Mis Amigos Seguidores en Google

jueves, 2 de julio de 2015

EL YOGA DE LA LIBERTAD por Paramahansa Satyananda




Para tener éxito en el yoga, así como en la vida, los logros personales y la prosperidad no son suficientes. Para tener éxito se necesitan tres ingredientes: compromiso, dedicación y devoción hacia aquello que está más allá de uno mismo. A menos que desarrollemos estas tres cualidades en nuestro yoga y en nuestra vida, nunca encontraremos satisfacción ni plenitud. El verdadero éxito no se mide por el estatus, ni por las ganancias económicas o los logros personales, sino por la capacidad de darles a los demás en sus momentos de necesidad para contribuir a su mejoramiento y a eliminar sus aflicciones.



El ser humano no es una isla ni una unidad separada. Todos somos una parte necesaria de este mundo, de este vasto universo. Estamos en el universo, y el universo está en nosotros. Nadie es diferente de los demás de ninguna manera. Todos estamos hechos de la misma conciencia y la misma energía, de los mismos cinco elementos. Todos respiramos el mismo aire, bebemos la misma agua, comemos la misma comida, caminamos sobre la misma tierra. Todos sentimos las mismas emociones y pensamos los mismos pensamientos. Entonces, ¿qué es lo que nos hace sentir diferentes los unos de los otros? Nuestra ilusión sobre el ser, nuestro sentido de individualidad, de importancia personal, de egocentrismo, que obstruye nuestra visión de la totalidad, de la unidad con la humanidad y con toda la creación.





¿Cuándo seremos libres? La libertad no es un bien que se pueda comprar política, social o profesionalmente. La libertad es una comprensión de sí mismo con relación a los demás, de la parte con relación al todo. No seremos libres mientras no aprendamos a compartir con los demás. Siempre hay alguien que tiene menos que nosotros, independientemente de lo poco que podamos tener. Hay miles de maneras de compartir nuestro conocimiento, habilidades, facilidades, experiencias, fe, creencias, dinero, propiedades, comida, ropa, libros, ideas.
No es a través de la acumulación y el enriquecimiento como nos volvemos libres. Nos volvemos libres dando lo que tenemos a los demás. Las diferentes maneras y formas en que compartimos son la medida de nuestra libertad, de nuestra capacidad de tomar conciencia de Dios. Cuando hablo de Dios no me refiero a ese Santo Padre que vive arriba en algún lugar del cielo, sino a la divinidad que reside en la misma medida dentro de nosotros y dentro de todos los seres, sentientes y no sentientes.
No sirve de nada construir cosas para nosotros mismos. Todas estas acumulaciones se convierten en nuestras ataduras, nuestras barreras. Nos mantienen alejados de la realidad superior, de la visión de la totalidad. Cuanto más damos, mejores nos volvemos porque aprendemos a vernos a nosotros mismos en los demás. Su sufrimiento se convierte en nuestro sufrimiento y su alegría en nuestra alegría.
Una vida de adquisiciones egoístas y de satisfacción material es una vida por la que no vale la pena ni vivir ni morir. Al final de la vida, ¿qué tendremos que siga siendo nuestro? Nada. Ningún dinero, ninguna posesión, ninguna propiedad, ninguna casa, ningún automóvil, ningún trabajo, ninguna relación, ningún amigo, pasará de esta vida con nosotros. Lo único que se irá con nosotros en ese último día serán nuestros karmas, nuestras acciones, tanto positivas como negativas, egoístas o desinteresadas, y nada más.
Es por eso por lo que en esta vida es muy importante estar siempre atentos a las oportunidades de dar, de servir y de contribuir en algo al bienestar y al mejoramiento de los demás. Esta es la manera de alcanzar la felicidad, la plenitud y la trascendencia en esta vida y en la vida venidera. Con cada acto positivo, eliminamos las cadenas de 10 años de actos negativos. Nos volvemos más luminosos, más jóvenes, más saludables y más vitales.
¿Qué nos hace sentir desanimados, viejos, enfermos y oprimidos? La causa no es externa; son nuestras limitaciones internas las que nos atan a una visión de la vida estrecha y egoísta. Esa es la causa de todo nuestro sufrimiento. Para eliminar nuestro sufrimiento debemos eliminar nuestras limitaciones. Debemos vivir para ayudar y servir a los demás y no a nosotros mismos. Debemos mirar más allá de nuestra familia inmediata y de nuestras necesidades personales para desarrollar una identidad más amplia que abarque a toda la humanidad, a toda la creación, a todo el cosmos. Esta es la libertad; no es ninguna ideología política, social o religiosa.
Los caminos del mundo son muchos, pero el camino hacia Dios, hacia el espíritu, hacia la divinidad, es uno solo. Dedicarse al mejoramiento de los demás, ver a los demás en uno mismo y verse a sí mismo en los demás; éste es el yoga superior. No hay ninguna otra manera de convertir nuestra visión limitada y egocéntrica en una visión cósmica. Este es el camino y éste es el yoga del próximo siglo; es el yoga de la libertad.

