Mis Amigos Seguidores en Google

lunes, 29 de febrero de 2016

EL PRESENTE

El presente un casi desconocido para nosotros. Vivimos muy pendientes de planear hacia unas metas, unos horizontes y no sabemos realmente que todo nace de un solo presente. 
Parte de nuestra  vida se basa en recordar aquel pasado que está compuesto de experiencias que guardas en tus memorias. Tus memorias negativas y traumáticas las componen pensamientos negativos acerca de ti, la vida y la humanidad. Cuando perdonas tu pasado, transformas tus pensamientos negativos y pesimistas, por pensamientos positivos y optimistas acerca de ti, la vida, la humanidad y el universo. Y al hacerlo, te colocas en el polo positivo y optimista del universo, dando paso a un presente esperanzador, positivo y totalmente diferente...
 Estamos tan ocupados con nuestros pensamientos en el pasado que no disfrutamos el presente. Son los ojos del pasado los que están guiando tu presente, es el razonamiento o cuestionar lo que te impide muchas veces disfrutar de tu presente.

El pasado ya es historia que tiene valor como fuente de enseñanza para apoyarnos en los valores positivos y aprender de los errores. Ya no es posible volver y modificar, por que tu pasado no es para que lo vivas ahora, cada vez que lo haces te alejas de tu presente.
Tampoco nos han enseñado que ese futuro tan ansiado que en ocasiones nos aporta esa incertidumbre o preocupación por el desconocimiento de lo que está por llegar, es solamente una prolongación de nuestro actual presente. Difícil de comprender en nuestra vida tan formada y marcada por tiempos...
Nos perdemos gran parte de la vida porque no somos consciente de este momento, tu actual presente.

 Tu  presente, sí  ahora mismo, este  preciso instante es el único y certero momento para ver los diferentes caminos, las variantes en posibilidades. Disfrutar del aroma de una flor, el bello amanecer, la delicia de una puesta de sol. Tu presente te da el placer de percibir la transparencia del agua, sentir la inmensidad del infinito.. Deleitarte con el canto de los pájaros, acariciar a tus mascotas, el murmullo de la naturaleza,  y descubrir con tu mirada la inmensidad del horizonte.

El presente nos lleva hacia la inminente responsabilidad por algo que desconocemos. La tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el helor de la soledad no deseada, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción no comprendida, la alegría de la victoria... Y a pesar de todo ello absolutamente siempre, nos debe de conducir hacia la reflexión, el conocimiento, la aceptación, la superación  y la bendita gratitud de otras variantes inmensas de esperanzas. Aquellas que nos hacen más íntegros, más sensibles, más personas, más humanos. El presente en que amamos, compartimos, perdonamos, crecemos interiormente y comprendemos  el verdadero valor de  nuestra vida.
Basta el presente para la atención, jugar, sonreír, abrazarnos, besarnos, acariciarnos, compartir  y ofrecer todo nuestro amor interior hacia nuestros amigos, hermanos, padres, compañeros, alumnos, profesores y el gran amor incondiconal hacia nuestros hijos. En definitiva a todos nuestros semejantes sin distinciones de sexo, raza o estatus social,  y sólo así  poder sentir ese gozo tan inmenso que nos enriquece y nos alimenta el alma.
Este presente tan emotivo, tan especial, tan grande. Este instante donde  sientes la energía, calidez, armonía y serenidad de todos lo que están en tu misma sintonía.

 Vive tu presente siempre apasionadamente, con tu bella sonrisa, tu amabilidad, solidaridad y el mejor de los sentimientos. Sólo así serás totalmente consciente de tu verdadero potencial.
Ahora es el momento real, ni antes ni después. Siempre estás en tu presente. Aquí, allí y para siempre. Recuerda que tu presente puede ser mi presente. Ellos, nosotros y todos juntos aquí y ahora. Hazlo hermoso, bello, gratificante y lleno de AMOR.

Colaboracion: Sr. Jaume Abós (maestro de bhakti Yoga, Hatha yoga, Gnana yoga y Tai-chi).

"El futuro nos encadena y el pasado nos tortura. He ahí por qué se nos escapa el presente." Gustave Flaubert.

¿Quién Eres Tú?

"No esperes un milagro, Se tú el milagro" 
-Alejandro Ariza

Tú eres una vida que es capaz de modificar su mundo, transformándolo, haciéndolo mejor y más bello.
 
¿Quién eres tú? Eres una vida llena de posibilidades.
 
