Mis Amigos Seguidores en Google

sábado, 8 de agosto de 2015

¿Usted está abrazando su genio interior? Dr. Wayne W. Dyer



¿Usted está abrazando su genio interior? Dr. Wayne W. Dyer 
"Hasta que uno reconoce el genio dentro de uno mismo, uno tendrá gran dificultad para reconocer en los demás." - Dr. David Hawkins
Considere la posibilidad de que todos los seres humanos tienen dentro de ellos la misma esencia de la conciencia, y que el proceso de la creatividad y el genio interior son atributos de la conciencia humana. Por lo tanto, el genio es un potencial que vive dentro de ti y de cualquier otro ser humano.
Muchas personas nunca se familiarizan con este mundo interior de su genio personal . Me gustaría que usted considere lo que puede parecer una idea radical: Genius puede aparecer en tantas formas como hay seres humanos.
Con esta idea en mente, recuerde que cada persona con la que interactúa debe sentir el resplandor interior que viene de ser apreciado, sobre todo para las formas en que se expresan su creatividad .
Apreciando el genio en otras atrae altos niveles de energía competente para usted. Al ver y celebrar de otro genio creativo, se abre un canal dentro de ti mismo para recibir la energía creativa de su Fuente Divina.
Hable su propio idioma, Cante su propia canción
Mi hijo, Sands, tiene una forma única de montar una tabla de surf a diferencia de todos a su alrededor en el océano. Yo le animo a hacer lo que es natural y expresar con orgullo .
También creó un lenguaje único para la comunicación, al igual que mi hermano David, que otros en la familia y conocidos personales cercanos emular. La creación de un lenguaje que otros utilizan es la obra de un genio! Le digo Sands esto, y mi hermano, también, cuya lengua única que he hablado durante más de medio siglo.
Mi hija Skye tiene un canto voz distintiva uno-de-uno-bueno que me encanta. Le digo así, y señalar que se trata de una expresión de su genio.
¿Tienes alguna talentos únicos que son una expresión única de su propio idioma o una canción metafórica?
Celebre y Regocijaos en Su Unicidad
Todos mis hijos, y la tuya también (incluyendo al niño dentro de ti) -Tener características inigualables y únicas en muchas de las formas en que se expresan.
Por la forma en que se visten, al pequeño tatuaje, con su firma, a sus gestos, a sus peculiaridades de la personalidad sin igual, se puede apreciar su genio.
Observe y apreciar su genio, también. Cuando eres como todos los demás, no tienes nada que ofrecer aparte de su conformidad.
¿Se siente diferente a los demás? Observe si usted celebra sus diferencias o intenta ocultar sus diferencias. Sus diferencias son una expresión natural de su propio genio creativo, así que os animo a compartir con orgullo .
Sabemos que todos estamos conectados
Tome el camino de ver el rostro de Dios en todo el mundo que se encuentra . Busque algo que apreciar en otros, y estar dispuestos a comunicarla a ellos y cualquiera que esté dispuesto a escuchar.
Cuando vea esta cualidad en los demás, pronto comienza a darse cuenta de que este potencial está a disposición de toda la humanidad . Esto, obviamente, que incluye. Reconociendo su genio interior es una parte integral de la dinámica.
Como el Dr. David Hawkins nos dice en Poder Fuerza : "Hasta que uno reconoce el genio dentro de uno mismo, uno tendrá gran dificultad para reconocer en los demás."
Dr. Wayne W. Dyer

LA VERDADERA FELICIDAD ¿DONDE O COMO SE EXPERIMENTA?



