Mis Amigos Seguidores en Google

sábado, 7 de mayo de 2016

Las Leyes de la Mente (Primera Parte)



La mente es la herramienta más potente que posee el ser humano. Saber manejarla nos conduce a ser libres de pensamiento. Pero, ¿cómo luchar contra las ideas preconcebidas? ¿Pensamos o somos pensados? 
Actualmente el conocimiento se transmite de un modo asequible. Estamos inmersos en un mundo racionalista que promueve una actitud intelectual ante la vida. Se ofrecen datos pero no siempre se enseña a discernir. La enseñanza de las leyes básicas de la vida no suele pertenecer a ninguna de las materias de estudio, y hasta la enseñanza de la filosofía se encuentra algo mecanizada y desgajada de la búsqueda total, ética y espiritual, que algún día fue. 
El desarrollo de la mente se ha confundido con el desarrollo de la “capacidad mental”. Tener agilidad mental nos hace más listos pero no guarda relación con cualidades más altas, como el discernimiento. Por eso la agudeza mental es utilizada hoy en día para asaltar un banco o para defraudar al fisco, antes que para desarrollar grandes obras. Ayudar al desarrollo mental de una persona no es tan solo capacitarle mecánicamente para lograr algo sino además mostrarle el correcto encauzamiento de esa fuerza. 
Del mismo modo que aprender ciertas reglas matemáticas no siempre lleva al estudiante a entender la armonía del universo, discernir es una cualidad más elevada que una mera capacidad mecánica, y supone el aprendizaje para tomar el camino más correcto posible en la vida, el que menos dañe, el que nos haga más plenos y felices y nos lleve a las mayores cotas de evolución posibles.
Por ello, aunque se considera al cerebro idéntico a la mente, hay que distinguir entre el órgano físico, que es asiento o receptor de la mente, y la mente propiamente dicha, pues no son lo mismo.


Pensamientos sincronizados


Según concepciones de las culturas tradicionales, el cerebro es la estación receptora de las ondas mentales, las cuales se hallan rodeándonos como una atmósfera, del mismo modo que ocurre con un aparato receptor de ondas de radio. Así, los mensajes emitidos por la mente son independientes del receptor físico que conecta con una idea.
Estas ideas, que parecen flotar en el ambiente de un momento y una época, si no son alimentadas se desvanecen, y en cambio, cuando son repetidas y reforzadas por varias personas, parecen tomar consistencia, como si se asentaran con una forma y fuerza propia, de tal modo que perviven más allá de las personas que las concibieron en un principio. 

Las ideas, que parecen entidades que flotaran en la atmósfera mental, son “sintonizadas” por determinados sujetos, y así una misma idea puede ser concebida por varias personas al unísono.
Según esta concepción, el mundo mental es un mundo organizado, compuesto de “átomos mentales”. De ahí que se considere que un pensamiento toma “forma y consistencia” 

en la medida en que se le añade energía mental al mismo.
¿Cuántas veces hemos pensado en una persona largo tiempo ausente y al día siguiente la encontramos de nuevo? ¿Cuántas veces recordamos a una persona que vive a cientos de kilómetros, y a las horas nos llama por teléfono? ¿Cómo supo que la llamábamos mentalmente? ¿Cuántas veces dichos efectos son casi instantáneos? En otros casos, hemos ido a hablar con una persona y el tema que surgió en el transcurso de una conversación, nos cambió la vida. ¿Casualidad? ¿Destino? ¿Rutas de pensamiento prefijadas o transmisiones de ideas que cambian según sean nuestros impulsos mentales irradiados al ambiente? ¿Existe un mundo casual o un hilo conductor que traza el camino invisible que nos espera y reclama, como una invitación a hallarnos a nosotros mismos?

Las ideas que nos venden El mundo mental tiene formas variadas porque tiene cierta consistencia, y se conforma con átomos mentales que dan cuerpo a las ideas, que son como líneas de fuerza alrededor de las cuales se crea una estructura mental. Las ideas actúan como líneas creativas invisibles, trazan el diseño mental, y cuando esas ideas van tomando cuerpo se decantan del mundo de lo receptivo al de la plasmación, y la materia mental se aglutina en torno a ellas, tal como las partículas eléctricas siguen las líneas de fuerza de potencial de un campo magnético.
Cuando lanzamos un pensamiento al ambiente que nos rodea, puede ser captado por otros, de tal modo que entre todos creamos la atmósfera mental y colectiva que nos circunda. 

Los pensamientos egoístas irán tomando cuerpo y plasmando una atmósfera gris y pesada; en cambio los pensamientos nobles, heroicos o altruistas ayudarán a que las mentes que los captan vibren en sintonía con sus mejores estados de conciencia.
Es entonces nuestra responsabilidad frenar en nosotros las ideas que juzgamos negativas, y no darles asiento ni consistencia mental en nuestra propia atmósfera individual de pensamiento. Es importante no lanzar más ideas negativas a la atmósfera mental colectiva, pues podrían ser captadas, amplificadas y recreadas por otras personas que las seguirán alimentando y engrosando.
A modo de ejemplo: en nuestro tiempo, las novelas o películas de violencia, o de formas de robo sofisticadas, mostradas como una loable astucia mental, o el culto que se hace a personajes ególatras o paranoicos que se llegan a tomar por héroes, han desplazado a las biografías de los grandes hombres y mujeres, bajo la excusa de que no venden. ¿No serán fruto de intereses de grandes multinacionales que no buscan tan sólo dinero, sino poder e influencia social, unificar conciencias para crear un ejército de seguidores movidos por la igualdad de sus encefalogramas planos? ¿Acaso no hemos aprendido de la historia cómo suelen ser cabalgados los movimientos sociales, 

y cómo son utilizadas las búsquedas bienintencionadas de paz 
y de un mundo mejor, y cómo se venden libros a su costa sobre las nuevas ideas seudofilosóficas u orientalizantes? ¿No habrá alguien detrás de la profusión de zafios programas de TV vacíos que recrean la disputa entre personajes de dudosa calidad humana o utilizan el sexo como único reclamo de audiencia? ¿Quién decide que siempre se roce el nivel más bajo posible? ¿No habrá al menos un punto medio, en el que se supone que se halla la virtud?

Ideas enlatadas.


El pensamiento se satisface a sí mismo y se estanca cuando se cree suficiente, cuando cree haber alcanzado un tope, lo que nos lleva a una parálisis en el aprendizaje.
La mente se apoya para conformar nuevas ideas en otras anteriores, aunque algunas ideas preexistentes cristalizan en nosotros, se tornan rígidas, pierden frescura y se convierten en esquemas mentales. Se enreda entonces la mente con los propios esquemas de pensamiento, se encasilla en unas frases hechas, en ideas enlatadas previamente que nos restan frescura, en frases resueltas a priori como un alimento precocinado, que merman la capacidad de reflexión a fuerza de repetirse una idea constantemente y convertirse, con el tiempo, en hábito mental.
A modo de ejemplo, solemos decir: “el dinero no da la felicidad pero ayuda a conseguirla”, pero con el paso de los años llegamos a creer que sin él no podremos ser nada, sin darnos cuenta de que las circunstancias que nos rodean siempre serán cambiantes, pues por propia definición serán circunstanciales, y los cambios procuran, en el fondo, mayor avance humano que los estatismos abúlicos.
Otros dirán: “cómo no me he casado yo a mis treinta años... no es posible que esto me ocurra a mí”, o bien que una vida que ha alcanzado su plenitud pasa necesariamente por tener una casa propia en el campo, próxima a la ciudad, y un buen automóvil de la mejor marca posible en la puerta.
En general ocurre que a fuerza de repetirnos ciertas ideas, que creemos válidas para todos, creamos “corrientes de pensamiento” que exportamos a los demás, y con el tiempo acaban conformándose en la inicial plasticidad mental surcos que llamamos “mentalidades”, que a modo de raíles fijos llevan a las personas en el sentido “conveniente”. 

