Mis Amigos Seguidores en Google

lunes, 25 de mayo de 2015

HACIA LA PAZ DEL ALMA



Se alejó de sus seguidores en busca de un poco de soledad. Pensativo avanzaba sorteando cuantas piedras veía en su camino… 
¿Y si no comprenden la profundidad, la esencia del mensaje que trato de trasmitirles? –se decía–. Continuó sumido en sus pensamientos… No he venido a este mundo a cambiarlos, ni puedo ni quiero, sólo pretendo señalar, apuntar en una dirección que ha sido silenciada durante tanto tiempo… Son tiempos difíciles en que la simple subsistencia ya ocupa toda la atención y toda la fuerza necesaria del día a día. ¿Cómo hacerlos ver la necesidad de una búsqueda interior? ¿Cómo conducirlos hacía su propio corazón, su alma, cuando la ira los convierte en ciegos? ¿Cómo infundirles esperanza cuando durante generaciones viven esclavos, sometidos a poderes ajenos que los desprecian y humillan constantemente?
El silencio se hizo presente. Sus pensamientos se alejaban al igual que las nubes en la lontananza. El canto de unos gorriones le hizo sonreír. Ya sé –los decía–, vosotros no estáis preocupados, dejáis que el momento presente os ocupe por completo. Os guiais por instinto, sabéis sin necesidad de saber… Vuestro Padre y vuestra Madre se ocupan de vosotros. Ellos picoteaban entre los matorrales, ¿ajenos a él?
Confianza… Se repetía, una y otra vez. Yo sé porque he encontrado la paz que tanto ansiaba. He sufrido lo indecible. He caído tantas veces… y ¿cuántas no quise levantarme? Busqué, indagué… Conocí a otros buscadores como yo. Los desiertos no lo son tanto. Almas errantes los han atravesado y aún hoy en día lo siguen haciendo, pero ¿cuántos no se han perdido en él? “Yo soy la voz que clama en el desierto” –decía un viejo amigo–. Ahora mi alma se ha convertido en un gorrioncillo… confío. No hay desiertos, ni montañas, ni siquiera mares en mí que cruzar. Sin embargo, es tan poco lo que sé que pueda deciros: “¿Helo aquí…, helo allá?” Mi vida se ha convertido en un viaje, un eterno viaje al interior de mí alma y, vislumbro que más allá de mi alma hay una puerta que se entreabre y su luz ciega mis ojos, es tanta…
Tengo mis manos. Manos ajadas por el trabajo, entregadas a quienes las han solicitado y aun a quienes han querido verlas separadas de mi cuerpo. Hoy sigo con mis manos señalando el camino hacia la paz del alma. Hoy, sólo sigo sabiendo abrirlas, ofrecéroslas, tendiendo puentes entre vuestro ser y el mío. Hoy vuelvo a sonreír porque vuestros ojos ven y vuestras manos generosas se entregan una y otra vez allá donde son necesarias, lo demás… viene por añadidura. Éste es el camino hacia la paz: la entrega completa al ser que somos… todos.
Los gorriones, en bandada, levantaron el vuelo en busca de un buen árbol en el que cobijarse para pasar la noche, el alba de un nuevo día los esperaba aunque éstos no pensaran en ello.
Ángel Hache
http://escrito-en-el-viento.blogspot.com.es/

ELUCUBRACIONES SOBRE LA COMPASION



Mantengan la calma y no a su prójimo más cercano. Es hora de actuar como Buenos cristianos. Eso es lo que somos un pueblo Cristiano y misericordioso. Sientan el dolor de su prójimo y no cierren sus corazones al dolor ajeno. 
Con la misma medida con que midas serás medido. No castiguen con inclemencia al que se ha equivocado. Semos clementes. Ruego a Dios misericordia por todos los que sufren. Ruego a Dios misericordia por todas las familias que están confundidas en desesperación económica les den la paz y la tranquilidad. Ruego a Dios por todos aquellos que están presos, víctimas de la injusticia que los Ángeles los cubran y protejan. Ruego a Dios por que las personas no pierdan la humanidad . ¿Si no somos humanos compasivos que cosa somos? Ruego a Dios Dio se imploro paz y sosiego por aquellos que en este momento estén en desesperación y sus familias para que chalet ka paz y consuelo. Amen