La verdadera felicidad se halla dentro de ti. Se halla en el Atman (Yo Superior). Es subjetiva. Se manifiesta solo cuando la mente se concentra. Cuando los sentidos se abstraen de los objetos externos, cuando la mente permanece fija en un punto, cuando dejas de albergar deseos y pensamientos, la dicha atmica empieza a amanecer y empiezas a experimentar la felicidad espiritual o Ananda.
El almizcle se encuentra en el ombligo del ciervo y, sin embargo, este corre de aquí para allá para olerlo. El collar se halla en el cuello de la damisela, pero esta corre de un lado a otro en su busca. El valioso diamante se halla en tu interior, sin embargo corres en vano tras los trozos de cristal. De igual modo, el océano de dicha se halla en tu interior, la fuente de felicidad esta dentro de ti y, sin embargo, corres de aquí para allá en su busca. El Sol de soles brilla siempre dentro de ti mismo, mas tus ojos cegados no pueden contemplarlo. El sonido eterno resuena en tu interior, mas tus oídos ensordecidos no pueden escucharlo.
Ve adonde quieras, a la India, a Egipto, a Viena o hasta el fin del mundo. Da lo mismo. No hallaras verdadero descanso. Las maravillosas vistas podrán relajar tu retina durante apenas un segundo. Pero la atracción y la repulsión, los celos, la pasión y la avaricia están en todas panes. Hallaras la misma tierra, el mismo cielo, el mismo aire y la misma agua. Y llevas contigo a tu propia mente. La imaginación y el cambio de lugar han engañado siempre a no pocos. ¡Oh hombre! Permanece contento. Vive donde desees, pero disciplina tu mente y sentidos. Medita en el Ser Interno incesantemente. Ahí hallaras la paz duradera. Entonces dejara tu mente de engañarte.
Swami Sivananda





Vidas Pasadas y Sus Resultados en el Presente (CAPITULO-4)


UNA EXISTENCIA EN LA EDAD MEDIA

¿Es posible que en nuestro presente, en nuestra vida actual, nos afecten las vidas pasadas que hemos experimentado y ello incida en cómo experimentamos nuestra vida y sus resultados? De ser así, ¿cómo y por qué? Con la Terapia de Regresiones estas preguntas se pueden responder.
Caso anterior
Nota previa
En los últimos días me ha llegado información por distintas fuentes sobre algo que no es nuevo y que ha inspirado esta entrada: Las experiencias que ciertas personas que han vuelto a la vida después de lo que sería una muerte clínica, o incluso las de aquellas que han experimentado estados donde no deberían haber tenido consciencia de ningún tipo y, por supuesto, ningún recuerdo.
Esto último no me sorprende ni me parece destacable, porque apenas sabemos nada de los efectos que ciertos fármacos pueden tener sobre ciertas personas, es absurdo pensar que todos podamos reaccionar igual a las mismas dosis de los mismos y, por otra parte, es viejo el experimentar estados alterados de consciencia con diferentes drogas; estados donde la persona se ve disociada de su cuerpo y vive experiencias fuera del mismo. La única relevancia que esto tiene para mí es su posible relación con las experiencias post-morten que relatan, de forma tan reiterada, tan agradables y luminosas; puede que tengan un punto en común que se ha pasado por alto.
En cuanto a las personas que vuelven de una muerte clínica, aspecto sobre al cual Raymond Moody ya habló de ello hace ya casi 40 años, en 1975, en su libro Vida Después de la Vida, hay algo que me resulta como mínimo un tanto extraño: Excepto las experiencias donde las personas parece que han visto algo parecido al infierno, todas relatan algo similar, hasta ahí nada raro, pero lo que me resulta poco fiable es como todo parece un paseo por la iluminación, todo amable, luminoso… No dudo de que para ciertas personas pueda ser así, especialmente dentro del ámbito hospitalario donde consideran antes de una operación la posibilidad que la muerte pueda suceder, hacía ahí están enfocando su mente, o que, como señalaba la Dra. Kübler Ross, las personas llegan al estado de “aceptación” y estén abiertas y preparadas para esa experiencia y, por tanto, a experimentar otras realidades.

