Mis Amigos Seguidores en Google

sábado, 18 de julio de 2015

Libro La Voz Interior : Ésta es la primavera de la Nueva Era por Eileen Caddy (1-10 de Julio 2015)





Libro La Voz Interior : Ésta es la primavera de la Nueva Era por Eileen Caddy (1-10 de Julio 2015)
Julio, 1
Regocíjate y da eternas gracias, pues sabes que vives por siempre. Lo haces de día en día, viviendo cada momento plena y gloriosamente, olvidando el pasado, sin preocupación por el futuro, simplemente aceptando que la vida es eterna y que no tiene ni principio ni final. Siempre que creces y te expandes en conciencia, comienzas a entender el misterio y la maravilla de la vida eterna y la realización de tu Unidad conmigo, el Creador de la vida. Paso a paso avanzas hacia adelante y hacia lo alto llena de paz, tranquilidad y serenidad, dándote cuenta de que todo está en Mis manos, de que no hay nada que deba preocuparte. La vida se convierte en una verdadera carga solo si intentas anticipar demasiado, lo cual es algo que a muchas almas les proporciona temor, incertidumbre e incluso falta de fe y creencia. Hazte como una niña pequeña, libre y contenta, y la vida será una continua fuente de deleite para ti. Cree en la vida y vívela plenamente.
Julio, 2
N0 puedes probar nada a menos que lo sometas a examen. Tienes que entrar en la fe y hacer lo que parece imposible. Tienes que aprender a vivir más allá de ti misma, más allá de tus propios límites, tienes que probar que conmigo todas las cosas son posibles. Limitarte a vivir dentro de tu pequeño y confinado yo, temerosa de poner la vida a prueba, no te conducirá a ninguna parte, y no podrás ver Mi mano en todas las cosas. No temas nada; tan sólo has de saber que YO ESTOY contigo siempre y te guiaré y te dirigiré paso a paso. Muestra al mundo que todas las cosas son para bien para las almas que de verdad Me aman y Me ponen en primer lugar en todas las cosas. Espera milagro tras milagro y mira cómo se producen. Contempla la manifestación del nuevo cielo y de la nueva tierra a medida que aprendes a llevar esta vida y a hacer que funcione. Mira cómo se sucede una maravilla tras otra, porque estás viviendo todo esto y lo estás poniendo en práctica.
Julio, 3
Afínate, encuentra tu propia nota, y haz que suene alta y con claridad pues eres parte de la vasta orquesta de la vida. Tienes tu parte específica que desempeñar, así que no intentes jugar el papel de nadie más. Busca y encuentra el tuyo propio y permanece fiel a él. Cuando aprendas a hacerlo, todo irá muy, muy bien. Son aquellas almas que pretenden interpretar la nota de algún otro las que se encuentran discordes con el resto. Nunca intentes ser como alguna otra persona o hacer lo que algún otro está haciendo. No quiero que todos seáis idénticos, como los guisantes en la vaina. Os necesito a todos diferentes con vuestras propias cualidades y dones individuales. Una orquesta compuesta por los mismos instrumentos sería muy monótona. Cuantos más instrumentos se mezclan con perfecta armonía en la orquesta, más rico y hermoso resultará el sonido.
Julio, 4
«Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados». Cuando tu anhelo sea lo suficientemente fuerte, será saciado, porque buscarás cada vez más la respuesta y no quedarás satisfecha hasta haberla encontrado. Tendrás la determinación, la paciencia, la perseverancia y la persistencia que te permita escudriñar hasta el último rincón para encontrar lo que buscas en este camino espiritual, la realización de tu Unidad conmigo. Nunca te sientas descorazonada o que estás haciendo castillos en el aire; tan solo has de saber que encontrarás lo que buscas al final si no desfalleces en el camino o te rindes con desesperación. Puesto que merece la pena superar cada obstáculo para alcanzar la meta, ten determinación para vencerlos, y no cedas a la tentación de creer que has dado con algo insuperable o imposible. Sé fuerte y valerosa, y continúa adelante, siempre adelante, y con toda seguridad llegarás.
Julio, 5
Tus pensamientos de abundancia determinan si tus necesidades van a quedar satisfechas o no. Cuando piensas en términos de pobreza, y cuando permites que aniden en tu conciencia el miedo, el temor, la preocupación, la inferioridad, la avaricia, el egoísmo y la ansiedad, al igual que cuando te aferras a esos estados negativos, atraes lo peor hacia ti. Cuando piensas como pobre, eres pobre, pues te privas de todas las cosas buenas de la vida que son tuyas si reajustas tu forma de pensar y la actitud hacia ellas. Comienza ahora a pensar en términos de prosperidad. Considera que todas tus necesidades están quedando satisfechas de un modo maravilloso. Niégate a considerarte carente de algo, porque si careces de algo, la falta está en tu propia conciencia. ¿Por qué detener el flujo de Mi suministro abundante, ¡limitado, por medio de tu conciencia limitada, constreñida? Cuando comiences a entender y a aceptar de dónde procede todo, y cuando puedas darme gracias por todo de un modo libre y gozoso, no carecerás de nada absolutamente.
Julio, 6
Pon toda tu fe y confianza en Mí, pues has de saber que nunca te defraudaré ni te abandonaré. Nada de lo que emprendas es imposible, porque puedes hacer todas las cosas conmigo. Vive según la fe. Quiero que veas surgir el bien de cada situación, por muy extraña que esa situación te pueda parecer. Muéstrate dispuesta a que tu fe y confianza queden sometidas a examen una y otra vez, porque ¿de qué sirve hablar de fe y confianza si no las pones a prueba y ves qué resultados te dan a ti? ¿Estás dispuesta a dar un salto con completa fe y a hacer lo aparentemente imposible, no como una bravata, sino porque sabes sin asomo de duda de dónde procede? No hables de la fe hasta que la hayas puesto a prueba y compruebes que es inquebrantable. Obtén tu fuerza y tu capacidad de Mí, pues cuando YO ESTOY contigo, ¿quién podría estar contra ti?