Necesitamos sentir el dolor ajeno. Cuando tu corazón se cierra al dolor de tu prójimo te vuelves de piedra. Cuando tu corazón siente el dolor de tu hermano las lágrimas tuyas calmarán el dolor de tu hermano. No cierres tu corazón.
Con la misma vara con que midas serás medido. Si eres compasivo lo serán contigo. Si eres misericordioso noble bondadoso. No permitas que el comportamiento de mente cruel y errado de tu prójimo te lleve a su locura. mantengan la paz . Mantengan la calma. No dejen de creer en la bondad y el amor de Dios. Somos sus hijos Dios nos AMA. DIOS TE AMA. PROFUNDAMENTE .
EXTIENDE TU mano al menesteroso. Se clemente y compasivo SIEMPRE. EL que muestre crueldad no sabe lo que hace. Que lo perdonen . Ruego a Dios por toda familia hogar donde haya desesperación ruego por la paz de las familias por la unión de los hogares . Ruego por todos.
No podemos ser islas . Necesitamos conectar con los demás sinceramente no falsamente. Con nuestros corazones. Sintiendo el dolor y la desesperación ajena como propia. Entonces solo entonces comprenderemos. En la Unión esta la fuerza. No es un simple dicho o refrán. Es la verdad y la verdad nos hará libres.
Tu, si tu que me estas leyendo. Puedo sentir tu dolor . Puedo sentir tu desesperación y la de tu familia. Dios nos ama profundamente. Repitete DIOS ME AMA. somos Cristiano actuemos como el buen samaritano. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Quien dice que ama a Dios y odia a su hermano es mentira que ama a Dios. ¿Como puedes amar a quien no ves y odiar a quien tienes al lado? . Solo el amor nos puede salvar de la desdicha. El perdón . Y la verdadera compasión.
Ruego a Dios por las familias ,por los hijos por los padres por los que sufren. Por los que no tienen que comer. Ruego por aquellos que están desesperados. Ruego y pido clemencia . Que cesen los odios. Que cese el dolor. Que cesen los malos entendidos. Que cese la sed de venganza. Que la paz reine en cada hogar. Que la paz reine en cada corazón. Que la paz reine en cada familia.
Oremos sin cesar.
Cuando el corazón habla lo hace de manera determinada. Ves con claridad la verdad y también la falsedad. Cuando el corazón siente se conecta de maneras invisibles y atiende el dolor ajeno como propio. La verdadera empatia no es hacernos los ciegos sordos y mudos ante el dolor la humillación y las batallas que están librando los demás . Es sumergirnos en las profundidades del dolor ajeno y sufrirlo como propio. Ahí comprendemos que lo demás es tan falso como un vidrio de botella pensando que es un cristal.
El dolor del prójimo toca las fibras del alma y esta resuena con ese dolor se entrega a ese dolor lo comparte y es ahí cuando puedes ayudar a sanarlo en el otro . Esto no es algo que sucede racionalmente esto sucede inevitablemente. La compasión es un movimiento del alma no de la razón.
No estamos ni podemos obligar a nadie a ser compasivo. La compasión viene de Dios. El Amor también. La fe y toda buena dádiva viene de EL. observa a tu alrededor y pregúntate hoy ¿a quien puedo ayudar? ¿Quien me necesita? Y quizás sea tu hijo, tu hija, tu esposo, tu esposa, tu madre, tu padre, un hermano, un amigo, ASÚMELO.
¿Piensas que lo que te esta pasando es terrible? Es porque solo piensas en ti mismo. Si ves a tu alrededor hay gente que está sufriendo verdaderamente. Te ahogas en un vaso de agua pensando en situaciones catastróficas que no han sucedido y que tampoco van a suceder. Deja de preocuparte OCUPATE.
Puedo conectarme fácilmente con el dolor ajeno. La meditación tonglen tibetana te puede ayudar a ser en primer lugar compasivo contigo mismo y tu dolor y luego con el dolor y la preocupación de los demás. Cuando somos llamados a orar y suplicar por alguien o por pueblos hermanos es el Espíritu Santo que mora dentro de nosotros que nos mueve el alma a esa súplica. Y es por ello que logramos SENTIR ESE DOLOR DEL OTRO . No es algo que haces voluntariamente es algo que haces por que te mandan esa tarea . Ahí no tienes escapatoria LO VIVES LO EXPERIMENTAS EN CADA FIBRA INFINITESIMAL DE TU SER Y ES AHÍ QUE LA ORACIÓN Y TUS SUPLICAS SE HACEN PODEROSAS PORQUE SON SINCERAS.
El Espíritu Santo que mora en nosotros nos sumerge en las profundidades del dolor ajeno y en un segundo que parece eterno tu alma se pasea por el dolor que esta experimentando el otro. Ahí tu te haces uno con el otro. Y es ahí que sientes lo que está sintiendo el otro EN CARNÉ PROPIA. ES AHÍ QUE SURGE la necesidad de ruego de suplica SINCERA para calmar y clamar por ese dolor ajeno. Esta es la verdadera COMPASIÓN de donde surge la VERDADERA SUPLICA Y ORACIÓN QUE SIEMPRE HALLA RESPUESTAS.
Cuando tu alma ruega y suplica no hay oración más poderosa. Siempre nos escuchan. Y liberan la aflicción de aquel por el que ruegas. Rogar orar suplicar ¿no lo has hecho por un hijo?¿ Por un ser querido? ¿Por tu padre madre o hermano?¿ Por un amigo muy querido? Eso mismo lo puedes hacer por un desconocido que clama a ti por auxilio. Puedes ayudarlo de esta manera. La separación entre tu y tu hermano es una ilusión porque vosotros sois los mismos. TU Y YO SOMOS UNO.


La Oración Compasiva es un arma poderosa para lograr la paz del mundo. Comienza contigo mismo luego con tu propia familia de ahí podrás pasar a tu comunidad y luego al mundo. La compasión comienza por tu propia casa en tu propio hogar. No puedes ser luz para la calle oscuridad para tu hogar. Eso no funciona. Comienza en ti y termina en ti. Somos Uno.
Si no eres fiel en lo pequeño ¿como aspiras ser fiel en lo grande? ¿Cómo pretendes salvar al mundo y no has sido capaz de salvarte a ti mismo ni a tu familia? ¿De que me estas hablando? Comencemos por Casa . Nuestro templo sagrado cuerpo mente y espíritu personal. Luego hogar y familia. Para avanzar comunidad y mundo. La Auto trascendencia no se llega sino por la vía del propio conocimiento autodominio auto realización personal. No podemos ayudar a los demás e ir más allá de nosotros mismos si no sabemos cuidar de nosotros y de los nuestros. Es como tratar de ayudar a otros pueblos mientras el nuestro esta desintegrado y desmembrado.Esto es imposible. La vida tiene sus leyes inmutables y Está es una de ellas no puedes dar a los demás lo que no eres capaz de darte a ti mismo.
Maria Tirone

LA ENTREGA (extracto del libro El Amor - Javier G. Delgado & Leticia R. Villaseñor)



LA ENTREGA (extracto del libro El Amor - Javier G. Delgado & Leticia R. Villaseñor)
LA ENTREGA
Hoy sale el sol. Mañana también. Siempre sale. Alguien se enojó: pero llegará un día en que no salga más. Nunca ha sucedido desde que estás aquí, le dije. El anciano, sentado en un escalón en plena calle, bajó la mirada al suelo. El ser humano siempre ha buscado situaciones difíciles. El sol se entrega. Sangra por ti. Sangra porque tú Eres. Sangra para que Seas más. El sol se entrega con Amor. Ser más uno mismo es ENTREGA. Si algo te queda de Amor, siempre se entrega. Eso es el Amor: entrega. Hoy sale un nuevo autor para esta trilogía de libros, el estilo cambia, todo cambia en cada situación nueva. La vida es cambio continuo y perpetuo. Nada existe más continuo en cambios que el mundo entero. Eso es hacer que el sol vuelva a salir. A brillar. Quien acepta cuanto sucede, se entrega. El agua, al río. El sonido, al ambiente. Los pies, al caminar. La búsqueda, a la entrega de que dejes de buscar. Incluso el miedo se entrega por ti para que lo veas, lo conozcas y puedas dejarlo pasar. La arena, a la playa. Los pájaros, al canto. Mi vida, a la tuya. Un número, a las matemáticas. Calcula cuánta larga entrega lleva tu Esencia. En los libros anteriores hablé de ti. En este hablaré de mi. Si miro por la ventana de la calma, te veo a mi, pero quien mira SOMOS YO. No cerré las demás ventanas, simplemente no miro por ellas. 

No mirar por ellas significa que quiero seguir viéndote y entregándome a cuanto vea. Es aqui donde estoy ahora, viéndote. Si quiero pormenorizar atendiendo al encuentro que tengo contigo al verte, siento necesario hacer una tabla para mostrar o hacer ver que quien mira soy yo, por tanto todo regresa a mi. Todo regresa siempre al que mira o al que ejecuta la acción.

