Mis Amigos Seguidores en Google

martes, 5 de abril de 2016

El MECANISMO DE DEJAR IR (Dr. David R Hawkins.)


IRA
Capitulo VIII (Tercer Escrito)
El Resentimiento Crónico
La ira no reconocida y crónica, y el resentimiento resurgen en nuestra vida como depresión, que es la ira dirigida contra uno mismo. Si se presiona más en el inconsciente, pueden resurgir como enfermedades psicosomáticas. Las migrañas, la artritis y la hipertensión son frecuentemente citadas como ejemplos de ira crónica suprimida. Estos síntomas son muy a menudo aliviados en cuanto la gente aprende a dejar de lado su ira interior. 
Por ejemplo, en un estudio, las mediciones de la presión arterial de los participantes fueron tomadas antes y después de que recibieran instrucción sobre como dejar las emociones negativas. Todas las personas con hipertensión mostraron descensos en su presión arterial, tanto la sistólica como diastólica (las lecturas numéricas superiores e inferiores), una vez que comenzaron a dejar la presión emocional que habían construido a lo largo de los años. El Proyecto Perdón de la Universidad de Stanford confirma los beneficios cardíacos de entregar la ira y el resentimiento. En el programa, los padres de los niños muertos en la violencia entre Protestantes y Católicos en Irlanda aprendieron como dejar su rencor hacia el "enemigo"; las mediciones de su ritmo cardíaco y resistencia física mostraron una mejoría significativa (Luskin, 2003). El perdón sanó sus corazones, -literalmente. Como hemos dicho antes, con la prueba muscular podemos probar al instante que la ira y el resentimiento tienen un efecto perjudicial sobre el cuerpo, las emociones, el flujo de energía, y en la sincronización de los hemisferios cerebrales. La ira mata a la persona enfadada, no al llamado "enemigo". La mente querría que pensáramos que existe una "ira justificada", que tomara la forma de indignación moral. Si nos fijamos en la indignación moral, veremos que se apoya en la vanidad y el orgullo. Nos gusta pensar que tenemos la razón en una situación y lo "equivocadas" que están las otras personas. Tenemos un poco de satisfacción barata y pasajera por ello, pero nuestras pruebas musculares demuestran cuál es el coste para nuestra economía emocional y física global. 
El precio que pagamos por la ira y el resentimiento crónicos es la muerte prematura y la enfermedad. ¿Vale la pena la pequeña satisfacción de tener razón? El coste que estamos dispuestos a pagar por este tipo de circunstancias es a veces sorprendente. Digamos que tenemos una situación en la que hicimos un préstamo a alguien que nunca nos ha devuelto. Tenemos un resentimiento crónico por ello y, cuando nos encontramos a la persona socialmente, le decimos lo menos posible.
Si conseguimos ser honestos con nosotros mismos, probablemente veamos que estamos obteniendo satisfacción de tener razón y que la otra persona sea mala. De hecho, lo estamos disfrutando tanto que una parte de nosotros realmente no quiere que pague la deuda, ya que, entonces, ya no podríamos disfrutar del placer secreto de convertirlo en el malo. 
Esto era precisamente cierto en un caso que involucraba varios cientos de dólares. La decisión interior se hizo por parte de una entidad crediticia de ser honesto sobre todas las pequeñas satisfacciones de tener razón, y hacer mala a la otra persona, y luego entregar a cada uno de esos egos sobornos. Claramente, las recompensas del ego estaban bloqueando a la otra persona para pagar el préstamo. Con la entrega continua, todo el asunto fue totalmente apartado, y se hizo el cambio de ver el préstamo como un regalo. Admitiendo que esta persona había necesitado realmente el dinero. ¿Por qué no lo vemos simplemente como un regalo y dejamos la expectativa de la devolución? Ahora, en lugar de resentimiento, la gratitud predominaba porque había tenido la oportunidad de ayudar a otro ser humano en un momento de necesidad real. En las siguientes 48 horas, ¡llegó un cheque al correo por el monto total con una nota de disculpa por el retraso en el pago! Esta experiencia y muchas como esta demuestran cómo todos estamos conectados psíquicamente.
La posición interna que mantenemos sobre la otra persona los estaba obligando a adoptar una posición defensiva complementaria. Por tanto, perdonar y olvidar no es solo para el eterno optimista, sino un reconocimiento razonable de las realidades emocionales. Las acciones internas entre los seres humanos están determinadas por las configuraciones de las vibraciones de energía que sus emociones irradian al espacio. 
La energía de la vibración, y la forma de pensamiento a la que está asociado, crear un registro legible. Aunque esta experiencia común y cotidiana no sea nada nuevo para la mayoría de las mujeres, que en nuestra sociedad son característicamente más intuitivas, es como un shock y una sorpresa para un gran porcentaje de los hombres. En nuestra sociedad, los hombres son característicamente de cerebro izquierdo y dados a la razón y la lógica en lugar de a la intuición, que se caracteriza como una función del hemisferio cerebral derecho. 
A medida que continuamos soltando la negatividad y logramos la curación emocional interior, hay un mayor equilibrio entre la función del hemisferio cerebral izquierdo y el derecho.
La facultad intuitiva está también disponible para los hombres; a menudo son gratamente sorprendidos a medida que comienzan a reconocer su emergencia.
Es gratificante y sorprendente poder, al instante, "leer" una situación que era totalmente incomprensible para la razón y la lógica. La situación ideal es la de formar una hipótesis de trabajo con la intuición y luego usar la razón y la lógica para comprobar que funciona. Esto, por supuesto, compensa la ira que surge de los malentendidos y los errores de cálculo, y aumenta el dominio magistral de las emociones. 
Otra cosa que disipa la ira es nuestra mera voluntad de renunciar a ella. La voluntad es nuestra decisión general de encontrar una manera mejor, para dejar de depender de la ira, y pasar al coraje y la aceptación. Esta disposición ya inicia el proceso de renunciar a la ira. Como los estudiantes de artes marciales saben bien, la ira indica debilidad y vulnerabilidad; que es vista como una herramienta que nos está entregando nuestro oponente. Podemos ver en la prueba muscular por qué esto es así. La persona enfadada ya ha perdido la mitad de su fuerza muscular y, por lo tanto, tiene perdida la oportunidad de la fracción de segundo que es tan decisiva para la victoria en el combate cuerpo a cuerpo. Es bastante frecuente en nuestra sociedad incluir la propensión a la ira como atributo masculino, de "macho". Escuchamos a la gente henchida de orgullo cuando se relacionan como ellos "le dije a ese tío". 
Nos podemos preguntar: "¿Quién necesita enemigos? ¿No hay suficiente influencia negativa en nuestra vida sin agregar más?" Sobre todo cuando nos fijamos en el hecho de que todas las emociones generan una energía vibratoria en el universo, ¿para qué rodearnos de pensamientos negativos sobre aquellos que consideramos enemigos? ¿Por qué no salir de nuestra manera de aferrarnos a ellos como enemigos por el acopio de resentimientos y negatividad para nosotros? Probablemente, cuando revisemos nuestras propias experiencias personales, veremos que el esfuerzo implicado en convertir a las personas que antes considerábamos enemigos en amigos trajo satisfacción y una recompensa posterior. 
En la mayoría de los casos, resultó ser un beneficio positivo para nuestra vida. Nunca sabemos quién, en un capítulo posterior del libro de la vida, lo vamos a necesitar como amigo.
Hemos de ser conscientes de que, sin saberlo, nos convertimos en "coleccionistas de injusticias". Los reportajes de los medios de comunicación están llenos de estas formas de resentimiento crónico. Vemos "coleccionistas de injusticias" en las relaciones internacionales en las que convertir en "malos" a las otras naciones es en realidad un objetivo primordial. 
Estamos inconscientemente programados para creer que "coleccionar injusticias" es "normal". En contraste a este patrón habitual, que es destructivo y debilitante, la técnica de dejar ir nos libera de mantener próximo el recuento de los "males" hechos contra nosotros. Nuestro tiempo y atención se libera al ver la belleza y la oportunidad que nos rodea. 
La ira es vinculante, no liberadora. Nos conecta a la otra persona y los mantiene en nuestro patrón de vida. Estamos atrapados en ese patrón negativo hasta que dejemos la energía de la ira y sus pequeñas recompensas de la justa indignación, el sentirse agraviado, y el deseo de venganza. 
Puede que no sea exactamente la misma persona quien vuelva constantemente a nuestra vida. Si no es esa persona, entonces aparecerán otras que tengan la misma cualidad para desencadenar nuestra ira y resentimiento. Esto se repetirá hasta que finalmente manejemos nuestra ira interior. Entonces, de repente, las personas con esa cualidad desaparece de nuestra vida. Por lo tanto, la ira puede obligar a alguien a estar físicamente distante de nosotros, pero psíquicamente los une a nosotros más cerca, hasta que renunciemos totalmente a la ira y el resentimiento. Renunciar a la ira nos trae muchos beneficios. Somos libres para experimentar el confort y el alivio emocional, la gratitud por las oportunidades diarias para crecer y sanar, el cuidado mutuo del otro sin el “apego de las ataduras” sutiles, mejorando la salud, y con mayor energía vital. Estos avances nos permiten pasar a un estado más eficaz y sin esfuerzo de libertad interior.