Julio, 7
No puedes decir que me amas y odiar a tus semejantes, porque el amor y el odio son como el aceite y el agua; no se mezclan. Cuando Me ames de verdad, amarás a tus semejantes. Os amaréis los unos a los otros. Mostraréis compasión y entendimiento mutuos. Cuando os améis los unos a los otros, Me amaréis a Mí. Están tan engarzados que no se pueden separar ¿Cómo es el amor que os profesáis? ¿Estás dispuesta a renunciar a ti misma por otra alma? El amor no necesita ser expresado con palabras; se ve y se siente en la acción. Irradia desde dentro. El amor es el lenguaje del silencio. Se puede entender y aceptar sin pronunciar una sola palabra. Es un idioma internacional que se entiende por medio del corazón, no por medio de la mente. No importa tu nacionalidad, siempre hay modos de expresar el amor y de comunicarlo con absoluto silencio. Tus ojos, tu corazón, tu actitud, tu ser entero pueden dar a entender lo que estás sintiendo hacia otra alma.
Julio, 8
Comienza bien el día en Unidad conmigo. Entonces, nada de lo que te ocurra durante el día podrá alterarte. Al empezar esta vida espiritual por primera vez, has de hacer un esfuerzo consciente por armonizarte, pero a medida que va formando cada vez más parte de tu propio ser, ya no supone un esfuerzo y vives de tal manera que eso eres tú. Encuentras un enorme gozo y libertad. No has de emplear la mitad de tu tiempo en oración buscando el perdón, temerosa de equivocarte o preocupada por si te sales del cauce y vas contra la corriente. Cuando cometas una falta, acepta el perdón enseguida y ten la determinación de no volver a cometer la misma falta de nuevo. Sigue adelante, hasta que vivir de este modo deje de suponer un esfuerzo y sea un auténtico gozo, hasta que sepas lo que es ser una conmigo y estar en perfecta paz.
Julio, 9
Para ir al compás de la vida, has de aprender el arte de quedarte quieta, pues cuanto más queda estés, con mayor claridad podrás reflejar las cualidades de tu alma. ¡Qué fácil resulta echar las culpas al ambiente, a tu situación o a tus condiciones por el estado en que te encuentras! Ya va siendo hora de que dejes de hacerlo y de que te des cuenta de que la causa está en ti. Cuando busques y encuentres la paz y quietud interior, nada ni nadie será capaz de molestarle o de sacarte de quicio. Mira a tu alrededor; mira la belleza y la perfección de la naturaleza. Todo es ritmo en la naturaleza. Hay una ley y un orden perfecto en Mi universo. Nada es discorde; hay un tiempo y una razón para todo. Está ahí para que todas las almas lo vean y participen de él, así pues, acompásate con él. Fluye con él; y sé parte de la ley y el orden de Mi universo.
Julio, 10
¡Qué importancia tan grande tiene tu actitud recta y positiva hacia el día de hoy y hacia todo lo que él te trae!. Según el enfoque que tengas, puedes aguarlo o hacer que sea perfecto. La diferencia radica en tus reacciones a las cosas a medida que suceden. Cuando tus reacciones son negativas y agresivas, de inmediato alzas barreras y creas oposición, encontrando faltas con las que acusar a los otros. Estás tan ciega que no puedes ver que eres tu misma la que ha cometido la falta y vas por ahí con resentimiento. Si tus reacciones son positivas y constructivas, todas las barreras caerán y verás cómo te viene ayuda y cooperación por todas partes. Si has cometido un error, admítelo, di que lo lamentas y continúa. Entonces no se malgasta un tiempo precioso tratando de justificarse y de probar que estás en lo cierto. Tienes que aprender muchas lecciones. Apréndelas rápidamente e intenta no cometer la misma falta dos veces.

HOMBRE NUEVO



HOMBRE NUEVO
La Tierra sangra. Se agita. Se retuerce de dolor. La oscuridad marcha a paso firme, pisoteando flores, marchitando esperanzas, sembrando temor e incertidumbre. El escenario mundial se muestra como un cuadro sombrío, dominado por la ambición, la inseguridad, el desequilibrio y la incoherencia.
Hay olor a derrumbe. Hay olor a muerte. El hombre viejo está sucumbiendo. Lo sabe y se resiste. Su programación mental le impide aceptar que le llegó su hora. Soplan vientos de cambio. Se aviva la llama del espíritu. Un nuevo hombre es llamado al escenario de la vida.
Hay que armarse de coraje para leer los diarios y ver los noticieros. La negatividad es el signo que manifiesta cada título: robos, asaltos, crímenes, bombas, guerras, conflictos, peleas, abusos, accidentes… Intoxica el espíritu tanta densidad compactada.
La calle confirma las noticias. No hay baldosa que no esté salpicada con manchas de violencia, bronca o descontento. El aire está viciado por vibraciones rastreras. ¿Existen alternativas de cambio?
Aunque todo pareciera indicar que no, la buena noticia es que detrás de este tétrico escenario se está gestando una nueva función. La obra se llama “Hombre nuevo”. Falta poco, muy poco, para que esta nueva puesta en escena irrumpa.
Por medios no tradicionales se va haciendo el anuncio de que se necesitan actores para que la función cobre vida. Escuchar el llamado requiere de un corazón sensible y un espíritu libre de condicionamientos sociales, que no tema al “qué dirán”.
A través de los sueños, las intuiciones y las emociones más puras, el anuncio golpea a cada instante las puertas del alma. La mente sube el volumen, potencia la confusión, y con la ayuda del ego y la razón refuerza las paredes de la indiferencia, para que el mensaje no llegue a destino y naufrague en el olvido.
Tarde o temprano, el muro caerá y el hombre despertará a una nueva realidad; porque el mensaje lleva la fuerza del agua, que todo lo erosiona.
¿Y por qué tanto caos? El caos es lo que da lugar a que la transformación ocurra. Cuanto más caos, señal de una transformación más profunda y visceral. Viejos esquemas se están resquebrajando. Los modelos autoritarios y represivos dan claras evidencias de agotamiento, por carecer de valores humanos.
