Mis Amigos Seguidores en Google

martes, 21 de julio de 2015

LOS DISTINTOS GRADOS DE LA ESCALA DE TU GUÍA EMOCIONAL



Cabe decir que cada emoción emite una frecuencia vibratoria distinta, pero sería más exacto decir: Tus emociones son indicadores de tu frecuencia vibratoria. Cuando tengas en cuenta que tus emociones indican tu grado de alineación con la Fuente de Energía y que cuanto mejor te sientes más favorecerás tu alineación con las cosas que deseas, comprenderás sin mayores problemas cómo debes responder a tus emociones.
Una alineación perfecta con tu Fuente de Energía significa que sabes que:
Eres libre.
Eres poderoso.
Eres bueno.
Eres amor.
Eres valioso.
Tienes un propósito.
Todo está bien.
Te alienas con quien eres cuando te centras en los pensamientos que te permiten conocer tu auténtica naturaleza, pues entonces te hallas en un estado de alineación absoluta. Y la sensación que te producen esos pensamientos constituye la emoción última de la conexión. Para retomar la analogía con el indicador de combustible de un vehículo, ese estado de alineación equivale a un depósito lleno.
Dicho de otro modo, imagina un indicador o una escala graduada que indica tu mayor disposición (depósito lleno) a permitir tu alineación con la Fuente de Energía y tu menor disposición o resistencia (depósito vacío) a alinearte con tu Fuente de Energía.
Podemos describir así tu escala de emociones:
Alegría/ Conocimiento/ Poder Personal/ Libertad/ Amor/ Gratitud
Pasión
Entusiasmo/ Ilusión/ Felicidad
Expectativas Positivas/ Creencia
Optimismo
Esperanza
Satisfacción
Aburrimiento
Pesimismo
Frustración/ Irritación/ Impaciencia
Agobio
Decepción
Dudas
Inquietud
Culpabilidad
Desánimo
Ira
Venganza
Odio/ Rabia
Celos
Inseguridad/ Remordimientos/ Falta de autoestima
Temor/ Desconsuelo/ Depresión/ Desesperación/ Impotencia
Puesto que a menudo se utilizan las mismas palabras para describir cosas distintas o se utilizan distintas palabras para describir las mismas cosas, estas palabras para etiquetar tus emociones no se ajustan exactamente a cada persona que sienta determinada emoción. Es más, el hecho de etiquetar las emociones con palabras puede confundirte y distraerte del auténtico propósito de tu Guía Emocional
Lo importante es que trates conscientemente de mejorar la forma en que te sientes. La palabra que describa lo que sientes es lo de menos.

Un ejemplo de cómo ascender conscientemente en la escala de tu Guía Emocional
En tu experiencia ha ocurrido algo que hace que te sientas fatal. Nada te satisface, nada te parece bien, tienes la sensación de que te asfixias y cada pensamiento es tan doloroso como el anterior. La mejor palabra para describir el estado emocional más frecuente en ti es «depresión».

Si pudieras tomar la iniciativa posiblemente te sentirías mejor; si pudieras eliminar de tu mente lo que te preocupa y centrarte en tu trabajo, te sentirías mejor. Podrías centrarte en muchos pensamientos que te librarían de la depresión. Ahora bien, en estos momentos, desde el punto de vista vibratorio, no tienes acceso a buena parte de ellos. Pero si estás decidido a dar con un pensamiento, cualquier pensamiento, que te haga sentir mejor y eres consciente de la sensación que te producirá ese pensamiento, puedes empezar a ascender de inmediato por la escala de tu Guía Emocional. Se trata de un sistema que consiste en centrarte en un pensamiento, cualquier pensamiento, y valorar de manera consciente si ese nuevo pensamiento te proporciona una sensación de alivio del malestar que padecías anteriormente. Así pues, piensas y sientes y piensas y sientes con un único propósito: experimentar siquiera un pequeño alivio.
Pongamos que alguien te ha dicho algo que te ha enojado, o que alguien no ha cumplido su palabra. Cuando te centras en este desagradable tema, notas que sientes cierto alivio de tu depresión. Dicho de otro modo, pese a la ira que te invade cuando te centras en este pensamiento, ya no te cuesta respirar. La sensación de claustrofobia ha remitido y te sientes mejor.
Ahora bien, el paso crucial consiste en utilizar de manera eficaz tu Guía Emocional: detenerte y reconocer conscientemente que el pensamiento de ira que has elegido hace que te sientas mejor que la asfixiante depresión que ha sustituido. En el reconocimiento consciente de que tu vibración ha mejorado, tu sentimiento de impotencia disminuye y comienzas a ascender en la escala de tu Guía Emocional, para conectarte de nuevo con la persona que eres.
¿Cómo Ascender en la Escala Emocional?
¡Tu VIDA se desarrolla según lo que SIENTES!
Cambia tus sentimientos y tu mundo también cambiará.
Realiza el siguiente ejercicio, utilizando la ayuda que aportamos más abajo.
Asunto: Escoge un asunto sobre el cual estás preocupado. Selecciona primero un asunto sencillo, el cual escribirás en el espacio ofrecido en la página 2.
Describe cómo te sientes sobre este asunto. Anota varios pensamientos.
Luego anota el sentimiento que concuerde con cada expresión.
Punto de emoción ACTUAL: ¿cuál es tu emoción dominante en relación a este asunto?. Escoge una emoción de la Escala de emociones que describa lo que SIENTES. Este es tu punto de emoción. Partiendo desde tu punto de emoción, todos tus pensamientos te brindan alivio u oposición en relación a lo que deseas.
Anota varios pensamientos que te brinden un mejor sentimiento, ascendiendo por la Escala de emociones. Por ejemplo, al subir de Impotencia a Ira, puedes pasar de “Estoy atascado y no veo como salir” a “¡Estoy enojado y no lo puedo soportar más!”
Los pensamientos tienen el poder magnético de atraer pensamientos similares. Para cualquier tema, solo tienes acceso a los pensamientos que están cerca de tu punto de emoción. Cuando intentas cambiar tu punto de emoción, asegúrate de realizar pequeños cambios en cada ocasión. Por ejemplo, pasa del Desánimo a la Ira o de la Ira a la Frustración. Los cambios pequeños te permiten obtener alivio más fácilmente.
Ahora escribe la emoción de cada pensamiento mejorado.
En este ejercicio tenemos un pensamiento de SENTIR y este nos hace SENTIR alivio con respecto a la oposición. Si el pensamiento te hace sentir lo mismo o una emoción que se siente peor, entonces no estás yendo en la dirección correcta.
Punto de emoción NUEVO: si te sientes aliviado es porque has alcanzado un nuevo punto de emoción para el asunto a tratar. Escoge una emoción de la Escala Emocional que describa mejor como te sientes AHORA. Si te sientes mucho mejor no necesitarás recurrir a la ira para establecer un puente hacia emociones más agradables.
Felicítate a ti mismo por haber mostrado la habilidad de controlar como te sientes. ¿Qué es más importante que la forma en la que te sientes? Con la práctica serás capaz de acceder a cualquier emoción de la Escala Emocional.
NO intentes resolver el asunto. Sin embargo, el hecho de que te sientas mejor y que ya no pienses tan seguido en el asunto acelerará una modificación en el mismo, la cual finalmente lo hará desaparecer.
PRACTICA, PRACTICA y PRACTICA nuevamente la sustitución de pensamientos antiguos por otros nuevos y tu vida mejorará cada día más.
Si te gustó y encontraste útil esta publicación, compártela con otros presionando el botón deseado en y así otros podrán beneficiarse y nos
ayudarás a elevar la calidad de vida en el planeta!
web: http://huellas.com/