Pero me parece sospechosa esa insistencia, que ya he visto en otros relatos, que parezca que se le quieran dar a esas experiencias una dimensión universal, como si fuera lo normal e igual para todos, y no es así porque las personas sobre las cuales se ha podido observar estas experiencias siguen siendo una minoría sobre todo el conjunto total de personas que fallecen. Además, usemos la lógica, seamos abiertos pero críticos a la vez: ¿Puede ser esa experiencia, la muerte, igual para una persona que ha dedicado su vida al trabajo interior, a su crecimiento, que la de una persona que nunca prestó la menor atención a esos aspectos y sólo se ocupó quizás de lo superficial?
No parece lógico. Si no queremos ir a un ejemplo tan extremo, ¿puede ser lo mismo ese proceso para una persona que ha llegado a aceptar que está frente a esa realidad (ya sea por enfermedad o edad) a alguien que, pongamos por ejemplo, va con su coche a una cita de negocios, pensando en cómo cerrará la operación, y tiene un accidente inesperado y donde pasa al otro lado y ni se da cuenta de lo que ha pasado? Tampoco parece lógico, y puedo asegurar que es no es así, hay una gran diferencia.
Por otra parte, me ha llegado de primera mano experiencias de personas que también han regresado, pero que no recuerdan lo que ahí experimentaron de una forma amable, para nada vieron el infierno, vieron simplemente la película de su vida y experimentaron lo mismo que experimentan la mayoría de las personas en regresiones: Dolor por lo que hicieron o no hicieron, por lo que experimentaron o no pudieron experimentar, deseos de reparar o de vengar, necesidad de haber tenido otra oportunidad, etc… Pero de este tipo de personas, que seguro las tiene que haber, no se habla y tampoco miran la vida de una forma más confiada que antes, al contrario, el escepticismo es mayor, e incluso tienen un miedo a la muerte que antes no tenían.
¿A qué viene ahora esa insistencia de nuevo en la iluminación instantánea en cuanto cruzamos el umbral? Personalmente, creer en esta visión condicionó de forma negativa mis creencias, porque cuando, por las Terapia de Regresiones a Vidas Pasadas, me tropecé con lo que las personas experimentan en el momento de despedirse de la vida que acaban de dejar tuve que cambiar mis paradigmas mentales: Raramente, muy raramente, el tránsito es tan amable. Cuando lo he observado de esa forma ha sido, igualmente, en personas que habían aceptado la muerte que llegaba y que, además, se habían puesto en paz con su vida; para los demás, la infinita mayoría, es como ya he señalado: Un trance más traumático que agradable.
No sé a qué viene esa insistencia y publicidad en esa iluminación instantánea, pero incluso si así fuera eso no garantiza lo que para mí es clave y la razón de mi libroVuelo a la Libertad i el sin sentido del Karma: La liberación de este plano energético ni, mucho menos, lograr mejores condiciones, posibilidades y/o mayor libertad para su próxima vida.
Por ello creo que hay que tomárselo con un cierto escepticismo, por que siendo posible, ¿qué nos proporciona en nuestra evolución o liberación esta imagen tan amable y que, por mi experiencia, no corresponde a la realidad de la infinita mayoría de las personas? Sí, confort y, de ahí y derivada de esa palabra, conformismo. Y me pregunto: ¿A quién le beneficia el conformismo de las personas?
Caso ejemplo número 4
En este caso el paciente X4 observa una vida que se desarrolla en la profundidad de los bosques alemanes a finales del Medievo, quizás en torno o finales del siglo XV o poco más pero no hay forma de encontrar una mayor precisión. La vida transcurre en una aldea donde, junto con otro hombre del que es amigo desde la infancia, parece que son los que dan cohesión a esa comunidad; son como la fuerza de dirección y del orden de la misma pero, aparte de eso, es una vida sencilla, donde procuran mantenerse ocultos en el fondo del bosque y sin mucho contacto con el resto del mundo.
Copio y pego tal cual (sin corregir) del texto de la regresión un hecho importante de aquella vida:
… Me encuentro en el exterior de lo que debe de ser un castillo. No entiendo mi presencia en ese lugar. Estoy con el hombre que me inspiraba confianza anteriormente y estamos cubiertos por una especie de manto marrón y con una capucha. La ropa es de abrigo y no llevamos arcos.
En mi caso sólo llevo una especie de cayado de madera que es suave, como pulida por el uso, en cuyo extremo superior hay una serie de protuberancias naturales propias de la rama de donde se tomó. Está claro que es un arma, como una maza, pero en ese lugar tengo la sensación que no podríamos o no nos convendría entrar con armas.