El MECANISMO DE DEJAR IR (Dr. David R Hawkins.)


IRA
Capitulo VIII (Segundo Escrito)
El Reconocimiento
Uno de los grandes secretos de las relaciones es el reconocimiento. El comportamiento de los demás hacia nosotros siempre incluye un regalo escondido. 
Incluso si ese comportamiento parece negativo, hay algo en él para nosotros. Muy a menudo algo aparece en forma de señal para nosotros para ser más conscientes. Digamos, por ejemplo, que alguien nos llama "estúpido". Nuestra respuesta natural es la ira. Podemos utilizar la energía de esa ira de forma consciente: "¿Sobre qué me está pidiendo esa persona que sea más conscientes?" Si nos hacemos esa pregunta, podemos llegar a la conclusión de que estábamos siendo egocéntricos; estábamos siendo indiferentes; estábamos fallando en reconocerlo; y no estábamos siendo consciente ni nos dábamos cuenta de lo que estaba pasando en la relación. 
Si seguimos este procedimiento constantemente, llegaremos a la consciencia de que todo el mundo en nuestra vida actúa como un espejo. Realmente están retornándonos el reflejo de lo que no hemos podido reconocer en nosotros mismos. 
Nos están forzando a buscar lo que necesitamos abordar. ¿Qué aspecto de nuestro pequeño yo necesita ser abandonado? 
Esto implica que tenemos que dejar nuestro orgullo constantemente a el fin de deshacer la ira, por lo que podemos estar agradecidos por las continuas oportunidades de crecimiento que se nos presentan en el curso de la experiencia cotidiana. Para ello, hemos de resistir la tentación de caer en la complacencia de hacer "malos", a nosotros mismos y a los demás. Si nos fijamos en los aspectos de nuestro “pequeño yo”, hacer “malos”, a nosotros mismos y a los demás es una de sus actividades favoritas (por ejemplo, la política y los medios de comunicación). Esto se debe a que el pequeño yo ignora las mejores maneras para lograr nuestros objetivos. No ve la alternativa, que es elegir cambiar una situación desde la libre elección. Una forma en la que nos forzamos a salir de las situaciones insatisfactorias es haciendo “malos”, a nosotros mismos o a la situación En lugar de elegir encontrar simplemente un trabajo mejor, por ejemplo, nuestro pequeño yo hace el trabajo, al jefe y a los compañeros de trabajo "malos". Debido a la imagen de maldad, la situación ahora se convierte en intolerable, y nos vemos obligados a cambiarla. 
Cuánto más fácil habría sido si hubiéramos elegido simplemente pasar a una situación mejor. Sin embargo, debido a nuestro sentido de la obligación, la culpa es muy a menudo el bloqueo de esta forma más simple. En otras palabras, debido a que nos hemos beneficiado de una situación, nos sentimos culpables por abandonarla. Así que el inconsciente ingeniosamente crea todo el mecanismo de maldad para obligarnos a salir de situaciones sin salida. 
Esto sucede a menudo en las relaciones interpersonales en las que sentimos que hemos de hacer que la otra persona sea "mala" a fin de justificar el dejarla. Recurrir al mecanismo de la maldad es simplemente una negación de nuestra propia libertad de elección. Uno de los orígenes de la ira surge de los actos no reconocidos de amor que hemos expresado a los demás. 
En este contexto amor significa las formas simples y cotidianas del cariño que tienen lugar en toda relación humana en forma de pensamientos, consideración, gestos corteses, ánimo, y disponibilidad. Muy a menudo, puede continuar durante años un diálogo interno sobre nuestro resentimiento por la falta de aprecio de la otra persona de nuestros sentimientos acerca de ellos. Si esto es así para nosotros, debe ser también el caso de los demás. Hay gente, por tanto, en nuestra vida que andan por ahí con un sinfín de pensamientos mentales acerca de nosotros, que tienen que ver con nuestra falta de aprecio de sus sentimientos hacia nosotros. Toda esta bruma de ira puede ser compensada y prevenida cuando vemos el enorme valor de simplemente reconocer los gestos de los demás hacia nosotros. Esto significa reconocer todas sus comunicaciones hacia nosotros. 
Por ejemplo, si los amigos nos llaman por teléfono, les damos las gracias por habernos llamado. La razón para hacer esto es que hace que las otras personas se sientan completas y seguras con nosotros. Es un reconocimiento de su valor en nuestra vida, y todos se sienten satisfechos cuando reconocemos su valor. 
Por este simple mecanismo del reconocimiento, es posible, en cuestión de días, transformar todas nuestras relaciones de una manera bastante espectacular. Este reconocimiento no tiene porque salir al mundo exterior, sino que puede tener lugar dentro de uno mismo. 
Al examinar nuestras relaciones, podemos preguntarnos: "¿Qué he dejado de reconocer en aquellos con los que tengo contacto diario?"Es una experiencia muy valiosa escoger a alguien en nuestra vida que, en nuestra opinión, sea fundamental para nosotros, y ahora para nosotros mismos, empecemos a ver cómo hemos fallado en reconocerlo. Entregamos todos nuestros sentimientos negativos acerca de ellos, y empezamos a darles mérito, afirmando su valor para nosotros. Su valor puede ser simplemente el de ser un estímulo para nuestro crecimiento emocional y desarrollo. El esposo molesto o el vecino con el ceño fruncido está tratando de decirnos algo. Casi siempre en este tipo de situación, esas personas no se sienten reconocidas por la contribución que hacen a nuestra vida. Una vez que su valor para nosotros haya sido reconocido, el gruñido se detiene. Expectativas Cuando dejamos de presionar a los demás con nuestras expectativas, creamos la oportunidad para que ellos de forma espontánea nos respondan positivamente. Podemos, como medida profiláctica, contrarrestar los resentimientos al cambiar lo que hemos hecho por los demás del nivel del sacrificio al nivel de un regalo de amor. 
A continuación, podemos reconocer en nosotros este paso y pasar a dejar caer nuestras expectativas, lo que disolverán las resistencias en los demás. Un simple experimento ilustra este cambio. Había un hombre que trajo dos camisetas nuevas de México. Las nuevas camisetas eran de un diseño totalmente diferente al tipo de ropa que estaba acostumbrado a usar. 
El primer día que decidió usar una de las camisetas, se dio cuenta que tenía una expectativa interna y una especie de orgullo sutil por hacer algo nuevo y diferente. Sin embargo, en lugar de entregar el orgullo, decidió mantenerlo; es decir, que a propósito no utilizó la técnica del dejar ir para entregar el orgullo y simplemente déjalo estar ahí. Quería ver qué pasaría, cómo respondería la gente. Ese día, llevó con orgullo la camisa nueva y, por supuesto, nadie siquiera lo mencionó, a pesar del hecho de que era totalmente diferente a su atuendo habitual. Debía haber destacado realmente, pero no hubo ni un solo comentario. Cuando volvió a su casa, tuvo que reírse de lo cierto que era el término del empresario Robert Ringer para ese tipo de situaciones en su "teoría chico / chica". (Chico busca chica, por lo tanto, la chica no tiene interés en el chico. Tan pronto como el chico ya no está interesado en la chica, la chica ahora quiere al chico). A la mañana siguiente decidió que se pondría la otra camiseta nueva, pero esta vez entregó toda su vanidad y expectativas de destacar. Dejó ese pequeño orgullo de estar haciendo algo nuevo y diferente, y reconoció el amor de todos sus amigos y el papel importante que han desempeñado en la felicidad de su vida. En el momento en que lo consiguió a través del proceso de dejar ir, estuvo totalmente entregado a llevar la camiseta. Sabía que estaba totalmente entregado, porque era aceptable que se dieran cuenta de la nueva camiseta, y era aceptable también que no lo hicieran. Ese día fue de repente, ¡el día de la camiseta nueva! Casi cada persona con la que se topó comentó la nueva camiseta, le preguntaron dónde la había conseguido, y pasó el día recibiendo mucha atención. 
Este experimento explica con humor el punto clave de: ¡Conseguimos lo que queremos cuando dejamos de insistir en ello! Las expectativas de los demás es una forma de correo emocional en negro. Podemos sentir nuestra resistencia cuando los demás llevan ciertas emociones "buenas" hacia nosotros. Podemos dejar de ser chantajeados emocionalmente al ver como lo hacemos con los demás, y, a continuación, podemos dejar de querer manipular sus respuestas emocionales hacia nosotros. Otra forma de prevenir la ira es la de tomar la decisión interior de no aceptar más la invalidación de los demás o nuestro aspecto pequeño. Esta decisión puede hacerse en forma de una firme afirmación: "Yo ya no aceptaré más la invalidación por mi parte o por la de los demás". Cuando esto se combina con el hábito de reconocer que todo eso es positivo para nosotros mismos y los demás, las relaciones cambian rápidamente, sus fuentes potenciales de ira han sido eliminadas.

