Mis Amigos Seguidores en Google

jueves, 11 de junio de 2015

Pensamientos Semanales del 1-7 Junio de 2015 (Omraam Mikhaël Aïvanhov)




Pensamiento del lunes 1 de junio de 2015.
"Para muchos de nuestros contemporáneos, la fe es sólo cuestión de gente ignorante, ingenua e incluso un poco retrasada; están convencidos de que la evolución de la humanidad debe pasar por el abandono de todas estas creencias, que dicen irracionales, impuestas por las religiones. Pues bien, se equivocan. La fe, por el contrario, está basada en el conocimiento de las grandes leyes cósmicas, y no hay ciencia más esencial que la de las leyes. Así pues, tener fe es construir la existencia sobre bases estables, porque se conocen las leyes.
Aquel que tiene fe, siente que avanza por un camino bien trazado; este camino, lo ha escogido él mismo y ha decidido seguirlo. Y mientras está ocupado en construir algo sólido, bueno y bello, no tiene tiempo de ocuparse de todo lo que se cuenta o se hace de malo e inútil a su alrededor; su atención está concentrada en el trabajo que ha emprendido. Y cuando sobrevienen las dificultades en su vida, los resultados que ha obtenido gracias a este trabajo ya han contribuido a reforzarle, y le ayudan a superarlo todo."
Pensamiento del martes 2 de junio de 2015.
"El ambiente en el que se encuentran contribuye mucho a hacer salir lo bueno o lo malo de los seres. Por eso, deben sumergirse lo más a menudo posible en un ambiente de paz, de armonía y de luz. Muchas veces, los efectos de este ambiente no duran demasiado; pero, por lo menos durante unos instantes, su naturaleza inferior se ve reducida al silencio, mientras que su naturaleza superior se desarrolla. Y a fuerza de repetir esta experiencia, la naturaleza superior acabará un día imponiéndose.
Para algunos, adormecer su naturaleza inferior es dar muestras de debilidad. Se encuentran mucho mejor dando rienda suelta a sus instintos de dominación, de agresividad... es decir, cuando dejan salir a sus fieras. Pero estas fieras no sólo atacan a los demás en el exterior. Cuando salen de la jaula, empiezan a devorar a sus propios hijos, es decir a sus buenos pensamientos, sus buenos sentimientos, a los que hubieran debido proteger y fortalecer manteniendo dentro de ellos una atmósfera de paz y de luz."
Pensamiento del miércoles 3 de junio de 2015.
"El amor puede ser comparado a un árbol. En este árbol la sexualidad representa las raíces, raíces que están profundamente sumergidas en el ser humano: no puede arrancarlas y no debe intentar hacerlo, porque le son tan indispensables como las raíces lo son para el árbol. Lo que debe hacer solamente es explorar el amor buscándolo más arriba, más lejos, en el tronco, las ramas, las hojas, las flores y los frutos. Y las flores y los frutos del amor son el sacrificio.
El amor más espiritual recibe su impulso de la fuerza sexual, pero debemos aprender cómo cultivarlo, cómo regarlo y protegerlo de los insectos y de las tempestades. Aquel que prueba los frutos del árbol del Amor, conoce el sabor de la inmortalidad y de la vida eterna."
Pensamiento del jueves 4 de junio de 2015.
"¡Cuántos espiritualistas se imaginan que la clarividencia es la facultad más envidiable! No, e incluso les impedirá progresar si la desarrollan antes de haberse purificado y reforzado. Porque, si no, ¿qué es lo que verán? No podrán ir más allá de las regiones inferiores del plano astral, allí donde sólo se encuentran entidades oscuras y maléficas. Estarán tan horrorizados que sólo pensarán en desembarazarse de esta facultad que les parecía tan deseable y que se ha convertido en la causa de sus tormentos.