QUIÉN MIRA
QUÉ VEO
QUÉ RECIBO
QUIÉN RECIBE
Yo
Te veo a ti y a mi    (visto desde la individualidad)
Recibo lo que me doy
Yo
Para los que han seguido la trilogía

“No hay más sol que mi mirada al verte. Sabes..., me gusta verte, no te espío (en un contexto de necesidad), recuerdo el ahora. O bien, se podría también decir, recuerdo Quien Soy al mirarte y verte. Para seguir aclarando, este párrafo comienza diciendo que no hay más sol que mi mirada. Lo que quiere decir igualmente que la entrega es de uno mismo sin importar cual sea el destino. A dónde te entregas o a quién te entregas no importa cuando se ha comprendido que la entrega verdadera es siempre a uno mismo. Todo empieza en uno, por tanto, todo vuelve a uno tal como he indicado en la tabla.

Será porque no tengo nada que recordar cuando te miro en mi. Lo analizamos un poco: te miro en mi es el resultado de verme a mi a través de ti. Ahí, ya está todo recordado (entendiéndolo desde lo concluyente en la comprensión). Si dejara de verte o, dicho de esta otra forma, si dejara de saber Quien Eres en ese espejo que Eres Tu para mi vida en el que me reflejo, dejaría al mismo tiempo de saber Quien Soy. Por tanto, será que no tengo nada que recordar si en verdad te miro en mi.

Mirarte en mi es hacer intenso el viaje. Hablo de las emociones que recibo en el viaje de la vida. Una exploración continua de auto-conocimiento con respecto a las nuevas experiencias.

El viaje que me lleva con cada movimiento que hago. Movimiento propuesto y coordinado conmigo. Esto sería igual que decir que tanto el movimiento como yo, es lo mismo, ya que soy el movimiento en sí por salir éste de mi. El viaje que me lleva, en definitiva, nos llevará a todos también. O bien: todo, influencia a todo. 

El movimiento nace de dentro, entre emociones que pudieran parecer alteradas. Dentro (ya sabemos cuánticamente que no existe dentro ni fuera, que todo es uno), para explicarlo de forma que se entienda, es de donde nace el movimiento confirmando aquí nuevamente que tanto el movimiento y uno es lo mismo. Si las emociones pueden parecer alteradas, es debido a la interpretación mental. Si se entiende como lo que es (un juego mental), no existe obstáculo para que pueda parecer lo que quiera parecer. El problema sí se daría cuando lo que pudiera parecerme lo hiciera mío como algo real. Entonces aqui es importante aclarar que toda apariencia es fruto de la imaginación mental, ya que nada real puede ser amenazado tal como se expresa claramente en UCDM (un curso de milagros).

Esas supuestas alteraciones dan y siempre dan más sustancias a las que acompaño por Vida entera. Aquí me refiero a evolución. En la entrega va implícita la evolución

El viento silba a lo lejos. El viento Es conmigo también. Es por ello que lo resalto <en> mayúsculas, no <con>. Y digo esto, porque <en> es dentro, y <con> es separado: <con otros u otras>. Entonces, si el viento Es también aunque la frase inicial diga que está a lo lejos como expresión comunicativa coloquial, es necesario no perder de vista que el viento Es o Soy Yo conjuntamente en uno solo en la realidad. 

Es por lo que su sonido está aquí y ahora. Cuando escribí este texto que desmenuzo ahora por frases para que cuando se lea entero se encaje más, sabía que al estar su sonido aqui y ahora, se deduce lo antes explicado gracias a estar en mi su sonido.

Por oírlo me reconozco en él. Otra forma de explicar lo mismo.

Puedo intentar hacerme amigo del silbador, él sabe que no lo necesito. Puedo intentar hacerme ese amigo es una expresión mental de separación que utilizamos a menudo sin darnos cuenta de estar creando dicha separación. Pero de todas formas la digo siendo consciente de lo que digo. La conclusión viene detrás al afirmar que el viento sabe que en la no necesidad Somos Uno los dos.

Siempre seremos amigos de manos unidas. Por toda la eternidad, vuelvo a expresar lo anterior y además la palabra <siempre> lo hace palpable sin duda alguna.

Así veo al mundo. Así veo a todo cuanto pueda abarcar mi visión física. Así veo a todo lo físico y a lo no físico también es lo que dice la expresión ver al mundo. Ver y sentir se unen aquí en un axioma imprescindible.

Todo está unido. Al decir que nada hay separado, digo que nada hay que no sea Yo. Esto se da así cuando se encaja profundamente y se vive la vida desde la unicidad. Al ir manejando esta “nueva” forma de proceder en la vida, al irlo acompañando de cada ocasión que tengamos (con el propósito de experimentarlo por dentro) para ello que es casi siempre, por decirlo de alguna forma, lo que hacemos es ir expandiendo la Conciencia, agrandándola y llegando a siguientes estados.

Quien escribe se une a las palabras y silva de cerca una conquista de entrega. Me uno, habla de Unidad que sí funciona, y por todo lo explicado anteriormente se puede sentir que es algo bien sentido en el contexto de vivirse lo que quiero comunicar. Es en esta vivencia interna, en este vivir desde ahi, donde comienza o existe la magia de entrega y de recibir. Silva de cerca, claro que sí, es que no puede estar más encima. Se está presenciando en primera fila. Y la conquista es tal, en el momento mismo de la entrega.

Y entre las personas también veo y siento el murmullo de sonidos que continuarán en más cambio, sin final de nada, siempre el comienzo de otra continuidad, de otra oportunidad. Es la vida sin distancias que reinicia continuamente. Cañones de luces se mueven por todas partes, se congregan y disgregan, suben y bajan en infinito multicolor, en incoherentes movimientos para el ego que quisiera comprender la fuerza, los grandes brazos, el despliegue inconmensurable de lo desconocido.

El sol se entrega, como mi mirada a la incertidumbre. Todo vuelve a estar bien, como al principio. Esta última frase del texto desmenuzado cierra el círculo sin que yo lo supiera hasta después de haberse escrito. Es la magia de la vida que de nuevo y de forma nueva me acompaña siempre una y otra vez.

Ahora se puede leer el texto completo con mayor entendimiento, y a la vez, con nuevas percepciones, con más grandeza profunda.

