Mis Amigos Seguidores en Google

domingo, 28 de febrero de 2016

Pensamiento del 15-al 21 DE Febrero -2016 (Omraam Mikhaël Aïvanhov)

Pensamiento del lunes 15 de febrero de 2016.

"¿Por qué esta tendencia general a subrayar las faltas de los demás? ¿Por qué ensañarse con hombres y mujeres que se debaten en medio de tantas dificultades? Lo más extraordinario es que, criticándolos mucho creen dar muestras de lucidez, de sabiduría y también de amor. Se dice «quien bien ama bien castiga» y el castigo sigue necesariamente a la crítica: no se puede «castigar» bien a alguien si no vemos en qué ha actuado mal. No, en numerosos casos el amor no consiste en criticar, ni tampoco es sabio hacerlo. Amar a los seres, es comprender sus dificultades y actuar con delicadeza para aliviar sus sufrimientos. Sin embargo la crítica tiene más bien tendencia a burlarse, arañar, herir. A menudo, esto no se trata de amor, sino de encarnizamiento. El verdadero amor no se mancha de sangre, sino que es grande y luminoso. A través de él, os unís a Dios, y Dios os aconseja los mejores métodos para actuar con los seres.
¿Qué es un buen crítico? Un buen jardinero que sabe podar los árboles, enderezarlos, desembarazarlos de las larvas y los insectos dañinos. Preserva lo que es bueno, y pronto aparecen flores y frutos magníficos."

Pensamiento del martes 16 de febrero de 2016.

"Dejamos huellas de lo que somos en todo lo que tocamos. Por otra parte, el hecho de que, según las huellas digitales, se pueda descubrir la identidad de una persona, y también que, en el mundo entero, no se encuentran dos huellas idénticas, demuestra suficientemente que una mano expresa el carácter único de un ser.
Todo lo que pasa por nuestras manos se impregna con nuestros fluidos, con nuestras emanaciones, y trasmite alguna cosa de la quintaesencia de nuestro ser. Por eso, cuando hacéis un regalo a otra persona, con este objeto ya le comunicáis algo de vosotros. Quien lleva una vida desordenada, impregna el objeto que ofrece de ondas negativas. Aunque este objeto sea magnífico y de gran valor, quien lo recibe no obtendrá de él ningún beneficio. Así pues, vosotros sois siempre más importantes que el objeto que ofrecéis, sed conscientes de ello."

Pensamiento del miércoles 17 de febrero de 2016.

"El agua es una materialización del fluido cósmico que llena el espacio. Con el pensamiento podemos entrar en relación con este fluido y purificarnos con su contacto, porque si el agua nos lava en el plano físico, en el plano psíquico posee exactamente las mismas propiedades. La primera condición para este trabajo de purificación, es tomar conciencia de que a través del agua que derramamos sobre nosotros, es posible alcanzar un elemento de naturaleza espiritual…
Cada día, prestad atención cuando os lavéis haciendo gestos moderados, armoniosos, a fin de que vuestro pensamiento pueda desprenderse y concentrarse en el agua, en su frescor y su limpidez. Entonces esta agua alcanzará en vosotros regiones desconocidas para introducir en ellas transformaciones; y no solamente os sentiréis aligerados, purificados, si no que vuestro corazón y vuestro intelecto serán también alimentados con elementos sutiles, vivificantes."

Pensamiento del jueves 18 de febrero de 2016.

"Lo maravilloso es una necesidad del alma humana, y lo que se llama irreal, es una verdad completamente real, más real de lo que se tiene la costumbre de considerar como la realidad. ¡ Cuántas personas, si son sinceras, deben reconocer que los cuentos de hadas les sumergen, por un momento al menos, en una especie de encantamiento! ¿Por qué? Porque en ellos no sólo todo está vivo, sino también animado y dotado de palabra: las rocas, las flores, los árboles, los animales… Y las fuerzas de la naturaleza actúan a menudo no solamente con sabiduría sino también a veces con amor. Pero sobre todo, más allá de su ingenuidad aparente, lo que describen estos cuentos son realidades de nuestra vida interior. Cuando, en ciertas circunstancias muy particulares, lo sutil, lo irreal, lo mágico irrumpen en nuestra vida, nos sentimos como un árbol que, habiendo sido arrancado antaño de su tierra para ser trasplantado en un medio hostil, de repente volviese a encontrarse en su bosque natal donde puede de nuevo enraizar y revivir."

