Mis Amigos Seguidores en Google

sábado, 9 de mayo de 2015

LA LLAVE QUE ABRE TODAS LAS CERRADURAS




El método occidental consiste en pensar en un problema, encontrar las causas del problema, penetrar en la historia del problema, en el pasado del problema, llegar a las raíces del problema, hasta el principio mismo.
Descondicionar la mente, o recondicionar la mente, recondicionar el cuerpo, sacar a la luz todas las huellas que han quedado en el cerebro... Ése es el método occidental.
El psicoanálisis penetra en la memoria; trabaja en ella. Va hasta tu infancia, a tu pasado; se mueve hacia atrás. Encuentra dónde surgió un problema. A lo mejor fue hace treinta años, cuando eras un niño, y el problema surgió en tu relación con tu madre, y puede que el problema venga de vidas anteriores; el psicoanálisis retrocederá hasta allí.
Es una tarea muy larga y muy lenta, y ni siquiera eso sirve de mucha ayuda, porque hay millones de problemas. No es cuestión de un solo problema.
Puedes reconstruir la historia de un problema; puedes consultar tu autobiografía y encontrar las causas. Tal vez puedas eliminar un problema, pero hay millones de problemas.
Si empiezas a profundizar en cada problema, para resolver los problemas de una sola vida, necesitarás millones de vidas!
Para resolver los problemas de una vida, tendrás que nacer una y otra vez, millones de veces!
Y todas esas millones de vidas que dedicarás a resolver los problemas de esta vida, todas esas vidas generarán sus propios problemas... y así una vez tras otra. Te quedarás cada vez más atascado en los problemas!
El problema procede del pasado, así que de algún modo hay que manipular el pasado...
Cuando te tomas muy en serio los problemas humanos, cuando empiezas a pensar en el hombre como un problema, cuando has aceptado ciertas premisas, has dado el primer paso en dirección equivocada.
Oriente tiene una actitud totalmente diferente:
En primer lugar, dice que ningún problema es grave.
En el momento en que dices que ningún problema es grave, el problema está muerto en casi un noventa y nueve por ciento. Cambia toda tu visión del problema.
La segunda cosa que dice Oriente es que el problema está ahí porque tú te has identificado con él.
No tiene nada que ver con el pasado nada que ver con su historia. Estás identificado con él, eso es lo que importa. Y esta es la clave para resolver todos los problemas.
Por ejemplo, eres una persona irascible. Si vas al psicoanalista, te dirá: «Retrocede en el pasado... ¿cómo se originó esta ira? ¿En qué situaciones se fue volviendo cada vez más condicionada y se fue imprimiendo en tu mente? Vamos a tener que borrar todas esas huellas; tendremos que eliminarlas. Vamos a tener que cambiar tu pasado por completo.»
Si acudes a un místico oriental, te dirá: «Crees que estás irritado, te sientes identificado con la ira eso es lo que va mal. La próxima vez que se presente la ira, tú limítate a ser un observador, a ser un testigo. No te identifiques con la ira. No digas "Estoy furioso". No digas "Soy la ira". Limítate a ver lo que ocurre, como si estuviera ocurriendo en una pantalla de televisión. Mírate a ti mismo como si estuvieras mirando a otro.»
Eres pura conciencia. Cuando se forma a tu alrededor la nube de ira, limítate a mirarla, y mantente alerta para no identificarte con ella.
Todo consiste en no identificarse con el problema.
En cuanto hayas aprendido esto, a no identificarte, solucionarás todos tus problemas, porque la llave, la misma llave, abre todas las cerraduras.
Lo mismo vale para ira que para la codicia, que para el sexo, etc. Vale para cualquier cosa de la que la mente sea capaz.
Recuerda que eres un testigo, eso es lo que dice Buda.
Mantente alerta mientras pasa la nube. Puede que la nube venga del pasado, pero eso no tiene importancia ¿por qué molestarse con ello? Ahora mismo, en este momento, puedes distanciarte de ello. Puedes separarte de ello, puedes romper el puente ahora mismo... y solo se puede romper en el ahora.
Hace treinta años, surgió la ira y tú te identificaste con ella aquel día. Ahora no te puedes desidentificar de aquel pasado, pero sí que te puedes desidentificar en este momento, en este preciso momento... y si lo haces, toda la serie de iras del pasado, dejará de formar parte de ti. Ya no tendrás que retroceder y deshacer algo que hicieron tus padres y la sociedad, eso sería una pura pérdida de precioso tiempo presente. Primero te destruyó muchos años y ahora te destruye tus momentos presentes. Más vale que te liberes simplemente de ello, como se libera una serpiente de su piel vieja.
El pasado y sus condicionamientos existen... pero existen solo en el cuerpo o en la mente; no existen en tu conciencia, porque la conciencia no se puede condicionar.
La conciencia se mantiene siempre libre... la libertad es su cualidad más esencial. La libertad es su naturaleza misma.
