Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 27 de mayo de 2015

EJERCICIO ESENIO DE PURIFICACION Y SALUD



Párate en medio de la naturaleza viviente, entre el cielo y la tierra.
Siente la tierra bajo tus pies; siente como la tierra te carga y te sostiene.
Siente el cielo infinito sobre ti; te inspira, te mejora, te eleva.
En el cielo, piensa en el origen de tu espíritu y de tu inteligencia.
En el cielo, piensa en el origen de tu alma eterna, de la más elevada conciencia universal.
En la tierra, piensa en el origen de tu alma terrestre, en tu conciencia individual.
Siéntete como una unión viviente entre las fuerzas del cielo y de la tierra, del infinito y de lo que está en desarrollo.
Arrodíllate en la tierra, y con tu mano derecha cava un pequeño hoyo en la tierra.
Coloca las dos manos juntas sobre tu pecho (el corazón místico), en señal de oración y de unión interna con el cielo y la tierra dentro de ti.
En esta postura sagrada, permite que una hermosa luz, la fuerza, la presencia del cielo, fluya a través de ti: el omnipresente Padre de todos los seres vivientes. Imagina una luz diamantina, transparente como el agua pura.
Inclínate con amor sobre la Madre Tierra, y coloca tus manos alrededor del pequeño hoyo. Inclínate sobre la tierra y coloca tu boca entre tus manos.
Ofrécele con tus palabras a la tierra el agradecimiento del cielo a la Madre Tierra; ofrécele también el agradecimiento de tu corazón y, a través de ello, del corazón de la humanidad.
Pronuncia las palabras:
“Madre Tierra, yo te ofrezco mi agradecimiento con todo mi corazón, y a través de él del corazón de todos los hombres y las mujeres. Que todos los seres que llevas en tu seno protejan, nutran y bendigan todo lo que crece.”
Acuéstate después sobre la tierra y abandónate sobre ella. Que tu cuerpo y tu alma nacidos de ella sean uno con la Madre Tierra y su oculto esplendor.

Piensa y di:
“Madre Tierra, elimina todas mis enfermedades y mis faltas según tu voluntad, para que pueda recibir la bendición del espíritu divino y trasmitirla a todos los seres vivientes, según tu voluntad”.
Manténte en comunión, en silencio, mientras dejas que la tierra te purifique completamente.
Pónte nuevamente de rodillas y coloca tus manos frente a la rosa solar del corazón.
Piensa en tu espíritu, siente tu alma, y di con tu fuerza vital:
“Con amor y gratitud,
te ofrezco mi amoroso agradecimiento lleno de luz.
A la Madre Tierra, gracias;
al agua de la vida, gracias;
al precioso aire, gracias;
al fuego sagrado, gracias;
a los minerales, gracias;
a las plantas, gracias;
a los animales, gracias;
a la humanidad que camina por el sendero de la evolución, gracias;
a todos los ángeles, gracias;
a la inteligencia cósmica que creó mi pensamiento, gracias;
al océano de amor que creó mi sensibilidad, gracias;
a la vida universal que impregnó mi futuro con la semilla de la individualidad, gracias;
a todos los seres del mundo, doy las gracias en Él, la única Fuente que unifica a todos los seres en su origen y propósito”.
Cruza los brazos sobre tu pecho, inclina ligeramente tu cabeza, y pronuncia la palabra de cierre: “Amén”.
Entonces, rellena de nuevo el agujero que cavaste para hablar con la Madre del mundo.