No hay más sol que mi mirada al verte. Será que no tengo nada que recordar cuando te miro en mi. Mirarte en mi es hacer intenso el viaje. El viaje que me lleva con cada movimiento que hago. El movimiento nace de dentro, entre emociones que pudieran parecer alteradas. Esas supuestas alteraciones dan y siempre dan más sustancias a las que acompaño por Vida entera. El viento silba a lo lejos. Es por lo que su sonido está aquí y ahora. Por oírlo me reconozco en él. Puedo intentar hacerme amigo del silbador, él sabe que no lo necesito. Siempre seremos amigos de manos unidas. Así veo al mundo. Todo está unido. Quien escribe se une a las palabras y silva de cerca una conquista de entrega. Y entre las personas también veo y siento el murmullo de sonidos que continuarán en más cambio, sin final de nada, siempre el comienzo de otra continuidad, de otra oportunidad. El sol se entrega, como mi mirada a la incertidumbre”



Veo a algunas personas que cargan sin saberlo con amores que temen perdidos. Como batallas sin identidad. Al acercarme me quedo siempre con la extraña sensación de no poder alcanzar a cambiarles. Es como un <todo está bien y no hay error>, pero a lo grande. Lo siente algo dentro de mi que como si me mirase de reojo, lamentase no poder reír más. Y es que hay tanto para dar... que a veces les Amo por la espalda. Cada vez veo más a lo grande, de día y de noche, cuando dicen que hace frío y cuando calor. Y como hablo de mi, empiezo diciendo que ya perdí la memoria del saber. Algo así como desprenderme del espacio del conocimiento para poder escribir nuevamente contigo aunque esta vez hable de mi. En un estado sin lugar físico, escribo de mi para todos, pero sobre todo para mi. Esto es también hablar de mi.  Al teclear siento de alguna manera que en la habitación donde lo hago, se conectan las paredes para recitar sin memoria una letanía a modo de entrega. Tecleo y al mismo tiempo que mis manos corren, abren la canción y la exponen al infinito de las posibilidades como si fuera una travesía de auroras al cielo abierto de las mismas paredes. Y sigo en la misma habitación y podría estar en cualquier otro lugar sin perder el ahora. Podría estar más allá de mi mirada al verte. 

     Pero tal vez lo que quieras leer es cómo llevo la entrega en un planeta que no pareciera tener de eso. Bien, pues ahí va. Siento que para que se entienda, primero debería decir que la mayor parte de mi vida me la pasé complicándome mucho todo. De todo mucho y terriblemente complicado era todo. Así que me saturé, es por eso que nadie necesita que le explique demasiado cómo era mi vida de cuando era infeliz. Ya lo puedes imaginar. Me saturé de todo y de verme saturado de todo también me saturé. Siento que durante un largo periodo no luchaba demasiado por cambiarlo. Ahora tampoco, solo que todo ha cambiado por dentro de mi. Ha cambiado de la forma siguiente: puedo estar cocinando y quemándome un dedo y sentirme bien al mismo tiempo, como cuando veo a otros en estados indeseables para ellos y continúo en entrega hacia cuanto sucede a partir de verlos a veces retorciéndose por sus elecciones. Pero lo que importa en esas circunstancias no es el estado del otro, es mi entrega al otro en dichas ocasiones. Mi entrega a lo que el otro demande (por muy irracional que parezca lo que pide, dadas sus circunstancias, y no hablamos de irnos a ningún extremo), es la salvación del otro. Si quisiera buscarle una solución racional a cuanto sucede por medio de la resistencia, encerraría más el mismo tema que la otra persona lleve, provocando de paso oposición hacia mi. Así lo he experimentado muchas veces y así funciona. 

Antes, hacía a veces la prueba a propósito en determinadas ocasiones de ponerme de diana, de que aquí me caigan todas. Por querer comprender su funcionamiento real. Quiero decir que hay ocasiones en que no hay soluciones racionales y solo queda la entrega, abrir el corazón y decir hágase tu voluntad y no la mía. Siempre funciona y eso es verdadera entrega porque no obstaculizo con resistencias. Nada cae encima. Es la mente quien elucubra así. No soy mejor ni peor que nadie (términos duales, ojo) por haber sabido que no hay ningún vacío, ningún miedo. La mayoría de las personas (todavía) no han pasado por estas situaciones ya que siempre eligen el confort material (mientras puedan) o al menos algo que les sustente en comodidad ilusoria. Todos tienen que pasar por ser únicos. Soltar los miedos y Vivir en plenitud es algo que se da con entrega a la felicidad de ser libre en todas partes. En mi caso me entrego a toda decisión ajena si con ello voy a aportar un granito más de libertad. Ocurre que en ese respeto por lo que el otro elige, al dejar la vía abierta para que decida sus cosas, dejo al mismo tiempo abierta la puerta de una inteligencia mayor que hará posible que la otra persona vaya comprendiendo su propio encerramiento mediante consecuencias por sus decisiones. Pero para que lo pueda ver, es necesario que se den las consecuencias de sus decisiones. Por esto es tan importante que elija en libertad. Porque es él quien tiene que verlo, y va a necesitar tirarse de sus orejas para comprenderlo. Y las veces que hagan falta. Hay tantas cosas que se pueden hacer por Amor que la mente no alcanza a verlo ni tiene por qué. De todas formas, así, me crean espacios para entregarme. 

     Ahora bien, siento que la entrega en una comprensión más sutil, por tanto mayor en equilibrio, no es hacia el otro, es en verdad hacia mi. La mente no dual es la que lo entiende. La que puede ponerlo en práctica gracias al entendimiento de Unicidad que es profundo. Del entendimiento que hablo, comienza en mi, al ver a todos iguales a mi en esencia.

El sol se entrega, como mi mirada a la incertidumbre.

Nuestro abrazo.

5º TRABAJO DE HÉRCULES: MATAR EL LEÓN DE NEMEA



Hércules, con todas sus armas preparadas, se situó ante el
quinto Portal, ignorando qué le esperaba y preguntándose sobre su
siguiente prueba y hasta dudando de su decisión de seguir o no su
destino.
Pero su voz interior le decía:
- Los habitantes de Nemea necesitan tu ayuda. Están sufriendo
los acosos de un terrible león. La noticia de tus hazañas les ha
llegado y piden que los libres de ese azote cruel.
Y Hércules, prestando oídos a su voz interior, se dispuso a
responder a esa necesidad ajena. Así que, pensando que las armas
obsequio de los dioses, más que ayudarle le iban a molestar, y
fiándose de las suyas de siempre, su garrote, que él mismo había
fabricado, su carcaj y su arco, partió en busca del león.
Tras una laboriosa búsqueda, vio al león. Era un hijo de
Ortros (el perro hermano de Cerbero), al que Hera había situado allí
para que luchase con Hércules.
El león estaba junto a un espeso matorral que había al
borde del camino y, al ver a un enemigo que se aproximaba sin miedo,
acostumbrado como estaba a que todos huyesen con sólo verlo, rugió
con todas sus fuerzas. Con ese rugido, los arbustos se vieron
sacudidos, los ecos del mismo llenaron la comarca y sus habitantes
temblaron de miedo. Pero Hércules no se movió. Y, echando mano a
su carcaj, le lanzó una flecha certera. La flecha dio en el costado del
león y cayó al suelo sin haberlo herido. Hércules repitió la operación
hasta que se quedó sin flechas, pero el león seguía ileso en medio del
camino. Entonces Hércules, asió su garrote y se dirigió, sin miedo,
hacia él. Y el león, no acostumbrado a que esto le sucediese, lanzó
otro rugido y, dando un salto, desapareció entre los matorrales.
Hércules corrió en su persecución, pero no lo pudo encontrar.