Fuente: "Bhakti Yoga Sagar" - Swami Satyananda Sarasvati

Mantra sagrado para cambiar tu vida



Mantra sagrado para cambiar tu vida

Muchos deseamos cambiar y mejorar nuestras vidas y de hecho es posible que estemos siempre buscando la mejor manera de hacerlo.
La repetición del mantra del que hoy hablamos en esta nota es una de las mas poderosas técnicas conocidas para conseguir el cambio total de la vida, para mejorar nuestra existencia en este plano denso y contaminado.
NAMAS SADDHARMA PUNDARIKA SUTRA, es un mantra sagrado y confidencial que nos conecta con la esencia divina del universo y con el corazón de Dios… Está en sánscrito significando literalmente “consagración a la flor blanca del loto del tratado de la vía maravillosa”.
Cuando hablamos de mantra nos estamos refiriendo a sílabas, palabras o frases sagradas, generalmente de origen sánscrito, que se repiten como apoyo para meditar o para invocar a las fuerzas divinas.
Repite este mantra con humildad tratando de buscar a Dios dentro de tu corazón. Enfoca tu mente en tu corazón por 5 minutos.
Póngale un 1% de fe que lo demás lo resuelve este maravillo mantra, representado por una flor de loto.
Así tengas el peor de los obstáculos en tu vida, esta maravillosa frase repetida te liberará de todo sufrimiento.

Su repetición conforma una de las técnicas más potentes para la liberación espiritual y la limpieza de nuestro subconsciente. Nos ayuda a cambiar nuestra vida hacia lo mejor y a superar todos los obstáculos e incluso nos ayuda a resolver nuestro karma.
La limpieza del subconsciente equivale a lo que Enric Corbera llama la Biodescodificación.
Con su repetición constante y disciplinada podremos llegar a una maravillosa transformación no solo interna, sino que también lograremos cambios tan favorables en los ambientes y energías que nos rodean que podríamos calificarlos de auténticos e impresionantes milagros.
Lo único que hay que hacer es ponerlo a prueba y practicarlo.
Cuando experimentemos los efectos maravillosos de esta técnica y los beneficios que obtenemos de su práctica nos daremos cuenta que aquellas personas que se rinden ante lo que parece imposible es porque no conocen la fuerza de NAMAS SADDHARMA PUNDARIKA SUTRA.
Toda la energía de lo espiritual y lo divino se concentra en este mantra que al ser pronunciado liberará grandes e inmensas cantidades de energía que transmutará todo lo negativo que tengamos dentro de nosotros o que nos rodee.
El mantra todo en su conjunto tiene la capacidad de hacerse realidad, de concretarse y realizarse en hechos que podemos sentir y ver.
Por esa capacidad que tiene de materializarse es por lo que con la practica de este mantra podremos conseguir nuestro paraíso en la tierra, tanto en lo interno como en lo externo. MANTRA
EFECTOS:
Cada vez que repetimos el mantra se descargan enormes cantidades de energía y fuerza divina que baña todo nuestro microcosmos (organismo) hasta el último rincón más oculto.
Casi siempre estamos llenos de negatividades y de mucha basura moral de las cuales muchas veces somos inconscientes. Basura moral de esta y otras vidas que se va a revolver y que va a ser desenterrada con la energía del NAMAS SAD DHARMA PUNDARIKA SUTRA.