LAS 9 CARTAS VERSIÓN DEFINITIVA (CRISTO VUELVE)



CRISTO VUELVE, Revela la verdad sobrecogedora
Cuarta Carta de Cristo (Quinto Escrito)
En los años venideros, cuando un hombre y una mujer hayan evolucionado espiritualmente, cuando estén divididos en su INTENCIÓN, juntos llevarán sus intenciones a la ‘CONSCIENCIA – DIVINA – PADRE – MADRE’ preguntando: ‘¿Qué cosa ha de ser creada en nuestras circunstancias?’ ‘¿Cuál es la mejor manera para salir adelante?’ Cuando ellos hayan recibido las respuestas, las aceptarán de todo corazón y las compartirán. 
Cualquier diferencia en las respuestas las respetarán y de nuevo se las llevarán a la Consciencia Divina, con la misma petición, hasta que un sincero consenso haya sido alcanzado. Juntos, el hombre y la mujer volverán de nuevo a preguntar a la Consciencia Divina: ‘¿Cómo podemos alcanzar mejor nuestros propósitos?’ Y otra vez compartirán sus respuestas y continuarán preguntando, hasta que finalmente lleguen a un plan realizable el cual ha sido concebido, no sólo en el cerebro humano, sino en la más elevada dimensión de creatividad – la 