Así, en Europa actualmente los antropólogos reconocen ocho grandes mentalidades que se repiten como grandes tipologías de pensamiento en las cuales parece que encajamos unos y otros.
Se crean entonces líneas de pensamiento convenientes o correctas para una sociedad, y todo lo que se aparta de ello se rechaza, se excluye, se acaba persiguiendo bajo el rótulo de “raro”, sin reconocer que se excluye por falta personal de tolerancia.
El hombre acaba siendo atrapado por las propias corrientes de pensamiento que a modo de “formas mentales” van tomando cuerpo, asentándose en nuestra sociedad y creando un programa cultural del cual es difícil zafarse, por la propia presión familiar, mediatica y endocultural.

Libertad de pensamiento.


Salir a la luz de un pensamiento libre es entonces una labor ardua, propia de quien busca un programa individual de conducta, como si el efecto invernadero no fuera tan solo físico sino que alcanzara a crearse una nube de pensamientos previos, de ideas hechas, de conductas aprobadas o reprobables cargadas de trabajados aprioris que no tienen mayor fundamento que las costumbres sociales, poco reflexivas a veces, que son patrones de conducta útiles para adormecidas conciencias y receptivas mentalidades.
Lo dicho anteriormente ocurre en la medida en que el hombre refleja el medio convirtiéndose en un “hombre espejo”. 

El hombre es más permeable mentalmente en la medida en que atiende tan sólo hacia el exterior, por la falta de una verdadera solidez mental, y acaba reflejando las ideas y actitudes de otros. En una etapa adolescente este modo de aprender las ideas de otros va conformando la estructura del propio edificio mental, pero con el tiempo esas ropas ajadas tendrán que dejarse a un lado y construir la propia vestimenta de pensamiento.
Hay, en fin, que trabajarse, que educar el propio carácter, y consolidarse alrededor de unas ideas principales, las cuales, a modo de núcleo, aglutinarán otras más cambiantes y superficiales, que han de someterse siempre a revisión antes de integrarlas en la propia estructura de pensamiento.
Cuanto más reflejamos el entorno mental, menos consistencia propia logramos, y navegamos en la superficie del pensamiento que podríamos alcanzar. A la inversa, también es notorio que quien es más superficial, menos ideas propias elabora y más se apoya en las ideas que le circundan, y más se descubren en su conversación los últimos titulares de los periódicos, los razonamientos del último programa de TV de mayor audiencia, y suelen desconocer lo que es un buen libro y una buena música y no mero ruido, porque desgraciadamente hay una ausencia de un programa cultural propio, de un programa de desarrollo trazado por sí mismo.
Tal vez algún día aprendamos a comprender a los seres humanos tan bien como hemos aprendido a reconocer nuestro medio físico, pues nos es incluso más importante. 

Cuando en una persona hay una gran carestía de pensamiento o es muy permeable, se asemeja a un terreno muy árido o arenoso que no retiene el agua, y se pueden observar y medir fácilmente el grado de saturación acuosa que tiene. 
En cambio, un buen terreno de labor, que no debe ser ni poco ni demasiado permeable, admite agua, pero la retiene e integra en su estructura manteniendo un grado de humedad constante. 
En el primer caso citado, la labor de pensar es algo que nos resulta ajeno, y el agua de vida que son las ideas no son asimiladas, reelaboradas e integradas en nuestra estructura mental.

Ramón Sanchís

https://www.revistaesfinge.com
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

MISTERIOS CURATÍVOS E IMPORTANCIA DEL GAYATRI MANTRA




En realidad  todo vibra, todo está en constante armonía y danza cósmica.

VER VÍDEO: "MISTERIOS CURATIVOS..."

"Los siete principios herméticos" 
  El tercer principio dice:
"Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra"
La ciencia moderna afirma este concepto. Según la teoría dice que TODO está compuesto de energía, y toda esta energía está en movimiento, literalmente. Desde la más grande estrella, los átomos, las moléculas, hasta los pensamientos humanos, literalmente TODO está girando, vibrando.

Maestros del antiguo Egipto recitaban este concepto. Desde el puro espíritu hasta la forma más pequeña de materia se encuentra vibrando. Mientras más rápido vibra, más alta se encuentra ésta.



Las cosas que no vemos a simple vista están en vibraciones muy altas. He aquí un concepto que afirma la existencia de seres "fantasticos", como los ángeles, duendes u otras formas de vida; se dice que se encuentran en otros planos paralelos vibrando a frecuencias muchisimo más altas.

"El que comprenda el principio vibratorio ha alcanzado mucha sabiduría" ha escrito uno de los más antiguos sabios. 

Las hebras de nuestro Adn están en constante movimiento junto a nuestros átomos. 


En el mito de Shiva. Percibió la verdadera naturaleza del universo… 

“Energía-Conciencia, Información, Danzando Eternamente”, es la Serpiente Kundalini danzando en nuestro ADN. Es el  OM que representa la energía cósmica pura, indiferenciada, el Sonido Primordial. Es por medio de este sonido primordial que el ser humano puede entrar en contacto con el origen de forma intuitiva. OM es la semilla de la que brotan todos los demás sonidos. 

Quizá sea en lo único que estén de acuerdo absolutamente todas las tradiciones indias. Hay una forma Brahmínica de pronunciar el Om, como la hay Tántrica, oculta, que se convierte con la pronunciación en OM.

Este Om es tan importante que se le denomina Pranava “el que lleva y modula el Prana”, la energía vital. También se le conoce como omkar.

 Según el Tantra cada ser humano tiene su propia vibración de base así como cada sonido tiene su imagen que lo representa. Antes del sánscrito, incluso del devanagari, el Omkar se dibujaba ya en arcilla o en hojas de palma. Su representación contiene un significado altamente oculto que hace referencia al contenido más sagrado de la sexualidad mística, el proceso de espiritualización de la materia más secreto. 

En la tradición tantrica el mantra para estar “vivo”, es decir, tener todo su máximo potencial activo, debe ser transmitido de boca a oreja, por parte de un Maestro cualificado, esto es; que mantenga el contacto con el linaje a cuya tradición corresponda dicho mantra y, que así mismo, tal maestro, mantenga sus votos actualizados.

 La pronunciación debe ser rigurosamente correcta, so pena de ineficacia, o pero aún, de posibles contra efectos. Aún así, en estos tiempos modernos, en los que no nos conformamos con ir de vacío, y en los que no disponemos del tiempo ni el compromiso, para seguir a un Maestro plenamente cualificado, las escrituras permiten iniciarnos en la Ciencia del Mantra sin más proceso iniciador que el que supone el esfuerzo propio, de cantar y mantener el canto en el tiempo.

