debería haber maldad o debería haber bondad. Dios es puro Amor, existiendo en el Infinito, mirando y estando allí para nosotros, pero sin interferir, permitiendo que cada uno de nosotros trabaje a través de lo que necesitamos trabajar.
Ciertamente, alguien puede echarte una mano, pero al final eres tú mismo el que tiene que comprar tu propia salud. Sea comprándola con dinero yendo a algún terapeuta o consejero de alguna clase o la compras con energía. Genera más energía y sanas tu vida.
Elevar a la gente alzándolos desde arriba no resulta, sus piernas pierden el contacto con el suelo. Se vuelven desconectados de la realidad y de dónde está su propia energía(….)Si los dejas de nuevo abajo y dices: “Hey, te ayudé durante seis meses, ahora es tu turno”. Si lo haces, se sienten abandonados y le contarán a todos lo rata que eres. Vas a pensar: “Eh; no parece justo. He estado ayudando a este tío todo este tiempo y ahora me llama rata” El hecho es que lo levantaste y él no estaba necesariamente preparado. Así que infringiste su evolución intentando acelerar sus percepciones, su energía, sin que él te lo pidiera. O tal vez lo pidió, pero no le enseñaste a sostenerse por sí mismo y al final cayó a la energía que es confortable para él, justo como lo hacen las partículas subatómicas.
La gente de mis seminarios me dice: “Pero, Stu, estás enseñando y ayudándonos a subir la energía. ¿No es eso alzarnos e interferir nuestra evolución?”
Siento que enseñar es diferente de forzar a la gente cambiando su evolución. No voy llamando a las puertas diciendo: “Hey, ven a mis seminarios, lee mis libros”, etc.(…)
La gente elige escuchar; alguien les presta un libro o alguna coincidencia les lleva al camino que necesitan.
Una agradable señora que vino a uno de mis seminarios dijo que la experiencia que cambió su vida era que estaba en una librería y al ir a coger un libro se cayeron media docena de los míos sobre su cabeza. Decidió comprarlos todos, sin conocerme, por seguir el mensaje del espíritu. Debe haber sido un día especial. Normalmente cuando te llamas Wilde, estás en el estante del final, con Zerimski y Zerkofski, en la esquina derecha, la más inaccesible de la librería, con el polvo y los envoltorios de los caramelos. Cómo mis libros llegaron al estante superior, nunca lo sabremos, pero eso funcionó para ella.(….
El Yo Infinito tiene un delicioso sistema de envío, que siempre te lleva, a veces empujándote, hasta el próximo paso. Nunca lo ves delante, pero tienes que aprender a saltar de una piedra a la otra como un ranita. Entonces te pones sobre tus patas de atrás y buscas la próxima piedra. A veces el modo en que el proceso funciona es tan excitante y delicioso que me quedo embobado por la gracia del espíritu y lo mágico de todo ello.
Entonces recuerda, cuando la gente te venga a pedir ayuda, hazlo lo mejor que puedas. Sé amable, generoso, gracioso, sé una gran persona y date a tí mismo, da tu energía. No tienes que dar dinero necesariamente, pero puedes dar tu energía. Dar consejo, amor, conocimiento, pero no los eleves. Cuando ellos digan: “¿Qué debería hacer?” pregúntales “¿Qué te gustaría hacer?”, si es “¿Cómo arreglo este problema?” dirás “¿Cómo te gustaría arreglar este problema?” “¿Cómo saldré de este lío?” “¿Cómo te gustaría salir de este lío?”
Llévalos a ver que el único camino hacia arriba es cuando se hacen entusiastas acerca de su vida y de su evolución en este plano. Cuando su deseo de conseguir, percibir y crear más es mayor que la autoindulgencia del ego, la obstinación, y los caminos destructivos; entonces y sólo entonces, la gente cambia.
Por tanto, aceptar la negatividad es el concepto de “Hey, estamos en infinita evolución”. No ves un grupo de cuerpos muertos, ves un grupo de cuerpos cuyo ser infinito está de viaje y está aún vivo. No hay muerte.
Toda la agonía que experimentamos emocionalmente y psicológicamente es la agonía del ego. Cuando lo entiendes, una puerta grande se abre dentro de ti.
Si el ego no tuviera dogmas, opiniones, y posiciones que defender, no podrías tener energía negativa. Alguien viene y te dice: “Voy a pegarte un tiro en la cabeza”, y tú le dices, “Bien, soy infinito. Haz lo que necesites. Mientras, voy a seguir aquí, trabajando en mi jardincillo”.