EL CANAL MEDIÚMNICO…



EL CANAL MEDIÚMNICO… “La abertura del canal-mediumnico se activará en forma natural, cuando haya llegado el momento y en su real frecuencia. Usar medios anti-naturales como en el caso de drogas químicas, nunca dará un resultado positivo. Ustedes pueden asistir a cursos, charlas, conferencias de personas que les pueden contar sus propias experiencias y así pueden prepararse para cuando les suceda. Pero nunca pagar por ellas, con la promesa que a través de esas enseñanzas podrán despertar el canal-mediumnico de la noche a la mañana…eso es mentira…nadie despierta de un momento a otro, el despertar siempre va acompañado de Esfuerzo, Conocimiento, Entendimiento, Amor y la aplicación de estas cualidades en la vida cotidiana.
Todos ustedes quieren ser Médiums, Canalizadores, Maestros etc. quieren destacarse y sobresalir en el campo espiritual. Muchos de ustedes son solamente Receptivos, porque van buscando desesperadamente el conocimiento para aplicarlo en sus necesidades egocéntricas, y así reciben el reconocimiento, para sentirse que están en el camino de la Luz y esto les trae muchos desafíos en la vida, porque el trabajo no es auténtico, aún no tienen el Vínculo interno con su yo interior y al no tenerlo no pueden comunicarse con otras realidades de existencia. Hoy en día la corrida a la espiritualidad es desenfrenada y todavía inconsciente. Tienen que calmarse y sentir la paz y armonía dentro de cada uno de ustedes. Deben comprender que todos los que quieren despertar, el universo los ayuda y los conduce en el camino de la verdad, calmadamente, sin prisas, sin alardes de quien es quien o quienes son mejores que aquellos, o quien redactó mejor sobre los temas espirituales, o si han escrito tal o cual libro, si son famosos o no…
Todo eso, les impide abrir el canal-mediumnico y los envuelve en una carrera sin fin. El DESPERTAR es para todos, más la Mediumnidad y la Canalización no es para todos. En esto todos ustedes deben aceptar con humildad. Reconocer que no se es médium o canalizador no debe hacerlos sentir mal, porque es una característica de vida y de trabajo. El trabajo universal se reparte entre millones de características que determinan a la energía-pensamientos (almas) para que cada una funcione de acuerdo a lo que fue creada y determinada. En una orquesta no todos tocan el mismo instrumento, para crear una sinfonía de música celestial, todas las almas vibrarán en frecuencias diferentes creando la música cósmica”… EL SER UNO IV – El Alineamiento Cósmico – 7 Mil Años de Preparación.

7º TRABAJO DE HÉRCULES: Capturar el Jabalí de Erimanto



Había llegado el momento de iniciar otro trabajo. Pero, a
medida que se avanza en la rueda, la prueba es mayor y hacen falta
más equilibrio y juicio más sano y seguro.
La voz del Maestro dijo:
-Ve, hijo mío, y captura el jabalí, liberando a la región, pero tómate
tu tiempo para alimentarte.
Y Hércules, que es un hijo de hombre pero también es hijo de Dios,
pasó, decidido, por el séptimo Portal, sin saber que se iba a enfrentar a
una doble prueba, la de la amistad y la del valor inteligente.
2.- De modo que, armado sólo con su familiar garrote, trepó,
montaña arriba al encuentro del terrible jabalí. Le asaltaron visiones y
tuvo atisbos de pánico, pero siguió adelante, subiendo decidido.
Inesperadamente y en plena ascensión, se encontró con su amigo
Folos, miembro de un grupo de centauros, y se detuvo a hablar con él,
olvidando el objeto de su trabajo. Folos le invitó a abrir un tonel de
vino y a beber de él. Pero ese tonel era propiedad de todo el grupo de
centauros y, según los dioses habían establecido al regalárselo, nadie
podía abrirlo sin estar todos presentes y de acuerdo.
Folos y Hércules, sin embargo, lo abrieron y bebieron hasta
emborracharse. Y llamaron a Quirón, otro amigo centauro, para que
participara de la juerga. Y tal escándalo organizaron que los demás
centauros lo oyeron y acudieron indignados. Se entabló una batalla y
Hércules, a pesar de sus experiencias anteriores y sus sabias
resoluciones, mató, entre otros, a sus dos amigos Folos y Quirón.
Y, una vez más, Hércules, que era hijo de los hombres pero que era
también hijo de Dios, se convirtió en mensajero de la muerte
Compungido por lo que había hecho, continuó su búsqueda hasta
que localizó al jabalí y lo capturó con una trampa.