Las bases que cimentaron una economía deshumanizada y despiadada cruje. La vieja mentalidad que alimentó a un multitudinario ejército de corporaciones inescrupulosas está siendo acorralada por los consumidores inteligentes que, con sus decisiones de compra, castigan la irresponsabilidad y se muestran a favor del medio ambiente.
Esta vez el cambio no vendrá de afuera, sino de adentro. Desde el mismo centro de su ser. En la medida en que cada uno se transforme, en la medida en que cada uno se adueñe de su destino, de su derecho a “ser humano”, estaremos cada vez más cerca de vivenciar la obra.
Esta vez no como simples espectadores, sino como partícipes necesarios, que harán brillar –con maestría– sus dones y talentos al servicio de un mundo sin fronteras, que se unificará bajo la bandera del amor. No se trata de una obra para ver, sino para protagonizar. Una obra para sentir y para vibrar.
Co–crear una realidad distinta, más humana y armónica, es tarea de todos. Es algo indelegable y también impostergable. La multitud como tal no existe, sino que se compone de la suma de personas. Por eso quiero recordarle que su transformación vale, y mucho, porque suma. Todo suma. Incluso los pensamientos, porque crean realidades.
De nada sirve protestar por el entorno adverso en que estamos sumidos, si no hacemos absolutamente nada para tratar de revertirlo. Con nuestras actitudes pasivas, que se apoyan sobre los bastones de la apatía y la indiferencia, también somos cómplices de estos tiempos violentos que presagian un futuro apocalíptico.
Si usted es de los que cree que el llamado no existe, cierre los ojos, relájese, lleve sus manos al centro de su pecho y pregúntele a su alma si tiene algún mensaje para darle. Si pese a todo no escucha nada, no se preocupe. Ella sabe que nunca fue bueno a la hora de escuchar, así que le traerá la respuesta de mil maneras distintas.
Apelará a la magia de la sincronicidad y dibujará la respuesta en las letras de las canciones, las palabras de un desconocido o en el canto de los pájaros. Preste atención. Esté atento, el mensaje llegará.
Sabía que tal vez usted querría un adelanto sobre el contenido de la obra, por eso le pedí ayuda a mi ángel de la guarda, quien sonriendo me dijo: “La obra mostrará el resurgir del hombre como ser multidimensional, en perfecta sincronía con su cuerpo, mente y espíritu.
Conectado con la existencia. Construyendo un nuevo espacio. Dando impulso a una nueva visión que estará gobernada por la alegría y el sentir, por el poder de lo simple. Habrá unidad, respeto y cooperación. La palabra dada recobrará su valor y renacerá la confianza.
Las injusticias no tendrán cabida porque el hombre reconocerá que somos parte de una misma energía, por lo tanto será consciente de que lo que le hace a otro se lo está haciendo a sí mismo.
Deciles que en el texto de la obra, palabras como fluir, meditar, elevar, disfrutar, empatía, sinergia y contemplar serán una constante. Deciles que los espero, que es hora de reencontrarnos”.
Nunca se sabe. Quizá cuando el telón se levante más de uno se sorprenda cuando una voz en off agradezca, entre otros, a los maestros del caos, del desentendimiento, de la indiferencia, de la confusión y del dolor, porque hicieron posible que la alquimia acontezca, al servir de fondo para marcar el contraste necesario que impulsó el cambio.
Ahora haga una pausa. Mire su reloj. observe cómo corre el segundero. Sepa que al igual que la palabra pronunciada y la flecha disparada, las oportunidades desperdiciadas no retornan jamás. Se van al mismo sitio en donde se oculta el tiempo perdido.
Tíldeme de loco si quiere, no me importa. Sólo soy un simple mensajero. Nuestro contrato álmico decía que en caso de que lo olvidara se lo volviese a recordar: “Su misión de vida es anclar en la dimensión física lo más puro de su ser”. Despierte, hombre nuevo, ya es tiempo de subir al escenario.
libro Despertar
Julio Andres Pagano

La Experiencia cercana a la Muerte de Mellen Thomas Benedict




El Camino Hacia la Muerte
En 1983 moría de un cáncer terminal. La condición que Yo tenía era inoperable; y cualquier clase de quimioterapia que me dieran solamente me convertiría más en un vegetal. Me dieron entre 6 y 8 meses de vida. Yo había sido un fanático de la información en los años 1970’s; y me había vuelto cada vez más pesimista respecto a la crisis nuclear, a la crisis ecológica; y así sucesivamente. Así que puesto que Yo no tenía una base espiritual, comencé a creer que la naturaleza había cometido un error; y que probablemente nosotros éramos un organismo canceroso en el Planeta. Yo no veía ninguna manera de que pudiéramos salir de todos los problemas que habíamos creado para nosotros mismos y para el Planeta. Yo percibía a todos los Humanos como cáncer; y eso fue lo que Yo obtuve.
Eso fue lo que me mató. Ten cuidado con cuál es tu visión del Mundo; se puede representar en ti, especialmente si es una visión negativa del Mundo. Yo tenía una visión seriamente negativa, que fue la que me condujo a mi muerte. Ensayé todas clases de métodos alternativos de sanación, pero ninguno me ayudó.
Así que decidí que realmente esto era solamente entre Dios y Yo. Nunca antes había encarado realmente a Dios, ni siquiera había tratado con Dios. En ese tiempo Yo no estaba en ninguna clase de espiritualidad, pero comencé un viaje de aprendizaje sobre la espiritualidad y la sanación alternativa. Me propuse leer y aprender todo lo que pudiera sobre el tema, porque Yo no quería tener sorpresas en el otro lado. Así que comencé a leer sobre varias religiones y filosofías. Todas eran muy interesantes y me daban esperanza de que hubiera algo al otro lado.