CONSCIENCIA DIVINA. 
Trabajando juntos de esta manera, al final ellos experimentarán la dicha suprema (el ‘éxtasis’) de la verdadera unidad de alma, mente, corazón y cuerpo. Finalmente, el hombre no podría existir fácilmente sin experimentar y manifestar también algo del impulso femenino. Necesita emociones para unirse a su mujer, hijos y otras relaciones – colegas escolares y del trabajo, compañeros y amigos. Sin sentimientos cálidos, sería un monstruo frío. Con frecuencia, si es un alma vieja, él mantiene vivo el calor y el cariño de las encarnaciones anteriores cuando era mujer. 
Cuanto más evoluciona espiritualmente, más equilibrados son los dos impulsos sexuales dentro de su naturaleza. Esto también se aplica a las mujeres. De igual manera, la mujer no podría existir fácilmente sin algo del impulso masculino. 
Sin la capacidad de planificar de manera inteligente, su casa sería un desastre. También cabe la posibilidad de que haya sido una fuerte personalidad masculina en su encarnación previa y que se sienta incómoda en el papel femenino de sacrificarse por los demás. Tal mujer debe pedir a la Consciencia Divina que le clarifique su visión para que pueda ver que, sin amor por la humanidad, el liderazgo es un ejercicio peligroso. Cuando los hombres y las mujeres se acercan al equilibrio de sus naturalezas masculina y femenina igualadas dentro de sí mismos, su tarea en la vida es la de trascender su impulso sexual a través de alcanzar el amor incondicional hacia toda la gente, y de dirigir ese mismo impulso a la creatividad pura – tal como en las artes. De tales personas se hacen los ‘Maestros’, maestros de sí mismos, maestros de la creatividad, maestros de la consciencia humana, maestros de la ‘materia’. Desgraciadamente, en el tiempo actual, los hombres y mujeres que se están acercando al equilibrio de sus naturalezas masculino/femeninas igualadas dentro de una sola naturaleza propia, no tienen indicaciones sobre lo que deben ser sus verdaderas metas. Han perdido el rumbo y han creado una sociedad espuria entre ellos, en la cual la alegría y la realización personal que buscan les son negadas debido a su preocupación por las funciones corporales más que por los logros espirituales. Seguirán siendo personas infelices, atormentadas por los conflictos, hasta descubrir la verdad referente a ‘quienes son de verdad.’
Al hablar del papel femenino en la vida, también debe decirse que muchas de las mujeres modernas en los países desarrollados, han logrado un alto grado del impulso masculino en los últimos cien años. Ellas deben escoger con cuidado sus prioridades en la vida. 
No tienen que sentarse en casa estancadas y aburridas, pero se volverán más felices y serán gente más realizada si dedican su inteligencia y habilidades para crear nuevos modos de vida constructiva para toda la familia. En este momento puede que no sepan cómo hacerlo, pero la meditación les traerá a la mente la inspiración necesaria sobre la mejor forma de cómo utilizar sus poderes de liderazgo y sus talentos para la felicidad de todos. Los hombres que hayan desarrollado una mayor capacidad de empatía con las mujeres y con sus semejantes, también a través de la meditación seguida por la inspiración, encontrarán modos más elevados de expresar su capacidad de liderazgo en su trabajo, proporcionando felicidad a los demás. ¿Porqué Yo – Nosotros – hemos tratado este asunto de los sexos tan a fondo? Esto ha sido absolutamente necesario porque que la batalla de los sexos – tanto en el Este como en el Oeste, está creando condiciones enfermizas en la tierra. Esto propaga la agresión y emponzoña el enojo y la hostilidad. La libertad sexual ha traído al mundo a un punto crítico de extinción por la impregnación del SIDA. Todos los virus son creados dentro de las fuerzas de la consciencia destructiva. Debes entender que los seres humanos han creado sus propios virus. Cada virus es un impulso de consciencia viva, destructiva, hecho visible. Va hacia donde el impulso de la consciencia destructiva fue dirigido en el momento en el que el virus tomó forma. Hablé muy claro sobre este aspecto de la existencia cuando estaba en la tierra en la persona de Jesús. Los judíos tenían la tradición estricta de lavar las copas antes de beber de ellas. Les dije explícitamente que no deberían preocuparse sobre lo que entraba por la boca. Deberían preocuparse más por lo que salía de su mente y de su corazón, y luego por sus bocas. En aquellos tiempos, la ciencia no había descubierto la presencia de los virus, pero se aceptaba que la enfermedad resultaba de comer y beber con los utensilios sucios. Pero yo sabía que la enfermedad había salido originalmente de las mentes y los corazones de las personas enojadas brutalmente. Después la enfermedad se propagaba por la división de las células, llevando en sí, para siempre, el instinto y la consciencia que inicialmente le dio el ser. El SIDA no es ningún accidente. Ha surgido de las fuerzas de la consciencia de la autocomplacencia y de las reacciones emocionales destructivas entre parejas sexuales. El odio y el enojo sumergido pueden impulsar a las personas al acto sexual, dejando atrás residuos enfermizos