El ser humano es un ser muy complejo dentro de su simplicidad. Importa conocerlo, para saber hasta donde puede llegar y por que no llega.

¿Por qué la mayor parte de los hombres vive de frustración, en frustración?... ¿Por qué la vida acaba siendo algo vacío y sin sentido?... ¿Por qué hay tanta miseria, pobreza, enfermedad, limitación?...
 
¿Quién eres tú? ¿Has nacido para eso?... No. Tú has nacido para triunfar, para ser feliz, para poseer en abundancia todo lo que necesitas para crecer y nunca para padecer cualquier clase de privación o enfermedad.

Voy a enseñarte como acabar con todo eso. Pero antes de nada voy a decirte quien eres, como funcionas y por que no eres feliz.

Supongo que habrás visto alguna vez esos carruajes que todavía circulan en algunas poblaciones rurales. En los días de fiesta desfilan por las calles dando colorido al lugar como las flores al campo en primavera. Pero lo que aquí nos interesa ahora es ver los elementos que componen el carruaje y como funciona este.
 
Fundamentalmente los elementos son tres: el carruaje propiamente dicho, el caballo y el cochero.

Cuando esos tres elementos están bien conjugados, el carruaje se desliza con soltura y elegancia por las calles del lugar dando la sensación de fluidez y desenvoltura. 

Pero supónte que la palanca del freno está totalmente levantada. Prepárate para ver algo impresionante.
 
El caballo tiene que hacer un esfuerzo enorme para llevar consigo el carruaje y si lo consigue será arrastrándolo mientras sus ruedas presas chirrían con gran desgaste de la calle, de las ruedas, del caballo e, incluso del cochero. Todo el conjunto está sometido a un estado de violencia desgastante que en poco tiempo se traducirá en una parada total.
 
Supónte otra cosa: El cochero no controla al caballo. El caballo va para donde quiere y si se desboca podrá ocasionar un accidente con daños para el carruaje, para el cochero y para terceros.

Imagínate una tercera posibilidad: El cochero tiene miedo del caballo y lo detiene con las riendas con tanta fuerza que no le deja salir del lugar. Está claro que así no irá a ningún lugar.

Una cuarta situación: El cochero se siente muy superior al caballo y orgulloso, piensa que no necesita de él para nada. Entonces lo suelta y lo deja ir. ¿Qué va a ocurrir? El no tiene fuerza para llevar el carruaje, pero es eso lo que tendrá que hacer si quiere salir de donde está. !!Qué situación!.
 
Vamos a comparar nuestro ser con ese carruaje. Podremos sacar conclusiones muy interesantes. Poco a poco, a medida que avance el curso iremos viendo el alcance de esta comparación.

Hay en nosotros un carruaje (nuestro cuerpo), un caballo (lo que llamaremos "el subconsciente" : nuestros instintos y emociones) y un cochero (nuestro ser consciente: el pensamiento y la voluntad).


El cuerpo es movido por el subconsciente. Este es el responsable por el movimiento de aquel. Los instintos y las emociones dan vida al cuerpo. En el subconsciente está toda la energía vital del organismo, los mecanismos automáticos que hacen que el cuerpo funcione con salud, deslizándose satisfactoriamente a lo largo de la vida.
 
Con frecuencia, el subconsciente es menospreciado porque se ve en él algo de naturaleza animal, ya que nosotros somos seres... espirituales.

Como veremos más tarde, cuando tratemos de la utilización de toda nuestra fuerza y capacidad para nuestra realización, este es uno de los grandes errores.
 
Es verdad que hay en nosotros un elemento de carácter espiritual, pero este sólo actúa mediante nuestra naturaleza humana y esta tiene como base el subconsciente, que es el motor fundamental de la vida.
 
¿Te acuerdas de la importancia del caballo en el carruaje?

Pues la importancia del subconsciente en el conjunto de nuestro ser es todavía mayor.

Cuando dejamos de lado esta verdad nos ocurre lo mismo que al cochero que por considerarse superior al caballo lo retiró del carruaje.
 
El consciente no está hecho para hacer andar el carruaje, sino para controlar el conjunto, para saber lo que se quiere y para dirigir con su voluntad al caballo que, este sí, llevará el carruaje a donde quiera el cochero.
 
Cuando  el consciente, orgulloso de su parte espiritual, menosprecia la parte animal, se ve en la necesidad de desarrollar eso que llaman "fuerza de voluntad", que normalmente es vista como una virtud !Hay tantos errores confundidos con virtudes y tantas virtudes confundidas con errores!.