Puedes mirar tantos años de represión, tantos años de cierta educación. En este momento en el que estás mirándolo, esta conciencia ya no se identifica.
De no ser así, ¿quién iba a ser consciente?
Si verdaderamente hubieras estado reprimido, ¿quién sería consciente? No existiría ninguna posibilidad de hacerse consciente.
Esta es la belleza de la conciencia.
La conciencia puede liberarse de cualquier cosa. No tiene barreras, no tiene, límites.
Cuando ya no te identificas con las cosas, ves que todo es una estupidez.
Oriente hace hincapié en el cielo (la Conciencia) y Occidente hace hincapié en las nubes (los pensamientos).
Las nubes tienen una génesis; si quieres averiguar de dónde proceden, tendrás que ir al océano, después a los rayos de sol y la evaporación del agua, y la formación de nubes... y así puedes seguir, pero te estarás moviendo en círculo.
El proceso continúa dando vueltas y más vueltas. Es una rueda. Una cosa conduce a otra y tú sigues en la rueda.
El análisis es un círculo vicioso. Si te metes de verdad en el análisis, te encontrarás desconcertado.
Si, por ejemplo, intentas retroceder al pasado, ¿dónde terminarás? ¿Dónde exactamente? Si retrocedes al pasado, ¿dónde comenzó tu sexualidad? ¿Cuándo tenías catorce años? ¿Acaso surgió de la nada? ¿Debió haberse estado preparando en el cuerpo? ¿Cuándo? ¿Cuándo naciste? ¿Acaso se estuvo preparando antes, cuando estabas en el seno de tu madre? ¿Cuándo? ¿En el momento en que fuiste concebido? Pero antes de eso, la mitad de tu sexualidad estaba madura en el óvulo de tu madre y la otra mitad de tu sexualidad estaba madurando en el espermatozoide de tu padre... Si seguimos así, ¿dónde terminarás? ¡Tendrás que remontarte a Adán y Eva! Y ni siquiera ahí termina la cosa. Tendrás que remontarte hasta Dios Padre.
El análisis siempre se queda a medias, y por eso el análisis nunca ayuda de verdad a nadie. No puede ayudar. Por, este camino no hay transformación, no hay cambio radical.
En cambio ser testigo es una revolución. Es un cambio radical desde las raíces mismas. Trae a la existencia un ser humano totalmente nuevo, porque deja tu conciencia libre de todos los condicionamientos.
Los condicionamientos están ahí, en el cuerpo y en la mente, pero la conciencia se mantiene sin condicionar. Es pura, siempre pura.
El enfoque oriental consiste en hacerte consciente de esta conciencia pura, de esta inocencia.
Oriente hace hincapié en el cielo y Occidente hace hincapié en las nubes.
El cielo no tiene génesis. El cielo no se ha creado; no ha sido producido por nada. De hecho, para que algo exista tiene que haber antes un cielo. Tiene que existir antes de que exista cualquier otra cosa.
Si le preguntáis a un teólogo cristiano os dirá: «Dios creó el mundo.»
Preguntadle si antes de que Dios creara el mundo, existía o no un cielo. Si no había cielo, ¿dónde estaba Dios? Tenía que necesitar algún espacio. El espacio es imprescindible, incluso para que exista Dios. No puedes decir: «Dios creó el espacio.» Eso sería absurdo, porque no habría tenido ningún espacio donde existir. El espacio debe preceder a Dios.
El cielo siempre ha estado ahí.
El enfoque oriental consiste en prestar atención al cielo. El enfoque occidental te hace prestar atención a las nubes, y te ayuda un poco, pero no te hace consciente de tu núcleo interno.
De la circunferencia sí, te haces un poco más consciente de la circunferencia, pero no eres consciente del centro.
Tienes que encontrar el centro, y eso solo se consigue siendo testigo.
Ser testigo no cambiará tu condicionamiento. Ser testigo no cambiará la musculatura de tu cuerpo. Pero ser testigo te proporcionará una experiencia, la de que estás más allá de toda musculatura, más allá de todo condicionamiento.
Y en ese momento de distanciamiento, en ese momento de trascendencia, no existen problemas.
Si en algún momento echas de menos el problema, puedes entrar en el cuerpo-mente y disfrutar del problema.
Si no quieres tenerlo, puedes quedarte fuera. El problema seguirá ahí, como una huella impresa en el fenómeno cuerpo-mente, pero tú estás aparte, distanciado de él.
Así es como funciona Buda. Tú utilizas la memoria (la mente) y Buda también utiliza la memoria, pero él no se identifica con ella.
Él utiliza la memoria como un simple, mecanismo.
Cuando tengo que utilizar la memoria, la utilizo, pero Yo no soy la mente; la conciencia está presente. Yo sigo siendo el que manda y la mente sigue siendo un sirviente.
Cuando se llama a la mente, ella acude; se la utiliza para lo que sirve, pero no se la deja dominar.
Siguen existiendo problemas, pero existen solo en forma de semillas en el cuerpo y la mente.
El pasado no se puede cambiar, pero ahora puedes salir de ahí. Ahora sabes que aquello era simple identificación.
Ser testigo es la técnica para centrarse. No vivas desde el ego (la identificación), vive desde el Ser (el centro, la presencia).
Osho