Si el ego no tuviera opiniones rígidas, no habría miedo. No podría haber toda esa gente hiriéndose unos a otros. Así que, entender la energía negativa de un modo diferente es importante. Es parte de la evolución humana. Si tu quieres salir de las emociones comunes de la mente tribal, vas a tener que dejar en paz a la gente, y tendrás que entender su evolución y que no hay nada equivocado con la negatividad. Preferiríamos que el mundo fuera perfecto, pero si lo fuera, no estaríamos aquí porque no tendríamos nada sobre lo que trabajar.
O.K., continuemos con estos conceptos y charlemos un poco acerca del conocimiento humano,, los patrones de creencias, fuerzas, debilidades y los maestros que han caminado en el plano terrestre.
( Stuart Wilde)

LIBRO “33 pasos para reclamar tu poder interior”. Stuart Wilde PASO-6





PASO 6: IR MÁS ALLÁ DE LAS CREENCIAS A TRAVÉS DE LAS CUALES NOS HAN ENSEÑADO EL MUNDO
Como dije antes, lo que pensamos que es verdad, es realmente prestado de los demás. Cuando naciste, tu mente subconsciente empezó a grabar todas las sensaciones e impulsos a los que fuiste expuesto. También grabó los sentimientos, emociones y lenguaje del que era consciente. Pero, lo que es más importante, grabó todas las reacciones subliminales a las emociones, sentimientos y actitudes que eran parte de las actividades diarias de tu
familia. Así, poco a poco, absorbiste, sin preguntar, los patrones tribales a los que fuiste expuesto.
Aquellos patrones de creencias tribales, no van a contradecir el ego, porque el punto central de la identidad de la tribu es el ego expresado como la mente tribal. ¿Qué es una tribu más que una colección de personalidades que pertenecen a un grupo genético, social o nacional?. La mente tribal está, por naturaleza, ligada a un montón de negatividad, miedo y disfunciones(…)
Si no estás muy evolucionado la mente tribal es buena cosa porque te ofrece la familiaridad y seguridad de una conciencia colectiva, de una fuerza colectiva. Pero cuando empiezas a alcanzar tu individualidad y tu Yo Infinito, la mente tribal te molestará. Es demasiado restrictiva y controladora para aguantarla mucho tiempo.
En el viaje del ego al espíritu, querrás revisar y posiblemente abandonar muchas de esas creencias. Las creencias tribales tienen sus valores sociales, pero también te enseñan el miedo y la restricción: “No hagas eso; fracasarás. No hagas aquello; a la gente no le gustará”. (…)
Cuando te encarnas en este plano, las estructuras e instituciones- todas las reglas, el modus operandi de la sociedad, impuestos, sistema educativo, etc- ya están en su lugar. Tu Yo infinito tiene una visión de esto y lo acepta.
Al principio absorbes toda la información accesible. Fuiste entrenado por tu familia y los profesores de la escuela para ser una pequeña ovejita y seguir las reglas. Más tarde en la vida entenderías por qué.
Tendemos a creer que las normas están escritas en piedra. Este es el modo en que siempre se hizo, esto es lo que todo el mundo dice, así es como se viste uno, como se comporta.
Esto está de moda y todo eso no.
La personalidad humana necesita desesperadamente, como parte de su autoimagen y seguridad, intentar elevarse a sí misma sobre los otros. Lo mismo hace la tribu. Intentar elevarse socialmente sobre otras tribus es parte de su seguridad. En su necesidad de sustentarse requiere que sus miembros sean uniformes. No quiere que la gente sea diferente.
El conformismo es aburrido porque crea una sociedad de gente que está agrupada en una evolución colectiva. Entiende esto. Eres un individuo en el sentido de que eres un humano único dentro de tu tribu de origen. Pero no eres un verdadero individuo espiritual hasta que no te levantas por ti mismo, te haces cargo de tu vida y tienes tu propio destino espiritual, creencias y metodología. La tribu no le gustará que lo hagas.
Nuestro sistema se basa en el control . La idea de parlamento, gobierno, sistema de impuestos, estado policial, y controles locales, está diseñado para ordeñar al contribuyente e imponerle el control. Es ilegal resistir, y estamos programados para sentirnos avergonzados o culpables si rechazamos el status quo. Hoy en día, el status que no es, con frecuencia, benevolente. Intenta perpetuarse a sí mismo, promulgando normas para sostenerse.
El intento de imponer el conformismo viene del deseo de la nación o tribu de sostener, no sólo su identidad política y financiera, sino también su integridad psíquica. Imagina hace un par de miles de años, cuando había pocos conocimientos médicos(…). Cuando una persona se desplomaba muerta, ellos no podían hacerle la autopsia y decir: “Eh, bien, el comió esa
porquería y murió de envenenamiento”. Ellos pensaban que esas desgracias (que nosotros llamamos contradicciones del ego) como hambre, enfermedad, muerte, etc. eran manifestaciones de la ira de Dios, que estaba enfadado con la tribu y les enviaba al caos.