¿Pero para que sirve esa "fuerza de voluntad" que, por una gracia especial de Dios, tendrían algunas personas? Sirve para hacer andar al carruaje, ya que hemos descartado al caballo que tendría que moverlo.
 
Cuando bloqueamos o menospreciamos el subconsciente, que es el mecanismo automático que necesitamos para seguir viviendo, nos vemos obligados a depender de esa "fuerza de voluntad" y nos ponemos a controlar manualmente el mecanismo de una máquina -nuestro cuerpo- que no conocemos. Nada de extraño, por tanto, que empiecen a aparecer consecuencias desastrosas: enfermedades, irritaciones, nerviosismos, desinterés por la vida.
 
Hay personas que si se levantan de la cama es por su fuerza de voluntad, si comen es por su fuerza de voluntad, si trabajan es por su fuerza de voluntad. Hasta dormir pretenden hacerlo usando su fuerza de voluntad. Viven haciendo fuerza constantemente. Nada fluye naturalmente son raras las cosas que hacen con gusto, con alegría, con placer. La vida no se desliza con suavidad y elegancia. Vivimos a base de "fuerza de voluntad" hasta que un día nos vence el peso del carruaje y entramos en un stress del que no salimos nunca más. Y entonces sentimos que nuestra vida no tiene más sentido, o peor todavía, que nunca lo ha tenido.
 
Lo que debemos tener es "voluntad", esto sí.

Voluntad es saber lo que queremos e ir en pos de ello con la fuerza y la energía de quien fue hecho para eso.

La voluntad es la gran arma del consciente, la gran fuerza, capaz de dirigir para donde quiera la energía de quinientos caballos, si viene al caso. El cochero no ha sido hecho para competir en fuerza con los caballos. Tampoco ha sido hecho para anularla. Ha sido hecho para dirigir, para orientar, para direccionar esa fuerza.
 
Saber lo que se quiere es el papel del consciente. Materializar lo que se quiere es el papel del subconsciente.

Más adelante veremos que aquí está uno de los secretos para conseguir cualquier cosa que se quiera.
Nuestro poder está en la armonía de todas nuestras partes constitutivas: subconsciente, consciente y lo que llamaremos superconsciente.
 
Lo analizaremos por partes.

Eres algo tan maravilloso que puedes considerarte ... EL MAYOR MILAGRO DEL MUNDO.
 
PUNTOS PARA RECORDAR
1- !Que bella es la vida! La vida es la razón de toda esa maravilla que es la creación. Puede, a veces, estar curvada por el peso de los problemas, pero aun así continúa siendo el motivo fundamental de la creación. El mundo es diferente porque existes tu.

2- !Tu eres una vida capaz de modificar tu mundo, de transformarlo, de hacerlo mejor y mas bello. Viniste a este mundo para triunfar, porque posees una vida que lleva escrita dentro de ella esta orden: Crece, multiplícate, desarróllate. Sube a la altura que quieras. Posees todos los mecanismos necesarios para llegar a donde desees.

3- Eres un ser hecho para poseer una unidad perfecta dentro de una cierta complejidad. Cada una de tus partes constitutivas debe sentirse como una unidad perfecta dentro de otra unidad mayor. A medida que esta unidad mayor vaya siendo conseguida, estarás adquiriendo toda la fuerza necesaria para caminar, crecer, realizarte y tener éxito. Como el carruaje, que, si está bien concertado, puede llegar sin desgaste a cualquier lugar.

4-Eres un ser hecho de cuerpo, instinto, emociones, razón, amor, libertad y trascendencia. Y eso es lo mismo que decir que eres cuerpo, subconsciente (instintos y emociones), consciente (razón, voluntad) y superconsciente (amor, libertad, trascendencia).
 
5- El secreto para conseguir cualquier cosa que queramos está en la armonización, en la unidad de todo ese conjunto humano.

6- Tú eres algo maravilloso
ERES EL MAYOR MILAGRO DEL MUNDO.