Durante largo tiempo buscó al león por el monte sin éxito. Hasta
que un día, de repente, escuchó un rugido que provenía de una cueva
cercana. Hércules, si dudarlo, se internó en ella para enfrentarse a la
fiera. Pero la atravesó y descubrió que la cueva tenía otra salida y que
el león había huido por ella. Quedó sin saber qué hacer. Y, mientras
meditaba cómo se las arreglaría para cazar al león, vio un montón de
troncos y ramas cerca de él, así que los transportó a la entrada de la

cueva y la taponó con ellos. Y, yendo por la otra entrada, penetró y
allí se enfrentó al león. Lo asió con sus propias manos y lo estranguló.
Él solo, sin armas y con sus propia manos. Luego intentó desollarlo.
Pero la piel del león era invulnerable y no había cuchillo ni
herramienta que la pudiese cortar. Por fin, dio con la solución: las
garras del mismo león. Con ellas pudo por fin arrancarle la piel y
llevársela consigo como prueba de su hazaña.
2.- Este trabajo es el número cinco. Cinco es el número del
hombre, compuesto de un espíritu inmortal y cuatro vehículos
mortales: el físico, el vital, el de deseos y el mental.
a) En Aries, el espíritu tomó para su uso el tipo de materia que le
serviría para relacionarse con el mundo de las ideas. Esa materia,
luego, se vistió de materia mental, agregando así, a su individualidad,
la materia mental que le permitiese expresarse mejor y convertirlo en
un espíritu pensador.
b) En Tauro, contactó con el mundo del deseo, siguiendo un
procedimiento similar y así entro en contacto con el mundo de los
sentimientos y las emociones. Y llegó a ser un espíritu consciente.
c) En Géminis, se construyó un nuevo vehículo como canal para
las energías del espíritu y de la materia, manteniendo en armonía los
dos polos de su ser. Y así nació el cuerpo vital.
d) En Cáncer, que es el signo del nacimiento físico y de la
identificación con la masa, el espíritu inmortal se manifestó en la
cuádruple naturaleza, y el hombre se convirtió en el protagonista de su
propia vida, vivida en el plano físico.
e) Pero es en Leo donde llegamos, realmente, a ser la estrella de
cinco puntas, el ser que se reconoce a sí mismo como un individuo y,
al mismo tiempo, como un Yo. En este signo es donde empezamos a
utilizar palabras como “Yo” y “mi” y “mío.”
3.- La numerología nos dice que el número diez es el de la
perfección y el de la consumación humana, el número de un hombre
perfectamente desarrollado y manifestado. Y el número del equilibrio
entre la materia y el espíritu, puesto que el uno (que es el espíritu, la
polaridad positiva) junto al cero (que es la materia, la polaridad
negativa), en plan de igualdad, representan el equilibrio.

Pero en el número cinco el espíritu aún no domina la materia.
Es el número del aspirante espiritual, que tiene por meta someter la
materia al espíritu. Y esa lucha, de momento, rompe el equilibrio del
diez que, al final del recorrido, se alcanzará.
Y hemos de recordar que estamos aquí voluntaria y libremente y
que hemos elegido elevar la materia al cielo.
4.- Leo es uno de los cuatro signos fijos, que forman la cruz en la
que tanto el Cristo Cósmico como el Cristo individual interno están
indudablemente crucificados, dificultados, impedidos de manifestarse
y, definitivamente sacrificados. Veámoslo:
a).- En Tauro, la fuerza creadora a través del deseo, aparece en
su aspecto inferior, el deseo sexual, que hay que transmutar en, o
sacrificar, a su aspecto superior.
b).- En Leo, la mente cósmica actúa sobre el individuo como
mente razonadora, y también su aspecto inferior ha de ser sacrificado
y la mente del hombre ha de subordinarse a la mente universal.
c).- En escorpio, que es el tercer brazo de la cruz fija, el amor
cósmico o atracción cósmica se muestra en su aspecto inferior,
produciendo la gran confusión de creer que la materia es lo importante
y lo real. Por eso, en Escorpio, el aspirante está crucificado,
supeditando la ilusión de la materia a la realidad del espíritu.
d).- En Acuario, la luz de la conciencia universal ilumina al ser
humano y sacrifica la vida individual volcándola en la vida universal.
Se supedita así, pues, lo imaginario, lo irreal a lo real, el aspecto
inferior al superior y la unidad a la suma total.
5.- Dícese que, antiguamente, sólo existían diez signos en el
zodíaco. Y que Leo y Virgo formaban un solo signo con un único
símbolo. Y, si se reflexiona un poco, pronto se ve en ello el origen y la
interpretación de la esfinge, del león con cabeza de mujer: las dos
polaridades, positiva y negativa, el espíritu como león y la materia
como mujer o madre de toda forma.
6).- En el signo de Leo, el hombre se reconoce a sí mismo como
un individuo y empieza su recorrido por el mundo de las experiencias
que le han de proporcionar conocimiento. Pero también en Leo el
hombre consciente de sí mismo empieza su aprendizaje para la

Iniciación. Y es en Leo donde enfrentamos la última prueba del
sendero del probacionismo. Y, cuando ese trabajo lo concluimos, llega
el definitivo adiestramiento para la Iniciación, en Capricornio. Porque:
a).. En Aries, hemos aprendido el control del pensamiento.
b).- En Tauro, hemos aprendido a transmutar el deseo.
c).- En Géminis, hemos recolectado las manzanas de la sabiduría
y hemos aprendido a distinguir entre conocimiento y sabiduría.
d).- En Cáncer, hemos aprendido que es necesario transmutar el
instinto y el intelecto en intuición, elevándolos de categoría.
7.- El aspirante Hércules, en Leo, intuye con claridad lo que se le
avecina porque:
a).- Ya sabe que el futuro depende de las causas puestas en
funcionamiento en el pasado.
b).- Y sabe que, antes de llegar a Capricornio y escalar el Monte
de la Transfiguración, ha de matar a la Hidra en Escorpio.
c).- Y sabe sobre la lucha que habrá de enfrentar en los signos
próximos de Virgo, Libra y Escorpio.
d).- Y sabe que sólo matando al león (el rey de las bestias) en su
propia naturaleza, merecerá la victoria sobre la Hidra en Escorpio.
O sea que él, que ha salido de la masa y que ha creado su
personalidad, ha de matarla, volviendo a ella y sustituyendo el
egoísmo por el altruismo y subordinando el yo al todo.
8.- Resulta interesante y significativo que, en todas las escrituras
sagradas, los acontecimientos más importantes tengan siempre lugar o
en una cueva o en una montaña:
Recordemos que Jesús nació en una cueva; que la personalidad
se vence en la cueva de nuestro interior; que la voz de Dios se escucha
en la cueva interna; que el Cristo interno está en la cueva de nuestro
corazón…
Y recordemos también que hemos de escalar los montes de la
Transfiguración, la de la Crucifixión, y la de la Ascensión.
9.- ¿Y qué significa, en este mito, la cueva con las dos entradas,
una de las cuales hay que cegar para poder matar al león?
Partiendo de que los pioneros de la humanidad poseen un
desarrollo metal agudo y de que el resto de los humanos está