LA VIDA IMPERSONAL Joseph S. Benner. Capítulo XIV



MEDIUMS Y MEDIADORES
485. Tú, quien en tu deseo de servirMe, te has sumado a alguna iglesia, organización religiosa, sociedad oculta u orden espiritual de cualquier naturaleza que sean, teniendo en cuenta de antemano que ayudando al desarrollo y sostenimiento de esa clase de agrupaciones te haces grato a Mi, y que, por tanto recibirás de Mí favores especiales; tú, que así piensas, atiende a estas Mis Palabras y medítalas hondamente.
486. Ante todo, sabe que Yo ya estoy satisfecho de ti, porque, de cierto, tú no haces nada que Yo no te haga hacer; y siempre, e invariablemente, lo haces para cumplir Mi Propósito, no obstante que a veces podrá parecerte que estás actuando contrariamente a Mis deseos y sólo para satisfacer los tuyos propios.
487. Sabe también que Yo proporciono a todas las mentes las adecuadas experiencias de vida que necesitan, las cuales utilizo tan sólo para preparar el cuerpo, despertar el corazón y desarrollar la conciencia, a fin de que puedan comprenderMe, y, así, Yo exprese por ellos, cada día mejor, Mi Idea.
488. Yo inspiro, asimismo, a todas las mentes con vislumbres de Mi y de Mi Idea sirviéndoMe para ello de tales experiencias, y he hablado a muchos también a través de la inspiración, quienes habiendo recogido Mis Palabras y habiéndolas trasladado al papel, han publicado libros que han servido para dar a conocer esas Mis Palabras a otras muchas mentes. Y yo he hecho que tales Palabras sirvan
para despertar la conciencia y los corazones de muchos que ya están preparados para recibirlas; sin embargo, es posible que los escritores o preceptores no hayan tenido una verdadera comprensión Mis Enseñanzas.
489. A muchos cuyas mentes Yo he inspirado en la forma antes dicha, les he hecho convertirse en guías e instructores, quienes, al efecto, organizan iglesias, sociedades y cultos, atrayendo hacia ellos, por ese medio, a muchos
simpatizadores buscadores, a fin de que Yo, a través de las palabras que por ellos hablo, pueda despertar muchos corazones, muchas mentes de los que ya están preparados para reconocerMe.
490. Mas sabe que Soy Yo, el Impersonal, Uno en lo interno, el que hace todo esto, pues esos guías e instructores nada hacen, como no sea servir de instrumentos de expresión a Mi Idea, a fin de hacer posible que ésta llegue a la conciencia de aquellos a quienes Yo atraigo hacia tales guías o instructores, para tal propósito.
491. Porque sabe, asimismo, que la mente es sólo un conducto y el intelecto un instrumento, los que Yo uso impersonalmente, siempre y cuando los necesito para expresar Mi Idea; y que sólo hasta que el corazón ha sido despertado y se ha abierto ampliamente para contenerMe, puede el hombre con su mente e intelecto mortales comprender Mi Propósito, cuando Yo expreso por él Mi Idea.
492. Ahora bien, tú, en tu deseo de servirMe, puedes haberte encontrado con algún preceptor o guía, cuya personalidad crees que ya me toma en cuenta en su corazón, a juzgar por las palabras aparentemente maravillosas que Yo hablo por
él.
493. Y tú, en tus dudas y ansiedad por serMe grato o en tu "temor de Dios", como le llamas, si no cumples con Mis Mandamientos, puedes muy bien, a causa de ello, haber acudido a tal guía o preceptor -a quien, sin duda, se le considera como un sacerdote o sacerdotisa del Altísimo- pensando encontrar a través de él Mi Mensaje especial para ti, o las palabras de ayuda y consuelo de algún "Maestro" o "Director" del “espacio” (lado espiritual de la vida), quien tú creíste que fue Mi Emisario.
494. Puedes acudir a uno o a otros, si gustas. Mas, ¡entiéndelo bien! Soy yo quien te coloca ante tal alternativa, si no quieres o no puedes sentirte satisfecho con esperar Mi respuesta o confiar en la ayuda que te otorgaré como y cuando Yo lo determine.
495. Sí, y aun Yo te conduzco a él y hago que pongas toda tu fe y confianza en tal sacerdote o sacerdotisa, dejando que te alimentes con los consejos "espirituales" y enseñanzas que puedes asimilar de tal "Maestro" o "Director". Hasta que finalmente, algún día, triste y humillado por la desilusión que en su momento y de manera inevitable tendrá que venirte, seas obligado de nuevo a recurrir a ti mismo en busca de Maestro interno, es decir, de Mí, tu propio y Verdadero Ser.
496. Sí, todo el miserable engaño, toda la disciplina a que fuiste sometido, todo el aprovechamiento que se hizo de tu ardor y devoción -para no hablar de tu dinero y servicios prestados- hacia lo que tú creíste que era Obra Mía y que
egoístamente te hurtaron y utilizaron ellos para levantar y fortalecer su propio poder personal y falso prestigio entre sus seguidores; alimentando a cada uno de vosotros con bastante sagaces lisonjas y entreteniéndoos con agradables promesas de adelanto espiritual, junto con una fina sofistería a guisa de elevadas y hermosas enseñanzas que os halagaban, conservándoos, y por tal razón, ligados a ellos, a fin de que siguierais sosteniendo y dando honor y gloria a ellos;
siempre manteniendo sobre vosotros el látimo de Mi "enojo o "ira divina", si no recibían de vuestra parte fe ciega y obediencia en todo; sí, todo esto Yo Soy el que os lo traigo a vosotros, porque precisamente eso es lo que deseáis y buscáis, y porque el Deseo es, de cierto, el agente de Mi Voluntad.
497. Es muy posible que estés dando a algún maestro de otra clase, o "santo", ya sea del mundo visible o invisible, y a pasar de todo lo verdadero, bien intencionado, sabio y espiritual -el que crees que no merece ser clasificado entre los que he mencionado anteriormente-, tal vez a ése, digo, le estés dando todo tu amor, devoción ciega y obediencia, y aun puedes estar recibiendo de él lo que tú crees enseñanzas y guía de inestimable valor.
498. Todo eso está muy bien mientras acabas de recibir aquello que buscas o crees que necesitas, pues ten entendido que Yo proporciono lo que es necesario para satisfacer todos los deseos, pero sabe que todo ello es vano e ineficaz, en lo
que al resultado apetecido se refiere, pues toda búsqueda o deseo de adelanto espiritual, también es de la personalidad, y, en consecuencia, egoísta, conduciendo, por ello, sólo a la desilusión, al fracaso y a la humillación.
499. Mas, si te es posible comprenderlo, sabe que es gracias a la desilusión y a la humillación como es posible obtener verdaderos resultados, porque todo ello fue precisamente el camino que Yo abrí ante ti y hacia el que te conduje cuando te
presenté la posibilidad de obtener ayuda de algún maestro humano; y tal desilusión y humillación son precisamente a lo que Yo te llevé, con el objeto de hacerte, una vez más, humilde y dócil como niño, ya que sólo así es como se está
preparado para escuchar y obedecer Mi Palabra hablada de lo interno, y sabe que sólo oyéndola y obedeciéndola es como tú puedes entrar a Mi Reino.
500. Sí, toda búsqueda externa tiene que terminar en la forma ya dicha, y no servirá sino para hacerte volver hacia Mi, agotado, desnudo, muerto de hambre y anheloso de escuchar sólo Mi Enseñanza, a la vez que resuelto a hacer cualquier cosa que fuere preciso para obtener tan sólo una migaja de Mi Pan, el cual desdeñaste antes en tu obstinada presunción, no creyéndolo suficientemente bueno para tu Espíritu orgulloso.