Por otra parte, siendo artista independiente en vitrales, en ese tiempo Yo no tenía ninguna clase de seguro médico. Así que los ahorros de mi vida se gastaron de la noche a la mañana en exámenes. Así que estaba encarando a la profesión médica sin ninguna clase de seguro. Yo no quería arruinar financieramente a mi familia, así que decidí manejar esto Yo mismo. No tenía dolor constante, pero tenía desmayos; los suficientes para que no me atreviera a conducir; y eventualmente terminé en cuidados paliativos, Yo tenía mi cuidadora personal. Fui bendecido con este Ángel que pasó conmigo la última parte de esto. Sobreviví cerca de 18 meses. No quise tomar una cantidad de drogas, puesto que quería estar tan consciente como fuera posible. Entonces experimentaba tanto dolor que en mi consciencia no había más que dolor, afortunadamente solamente durante unos pocos días cada vez.
Recuerdo que desperté una mañana cerca de las 4:30 A.M.; y simplemente supe que esto era, era el día en el cual Yo iba a morir. Así que llamé a unos pocos amigos para despedirme. Desperté a mi cuidadora y le dije. Teníamos un acuerdo según el cual ella dejaría solo, durante 6 horas, a mi cuerpo muerto; puesto que Yo había leído que sucedían todas clases de cosas interesantes mientras uno moría. Me volví a dormir. Lo siguiente que recuerdo es el comienzo de una típica experiencia cercana a la muerte. Repentinamente Yo estaba totalmente consciente y estaba de pie, pero mi cuerpo estaba en la cama. Había una oscuridad en torno a mí.
La experiencia de estar fuera de mi cuerpo era aún más vívida que la ordinaria; era tan vívida que podía ver todos los cuartos de la casa, podía ver el techo de la casa, podía ver los alrededores de la casa, podía ver bajo la casa.
La Luz de Dios
Estaba esa Luz brillante; me volví hacia la Luz; la Luz era muy similar a la que muchas otras personas han descrito en sus experiencias cercanas a la muerte. Era magnífica; era tangible, la podías sentir. Es fascinante, quieres ir hasta ella como querrías ir a los brazos de tu madre o padre ideales.
Cuando comencé a avanzar hacia la Luz, intuitivamente supe que si iba hasta la Luz, estaría muerto.
Así que mientras iba hacia la Luz, dije: “Por favor, espera un minuto; sólo quédate ahí un segundo. Yo quiero pensar en esto; me gustaría hablar contigo antes de ir”.
Para mi sorpresa, toda la experiencia se detuvo en ese punto; sin duda uno tiene el control de su experiencia cercana a la muerte; no estás en una montaña rusa. Así que mi petición fue concedida y tuve algunas conversaciones con la Luz. La Luz siguió cambiando a diferentes figuras como Jesús, Buda, Krishna, mandalas, signos e imágenes arquetípicos.
Le pregunté a la Luz: “¿Qué está pasando aquí? Por favor, Luz, sé clara para mí; realmente Yo quiero conocer la realidad de la situación”.
Realmente no puedo decir palabras exactas, porque fue una especie de telepatía. La Luz respondió.
La información que me transfirió fue que las creencias de uno conforman la clase de retroalimentación que obtienes ante la Luz. Si fueras budista, o católico, o fundamentalista, recibirías retroalimentación de ese mismo contenido tuyo. Uno tiene la oportunidad de observarla y examinarla, pero la mayoría de las personas no lo hacen.
Cuando la Luz se reveló ante mí, me hice consciente de que lo que realmente estaba viendo era la matriz de nuestro Yo Superior. La única cosa que puedo deciros es que se convirtió en una matriz, en un mandala de Almas Humanas; y Yo vi que lo que llamamos nuestro Yo Superior en cada uno de nosotros, es una matriz. También es un conducto hacia la Fuente; cada uno de nosotros llega directamente, como una experiencia directa de la Fuente. Todos tenemos un Yo Superior, o una Sobre Alma que es parte de nuestro Ser. Se reveló ante mí en su verdadera forma energética. La única manera como puedo describirlo, es que el Ser del Yo Superior es más como un conducto, no tiene esa apariencia, pero es una conexión directa con la Fuente que todos y cada uno de nosotros tenemos. Estamos conectados directamente con la Fuente.
Así que la Luz me estaba mostrando la matriz del Yo Superior. Y fue muy claro para mí que todos los Yos Superiores están conectados entre sí como un Ser, todos los Humanos estamos conectados como un Ser, realmente somos el mismo Ser, diferentes aspectos del mismo Ser. No estaba comprometido con ninguna religión en particular, así que eso es lo que estaba siendo retroalimentado hacia mí. Y Yo veía ese mandala de Almas Humanas; es la cosa más bella que hubiera visto nunca. Apenas entré en ella, era abrumadora. Era como todo el Amor que uno siempre ha Querido; y era la clase de Amor que cura, sana, regenera.
Cuando le pedí a la Luz que siguiera explicando, entendí lo que es la matriz del Yo-Superior. En torno al Planeta tenemos una Retícula con la cual están conectados todos los Yoes Superiores. Esto es como una gran compañía, un siguiente nivel energético sutil en torno a nosotros; el nivel del espíritu, podríais decir.
Luego, después de un par de minutos, pedí más aclaración. Realmente quería saber en qué consiste el Universo; y en ese momento estaba listo para ir.
Dije: “Estoy listo, llévame”.
El Río de la Vida
Luego la Luz se convirtió en lo más bello que Yo haya visto: Un mandala de Almas humanas en este Planeta.
Ahora, Yo llegué a esto por mi visión negativa de lo que ha sucedido en el Planeta. Así que cuando le pedí a la Luz que siguiera aclarándome, en este magnífico mandala vi cuán bellos somos todos en nuestra Esencia, en nuestro núcleo. Somos las más bellas creaciones. El Alma Humana, la matriz Humana que todos juntos constituímos, es absolutamente fantástica, elegante, exótica, todo. Simplemente no puedo describir suficientemente bien cómo cambió mi opinión sobre los Seres Humanos en ese instante.
Dije: “¡Oh, Dios, Yo no sabía cuán bellos somos!”.
En cualquier nivel, alto o bajo, en cualquier forma en la cual estés, eres la más bella Creación, lo eres.
Estaba asombrado al descubrir que no había mal en ningún Alma.
Dije: “¿Cómo puede ser esto?”