El Vuelo del Águila




El águila es el ave con mayor longevidad de este tipo de especies. Llega a vivir 70 años, pero para llegar a esa edad, a los 40 debe tomar una seria y difícil decisión. A los 40 años sus uñas están apretadas y flexibles, no consigue agarrar a sus presas de las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo se curva apuntando contra el pecho. Sus alas están envejecidas, pesadas y sus plumas gruesas, con lo que volar se le hace muy difícil.
Debido a esto, el águila tiene solamente dos alternativas: morir o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durará 150 días. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón en donde no tenga la necesidad de volar. Después de encontrar el sitio adecuado, el águila comienza a golpear su pico en la pared hasta conseguir arrancarlo. Después de ese momento doloroso, debe esperar el crecimiento de uno nuevo con el que desprenderá una a una sus uñas.
Cuando las nuevas uñas empiezan a nacer, comenzará a desplumar sus plumas viejas. Después de cinco meses sale para su vuelo de renovación y podrá vivir 30 años más. Este ciclo de vida me parece fantástico, inspirador, motivador y de una madurez superlativa. Cuantos de nosotros podemos sentirnos identificados cuando leemos este proceso, yo el primero, porque hay momentos de nuestras vidas que llegamos a un punto de inflexión, de mediocridad, de hartazgo que no queda otra que iniciar un cambio en donde será bueno retirarnos a meditar, a reflexionar, a coger nuevas fuerzas, para luego poder volver a volar.