501. Pero sabe ahora, si ya estás harto de enseñanzas y maestros, y estás seguro, a la vez, de que sólo en tu interno se halla la Fuente de Sabiduría, que estas palabras habrán de llevar a tu corazón gozo indescriptible. Porque, ¿no te
confirman, acaso, lo que tú ya habías sentido en tu interno como verdadero?
502. Mas para ti, que aun no puedes comprender esto y necesitas por tanto un Mediador, para ti he provisto la historia de Jesucristo, crucificado por tu redención; ella te hace ver claramente cómo deseo Yo que tú vivas, de modo que por la crucifixión de tu personalidad puedas elevarte, en conciencia, a la unidad conMigo.
503. En cambio, para ti que eres ya lo suficientemente fuerte para acogerlo, a ti Yo digo que no necesitas ningún mediador entre tú y Yo, porque ya somos Uno. Si puedes comprenderlo, sabe que puedes venir directamente a Mí, en conciencia,
desde luego; sí a Mí, Dios en tu interno, donde Yo te recibiré y morarás conMigo por los siglos de los siglos, tal como acontece ya con Mi Hijo Jesús, el Hombre de Nazareth, a través de quien YO SOY aún el que Me expreso, al igual
que lo hice hace mil novecientos años y como algún día le haré por tu conducto.
504. Ahora bien, para ti a quien te extraña sobremanera cómo y por qué es posible que Yo diga cosas tan hermosas y espirituales a través de personalidades que no viven de acuerdo con las enseñanzas que dan, en apariencia, de sí
mismos; a ti Yo digo:
505. Yo uso Impersonalmente todos los conductos para expresar el significado de Mi Propósito.
506. A algunos los he preparado para ser mejores medios de expresión queotros, aunque ellos personalmente no sepan de mí.
507. Yo he abierto muy ampliamente el corazón de muchos otros, para que mejor Me den cabida, con lo cual se hacen más conscientes de su unidad conMigo.
508. Otros ya han llegado a unificarse conMigo, a tal grado, que de cierto ya no se sienten separados de Mi en conciencia; en éstos es en quienes Yo vivo, Me muevo y expreso Mi naturaleza Espiritual.
509. Desde las primeras épocas de expresión sobre la tierra, Yo preparé a Mis Sacerdotes, a Mis Profetas y a MIS Mesías, a fin de que dieran al mundo una visión de Mi Idea, es decir, Mi Verbo, el que finalmente se hará carne.
510. Pero ya sea que hable por un Sacerdote, Profeta o Mesías, como a través de un niño o de tu peor enemigo, lo cierto es que las palabras que tanto te atraen son las que el YO SOY de Ti habla, a través del organismo de tal o cual
medio de expresión, a la conciencia de tu Alma.
511. Si algún número de vosotros os reunís para oír Mi Palabra, hablada a través de alguno de Mis Sacerdotes, no es el Sacerdote de sí mismo, sino Yo, en el corazón de cada oyente, Quien hago salir de boca del Sacerdote las vitales
palabras que él pronuncia, para llevarlas hasta lo más íntimo de cada oyente y asimilarías a su conciencia. El Sacerdote no sabe que lo que él dice te ha impresionado a tal grado, y aun puede hasta no comprender todo el significado, Mi
Significado, que encierran las palabras que dirige a su auditorio.
512. Pero Yo, por estar en lo interno del Sacerdote y en lo interno de los oyentes, hago salir, de la devoción hacia él y la creencia en Mí combinadas, consciente o inconscientemente manifestadas por los allí reunidos, la Fuerza Espiritual que sirve como vehículo o línea de conexión, gracias a la cual Yo logro impresionar la conciencia de aquellas mentes que han venido siendo preparadas para comprender Mi Significado. Y esto acontece de tal manera que, aunque Yo hablo las mismas palabras para todos, no obstante, ellas contienen un mensaje
distinto y separado para cada uno, y ninguno se entera de nada más que no sea el mensaje que Yo hablo para él; porque Yo, en tu interno, escojo de las palabras sólo aquel significado que quiero para ti; y así en lo interno de tu hermano y
hermana, Yo igualmente escojo el significado que para ellos más les aprovecha.
513. Cuando dos o tres de vosotros os reunís en Mi Nombre, allí siempre Yo estoy; porque debéis saber que la Idea que os hizo reunir a cada uno de vosotros, Yo la inspiro de Vuestro interno, porque ella es Mi Idea. Y de la reunión de todas
esas aspiraciones hacia Mí, Yo creo un medio o vehículo gracias al cual voy elevando a la conciencia del Alma, para que pueda ir percibiendo las vislumbres de Mí que cada quien va siendo capaz de comprender.
514. A cada Sacerdote, a cada Maestro y a cada Médium, Yo le hago saber esto instintivamente, porque ellos son Mis Ministros, los elegidos por Mí; y Yo también Soy el que hago despertar en ellos el deseo de rodearse de muchos
seguidores, pero todo para que Yo pueda avivar, en los corazones de aquellos que ya están listos, una conciencia que les haga sentir Mi Presencia en su interno. El Sacerdote, el Maestro o el Médium, por sí mismos, pueden no haberMe
reconocido nunca en su interno, y aun pueden estarMe considerando como la entidad personal de algún maestro, guía o salvador, pero fuera, aparte e separado de ellos mismos; no obstante eso, hay muchos a quienes Yo guío hacia esos Mis Ministros, en quienes gracias e ciertas palabras que les hago hablar, unidas a la Fuerza Espiritual proporcionada por el anhelo de los oyentes, se hace posible que Yo despierte a la conciencia de cada Alma anhelante, a una real comprensión de Mí, el Uno Impersonal, que tiene su asiento en lo interno, es decir, en el preciso centro de todos, en el corazón de cada uno.
515. Porque el YO SOY de Mi Ministro y el YO SOY de cada uno de los seguidores son Uno, uno en conciencia, uno en comprensión, uno en Amor y uno en propósito, cuyo propósito es el cumplimiento de Mi Voluntad.
516. Y este YO SOY, que es completamente impersonal y no conoce ni tiempo, ni espacio, ni identidades diferentes, sólo utiliza las personalidades, tanto del Ministro como de sus seguidores, así como las circunstancias de contacto
personal entre ellos, todo como medios apropiados para dar voz a Mi Idea, que siempre está pugnando desde o interno por expresarse en lo externo.
517. A aquellos Ministros que se aprovechan de la confianza en ellos depositada por Mis seguidores y la usan para sacar avante sus propósitos privados, a su debido tiempo Yo les hago despertar al reconocimiento de Mi Voluntad y de Mi Idea. Mas este despertar, sin embargo, no es del agrado de sus personalidades y casi siempre les ocasiona gran sufrimiento y humillación; pero, en cambio, sus almas se regocijan y entonan himnos de alabanza y agradecimiento hacia Mí cuando hago que eso acontezca.
518. Así, pues, que no te extrañe que a veces salgan palabras de Verdad de bocas aparentemente impreparadas para hablarlas y comprenderlas; y que tampoco te extrañe el hecho de que simples discípulos, a veces despierten más pronto y aun sobrepasen en verdadero desarrollo espiritual a sus propios maestros. Yo, que moro tanto en lo interno del Maestro como del Discípulo, escojo condiciones diferentes y también diferentes maneras para la expresión de Mis
Atributos y diferentemente en cada Alma, colocando adecuadamente a cada quien en el justo lugar y momento más apropiado en que puedan completarse y ayudarse de la mejor manera uno al otro; uniendo así a todos, dentro de la
expresión de Mi Idea, lo más armoniosamente posible que brinden las circunstancias.
Ashamel Lemagsa