El verdadero clarividente es aquel que es capaz de elevarse hasta la contemplación de las regiones celestiales, y para conseguirlo debe purificarse. Y también debe adquirir una gran resistencia psíquica, porque tendrá también que soportar ver todo lo que se trama de oscuro y criminal en el corazón y en la cabeza de los humanos. No basta con «ver», hay que ser suficientemente puro para descubrir los esplendores del Cielo y suficientemente fuerte para soportar los horrores del Infierno."
Pensamiento del viernes 5 de junio de 2015.
"Se dice en las Escrituras: «Somos el templo de Dios vivo». Un ser humano que ha trabajado para reforzar su voluntad, para purificar su corazón, para iluminar su intelecto, para ensanchar su alma y santificar su espíritu, se convierte en un verdadero templo. Su mismo cuerpo físico es un templo, y puede invitar al Señor para que venga a habitarlo. Desgraciadamente, la mayoría de los humanos no se preocupan de convertirse en templos; al servirse de su cuerpo físico para satisfacer sus instintos sin moderación ninguna, hacen de él más bien un establo, una pocilga.
Un día en el que Jesús entraba en el patio del Templo de Jerusalén, vio que los mercaderes habían instalado en él sus puestos de venta de ganado y de aves. Tomó entonces unas cuerdas con las que hizo un látigo y los expulsó diciendo: «¡Quitad eso de aquí! No hagáis de la casa de mi Padre un mercado.» Así pues, no imitéis a los mercaderes del Templo, no hagáis de vuestro cuerpo una guarida de animales; porque entonces, no será el Señor quien venga a habitarlo, sino las entidades oscuras, los indeseables que se complacen alimentándose de materias impuras. Y con semejantes inquilinos, ¿cómo creéis que vais a sentiros?"
Pensamiento del Sábado 6 de junio de 2015.
"Tomad al sol como modelo que difunde la luz, el calor y la vida. Diréis que se pueden tener otros modelos: un sabio, un artista, un filósofo, un héroe, un santo, un Maestro espiritual, ¡y parecen mucho más accesibles que el sol! Desde luego, y sin duda seréis influenciados por sus cualidades y sus virtudes. Pero en realidad siempre os faltará algo: aunque tengáis como modelos a los más grandes Maestros de la humanidad, con ellos tampoco tendréis la imagen de la verdadera perfección.
La imagen de la perfección es el sol; y si lo escogéis para que sea vuestro modelo, con el deseo de iluminar, de calentar y vivificar como él a las criaturas, os transformaréis profundamente. Vuestra luz, vuestro calor y vuestra vida nunca podrán igualar los del sol, esto es evidente, pero sólo el deseo de adquirirlos os proyectará a las regiones celestiales en dónde haréis maravillas. Es este deseo de dar la luz, el calor y la vida del sol el que os volverá más luminosos, más cálidos y más vivificantes."
Pensamiento del domingo 7 de junio de 2015.
"La inteligencia del hombre depende del estado de sus diferentes órganos: el hígado, el estómago, los intestinos... Si todas las células de su cuerpo no hacen correctamente su trabajo, su capacidad de pensar, de juzgar, se verá afectada: por mucho que lea y estudie, en todas sus reflexiones se proyectarán tintes sombríos y deformaciones provenientes del mal funcionamiento de sus órganos.
¡Incluso aquellos que son considerados como grandes pensadores, grandes filósofos, muchos de sus errores tuvieron su origen en el estado defectuoso de las células de ciertos órganos que obstaculizaban su actividad mental! Las insuficiencias del hígado, del estómago, de los intestinos, del páncreas... crean en alguna parte del cerebro ciertos obstáculos que un hombre, aunque sea muy inteligente, no puede superar. Entonces, ¿cómo reducir estos obstáculos? Haciendo ejercicios. Y precisamente, los ejercicios preconizados por una enseñanza espiritual, aunque sólo fueran los consejos concernientes a la respiración y la nutrición, no tienen otra finalidad que mejorar el estado de nuestras células con el fin de ampliar y mejorar nuestra comprensión."
Omraam Mikhaël Aïvanhov
http://universo-espiritual.ning.com/