Desde hace milenios el tantra conoce y utiliza los poderes curativos y relajantes para el cuerpo y el espíritu del mantra por excelencia, el conocido como pranava, el OM y de las seis sílabas primordiales o gérmenes, conocidas como Bija mantras, mantras semillas: hram, hrim, hrum, hraim, hraum, hrah, cada una actuando sobre distintas partes del cuerpo y sobre un órgano preciso. En el comienzo… 

“En el principio creó Dios los cielos y la Tierra. Y la Tierra era caos y vacuidad,…” Génesis 1 “En el principio era el Verbo…” San Juan “En el principio era el Big Bang…” Para el Físico “En el principio era el Damaru, el tambor de Shiva…” Para el Tántrico Así, siendo todo en el universo, energía en continua vibración, de la Nada que todo lo contiene, surgieron una miríada de seres y formas en continuo y perpetuo estado vibratorio …

El Sonido en el Yoga Esotérico La manifestación del sonido es un sistema triangular en el esoterismo yoguico: SILENCIO (Es Neutro) SONIDO SUBJETIVO SONIDO OBJETIVO (Es Positivo) (Es Negativo) El sonido subjetivo o positivo está relacionado con el triángulo superior de chakras: 1. Chakra Coronario / Sahasrara 2. Chakra Frontal / Ajna 3. Chakra Cardíaco / Anahata El sonido objetivo o negativo está relacionado con el triángulo inferior de chakras: 5. Chakra Umbilical / Manipura 6. Chakra Sexual / Swadhisthana 7. Chakra Básico / Mulandhara En el centro de los seis anteriores se encuentra el Chakra Laríngeo / Vishuda. 

Este es el punto de conexión entre los aspectos positivos y negativos. Según la tradición uno se convierte automáticamente en discípulo, en los planos celestiales, cuando domina este chakra, por medio de la palabra verdadera, justa, armónica, no violenta. Recibiendo de esta manera la auténtica Iniciación a la Realidad Espiritual Perenne. El sonido subjetivo es la Corriente del Sonido Interior, mientras que el Sonido objetivo se considera la Corriente Externa del Sonido, el hablar familiar, más mundano. 

HABLAR se considera una función del Sonido Objetivo, mientras que ESCUCHAR es considerado como una función del Sonido Subjetivo o Positivo. Al escuchar entramos en un proceso mental receptivo capaz de consolidar nuestras energías hasta que seamos capaces de hablar desde el triángulo superior de chakras. De ahí la importancia que las distintas tradiciones dan a la práctica del silencio. El silencio nos prepara y capacita para llegar a producir el sonido real, el sonido interno, nuestra vibración primaria, nuestra nota musical, la cual nos define. 

Nuestra vibración rítmica. Pero la Tradición afirma que para que el sonido primordial pueda encender la llama de nuestro poder debemos reunir progresivamente, unos requisitos previos: 1. Decir la verdad siempre y de manera no dolorosa, pacífica. 2. No mentir nunca, ni para pretender ser agradables. 3. Medir nuestras palabras, siempre. no hablar por hablar. 4. Ser precisos en la elección de las mismas para no crear malentendidos. 5. Ser agradables incluso cuando permanecemos en silencio. 6. Escuchar con paciencia, sin mantener el discurso mental que juzga sobre la marcha cuanto oímos. 15 Solamente cumpliendo estos requisitos nuestra practica con el sonido se convertirá en Sonido Creador.

Se cantan los mantras concentrándose en cada uno de los chakras correspondientes, se pueden cantar en distintos niveles de volumen, que a su vez afectarán a los órganos físicos, como a los planos psíquicos y emocionales, que el chakra en cuestión gestiona. El trabajo se puede completar con la visualización del color y la atención al sentido correspondiente. La polaridad del sonido depende fundamentalmente de la Corriente Constante del sonido, que es la respiración, inhalando, exhalando.

Si prestamos atención podemos identificar dicho sonido, de la respiración como un zumbido que suena aproximadamente, como So al inhalar y, HAM al exhalar. Al cabo de un rato el sonido nos resuena continuo y suena como SOHAM, cuya traducción sería “Yo Soy”. Afirmamos así nuestra naturaleza interior verdadera, nuestra Naturaleza que Es, más allá de nuestras circunstancias familiares, culturales, etc. 

 Escuchando este sonido junto a nuestra respiración la mente se disuelve en la respiración y ambas se funden en la Pulsación subyacente continua. La Vibración Primordial o Pulsación Eterna. 

Dentro de la palabra Soham se contiene al Pranava OM, que es la base de tal pulsación. Debemos concentrarnos en oír tal sonido en lo más profundo de nuestro corazón. Cuando así sucede es una indicación de que estamos vibrando según nuestra naturaleza. Es un sonido que se produce independientemente de la actividad de la mente, lo que nos indica y confirma que está más allá de la propia mente. 

La culminación de tales sonidos, SOHAM, OM nos dan fórmulas conocidas con el nombre de Mantras. Man significa Mente Tra significa Protección Mantra significa básicamente Protección de la Mente “Mantra es lo que protege a la mente tanto como se cante concentrada y repetidamente”. 

Los mantras están escritos en idioma Sánscrito. Las sílabas en sánscrito están estructuradas en sagrados Ollas, de modo que son notas musicales. La música y las palabras son inseparables en la esa lengua de los Dioses. El Haṭha Yoga Pradīpikā es el manual antiguo más importante sobre Haṭha Yoga. Su autor es Svātmārāma Yogui que vivió a mediados del siglo XIV d.C. 

Esta obra busca la integración entre las disciplinas físicas y las prácticas espirituales más elevadas del Rāja Yoga. Explica el uso del sonido para liberar la mente de sus fluctuaciones. 

La práctica se conoce como Nadam Yoga y hay varios métodos según tradiciones. Al final del trabajo incluimos los sutras que hacen referencia a esta práctica. La “Vía” del Canto del Gayatri Mantra Se trata del mantra, seguramente, más sagrado de la Tradición Védica.

 Los brahmanes indios más ortodoxos, no toleran oírlo cantar a gentes no nacidas en el seno del Dharma indio, puesto que nos consideran impuros, sudras, demonios del materialismo. Afortunadamente otros brahmanes más capaces de leer e interpretar las Escrituras Sagradas del Dharma Védico, tal y como en su origen parece que fueron transmitidas, consideran que este Dharma, denominado en propiedad, Sanátana Dharma, “Ley Eterna”, es un Dharma, una ley, universal entregada por Dios a toda Su Creación, en este y en otros mundos. De tal manera que la India no sería más que la cultura receptáculo y guardiana de tal conocimiento, manteniendo la obligación y el compromiso, de darlo al mundo cuando éste se crea preparado y así lo requieran sus gentes.

La divinidad es Luz Purísima y es responsabilidad de cada ser consciente de la Creación, retornar dicha Luz a cada rincón de la vida personal y social. Existe una vía de regreso a nuestro origen que debemos hacer visible a los que aún no la han percibido. Una melodía que debemos escuchar, una canción que debe ser cantada. 