Así que si moría la cabra, se consideraba algo muy malo. Obviamente la gente de la tribu necesitaba comida y querían usar la cabra. Su ignorancia les puso en una relación muy emocional con su fatalidad y Dios. Si la cosecha iba bien, Dios estaba contento. Si iba mal, o había pestes o enfermedades, o alguna tribu rival bajaba de las colinas a por ellos, eran todo manifestaciones de la ira de Dios.
No conocían los microbios ni las bacterias. No tenían antibióticos. No entendían la circulación de la sangre. No había ningún conocimiento y punto. Así que entenderás cómo necesitaban la comunidad para sentirse seguros. Se necesitaban para darse apoyo emocional, defenderse de los ataques, cuidar las cosechas, atender los animales, criar los hijos…
Cualquiera que amenazase ese psiquismo colectivo era considerado malo y había que desterrarlo o matarlo. Se desarrolló la idea de que si no crees lo que la tribu cree, de algún modo tú harías a la tribu vulnerable, y Dios se disgustaría por tu falta de fe o acción. Tal vez no seguías la ceremonia del gran hipopótamo, o tal vez cada junio, cuando ellos lanzaban dos vírgenes al acantilado, no estabas de acuerdo y decías: “No me gusta esta tradición de despeñar vírgenes”. (…)
Una de las cosas que me hace reír es ver a los hombres que trabajan en el distrito financiero, todos vistiendo un gracioso trocito de tela de colores atado alrededor de su cuello. Míralo cuidadosamente, es realmente extraño y nadie se pregunta para qué es. No te puedes sonar la nariz con él, se consideraría vulgar. No es una servilleta. ¿Cuál será el propósito de esa tela colgante, a menudo de seda o algodón coloreado, atada alrededor del
cuello?.
No sé si lo habrás notado, pero el cuello es por donde pasa el aire hacia el cuerpo. Pensarías que atar algo alrededor de la tráquea no sería sano para tu bienestar o productividad. Sin embargo, millones de hombres pasan cada mañana a través del acto simbólico de estrangularse a sí mismos, atándose un trapo de colores alrededor de su tráquea. Raro, realmente raro.
Supongo que, originalmente, era una especie de servilleta que te protegería la camisa de la comida que se cayera. Pero el sentido original se ha perdido. Ahora es símbolo de respetabilidad y de confiabilidad. En teoría los criminales y los incompetentes no usan corbata. Y todavía nadie ha levantado la mano para decir: “Con permiso, ¿para qué vale esta cosa?”
Si trabajas para una corporación seria, se te pedirá que te estrangules con este pequeño trapo. Es una forma de unirse. Si de repente la cuelgas por fuera de tu bolsillo en vez de alrededor del cuello, o si decides no llevarla, serás considerado sospechoso y problemático.
El punto clave en la mente tribal es el control. En otros tiempos tenían el control de las mujeres, no sólo por la integridad psíquica, sino porque el futuro de la tribu residía en ellas. Las mujeres tenían que producir bebés para la tribu, que serían los guerreros que la defenderían más tarde.
Así que hemos heredado un enorme control sobre las mujeres. Es muy recientemente que las mujeres han empezado a ganar igualdad. Perdonarme si esto suena ofensivo pero en el pasado las mujeres se consideraban lo mismo que el ganado. En otras palabras, cuantas más mujeres
tenía una tribu, más bebés producían, y por tanto más guerreros. Las mujeres eran una mercancía valiosa, una parte de la riqueza de una tribu.
De este sistema resultaba la necesidad de controlar la sexualidad de las mujeres rígidamente. No querrías que parieran los hijos de otra tribu. Sólo cuando llegó el control de natalidad todo esto se desmoronó y las mujeres pudieron hacer lo que querían.
Podían criar hijos solas y tener sexo sin preocuparse. Ya no pertenecían a los hombres. Aún puedes ver como un montón de ideas tribales sobre la mujer forman parte de nuestra sociedad. Aún se ve la idea de que una mujer debe callarse y tener hijos, hacer lo que se supone que ha de hacer, no hacerse millonaria o tener ideas alternativas. Las tribus controlaban mediante miedo, normas y castigos. Nada de eso ha cambiado, en realidad.
De la necesidad de proteger la integridad psíquica nació la intolerancia religiosa y el control. Las tribus no querían que nadie formara su propia religión. Todos tenían que apoyar la integridad de la comunicación de la tribu con dios, el regidor de su destino, o por lo menos así lo creían.