Entonces, lo agarró por las patas traseras y, desde la nevada
cumbre, condujo al jabalí caminando sobre sus patas delanteras y
produciendo el jolgorio de todos los pueblos por donde pasaba.
Así regresó Hércules al maestro, que le dijo:
- Has pasado el séptimo Portal. Medita las lecciones del pasado
y reflexiona sobre las pruebas, hijo mío. Dos veces has matado lo que
debías amar. Aprende el por qué.
3.- El signo de Libra ofrece muchas paradojas y extremos
acusados que dependerán de si uno está recorriendo el zodíaco como
el hombre ordinario, en sentido contrario al de las agujas del reloj, o lo
transita como aspirante, en el sentido de éstas.
Es éste uno de los signos más difíciles de comprender e
interpretar. Es el primero que no tiene ni símbolo humano ni animal, si
se hace caso omiso de la mujer que sostiene la balanza, la Justicia, a la
que se representa con los ojos vendados, significando que la visión
externa no es nada comparada con la intuición o visión interna, que es
la que nos conduce al equilibrio y a la Justicia y, consecuentemente, a
la Verdad.
Libra es como un compás de espera, un período de silencio. Y,
mientras el hombre ordinario entra en este signo a través de Escorpio,
con lo que la balanza oscila salvajemente arriba y abajo, el hombre
más avanzado, que ya tiene la conciencia crística agitándose en cu
corazón, entra en este sigo proviniendo de Virgo, y tiene mucho más
fácil lograr el equilibrio entre materia y espíritu y entre todos los pares
de opuestos.
4.- Por eso, en este signo, aparecen como principales los
problemas del sexo y el dinero. Los dos pueden conducirnos por el
buen camino o por el malo, según el uso que de ellos hagamos. Por
eso, el sexo puede ser un sacramento, una compensación, una
recuperación del equilibrio cósmico perdido en el momento de la
separación de los sexos para la producción de cuerpos y para llevar
adelante la evolución humana, o puede ser un medio de degradarse
hasta la animalidad inferior.
Y al dinero le ocurre lo mismo: que puede, bien usado, ser una
fuente de bendiciones para los demás y para uno mismo pero, mal
empleado egoístamente, puede llevarnos a la ambición, la injusticia y
la crueldad más abyecta.
Así que la balanza de Libra puede oscilar desde la prevaricación
hasta la justicia; desde la parcialidad hasta el discernimiento; o desde
la inutilidad hasta la sabiduría.

5.- Se le había dicho a Hércules que se tomara su tiempo para
alimentarse. Y, en vez de ello, se entregó a una orgía con vino que no
le pertenecía y acabó matando a quien le había invitado. Y eso,
mientras se preocupaba de no matar al jabalí y llevarlo vivo ante el
Maestro.
Ésos son los vaivenes de Libra, que hacen que la tentación
reaparezca cuando creíamos haberla dominado definitivamente.
6.- Los dos centauros buenos que Hércules mató, son conocidos
como Quirón (el pensamiento positivo) y Folos (la fuerza física). Esta
prueba nos muestra la necesidad del control de la naturaleza
emocional, en cualquier forma que se presente.
Porque no se puede controlar la naturaleza del deseo por medio
de la fuerza física ni sólo con el pensamiento; se puede tener éxito
temporalmente, pero pronto resurge con todo su vigor inicial.
La única manera consiste en apresar al jabalí del deseo en la
montaña. Es en la cima de las montañas, como sabemos, donde se
dan todas las grandes revelaciones, donde la niebla del valle
desaparece y llega la iluminación.
Hércules no usa la fuerza bruta para capturar al jabalí. Coloca
una trampa, espera y permite que la bestia caiga por sí sola en ella,
cuando el jabalí, acosado, tropieza y cae por los ventisqueros.
Entonces él aprovecha la ocasión.
Porque eso es típicamente libriano. El nativo de este signo tiende
a evitar el enfrentamiento directo y a ahorrar energía. Nunca fuerza las
cosas, sino que actúa con suavidad y constancia.
7.- Es característico de Libra el encontrar soluciones nuevas y
hacer ver lo incongruente de las cosas. Por eso tomó al jabalí por las
patas traseras y lo hizo bajar del monte sobre las delanteras. Y por eso
causó la risa de todos. A veces, un detalle inusitado cambia la historia.
En este sentido se recuerda que un antiguo jefe tártaro viéndose
en trance ser vencido en una batalla, hizo producir un gran incendio a
espaldas de sus tropas que, sin otra posibilidad de salvar la vida,
ganaron la batalla. Recordemos también a Hernán Cortés, quemando
sus naves e impidiendo así el regreso a España de sus soldados que,
ante el peligro de morir, no tuvieron más remedio que iniciar la