Existe una composición que según los Maestros expresa y contiene todo lo creado: el Gayatri Mantra. El Gayatri Mantra es la misma divinidad vibrando, articulada en 24 sílabas que fue recibido y transmitido hasta nuestros días, por Sri Visvamitra, hace milenios. La combinación apropiada de las 24 sílabas del Gayatri Mantra contienen y expresan la base de todo lo creado y nos desvelan los secretos divinos y el secreto significado de las leyes materiales y de la existencia humana. Aceptar el Gayatri Mantra, realizar su método con entusiasmo y constancia puede capacitarnos para experimentar el Yoga, la Unión Cósmica.
http://rolypolanco.blogspot.com.es/

La Serena Expectación y los ángeles Capitulo 8º y Ultimo (V.B. Anglada)


V.B. Anglada
La Serena Expectación (8).


"Cuando una persona nos mira y sus ojos son vagos causa compasión, porque no sabes lo que hay más allá de aquella mirada sino un vacío tenebroso de incomprensión, de temor 

o de dificultades. Y ahora, en los ashramas de la Jerarquía se están dando los nuevos retoques a los discípulos mundiales que tendrán que intervenir cuando venga el Avatar, y muchos de ustedes pueden ser esos discípulos, elegidos por sus Maestros. 
Y no estamos hablando en plan de divagación, no somos místicos ni visionarios, estamos hablando con propiedad y con cierta experiencia del mundo oculto de Shamballa. 
Por lo tanto, todo cuanto estamos diciendo, si no se acepta de una manera noble o se rechaza porque no se comprende al menos que exista la voluntad de una duda inteligente.

Hay la posibilidad aquí y ahora de redimirse del proceso kármico, y seré más concluyente al respecto y más afirmativo: A medida que ustedes vayan siendo entidades expectantes, que estén observando el proceso con dignidad y atención y traten esta atención a todo cuanto sucede por imperceptible e insignificante que parezca a los ojos del Observador, en esta justa medida, ustedes se están liberando del karma y nadie podrá decir que aquello que están ustedes comprendiendo ahora íntegramente a través del corazón y no a través de la mente, que una vez haya fructificado, ustedes no se sientan glorificados, santificados, redimidos, iniciados dentro del grupo al cual ustedes pertenecen. Ésta es una afirmación solemne, que para mí es de una gran responsabilidad, pero es así, y no puede ser de otra manera. Es entonces el Alma de ustedes la que debe resolver la incógnita de la misión, la que debe decidir, la que debe cumplimentar.

Cuando la mente está llena de datos intelectivos no puede comprender una situación. Es que si hay una expectación, y la serena expectación debería darse en las escuelas, que estuviese más atento el estudiante que no informándose. 

Si es del maestro el trabajo, porque vemos que sucede un hecho negativo por completo, no sólo atiborran el cerebro del estudiante con datos concretos en la escuela sino que les cargan de materia para hacer en casa, y no les queda tiempo para que la persona se autoglorifique internamente, o que descubra aquella parte del iceberg que le corresponde. 
Entonces, habitualmente, casi en su totalidad no sé si habrá excepciones, yo no las conozco, la educación está fallando por su base, estamos siguiendo el mismo camino que las computadoras, se trata solamente de trabajar con la informática. 
La informática es lo que se decía, que la persona sea creadora, creadora en el sentido de comprender las situaciones, porque si una persona comprende una situación la puede resolver porque está creando ella misma la situación, y la persona que crea una situación es la única que puede comprenderla.

Entonces, ¿por qué no empezamos a crear situaciones en todos los campos? Después de haber visto el fracaso de la educación seguida hasta aquí por los medios técnicos actuales, que ha degenerado, como ha degenerado el arte, la música, la pintura, todo ha degenerado, así que se está clamando por un karma colectivo, porque después del Renacimiento, ¿hay algo en música, pintura, relieve espiritual, en belleza ética y en la estética de las formas? Es decir, que se ha perdido de vista el arte, ahora sólo quedan artistas mediocres, y que me perdonen los artistas.

Comprensión a través de la Atención.
http://www.sabiduriarcana.org/conferencias-vicente/1983-06-18.pdf




Hemos creado el tiempo, y el tiempo es el que exige de nosotros la meditación, el tiempo siempre posee un vacío en sí mismo, no está lleno el tiempo, es como el deseo, el deseo jamás culmina, porque vamos siguiendo el deseo y las circunstancias aliadas con el deseo, y si pensamos que es inspirados por el deseo y si meditamos, es porque existe el deseo de llegar a cualquier parte, y al querer llegar a cualquier parte es cuando creamos la sensación de tiempo, y lo que se pretende actualmente en los discípulos avanzados es que dejen de crear el tiempo dentro de la conciencia, que dejen de proyectarse, que se queden varados, silenciosos, expectantes, porque en esta expectación se halla el supremo goce de la vida, es la paz, es la felicidad, es el éxtasis.

Y, progresar de esta manera, sin perderse, repito, en el laberinto de las ecuaciones mentales, sin perderse en el confusionismo de la acción retardada, de aquella acción que crea tiempo y crea distancia y, por lo tanto, el arrepentimiento. Y, naturalmente, como que estamos constantemente arrepentidos, porque no estamos contentos con lo que hemos hecho en el pasado, constantemente tenemos que traficar con soluciones, con soluciones mentales o emocionales y, naturalmente, tenemos que disciplinarnos, tenemos que estructurar dentro de la conciencia algo ficticio, algo que no pertenece a la conciencia, algo que no pertenece a Dios, algo que pertenece a nosotros, simplemente. 

Si os dais cuenta de que estamos aquí por algo más de que estar reunidos un grupo de amigos, como decía el otro día, de sentir conjuntamente el gozo de la meditación, de sentirnos siquiera parcialmente, silenciosamente expectantes.

Es decir, Shamballa nos impulsa siempre hacia la ley del grupo, la Jerarquía nos ayuda a encontrarnos a nosotros mismos, consecuencia, el encontrarnos a nosotros mismos y encontrarnos con el grupo, es una actividad consubstancial 

que debemos cumplir constantemente a través de la acción creadora, porque cuando estamos serenamente expectantes, estamos realizando, primero, una evolución grupal con respecto a todas y cada una de las células del cuerpo físico, del cuerpo emocional y del cuerpo mental, lo cual significa una purificación desde el ángulo de vista individual, técnicamente descrita como “Redención de la Substancia ” y, por otra parte, estamos unificándonos en virtud de nuestra integración, con ese grupo mayor del cual formamos parte, me refiero al grupo egóico, me refiero al grupo causal, me refiero al contacto con nuestro Ángel Solar, me refiero a todas estas series de impresiones, de energías y fuerzas, que vienen canalizadas desde el plano búdico, a través del plano causal hasta nuestro corazón, y dejarnos llevar como un sonámbulo divino por las sendas de la vida.

Cada vez están afinándose más los tiros hacia la acción creadora que debe ser la fuerza motriz del discípulo de esta nueva Era de Acuario. En Acuario, se dice que la mente gobernará el propósito, pero también puede decirse que más allá de este propósito que tiene que ver con esta mente omniabarcante, habrá el 1º Rayo impulsando a los discípulos, no simplemente este amor místico del pasado. 