DIEZ Y SIETE




Te alcanzo,
cual neblina ante mí.
Entro en ti,
todo lo abarcas.
No veo,
más en ti siento vivo cada poro de mi piel.
Llenas con tu contenido mi ser,
antes y después,
siempre existiendo.
Me expando por infinitos mundos de luz,
en una espiral sin principio ni fin.
Me siento aquí y allá,
ante ti,
cuál ave libre de volar donde quiera.
Nada se esconde a tu pensamiento,
eres todo,
soy todo contigo.
Uno, dos, tres… “diez y siete”.
Donde me sitúas anhelo llevarte.
Déjame ser… siempre,
aprender,
dudar,
sentir…,
amar tus infinitos universos.
Habitarlos.
Destruirlos.
Recrearlos.
Disfrutar el instante infinito
envuelto en tu bruma de amor eterno.
Llegar al Siete,
regalo de tu amor y mi esfuerzo,
hermosa corona de tu luz.
Después,
donde el Viento me lleve,
alcanzar la savia del Diez,
el Todo y la Nada.
Y unirlos en melodiosa aventura en el ocho,
puerta al Infinito.
Déjame sentir el “diez y siete”.
Ángel Hache
http://escrito-en-el-viento.blogspot.com.es/

LIBRO EL CAMINO DEL BUSCADOR





EL DESPERTAR DE NUESTRA HUMANIDAD (CAPITULO V)

El Universo no nos juzga; sólo nos provee de consecuencias, de lecciones y de oportunidades para equilibrarnos y aprender a través de la Ley de la causa y el efecto.

La Comprensión nace del reconocimiento que cada uno de nosotros lo estamos haciendo tan bien como podemos dentro de los límites de nuestras creencias y capacidades actuales.

Que yo alimente a los hambrientos, perdone un insulto, y ame al enemigo – Estas son grandes virtudes.

Pero si tuviera que descubrir que los más pobres entre los mendigos y el más imprudente entre los ofensores

están todos dentro de mí, y que yo sobrevivo necesitando de las limosnas de mi propia caridad; que yo mismo soy el enemigo que tiene que ser amado – ¿Entonces qué?