desarrollándose mentalmente muy deprisa, la residencia de las
emociones se está trasladando desde el plexo solar hasta la cabeza.
Porque tenemos en nuestra cabeza una “cueva” muy especial,
que alberga la pituitaria, una de las más importantes glándulas del ser
humano. Esa glándula está protegida por una estructura ósea o cuerpo
pituitario, que consta de dos partes o lóbulos, uno frontal o
antepituitario, que es el asiento de la mente razonadora, de la
intelectualidad, y el otro, postpituitario, que es el asiento de la
naturaleza emocional e imaginativa.
Así que ese cuerpo pituitario con sus dos partes simbolizaría la
cueva con sus dos entradas, en la que Hércules sostuvo su lucha. Y se
nos dice claramente que, sólo cuando hubo bloqueado la entrada de la
emociones (la postpituitaria), desechando hasta su familiar garrote (lo
que simboliza el abandono de una vida egoísta), pudo, utilizando la
otra entrada, la de la mente razonadora, someter al león de la
personalidad solo y con sus propias manos.

Francisco Manuel Nácher
http://elsilenciodelmaestro.blogspot.com.es/

4º TRABAJO DE HERCULES: Capturar la Cierva de Keruneia o de Oro.



1.- Este cuarto trabajo consistió en capturar la cierva de
Keruneia. Artemis había encontrado, tiempo atrás, cinco ciervas
iguales y las había capturado. Sus cuernos eran de oro, sus pezuñas, de
bronce y jamás habían sido alcanzadas por nadie corriendo. Su tamaño
era el de los toros. Artemis utilizó cuatro de ellas para hacerse una
cuadriga y la otra la dedicó a Hera y la situó en el bosque de Keruneia.
Era, por tanto, un animal sagrado y nadie podía tocarla si no quería ser
acusado de impiedad.
Todo un año necesitó Hércules para capturarla, cosa que logró,
al fin, en el templo de Artemisa (la Luna), donde la encerró y se la
cargó a cuestas. Ello provocó que Artemisa se la reclamase. Al
atravesar la Arcadia cargado con ella, se cruzó con Diana y Apolo
que, a su vez, se la reclamaron también. Pero Hércules se negó a
entregársela y, al acusarle ellos de sacrílego, le echó la culpa de su
acto a Euristeo y siguió su camino.
2.- A Cáncer podemos considerarlo como el último de los signos
“preparatorios”. Y ello, tanto si se considera la involución o
introducción del espíritu en la materia, como si se trata de la evolución
o predominio gradual del espíritu sobre la materia, hasta llegar al reino
humano.
El hombre medio, que se ha dotado de una mente en Aries y de
un deseo en Tauro y luego se ha concienciado de la dualidad de su
naturaleza en Géminis, penetra en el reino humano atravesando el
Portal de Cáncer.
El aspirante, ya despierto a lo superior, por su parte, en Aries
se ase fuertemente a su mente y la hace trabajar para sus intereses,
aprendiendo así a controlarla. En Tauro, recibe el primer destello de
luz espiritual, cada vez más fuerte, mientras se aproxima a su meta. En
Géminis, no sólo percibe los dos aspectos de su naturaleza, el material
y el espiritual, sino que el aspecto espiritual o inmortal empieza a
crecer a costa de la parte material o mortal.
3.- Para pasar el Portal de Cáncer hay que haber pasado antes por
el estado de conocimiento animal hasta llegar al humano. Se trata de
25
un proceso inevitable, subconsciente, potencial y ordenado por las
leyes naturales. Más adelante en la evolución, habrá que pasar el
Portal de Capricornio. Pero a éste se entra mediante la iniciación, que
es siempre un proceso voluntario, libre y poderoso. Cáncer, pues,
supone la conciencia del conjunto, de la masa, el espíritu colectivo,
mientras que Capricornio representa al grupo, al espíritu
Universal.
En Aries y en Tauro, percibimos los mundos de los contactos
físicos y de las emociones; en Géminis, el mundo de las ideas
convirtiéndonos en humanos. Tenemos, pues, ya instinto e
inteligencia. Entonces se nos indica, mediante una iluminación
momentánea, que hay más mundos que descubrir y conocer.
4.- Cáncer representa la mente subconsciente, la imaginación
colectiva, el instinto hereditario.
El hombre no evolucionado está inmerso en la masa. El
aspirante, en cambio, se eleva, en este signo, por encima de la
masa, a la que le suma el instinto, y empieza a desarrollar la
intuición.
Los términos instinto, intelecto e intuición son tres distintos
modos de conocimiento. El instinto es la conciencia de la materia y
la vida celular. Por eso Artemisa, la Luna, que gobierna la forma
material, le reclamaba a Hércules la cierva.
Pero el hombre es racional, sabe analizar y posee una mente y
esa nueva capacidad de percepción de un mundo nuevo, es lo que lo
diferencia del animal que era, y le ofrece un nuevo campo de
conocimiento y experiencia. Y el instinto se transforma en intelecto.
El primero le informa del mundo físico y de las emociones que suscita
y el otro pone a su alcance el mundo de las ideas y lo hace humano.
Entonces es cuando el Maestro le dice que hay aún otro mundo, un
mundo con su propio método de contacto.
Expone el mito que, además de Artemisa, le reclamaron a
Hércules la cierva de oro Apolo, el dios sol y por Diana, la cazadora
celeste. ¿Por qué? Porque, así como Artemisa pensaba que la cierva
era el instinto, Diana pensaba que era el intelecto y Apolo pensaba que
era la intuición. Y ése es un problema que aún no hemos resuelto del
todo porque, como discípulos, hemos de aprender a utilizar el
instinto como Artemisa, a su estilo, y el intelecto siguiendo la
26
influencia de Diana, hija del sol; y, a través de él, ponernos en
contacto con el mundo de las ideas y de la investigación; y, luego,
llevar esa facultad al tempo del Sol y transmutarla en intuición
que nos permita conocer las cosas del espíritu.

