Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 26 de agosto de 2015

LA PAZ O EL SUFRIMIENTO ......




LA PAZ O EL SUFRIMIENTO ......
Publicado por Graciela Muesa en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
En ciertas situaciones extremas, en donde está en juego la paz o el sufrimiento, todavía puede ser imposible para ti aceptar el Ahora.
Pero siempre hay una segunda oportunidad.
Tu primera oportunidad es entregarte a la realidad de ese momento.
Sabiendo que lo que se no se puede deshacer – porque ya es – tú dices que sí a lo que es o aceptas lo que no es.
A continuación, haces lo que tienes que hacer, sea cual sea la situación.
Construye un estado de no resistencia, un estado de gracia y ligereza, libre de lucha.
Si permaneces en ese estado de aceptación, se termina la negatividad, no hay más sufrimiento, se acaba la infelicidad.
Siempre que no puedas hacer eso, cada vez que no generas suficiente presencia consiente y caes en algún patrón de resistencia habitual e inconsciente, sea porque tengas que afrontar una condición tan extrema como para que la consideres absolutamente inaceptable para ti o por algún otro motivo, se creará dolor y sufrimiento alrededor tuyo.
Te podrá parecer que la creadora de ese dolor es la situación misma, pero cuando la analices más profundamente, verás que la resistencia que le pones, es la generadora de este sufrimiento.
Entonces aparece tu segunda oportunidad: si no puedes aceptar lo que está fuera, entonces acepta lo que hay dentro. Si no puedes aceptar la condición externa, acepta la condición interna.
Esto significa: no te resistas, permite que sea, déjate llevar por el dolor, la desesperación, el miedo, la soledad o cualquier forma de sufrimiento. Sé presencia sin etiquetar mentalmente. Sólo Abrázalo.
Luego ve cómo opera el milagro de la rendición transmutando todo ese profundo sufrimiento en paz insondable. Esta es tu crucifixión. Deja que se convierta en tu resurrección y ascensión.
Cuando el dolor es profundo, la rendición a él parece inútil y sin sentido. Cuando el sufrimiento es implacable, es probable que tengas un fuerte deseo de escapar de él en lugar de rendirte. No quieres sentir lo que sientes. ¿Qué podría ser más normal? Pero no hay escapatoria, no hay salida.
Hay muchos tipos de pseudoescapes, trabajo, bebida, drogas, ira, proyecciones apocalípticas, represiones, y así sucesivamente, pero nada de eso te liberan del dolor. El sufrimiento no disminuye en intensidad cuando lo procesas en forma inconsciente. Cuando lo niegas, todo lo que haces, piensas o dices se contaminan con él. Transmites, por así decirlo, toda esa energía dolorosa y reprimida y otros la recogen subliminalmente.
Si ellos son inconscientes, se sienten obligados a atacar o herir de alguna manera, y a la vez, hieren a otros con una proyección inconsciente de su estado interior. No olvides que atraes y manifiestas lo que sientes interiormente.
Cuando no hay manera de salir, todavía tienes una. No te apartes del dolor, enfréntalo. Siéntelo plenamente, no lo pienses! Exprésalo si lo consideras necesario, pero no crees un script en tu mente. Presta toda tu atención a la sensación, no a la persona, evento o situación que parece haberlo causado.
No dejes que la mente utilice el dolor para crearte una identidad de víctima Sintiendo lástima por ti mismo y diciendo a los demás tu historia, te mantendrá atrapado en el sufrimiento.
Dado que es imposible escapar de la sensación, la única posibilidad de cambio es entrar en ella; de lo contrario, nada va a cambiar.
Así que brinda toda tu atención a lo que sientes, y evita de etiquetarlo mentalmente. Al entrar en el sentimiento, estarás intensamente alerta.
Al principio, puede parecer como un lugar oscuro y aterrador, y debes vencer el impulso de apartarte, debes observarlo, pero no actuar sobre él. Mantente atento en el dolor, el miedo, el temor, la soledad, lo que sea. Este es el Cristo en el Monte de los Olivos.
Sigue alerta, presente con todo tu Ser, con cada célula de tu cuerpo. Mientras lo haces, estás trayendo luz en esta oscuridad, la llama de tu conciencia.
En esta etapa, no tiene que preocuparte de nada más. Ya sucedió. Cómo? Tu atención completa es la plena aceptación, es la rendición. Al dar toda tu presencia, utilizas el poder del Ahora, todo tu poder.
Todavía la resistencia se puede hacer presente, pero tu estado de presencia hace desaparecer el tiempo y con él al sufrimiento y la negatividad.
La aceptación del sufrimiento es un viaje hacia la muerte. Ante el dolor profundo, permitiendo que sea, es entrar en la muerte conscientemente. Cuando haya ingresado a esta muerte, te darás cuenta que no existe, no hay nada que temer, sólo es el ego que muere.
Imagina un rayo de sol que se ha olvidado que es una parte inseparable del sol y se engaña a sí mismo en la creencia de que tiene que luchar por la supervivencia y crear y aferrarse a una identidad que no sea el sol. La muerte, de este engaño, ¿no es increíblemente liberadora?
¿Quieres una muerte fácil? ¿Prefieres morir sin dolor, sin agonía? Entonces deja el pasado y el futuro, céntrate en cada momento, intensamente obsesivamente, entrégate a él por entero, deja que la luz de tu rostro brille lejos de los plazos y los recuerdos.
Este es el Camino de la Cruz.
La Iluminación a través del sufrimiento