en la mente, en las emociones y en el cuerpo. Porque la sintonización emocional no ha sido siempre lo que ha motivado el acto sexual entre los hombres y las mujeres; ambos han conocido severas decepciones y falta de liberación y de satisfacción. Cuando esto ocurre, la energía sexual masculina disminuye. Tiene que ser reavivada con imágenes de perversiones sexuales. Como consecuencia, la pornografía ha llegado a ser ‘un gran negocio’ en algunos países. Solamente alcahuetea los instintos corporales. De la pornografía ha surgido la falta de respeto hacia las mujeres y el acto sexual mecánico y sin emociones, junto con el aumento en las violaciones y el abuso sexual de los niños. La gente que cede a estos actos abominables de crueldad depravada, de seguro cosechará las consecuencias, en esta vida o en una encarnación futura. 
Por lo tanto, cuando los seguidores del Islam condenan al Occidente por su comportamiento sexual indisciplinado y su perversión, tienen razón en pensar que están atrayendo condiciones enfermizas sobre la tierra. 
Estas condiciones insalubres no son enviadas por Alá, – sino que son una consecuencia natural, del quebrantamiento de las LEYES de la EXISTENCIA. 
Del mismo modo, los seguidores del Islam están quebrando las LEYES de la EXISTENCIA porque, igual que los judíos, mantienen la ley del ojo por ojo y creen en la Guerra Santa. No hay tal cosa como la Guerra Santa, hay únicamente la Realidad del Santo Perdón y de la Santa Reconciliación, tratando a tu ‘hermano’ con amor y comprensión, sea tu enemigo, o tu amigo. Ninguno de ustedes puede quebrantar las LEYES de la EXISTENCIA y esperar que puedan entrar en el Reino de los Cielos o en el Paraíso. 
Su comportamiento no tiene lugar más allá del alboroto que están actualmente trayendo sobre ustedes mismos. NOSOTROS, los dejaremos con estos pensamientos que les rogamos reciban profundamente en su consciencia y que hagan buen uso de ellos en sus vidas diarias. Los exhortamos enérgicamente a que vayan reuniéndose en pequeños grupos, sin tener en cuenta las creencias religiosas, usando las CARTAS como pautas en sus vidas diarias. Deshagan, si pueden, su condicionamiento, y únanse en verdadera humildad como personas dispuestas a aceptar que saben poco de la verdadera espiritualidad – pero que están fuertemente deseosos de aprender cómo dar realce y espiritualidad a sus vidas. Como muchos de ustedes saben y son conscientes, están entrando en una nueva fase de la historia mundial durante la cual se verá que la gran línea divisoria ya no se hallará entre los ricos y los pobres. La gran línea divisoria estará en la consciencia. La línea divisoria estará entre aquellos que han podido encontrar la entrada a la consciencia espiritual más alta, que irradiarán amor y aceptación por igual a todos – amigos y enemigos – y que tendrán como meta la irradiación de la Consciencia Divina en cada faceta de su vida diaria, y aquellos que se queden encerrados dentro de los impulsos de su ‘ego’ buscando dominar a los débiles. Puede que éstos parezcan tener éxito por un rato – pero al final fracasarán y su sufrimiento en su oscuridad autocreada será grande. 
Estas CARTAS serán su medio de salir de la oscuridad para entrar en la LUZ. Conforme busques la elevación de tus frecuencias espirituales de consciencia al irradiar el amor hacia todos de manera incondicional, así irás pasando por una lenta ASCENSIÓN de CONSCIENCIA, la cual tendrá un efecto dinámico en tu salud física y en tus condiciones terrenales. Sobre ustedes, personas valientes, dependerá la elevación de la consciencia mundial. Saldrán fuertes y resueltos del conflicto venidero y procederán a construir otra clase de ‘consciencia mundial.’ Introducirán el comienzo del progreso espiritual, técnico y económico y la paz mundial que perdurará durante siglos. 
YO, el CRISTO, he hablado – NOSOTROS – la HERMANDAD de los MAESTROS – hablamos a los Cristianos, Musulmanes, Budistas, Judíos, Hinduistas, Sufís, y a todas las creencias religiosas del mundo. Están todos envueltos en nuestro amor. Créanlo – porque esto es verdad.

LAS 9 CARTAS VERSIÓN DEFINITIVA (CRISTO VUELVE)


CRISTO VUELVE, Revela la verdad sobrecogedora
Cuarta Carta de Cristo (Cuarto Escrito)
Así como por conveniencia mis seguidores informaron sobre mi obra y enseñanzas de manera selectiva para promocionar sus propios propósitos, del mismo modo el egoísmo de ciertos individuos que eran espiritualmente ciegos, les hizo distorsionar las enseñanzas originales de Mahoma con numerosas añadiduras e interpretaciones que nunca fueron la intención de Mahoma. Es de este modo que la obra de todo gran Maestro espiritual es cubierta con la información errónea del pensamiento humano, hasta que la Verdad queda tan oscurecida por las falacias que despistan seriamente a la gente y que incluso le hacen caer en el pecado por ignorancia. Dado que ustedes y ciertas otras religiones se han adherido fuertemente a la creencia de que Adán y Eva fueron creados para vivir felizmente en el jardín de Edén; de la tentación de Eva por la serpiente; de su caída de la gracia y de su tentación a Adán, el hombre ha percibido a la mujer como la gran tentadora. 