Cambiando el gran juego de las polaridades




AMOR DEL VACÍO” (amor incondicional)
Con nuestro Cuerpo Emocional podemos reparar y reconfigurar el ADN, la Herramienta más poderosa de la Creación. Esas Herramientas son “LA COMPASIÓN y EL AMOR DEL VACÍO” (amor incondicional) LAS FRECUENCIAS -VIBRACIONES- MÁS ALTAS POSIBLES y si las conseguís, podés crear nuevas realidades o cambiarlas, no sólo iluminado tu Cuerpo, sino también TRANSMUTANDO LAS EMOCIONES como el odio, cólera, amargura, vergüenza, etc, EN COMPASIÓN.
Este proceso de transmutación se realiza en lo Alto del Corazón o timo (glándula timo), donde las Frecuencias BAJAS son cambiadas a ALTAS a manera de un horno abrasador, que trasforma la madera en fuego. Con la COMPASIÓN podéis generar un nuevo Campo Magnético que he llamado “Cuadricula de Compasión planetaria o Red de cosnciencia planetaria”, con la que podrás modificar cualquier Frecuencia. Esto significa, disolver la barrera Electromagnética construida por los hermanos controladores y recobrar así la Libertad de nuestra Esencia-Alma, y del PLANETA.
Debemos JUGAR UN JUEGO TOTALMENTE OPUESTO al que realizamos en el pasado, integrando la Luz y la Oscuridad.
Será el Tercer Gran Experimento de la Integración de las Polaridades. Así podrás recuperar tu grandeza, atraer las Memorias Colectivas pasadas y la conciencia total de tu divinidad. Sabéis que, la lucha con la oscuridad a su mismo nivel no te ayudará; de hecho, garantiza el fracaso. La manera de DESACTIVAR EL JUEGO será usando un Arma que ellos no poseen: El AMOR del VACÍO y la COMPASIÓN de 5D, porque cuando una Raza se da cuenta de que las manifestaciones de la Oscuridad son formas simplemente externas de sí misma, detienen toda lucha y se integran, porque toman Conciencia de que se ES UNO con EL TODO.
Por tanto, el Reptiliano controlador y el Humano, el Hombre y la Mujer son lo mismo. Abran los Corazones para abrazar nuestro LADO OSCURO y llegad a la Totalidad del Ser.
Entonces con Lágrimas de Alegría danzaremos el Baile de la Integración como Amantes Apasionados, Creando un Mundo de Armonía, trayendo este Juego a un Final donde la integración de los opuestos nos llevará a una nueva tierra y a una nueva humanidad en la luz verdadera que es la Luz no dual y unificada de 5D, la consciencia crística.
Amenhotep Tutmosis

¿EL AMOR NOS SALVARÁ?





¿EL AMOR NOS SALVARÁ?

Para que ustedes existan en la eternidad y sean parte de El Ser Uno, deberán unirse a la fuente que les dio la vida y la existencia. Las almas no pueden vivir sin su centro, necesitan nutrirse constantemente de él.

Ustedes deben comprender que no es el amor que ustedes conocen, el cual los hace sentir bien, les inflama el pecho de satisfacción y con ello sienten que son personas de bien. Este tipo de sentir no es el sentimiento universal llamado: amor, podríamos decir que es parte de él, porque les proporciona complacencia y gusto, y así se sienten satisfechos con la sociedad que los rodea.

El verdadero amor es aquel donde ustedes tienen primero que trabajar con ustedes mismos, limpiar el alma y entender sus emociones. Amor es unión, pero no de cánticos ni de emotividad y sentimentalismo. Es la unión de trabajo y de bienestar humano, donde todos se benefician para la colectividad, donde cada uno de ustedes descansará en paz, porque ven a todos los seres humanos del planeta, vivir dignamente, sin hambre, sin enfermedades. Amor es evitar las guerras, el poder, la ambición del poseer.

Amor es responsabilidad, cordura, equilibrio, conocimiento, entendimiento y mucho más. Amor no es repetirse constantemente “Yo Amo” o decirlo a los otros constantemente, porque al hacerlo sienten que ya cumplieron. Estas son palabras que se las lleva el viento, son pura teoría, porque no se están dando cuenta del entorno donde viven ni de las necesidades y sufrimientos de sus semejantes. Decir “Yo Amo” es tener responsabilidad con ustedes mismos, con su cuerpo material alimentándolo adecuadamente y conscientemente; con el cuerpo psíquico pensando, analizando, conociendo, cultivándose, estudiando, averiguando, leyendo, entendiendo etc. Amar es todo esto y más...
Muchos de ustedes piensan que amar es darse a los otros, y así sienten que están amando, hasta cierto punto es correcto. Pero no se dejen engañar, deben estar claros en sus intenciones, porque también muchos de ustedes crean un mundo de fantasía, donde acarician el ego y calman sus emociones distorsionadas por la terrible carencia efectiva de su interior, que aparentemente es llenada por los “otros”, pero en realidad lo que están formando es una dependencia psicológica de los otros hacia ustedes y viceversa, y es esta emoción que ustedes llaman amor, la que los hace sentir bien consigo mismos. En realidad es la emoción negativa llamada egoísmo, camuflada en altruismo.