Había amanecido y a nuestro alrededor, allí en medio de la naturaleza, solo se sentía paz y armonía Todo se siente tan vivo, Dije. Y lo está, contestó él, Extiende tu mente mucho más allá de los barrancos, continuó el. Alcanza y atraviesa los océanos, los glaciares, los volcanes, los arrecifes, las grandes montañas por encima y por debajo de los océanos, siente todo lleno de vida, todo – la carne y los huesos, la sangre y el Espíritu de la Tierra, nuestra madre. El acercó su dedo para mostrarme una pequeña pulga, la cual saltó y desapareció. Si fueras una pulga, dijo, y estuvieras en la espalda de un elefante, sólo verías un bosque de pelos grises creciendo alrededor de ti, sin ninguna idea de donde estas. Pero si saltas muy arriba en el aire y miras atrás, veras que de hecho vives en la piel de una criatura viviente. Esto es lo que les pasó a los primeros astronautas en el espacio: partieron de la tierra como científicos y pilotos y regresaron como místicos, porque vieron un único, maravilloso, blanco, azul y verde planeta vivo respirando. La visión trae humildad, y con ella, un sentido de extrañeza y comprensión que es trasladado a los problemas de la vida ordinaria. Miré al cielo estrellado. No creo que sea tan compasivo. ¿No te das mucha a ti mismo, verdad? preguntó el gentilmente. No, supongo que no. Le conteste Debes tener siempre presente que; cuanto más te ames – a ti mismo, más podrás dar a los demás. El tiempo ha llegado, buscador, para que te veas a ti mismo y a los demás de una nueva forma, libre de juicios y expectativas que aparecen entre ti y el mundo. El tiempo ha llegado para entender que todos nosotros – amigos y adversarios – actuamos en la vida lo mejor que podemos dentro de nuestras capacidades y límites con las herramientas que nos han sido dadas. "Rumi, la poeta, una vez escribió, “Mucho más allá de las ideas de lo que está mal y de lo que está bien, hay un lugar. Te conoceré allí. Cuando el Alma esté estirada en esa hierba, el mundo estará demasiado lleno para hablar sobre él.' Rumi pudo escribir esas palabras porque entendió que los juicios son una invención humana – que la Energía Creadora no está aquí para juzgarnos, sino para proporcionarnos los medios que necesitamos para aprender de nuestros errores y de esa forma crecer y evolucionar. El maestro se giró hacia mí y me preguntó, ¿Si puedes aceptar que esa Energía Creadora no te juzga? ¿Por qué deberías juzgar tú a los demás?" Procuro no juzgar a los demás, dije, pero, ¿qué hay sobre la gente violenta o cruel? La Ley de la Comprensión no es arbitraria o condicional, dijo el. Sabemos que gente profundamente problemática y destructiva existe en este mundo, y que las personas molestadas tienden a molestar a otros. La comprensión no significa dejar que esa gente te pise o que continúe con ese comportamiento destructivo; algunos individuos necesitan ser separados de la sociedad. Pero uno puede tener comprensión a lo diabólico sin sucumbir a ello. En una lucha puedes comprender lo que motiva a tus adversarios, incluso cuando la lucha es a muerte. Pero, ¿por qué intentar comprender a la gente cruel o despiadada? ¿Por qué no simplemente odiar lo que es odioso? Esta es una pregunta importante, y se merece una respuesta clara – una respuesta que has de encontrar por ti mismo. Pero considera esto: El odio y la comprensión son diferentes tipos de energía; ¿con cuál quieres llenar tu vida y la vida de tus semejantes? No puedo discutir tu buena voluntad, respondí, pero todavía encuentro muy difícil ser amable con los obstinados o aquellos que hacen daño a los demás. ¡Nunca dije que la comprensión fuera fácil! dijo él. Pero fácil o no, la Ley te dirige a actuar con amor y entendimiento en vez de odio o ignorancia. Para hacerlo se requiere un gran salto de perspectiva – ser consciente que vives en un universo tan justo como misterioso. Esta profundidad de entendimiento fluye de la intuición perspicaz a la inteligencia innata del Universo, (la Inteligencia Espiritual). Que tú obtengas ese entendimiento a través de la observación, la razón, o de tu propia intuición, revela, finalmente, que en el mundo natural no tienes amigos, no tienes enemigos. Sólo tienes profesores. Parece que uno tiene que ser un santo para practicar esta Ley. Sonriendo, el contestó, La Ley de la Comprensión requiere una necesidad de amor que trasciende nuestras limitadas perspectivas. Esto puede parecer demasiado difícil a veces. Por tanto recuerda que la comprensión comienza con uno mismo. Sé gentil y ten paciencia. Todos nosotros tenemos muchos pensamientos y sentimientos, positivos y negativos, que salen de la mente y del corazón. No tienes que ser un santo, pero en vez de creer o resistir los pensamientos negativos, deja que la comprensión los equilibre, en una ación de amor y entendimiento. Todavía me parece muy santurrón. El maestro se levantó y descansó unos momentos antes de girarse para encararme. ¿Puedes recordar un momento en tu vida donde estabas metido en medio de una discusión calurosa – cuando te sentiste ofendido, envidioso, o engañado? Sí, dije. Vuelve a uno de esos momentos, dijo él y siente el dolor y el enfado. De acuerdo, los siento. Ahora imagina, en medio de esa calurosa discusión, que la persona con la que estás discutiendo de repente se agarra a su corazón, da un grito, y cae muerta a tus pies. Dios mío, dije, visualizando lo que me había pedido. ¿Dónde está tu enfado ahora? ¿Dónde está tu envidia o celos, tu ofensa y tu dolor? Esos sentimientos han desaparecido, contesté. Pero ¿qué ocurriría si estuviera contento de que hubiera muerto? ¿Si no lo pudiera perdonar? Entonces debes perdonarte a ti mismo por no poder perdonarle a él. Y en ese perdón encontrarás la comprensión que cura el dolor de ser humano en este mundo. Para pedir ese perdón cuando lo necesitas, añadió, imagina a tu mejor amigo, o adversario, muerto a tus pies como un día lo estarás tú a los pies del Gran Espíritu. Entonces verás a través de unos ojos diferentes, porque la muerte es el gran igualador. Todos vamos a dejar este mundo y dejar a aquellos que queremos. Todos sentimos esperanza y desesperación; todos compartimos sueños y pérdidas. Todos estamos unidos sin saber por qué, en el misterio de la vida, haciéndolo lo mejor que podemos. Pero antes de dar como finalizado el conocimiento de la comprensión, te dejaré dos reflexiones, para que trabajes con ellas.1.- La incomprensión es una forma de ceguera, pero si comprendemos y no queremos ver, es negarse uno mismo a evolucionar.2.- En tu vida si te guía el interés, intentarás comprender, si te guía el amor no solo intentaras comprender, si no también aceptar, pero ten en cuenta buscador, que no siempre que se comprende se acepta, ni siempre que se acepta ha sido comprendido…….solo cuando hay amor ambos conceptos van unidos.Dicho esto el maestro me invito a sentarme junto a él, para descansar un rato.
http://universo-espiritual.ning.com/