Francisco Manuel Nácher
http://elsilenciodelmaestro.blogspot.com.es/

3º TRABAJO DE HERCULES: Apoderarse de las Manzanas de Oro de las Hespérides


1.- En ti yace la verdad. Tienes en ti una fuerza, que es la
herencia de todos los hijos de los hombres que son también hijos de
Dios.
Este tercer trabajo se da en el signo de Géminis. Y trata del
trabajo en el plano físico mientras el aspirante empieza a
comprenderse a sí mismo. Antes de poder trabajar en este signo, como
siempre, debe haber un proceso mental, a veces muy lento y muy
largo, para poder unificar, en el plano físico, el cuerpo y el espíritu.
En este trabajo se prueba la sinceridad del aspirante.
Porque en él, para logara las manzanas de la sabiduría, hay que sentir
antes un verdadero deseo de ser bueno y de investigar los aspectos de
la vida espiritual y practicar la autodisciplina, la meditación y la
oración.
De ese modo, el devoto se transforma en un hombre activo
porque el deseo hay que bajarlo al mundo de la realización. En el
mundo físico es donde adquirimos experiencia. Y ésta es la prueba de
Géminis. Porque las causas puestas en el mundo del pensamiento han
de manifestarse aquí como realidades. También es aquí donde,
mediante los sentidos, el espíritu descubre nuevos campos de
conocimiento y nuevas zonas de la existencia a investigar. Es aquí
donde se logra el conocimiento que, finalmente se ha de transmutar en
sabiduría. Porque el conocimiento es la búsqueda del significado,
mientras que la sabiduría es el conocimiento del espíritu.
Sin la comprensión de la forma en que debe aplicarse el
conocimiento, fracasamos, porque la comprensión es la aplicación del
conocimiento a la luz de la sabiduría, a los problemas de la vida y a la
consecución de la meta.

Hércules sen enfrenta, pues, al desafío de juntar los dos polos de
su ser y coordinar espíritu y cuerpo logrando así la unidad en que se
funden los pares de opuestos.
2.- A Hércules se le indica el trabajo a realizar: buscar las
manzanas de oro del Jardín de las Hespérides.
La manzana figura mucho en la mitología. En el Edén, Lucifer
ofreció una a Eva que, al aceptarla, obtuvo el conocimiento del bien y
del mal, es decir, la sabiduría. Es una manera simbólica de exponer la
aparición de la mente y de cómo ese nuevo vehículo empezó a
funcionar en aquel ser que ni era animal ni era humano.
Pero, con la adquisición de la mente llegó también la conciencia
de la propia dualidad, el pensador y lo pensado, la atracción de los
pares de opuestos, del espíritu, que es bueno, y la materia que es mala
si no se deja dominar por aquél para expresarse a través de ella.
Sólo se le dijeron a Hércules tres datos del problema a
resolver: que había un jardín con un árbol en el que crecían las
manzanas de oro; que el árbol estaba custodiado por la serpiente
de cien cabezas; y que, cuando lo encontrara, encontraría allí a
tres hermosas doncellas.