Me doy cuenta a qué hemos ido a ese lugar, es un día de mercado pero es algo que no hacemos nunca. Tengo la sensación de que el otro hombre y yo destacamos demasiado como para dejarnos ver mucho por estos sitios, tengo la impresión de que dada la vida que llevamos podríamos bien ser considerados como cazadores furtivos o reclutables como soldados por nuestro aspecto y eso sería peligroso para la aldea en que vivimos ya que tengo también la impresión que en ella dependen mucho de nosotros. Pero también tengo la impresión de que no me hubiese arriesgado a ir a un lugar como este si no fuera con él.
Siento todo esto por la precaución con la que nos movemos entre los tenderetes, mirando todo con curiosidad pero sin quitarnos la capucha y un tanto encorvados, como queriendo pasar desapercibidos.
El día era gris, no he visto nieve pero tengo la sensación de que es invierno y que, precisamente por eso, por el mal tiempo y la posibilidad de ir más ocultos por la ropa de abrigo, nos hemos arriesgado hasta este sitio.
Saltamos en el tiempo y ahora copio y pego el resumen de lo que dice en el momento de morir:
En el momento de mi muerte estoy tendido en lo que debería ser una especie de lecho individual, de paja y estructura de madera. Veo entrar luz y algo de cielo entre las ramas del tejado y a mi derecha hay un hombre sentado en una butaca que me coge la mano derecha con las dos suyas. Creo que es mi hijo. Veo que se siente apenado. Hay bastantes más hombres alrededor, ropa sencilla y oscura, son de la aldea y parece como si vinieran a rendir homenaje por el silencio y lo serios que se mantienen… Me siento en paz, en calma, paso al momento de mi muerte y no localizo nada especial, no hay nada especial que ver, han vuelto a correr la cortina porque todo se ha vuelto otra vez negro y siento una gran paz.
Cuando se le pregunta cómo evalúa todo ello, explica que lo ve con una gran luz, mucha paz, ve su vida pasar y todo es positivo, siente que ha hecho una buena labor, pero lo que quiero destacar aquí es algo que cuando se hizo esta regresión no tenía para mí mucha importancia, pero que luego, con lo que descubrí y me llevo a escribir Vuelo a la Libertad o el sinsentido del Karma, se revistió de una gran importancia:
… Dos personas sin importancia y, al mismo tiempo, con mucha importancia. Que preferían pasar desapercibidos y permanecer apartados, por eso era tan importante el día del mercado, se estaban dando un auténtico festín, ya que nunca lo hacían, permitirse ver cosas que nunca se permitían, preferían que fueran otros, por una vez se arriesgaron, no lo hicimos más, sabíamos que corríamos peligro, si llegan a cazarnos o a cogernos nunca el poblado hubiese podido salir adelante sin nosotros.
Había cazadores, había otros, pero eran en realidad el tejido que sujetaba todo eso, nunca hubo rivalidad, nunca hubo peleas, nunca hubo nada… Lo sujetábamos todo, no permitíamos que nadie andase con críticas, maledicencias, lo parábamos todo en seco.
He querido destacar este momento porque, ¿recordar en el momento de muerte un día de mercado? ¿Tan importante fue ese detalle como para recordarlo justo en ese momento…? X4 lo recordaba con el rostro iluminado, porque hay que recordar siempre presente que cuando regresamos lo hacemos con la emoción del momento, ya que la energía de una experiencia no se ha disipado a menos que la hayamos trabajado. En el momento de su muerte −que fue de un apacible realmente raro− lo que brilló con más intensidad no fue lo que aportó a esa comunidad, reconoció la bondad de esa labor, lo que sería el Karma positivo, pero el recuerdo de ese día tan especial donde pudo acceder a algo que nunca
se permitía era más intenso, ese era su apego, su deseo…
Porque aquello en lo que uno piensa en el último momento de su vida, es con certeza hacia lo que el alma va, debido a la afinidad que tiene con esa determinada naturaleza.
Bhagavad Gita
Y ese apego y ese deseo, a pesar de haber tenido una muerte apacible y llena de paz, con un tránsito fácil tal como decía al principio ahora nos relatan que tienen ciertas personas, fue lo que impidió la liberación. No bastan los buenos actos, el buen Karma no basta, hay algo más, porque cuando haces el repaso de tu existencia, si no sabes lo que estás haciendo y desconoces las “leyes” del Karma Esotérico, estás inconscientemente programando lo que será tu próxima vida. Como digo en otro lugar, aunque no sepas lo que es la Ley de la Gravedad no por ello deja de actuar, y esto que explico sí que es auténtica Ley de la Atracción…
Es importante porque en la vida en la que apareció posteriormente fue una persona mundana, con abundantes recursos para poder hacer todo lo que en aquella otra vida no pudo hacer, para tener acceso a todas las ferias que quiso porque se dedicó a los negocios y el comercio, pero eso no fue una bendición, porque como todos cometió errores y cuando llegó al momento de su muerte la sensación tampoco era de haberse saciado, y volvió una vez más a programar con lo que creyó eran las carencias que tuvo en ella… Pero esto queda para otro día.
Fuente: Vuelo a la Libertad