LA VIDA IMPERSONAL Joseph S. Benner. Capítulo XIII



AUTORIDAD
457. A ti que aun sientes el deseo de leer libros, creyendo que en ellos habrás de encontrar alguna explicación de los misterios que por ahora te ocultan el significado de las expresiones terrenales de Mi Idea, a ti Yo digo:
458. Está bien que tú busques así, superficialmente, siguiendo para ello los impulsos que Yo te hago sentir, las interpretaciones que otros dan al significado de Mi Idea al expresarse ésta por ellos, pues Yo haré que esa búsqueda sea para ti de algún beneficio; aunque, sabe, no lo será en la forma que tú lo imaginas.
459. Aun está bien que busques en las antiguas enseñanzas, filosofías y religiones de tu raza o en las de otras razas y pueblos, la Verdad que yo quiero expresar para ti; tampoco esta búsqueda te será vana.
460. Mas el tiempo vendrá en que te habrás de dar cuenta de que los pensamientos de otras mentes y las enseñanzas de otras religiones, no importa lo ciertas y hermosas que se ostenten, no son precisamente lo que Yo intento para ti;
porque para ti Yo tengo reservados pensamientos de enseñanzas, que sean tuyos, tuyos solamente; los cuales te daré en secreto y precisamente en el momento mismo en que ya estés dispuesto a recibirlos.
461. Y cuando este tiempo venga, el que inevitablemente vendrá, precisamente después de que te sientas insatisfecho de tu búsqueda por entre las enseñanzas de esas varias religiones, filosofías y cultos que por ahora te interesan; cuando te sientas desalentado, cada vez más, al percatarte de que no logras alcanzar los poderes y desarrollo espiritual tan autoritativamente descritos y que se supone ya se hallan a la disposición de los escritores de esos libros, de los
maestros de esas filosofías y de los promulgadores de tales religiones, entonces y sólo entonces Yo te haré ver que si bien todos estos libros, enseñanzas y religiones fueron originalmente inspirados por Mí y han desempeñado y siguen
desempeñando la parte de labor que sirve para despertar los corazones de muchos, no obstante, para ti ya llega el momento en que ceses de recurrir a toda externa autoridad, confiándote, en vez de ello, al estudio de Mi Libro de Vida,
guiado e instruido sólo por Mí desde lo interno. Si tú de una manera seria y sincera haces esto, entonces hallarás que te he escogido para que seas el Gran Sacerdote de una religión cuya gloria y grandeza serán, en relación a las otras, que antes he puesto ante ti, según tu anterior grado de comprensión, como la luz del Sol es al simple destello de una lejana estrella.
462. Asimismo, te habrás de dar cuenta de que las antiguas religiones fueron dadas a mis pueblos de edades remotas, y que las religiones de otras razas son para Mis pueblos de tales razas, y que, por consiguiente, ninguna de ellas es para
ti, sin embargo de que las haya llevado hasta ti y te haya llamado la atención a sus muchas cosas maravillosas, las que te inspiraron a llevar a cabo una búsqueda más determinada de Mí, dentro de esas mismas enseñanzas.
463. Pero Yo te digo: todo esto no son sino cosas del pasado, y nada tiene ya que ver contigo. El tiempo ha llegado, si puedes comprenderlo, en que debes desechar todo conocimiento acumulado, toda enseñanza, toda religión, toda
autoridad, aun Mi autoridad tal como está expresada en ésta y en Mis otras revelaciones meramente objetivas; porque ahora ya te he despertado a la conciencia de Mi Presencia en tu interno, así como al hecho de que toda autoridad, enseñanza o religión venidas de una fuente externa, no importa lo sublimes o santas que sean, no podrá tener ya sobre ti ninguna influencia, como no sea la necesaria para hacerte volver hacia Mí en tu propio interno, en busca de
una autoridad definitiva en todos tus asuntos, de cualquier naturaleza que sean.
464. Así, pues, ¿a qué buscar en las cosas del pasado -en la religión, en el humano conocimiento y en la experiencia de otros- la ayuda y guía que sólo Yo puedo dar?
465. Olvida ya todo lo pasado. Lo pasado está muerto. ¿Por qué has de cargar a tu alma con las cosas muertas?
466. Justamente en el grado en que te adhieras al pasado seguirás viviendo ese pasado; no teniendo, por tanto, nada que te relacione conMigo, que vivo en el siempre presente AHORA, en lo Eterno.
467. Justamente en el tanto en que estés sujeto a los actos y experiencias pasadas, ya sean religiones o enseñanzas, en ese mismo tanto ellas nublarán la visión de tu alma y me ocultarán de ti, lo cual impedirá que llegues a encontrarMe.
Y así seguirá. indefinidamente mientras no te liberes de esa influencia obscurecedora y te resuelvas a entrar a la Luz de Mi Conciencia Impersonal, que no reconoce límites, porque penetra hasta la Realidad infinita de todas las cosas.