El ego es muchas veces lo que los impulsa y este se regocija, porque los hace pensar que ese supuesto amor es el verdadero. Todo es una ilusión, un placebo emanado del cerebro, porque la emotividad del sentir les hace creer que están más cerca de la iluminación y del Creador. Ustedes no necesitan la emotividad del sentir, ustedes necesitan el sentimiento del sentir y este solo lo encontrarán en la Renuncia y Humildad de sus obras, acciones y pensamientos.
Muchos de ustedes piensan que solo con el amor terrenal que hoy sienten serán capaces de llegar al Creador, pero no es así. El planeta Tierra les está enseñando la punta de la montaña, hay mucho que aprender y mucho que conocer. Para llegar al creador, hace falta un arduo e infinito camino de mucho trabajo que aquí en este planeta, todavía no lo van a obtener totalmente, para llegar a conocerlo, ustedes necesitan pasar por infinitas y profundas realidades cósmicas, de conocimiento y entendimiento insondable del… Amor Universal.

Texto: EL SER UNO III – Los Seramitas – El Camino de Regreso







CARTA ABIERTA A EL SER UNO…


Queridos amigos, me ha costado decidirme a escribir puesto que todo este conocimiento ha venido a mí de pronto y me ha dejado sorprendida, maravillada y he obtenido respuestas a preguntas que estaban en mi mente. Mi vida es muy tranquila, vivimos en casa de un maestro, trabajamos en su jardín, tenemos animales y la casa en que vivo es muy acogedora, grande y bonita. Mi pregunta es: ¿Por qué si vivo en un lugar como éste, junto a un maestro ya no estoy feliz y me siento como vacía? ¿Es que es falta de agradecimiento? ¿Qué es lo que no estoy entendiendo? Quisiera que ustedes me den su opinión, estoy compartiendo estas líneas porque siento que los Libros de El Ser Uno llegaron a mí para ayudarme, han sido un regalo, agradezco al universo la posibilidad que me ha dado de mandarme estos libros de luz… Gracias por su respuesta, Paulina.
RESPUESTA: Estimada Paulina, EL SER UNO es un conocimiento LIBRE, no forma grupos, no da conferencias, ni propicia el seguimiento de discípulos. EL SER UNO nos enseña que debemos tener nuestra propia responsabilidad de vida, ganar el sustento y dejar de ser esclavos, manipulados y controlados. A veces a través del tiempo y sin darse cuenta, el ser se acomoda a las circunstancias, porque es fácil, no exige trabajo y tiempo, entonces prefiere no cuestionar y sigue adelante, porque cree que es lo correcto. ¿Te has preguntado si no es tu alma, cansada de la monotonía, repetición, estancamiento y rutina, ya no aguanta estar supeditada a terceras personas que le dicen cómo, cuándo y por qué debe hacer las cosas? Dentro de ti existe tu propia Sabiduría pero no la estás usando, tal vez para no incomodar a tu familia y por ello estás evitando de decir lo que realmente sientes. No debes guardarlo, porque si lo haces conforme pasen los años, te sentirás frustrada, infeliz, triste y desamparada. Pensarás que Dios te ha abandonado, más no es así, eres tú que no estás entendiendo tu desarrollo y proceso espiritual.
Antiguamente se pensaba que estar en el camino espiritual era seguir a un maestro, gurú, guía espiritual etc. Hoy en día ya no es así, los seres que están “despertando” se están librando de esos métodos obsoletos que lo único que hace, es crear una dependencia psicológica entre el “maestro y sus discípulos”. Por un lado los discípulos, los cuales creen que necesitan al “maestro” para avanzar y por otro, el maestro alimentando su necesidad de discípulos, haciéndolos trabajar para la comunidad y tal vez, no en todos los casos, ensanchando cada vez más su bolsillo y su Ego. El verdadero camino no es seguir a otros sino a tu Ser Interior. Debes creer en ti misma y comenzar a caminar con tus propias piernas y tienes que saber que la libertad depende mucho de ti y que ello significa responsabilidad, voluntad, constancia de dirigir tu propia vida y escoger si quieres liberarte o continuar como estas. Es hora que tomes rienda de tu vida y escuches la voz de tu corazón y alma y continúes el camino del aprendizaje.
El lugar donde te encuentras, tal vez ya cumplió su cometido y ya no tiene más que enseñarte y si tú te consideras una viajera del tiempo, deberás proseguir tu camino, porque si no, te estancarás en el Conocimiento, Entendimiento y Amor. El espíritu no se puede paralizar y acomodarse, él es un…GUERRERO… por lo tanto es aventurero, valiente, decidido, tiene sed de aprender, conocer y experimentar. Cuando se le obliga a detenerse en el aprendizaje de la vida, él se revela y comienza a mandar señales para que las entendamos. Este idioma interno se llama Intención y son las intenciones de tus pensamientos, que ya no están de acuerdo a tu modo de vivir. Esta rebeldía se expresa y sale de tu alma como: Tristeza, melancolía, inconformidad, nerviosismo, fastidio, cansancio, mal genio, falta de sueño y más.
EL SER UNO es una fuente de agua, pero existen millones de ellas, inimaginables en la travesía del viajero cósmico. Los libros llegaron a tu vida para indicarte, que el sendero de la Luz y del Amor es eterno e infinito y para decirte también, que en el mundo existe mucho más que una casa bonita, un maestro cordial y amable, animalitos que amas, que todos los días te levantas a la misma hora, siembras la tierra, realizas los quehaceres de la casa y después te vas a dormir sin haber analizado, pensado, aprendido, alimentado y visto otras cosas que tu alma necesita. Tú como caminante cósmica que eres, lo tendrás que descubrir por ti sola. El universo te ama y esa inquietud que sientes es un lenguaje interno, que tienes que descifrar y entender... te está diciendo: ¿Qué andas buscando? Entra dentro de ti y encontrarás las respuestas y tu verdad. Te mandamos mucha LUZ y AMOR para que puedas poner orden en tu vida y como todos nosotros, buscar tu felicidad y la trascendencia de tu espíritu, en paz y armonía. Que el universo te guíe siempre en el Camino de Regreso y que junto a los seres que amas, encuentres el verdadero sendero que tu alma necesita… 
Camino del Ser.