Esto que llamamos el Amor de Dios, si lo analizarais muy profundamente, es la Voluntad del Logos, es el verdadero Amor, el Amor por la Justicia , no es un amor establecido entre los seres humanos, por grandes y puros que sean, sino que está más allá, es el Amor al grupo, es el Amor a la sociedad, es el Amor a todo cuanto nos rodea, incluyendo en éste cuanto nos rodea, a los Ángeles y a las misteriosas entidades que desconocemos, que también están aquí, realizando su evolución.

Daos cuenta de cuan tremenda debe de ser la expectación del discípulo para poder captar en cualquier momento del tiempo todo este universo que nos rodea, de seres y de circunstancias. Si nos damos cuenta de esto, habremos comprendido el porqué hemos venido, el porqué estamos dirigiéndonos hacia una meta indefinible, el porqué somos.

Naturalmente que sí, que la acción coordinada de la atención y del supremo impulso del alma puede curar todas las enfermedades, puede solucionar todos los problemas, sin embargo, yo creo que nos falta la fe, esta fe que transporta las montañas, porque dudamos, ¿verdad?, y aunque se acepta la duda, porque es la base de la inteligencia concreta, no obstante, es un impedimento cuando se trata de dejar de hacer o de estar tan expectantemente serenos en la acción, que se produzca un milagro en nosotros mismos, un milagro que tiene que barrer el karma, porque el karma siempre es el fruto amargo del pasado, ya sea un karma familiar, ya sea un karma social o nacional o internacional, proviene del pasado, no es de ahora.

- La Serena Expectación y las Disciplinas Meditativas
http://www.sabiduriarcana.org/conferencias-vicente/1983-11-03.pdf

No sé si he contestado hasta cierto punto, pero date cuenta de que toda la labor del discípulo en esta era es dejar a un lado los poderes, que es lo que más atrae la atención, y centralizar toda su atención en el Centro Ajna, de día y de noche, como dice el Maestro Tibetano.

Solamente me faltaba leer “El Fuego Cósmico”, que nunca lo había leído, y ahora tengo que leerlo por fuerza, para darme cuenta de la realidad de todo cuanto se ha dicho hasta aquí acerca de los centros, pero es que te lo hace ver tan claro, realmente es así. Pero, en todo caso, cuando hay una atención formidable siempre soy el adalid de la atención, siempre estoy defendiendo la atención se está creando este triángulo con la atención, la serena expectación. 

La serenidad viene del Corazón y el dinamismo viene del Centro Sahasrara, cuando se unen en el Centro Ajna ya existe una explosión de energía aquí, que hace que el Pensador esté atento.

- El Discípulo y los Poderes
http://www.sabiduriarcana.org/conferencias-vicente/1983-12-29.pdf

Por Vicente Beltrán Anglada.
 

Fuente:http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

La Serena Expectación y los ángeles Capitulo 7º (V.B. Anglada)



V.B. Anglada
La Serena Expectación (7).


"No sé si he dicho en alguna ocasión que Agni Yoga constituye una de las aportaciones Jerárquicas a la humanidad utilizando una corriente de Shamballa, la misma corriente que en otras direcciones provocó la gran guerra que se inició en el año 1914 y terminó aparentemente en el año 1945, con los desastres y las consecuentes, digamos, oportunidades de orden espiritual que todo sufrimiento humano aporta a la vida colectiva de la humanidad.

Entonces, siendo una corriente de 1er Rayo, Agni Yoga es difícil de comprender, y todavía más difícil de experimentar. 

Sin embargo, la dificultad es sólo aparente porque una cosa muy simple es difícil de comprender cuando la mente está muy ocupada, o muy sobrecargada de principios, conclusiones, pensamientos, imágenes, ideas de aquí y de allá y que, por tanto, cuando se habla, por ejemplo, del término simplificación, la mente en el discípulo suele ofuscarse, porque no puede concebirse una actividad que se basa, digamos, en el vacío mental, o en la aparente inactividad mental.

Sin embargo, daos cuenta, que esta dificultad, como digo, es aparente en el sentido de que hay vacíos o intermitencias entre uno y otro pensamiento, constituyendo todo este proceso de asociación lo que técnicamente llamamos el tiempo, pero que si aprendiésemos a separar un pensamiento de otro, o un grupo de pensamientos de otro grupo de pensamientos, y que el espacio entre unos y otros fuese cada vez más grande, nos daríamos cuenta de que esta actividad trae como consecuencia otra actividad de tipo desconocido que se manifiesta en forma de un silencio expectante, y me perdonareis, pero es que tengo que insistir, porque así lo he aprendido en el ashrama, el término serena expectación y que, por lo tanto, solamente serenamente expectante se está practicando el Agni Yoga.


Me preguntáis por qué la mente debe dejar aparentemente de ser, o que la mente concreta deba fusionarse con la mente abstracta, simplemente porque Agni Yoga se basa fundamentalmente en la Doctrina del Corazón, así como la mente se basa fundamentalmente en la Doctrina del Ojo y que, por lo tanto, a medida que la mente va siendo reducida al silencio aparece un nuevo factor en la vida individual y es el corazón, no el corazón físico que es el motor de la vida física, sino un enlace en el chakra cardíaco de una corriente que procede del plano búdico y, por tanto, la extraordinaria efusión de energía búdica provoca en el ánimo individual ciertas actividades de tipo desconocidas, pero que son de expresión dinámica muy potente y que conduce a grandes resultados en la vida social y psicológica de la humanidad. El Yoga del Plano Búdico
El corazón, centro del amor y centro de la vida, está matizando la mente de una cualidad específica que ya no es el simple discernimiento, porque el discernimiento está operando aún dentro de los opuestos, no se puede saber el valor de una cosa sin pasar por el discernimiento, pero cuando se trasciende el discernimiento y se penetra en algún estadio búdico el fenómeno que se produce es la serena expectación, la mente ya no reacciona al pensamiento ordinario y sí al pensamiento abstracto y a las ideas arquetípicas de la Divinidad , utilizando únicamente la mente intelectual, la mente concreta, la mente comparativa, la mente discernitiva con todo su complejo de memorias, como un simple instrumento de manifestación.

El Yoga del Plano Búdico
Si ustedes quieren tener la medida, yo diría la medida áurea, para descubrir el valor de un acontecimiento, solamente tienen que darse cuenta si ustedes están adaptados a las situaciones. Para mí, adaptarse a una situación es vivir tan íntegramente aquella situación que entre el yo que observa y la situación que está siendo observada no exista ningún vacío, y esto solamente puede ser realizado cuando estamos muy atentos, cuando estamos expectantes, cuando empezamos aquí. 
Solamente aquel silencio que nos embarga, aquello es atención, aquello es observación, aquello es contacto directo con el Ser superior. 
¿Y hemos necesitado algún intermediario? ¿Verdad que no? ¿Para qué sirven los sofismas, las disciplinas, todo cuanto se nos está suministrando para enriquecer el espíritu, si el espíritu de por sí ya tiene la máxima riqueza? Además, dense cuenta de que para llegar al Reino de Dios no se precisa pasaporte ni dinero, porque no existen fronteras. Comprensión a través de la Atención.