EL COMPROMISO CON UNO MISMO Extracto del libro La Verdad



Adquirir un compromiso de uno mismo para con uno mismo, si se quiere salir de la ficción de este tipo de vida, es lo que hay que tener claro si ya te cansaste de la forma de existir. El compromiso con uno mismo es dejar de cargar con el teatro, con la ilusión de seguir creyendo la matrix como cierta. Y cada uno puede ver si se pierde en esto o no, con todos los ejemplos mostrados por la existencia a diario. Cada día, desde que te levantas hasta que te acuestas tienes montones de ellos para observar y observarte. Vayas al lugar que vayas, habrá muchos. Cada vez que te pese algo que veas fuera (no hablamos de un tipo de dolor natural desde el corazón, porque este dolor es consciente por la forma de mirar, ya que tu zona emocional siempre sabe que todo está bien, sabe que todo es un teatro, sabe que todo sufrimiento es mental y no se pierde), es porque te has vuelto a ir de ti y te has involucrado de esta forma otra vez. Ocurre cada vez que etiquetas algo como malo, cada vez que intentas poner remedio a las cosas que suceden. Ocurre cada vez que insistes con tu viejo habito de cambiar el mundo, de querer cambiar a los demás, de no respetar las experiencias que eligen otros, ocurre cada vez que permites que esto siga ocurriendo, ocurre dentro de ti porque ya creaste ser irrespetuoso hacia las cosas que quieren hacer los demás y sin embargo sigues contradiciéndote y CREYENDO que tienes un compromiso contigo mismo. Ese compromiso no existe cada vez que te pierdes de ti, cada vez que te quedas en la superficie, en los viejos resultados de las cosas. Lo que ocurre es simplemente lo que ocurre, otra cosa bien distinta es como te lo tomes. Y cuando te lo explican, lo entiendes bien, cuando te quedas sólo/a, vuelves a querer arreglarlo todo porque el hábito irrespetuoso que ya creaste, te dice que así debe ser. Y prefieres defender una idea, antes que Ser TU. Te lo voy a decir más claro: UNA IDEA ES MAS IMPORTANTE QUE TU: este es el absurdo. Y lo que más se te olvida es lo más importante, es que en verdad, con quien estas siendo irrespetuoso es contigo mismo/a. Y por la idea lucharas y lucharas hasta el límite del cansancio, hasta tocar fondo otra vez, o auto-facturarte de nuevo. Tu programación te engaña pero amas mucho la vieja energía enferma que sigue ahí dentro. ¿Si esto no lo aceptas, porqué la defiendes tanto? Y como tampoco la quieres abrazar... sino que, lo entiendes todo desde la lucha...
     Es la meditación la que realmente desinstala los programas y te quedas tan a cero, que estarías preparado para dejar de juzgar. También puedes hacerlo si has conseguido ya que la mente sea tuya. Con la mente en ti, tienes más posibilidades de observarte continuamente hagas lo que hagas, estés donde estés. La práctica de ti mismo estando en ti mismo y practicando a diario es lo que realmente acelera el proceso de la desprogramación. En todo esto tiene mucho que ver CUANTO TE AMES, cuantas cosas estarías dispuesto a hacer por ondear un día dentro de ti la única bandera que absorbe todos los colores: la bandera de la felicidad. Entonces dejarías de ver errores fuera porque ya no los llevas por dentro. Empezarías a ver que lo que hay fuera de ti y tu nueva forma de verlo, es lo mismo. Tu conciencia se elevaría más, te cansas menos, tienes más ganas de hacer cosas, todo es más nuevo, la vida se despliega de otra forma para verla más real, más clara, más contacto contigo, nunca te sentirás sólo/a, todo es más palpable y, siempre bulliría dentro de ti una procesión interna a modo de sonrisa, es una paz que no podrás nombrar, es una vida nueva que recordaste para quedarse, ERES TU.
Javier G. Delgado
Eres nuestro abrazo