conquista de México. Se cuenta igualmente de Escipión que, ante el
peligro que suponían los elefantes del ejército de Aníbal y el terror
que producían entre sus soldados, ordenó a sus cornetas que las
hiciesen sonar todo lo fuerte que pudieran, lo más cerca posible de las
orejas de aquéllos que, espantados, produjeron una matanza en las
tropas enemigas. Son actitudes típicamente librianas.
Hércules, conduciendo al jabalí del modo descrito, simboliza al
cuerpo siendo conducido por el espíritu, que es una característica del
hombre evolucionado.
8.- El libriano no es nuca un extremista. Sabe que hay una
gradación entre el blanco y el negro, entre la verdad y al mentira, entre
lo bueno y lo malo. Y está siempre calculando, reflexionando,
ponderando. Sabe que los que pasan por modelos entre los hombres,
tienen defectos ocultos y que los depravados tienen también aspectos
positivos. Y que los humildes y los modestos pueden ser la sal de la
tierra. Y que los juicios mundanos pueden ser revocados por un
tribunal superior. Y que la verdad tiene multitud de caras y todas
participan de ella.
Esto conduce al desarrollo del discernimiento y de la tendencia a
elevarse un nivel buscando en él coincidencias entre lo que más abajo
parece antagónico.
En Libra estamos suspendidos entre el cielo y la tierra. Arriba, la
belleza, la perfección, la felicidad; abajo la podredumbre, la mentira,
la muerte. Arriba los hermosos ideales. Abajo su olvido y su
descrédito. Si descendemos, perdemos las vistas y las perspectivas de
lo alto y, si nos elevamos, perdemos contacto con la realidad de aquí.
Es, por tanto, la de Libra una situación de permanente inestabilidad y
duda y reflexión y maduración y, poco a poco, de síntesis, que incluye
lo superior y lo inferior, lo bueno y lo malo, la materia y el espíritu y
que produce la compasión.
¿Y qué efecto producen todas esas reflexiones en los librianos?
En primer lugar, los atractivos de lo material disminuyen a sus
ojos.
Además,
Se da cuenta de que la vida no es un fin en sí misma, porque se
acaba de modo inevitable y, en cambio, el hombre se engaña a sí
mismo aferrándose a la vida.