La respuesta fue que ningún Alma es inherentemente mala. Las cosas terribles que sucedían a las personas podían hacer que hicieran cosas malas, pero sus Almas no son malas. Lo que todas las personas buscan, lo que las sostiene, es el Amor; me dijo la Luz. Lo que deforma a las personas es una carencia de Amor.
Las revelaciones que me llegaban de la Luz parecían seguir y seguir y seguir; entonces le pregunté a la Luz: “¿Significa esto que la Humanidad se salvará?”
Luego, como en un toque de trompeta con un torrente de luces espirales, la Gran Luz habló, diciendo:
“Recuerda esto y nunca lo olvides; tú te salvas, te redimes y te sanas; siempre lo haces; siempre lo harás. Fuiste creado con el poder de hacerlo desde antes del comienzo del Mundo”.
En ese instante supe aún más. Me di cuenta de que YA HEMOS SIDO SALVADOS; y nos salvamos nosotros mismos porque fuimos diseñados para auto-corregirnos, tal como el resto del Universo de Dios. En esto consiste el segundo advenimiento.
Agradecí a la Luz de Dios con todo mi corazón. Lo mejor que se me ocurrió fueron estas simples palabras de total aprecio: “¡Oh Querido Dios, Querido Universo, Querido Gran Yo, Yo amo mi vida”.
La Luz pareció inhalarme aún más profundamente. Era como si la Luz me estuviera absorbiendo completamente. El Amor Luz es, hasta hoy, indescriptible. Entré en otro reino más profundo que el anterior; y me hice consciente de algo más, mucho más. Era una enorme corriente de Luz, vasta y plena, profundamente en el corazón de la vida. Pregunté qué era.
La Luz respondió:
“Éste es el RÍO DE LA VIDA. Bebe esta agua maná para alegría de tu corazón”.
Así que lo hice. Bebí un gran sorbo y luego otro. ¡Beber la vida misma! Yo estaba en éxtasis.
Luego la Luz dijo: “Tú tienes un deseo”.
La Luz lo sabía todo sobre mí, todo el pasado, el presente y el futuro.
“¡Sí!”, Susurré.
Pedí ver el resto del Universo; más allá de nuestro Sistema Solar, más allá de toda la ilusión Humana. Entonces la Luz me dijo que Yo podía ir con la Corriente. Lo hice; y fui llevado a través de la Luz hasta el final del túnel. Sentí y oí una serie de truenos muy suaves. ¡Qué velocidad!
Repentinamente, me pareció ser disparado desde el Planeta en esta corriente de vida; vi a la Tierra alejándose rápidamente. El Sistema Solar, en todo su esplendor, pasó zumbando y desapareció. Más veloz que la luz, volé a través del centro de la Galaxia, absorbiendo más conocimiento mientras iba hacia allá. Aprendí que esta Galaxia y todo el Universo, está pletórico de muy diferentes variedades de VIDA. Vi muchos mundos. ¡La buena noticia es que no estamos solos en este Universo!
Mientras pasaba a través del centro de la Galaxia navegando en esta corriente de consciencia, la corriente se expandía en asombrosas olas fractales de energía. Los Súper-Cúmulos de galaxias con toda su antigua sabiduría, pasaban volando. Al comienzo pensé que Yo iba para alguna parte; que realmente estaba viajando. ¡Pero entonces me di cuenta de que a medida que la corriente se expandía, mi propia consciencia también se expandía para abarcarlo todo en el Universo! Toda la Creación pasaba por mí. ¡Era una maravilla inimaginable! ¡Realmente Yo era un niño maravilla, un bebé en el país de las maravillas!
Parecía que todas las creaciones del Universo pasaran volando a través de mí y se desvanecieran en una chispa de Luz. Casi inmediatamente, apareció una segunda Luz. Venía de todas partes y era muy diferente; una Luz compuesta por todas las frecuencias del Universo y más.
El Vacío
Volví a sentir varios suaves estampidos acústicos. Mi consciencia, o mi Ser, se estaban expandiendo para interconectarse con el Universo holográfico entero y más.
Cuando pasé a la segunda Luz, me llegó la consciencia de que acababa de trascender la verdad. Éstas son las mejores palabras que tengo para eso, pero trataré de explicarlo. Cuando pasé a la 2ª Luz, me expandí más allá de la 1ª Luz. Me encontraba en un profundo silencio, más grande que todo el silencio. Podía ver o percibir ETERNAMENTE, más allá del infinito. Yo estaba en el vacío; estaba en la pre-Creación, antes del Big Bang. Había cruzado el comienzo del tiempo, la primera palabra, la primera vibración. Yo estaba en el ojo de la Creación. Sentí como si estuviera tocando el rostro de Dios; ése no era un sentimiento religioso, simplemente Yo era Uno con la vida y la consciencia absolutas.
Cuando digo que podía ver y percibir eternamente, quiero decir que podía experimentar toda la Creación generándose. No tenía comienzo ni fin. Éste es un pensamiento que expande la mente.
¿Verdad? Los científicos perciben el Big Bang como un evento singular que creó al Universo. Yo vi que el Big Bang es solamente uno de un infinito número de Big Bangs que crean universos interminable y simultáneamente. En términos Humanos, las únicas imágenes que apenas se acercan, serían las creadas por los súper-computadores cuando usan ecuaciones de geometría fractal.
Los antiguos sabían esto. Decían que periódicamente Dios creaba nuevos universos al exhalar; y des-creaba otros universos al inhalar. Estas épocas eran llamadas Yugas; la ciencia moderna lo llamó Big Bang. Yo estaba en consciencia absoluta, pura. Podía ver o percibir todos los Big Bangs o Yugas creándose y des-creándose. Yo entraba en todos ellos instantánea y simultáneamente. Yo vi que todas y cada una de las pequeñas piezas de la Creación, tiene el poder de crear. Es muy difícil tratar de explicar esto. Aún no tengo palabras para esto.
Después de retornar, me tomó años asimilar alguna palabra en absoluto para la experiencia del vacío. Ahora os puedo decir esto: ¡El vacío es menos que nada, pero más que todo lo que es! El vacío es el cero absoluto; el caos que forma todas las posibilidades. Es consciencia absoluta; inclusive mucho más que inteligencia universal.