MEDITAR O SUMERGIRTE EN LA VIDA (1) Extracto del libro La Verdad


Cuando nacemos en este plano de existencia, no hay ningún ruido mental, ningún pensamiento te perturba, ningún niño nace preocupado por pagar su hipoteca o la siguiente factura, ninguno está dándole vueltas a la cabeza por si llegará o no justito a final de mes. Los niños cuando nacen, están en meditación. A ellos, que vienen del Hogar, nadie les ha enseñado aun a tener problemas con preocupaciones. 
Por tanto, es la vida real teniendo una experiencia en la densidad. Han salido del mundo sutil para ingresar a un lugar donde podrán tener experiencias que en la luz no se pueden tener. 
Pero mientras les van llegando esas experiencias que les hará aprender acerca del Amor, acerca de Quienes Son... siguen meditando, siguen ausentes de pensamientos ruidosos al menos por un tiempo. Vamos a abstraernos un poco: ellos saben que aprender cosas del amor, no tiene fin, por tanto siguen meditando, no pueden parar ese estado natural de ser hasta que comiencen a involucrarse de lleno en lo denso, en aquellas cosas que solo tienen sentido para poder pasar por experiencias complicadas y necesarias para evolucionar, o, dicho de otra forma, no saldrán del estado natural de Ser hasta que olviden Quienes son. En este planeta existen muchas personas especializadas en poder hacerles olvidar, en ese sentido todo funciona perfectamente, no hay problemas para que olviden y así hacer lo que vinieron a hacer. Aquí parece que el tema que tratamos se acaba, pero es cuando empieza, porque si estás leyendo esto, es posible que sea debido a tus problemas para recordar ese estado. Sentimos que sentir como siente un niño que acaba de llegar, es el estado olvidado y que estamos en vías de recordar. Pero ojo, si no tiras todo asunto que te motive preocupaciones, la meditación o el estado natural de Ser, no será. Se hace necesario aquí aclarar que cualquier tema denso que se te repita a veces en la cabeza, es un obstáculo. Por tanto, sino sanas eso antes, no hay avance al recuerdo. Ahora supongamos por un momento que ya no existen esos obstáculos y por tanto tu felicidad se estiró lo suficiente para retroalimentarse a sí misma constantemente. En este estado, es muy posible que te vengan muy a menudo comprensiones, pequeños o grandes recuerdos que llegan de forma mágica y que solo recibes tú de forma única (no vienen por internet), son como descargas de la vida que tú no dejas de atraer en estados no mentales.
     En ese estado digamos que el servidor no está abierto continuamente, a veces cierran para ir a comer. Ir a comer: sonreírte. Otras veces abren media jornada: el resto del día les hace gracia verte pletórico/a y lo disfrutan tanto que se les "olvida" abrir. Aunque algo me empuja en este momento para decirte de todas formas que siempre están abiertos a no ser que seas tú el que cierre la media jornada. No olvides que todo cuanto llega a tu vida lo creas tú. En el caso de quien redacta esto (personaje Javier), sucedía que me tomaba libre un día entero y, aprendí algo en esta "equivocación". Aprendí a guardar mi energía, ya no doy esos saltos pletóricos o, mejor dicho, los doy para adentro.
     Si has llegado al estado de que tu vida se convirtió en una meditación continua (sabemos de algunos que les asusta tanta felicidad), ya sé que no vas a seguir leyendo esto. Tal vez te vayas a leer otro tipo de prensa que aún está prohibida en este planeta.
     Continuemos entonces para los que quieren aprender bien a meditar: MEDITAR ES NO PENSAR. Pero ojo, la forma en que organizamos las palabras siempre, no es un requisito para dejarte llevar al pie de la letra en todo lo que leas u oigas. Y este texto no está exento de esto. Queremos decir que de todo lo que aprendas en la vida, hazlo siempre desde tu propia intuición, o sea, si algo no te resuena por dentro, no lo hagas tuyo. Aclarado esto, repito: MEDITAR ES NO PENSAR. Y sigo: no pensar no significa que dejes de vivir, como algunos malinterpretan, es totalmente al revés. Queremos decir que la mente, cuando está apagada, es cuando tienes mayor recepción de lo que ocurre a tu alrededor. Si llevaras muy a menudo apagada la mente: ¿qué sucedería con las palabras que tengas que expresar? Verías o sentirías como si nacieran de otro lugar. Y es el habitual silencio interno el que se encarga de esto. ¿Y quién es ese silencio interno? TU. O aquel niño que acababa de aterrizar a este mundo. Y la palabras nacidas en ese estado, fluyen más claras, utilizas menor número de palabras a la vez que emites más información, nacen de una seguridad mayor y sabes, sin preguntártelo, que dices justo lo adecuado a tu nivel vibratorio. Estarías ya sintiendo que van quedando atrás aquellos entretenimientos que te obstaculizaba la nueva forma de Ser. En un estado así te haces muy consciente de no juzgar nada. Continuará...
Javier G. Delgado
Nuestro abrazo

TODOS SOMOS DIFERENTES YOES, AUNQUE HAY UN YO QUE ESTA POR ENCIMA DE TODOS ELLOS.