Desactivo los lazos energéticos con personas que ya no quieres



Los lazos energéticos son una especie de hilos o pequeños tubos de energía que se crean entre las personas y por los cuales se manda información o energía. Estos lazos van de chakra a chakra, uniendo todos nuestros chakras a las personas con las que nos relacionamos, y principalmente uniendo los Chakras del Corazón. Por ejemplo, es posible que te haya pasado que te ha venido a la mente una persona y al cabo de unos instantes, esta te ha llamado por teléfono. Pues esto es debido a los lazos energéticos. Lo que sucede aquí es que la otra persona empieza a pensar en nosotros antes de llamarnos, esta información nos llega por el lazo que tenemos con ella, la captamos de forma inconsciente, pero de algún modo sentimos que sucede algo con esa persona. Después ella nos llama.

Cuanto más tiempo hace que conocemos a una persona y más íntima es nuestra relación con ella más fuerte es el lazo que nos une. Es decir, es un lazo que está muy conectado en nuestro charka y es bastante grande, es decir, capaz de transmitir mucha información y energía. Si al otro extremo del lazo tenemos a una persona que nos quiere, esta nos enviará buenos pensamientos y bonitas energías. Pero si al otro lado del lazo tenemos a una persona que nos odia, y que está todo el día pensando mal sobre nosotros, por el lazo nos llegarán estos malos pensamientos y malas energías. Tanto es así, que hasta podemos llegar a podernos enfermos. Trabajo con Lazos

Durante nuestra vida nos podemos encontrar en muchas circunstancias en las cuales se necesario hacer algo con nuestros lazos energéticos. Por ejemplo, si rompes con tu pareja y no habéis quedado muy amigos. O si hay alguien de tu trabajo que te envidia y quiere tu puesto de trabajo. O si tienes un vecino al que le gusta tu pareja y le encantaría quitarte de en medio. En fin, sin ser mala persona, es posible encontrarse en situaciones en la que tengamos que actuar y hacer algo con nuestros lazos energéticos.
Tenemos dos opciones:

Poner un filtro. Esta opción consiste en crear un filtro energético y ponerlo en el lazo, programándolo para que filtre todos los pensamientos negativos y energías de baja vibración que nos puedan llegar.