Preguntas a Osho: ¿Cómo es posible relajarse con la certeza de la muerte? Pregunta: ¿




Pregunta: ¿Cómo es posible relajarse con la certeza de la muerte?
Osho:
Primero, es posible relajarse sólo cuando la muerte es una certeza. Relajarse es difícil cuando las cosas son inciertas. Si sabes que morirás hoy, todo el miedo a la muerte desaparecerá. ¿Cuál es la razón de perder el tiempo? Tienes que vivir un día; vive tan intensamente como te sea posible. Vive tan totalmente como te sea posible.
Sucedió realmente que a un hombre le dijo su doctor: «Tienes sólo seis meses más de vida, ni un sólo día más, así que si quieres terminar todo, termínalo. Si has querido hacer algo, hazlo».
El hombre era muy rico y siempre había tenido la idea de recorrer el mundo y visitar todos los lugares hermosos, pero siempre surgían problemas y esto hacía que siempre lo estuviera posponiendo. Ahora no tenía tiempo para postergarlo. Ordenó que le hicieran bonitos vestidos. La gente no sabía que fuese tan extravagante. Comía la mejor comida, compró la mejor casa de la ciudad, cerró todos sus negocios ¿Qué necesidad había de mantenerlos? Durante seis meses tuvo más de lo que deseaba; pudo vivir como un rey.
Fue alrededor del mundo visitando todos los sitios bonitos, toda la gente hermosa del mundo. De hecho, simplemente se olvidó de morir. En el momento en que regresó a su casa, habían pasado seis meses hacía ya mucho tiempo. Fue al doctor a agradecérselo.
El doctor le dijo: «¿Todavía estás vivo? ¿Cómo lo lograste? Porque la enfermedad era tan grave que tenías que morir en seis meses».
El hombre le dijo: «Una vez que tuve la seguridad de que iba a morir, la muerte ya no fue un problema sino una certeza. Tenía seis meses para vivir, así que quería vivir tan multidimensionalmente como fuese posible y por vivir tan totalmente y tan intensamente, quizás me olvidé de morir en el momento adecuado». El doctor lo examinó. Su enfermedad había desaparecido. ¡Esos seis meses habían sido de tal relajación, profundidad y de una alegría tan festiva que la enfermedad desapareció!
La certeza de la muerte es una de las cosas más afortunadas. Y la muerte nunca ha sido tan segura; tan segura para toda la Humanidad. De hecho, la gente debe dejar de crear materiales de guerra. En lugar de pelear con sus vecinos, deben comenzar a cantar y bailar con ellos. El tiempo es tan corto que no puedes hacer frente a la lucha. La gente debe olvidar todas sus diferencias de religión y comunismo, socialismo y fascismo. Todas esas diferencias son buenas cuando tienes suficiente tiempo, pero el tiempo es muy corto. No puedes afrontar todas esas diferencias de ser cristiano, hindú o musulmán.
Sólo la falta de tiempo y la certeza de una muerte global puede traer una transformación. Quizás te encuentres en la misma situación que este hombre, que el mundo no se divida más en naciones, que no se divida más en religiones, luchando continuamente, y comencemos por primera vez a disfrutar juntos de este hermoso planeta.
Puede que la muerte no llegue, la muerte no puede llegar a la gente que vive muy intensamente y muy profundamente. Y aún, si llega, estas personas que han vivido totalmente le dan la bienvenida, porque es un gran alivio. Están cansadas de vivir, han vivido tan totalmente, tan intensamente, que la muerte llega como un amigo. Así como la noche llega después de todo un día de intenso trabajo como una gran relajación, como un hermoso sueño, igual lo hace la muerte. La muerte no tiene nada de feo; no puedes encontrar nada más limpio.
Si el miedo a la muerte aparece, quiere decir que hay unas pocas aberturas que no se han llenado con el vivir. Así que todos esos miedos a la muerte son muy indicativos y de mucha ayuda; te muestran que tu danza tiene que ir un poco más rápida, que tienes que quemar la antorcha de tu vida por ambos lados a la vez.