El Poder del Yoga en tus Manos - Shunya Mudra (12)



El Poder del Yoga en tus Manos - Shunya Mudra (12)
Con las dos manos: doble el dedo medio hasta que roce el tenar del pulgar y presiónelo con el pulgar ligeramente hacia abajo. Los otros dedos permanecen extendidos.
Según lo necesite o como cura, 3 veces al día durante 15 minutos.
Se trata de un ejercicio especialmente indicado para paliar problemas de oído y de audición. El Shunya Mudra puede curar con rapidez dolores de oído y, si se practica durante cierto tiempo, casi todas las afecciones de este órgano.
Los problemas de oído siempre tienen algo que ver con no poder oír o también con no querer escuchar. Esto puede ser a la vez una bendición y una maldición.
Ser duro de oído nos protege a veces de tener que oír ruidos desagradables o incluso molestos o la información con que se nos bombardea continuamente, pero también nos deja sordos ante las cosas bonitas. No querer oír es fruto, en muchas ocasiones, de una tozudez que puede llegar a ser fatal. Por lo tanto, preguntarnos el motivo de nuestros problemas de oído puede llevarnos, si nuestra predisposición es buena, a dar un paso más allá para enriquecer nuestra vida.
Al dedo medio se le asigna el cielo (éter). El punto donde se encuentra el acceso a dimensiones más altas, la puerta del cielo. En los mitos antiguos se dice que si se quiere ir al cielo, antes hay que purificarse a fondo. Por eso, lo más indicado quizá sea un recogimiento silencioso en uno mismo y la rectificación de viejos errores. Ya sé que a veces se hace muy difícil perdonar a alguien; pero también sé que el perdón suele abrir puertas nuevas —auténticos portones— que conducen a la luz y a una vida sin lastres a partir de ese momento. Es como si nos libráramos de viejas cargas y pudiéramos continuar nuestro camino ligeros de equipaje.
Sobre un oído que duele puede ponerse una hoja de geranio.
Escuche de forma consciente música suave, conductora, relajante y deje que acudan pensamientos e imágenes; los que sean desagradables déjelos ir enseguida y deténgase en los que le agraden y eleven su estado de ánimo.
Afirmación: En el sonido celestial reconozco la bondad del universo.
Tashi delek
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...