No le atrae tomar parte en la lucha por la vida, pero es sensible a
quienes necesitan ayuda, aunque sabe que no la agradecerán y hasta
quizás le ataquen o desprecien o insulten después de recibirla.
Sabe ponderar la necesidad y la dosis de ayuda que debe prestar
y su oportunidad.
9.- Ese constante reflexionar y medir y pesar da por resultado el
equilibrio. El libriano comprende que el mundo está sostenido por el
equilibrio., Que todo está y ha de seguir estando equilibrado. Que lo
que sobra por un sitio, falta por otro; que el bien hecho a alguien,
revierte a su autor; que la Ley de Retribución es la justicia perfecta. Y
que ese equilibrio no es algo estático, sino radicalmente dinámico, en
continuo movimiento, desequilibrándose y reequilibrándose todo sin
interrupción.
Estas conclusiones hacen que el libriano utilice la persuasión,, la
cortesía y la cooperación y se sienta atraído por el trabajo en grupo y
los programas que propugnan la hermandad y la fraternidad. Y,
cuando ha asimilado las energías de Venus, se hace sensible a las de
Urano, que están representadas por la frase: “Mira. Yo hago todas las
cosas nuevas,.” Porque son vibraciones para cambiar lo viejo por lo
nuevo, lo inútil y anticuado y cristalizado por lo útil y lo joven y lo
ágil.
Pero ese cambio no se puede hacer desde arriba. Ha de
desarrollarse en cada hombre, en la cueva de su interior y, desde allí,
ir subiendo hasta cambiar la sociedad toda, expresando en ella el
amor, la fraternidad, la amistad y todas las maravillas de la vida divina
manifestada.
A Libra se la denomina “la puerta abierta a la consecución” y es
el signo en el que se encuentra “el sendero angosto como el filo de
una navaja ”, que conduce al hombre al reino del espíritu. Y al
libriano se le denomina "el maestro de la tierra de nadie".
La gran Verdad no es que nosotros seamos espíritu sino que todo
es Dios en manifestación; que todo es energía de diferentes categorías
y que Cristo fue la perfecta expresión de la divinidad en la forma.
Él equilibraba perfectamente el espíritu y la materia. Y ése es el
trabajo que todos nosotros hemos de realizar.

Francisco Manuel Nácher.

6º TRABAJO DE HÉRCULES: Apoderarse del cinturón de Hipólita



El sexto año de su servidumbre recibió Hércules de Euristeo
la orden de traerle el cinturón de Hipólita, que era la reina de las
amazonas. Ella lo había recibido de la propia Venus, diosa del amor,
como símbolo del poder que ostentaba sobre sus súbditos.
Las amazonas eran un pueblo legendario que se decía vivía en el
margen izquierdo del Danubio, a las orillas del gran mar. Estaba
formado exclusivamente por mujeres, y los hombres sólo hacían
trabajo de esclavos y de reproductores, siendo eliminados tras cumplir
su misión. Los niños eran también sacrificados apenas nacer. A las
niñas se les extirpaba el seno derecho para que no les sirviese de
estorbo al lanzar sus flechas, ya que las amazonas se dedicaban
exclusivamente a la guerra. Descendían de Ares, el dios de la guerra, y
de la ninfa Armonía.
Sólo mujeres, pues, se reunían alrededor de su reina. Dentro del
templo de la Luna celebraban diariamente su culto y hacían sacrificios
a Marte.
Acababan de regresar de su visita anual a la tierra de los
hombres. Dentro de los recintos del templo esperaban la orden de
Hipólita, su reina, que estaba de pie sobre las gradas del altar mayor,
llevando el cinturón que le había dado Venus, la reina del amor. Este
cinturón era un símbolo de la unidad lograda a través de la lucha, el
conflicto, la contienda; un símbolo de la maternidad y del Niño
sagrado hacia quien toda vida humana realmente se dirige.
- Ha llegado la noticia - dijo ella - de que por su camino viene
un guerrero cuyo nombre es Hércules, un hijo de hombre y no
obstante un hijo de Dios, al que he de dar este cinturón. ¿Obedeceré
la orden o combatiremos contra la palabra de Dios?
Y, mientras escuchaban sus palabras y reflexionaban, se oyó una
voz, diciendo que él ya estaba allí, que había venido con anticipación
y esperaba apoderarse del sagrado cinturón de la aguerrida reina.
Sin esperar, Hércules, apenas penetró en el templo, atacó a la
reina. Durante la lucha, no quiso escuchar las palabras amables que
ella le dirigía. Hasta que la venció, le arrancó el cinturón que ella
había recibido como símbolo de unidad, amor y sacrificio y fe, y la
mató. Con ello mató a la que le ofrecía lo que él pretendía.
Y allí,