"…y ahora tenemos la gran posibilidad de que reconozcamos nuestra inmanencia por esta fuerza tremenda de Shamballa que está sobre la Tierra , que está dispensando sus dones por doquier; en virtud de esto, estamos ganando el poder de atraer a nosotros la trascendencia del propio Dios, que se manifiesta cuando estamos expectantes, no simplemente silenciosos, expectantes, porque podemos estar silenciosos de palabra y nuestra mente ser un hervidero de pensamientos y nuestro corazón un hervidero de pasiones, me refiero a esta actitud dentro de la cual la mente, el deseo y la acción del cuerpo están plenamente identificados, entonces se produce la expectación.

Estamos serenos y expectantes, no sabemos por qué, ni nos interesa, tenemos paz y no argumentamos sobre la paz porque si argumentamos sobre la paz, la paz que es búdica, se convierte en mental inferior, ¡ya hemos perdido el éxtasis! 

Por eso, siempre aconsejo cuando una persona está escuchando a otra, si está muy atenta, cuando aparentemente algún significado se le escapa, que no pierda la atención, que deje la mente libre, al final de la conversación habrá comprendido todo, porque seguramente tendrá paz y la paz no es un producto mental.

La paz solamente puede venir cuando estamos expectantes, cuando estamos activos en un nivel superior, porque estamos demostrando la trascendencia de Dios a través de nuestra inmanencia y nos sentimos complementados, nos sentimos unidos, no existe separación, el yo se ha disuelto demostrándose que es una ilusión, ha desaparecido el maya de los sentidos, el espejismo de las emociones y la ilusión mental. ¿Qué queda entonces?
Si no tenemos miedo y continuamos avanzando sin efectuar conclusiones ni experiencias mentales nos sentiremos llevados, succionados, absorbidos por una fuerza tremenda que es la superpotencia interna, que es la trascendencia del propio Dios. Por favor, no tengan miedo cuando se sientan atraídos hacia una fuerza superior. Hay quien tiene miedo cuando se escapa de su cuerpo, de sus sentidos, de su propio entendimiento, 

y este miedo es el miedo que desde tiempos inmemoriales está incapacitando nuestra raza para poder penetrar en los designios del propio Dios, por lo tanto, estamos luchando constantemente. 
Comprensión a través de la Atención
Porque la iniciación es un hecho en la naturaleza como el crecimiento de un árbol, o como el fruto dentro del árbol, o el perfume de una flor, o la forma de una nube que pasa en el cielo. Todo esto forma parte de Shamballa, todo forma parte de un contexto iniciático y cuando se produce un silencio expectante, está aquí Shamballa y como Shamballa está aquí hay la posibilidad de la iniciación porque es en Shamballa donde se recibe la iniciación, donde se imparte un estado de conciencia para todo aquel que se esfuerza, que se desmitifica, (que se) despersonaliza hasta el punto de quedar reducido a cero, para que quede dentro de la plenitud de la propia divinidad, y esto frecuentemente lo olvidamos, esotéricamente hablando. 

Comprensión a través de la Atención
De examinar el problema, de estar muy atento al problema, no rehuirlo, no buscar la ayuda del gurú para resolver el problema, sino enfrentarlo directamente y no buscar una respiración para resolver el problema, sino que en la intensidad del movimiento de la atención, el problema va desapareciendo. No desaparece para cargárselo sobre otro, sino que se disuelve en el éter, porque estamos utilizando el poder cósmico de la voluntad, estás atento al problema, no lo rehuyes, lo estás enfrentando y parte del problema mundial, por no decir la totalidad del problema mundial, es cuando la persona por la incompetencia de su propia voluntad tiene miedo del problema y, entonces, no puede resolverlo de ninguna manera. 

La atención, la expectación, esta observación serena de un hecho, si el hecho es negativo, lo disuelve en el espacio, en el éter, sin que pueda ya tener fuerza para pesar sobre la conciencia de otras personas, es un acto de caridad, y cuando el Maestro Tibetano dice: "La meditación es un acto de servicio", se refiere precisamente a enfrentar directamente un hecho para que nadie más pueda cargarse con la negatividad de una serie de energías más o menos cristalizadas, que han quedado apegadas al plano etérico, y da (esa negatividad) la sensación de angustia, miedo o poder, poder temporal. Es estar muy atentos, como están atentos ustedes aquí y ahora. 
Comprensión a través de la Atención

Por Vicente Beltrán Anglada
 

Fuente:http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

La Serena Expectación y los ángeles Capitulo 6º (V.B. Anglada)




La Serena Expectación (6).

"Yo no digo que tenga que dejarse el yoga, que tenga que dejarse la meditación trascendental o no, o que tenga que dejarse de lado cualquier disciplina. 
Lo que digo es que si estamos muy atentos a esto quizás deje de interesarnos la disciplina, porque nos daremos cuenta que hay algo mayor que todo esto que la propia disciplina, que un pequeño drama histórico de nuestra vida. 
Es decir, que la atención hay que tomarla a dosis, si me permiten ustedes decir esto, pero, constantemente. 
No dejar que nos adormezcamos dentro de todo cuanto estructuramos en el pasado. O, estar muy atentos también de que no convirtamos la atención en una nueva estructura, porque entonces ya estamos otra vez luchando, ya estamos otra vez discerniendo si lo hago bien o lo hago mal. Yo digo que si una cosa se comprende de raíz, ya no hay forma de vivir el mal, se hace simplemente.

Si ustedes se dan cuenta que no están atentos internamente dirán debo estar atento, además con la mente distraída nunca podrá captar el significado de la verdad, jamás. 
Solamente la mente vulnerable, exquisitamente vulnerable, exquisitamente atenta, serenamente expectante, sin lucha, sin conflicto, puede resolver el problema social del hombre, porque resolverá de hecho la causa de toda estructura, del tipo que sea. La estructura familiar es una estructura, el hombre es una propia estructura y él se crea la estructura del propio pensamiento.