De este modo ya no nos afectará la energía negativa que nos manda el compañero de trabajo al que vemos todos los días.
Cortar lazos. Esta opción consiste en cortar el lazo que nos une con esa persona. Esta opción supone cortar las relaciones, y esto hará que nos distanciemos de esa persona, incluso que no la volvamos a ver. Por ejemplo en el caso que tengamos una ruptura de pareja, y terminemos muy mal con esa persona y no la queramos volver a ver, esta opción nos puede ayudar en ello.

Como poner un Filtro
Esto es un pequeño ejemplo de los pasos a seguir para poner un filtro energético a nuestros lazos energéticos.

Siéntate cómodamente en tu postura habitual de meditación. Haz unos instantes de respiración consciente, relájate y serena tu mente. Cuando estés tranquilo y apaciguado, visualiza tu Canal Central y realiza la conexión Cielo-Tierra. Imagina como al inspirar te va llegando energía del Cielo y de la Tierra a tu Chakra del Corazón. Tu Chakra se va llenando de energía y una vez está lleno empieza a expandir energía hacia todo el cuerpo. Sigue inspirando y absorbiendo energía hasta que estés completamente luminoso.

Cuando llegues a este punto imagina como la luz atraviesa las barreras de tu piel y tu aura se empieza a llenar de luz.

Una vez tu aura esté completamente luminosa, empieza a tomar contacto con la persona a la cual le vas a poner un filtro. Recuerda que en el fondo esa persona es un Ser de Luz maravilloso, y lo que te está haciendo ahora forma parte de su evolución y no es nada personal contigo. Perdónale por sus acciones, pero no dejes que estas te perjudiquen. Visualiza tus Chakras, y los Chakras de la otra persona. Visualiza los lazos entre los Chakras, siente la conexión que hay entre esa persona y tú.

Ahora, aproximadamente a mitad de camino entre tú y esa persona crea un filtro energético de un metro de espesor y sitúalo en el lazo. Mentalmente haz una afirmación positiva del tipo: “este filtro energético filtrará las energías de baja vibración y no las dejará pasar, pero si dejará que pasen las energías de alta vibración”. Para reforzar más el filtro energético podemos hacer uso de los símbolos de Reiki, en especial el Cho-Ku-Rei, però también si lo sentimos de otros. También es preferible que el filtro sea de color violeta. Repite esta operación entre los lazos que se crean entre los Chakras 2o, 3o, 4o, 5o y 6o. Con un especial inciso en el Chakra del Corazón.

hilos energeticos 


Es posible que tengas que repetir más veces esta meditación, o que de vez en cuando tengas que renovar los filtros. Si tienes a alguien que te está mandando mucha carga negativa sería conveniente incluso hacerlo a diario. Los efectos de esta meditación se empiezan a notar al cabo de pocos días.
Como cortar Lazos
Con esta pequeña meditación puedes hacer este trabajo de cortar lazos energéticos.

Siéntate cómodamente en tu postura habitual de meditación. Haz unos instantes de respiración consciente, relájate y serena tu mente. Cuando estés tranquilo y apaciguado, visualiza tu Canal Central y realiza la conexión Cielo-Tierra. Imagina como al inspirar te va llegando energía del Cielo y de la Tierra a tu Chakra del Corazón.

Tu Chakra se va llenando de energía y una vez está lleno empieza a expandir energía hacia todo el cuerpo. Sigue inspirando y absorbiendo energía hasta que estés completamente luminoso. Cuando llegues a este punto imagina como la luz atraviesa las barreras de tu piel y tu aura se empieza a llenar de luz.
Una vez tu aura esté completamente luminosa, empieza a tomar contacto con la persona con la que vas a romper lazos. Recuerda que en el fondo esa persona es un Ser de Luz maravilloso, y lo que te está haciendo ahora forma parte de su evolución y no es nada personal contigo.

Perdónale por sus acciones, pero no dejes que estas te perjudiquen. Visualiza tus Chakras, y los Chakras de la otra persona. Visualiza los lazos entre los Chakras, siente la conexión que hay entre esa persona y tú.