Y, con esos datos, Hércules empezó a explorar el planeta.
Primero fue al norte, luego al sur y al este y al oeste, hasta que
encontró a Nereo. Hércules le preguntó, pero Nereo nunca daba una
respuesta clara y concreta y directa, sino vagas sugerencias o
insinuaciones. Por fin, le dijo la dirección en que debía buscar, lo que
le hizo volver hacia el sur, es decir, retroceder en el camino ya
andado.
En ese camino hacia el sur, Hércules encontró a la serpiente
llamada Anteo, con la que hubo de luchar. Anteo era hijo de Poseidón,
el dios de las aguas, y de Gea, la Tierra. Por eso, cuando Anteo estaba
en contacto con la tierra, su madre, se hacía invencible. Y Hércules,
como todos los discípulos, en esa lucha, tuvo que usar su mente y
descubrir por qué si Anteo perdía contacto con la tierra se debilitaba.
Y, cuando lo hubo descubierto, le fue fácil mantener a Anteo en el aire
y vencerlo. Recordemos que también Moisés tuvo que levantar en el
aire la serpiente para defender a su pueblo, atacado por serpientes
venenosas.
Pero el aspirante a la vida superior ha de defenderse de otro
peligro muy común y que hace caer a muchos candidatos por lo
atractivo que resulta y que es el astralismo.
Géminis es un signo común, es decir, variable, y es un signo de
aire, es decir, mental. Y, en su búsqueda, tras vencer a Anteo, se tuvo
que enfrentar al astralismo, que se ocupa de la apariencia y no de la
realidad. Y por eso, su próximo encuentro fue con Busiris.
Busiris era hijo de Poseidón, el dios de las aguas, y de una
mortal. Y presumía de ser un gran maestro, de poder indicar a
Hércules el camino para llegar a las manzanas de las Hespérides y de
ser el depositario de la verdad. Hércules lo creyó y permaneció mucho
tiempo con él, admirándolo y olvidando el trabajo pendiente. Lo
aceptó como su maestro y guía. Y, cuando Busiris lo tuvo
completamente dominado, lo ató al altar del sacrificio y le hizo olvidar
a Nereo. Hércules, finalmente despertó de aquella sugestión, se dio
cuenta de lo que sucedía y del engaño de que estaba siendo objeto, se
liberó, ató en su lugar a Busiris en el altar y siguió su camino en busca
de las manzanas. Esta parte de la prueba nos muestra los engaños,
retrasos, desalientos y rodeos que contiene el Sendero.
Siguiendo su búsqueda, encontró a Prometeo, atado a una roca y
con los buitres devorándole el hígado, que cada día se renovaba., así
que Hércules, se desvió de su camino para ahuyentar a los buitres y
liberarlo, cosa que hizo.
Y llegó al momento cumbre de la prueba, en el que
encontró a Atlas cargando sobre sus hombros el peso del mundo. Tan
impresionado quedó Hércules con el enorme esfuerzo que Atlas tenía
que hacer para sostener el peso de la tierra que, conmovido, lo
sustituyó en tal tarea. Y entonces se produjo el milagro: Atlas fue al
Jardín de las Hespérides y, sin impedimento por parte de la serpiente
de cien cabezas que las custodiaba y con la colaboración de las tres
doncellas, cogió las manzanas de oro y se las entregó a Hércules que,
instantáneamente, se vio liberado del peso del mundo y libre de la
tarea que se había impuesto por ayudar a aquél.
3.- El problema con el que había que luchar en el signo de
Géminis era que el hombre es espíritu y es cuerpo y hay que
compensar el yo inferior con el Yo Superior.
Esa dualidad de Géminis está representada en muchas escrituras
sagradas. Recordemos sino a Rómulo y Remo (matando el primero al
segundo), a Caín y Abel (haciendo lo mismo), a Cástor y Pólux (uno
mortal y otro inmortal) y a Ismael e Isaac (uno hijo de la carne y el
otro hijo de Dios). Y recordemos las dos columnas a la entrada del
templo masónico.
4.- Esta historia del tercer trabajo contiene, pues, la primera
lección que todo aspirante debe asimilar: que no se puede aprender
nada si no se ha pasado antes por los signos de Aries y de Tauro.
Porque, de otro modo, se caerá en el deseo de poderes y de presumir
y, por tanto, en las garras de los Busiris que prometen la verdad sin
poseerla y hacen perder el tiempo y el dinero a todos. O sea, que a la
realización mística hay que añadir el conocimiento oculto de la
realidad.
El encuentro de Hércules con Nereo resulta muy instructivo.
Nereo es el símbolo del Yo Superior, el verdadero Iniciado, el
Maestro. Una vez puestos en contacto, el Yo Superior se expresará
como con un destello fugaz, tan huidizo que el aspirante no será capaz
de asirlo.
El Maestro, por serlo, no puede hacer el trabajo por el aspirante
y es éste el que ha de encontrar el camino. A lo sumo, le dará alguna
vaga insinuación, que él deberá juzgar si es sabia o no, y desaparecerá.
Pero nunca le dará una instrucción directa y definitiva.
Hay dos razones para que los verdaderos Maestros o
Hermanos Mayores sólo proporcionen un destello de pensamiento o
de atención momentánea, que el aspirante ha de tener muy en cuenta:
Primera: El aspirante individual no es de interés personal para el
Maestro hasta que haya llegado al punto de haber unido
suficientemente su cuerpo y su espíritu, y sea capaz de poder ser
utilizado como canal para, a su través, dirigirle pensamientos y
sugerencias. A medida que esas sugerencias sean seguidas, le dará
más, pero sólo en cuanto se refieran al trabajo que el discípulo ha de
realizar en servicio del mundo. Hemos de tener presente esto y
recordar que sólo llegaremos a maestros dominando nuestra parte
mortal mediante los esfuerzos de nuestro propio espíritu, que es un
hijo de Dios y ha de saber sobreponerse, poco a poco, a su hermano
mortal..
Segunda: Los cuerpos físicos de los aspirantes no están en
condición de soportar la elevada vibración de quienes ya se han
realizado. El cuerpo sería destrozado y el cerebro sería sometido a
demasiado esfuerzo, si uno de los Maestros hiciera constante
contacto con un discípulo, antes de que éste hubiera aprendido a
conocer a Nereo como el símbolo de su propio yo superior. Cuando,
por nuestros propios esfuerzos, estemos empezando a vivir como
espíritus y, cuando, por nuestro propio autoiniciado empeño,
estemos aprendiendo a servir y a ser canales de energía espiritual,
entonces conoceremos a Nereo más íntimamente; y, casi
inevitablemente, nuestro conocimiento del trabajo que los Grandes
tienen que hacer, será tan vital y tan real, que renunciaremos a
nuestro propio deseo por el contacto y buscaremos sólo levantar la
carga que ellos llevan.
5.- Cuando los aspirantes hayan aprendido a olvidarse de
ellos mismos para servir, y a perder de vista su egoísmo espiritual
ayudando a la humanidad, podrán pasar, como iniciados, a través
del Portal del Sendero que conduce de la oscuridad hacia la Luz y
de lo ilusorio a lo Real.
Hércules, el discípulo, había sentido el toque del Yo
Superior, pero no lo suficiente para permanecer con Nereo. Por
eso hubo de regresar hacia el sur, es decir, al mundo.
Tuvo que luchar con Anteo, la serpiente (o gigante). Pero, esta
vez, no era la serpiente del deseo, sino la de los hechizos del
psiquismo inferior, que aparecen en las primeras etapas y atraen,
inevitablemente, el interés de los aspirantes.
El aspirante se interesa en la escritura automática, o aprende a
sentarse y escuchar "voces", se vuelve astralmente clarividente y
clariaudiente, se une a la confusión del plano psíquico, y así cae
dentro de las trampas y peligros latentes del astralismo. Y se
vuelve negativo, porque está todo el tiempo tratando de oír o ver
lo que no es físico.
De un modo u otro, pues, el aspirante que ha dejado a Nereo, se
ha de encontrar con la serpiente y tendrá que luchar con ella. Como el
mito lo relata, durante largo tiempo Hércules no pudo vencer pero,
cuando levantó a la serpiente en el aire, triunfó.
Los aspirantes deberían renunciar a todo interés en los
fenómenos psíquicos, y a excluir, tan firmemente como puedan, el
plano etérico, hasta que hayan desarrollado el poder de ser
intuitivos, y de interpretar sus intuiciones por medio de una mente
bien desarrollada, bien provista y bien entrenada.
6.- La próxima etapa de la búsqueda de Hércules es
igualmente aplicable a la humanidad en su conjunto. El cayó en las
garras de Busiris, que pretendía ser un gran maestro. Y, durante un
largo período de tiempo Hércules estuvo cautivo de Busiris sin
saberlo. El mundo hoy en día está lleno de maestros; de Busiris que
afirman que son iniciados, que son los custodios de la verdad, y que
tienen un camino seguro y cierto de desarrollo que debe,
inevitablemente, capacitar al aspirante para realizarse. Pero el
verdadero iniciado es conocido por su vida y sus actos; está
demasiado ocupado sirviendo a la raza, para perder el tiempo en
interesar a la gente sobre sí mismo; y no puede hacer promesas
más allá de decir a cada aspirante: "Éstas son las reglas; éste es el
camino que todos los santos y Maestros de Sabiduría han
recorrido; ésta es la disciplina a la cual has de someterte; y, sólo si
tratas de resistir y tener paciencia, alcanzarás la meta." Y esto es,
precisamente, lo que ofrece la Filosofía Rosacruz que, desde al
principio, anuncia al estudiante que, en su seno, no hay Busiris y
que cada cual ha de ser sus propio Maestro.
7.- Hércules se liberó, como lo hacen todos los buscadores
sinceros; y habiendo escapado del mundo psíquico y seudoespiritual
empezó a servir.
Primero, se liberó a sí mismo bajo el símbolo de Prometeo, el
que significa Dios encarnado, liberándolo de la tortura de los buitres
de lo antiguo. Hércules se liberó a sí mismo de los buitres del deseo,
que por largo tiempo lo habían torturado. Dejó de ser egoísta, y de
buscar su propia satisfacción. Prometeo, el Dios interior, podría
adelantarse al servicio del mundo y levantar la carga de Atlas.
Después del sacrificio viene la recompensa, y Hércules recibió
su gran sorpresa después de liberar a Prometeo. Habiendo abandonado
su búsqueda para ayudar al mundo, Atlas fue en su lugar al jardín y le
trajo las manzanas de oro, poniéndole en contacto con las tres
hermosas doncellas, los tres aspectos del espíritu.
No debemos, pues, olvidar que el camino hacia nosotros mismos
discurre, siempre y exclusivamente, a través de actos de amor a los
demás.

Francisco-Manuel Nácher.
http://elsilenciodelmaestro.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...