468. Igualmente el futuro no debe interesarte. Aquel que espera para el futuro su perfeccionamiento final, es porque sigue encadenado al pasado y nunca podrá ser libre mientras su mente siga, asimismo, embargada con la idea de la
consecuencia de sus actos; mientras no Me reconozca como su único Guía, arrojando sobre Mí toda la responsabilidad.
469. Tú, que eres uno conMigo, eres perfecto ahora mismo, y siempre fuiste perfecto, no conociendo por tanto, ni juventud ni vejez, ni nacimiento ni muerte.
470. Tú, el Perfecto, en nada estás relacionado con lo que ha sido o lo que será. No tienes más interés que por el eterno AHORA. Te atañe sólo aquello que inmediatamente tienes ante ti, es decir: expresar perfectamente Mi Idea aquí y
ahora y bajo las condiciones en las que con todo propósito Yo te he colocado para la expresión de dicha Idea.
471. Cuando ya has hecho lo que tenias ante ti, ¿por qué no dejarlo olvidado en vez de seguirlo arrastrando contigo, ya que esto agobia tu mente y tu alma con sus efectos, los cuales no son sino cáscaras vacías, de las que ya has extraído la
pulpa?
472. Todo esto se refiere a la reencarnación, a cuya creencia muchas mentes están sólidamente encadenadas.
473. ¿Qué tienes que ver Tú, el Perfecto, el Eterno, con pasadas o futuras reencarnaciones? ¿Puede el Perfecto añadir algo a su perfección? ¿Y el Eterno salir de su eternidad e regresar a ella?
474. YO SOY, y por eso Tú Eres -Uno conMigo-, siempre lo has sido y siempre lo serás. El YO SOY de Ti mora y reencarna en TODOS los cuerpos, para el propósito único de expresar Mi Idea.
475. La Humanidad es mi cuerpo. En Ese Cuerpo Yo vivo, me muevo y tengo Mi Ser; y, asimismo, por conducto de Mis atributos expreso la Gloriosa Luz de Mi Idea, cuyo esplendor Celestial, no obstante, aparece confuso y deformado para la
visión humana a causa de las minadas de facetas, empañadas e imperfectas, del intelecto humano.
476. Yo -y Tú que Eres Uno conMigo- reencarno en la Humanidad, tal como la encina reencarna en sus hojas y bellotas, temporada tras temporada, y así en miles de encinas, nacidas de sus miles de bellotas y de encinas, generación tras generación.
477. Mas dices que recuerdas tus vidas pasadas.
478. ¿Ciertamente? ¿Estás seguro?
479. Muy bien ¿y qué? Si yo te he permitido tener una vislumbre de la realidad de una de Mis pasadas expresiones para que pudieras tener una mejor comprensión de Mi significación, el cual ahora Yo estoy ampliamente
expresándote, no constituye una aseveración de parte Mía, respecto a que tú, en lo personal, fueras mi instrumento en tal expresión.
480. Porque, ¿no Me expreso, acaso, a través de todos los instrumentos y Tú conMigo? ¿No Somos, Nos, la Vida y la Inteligencia de toda expresión no importa de qué carácter, edad o raza sea?
481. Mas si te place creer que tu realmente fuiste esa expresión, está bien; de todas maneras, Yo haré que esa creencia sea de tal beneficio para ti, que haya de prepararte para la Gran Comprensión que después habrá de venir.
482. Mientras tanto, sigues fuertemente encadenado. Tu personalidad con sus deseos y aspiraciones egoístas está aún atada de pies y manos al pasado y espera solamente en el futuro para liberarse, y esto hasta después de agotar
completamente todas las consecuencias de sus actos, dominando a tu mente e intelecto con la falsa creencia no sólo en el nacimiento y la muerte, sino también con la idea de que ése es el único medio de que tú dispones para lograr la
emancipación final y la unión conMigo; evitándote con todo ello la clara comprensión de Nuestra Unidad Inalterable y Eterna, y, sobre todo, de que Tú puedes liberarte a ti mismo en cualquier momento que Tú quieras.
483. Porque sabe que es únicamente la personalidad la que nace y muere; solamente ella es la que aspira y se esfuerza por prolongar su permanencia en el cuerpo y dentro de la vida terrenal o para reaparecer en otros cuerpos, cuando Yo
no tengo ya por qué ni para qué seguir usando su cuerpo.
484.Y solamente a esta personalidad es a la que estás ligado, por medio de las creencias y opiniones que ella ha injertado sobre ti desde las más remotas edades, durante las cuales ha conservado tu mente humana ocupada con tales engaños; y es por eso que sólo hasta que logres elevarte, al darte cuenta de tu Divina Inmortalidad, Omnipotencia e Inteligencia, y puedas desechar todas las creencias y opiniones personales, sólo hasta entonces podrás liberar a tu Ser de esta relación pervertida y asumir tu verdadero puesto de Amo y Señor, Uno conMigo, sentado en el trono del Ser, obligando a la personalidad a tomar su propio y natural lugar como sirviente y subordinado, pronta a obedecer y dispuesta
a ejecutar Mi más leve mandato, convirtiéndote en esa forma en un instrumento digno de Mi Uso.
Ilustración de imagenes Noa
Fuente:http://ashamellemagsa33.blogspot.com.es/