Me pregunto si se puede llegar a vivir sin crear estructuras, sabiendo que la estructura siempre nos condicionará de una 
u otra manera, o sea, la mente, el corazón o el cuerpo. Seguramente estaremos siempre conectados con el devenir de alguna posible estructura. El temor es cuando hacemos de lo real, o de lo que entendemos por real, una nueva estructura. Como decía el otro día, hay que buscar una técnica que elimine todas las técnicas, lo cual significa que hemos cogido otra técnica. El problema está ahí, si podemos ser tan impersonales que la técnica no tenga fundamento en nuestra vida. 
La Serena Expectación Ante el Problema Social.
Pero, les digo y les afirmo, que más de una vez ustedes se han sentido integrados en esa energía, y ustedes no van a negarlo, que ha habido momentos en que se han encontrado religiosamente silenciosos, serenamente expectantes, sin pensar en el pasado ni en el futuro y estaban integrados en el presente. ¿Verdad que todos han encontrado un momento de soledad en su vida? Todos, porque es la esencia del hombre, tarde o temprano tiene que revelarse. 
Es como un relámpago, pero el relámpago es la propia sustancia del Sol, y la persona que alarga la duración de un relámpago puede captar la totalidad del Sol, como el misterio de la luz, que es el misterio de la propia soledad y en esta fusión de la pequeña luz con la gran Luz existe la aniquilación total del sufrimiento, desaparecen las estructuras, pero, ¿qué queda?, la Verdad , el Yo... La Serena Expectación Ante el Problema Social.
... ¿y cuándo se da cuenta uno de que realmente está amando perfectamente? Cuando ya no se piensa que debe amar, sino que es un impulso natural. La mente dice, “hay que amar a los semejantes porque así lo aconsejan los códigos morales, o los códigos éticos”, lo cual es una forma de embolicar el asunto, pero, si existe una persona que realmente ama, el intelecto no existe. En la efusión de amor desaparece el intelecto, es decir, que el corazón se ha remontado a las alturas de Budhi. 
Ahora bien, si queremos hablar sobre el corazón habrá que recurrir al intelecto, y habrá una limitación del amor a través del intelecto, es decir, por muy bien que exprese la idea del plano búdico solamente será una idea mental porque debo yo formular todas mis intuiciones a través del intelecto. 
Y, naturalmente, el intelecto es tridimensional, de acuerdo con la posición del cerebro, y, por lo tanto, cuando hablamos de una sexta dimensión, como es el plano búdico, nos vemos obligados a utilizar unas reservas de energía que es más la intención del corazón que las propias palabras. 
Y aquí hay que reconocer cuándo se está estructurando en grupo una forma práctica de Agni Yoga. Cuando existe un gran silencio, cuando existe una gran expectación, cuando existe serenidad y plenitud, entonces, sin darnos cuenta, estamos practicando Agni Yoga. Y la mente ha quedado vacía, solamente es el corazón el que habla, es Budhi a través de nuestro cuerpo emocional quien está tratando de llevar al mundo algo más fresco y más dulce, y más sublime de lo que conocemos. 
La Crisis y el Proceso del Agni Yoga


No existe un término medio en el amor, ni en la paz, ni en la plenitud. Es decir, que la cosa yo la veo muy clara, y podría decir que hasta cierto punto soy consciente de esta experiencia que estoy realizando, que me ha permitido introducirme en áreas bastante profundas de mi propio ser, y como que originariamente somos todos iguales, todos tenemos un campo de acción intelectual, mental y búdico, de toda la naturaleza psicológica posible, así que todos podéis realizarlo. Fijaos bien, solamente una cosa, y esto es innegable: cuando estáis muy atentos, cuando no pensáis más que en lo que tenéis delante, hay una paz en el interior, la mente cesa de funcionar como autómata, como una máquina con el movimiento que procede del pasado, sino que queda expectante, asombrada de lo que está viendo, y este asombro es necesario cultivar, o esta maravilla que es la paz, que la persona va recibiendo en tanto que ella se da cuenta de que va viviendo; y no que está marcando el tambor del tiempo, creando situaciones más o menos kármicas, y siguiendo las influencias de los pensamientos del pasado, o pensando quizás en la gloria del futuro. En todo caso, el problema siempre será el mismo, que la vida es para nosotros unipersonal, está limitada a nuestro pequeño campo de observación, y para mí la observación del hombre, para hallar la liberación, para estar en contacto con el Maestro, es que sea consciente de todos y cada uno de los hechos que requiere su conciencia. La Crisis y el Proceso del Agni Yoga

Bueno, yo creo que el Agni Yoga, tal como yo lo veo, es la síntesis de todos los yogas conocidos, es la síntesis del Hatha Yoga, del Bakti Yoga y del Raja Yoga; entonces, es por así decirlo, ir un poco más allá de todo lo que se ha hecho en yoga hasta este momento presente. 
Significa también, que lo que hasta aquí fueron disciplinas se convierte ahora en un estado de serena expectación, que es un término con el cual tendremos que estar muy familiarizados a medida que vaya entrando nuestra constelación, digamos, nuestro sistema solar dentro de la constelación de Acuario y, por tanto, tiene mucha importancia desde el ángulo de vista de las grandes entidades que rigen nuestro sistema planetario o nuestro esquema terrestre; que en virtud de ciertos hechos de tipo cósmico, que dieron lugar precisamente a un cónclave si podéis aceptar esto con relación con la Jerarquía Planetaria , un cónclave en el cual se discutió como se iban a llevar los asuntos humanos para este próximo siglo, o lo que falta de siglo y lo del próximo siglo, para dar una oportunidad a todas las personas inteligentes y de buena voluntad, estas dos palabras técnicamente traducidas, inteligentes y de buena voluntad; para dar el paso siguiente en la evolución normal, el que corresponde a esta era y, entonces, surgió el Agni Yoga como un efecto natural de este problema que tiene la Jerarquía para educar a las personas inteligentes y de buena voluntad. 


Bueno, entonces, esto se llevó a cabo primero en los Ashramas, y los Ashramas fueron desde aquel momento los que canalizaron las energías de Shamballa, las cuales procedían de niveles cósmicos, de algún subnivel del plano mental cósmico, y se trata entonces de algo totalmente nuevo... El Yoga de Síntesis
Solamente nos acordamos, fijaos bien, de los actos incompletos, aunque sean actos realmente que nos causen placer, aquí no vamos a hablar de la causa emocional, sino que recordamos aquellos que hemos hecho deficientemente o que hemos hecho mal, un acto completamente bien no deja recuerdo, no deja una herida en la conciencia, soy muy duro al emplear este término “una herida en la conciencia” porque cuando la persona no deja de pensar, no porque esté esforzándose por no pensar, sino porque está constantemente muy atenta, con esta serena expectación, llega un momento en que el pensamiento es de otra naturaleza, quizá sea una forma distinta de pensamiento, porque conocemos la mente intelectual o la mente concreta, la mente inferior, tal como se llama esotéricamente, pero no conocemos los recursos o las cualidades de la mente abstracta, de la mente superior, o la mente del Yo Superior, del Ego, o del Ángel Solar, no conocemos nada de esto, solamente sabemos algo, que existe un propósito permanente dentro de la conciencia que se manifiesta como la facultad de pensar. 
El Yoga de Síntesis

Por Vicente Beltrán Anglada

http://www.sabiduriarcana.org/conferencias-vicente/1982-12-09.pdf

Nota: La Serena Expectación es algo de suprema importancia en la vida de los aspirtantes y discípulos espirituales en esta época de la historia de la humanidad. En tal sentido iremos pasando textos de Vicente Beltrán Anglada sobre este tema como un aporte a la reflexión, la comprensión y la aplicación en nuestras vidas. Descargar completo Aquí.

http://www.sabiduriarcana.org/serenaexpectacion.htm

Fuente:http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

La Serena Expectación y los ángeles Capitulo 5º (V.B. Anglada)


V.B. Anglada
La Serena Expectación (5).


Bueno, pues entonces, sabiendo esto, es mejor que vayamos viviendo sin recuperar la mente... ¿es que no dejaremos de pensar? Vamos a eliminar las modificaciones del pensamiento, pero no por la fuerza del Pensador, que se expresa como facultad de pensar. Podemos establecer la distinción entre el Pensador y la facultad de pensar, y entre la facultad de pensar

y la mente, y entre la mente y el pensamiento, y entre el pensamiento y el cerebro, pues todo eso va concatenado de una forma tan misteriosa que al mover el cerebro movemos la mente, movemos el Pensador, y lo movemos todo, y lo que hay que hacer es que exista un equilibrio tan tremendo que todo se refunda en una sola síntesis, y esta síntesis...ustedes lo están demostrando, es esa expectación. Los Preliminares al Agni Yoga | 21-05-1981




El Satori, el Nirvana, y el Reino de los Cielos, es lo mismo, desde el punto de vista de la persona en cualquier momento del tiempo y del espacio. 