junto a la reina muerta, horrorizado por lo que había hecho, oyó la voz
del Maestro:
- Hijo mío. ¿por qué matar lo que necesitas, está próximo y es
querido? ¿Por qué matar a quien amas, la dadora de dignos
obsequios, custodia de lo posible? ¿Por qué matar a la madre del
sagrado niño? Otra vez advertimos un fracaso. Otra vez no has
entendido. Redímete enseguida.
Hércules se dirigió hacia las costas del gran mar, con el cinturón
de Hipólita. Cerca de la costa, vio a un monstruo marino que tenía en
sus fauces a la pobre Hesione. Ésta gritaba desesperada pidiendo
socorro. Así que Hércules, sin pensarlo dos veces, corrió hacia el
monstruo para salvarla. Pero, cuando llegó, ya la había engullido, así
que, espada en mano, se introdujo en su garganta y, llegado al
estómago, tomó a la doncella de la mano y se abrió camino hacia el
exterior, matando al monstruo y liberándola de él. De este modo
compensó el error cometido al matar a la reina de las amazonas.
Así es la vida: un acto de muerte por un acto de vida. Y, de ese
modo, los hijos de los hombres que son hijos de Dios, van creciendo
en sabiduría y equilibrio y aprenden a caminar con Dios.
Tras ello, Hércules pasó de nuevo por el sexto Portal y el
Maestro, viendo esto y viendo el cinturón de la reina le dijo:
- Tu sexto trabajo está concluido. Mataste lo que te quería y
recataste lo que te necesitaba y así los dos son uno de nuevo.
Reflexiona sobre los caminos de la vida que se reflejan en los
caminos de la muerte. Ve y descansa, hijo mío.
2.- Se dice que Virgo es el más antiguo de los signos zodiacales.
A través del tiempo, ha habido Isis, Evas, Astartés, y otras, hasta
llegar a María. Todas ellas reverenciadas como madres del mundo.
Pero María es la única que sostiene al Niño en sus brazos. Porque en
este signo es en el que concebimos y nutrimos el conocimiento de
Cristo que, tras el período de gestación, en su signo opuesto, Piscis,
nace como Salvador del Mundo.
3.- La experiencia de Virgo es, como la de Leo, una experiencia
de cueva, si bien se trata de “la cueva del tiempo”, que se caracteriza
Por el calor, la quietud, las experiencias profundas y las crisis lentas y
hondas.

Todos pasamos por todos los signos pero, en el de Virgo, sus
especiales energías se diversifican para generar mil nuevas ideas en
todos los aspectos de la vida como el arte, el comercio, la industria y
la ciencia, pero todas exigen un período de incubación, de reflexión y,
luego, de lucha para imponerlas o compartirlas.
4.- Es interesante resaltar que las amazonas adoraban a la
Luna - es decir, a la forma – y a Marte – es decir, a la guerra – y eso
demuestra que, como le dijo el Maestro a Hércules, ellas tampoco
habían entendido su verdadero cometido en la vida. Ellas eran
mujeres, traían en su seno la esperanza de futuro para espíritus
anhelantes de renacer, pero los eliminaban si eran hombres y, además,
en guerra permanente con los pueblos vecinos, mataban sin
miramiento a los que consideraban sus enemigos. De modo que las
que debían dar origen a la vida se habían convertido en adoradoras de
la muerte. Fijémonos, en cambio, en que a María, la madre de Jesús,
símbolo de la feminidad perfecta, se la representa con la Luna bajo sus
pies, es decir, por encima de ella, y sosteniendo en sus brazos al
Príncipe de la Paz.
Recordemos el pasaje evangélico de la mujer adúltera en Juan
8:2-11, a quien Cristo dijo, "¿Ninguno te ha condenado? Pues
tampoco yo te condeno. Vete y, en adelante, no vuelvas a pecar”.
Puede que, de un modo sutil, Cristo estuviese diciendo algo
relativo a este signo de Virgo. Y sería muy interesante reflexionar
sobre el pasaje: ¿No la condenó porque los circundantes que la habían
denunciado y aprehendido no se atrevieron a condenarla? ¿Estará,
entonces, el que algo sea o no pecado, en manos de que lo condene
más o menos gente? Hay algo especial, siempre, en todo lo
relacionado con el sexo.
5.- Virgo y su signo opuesto, Piscis, junto con Géminis y su
opuesto Sagitario forman la que se denomina “Cruz Común o
Mudable”, que es la de los que están pasando por la probación.
En ella alcanzamos la resignación y desarrollamos la aspiración
que nos prepararán para la Cruz Fija del Discipulado.
Cuando nuestra personalidad está crucificada en la Cruz
Mudable nos dedicamos a sus fines materiales, para que adquiramos
así la habilidad necesaria para dedicarla a fines más elevados.