¿Dónde está el vacío? Yo lo sé. El vacío esta dentro y fuera de todo. Tú, ahora mismo mientras estás vivo, siempre estás simultáneamente dentro y fuera del vacío. Para estar allí, no tienes que ir a ninguna parte, ni morir. El vacío es la vacuidad o la nada en medio de todas las manifestaciones físicas. El ESPACIO entre los átomos y sus componentes. La ciencia moderna ha comenzado a estudiar este espacio en medio de todas las cosas; lo llaman el punto-cero. Cuando quiera que tratan de medirlo, sus instrumentos se salen de rango, o se van al infinito, por decirlo así. Hasta ahora no tienen ninguna manera de medir con precisión el infinito. ¡En tu cuerpo y en el Universo, hay más espacio-cero que cualquier otra cosa!
Lo que los místicos llaman vacío, no es un vacío; está completamente lleno de energía; de una clase diferente de energía que ha creado todo lo que somos. A partir del Big Bang, todo es vibración, desde la primera palabra que es la primera vibración.
La expresión bíblica “YO SOY” realmente tiene signos de interrogación: “¿Yo soy? ¿Qué soy Yo?”
Así que la Creación es Dios explorando al Yo Divino de todas las maneras imaginables, en una constante e infinita exploración a través de cada uno de nosotros, a través de cada cabello de tu cabeza, a través de cada hoja de cada árbol, a través de cada átomo, Dios está explorando el Yo Divino, el gran “YO SOY”. Comencé a ver que todo lo que es, es el Yo; literalmente: Tu Yo, mi Yo.
Todo es el Gran Yo. Por eso es que Dios sabe de cada hoja que cae. Esto es posible porque dondequiera que estés es el centro del Universo. Dondequiera que esté cualquier átomo, ése es el centro del Universo. Dios está en eso; y Dios está en el vacío.
Mientras Yo estaba explorando el vacío y todas las Yugas o Creaciones, estaba completamente fuera del tiempo y del espacio como los conocemos. El vacío mismo está desprovisto de experiencia. Es pre-vida, antes de la primera vibración.La Divinidad es más que vida y muerte. ¡Consecuentemente en el Universo hay más para experimentar que sólo vida y muerte!
Yo estaba en el vacío y estaba consciente de todo lo que había sido creado alguna vez. Era como si estuviera mirando por los ojos de Dios; me había convertido en Dios. Repentinamente, ya no era Yo.
Lo único que puedo decir es que estaba mirando por los ojos de Dios. Y repentinamente supe por qué existía cada átomo; y podía verlo todo.
Lo interesante es que fui al vacío y volví con la comprensión de que Dios no está allí. Dios está aquí. En esto consiste todo. Así que esta búsqueda constante de la raza Humana para salir y encontrar a Dios… Dios nos dio todo, todo está aquí; aquí es donde está. Y en lo que estamos ahora es la exploración que Dios hace de Sí Mismo a través de nosotros. Las personas están preocupadas tratando de convertirse en Dios, pero deberían darse cuenta de que ya somos Dios y Dios se está convirtiendo en nosotros. De eso se trata realmente.
Cuando me di cuenta de esto, ya había terminado con el vacío; y quería retornar a esta Creación o Yuga. Solamente parecía natural hacerlo.
Luego, repentinamente regrese a través de la 2ª Luz o Big Bang, oyendo algunos suaves estampidos más. ¡Navegué de regreso por la corriente de consciencia a través de toda la Creación; y qué viaje fue! Los Súper-Cúmulos de Galaxias pasaron a través de mí aún con más discernimientos. Pasé a través del centro de nuestra Galaxia, que es un agujero negro. Los agujeros negros son los grandes procesadores o recicladores del Universo. ¿Sabes que hay al otro lado de un agujero negro? Estamos nosotros, nuestra Galaxia, que ha sido reprocesada a partir de otro Universo.
En su configuración energética completa, la Galaxia parecía una fantástica ciudad de luces. A este lado del Big Bang, toda la energía es Luz. Cada partícula subatómica, cada átomo, cada Estrella, cada Planeta, inclusive la consciencia misma, están hechos de Luz y tienen una frecuencia y/o una partícula. La Luz está viva; todo está hecho de Luz, inclusive las piedras. Así que todo está vivo. Todo está hecho de la Luz de Dios; todo es muy inteligente.
La Luz del Amor
Mientras seguía y seguía cabalgando en la corriente, eventualmente pude ver que venía una gran Luz. Supe que era la 1ª Luz; la Matriz Lumínica del Yo Superior de nuestro Sistema Solar. Luego, acompañado por uno de esos estampidos atenuados, apareció en la Luz el Sistema Solar entero.
Vi que el Sistema Solar donde vivimos es nuestro cuerpo local mayor. Éste es nuestro cuerpo local; y nosotros somos mucho más grandes de lo que imaginamos. Vi que el Sistema Solar es nuestro cuerpo. Yo soy una parte de esto; y la Tierra es este gran Ser creado que somos; y nosotros somos la parte de Ella que sabe que es. Pero no solamente somos esa parte de ella; nosotros no somos todo, pero somos esa parte de Ella que sabe que es Ella.
¡Yo podía ver toda la energía que genera este Sistema Solar; y es un increíble espectáculo lumínico!
Yo podía oír la Música de las Esferas. Como todos los cuerpos celestiales, nuestro Sistema Solar genera una Matriz única de Luz, sonido y energías vibratorias. Por medio de la impronta de la matriz vibratoria o energética del Universo, las civilizaciones avanzadas de otros sistemas estelares pueden ubicar la vida como la conocemos. Es un juego de niños. El maravilloso niño de la Tierra (Seres Humanos) está haciendo ahora mismo mucho ruido, como los niños que juegan en el patio de atrás del Universo.
Navegué en la corriente directamente hasta el centro de la Luz. Me sentí abrazado por la Luz cuando me volvió a absorber con su respiración, a lo cual siguió otra suave explosión acústica.