Efectos de las vidas pasadas en el presente (Caspitulo-3)



UNA EXISTENCIA QUE GENERÓ UNA LIMITACIÓN EN EL PRESENTE
¿Es posible que en nuestro presente, en nuestra vida actual, nos afecten las vidas pasadas que hemos experimentado y ello incida en cómo experimentamos nuestra vida y sus resultados? De ser así, ¿cómo y por qué? Con la Terapia de Regresiones estas preguntas se pueden responder.
Mirar caso anterior
Caso ejemplo número 3
Como ya señalé en la primera entrada de esta serie de casos de regresiones que incluyo en este apartado, Brian Weiss puso un ejemplo magistral de cómo nos afectan las vidas pasadas en su libro “Muchas Vidas Muchos Maetros”, y este fue el libro que me acercó al mundo de la Terapia de Regresiones de Vidas Pasadas, porque me mostró la clara realdiad de que nuestras pasadas vidas podían influir en cuestiones clave de nuestro presente, más allá del hecho de pagar o no Karma como los tradicionalistas dicen sucede, y con lo que no estoy de acuerdo como cualquiera que haya visitado mi Blog ya lo sabe.
No es posible detallar en todos sus aspectos una regresión, sería demasiado largo y muchas veces aparecen cosas no relacionadas, pero en el sentido de problemas que tenemos en nuestra vida presente quiero poner un ejemplo aquí de cómo algo que sucedió en una vida pasada puede limitar nuestro presente y como esta limitación no tiene nada que ver con pagar Karma, sino es simplemente una programación fruto de un accidente.
En este caso el paciente X3 tiene graves problemas en lo que resulta algo tan básico al día de hoy como conducir. En un momento dado, sin que sepa muy bien por qué, empezó a tener problemas y miedo al hecho de conducir. Como indicaba: Lo más preocupante es que ese temor cada vez se incrementa, no llega a ser una fobia pero noto como lo que empezó siendo algo parecido a una prudencia muy marcada ahora ya es claramente un temor que me limita y que cada vez va a más. Esto, dicho sea de paso, es lo que suele suceder con las fobias, cada vez van a más a menos que se traten.
La persona entra en regresión y observa una vida con muchos puntos de interés que podremos ver otra vez, pero la clave es el momento de su muerte:
… veo la escena de mi muerte.

Hay un carro tirado por un caballo y un coche negro que está circulando por la calle. No sé por qué motivo el coche hace sonar la bocina, o debido al ruido del motor, el caballo se encabrita y se tira encima del vehículo. El conductor para evitar que el caballo le caiga encima gira el volante y sube encima de la acera llevándoseme por delante, me hace volar por los aires y caigo de manera que me desnuco. La muerte no me causa ningún trastorno porque lo veo desde fuera.
Ahí tenemos la razón de su temor a los vehículos y algo muy interesante: La persona indica que la muerte no le causa ningún trastorno porque la ve desde fuera; esto es algo muy común en muertes violentas, es usual observar que un instante antes de la muerte la persona parece que se proyecta fuera de sí misma. Ahí es donde se queda almacenada la energía de la experiencia porque no ha terminado de experimentar la misma, es evidente que el cuerpo ha sufrido el impacto, el dolor, pero la energía de todo ello no se ha agotado porque la persona ya no estaba allí y hasta que no se agote estará afectado a la persona. Es como los traumas de nuestra vida presente que hemos enquistado pero que, sin embargo, seguirán afectado a nuestra existencia, y a menos que los saques a la superficie y los trates no podrás eliminar sus efectos.
Una vez tratada esa experiencia, no de forma inmediata pero si con un poco más de apoyo, la persona terminó por eliminar su temor a conducir y hoy es un asunto olvidado.
Como vemos no hay mal Karma en sufrir por una determinada situación, sólo un programa fruto de una experiencia anterior que sigue operando en nuestra psique o en algún lugar recóndito de nuestro interior. Dicen en la India que siempre que nos reencarnamos hay uno de los cuerpos energéticos que es el mismo: El cuerpo energético emocional. Ello tiene mucho sentido porque cuando trabajamos con la Terapia de Regresiones siempre seguimos la pista de las emociones, ellas son las que nos guían y nos llevan al origen de cualquier conflicto.
Fuente:Vuelo a la Libertad.