6.- Es conocido en ocultismo el llamado “pecado contra el
espíritu Santo”, que no es otra cosa que la prostitución de la energía
creadora y su utilización para fines perversos. Y éste es el pecado, el
más grande de todo su recorrido zodiacal, que, en este signo, cometió
Hércules. Y lo cometió cuando mató a la reina de las amazonas en vez
de redimirla mediante la unión con ella, que es lo que ella le estaba
ofreciendo. Pero también lo cometían las amazonas, como hemos
visto antes, aunque su reina murió tratando de rectificar su error.
7.- Hay que tener presente que, como la rueda del zodíaco la
recorre el hombre ordinario en el sentido contrario al de las agujas del
reloj, pero el discípulo la recorre en el sentido contrario, cuando
entran en Virgo, uno lo hace a través de la vibración de Venus, pero el
otro llega bajo la influencia de Mercurio.
Esa es la explicación de que, cuando uno tiene su vida centrada
por encima del diafragma, su carta astral, calculada del modo
tradicional, no resulta exacta.
8.- El signo de Virgo nos permite cultivar la tolerancia, la
compasión y la caridad, de modo que, poco a poco, nuestra capacidad
de amar se va ampliando y haciéndose más inclusiva.
Sin embargo, lo que exige su signo opuesto, Piscis, es coraje.
Porque el espíritu del pisceano es un verdadero campo de batalla, ya
que ha de obtener la liberación y la libertad no se regala, sino que se
conquista.
9.- Hay un símbolo que representa, unificándolos, a Virgo y a su
opuesto Piscis, y es la sirena. Porque, siendo la Segunda Persona de la
Trinidad Amor-Sabiduría, esa dualidad es inherente a todas sus
criaturas y en el mismo sistema solar.
La meta del nativo de Virgo consiste en tener claro que ninguna
verdad es completa, ni siquiera real, si no incluye a su opuesta.
10.- Los principios fundamentales de este signo de Virgo que:
para el hombre común se resumen en la frase: “Y el Verbo dijo:
que reine la materia.”

pero, para el discípulo es la Virgen misma la que le dice: “Yo
soy la madre y el Hijo, Yo soy Dios y soy la materia.”
Porque fuimos nosotros mismos los espíritus que pronunciamos
la primera palabra y los que descendimos al tiempo y al espacio hace
eones. Pero debemos ya, si lo queremos, reconocer y proclamar
nuestra identidad con ambos aspectos de Dios, la materia y el espíritu,
la madre y el hijo. Pensamiento resumido por San pablo cuando dijo:
“Cristo en ti esperanza es de gloria.”


Francisco Manuel Nácher. 

¿CÓMO HAY QUE HACER PARA SANAR?