DESCARGAR AUDIO » NA MAS SADDHARMA (256kbit)
Cuando el mantra comienza a actuar en nuestro oscuro subconsciente – en lo que conocemos como nuestra «sombra» – revolverá toda la basura que hemos acumulado en nuestra psiquis . Esta basura, que ni siquiera nos imaginábamos que yacían en nosotros, es expulsada haciéndonos descubrir odios, conflictos y penas que estaban en secreto. Es decir, es como si se abriera la «caja de pandora»
De igual manera sentiremos problemas fisico energéticos, como problemas en la cabeza, mareos , punzadas etc. indicativos de que el mantra se ha acercado el núcleo del problema.
Todos estos malestares indicarán que hemos encontrado el germen de la infección psíquica, que vamos por buen camino.
Toda negatividad o energía densa, será disuelta, quedando una fuerza neutra que es asimilable por nosotros. Es decir, todos nuestros defectos son aprovechados por el mantra como un combustible que nos llevará hacia una mejoría o iluminación. Esa liberación, como hemos dicho, se produce con muchos malestares.
Es de suponer que ante este cuadro de reacciones tomemos una de las siguientes decisiones:
a) Nos dejamos llevar por el miedo y suspendemos la práctica del NAMAS SAD DHARMA PUNDARIKA SUTRA, y nos quedamos como antes, con nuestra vida enferma o con nuestras miserias de cada día.
b) No nos dejamos vencer por el miedo e incrementamos la repetición del mantra para seguir combatiendo contra el mal que hemos desenterrado. Entonces vendrán días duros y de luchas.
Pero llegará un momento en que notaremos que con la repetición del mantra todo lo malo va desapareciendo. Hemos triunfado y encontrado el camino de la maestría (que no es más que el poder de diluir lo malo que hay en nosotros).
En este momento podremos apreciar el resultado de nuestro trabajo con el mantra traducido en una gran mejoría, mucha felicidad, iluminación, poder sobre todo lo que nos daña y múltiples beneficios.
Estamos ya en capacidad de vencer a los «monstruos del subconsciente» y espantar las fieras ocultas de nuestra alma (El guardián del umbral).
Es que hemos transmutado lo inferior que había en nosotros hacia algo superior. Sentiremos que somos distintos a como éramos antes, más fuertes, con mas bondad y de que estamos por encima del mal y del mundo. Ya no estarán muchos de nuestros malos deseos.
A partir de este momento podemos decir que estamos «vacunados» para todo lo malo que se nos presente en adelante, como conflictos, defectos. Cualquier daño que nos amenace va a quedar superado.
Nos sentiremos liberados de las cadenas que nos esclavizaban y nos mantenían enganchados muchas veces a cosas viles e innecesarias. Viviremos el alivio y la satisfacción de sentirnos libres de todo. Sobre todo de lo que nos dañaba y nos causaba dolor y preocupaciones.
Adquiriremos una especie de barrera de protección psicológica que sentiremos ante todo lo malo que se nos presente. Es un efecto de protección que los budas y divinidades dieron al mantra para todos sus practicantes
Con la práctica del mantra lo divino interior cada vez tendrá menos capas encima por la eliminación de bloqueos y contaminaciones que va haciendo en nosotros hasta activar capacidades y poderes que antes desconocíamos.
Adquiriremos capacidades de invocación y de decretar que se hacen progresivamente más eficaces. Cada vez tendremos mayor poder de influencia en lo positivo, empezando por nosotros mismos.
El mantra actuará de lo más externo a lo más interno, a veces de lo más consciente o lo menos consciente.
Primero se eliminarán aquellas negatividades actuales que saldrán del subconsciente para hacerle frente desde el consciente.
Después, se llegará al karma de vidas pasadas o sea a lo más profundo, hasta la superación total.
-Irradiaremos a nuestro alrededor toda esa energía que explota en nosotros. Se producen ondas beneficiosas que inciden sobre todo y sobre todos.
-Los primeros beneficiados serán las personas más cercanas a nosotros como los familiares, los compañeros de trabajo, los vecinos e incluso los del barrio.
-Transformará el ambiente cercano a nosotros, sea denso, con maldad, desarmonía o agresividad. Todo eso lo transforma y lo purifica.
-Los sitios aquellos donde antes no podíamos estar, ahora serán completamente distintos, con una atmosfera especial, con algo grande y acogedor.
-Se nos van a presentar gente nueva, con ciertas sorpresas, nuevas noticias, nuevos proyectos, nuevas personas.
-Estaremos conectados con los seres que estando en otros planos también repiten el mantra: con los budas, monjes, con los desencarnados y encarnados que están en viaje astral.
-Y lo más importante, estableceremos una conexión con la energía divina del Universo.Nos sentiremos cada vez más sutiles, en más comunión con la vida
Cuando escuchamos una grabación del mantra también se tendrán buenos resultados. También así somos irradiados recibiendo beneficios.
Fuente: Qisoma
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...