¿Vivimos en una Realidad Creada por Otros?



¿Vivimos en una Realidad Creada por Otros? 
Por Daniel López de Medrano
Voy a comenzar este artículo con una afirmación que va a hacer que más de uno salte de su asiento. Los responsables de que se esté viviendo en un mundo violento y de caos somos los seres humanos y no La Élite que controla al mundo.
Para comprender esta afirmación primero debemos entender que existen varios niveles de realidad.
Tenemos una realidad individual que es la nuestra inmediata, y la creamos todos los días por medio de nuestras creencias, pensamientos y decisiones personales. Esta realidad nos afecta a nosotros y a nuestro entorno más cercano. Luego tenemos una realidad como ciudad, que esta creada por la suma de las creencias, pensamientos y decisiones de la mayoría de los habitantes de esa ciudad. Después tenemos una realidad como país, que se crea por la suma de las creencias, pensamientos y decisiones de la mayoría de los habitantes de ese país. Y si nos vamos a un nivel más alto llegamos a la realidad como civilización que por simple lógica viene siendo la suma de las creencias, pensamientos y decisiones de la gran mayoría de los habitantes de nuestro Planeta.
En otras palabras, la realidad en la que vivimos todos los seres humanos en este mundo viene siendo una especie de acuerdo global que surge de una proyección generada del Inconsciente Colectivo. Por lo tanto para que una realidad se consolide a nivel de civilización tienen que existir un gran número de personas creyendo algo para que esa creencia se manifieste. Un grupo pequeño de personas nunca podrían cambiar la realidad que experimentamos como Planeta. Por esa razón, entre más seres evolucionemos hacia una conciencia de unidad, más rápido desaparecerá el Viejo Mundo y pasaremos a una realidad más armónica creada por la gran mayoría. Este principio lo conoce muy bien La Élite que gobierna al mundo desde hace siglos y por esa razón nos hacen creer que las cosas son como son y no podemos cambiarlas.
En este momento cualquiera podría decir, “pero eso no tiene sentido Daniel, ¿si La Élite son un pequeño grupito comparado con la inmensa cantidad de habitantes que existen en el Planeta, ¿como pueden crear la realidad que ellos desean?” Y te puedo afirmar que no son ellos los que la crean, ellos no tienen el poder. Aunque les cueste creerlo, somos nosotros los que creamos la realidad que ellos desean. Somos como las hormiguitas que trabajaban para los Saltamontes en la película infantil “Bichos” (Bugs Life). A pesar de que las hormiguitas eran más, los saltamontes las lograban controlar con la mejor arma de control de masas que existe, me estoy refiriendo al miedo.
Esa es la misma técnica que nos aplica La Élite, nos llevan a la frecuencia del miedo para poder controlarnos. Nos bombardean con información de baja frecuencia a través de los medios de comunicación masiva como lo son la prensa, la radio, la televisión, el cine y estos últimos años el Internet. Nos hacen creer que el mundo es un caos y que la humanidad avanza hacia la destrucción.
Ellos sólo tienen que implantar la idea, en la gran mayoría de los seres humanos, de que todo en este mundo va mal y la realidad como civilización comenzará a ir mal. Seria el resultado de la vibración energética de millones de seres humanos emitiendo energías de baja frecuencias generadas por la preocupación y el miedo. Al bajar nuestra frecuencia de vibración hasta la frecuencia del miedo, no podemos crear otra realidad que no sea el reflejo de ese miedo. La Élite tiene bien claro que al controlar nuestros pensamientos y creencias terminaremos creando la realidad que ellos desean.
Para que tengan una idea, según el científico francés Jean Pierre Garnier, si todos los seres humanos de este Planeta dejáramos de generar pensamientos de asesinatos, al poco tiempo esa información desaparecería de la Mente Colectiva y los asesinatos dejarían de existir en nuestra realidad. Y muchos se preguntaran ¿Y por que no dejamos de pensar en asesinatos? y la respuesta es simple: por que los medios de comunicación controlados por La Élite se encargan de implantar ese pensamiento en nuestras mentes. Ya sea con los noticieros o con las películas de cine.