EL DESPERTAR ESPIRITUAL: AQUÍ, NO ALLÁ




El despertar espiritual no es un sentimiento, estado o experiencia especial. No es una meta o destino, o algo que deba alcanzarse.
Como el Buda trató de enseñarnos (aunque pocos lo escucharon), no se trata de un logro sobrehumano. No se trata de un estado especial de perfección reservada para unos cuantos privilegiados o afortunados. No se trata de un club privado. No hay que viajar a la India para encontrarlo.
No es una experiencia fuera del cuerpo, y no implica vivir en una cueva, apagando todos tus hermosos sentidos, separándote de las realidades de este mundo. No te puede ser transmitido por ningún gurú sofisticado con barba (o sin barba), tampoco es algo que se pueda quitar o perder. No tienes que convertirte discípulo de nadie, o deshacerte de tus posesiones. No tienes que unirte a un culto. No tienes que ser seguidor de nadie.
Más bien, es una antigua y constante invitación - a través de cada momento de tu vida - a confiar y aceptarte exactamente como eres, en toda tu gloriosa imperfección.
Se trata de estar completamente presente y despierto a cada precioso momento, saliendo de la película épica del pasado y futuro ("La Historia de Mí") y estar presente para la vida, sabiendo que incluso tus sentimientos de no aceptación son aceptados aquí.
Se trata de abrirte radicalmente a este extraordinario regalo de la existencia, abrazando tanto el dolor como la alegría, la felicidad y la tristeza, el éxtasis y el agobio, la certeza y la duda.
Sabiendo que nunca estás separado de la Totalidad, que nunca estás dañado, que nunca estás realmente perdido.
Una ola nunca puede abandonar, o encontrar el océano.
Tú eres Eso.
- Jeff Foster

REPROGRAMAR NUESTRO CEREBRO PARA SANAR.