Danza más rápido de modo que el bailarín desaparezca y sólo la danza permanezca.
Entonces no hay posibilidad de que ningún miedo a la muerte te visite. Si estás totalmente en el aquí-ahora, ¿quién se preocupa por el mañana? El mañana se cuidará a sí mismo. Jesús estaba en lo cierto cuando rezaba a Dios: «Señor, dame el pan de cada día». No estaba ni siquiera preguntando por el mañana, simplemente el hoy es suficiente en sí mismo. Y tienes que aprender que cada momento tiene una consumación.
El miedo de tener que dejarlo todo viene sólo porque no estás viviendo completamente el momento; de otra forma no hay tiempo y no hay muerte y no hay espacio.
De hecho, mi continuo énfasis en que existe una posibilidad de que todo este mundo se destruya es para ayudarte a vivir intensamente, ahora mismo, porque puede que no exista ningún mañana.
Estás en una situación muy especial de la historia de la Humanidad. La gente siempre tenía tiempo para posponer; tú no lo tienes. Tu situación es única. Usala; no para preocuparte, porque esto no apartará al mundo de su final. Usa todo el tiempo que te queda para vivir tan profundamente que diez años equivalgan casi a cien.
Una vez se le preguntó a un mercader: «¿Cuántos años tienes?» Y él dijo: «Trescientos sesenta años».
El hombre no lo podía creer. Le dijo: «Por favor, repítelo. Quizás no lo haya oído muy bien».
El mercader gritó y dijo: «Trescientos sesenta años».
El hombre le respondió: «Perdóname, pero no lo puedo creer. ¡No aparentas más de sesenta!».
El mercader dijo: «Tienes razón. En lo que concierne al calendario, tengo sesenta años. Pero en lo que concierne a mi vida, he vivido seis veces más que ningún otro. En sesenta años, he procurado vivir trescientos sesenta años».
Depende de la intensidad.
Existen dos maneras de vivir. Una es como el búfalo; vive horizontalmente, en una sola línea. La otra forma es la de un Buda. Vive verticalmente, en altura y en profundidad. Entonces, cada momento puede volverse una eternidad. Y, a menos que aprendas el arte de transformar cada momento en una eternidad, no has estado conmigo; te lo has perdido.
El mundo puede terminar, puede que no termine, esto no me importa. Pero sigo insistiendo en que finalizará por una sencilla razón: para despertarte. Y no pierdas tu tiempo en trivialidades, pero vive, canta, baila, ama tan totalmente y tan rebosante como seas capaz; y ningún miedo interferirá y no te preocupará lo que vaya a pasar mañana. El hoy es suficiente en sí mismo. Vívelo, es tan amplio; no deja espacio para pensar en nada más. Si no lo vives, surgen las preocupaciones, surgen los miedos.
No soy solamente yo el que está enfatizando el hecho de que el mundo está llegando a su fin. Es sólo una coincidencia que junto con mi insistencia, la situación del mundo es la prueba de lo que estoy estoy diciendo. Pero Jesucristo, hace dos mil años, dijo lo mismo; Gautama el Buda, hace veinticinco siglos, dijo lo mismo.
Es un viejo ardid para despertarte. A menos que sepas que tu casa se está quemando, no saldrás de ella corriendo. Y Jesús y Gautama el Buda lo usaron como un ardid sin ninguna realidad correspondiente.
También lo estoy usando como un ardid, pero no es sólo un ardid. Por primera vez, el mundo está realmente en posición de cometer un suicidio global.
Tú sencillamente vive, ama y haz de cada momento un profundo éxtasis.
Todos los miedos desaparecerán. Y si toda la Humanidad me escucha, quizás el mundo no se acabe, quizás podamos continuar. El viejo hombre puede morir y un hombre totalmente nuevo, con nuevos valores, puede surgir para reemplazarlo.
Osho: El Futuro de Oro, 24 de Mayo de 1987.