Si tenemos claro este principio, el primer paso que deberíamos tomar seria dejar de difundir información de baja frecuencia por que estaríamos colaborando, sin querer hacerlo, en que esa realidad que estamos combatiendo siga existiendo, al hacer que más personas generen pensamientos de ese evento. Les daré un ejemplo: Si publicamos en nuestro muro de Facebook una noticia sobre los altos índices de criminalidad en nuestro país, estaremos ayudando para que más personas generen pensamientos de crimen, muchos bajarían su frecuencia de vibración al sentir miedo pensando que el crimen les puede afectar a ellos o a un miembro de su familia. Y cuando más personas generen ese pensamiento, esa realidad lejos de desaparecer estaría creciendo.
Pero me gustaría dejar muy claro que para cambiar la realidad como civilización debemos comenzar cambiando nuestra realidad inmediata. ¿Recuerdan el orden que les explique al principio de este articulo?, primero nuestra realidad individual, luego la realidad como ciudad, seguida por la realidad como país y por ultimo la realidad como civilización. “Pero Daniel, en el mundo que estamos viviendo hoy en día seria imposible desaparecer males como la criminalidad”, me puede decir cualquiera de ustedes y le respondería con una pregunta. “¿sabes que en el suroeste de China existe una ciudad llamada Lanba que ha estado libre de delincuencia desde hace 10 años?, ¿como es eso posible? muy simple, sus habitantes dejaron de pensar en el crimen y al poco tiempo ha desaparecido de su realidad. Y entre más se difunde esa idea de que la ciudad de Landa esta libre de crimen, más apoyamos esa realidad. Es más, en este mismo momento yo he colaborado para que esa realidad se siga generando en esa ciudad al haber escrito esta afirmación: “en el suroeste de China existe una ciudad llamada Lanba que ha estado libre de delincuencia”. Se ¿fijan como funciona la realidad? ¿logro explicarme?
¿Pero entonces si no denunciamos y combatimos las cosas que están mal en el mundo como vamos a poder cambiar nuestra realidad? me preguntó una señora en una conferencia que di en la ciudad de Orlando en el año 2012. Y yo le respondí: “Combatir algo es una actitud generada por una conciencia que está experimentando la dualidad de la tercera dimensión”. Con esto no quiero decir que esté mal, sólo que es una acción generada desde un nivel de conciencia que vibra en una frecuencia acorde a la dualidad. Cuando superamos la dualidad entendemos que todo lo que tenemos que hacer es pensar en lo que queremos y no en lo que No queremos. Si nos enfocamos en un mundo de Paz, Amor y Armonía todo lo que no esté en sintonía con ese pensamiento dejará de existir sin necesidad de que nosotros lo combatamos. En pocas palabras, las manipulaciones de La Élite desaparecerían en forma automática.
Antes de concluir con este artículo me gustaría recordarles que no debemos juzgar a La Élite por lo que están haciendo, ellos también son seres de luz como nosotros, sólo que se han desconectado de La Fuente y por la baja vibración de sus pensamientos no recuerdan que su esencia es el Amor. Sin embargo no debemos olvidar que antes de reencarnar en este planeta nosotros sabíamos lo que ellos estaban haciendo desde hace siglos y aun así decidimos reencarnar. ¿Por que?, muy simple: porque sabíamos que al lograr evolucionar la conciencia bajo una manipulación de esta magnitud alcanzaríamos una de las evoluciones más cotizadas de nuestra galaxia.
Definitivamente debemos dar gracias por que estamos viviendo en uno de los momentos más importantes de la raza humana, estamos experimentando el gran cambio de conciencia. La evolución de una conciencia de división a una conciencia de unidad.
Gracias a todos por formar parte de mi realidad.
Les envío un abrazo energético.
Daniel López de Medrano
Escritor & Conferencista
http://www.facebook.com/Daniellopez21