¿CÓMO HAY QUE HACER PARA SANAR?
A menudo, solemos quedarnos "bloqueados" y sin saber qué hacer cuando se trata de sanar emociones, traumas, miedos, etc... Entonces buscamos ayuda y probamos mil y una terápias.
Las terápias van muy bien, pero si éstas no consiguen que logremos sanar aquello que está en nuestro subconsciente y que debemos sanar, va a seguir ahí (en el subconsciente) y en un momento dado, aflorará a la superficie en forma de síntomas o enfermedad.
Sanar no es fácil, pero tampoco es difícil... se requiere de paciencia, constancia y mucha auto-observación.
La misma vida, nos está reflejando constantemente, todo aquello que ya hay en nuestro interior (en nuestro subconsciente).
Cuando algo no nos gusta de otra persona, o nos molesta o nos causa malestar (irritación, enojo, ira, odio, etc...) no es la otra persona quien nos lo está causando, sino que somos nosotros mismos que vemos reflejado en la otra persona aquello que debemos sanar.
Vemos en la otra persona algo que no nos gusta, y automáticamente nos sentimos mal.
Cuando estás con alguien y esa persona te hace sentir mal, observa qué es lo que realmente sientes... también observa qué es lo que no te gusta de la otra persona... y observa cómo reaccionas con esa persona...
Te darás cuenta de que si no te gusta algo de esa persona, la rechazas, te sientes incómodo cuando estás con esa persona, o simplemente evitas estar con ella.
Cuando haces esto, no eres consciente de que esa persona te está reflejando algo que está en ti, en lo más profundo de tu subconsciente, de lo cual no te has dado cuenta, y por tanto, niegas eso... lo rechazas... no lo quieres aceptar y te alejas de esa persona... dejando atrás una oportunidad de poder sanar.
Sanar es más fácil de lo que solemos pensar...
Debemos prestar atención a esas emociones negativas que "nos causan los demás"... ver qué es lo que no nos gusta de ellos y ser conscientes de que ellos no tienen "la culpa", sino que son un espejo de nosotros mismos para ayudarnos a tomar consciencia de aquello que está escondido en nuestro subconsciente y que no hemos sanado.
Por tanto, cada vez que alguien te haga sentir mal, incómodo, irritado, molesto, enojado, etc... REVISA TU INTERIOR...
pregúntate "¿Qué es lo que hay en mi que me causa malestar?".
Eso mismo que ves en la otra persona, y que no te gusta, es lo que tienes que "trabajar" para sanar.
Por ejemplo, si no me gusta ver a alguien enojado, voy a "trabajar" la paciencia.
Si no me gusta ver a alguien egoísta, voy a "trabajar" la generosidad.
Si no me gusta ver a alguien lleno de ira, voy a "trabajar" la tolerancia.
Si no me gusta ver a alguien que no respeta, voy a "trabajar" la amabilidad y el respeto hacia los demás.
También es importante observar nuestro cuerpo físico. Cuando hay algún síntoma, nos está avisando de que hay algo en nuestro subconsciente que debe ser sanado.
La salud es nuestro estado natural. Cuando estamos en equilibrio, gozamos de buena salud. Pero cuando hay un desequilibrio, ya sea emocional, energético o mental, entonces nuestro cuerpo físico nos avisa.
Practicar meditación y técnicas de relajación y armonización como el yoga, el tai chi, etc.. nos ayuda a lograr equilibrio
Así pues, vamos a dejar de ver faltas en los demás y culparlos por sus "errores", y empezamos a darnos cuenta de que ellos son nuestros maestros, que nos están reflejando algo que debemos "trabajar" en nosotros.
Demos gracias a la vida y al Universo por darnos la oportunidad de encontrarnos con esas personas, que nos hacen de espejo y nos ayudan a limpiar, sanar y poder evolucionar.
También demos gracias a nuestro cuerpo físico que nos avisa en forma de síntoma o enfermedad, cuando hay un desequilibrio energético, mental o emocional.
Busquemos siempre el equilibrio, evitando los extremos y manteniéndonos en el camino medio.
Y esto se logra con auto-observación, meditación, técnicas de relajació, respiración y siendo conscientes para no perdernos en la mente. Vivamos desapegados del "yo".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...