El Zen, practica el desapego y el equilibrio, por lo tanto, está dentro de la línea perfecta del Agni Yoga. Ahora bien, como usted sabe, han salido pseudo practicantes del Zen que han destruido la finalidad del Zen, como han salido los seguidores de Krishnamurti, que no habiendo comprendido su mensaje lo han destruido, y han destruido o tratan de destruir al propio Krishnamurti. También ocurre con el Nirvana de Buda, o con el Samadhi, que es lo mismo. Por lo tanto, todo es lo mismo.

Entonces, si en grupo pudiésemos mantener un grado de expectación, podríamos decir que estamos practicando el Satori, o estamos desarrollando el Satori, que es la culminación del Zen, o que estamos practicando esta expresión nirvánica de la Naturaleza , en la cual no existe ni lucha ni conflicto, 

o estamos llegando a un nivel en donde no hay fronteras y, como que no hay fronteras, no puede haber la resistencia de Dios, porque la resistencia de Dios siempre choca con las fronteras impuestas por Su propio Ser. 
Lo interesante, a mi entender, es si podemos llegar a un punto de comprensión, sea cual sea el yoga. Agni Yoga es un nombre también, dense cuenta. Yo hablo de un estado que está más allá de un estado, porque una cosa es un estado de conciencia y otra cosa es una conciencia sin estado. 
Lo que estamos haciendo aquí es practicar una conciencia sin estado, lo cual significa que no hay modificación mental, no hay nada que reaccione contra la mente. 
Estamos unidos, compenetrados. Estamos estableciendo las bases correctas de una sociedad nueva y más justa. 
Los Preliminares al Agni Yoga | 21-05-1981

Todos los complejos psicológicos son reacciones, son luchas dentro del inconsciente, porque el ser humano se está aplaudiendo con él, y como que no existe una perfecta evaluación, un perfecto equilibrio de valores, aquello queda como algo que no ha sido consumado y es un fermento de luchas y conflictos posteriores. Pero, si se examina cualquier problema, como usted, hablo de usted, pero todos tenemos esos problemas. Lo examinamos atentamente, con expectación, y nos damos cuenta que no tiene importancia, no tiene la importancia que le asignábamos, porque aplaudir es establecer una resistencia, y el condenar es establecer otra resistencia. 

¿Qué pasará cuando nos situemos en el centro del aplauso y de la condena? Surgirá algo nuevo, algo que está más allá de la mente, y entonces el problema no existirá porque no encontrará argumento donde identificarse. Traten de hacerlo. 
Parece difícil, pero todas las cosas difíciles son fáciles, solamente hay que verlo claro. La comprensión es básica, no podemos eliminar ningún problema si el problema no es bien comprendido, no es completamente examinado, no es atentamente considerado, sin temor, y veremos que al no haber temor no existe ninguna lucha, no existe fricción y, por lo tanto, no puede existir sufrimiento. 
Los Preliminares al Agni Yoga | 21-05-1981

...“la verdad está más allá de todo razonamiento”. 

Cuando la persona está razonando, cuando la persona está discerniendo –y no digo que el discernimiento no sea necesario, estoy hablando de la verdad pura y simple–, cuando existe discernimiento, cuando existe discriminación y cuando existe movimiento mental, la verdad no puede reflejarse. 
Así, que si queremos captar la verdad, y para mí la verdad constituye el noble objetivo del yoga, hay que dejar la mente dentro de un gran silencio, dentro de un estado supremo de expectación, dentro de la cual la verdad se pueda manifestar por sí misma, sin esfuerzo, sin presión, por cuanto la presión y el esfuerzo niegan la verdad. 
Las Reglas Básicas del Agni Yoga | 22-05-1981

Ahora estamos aquí tratando de reducir el volumen de nuestros pensamientos, el volumen de nuestro karma, y me pregunto si podemos realizarlo. ¿Estamos atentos? ¿Estamos expectantes? Estamos demostrando que podemos hacerlo, y el desafío inmediato que surge a la conciencia es si podremos persistir en esta serena expectación de estos momentos, porque son ustedes quienes provocan esta expectación. Están viviendo aparte del tiempo. El tiempo solamente existe cuando ustedes tienen un problema, cuando no hay problema no está el tiempo. 

El reloj, este invento de nuestro siglo, es el condicionador de la conducta humana, pero, esta condición no tiene importancia si lo analizamos desde el punto de vista profesional, o del punto de vista social, pero, ocurre algo, que al reloj le hemos dado un significado psicológico y, por lo tanto, el reloj nos ata, nos encadena, nos mecaniza y, parte del Agni Yoga es abstraerse de todo cuanto implique mecanización, de todo cuanto implique tiempo, de todo cuanto implique identificación con algo o con alguien. 
Las Reglas Básicas del Agni Yoga | 22-05-1981

Es, por lo tanto, (lo) que les decía ayer, que cuanto más extendamos nuestra visión, lo cual implica que tendremos muy pocas metas u objetivos ante nuestra visión, de una manera más potentísima, más profunda y más clara y determinante, podemos captar la verdad, podemos ser conscientes del principio de la liberación, y esta liberación tendrá forzosamente que ser interpretada por nuestro ser para llegar a una culminación. 

Y no voy a hablarles a ustedes de iniciación, no obstante, se nos dice, ocultamente, que cuando el ser humano está serenamente expectante, cuando está inteligentemente observando, cuando está profundamente y serenamente hendiendo sus alas por el infinito, en esta justa medida está siendo iniciado.
No pensemos tanto en la iniciación como una simple ceremonia, como en un acto de conciencia cotidiana, pues es este acto de conciencia cotidiano, este proceso de no identificación, (es) el que nos está transformando, el que nos está deificando, el que nos está iniciando en los misterios de la Divinidad. 
Las Reglas Básicas del Agni Yoga | 22-05-1981

“... yo terminaría diciendo que las reglas operativas del Agni Yoga son las siguientes:

Primera, una profunda atención, a todas las cosas, a todas las situaciones, sin argumentos, atención simplemente.

(Segunda), una serena expectación, porque, si estamos profundamente atentos, surgirá una expectación, una espera silenciosa, que es la espera de la verdad. 
Ella, la verdad, tiene que introducirse en nuestro corazón, por la vía del equilibrio, por la vía de síntesis, sin esfuerzo, sin resistencia. Y, finalmente, viene la correcta adaptabilidad, que no es sumisión, que no es transigencia, simplemente adaptarnos a las situaciones. Cuando aprendamos a vivir profundamente atentos, serenamente expectantes y correctamente adaptables, sabremos lo que significa la plenitud de la verdad, sabremos lo que es la paz, lo que es la vivencia de la fraternidad del corazón en nuestras humanas relaciones. 
Las Reglas Básicas del Agni Yoga | 22-05-1981

Por Vicente Beltrán Anglada
 

Fuente:http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...