Pensamiento del viernes 19 de febrero de 2016.

"¿Es libre el hombre, o bien está sujeto al destino? Esta cuestión se discute desde hace milenios. El error está en creer que todos los individuos tienen que someterse a las mismas leyes. Aquellos que, como los animales, sólo obedecen a sus impulsos puramente instintivos, están sometidos inevitablemente a las leyes de la fatalidad; es su propia naturaleza la que ha creado para ellos esta fatalidad. Mientras que los que han adquirido el dominio de sus instintos, de sus pasiones, escapan a la fatalidad para entrar bajo la ley de la Providencia, de la gracia, donde conocen la luz y la libertad.
No hay que imaginarse que todo el mundo puede ser libre o que todo el mundo debe sufrir un destino inexorable. No, la libertad depende del grado de evolución. Según su manera de pensar, de sentir y de actuar, el ser humano cae en manos de la fatalidad o atrae las bendiciones de la Providencia. Así pues, en ciertos dominios, está atado, sometido al destino, y en otros puede escapar a él, es libre… hasta el día en que, después de mucho trabajo y de esfuerzo, dispondrá plenamente de su libertad."

Pensamiento del Sábado 20 de febrero de 2016.

"La razón por la que los humanos cometen tantos errores de juicio y de conducta, y conocen tantos sufrimientos, es porque no saben lo que han venido a hacer a esta tierra. Vienen y se van... ¿De dónde vienen? y ¿a dónde van?, lo ignoran. A estas dos preguntas sólo hay una respuesta: Dios.
Hemos salido de la Fuente divina y un día volveremos a ella. A lo largo de nuestras múltiples encarnaciones ¿por qué caminos tendremos que pasar antes de regresar? Esto depende de nosotros. Dios ha previsto, para las criaturas que somos nosotros, un destino excepcional. De vez en cuando, solamente, tenemos una visión fugaz de ello, y debemos aferrarnos a esta visión con todas nuestras fuerzas. Todo lo que puede sucedernos en el camino de vuelta, son etapas. Aunque estas etapas sean difíciles, dolorosas, nunca deben borrar o hacernos olvidar la visión de lo que llegaremos a ser cuando volvamos al seno del Eterno, con todas las experiencias que habremos hecho, con todas las cualidades y virtudes que habremos adquirido y desarrollado."

Pensamiento del domingo 21 de febrero de 2016.

"Los celos son este sentimiento que experimentan los hombres y las mujeres cuando sienten que el ser que quisieran acaparar exclusivamente para ellos se les está escapando. Siempre son causa de grandes sufrimientos y, aún haciendo muchos esfuerzos, es muy difícil vencerlos. El único método eficaz es el de aprender a transponer nuestro amor a las regiones superiores. ¿Acaso una mujer que ama a un hombre por su elevación de espíritu, por sus cualidades de corazón, por su ciencia, no desea que sea reconocido por el mayor número de personas, y que estas personas le aprecien y quieran conocerle? Si su amor se dirige a las cualidades intelectuales, morales, espirituales de este hombre, no se aferra a él, a su presencia física. Porque lo que ama en él es algo sutil, impalpable: nada ni nadie puede quitárselo. Y lo mismo ocurre con un hombre con respecto a una mujer.
¿Queréis escapar a las garras de los celos? Educad vuestro amor, elevadlo a un plano superior. Los celos están indisociablemente ligados al amor sensual. Mientras estéis atados a un ser físicamente, querréis que éste os pertenezca sólo a vosotros. Amadlo espiritualmente, y desearéis presentarlo ante los demás para que también puedan apreciar sus cualidades y beneficiarse de ellas."

Omraam Mikhaël Aïvanhov

LA PRESENCIA ES LA LLAVE DE LA LIBERTAD

LA PRESENCIA ES LA LLAVE  DE LA LIBERTAD

De modo que sólo puedes ser libre ahora.