Meditación para niños


¿QUÉ SIGNIFICA TRANSMUTAR?... EL SER UNO.



¿QUÉ SIGNIFICA TRANSMUTAR?… “Cada alma que se encarna, lleva consigo una serie de herramientas genéticas que trae consigo desde el principio de la creación. El alma no solo la debemos entender como algo etéreo, invisible, sutil e impalpable; el alma está formada de energía y esta está compuesta de elementos y estos a la vez forman fórmulas que tienen secuencias y correlaciones que están basadas en: La Química, Matemática, Geometría etc. herramientas necesarias, las cuales han moldeado una forma-espíritu que se mantiene energéticamente eterna en el universo. Todos los Seres-Humanos del planeta son Catalizadores de energía. Cada uno de ustedes es responsable por el mantenimiento eterno de su energía, cabe a cada uno, si la corroen, oxidan o estancan, o si la mantienen estable, fluida y en transformación constante – continuó el hermano Elohim.

La Catalización de las Energías-Pensamientos e Ideas Universales, les permite mantener la energía cósmica siempre renovándose, adquiriendo nuevos elementos que la revitalizan. En la Transmutación ustedes reciclan constantemente la energía y no le permiten el estancamiento o el enmohecimiento, eso hace que estén dinámicos, activos, renovados y jóvenes. Catalizar significa dejar entrar nuevos parámetros de existencia en el corazón y alma, los cuales se adaptan al tiempo que el alma y espíritu tiene en cada encarnación. Es abrir la mente a pensamientos-positivos y elevados que alimenten y graben la energía del alma, dándole nuevas oportunidades de crecimiento y expansión cósmica. El Catalizador será reconocido por estas características, sin importar si es pobre, rico, cuál es el color de su piel, si es hombre o mujer, el idioma que habla, el país donde vive, si es niño, adulto o viejo – terminó diciendo el hermano Interano - Catalizar es una herramienta que todos poseen. 

El hombre es libre de usarla como lo crea conveniente, es en su libre albedrío utilizarla para el bien o para el mal. El hombre fue creado a imagen y semejanza de EL SER UNO… “Todos los seres humanos tienen los mismos derechos y las mismas oportunidades, pero no todos tienen el mismo Conocimiento, Entendimiento y Amor elevado, no todos tienen la voluntad, constancia y determinación para entender y saber usar las herramientas de LUZ y AMOR que el creador les otorgó”. Para ello deberán DESPERTAR SU CONSCIENCIA y emprender el Camino de Regreso hacia quien les dio la Vida y la Existencia… EL SER UNO VI – Los Siren-Lemurianos – Ciudad de LUZ y AMOR.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...