Publicado por Marta Mabel en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
Personalidad, y persona vienen del latin "per sonare" y se refiere a las mascaras que utilizaban los actores en el teatro hace 2.000 años. En aquellos tiempos, y debido a la ausencia de sistemas megafonia, y para que oyeran los que estaban mas alejados del escenario, las mascaras llevaban acopladas a la boca una especie de altavoz, como trompetillas, que ampliaban el tono de voz. 
Esas mismas mascaras, para que se me oiga y para que se me vea con una representación distinta de quien originalmente soy, las utilizare a lo largo de mi vida desde mi nacimiento.
La primera mascara - personalidad - la de un niño obediente- la utilizare para comprar el cariño de los que me rodean y me crían, para no perder sus favores y los cuidados necesarios; despues las circunstancias, si yo no hago algo para evitarlo, me obligaran a que siga utilizando distintas mascaras a lo largo del día y de la vida, dependiendo de con quien este, tendré que ponerme la mascara -personalidad de empleado sumiso que no quiere perder el puesto de trabajo, la de amiga confesora que escucha y guarda un secreto, la de galan simpatico que trata de conquistar, la de sufrida ama de casa que no es comprendida ni valorada, la de cristiano sin vocación, o cualquier otra que necesite emplear o que use sin darme cuenta de ello.
Si se es consciente de ello, no es malo, porque es una mascara que se coloca consciente y temporalmente sobre la autentica cara y que se puede quitar cuando acabe la representación, como hace cualquier actor de teatro; el problema surge cuando uno se identifica tanto con la mascara que se cree que la mascara es su naturaleza y su realidad.
El problema es que si uno esta "actuando" en cada momento, en función de con quien este, puede llegar a olvidad quien es realmente.
Todos somos diferentes yoes, aunque hay un YO que esta por encima de todos ellos. Es difícil, no imposible, ser UNO MISMO en todas las circunstancias.
Hay que ser a veces la madre paciente, la esposa abnegada, la puta en la cama, el hombre entero, el jefe duro, la cocinera eficaz, el conductor amable, el payasete... todo ello sin renunciar a seguir siendo UNO MISMO, o mas bien, SIENDO UNO MISMO.
Es difícil no imposible, acertar en cada momento, pero se debe tener algo muy claro: si la gente con la que uno se relaciona exige que uno sea de cierta forma que no es la habitual, habrá que mirar atentamente si es absolutamente necesario, o por lo menos muy conveniente, o si uno se esta vendiendo a bajo precio. Si para contentar a cierta persona hay que estar siempre optimista, porque es lo que el otro espera, y no acepta a uno en un mal día, habría que mirar si interesa esa relacion. Si en la relacion con otra persona siempre hay que ser generoso, porque es lo que espera de uno, y no acepta que un día que se puede o no se quiere serlo, habría que mirar si interesa esa relacion.
"Hay una cosa que ni siquiera Dios puede hacer", le dijo el Maestro aun discípulo al que le aterraba la mera posibilidad de ofender a alguien, "¿Y cual es?"..." agradar a todo el mundo", dijo el Maestro.
El esfuerzo que requiere la "actuación" que nos exigen ciertas normas, que no sabemos quien instauro y que no cuestionamos si son compatibles con nuestra naturaleza o si estamos satisfaciendo deseos extraños y no los propios, es agotador.
Vivir tantos personajes en el día, saber comprender a cada uno de ellos, tomar decisiones personalizadas con cada personaje, hacer que uno diga y otro calle, o que otro diga y uno calle, conseguir un equilibrio entre mente-pensamiento-deseo-realidad-duda, vivir la propia historia al margen de otras historias, malgastar parte del irrecuperable tiempo, pintarse una sonrisa con desgana, morir en cada momento... estas son algunas de las solicitudes de la vida en función de los demás.
Ser uno mismo a la busqueda del Uno Mismo.
Y a eso se le llama IDENTIDAD: "hecho de ser una persona o cosa la misma que se supone". La identidad es lo único que permanece en la persona desde su nacimiento hasta el fin.
Cambia de cuerpo, el pelo, el tono de voz, la osamenta,cambia el nivel cultura, cambian las aficiones, los gustos, los deseos; cambian las ilusiones, las metas, el entorno... lo único que no cambia, lo que permanece igual es la identidad.
El que realmente somos. Lo que somos.
Esa característica natural que alguien nos implanto, o que habíamos ganado en otras encarnaciones, es la que evoluciona con las experiencias, pero no en un sentido expansivo y a la busqueda de lo existir sino todo lo contrario, un crecimiento implosivo, cada vez mas hacia el núcleo, resumen y esencia, en el que todos nos unimos del que todos partimos.
El éxito, y la tranquilidad personal, es preservar la identidad en su integridad, defenderla y mantenerla siempre, ampliarla, actualizarla, porque el respeto a la propia identidad es la defensa de la dignidad personal.
Te dejo con tus reflexiones......
Fuente: Francisco de Sales.
NAMASTE.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...