Si interiorizaste a Dios, como te pedí en el PASO 1, o si lo llevas haciendo desde antes de leer este libro, entenderás que no necesitas un tercero para interceder entre tú y Dios. Si quieres hablar con Dios, todo lo que has de hacer es aquietar la mente a través de la meditación y la contemplación y tener una charla con Él. En tiempos pasados, la idea era que los individuos eran demasiado débiles y pecadores para tener un diálogo con sentido con Dios. Así que, se desarrollaron sistemas de modo que la gente usara una tercera persona para comunicarse con Él. Cuando hay una tercera persona,
entonces nacen las reglas, la culpa y las obligaciones. Ahora tenemos un sistema donde millones de personas en la Tierra creen que la Fuerza divina está en su interior y que son espiritualmente libres, mientras otros aún creen que son débiles y que Dios está fuera de ellos y, por tanto, necesitan que alguien interceda por ellos.
Esto no significa que no puedas formar parte de una iglesia si lo deseas. Pero el control es una idea muy vieja, así que mejor que sea una iglesia liberal. A alguna gente le encanta la camaradería, la amistad, la música, los himnos, y que les enseñe un hombre o mujer “sabios”. Comprensible, si eso es en lo que estás. Pero recuerda que la mayoría de esos sistemas no están diseñados para hacerte libre.
Fui atraído por la filosofía del Taoísmo porque no es una iglesia, es una idea para liberarte del dolor. ¡Una bella idea!. El Taoísmo no impone ninguna culpa, ni te hace pagar el diez por ciento de lo que ganas, ni te carga con un saco lleno de “haz” y de “no hagas”.
No quiero decir que todas las ideas tribales sean tontas. Algunas tienen sentido. Son las que tratan de la salud y de la higiene, de cómo cultivar comida, de cómo interrrelacionarse pacíficamente con los demás miembros de la tribu. Pero la mayoría tienen que ver con el control, el conformismo, y con asegurarse de que no sobresales de la masa, o, lo que es peor, de que no abandonas la tribu. (…)
Cuando seas lo suficientemente fuerte y tengas la confianza para levantarte por ti mismo, creerás en ti de tal modo que podrás ser diferente y no preocuparte por lo que digan los demás.
Uno de los ejercicios que dí a la gente una vez en un seminario fue que se pusieran un disfraz de pollo y fueran así al trabajo. Así que tira ese pequeño trozo de tela alrededor de tu cuello y ponte en su lugar un disfraz de gallina. No le expliques a nadie en la oficina porqué lo haces.
Digamos que trabajas en un banco. Camina y siéntate y empieza a pagar los cheques de los clientes. Cuando tus compañeros pregunten ¿Por qué llevas un disfraz de pollo? Contesta “¿Qué disfraz de pollo?. El punto del ejercicio es que entres en el hábito de creerte a ti mismo, como una sólida identidad interior, un espíritu, más que creer en una proyección social de tu yo, que ha de cuadrar y ganar la aprobación diciendo las cosas adecuadas y vistiendo los uniformes socialmente aceptados. En vez de eso puedes decirte: “Yo soy el que soy. Soy un espíritu divino dentro de un cuerpo que lleva puesto ahora un disfraz de pollo” (…)
Una gran cantidad de conformismo radica en la infancia y en la necesidad del ego de buscar la aprobación de los demás. El objeto de conformarse es mantener a los demás felices y sentirse aceptado. “Si hago esto y eso, ¿me querrás?” “Si tengo sexo contigo cuando quieras ¿me amarás?”. “Si digo cosas bellas, ¿me considerarás espiritual o santo?”.
Por supuesto la conformidad se impone desde arriba como mecanismo de control. Principalmente se impone desde dentro, ya que temes inicialmente salir del status quo, al ser desterrado, criticado o juzgado. Si nunca has roto el status quo, entonces mañana haz algo loco y bonito. Ve a trabajar en bañador. No te pongas corbata, ponte el foulard de tu madre en su lugar. Pasa todo el día caminando hacia atrás. Cuando pregunten “¿Por qué
andas hacia atrás?” dí “Me gusta saber dónde he estado”.
Haz cosas que rompan la rigidez que la mente te impone, y el miedo que tiene a que rompas el molde. Recuerda, si no puedes “romper”, estás espiritualmente atascado, por siempre, amén. No puedes crear una realidad alternativa y una evolución espiritual verdaderamente independiente para ti hasta que te liberes un poco.
En las dos semanas siguientes inventa media docena de modos de “romper” tu ritmo de vida normal. Por ejemplo, ve a un restaurante y pide tu cena al revés. Empieza con el café, luego el helado, luego el plato principal y acaba con el primer plato. Pide tipos de comida que nunca hayas comido. Si odias el jazz, vete a un club de jazz; si odias el bróculi pide un ramillete de él en cada comida durante una semana. Tu rutina diaria es parte de la autoridad del ego sobre ti. Haciendo estas cosas de modo diferente empiezas a desafiar su autoridad.

http://universo-espiritual.ning.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...