Los orígenes imaginarios de la humanidad no son verdaderos. Son meramente alegorías. Tampoco es verdad que la mujer sea la gran tentadora. Para los eunucos la mujer no tiene ningún atractivo. ¿Por qué es eso? Porque se les quita aquello que impulsa a un hombre a acostarse con una mujer. 
Por consiguiente, ¿En quién está lo tentador? ¿En el hombre mismo -a quién se le puede quitar físicamente- o en la mujer que sigue siendo ella misma a pesar de todo? El hombre está hecho precisamente para plantar la semilla. Por lo tanto, debe plantarla – donde le surja la oportunidad. Se ha hecho a la mujer para recibir la semilla. En años pasados, antes del siglo XX, las mujeres eran sexualmente inactivas hasta ser seducidas por el hombre. ¿Dónde está entonces lo tentador? ¿En el hombre que despierta y seduce a la mujer, o en la mujer seducida y despertada? El hombre ha estado escondiéndose de su propia naturaleza masculina en nombre de la pureza y cargando con la responsabilidad de su caída, a la mujer. ¿Es ésta una actividad sagrada? ¿Es digna? ¿Debe continuar así? NOSOTROS hablamos con aquellos que profesan la fe musulmana, y que piensan que están ‘sin pecado’ y de ‘mente pura’ por haber envuelto a vuestras mujeres en ropa pesada para protegerse a ustedes mismos de la tentación y para evitar que otros hombres vean sus ‘posesiones’. Cuán grandemente están descaminados por sus propias pasiones. Al estar protegidos del ejercicio de sus deseos humanos, éstos simplemente aumentan hasta estallar en alguna forma brutal y virulenta. Yo – Nosotros – decimos a los hombres y mujeres en todas partes – la verdadera Pureza solamente puede ser alcanzada cuando pueden estar rodeados por toda clase de tentaciones y aún así quedarse indiferentes al deseo, indiferentes a los sentimientos terrenales, no corrompidos por la lujuria terrenal, libres de ansias y anhelos de posesiones.
La pureza en todas sus formas, trasciende todas las hambres físicas terrenales. La pureza tiene la habilidad de ver la tentación por lo que es, grosería de pensamiento y sentimiento, que atrapa los sentidos del hombre y de la mujer para que hagan cosas impuras. Una persona verdaderamente pura, tan sólo desea el ambiente limpio y honesto adecuado a su anhelo innato del amor espiritual y de la belleza de la auto – expresión en cada faceta de su vida. Ésa es la verdadera Pureza. Sin embargo, no se puede lograr la verdadera pureza si no has sentido primero largos años de tentación. Es una parte necesaria de tu desarrollo espiritual: si no has sido gravemente tentado alguna vez, y al final no has llegado a comprender que hay un camino más alto por recorrer, un camino de abnegación y de preocupación y atención sincera hacia una buena mujer, nunca obtendrás un estado de verdadera pureza. Estarás esclavizado por el deseo y te encontrarás en una constante confusión de conflicto interior. Por tanto no evites la tentación cubriendo a las mujeres en condiciones artificiales de seudo pureza. Más bien – hombres y mujeres- quítense sus ropas, reverencien los cuerpos, los unos de los otros, como las hermosas formas visibles externas de la CONSCIENCIA DIVINA interior y experimenten la liberación que la verdadera pureza espiritual les proporcionará. 
Sufre grave tentación - ¡y supérala!. Lleva tu conflicto a la Consciencia Divina y busca Su poder para que te ayude a superar el ansia física, pues tan solo así encontrarás la liberación, la paz mental que básicamente estás buscando. Si en ese momento buscas alivio y liberación de tu ansia cediendo a ella, no habrá alivio ni liberación. La mismísima ansia volverá a su debido tiempo - y de nuevo conocerás el agudo conflicto. Si otra vez cedes - de nuevo, el conflicto vendrá, incluso más intenso, aguardando tu decisión de mantenerte firme en el poder de la Consciencia Divina, hasta que el ansia se quede definitivamente sometida al percibir la sagrada belleza, la Realidad detrás y dentro de toda forma física. La espiritualidad más alta entre los sexos es cuando el hombre y la mujer pueden estar desnudos juntos y en paz, en un estado de reverencia mutua de alma, mente, corazón y cuerpo. 
En tal espiritualidad, lo único que siente la una hacia el otro es el amor y el cuidado por el bienestar del otro. De tal AMOR y SOLICITUD tierna y compasiva vendrá una unión extática que pocos han experimentado – y, si hay intención, se concebirá un niño de incomparable belleza de cuerpo y mente. En los siglos venideros, cuando la gente haya empezado a evolucionar espiritualmente, a cada nivel de su humanidad tal amor entre parejas será normal – y el tipo de sexo egoísta que busca tan sólo la satisfacción física que se practica en este momento, se verá como absolutamente degradante, tan odioso como la violación. En el momento presente, el camino espiritual más alto a seguir referente a los sexos, es el de reconocer y atenerse a la percepción de que: Los hombres y las mujeres fueron creados para realizar tareas especiales en la vida, adecuadas a su naturaleza subyacente. El hombre impregna a la mujer. Sin la buena voluntad y la ayuda de la mujer, el hombre iría al final de sus días – sin descendencia – sin un ser humano para continuar su nombre. Por lo tanto, el hombre debe tratar a la mujer como totalmente igual, pero nacida para realizar diferentes responsabilidades. Debe darle el respeto más alto, y amor y solicitud – en todo momento – para que sea capaz de llevar sus responsabilidades con mayor facilidad, porque es ella la que da forma visible a lo que primero se concibe en la mente.