Si transformáramos, cambiáramos, direccionáramos o reprogramáramos nuestro cerebro día a día daríamos un giro a nuestra vida por completo.
El bioquímico y estudioso del funcionamiento cerebral Joe Dispenza defiende el poder de esta parte del ser humano para reinventarse cada día. Habla de química, de física, de hábitos, de reprogramación y de una inteligencia superior que tanto le da denominar divina, espiritual o subconsciente.
Cree en la capacidad de construir y conducir el propio cerebro y a través de él influir en el cuerpo basándose en su experiencia personal y en la observación de enfermos con remisiones espontáneas.
“Si cada mañana nos planteáramos cuál es la mejor idea que puedo tener de mí mismo, tendríamos otro tipo de mundo”
¿La física cuántica implica el punto de encuentro entre la espiritualidad y la ciencia?
Sí, creo que el plano cuántico es el plano espiritual. Creo que cuando tenemos suficiente gente que está seriamente adscribiéndose a la idea de usar el plano cuántico para dirigir su destino la ciencia va a tener que estudiar a esos individuos que están entrenados y son buenos en ello, y entonces tendrá que valorar y actualizarse para poder explicar que la mente subjetiva está afectando al mundo objetivo, y eso es el principio de un verdadero cambio.
El cambio se logrará cuando tengamos suficientes personas que puedan usar el pla-no cuántico consistentemente, que puedan intencio- nadamente enfocar su mente subjetiva en una direc- ción determinada y tener una cantidad considerable de control sobre su mundo objetivo, y puedan hacerlo repetidamente.
¿Cada vez que pensamos fabricamos sustancias químicas?
Así es, y estas sustancias a su vez son señales que nos permiten sentir exactamente cómo estábamos pensando. Así que si tienes un pensamiento de infelicidad, al cabo de unos segundos te sientes infeliz.El problema es que en el momento en que empezamos a sentir de la manera en que pensamos, empezamos a pensar de la manera en que nos sentimos, y eso produce aún más química.
Así se crea lo que llamamos el estado de ser. La repetición de estas señales hace que algunos genes estén activados y otros apagados. Memorizamos este estado como nuestra personalidad, así que la persona dice: “Soy una persona infeliz, negativa, o llena de culpa”, pero en realidad lo único que ha hecho es memorizar su continuidad química y definirse como tal.
Nuestro organismo se acostumbra al nivel de sustancias químicas que circulan por nuestro torrente sanguíneo, rodean nuestras células o inundan nuestro cerebro. Cualquier perturbación en la composición química constante, regular y confortable de nuestro cuerpo dará como resultado un malestar.
¿Propone cambiar la química cerebral con nuestro pensamiento?
Es una parte de mi trabajo, no se trata sólo de cambiar la química cerebral, también los circuitos cerebrales, el cableado. Si podemos forzar al cerebro a pensar con otros patrones o secuencias, estamos creando una nueva mente. El principio de la neurociencia es que si las células neuronales se activan conjuntamente, se entrelazan creando una conexión más permanente. Una persona ante una situación, por nueva que sea, recurre a esa conexión, es decir, repite el mismo pensamiento una y otra vez y da las mismas respuestas, su cerebro no cambia, vive con la misma mente cada día.
Usted ha estudiado las curaciones milagrosas… ¿Qué conclusiones ha extraído?
Después de estudiar remisiones espontáneas y milagrosas, hay cuatro cosas en común entre la mayoría de las personas que han tenido una remisión de su enfermedad.
“Lo primero es que todas ellas aceptaron y creyeron que había una inteligencia que vivía dentro de ellas, llámalo inteligencia espiritual o inteligencia universal. Todas estas personas aceptaron que había algún orden innato que les estaba dando vida; y razonaron que no había nada místico sobre la inteligencia, la cual mantenía su corazón latiendo, digiriendo la comida, creando nuevas células cada día. Básicamente les daba suficiente vida y podían interactuar y conectar con esta inteligencia y dirigirla para que les hiciera la curación. Razonaron que se habían distanciado de este nivel mental, esta mente superior, y que si podían empezar a desarrollar una relación con esta mente y acercarse más a ella ésta asumiría el mando y empezaría a reparar sus desequilibrios”.
“Lo segundo es que todos ellos aceptaban que sus pensamientos, su manera de pensar a lo largo de un periodo de tiempo (veinte o treinta años), sus reacciones, sus actitudes, crearon su enfermedad; que vivieron a diario con emociones y pensamientos destructivos de inseguridad, sufrimiento y minusvalía, y que estas emociones y pensamientos estaban literalmente rompiendo los tejidos.
Porque cada vez que tenemos un pensamiento creamos una sustancia química. Si tenemos pensamientos grandes y felices creamos sustancias químicas que nos hacen sentir fantásticos y felices; si tenemos pensamientos negativos, de infelicidad o autodestructivos, creamos sustancias químicas que nos hacen sentir infelices y destructivos. Así que los pensamientos adoptan una forma química, y ésta da la señal al cuerpo de permitir sentirnos exactamente de la manera en que estamos pensando”.
“Lo tercero es que se tenían que reinventar a sí mismas; decidieron hacerse algunas preguntas importantes:¿cómo me sentiría siendo feliz? ¿A quién conozco en mi vida que sea una persona feliz? ¿Qué tengo que cambiar sobre mí mismo para vivir con alegría? ¿En qué punto de mi día me vuelvo inconsciente y negativo? ¿A quién admiro de la historia? Empezaron a hacerse preguntas importantes. Al hacerse estas preguntas forzaron a sus cerebros a empezar a pensar de nuevas maneras. Empezaron a interrumpir el programa de pensar y sentir y literalmente empezaron a construir nuevas conexiones neurológicas en sus cerebros, que actuaron como plataforma o escenario para convertirse en una nueva persona. Esa nueva persona mandaba nuevas señales (o sea las sustancias químicas de sus pensamientos) que empezaron a cambiar su cuerpo y su salud”.
“Lo cuarto es que, cuando dedicaban tiempo a pensar y ensayar en quién quería convertirse, cuando se sentaban y se concentraban en ese individuo, tuvieron largos momentos en que perdieron la noción del tiempo y el espacio. En otras palabras, se concentraban tanto en lo que estaban pensando que cuando abrían los ojos y encendían la luz de la habitación esperaban que hubieran pasado diez o quince minutos cuando en realidad había sido una hora u hora y media, lo que significa que hicieron el pensamiento más real que todo lo demás. Cuando hacemos eso el cerebro empieza a rastrear estos cambios y a formular nuevas redes neuronales”.
¿Qué preguntas debemos hacernos para sentir de otra manera?
La mayoría de las personas cree que las emociones son reales. Las emociones y los sentimientos son el producto final, el resultado de nuestras experiencias. Si no hay experiencias nuevas o vividas de otra manera, vivimos siempre en la actualización de sentimientos pasados. Se trata del mismo proceso químico vez tras vez.
Una pregunta que ayudaría a cambiarnos es: ¿qué sentimiento tengo cada día que me sirve de excusa para no cambiar? Si las personas empiezan a decirse: yo puedo eliminar la culpa, la vergüenza, las sensaciones de no merecer, de no valer…; si podemos eliminar esos estados emocionales destructivos, empezamos a liberarnos, porque son estos estados emocionales los que nos impulsan a comportarnos como animales con grandes almacenes de recuerdos.
¿Cuál es el mayor ideal de mí mismo? ¿Qué puedo cambiar de mí mismo para ser mejor persona? ¿A quién en la historia admiro y qué quiero emular?
-Pero saber quién quieres ser no es suficiente para cambiar tu cableado.
No. El conocimiento es lo que precede a la experiencia. Aprender una información es personalizarla y aplicarla. Debemos modificar nuestro comportamiento para poder tener una nueva experiencia que a su vez crea nuevas emociones. El conocimiento es para la mente; la experiencia, para el cuerpo. Tenemos que enseñar al cuerpo lo que la mente ha entendido intelectualmente. Si seguimos repitiendo esa experiencia, se archiva en un sistema nuevo en el cerebro, y eso permite pasar del pensar al hacer, al ser.
-El siguiente paso es cambiar hábitos de comportamiento, tiene que haber acción.
El hábito más grande que tenemos que romper es el de ser nosotros mismos, porque la neurociencia y la psicología dicen que la personalidad ya está formada antes de los 35 años, eso significa que tenemos los circuitos hechos para poder enfrentarnos a cualquier situación y, por lo tanto, vamos a pensar, a sentir y actuar de la misma manera el resto de nuestros días.
Pero los últimos estudios muestran que es posible cambiar la personalidad en todas las etapas de la vida, para eso hay que convertir el hábito inconsciente en algo consciente, llegar a tener conciencia de esos pensamientos y sentimientos inconscientes.
Acércate a descodificar tu síntoma y encontrar el camino a tu felicidad.
MEMORIA EMOIONAL
Joe Dispenza estudió bioquímica en la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey. Es doctor quiropráctico por la Life University, de Atlanta. Ha cursado estudios en neurología, neurofisiología, biología celular, genética, química cerebral, envejecimiento… Lleva décadas estudiando la mente humana. Es autor y conferenciante sobre el funcionamiento del cerebro y sobre su capacidad para aprender. Intervino en el famoso documental ¿¡Y tú qué sabes!?, (What the bleep do we know?), donde habla de sus teorías sobre la capacidad del hombre para conseguir la salud física y mental, interviniendo únicamente en nuestros pensamientos.
Fuentes: Entrevista de la Revista Athanor publicada en el número 63.
ENTREVISTA A JOE DISPENZA (LA VANGUARDIA 13 de agosto de 2007)