Yo estaba en esta gran Luz de Amor con la corriente de la vida fluyendo a través de mí. Tengo que volver a decir que es la Luz más amorosa y no enjuiciadora. Es el padre ideal para este niño maravilla.
“¿Y ahora qué?” Pregunté.
La Luz me explicó que no existe la muerte; somos Seres inmortales. ¡Hemos estado vivos eternamente! Me di cuenta de que somos parte de un sistema viviente natural que se recicla interminablemente. Nunca me dijeron que tenía que regresar; solamente sabía que lo haría. Por lo que Yo había visto, simplemente era natural.
Yo no sé cuánto tiempo Humano estuve con la Luz, pero llegó un momento en el cual me di cuenta de que todas mis preguntas habían sido respondidas y mi retorno estaba cerca. Cuando digo que en el otro lado todas mis preguntas fueron respondidas, quiero decir precisamente eso. Todas mis preguntas han sido respondidas. Cada Humano tiene una vida diferente y un conjunto diferente de preguntas para explorar. Algunas de nuestras preguntas son universales, pero cada uno de nosotros está explorando esto que llamamos vida a su propia manera única. Lo mismo es para todas las otras formas de vida, desde las montañas hasta todas las hojas de los árboles.
Y eso es muy importante para el resto de nosotros en este Universo, porque todo ello contribuye a la Imagen Mayor, la totalidad de la vida. Literalmente nosotros somos Dios explorando al Yo Divino en una infinita Danza de Vida. Tu individualidad única, mejora a toda la vida.
Retorno a la Tierra
Cuando comencé a retornar al ciclo de la vida, nunca cruzó por mi mente ni me dijeron que retornaría al mismo cuerpo. Simplemente no importaba. Yo tenía completa confianza en la Luz y en el proceso de la vida. Cuando la corriente se fusionó con la Gran Luz, Yo creí que nunca olvidaría las revelaciones ni las sensaciones y sentimientos de lo que había aprendido en el otro lado.
Hubo un “Sí”. Lo sentí como un beso a mi Alma.
Luego fui llevado otra vez a través de la Luz hasta el reino vibratorio. Todo el proceso se revirtió; y se me dio aún más información. Volvía a casa; y recibí lecciones sobre los mecanismos de la reencarnación. Recibí respuestas a todas las pequeñas preguntas que tenía:
“¿Cómo funciona esto? ¿Cómo funciona aquello?” Yo sabía que iba a reencarnar.
La Tierra es un enorme procesador energético; y a partir de él en cada uno de nosotros evoluciona la consciencia individual. Por primera vez pensé en mí mismo como un Humano; y estaba feliz de serlo.
A partir de lo que había visto, Yo estaría feliz de ser un átomo en este Universo. ¡Un átomo! ¡Así que ser la parte Humana de Dios… Ésta es la más fantástica bendición; es una bendición más grande que nuestras más desenfrenadas estimaciones de lo que puede ser una bendición! Para todos y cada uno de nosotros, ser la parte Humana de esta experiencia es asombroso y magnífico. Cada uno de nosotros, sin importar dónde esté, metiendo la pata o no, es una bendición para el Planeta; precisamente donde está.
Así que pase por el proceso de reencarnación esperando ser un bebé en alguna parte. Pero recibí una lección sobre la manera como evolucionan la identidad individual y la consciencia; así que volví a encarnar en este cuerpo.
Quedé muy sorprendido cuando abrí los ojos. Yo no sé por qué, porque Yo lo entendía, pero aún así fue una gran sorpresa volver a este cuerpo, volver a mi habitación y que alguien me estuviera mirando y llorando. Era mi cuidadora a domicilio.
Ella había esperado hora y media después de encontrarme muerto; estaba segura de que Yo había muerto; todos los signos de la muerte estaban allí; me estaba poniendo rígido. No sabemos cuánto tiempo estuve muerto, pero sabemos que duré muerto hora y media después de que me encontraron. Tanto como pudo, ella respetó mi voluntad de dejar mi cuerpo solo, durante unas pocas horas después de morir. Teníamos un estetoscopio con amplificador y muchas maneras de revisar las funciones vitales del cuerpo para ver lo que estaba sucediendo; ella podía verificar que Yo realmente había muerto.
Ésta no fue una experiencia cercana a la muerte; Yo experimenté la muerte misma al menos durante hora y media. Ella me encontró muerto y me revisó con el estetoscopio, tomó la presión sanguínea y el ritmo cardíaco; y monitoreó durante hora y media. Luego Yo desperté y vi la Luz afuera. Traté de pararme para ir hacia ella, pero me caí de la cama. Ella oyó un fuerte golpe seco, entró corriendo y me encontró en el piso.
Cuando me recuperé, estaba muy sorprendido; y sin embargo maravillado por lo que me había sucedido. Al comienzo no tenía todos los recuerdos del viaje que tengo ahora. Yo seguía saliéndome de este Mundo y seguía preguntando: “¿Estoy vivo?” Este Mundo se parecía más a un sueño que aquel Mundo.
En 3 días, volví a sentirme normal, con más claridad, pero diferente de como me había sentido en toda mi vida. Mi recuerdo del viaje regresó posterirmente. Yo no podía ver nada malo en ninguno de los Seres Humanos que había visto. Antes de eso Yo realmente era muy enjuiciador; pensaba que una cantidad de personas estaban realmente metiendo la pata, de hecho pensaba que todo el mundo metía la pata excepto Yo. Pero obtuve claridad sobre todo eso.
Aproximadamente 3 meses después un amigo me dijo que debía hacerme exámenes, así que fui y me escanearon, etcétera. Yo me sentía realmente bien, así que temía recibir malas noticias.
Recuerdo al médico en la clínica mirando los exámenes anteriores y posteriores; y diciendo: “Bueno, ahora no hay nada aquí”.
Yo dije: “¿En serio? Debe ser un milagro”.
Él dijo: “No, estas cosas suceden, se llama remisión espontánea”.
Él se mostraba muy impasible. Pero aquí había habido un milagro; y Yo estaba impresionado aunque nadie más lo estuviera.