Cuando una mujer recibe un esperma que se une con su óvulo dentro de la parte más oculta de su cuerpo, ocurre un milagro al cual tú, el hombre, no has contribuido en nada, más que con tu esperma en un momento de deleite – el cual es tu recompensa. Tan sólo podrás contribuir a mantener la salud y el desarrollo normal del ‘milagro’, al cual hayas dado vida dentro del cuerpo de tu pareja, por tu constante amor cuidadoso de su bienestar y salud, y por protegerla de todo daño externo y emocional. 
Ésta es tu responsabilidad masculina. Solamente así merecerás quedarte a su lado, como padre de su hijo. Si fallas en esto, no tienes valor como padre del niño, - y no tienes valor ante ti mismo como hombre nacido para manifestar tu ‘Consciencia Divina del Padre’ espiritual dentro de tu vida física. 
Un hombre que hostiga a una mujer que lleva dentro a su hijo, que le trata con desprecio, que le ofrece palabras y tratamiento físico duros y brutales, está rompiendo la Ley de la Existencia más fundamental, según la cual el varón y la mujer deben estar unidos en la igualdad de su Ser Divino. Las mujeres que son respetadas, amadas y protegidas deben igualmente respetar, amar y ofrecer renovación de espíritu y de cuerpo a su pareja, nutriendo la capacidad que tiene él de darse a ella. Una mujer que no nutre a su compañero de manera solícita, con ternura y amor, está privando a su espíritu masculino de la voluntad de soportar, al enfrentar las dificultades con las cuales se encuentra en el mundo exterior. Buscará su consuelo en otra fuente – hombres o mujeres – bebida o drogas – o aislándose dentro del hogar sin ninguna utilidad, ni para su pareja, ni para los hijos. Por lo tanto, hombres y mujeres, tienen la misma responsabilidad de cuidar y amarse el uno al otro. 
Así como el Hombre debe aprender a canalizar, a diario, el ‘Aspecto del Padre’ de la Consciencia Divina hacia la familia y el trabajo, de igual manera la Mujer debe aprender a expresar el ‘Aspecto de la Madre´ de la Consciencia Divina en su vida diaria. A aquellos que niegan esta Verdad, les será negado el acceso a los Reinos Celestiales hasta que hayan aumentado su percepción espiritual y, con la ayuda de la oración, hayan cambiado su actitud. Solamente al elevar su visión por encima de la percepción humana terrenal de ‘masculino y femenino’ – y más allá de sus deseos terrenales y de los impulsos de su ‘ego’ - hacia la Realidad de la cual han tomado su ‘ser,’ podrán escapar de la rueda de la reencarnación y encontrar la entrada a la Dicha y la Gloria definitivas. Si dentro de una cultura se considera a la mujer simplemente como una posesión, objeto de los deseos del hombre, y no es tratada como una mujer, enteramente igual que el hombre, tal cultura no ha comprendido la verdadera naturaleza del hombre y la verdadera naturaleza de la mujer. 
El hombre y la mujer son dos mitades iguales de una entidad. Cuando el hombre es soltero y vive solo, manifiesta un solo aspecto de su FUENTE del SER, y cuando la mujer vive sola y soltera, ella también manifiesta un solo aspecto de su FUENTE del SER. La INTENCIÓN DIVINA de la CONSCIENCIA UNIVERSAL fue la de expresar SU propia integridad a través de la creación, al individualizar, en forma física, cada uno de los dos aspectos igualmente equilibrados de SI MISMO, y luego volver a unirlos de forma física, para experimentar la unidad e integridad de la CONSCIENCIA DIVINA, desde la cual en un principio tomaron su individualidad. Al unirse en el amor y unidad de espíritu y cuerpo, descubren la alegría y el éxtasis de la CONSCIENCIA UNIVERSAL en equilibrio.
(Este proceso entero se expone claramente en las CARTAS 5 Y 7) Por lo tanto, la combinación de la masculinidad del hombre y la feminidad de la mujer es esencial para formar una ‘totalidad’ tomada de la FUENTE del SER; de esta combinación se forma un niño íntegro. Cuando estuve en el desierto en Palestina, lo primero que comprendí fue que la naturaleza dominante de la Creatividad de la CONSCIENCIA UNIVERSAL, nuestra FUENTE del SER, era la INTENCIÓN. La Intención de crear, planificar y diseñar – y luego producir aquel diseño al cultivarlo, alimentarlo, sanarlo, protegerlo y satisfacer todas sus necesidades de manera disciplinada. 
Tanto el varón como la mujer han sido evolucionados de forma física y en consciencia para experimentar la INTENCIÓN y expresarla de todas las maneras posibles en sus vidas. Éste es el primerísimo acto de la creatividad. Sin INTENCIÓN no habría CREACIÓN. La INTENCIÓN es el origen de y penetra toda la existencia. La INTENCIÓN define la naturaleza de la acción –amorosa o destructiva. 
El hombre y la mujer han sido individualizados para experimentar y formular la INTENCIÓN en sus vidas. 
Este es el primerísimo impulso de la creatividad. 
El hombre y la mujer también han sido individualizados para experimentar y expresar la FUERZA de VOLUNTAD. 
La FUERZA de VOLUNTAD en el varón se experimenta y se expresa ante todo como Actividad. En formas primitivas sale al entorno para realizar su intención. Por lo tanto se pone atuendo de líder y de buscador. Fue individualizado para pensar y trabajar, para realizar sus propósitos sin el obstáculo de las emociones. La FUERZA de VOLUNTAD en la mujer, se motiva y se experimenta ante todo como Sentimiento la necesidad de nutrir la INTENCIÓN original y llevarla decididamente a la plenitud – fruición – mediante el proceso de cuidar, alimentar, vestir, reparar, enseñar, proteger. 
PROPÓSITO es totalmente distinto a INTENCIÓN, puesto que el PROPÓSITO baja desde el plano mental de la INTENCIÓN, y se convierte en un empuje emocional, un deseo de formular ‘un medio de lograr el fin deseado.’ Una ‘INTENCIÓN potente para hacer algo’, se convierte en el PROPÓSITO que está detrás de la existencia continuada. De esta manera, se casa el pensamiento con el sentimiento para dar propósito a la obra de creación. 