AMOR DESNUDO




AMOR DESNUDO
Publicado por Julieta Herrera en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
Dices que me amas. Dices que te importo. Dices muchas cosas, pero las palabras resultan baratas, y yo soy digno de la clase de amor que forma galaxias.
Si vieras mis heridas abiertas, mis cicatrices. Si vieras mis partes oscuras, si conocieras mis secretos. Si vieras mis fantasías, mis extraños pensamientos, los impulsos que no he sido capaz de borrar. Las penosassensaciones que intento ocultar. Los desesperados anhelos, los vacíos sentimientos que aún siguen aquí.
La furia que arde. El dolor que me aflige.
Si conocieras las cosas que mantengo enterradas en mi corazón, las cosas que no puedo decir. Si vieras las arrugas, los dobleces, la pigmentación, la hinchazón y las lesiones, las manchas y llagas. Las protuberancias, las imperfecciones, los cabellos errantes. Los fluidos que no soy capaz de frenar, las secreciones, los olores, los terrores que surgen en la noche.
Si me vieras desnudo, temblando, despojado de mi imagen, del maquillaje, de lo que me respalda, de mis accesorios y disfraces, de mis pretensiones, de mis defensas, de mis barreras y muros; sin nada que esconder, sin juegos, sin máscaras, sin mi personaje, sin un papel que representar y nada que perder.
Si vieras absolutamente todo, crudo, sin censura, sin control.
¿Me seguirías amando? ¿Abrirías tu corazón? ¿Verías fealdad, o verías arte?
Un corazón vulnerable. Anhelando ser acogido. Perfecto en mi imperfección.
Dices que me amas. Dices que te importo. Dices muchas cosas, pero las palabras resultan baratas, y yo soy digno de la clase de amor que forma galaxias.
- Jeff Foster
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...