Ahora, imagina unas tijeras energéticas y ve cortando los lazos con esa persona. Hazlo de uno en uno y cada vez que hagas un corte añade una pequeña afirmación positiva del estilo: “corto este lazo con (nombre de la persona)”. Repite esta operación entre los lazos que se crean entre los Chakras 2o, 3o, 4o, 5o y 6o. Con un especial inciso en el Chakra del Corazón.

Cuando cortamos un lazo energético sucede que se produce un pequeño desgarro en el aura, tanto en la nuestra como en la de la persona con la que rompemos el lazo. Por eso en necesario que después de cortar lazos hagamos un poco de Reiki a la otra persona para reparar su aura, y también que nos hagamos Reiki a nosotros para reparar la nuestra.

Es necesario que después de cortar lazos con una persona demos la siguiente orden: “no te permito que vuelvas a engancharte a mí”. De este modo a la otra persona no le será posible volver a crear y reconectar los lazos contigo.
Una vez hecho esto despídete de esa persona deseándole lo mejor en su camino.
Es posible que tengas que repetir más veces esta meditación, sobre todo si los lazos que te unen a esa persona son muy fuertes. Los efectos de esta meditación se empiezan a notar al cabo de pocos días.

Conclusión
Tanto cuando ponemos filtros a nuestros lazos como cuando los cortamos, nos tenemos que asegurar que por nuestra parte no queda ninguna negatividad hacia esa persona. Que realmente la hemos perdonado y deseamos continuar nuestro camino sin que esto nos afecte más.

Ya que el perdón nos libera a nosotros, deshace los nudos que hayamos podido crear en nuestro Chakra del Corazón. Por mucho que pongamos filtros o cortemos lazos con una persona, si yo no he sanado mi parte de la relación seguiré sufriendo y enganchado a esa situación o persona. La liberación del sufrimiento siempre empieza en nosotros.

Ahora que tienes esta información es necesario que hagas buen uso de ella. Es decir, no empieces ahora a poner filtros y a romper lazo a diestro y siniestro. Utiliza estas técnicas solo con esas personas a las que realmente creas que es necesario tomar este tipo de medidas. Vivir puede significar sufrir durante un tiempo, equivocarse, sentir. Si nos protegemos excesivamente de las personas y las situaciones vamos a acabar aislados del mundo y esto no es vida. Aislarnos del mundo no nos va ayudar en nuestra evolución.

Por Miquel Vidal
http://www.reikiactivo.com
http://soyespiritual.com/

NUESTRO COMPROMISO



NUESTRO COMPROMISO
Estamos en la Tierra en un momento prodigioso, donde hemos pedido estar para presenciar y experimentar directamente lo que está ocurriendo, porque representa una oportunidad extraordinaria para evolucionar.
Nuestros guías tienen el deber de proporcionarnos todos los elementos necesarios previstos, para participar en el Plan de nuestro Ser.
Nuestro verdadero hogar está en otras dimensiones, y ellas se nos ponen al alcancen en estos tiempos, para retomar al Hogar a través de la Ascensión.
Ser lo que somos, Seres con una capacidad latente de Amor infinita sirviendo al planeta a elevarse con nosotros, al fin podemos desvelar nuestra verdadera identidad como Instrumentos de Amor, donde nos preparamos TODOS JUNTOS para dar el paso inevitable hacia los estados más sutiles, más puros del Mundo de Regeneración.
Para muchos de nosotros, la presente es la última vida en esta dimensión, por lo tanto hay que limpiar y purificar y eso nos trae muy atareados y movilizados.
Está teniendo lugar una profunda limpieza, y esperamos los exámenes finales.
Son las últimas etapas de nuestra evolución en este ciclo de dualidad, y hay que estar libres de cualquier apego a viejas energías.... que no dejan lugar al Fluir natural de las nuevas.
Isabel Garcia Garcia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...