Lo masculino está constantemente rondando en búsqueda de nuevas ideas, nuevas maneras de cumplir sus intenciones, para darle propósito en la vida. Las intenciones femeninas son ‘propósitos personificados’, sensibles y estables, preparadas para sacrificarse por los seres queridos. 
Por tanto, los dos IMPULSOS básicos dentro de ‘la FUENTE del SER – expresados en forma física como hombre y mujer – son interdependientes. Uno no podría sobrevivir sin el otro. 
Se necesitan ambos para la continuidad de la creación. A causa de su movilidad masculina, su impulso de liderazgo, el hombre se ha considerado superior a la mujer. Esto es porque ella se queda estable, creando seguridad para el hombre. Pero el impulso femenino es el impulso del amor incondicional, el impulso digno del respeto más alto y consideración que la capacita para florecer y para realizar su propósito innato dentro del hogar  en paz mental y con alegría. El papel del hombre es el de proveer seguridad física y medios materiales de subsistencia para la familia. El papel de la mujer es el de suministrar seguridad emocional y los recursos emocionales para el logro personal y la alegría, dentro del ambiente familiar. En el pasado, tanto en Oriente como en Occidente, el hombre ha ejercido su papel dominante dentro del hogar, haciendo a la mujer sumisa y obediente a su voluntad. Al hacer eso, ha torcido y distorsionado las energías de la Consciencia Divina y las ha canalizado a través de su mente y de su corazón creando una civilización desviada. También ha distorsionado la consciencia de la mujer, infundiendo en ella un profundo resentimiento ante su papel sumiso que sabe, por intuición, que no debería soportar. 
Y así, él ha creado un modo de vida degradante para si mismo y para su pareja, enteramente en conflicto con la NATURALEZA de su FUENTE del SER. El hecho de que la mujer haya tenido que ejercer su impulso masculino de agresión para expresar su igualdad del ser para lograr el respeto que se merece dentro de la sociedad, quiere decir que su civilización se ha vuelto totalmente desestabilizada y enferma. La mujer está usurpando el papel masculino por desesperación, pero al hacerlo, está defraudando la intención detrás de la creación. 
El hombre y la mujer han perdido su rumbo completamente. 
En los países subdesarrollados, la gente vive tan sólo a medias, intentando solucionar la división entre el hombre y la mujer, a través del sexo casual. Como consecuencia, el hombre y la mujer llegan a estar aún más divididos (separados) e insatisfechos. 
El conflicto en la unidad familiar crea agobio, miseria y separación aunque vivan bajo el mismo techo.
En los países ‘desarrollados’, los gabinetes psiquiátricos están llenos de personas y niños infelices que dicen no saber realmente quiénes son o cuál es su propósito en la vida. 
Se lo preguntan a los ‘expertos’ que tampoco saben las respuestas. También debe recordarse que cada persona, hombre y mujer, tiene lecciones que aprender en la vida que sólo puede aprender en el sexo – y en la raza – en que cada uno se encuentra. Por eso, una mujer debe aceptar su papel en la vida como la proveedora de amor emocional y seguridad a su pareja y a sus hijos, con auto-respeto y dignidad y realizarlo todo lo mejor que pueda. Debe reconocer que el papel de proveedora de seguridad emocional es absolutamente vital para la sociedad. Ella suministra el ‘pegamento’ del amor y el bienestar que sostiene unidas a las familias, las ciudades y los países. 
Cuando ella comprende cuál es su verdadero lugar y objetivo en la sociedad, y procura realizarlo y lograrlo de la manera más elevada posible, está adelantando rápidamente en el camino del amor incondicional y hacia las recompensas más altas de realización personal y de felicidad. También subirá a un nivel más elevado de consciencia – quizás como un hombre que traerá grandes beneficios a la humanidad en su próxima vida. 
Del mismo modo, los hombres espiritualmente evolucionados – incluso maestros espirituales – volverán a la vida en la tierra para aprender la verdadera humildad y para poner en práctica diaria sus altos principios de la existencia como mujer amorosa que hace de madre con sabiduría, y que nutre a todos los que tienen necesidad de lo que puede ofrecer. ¿Dónde entonces está la desigualdad? Quita las escamas de tu visión e intelecto limitados para ver claramente que no debe haber desigualdad únicamente INTENCIONES compartidas para expresar todo lo que los dos habéis tomado de la Consciencia Divina, de la manera más espiritual para poder lograr la felicidad más alta posible en la tierra.

SIN ENEMIGOS


SIN ENEMIGOS

La expansión de nuestra conciencia se nos presenta en el día a día como una gran oportunidad. Partimos sin principio ligeros de equipaje adquiriendo experiencia a través de nuestra fusión con los diferentes estados de la materia, sublimándola, fusionándola, con nuevos elementos, con lo más preciado de nuestro conocimiento: el Amor. Llegamos a saber entonces que cualquier lugar del universo que habitemos es en sí ser uno con el Universo. Somos entonces co-creadores conscientes de la Vida. Cualquier átomo, célula, molécula… estrella, son parte integrante de nuestro ser infinito. La dualidad, la ilusión, es ya aparente, pues no estamos separados de nada ni de nadie y aun así nos sumergimos en ella llevando un “nuevo” elemento: luz, al Uno, al Padre, que nos habita. Y la Hermandad se convierte en nuestra huella allá por donde nuestros pies nos lleven. Ya no hay enemigos, es sólo la ilusión de la separatividad: tú no eres sólo tú, eres yo y, yo soy también tú y nos convertimos en NOSOTROS.

Ángel Hache.
http://universo-espiritual.ning.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...