No puedes ser libre en el futuro.

Aprende a usar el tiempo en los aspectos prácticos de tu vida —podemos denominarlo el «tiempo del reloj»—, pero regresa inmediatamente a la conciencia del presente cuando esos asuntos prácticos estén resueltos. Así no habrá una acumulación de «tiempo psicológico», que es la identificación con el pasado y la continua proyección compulsiva hacia el futuro.
Si te marcas un objetivo y avanzas hacia él, estás usando el tiempo del reloj. Eres consciente de adonde quieres ir, pero valoras y das la máxima atención al paso que estás dando en este momento. Si te centras excesivamente en el objetivo, quizá porque estás buscando la felicidad, la realización, o completar tu sentido de identidad, dejas de honrar el ahora. Entonces se queda reducido a un simple paso intermedio sin valor intrínseco que te permite acceder al futuro. El tiempo del reloj se convierte en tiempo psicológico. Tu camino de vida deja de ser una aventura y se reduce a una necesidad obsesiva de llegar, de alcanzar, de «lograrlo». Dejas de mirar y de oler las flores que están a los lados del camino y dejas de interesarte por la belleza y el milagro de la vida que se desarrolla a tu alrededor cuando estás presente en el ahora.
¿Estás siempre tratando de llegar a otro lugar distinto de donde estás? ¿Son la mayoría de tus acciones sólo un medio para conseguir un fin? ¿Pospones siempre la satisfacción o la reduces a breves placeres como el sexo, la comida, la bebida, las drogas o las emociones intensas y la excitación? ¿Estás siempre centrado en conseguir, alcanzar y llegar a ser, o, alternativamente, estás siempre buscando una nueva emoción o placer? ¿Crees que si adquieres más cosas te sentirás más realizado, serás lo suficientemente bueno o estarás psicológicamente completo? ¿Esperas que un hombre o una mujer dé sentido a tu vida?
En el estado de conciencia normal, es decir, no iluminado, el poder y el infinito potencial creativo que residen en el ahora quedan totalmente oscurecidos por el tiempo psicológico. Tu vida pierde la cualidad vibrante, la frescura, la maravilla. Las viejas pautas de pensamiento, emoción, conducta, reacción y deseo se expresan en acciones absolutamente repetitivas; son un guión mental que te da una especie de identidad, pero distorsiona o encubre la realidad del ahora. A continuación la mente crea una obsesión en la que el futuro sirve para escapar de un presente insatisfactorio.
Lo que percibes como futuro es parte intrínseca de tu estado de conciencia ahora. Si tu mente lleva una pesada carga del pasado, experimentarás más de lo mismo. El pasado se perpetúa a sí mismo por la falta de presencia. La calidad de tu conciencia en este momento es lo que conforma el futuro, que, por supuesto, sólo puede ser experimentado como el ahora.
Y si la calidad de tu conciencia en este momento es lo que determina el futuro, ¿qué determina la calidad de tu conciencia? El grado de presencia que tengas. Por tanto, el único lugar donde puede ocurrir el verdadero cambio y donde puede disolverse el pasado es el ahora.
Quizá te cueste reconocer que el tiempo es la causa de tus sufrimientos y de tus problemas. Crees que están causados por situaciones específicas de tu vida, y desde el punto de vista convencional eso es verdad. Pero hasta que no enfrentas la disfunción fundamental de la mente —su apego al pasado y al futuro y su negación del ahora—, en realidad los problemas son intercambiables.
Si hoy desaparecieran milagrosamente de tu vida todas las causas de sufrimiento o infelicidad, pero no estuvieras más presente, más consciente, pronto te encontrarías con una serie de problemas similares, como una sombra que sigue tus pasos. En último término sólo hay un problema: la mente ligada al tiempo.
En el tiempo no hay salvación. No puedes ser libre en el futuro.
LA PRESENCIA ES LA LLAVE de la libertad, de modo que sólo puedes ser libre ahora.

PRACTICANDO EL PODER DEL AHORA.

ECKHART TOLLE

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...