EL MANTRA DE LA COMPASIÓN


EL MANTRA DE LA COMPASIÓN

Un mantra es una palabra o un conjunto de palabras que poseen una vibración especial y que nos inducen a un estado de consciencia más elevado. Generalmente, están escritos en sánscrito, una lengua clásica de la India y que es considerada como una lengua sagrada para muchos. Etimológicamente la palabra mantra proviene de dos términos sánscritos, MAN que significa mente y TRA que significa liberar. En pocas palabras MANTRA significa liberar la mente.
Los mantras nos ayudan a liberarnos del diálogo Interno involuntario para poder acceder a estados superiores de consciencia. Definitivamente los mantra son una excelente herramienta para aumentar nuestra frecuencia de vibración interna.
Hace un tiempo compartí con ustedes uno de los mantras que más utilizo en mi vida diaria y que me ayuda a subir mi vibración. Me refiero al mantra “TAYATA OM GATE GATE PARAGATE PARASAMGATE BODHI SOHA”. Hoy les compartiré otro de mis mantras favoritos: “OM MANI PADME HUM” cuya pronunciación en español sería algo como: “om mani peme jum”
Este mantra es el más conocido a nivel mundial y es considerado por los mojes tibetanos como uno de los mantras esenciales del budismo porque en él se encuentra condensado todas las enseñanzas de Buda. Al repetir este mantra vamos despertando a uno de los sentimientos más importantes de este camino del despertar espiritual, me refiero a la compasión.
La compasión es un sentimiento que posee un alto nivel de vibración, pero es muy difícil alcanzar la verdadera compasión si dejamos que nuestro ego (nuestro personaje en esta reencarnación) interfiera en nuestros sentimientos.
Muchos me dirán, “Pero Daniel yo siento compasión por las personas que sufren en el mundo” Y yo les preguntaría: “¿Y sientes compasión por tus enemigos? ¿Sientes compasión por esa compañera de trabajo que te hace la vida imposible?, ¿Sientes compasión por el violador de niños que está preso?”. Amigos definitivamente para sentir la verdadera compasión es necesario haber llegado a un alto nivel evolutivo.
Un error común es confundir la compasión con la lástima, es más, muchos piensan que significan lo mismo, pero en realidad son dos sentimientos totalmente opuestos. Cuando sentimos lástima por alguien inmediatamente se genera una distancia energética entre nosotros y la persona que nos causa lástima. Y ese distanciamiento nos hace sentir que somos superiores a la otra persona.
En cambio, la compasión es la percepción y comprensión del sufrimiento del otro, y el deseo de aliviar, reducir o eliminar por completo tal sufrimiento. Para sentir compasión es necesaria la empatía, es decir, poder identificarnos de alguna manera con lo que el otro está sintiendo en la situación en la que se encuentra. La empatía, es una conexión energética que nos hace sentir que somos uno con esa persona que está sufriendo.
Algunas personas piensan que primero se genera la compasión y luego la empatía, y de todo corazón les digo que eso no es importante. Como dice el conocido principio matemático: El orden de los factores no altera el producto.
No faltará el que me diga: “al ayudar a una persona que está sufriendo estaremos interviniendo en su proceso evolutivo”. Y puede que tenga razón, pero les aseguro que si veo a alguien en la calle pasando trabajo, me dejaré llevar por lo que me dice mi corazón y no por lo que me dice una corriente de pensamiento mal llamada espiritual. Para mí esta claro que sí vemos a alguien sufriendo y no actuamos, en esta o en una próxima vida seremos nosotros los que estaremos en esa situación. Amigos, siempre que actuamos desde el corazón, movidos por la energía del amor incondicional, nuestras acciones no pueden tener repercusiones negativas para nuestra evolución.
Sin embargo, nunca debemos olvidar que no podemos ayudar a quien no se quiere dejar ayudar. Podemos ofrecer nuestra ayuda, pero si la otra persona no la acepta, no debemos insistir. Lo mejor es abandonar nuestro intento dejando claro que siempre estaremos dispuesto a ayudarlo cuando el lo decida. 
El mantra “OM MANI PADME HUM” nos puede ayudar a sintonizar con una de las virtudes de Buda, es decir la compasión. Y no quiero que se confundan, cuando hablo de Buda, me refiero al ser humano que logró un alto nivel de conciencia, no estoy haciendo referencia a la imagen de Buda como Dios. El poder de los mantra va más allá de las religiones que los practican. No olvidemos que las palabras son sonidos y el sonido es vibración.
Como saben que a mí me gusta repetir los mantra con una musiquita agradable de fondo aquí les dejo el audio que yo utilizo para repetir el mantra de la compasión:



Gracias a todos por formar parte de mi realidad.
Les envío un abrazo energético.
Daniel López de Medrano
Escritor & Conferencista
http://www.facebook.com/Daniellopez21
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...