Las Lecciones Aprendidas
El misterio de la vida tiene muy poco que ver con la inteligencia. El Universo no es un proceso intelectual en absoluto. El intelecto es útil, es brillante, pero ahora mismo procesamos todo con el intelecto, en lugar de hacerlo con nuestros corazones y con nuestra parte más sabia.
El centro de la Tierra es un gran transmutador energético, tal como lo veis en las imágenes del campo magnético de nuestra Tierra. Ése es nuestro ciclo, volver a traer Almas reencarnadas para pasar por ello de nuevo. Una señal de que estás alcanzando un nivel Humano es que estás comenzando a evolucionar una consciencia individual. Los animales tienen un Alma grupal; y reencarnan en grupos álmicos. Un venado muy posiblemente va a ser un venado por siempre. Pero el solo hecho de haber nacido Humano, ya sea deforme o genial, muestra que esto está en el camino de desarrollar una consciencia individual. Eso en sí mismo es parte de la consciencia grupal llamada Humanidad.
Vi que las razas son grupos de personalidad. Naciones como Francia, Alemania y China, cada una tiene su propia personalidad. Las ciudades tienen personalidad, su grupo álmico local que atrae a ciertas personas. Las familias tienen grupos álmicos. Las identidades individuales están evolucionando como las ramas de un fractal; el grupo álmico explora a través de nuestra individualidad. Las diferentes preguntas que cada uno de nosotros tiene, son de muchísima importancia. Así es como Dios está explorando el Yo Divino: A través de ti. Así que haz tus preguntas, haz tu búsqueda. Encontrarás a tu Yo; y en ese Yo encontrarás a Dios, porque solamente Él es el Yo.
Más aún, comencé a ver que cada uno de nosotros los Humanos, somos compañeros álmicos. Somos parte de la misma Alma saliendo fractalmente en muchas direcciones creativas, pero aún así sigue siendo la misma. Ahora miro a todos los seres Humanos que veo; y veo un compañero álmico, mi Alma compañera, la que siempre he estado buscando. Más allá de eso, el más grande compañero álmico que tendrás jamás, eres tú mismo, seas hombre o mujer. Experimentamos esto en el útero y lo experimentamos en estados de reencarnación. Si estás buscando fuera de ti mismo ese compañero Álmico último, quizá nunca lo encuentres, no está allí; tal como Dios no está “allá”, Dios está aquí.
No busques a Dios “allá afuera”; búscalo aquí. Mira a través de tu Yo, comienza a tener el mayor enamoramiento que hayas tenido jamás… Con tu Yo. A partir de eso amarás todas las cosas.
Yo tuve un descenso hacia lo que podríais llamar infierno; y fue muy sorprendente. No vi a Satanás ni al diablo. Mi descenso al infierno fue un descenso hasta la miseria, la ignorancia y la oscuridad del desconocimiento, individualizadas en cada persona. Parecía como una eternidad miserable. Pero cada una de los millones de Almas que estaban en torno a mí, tenía una pequeña estrella de Luz que siempre estaba disponible; pero ninguna parecía prestarle atención. Estaban consumidas en su pena, su trauma y su miseria. Pero después de lo que pareció una eternidad, Yo comencé a llamar esa Luz, como un niño que llama a un padre pidiendo ayuda. Entonces la Luz se abrió y formó un túnel que llegó directamente hasta mí y me aisló de todo el miedo y el dolor. Ése es realmente el infierno.
Así que lo que estamos haciendo es aprender a tomarnos de la mano, a unirnos. Ahora las puertas del infierno están abiertas. Nos vamos a unir, nos vamos a tomar de la mano y a salir juntos del infierno.
La Luz llegó hasta mí y se convirtió en un gran Ángel Dorado. Yo dije: “¿Eres el Ángel de la muerte?”
Me expresó que era mi Sobre Alma, la matriz de mi Yo Superior, una parte de nosotros sumamente antigua. Luego fui llevado a la Luz.
Pronto nuestra ciencia va a cuantificar el espíritu. ¿Acaso no será maravilloso? Ahora estamos resultando con dispositivos que son sensibles a la energía sutil o energía espiritual. Los Físicos usan los aceleradores de partículas para desbaratar átomos y ver de qué están hechos. Han llegado hasta los Quarks y los ‘Quarks encantados’ y todo eso. Bueno, algún día van a llegar hasta la pequeña cosa que lo contiene todo junto; y van a tener que llamarla… Dios. Con los aceleradores atómicos no solamente están viendo lo que hay ahí, sino que también están creando partículas. Gracias a Dios la mayor parte de ellas tienen una corta vida de milisegundos y nanosegundos. Apenas estamos comenzando a entender que también estamos creando, mientras vamos avanzando.
Como siempre vi, llegue a un reino en el cual hay un punto donde pasamos todo el conocimiento y comenzamos a crear el siguiente fractal, el siguiente nivel. Tenemos el poder de crear mientras exploramos; y es Dios expandiéndose a través de nosotros.
Desde mi retorno he experimentado espontáneamente la Luz; y he aprendido a llegar a ese espacio casi en cualquier momento de meditación. Cada uno de vosotros puede hacer esto; no tenéis que morir para hacerlo. Está dentro de vuestro equipamiento; ya estáis cableados para eso.
El cuerpo es el más magnífico Ser de Luz que existe. El cuerpo es un Universo de Luz increíble. El Espíritu no está presionándonos para que disolvamos este cuerpo; eso no es lo que está sucediendo. Deja de tratar de convertirte en Dios; Dios se está convirtiendo en ti; aquí.
La mente es como un niño que corre por todo el Universo exigiendo eso y pensando que creó al Mundo. Pero Yo pregunto a la mente: “¿Qué tuvo que ver tu madre con esto?”
Ése es el siguiente nivel de consciencia espiritual. ¡Oh! ¡Mi madre! Repentinamente renuncias al ego, porque tú no eres la única Alma en el Universo.
¿Qué es el Cielo?
Una de mis preguntas a la Luz fue: “¿Que es el Cielo?”
Me llevaron en un recorrido por todos los cielos que han sido creados: Los Nirvanas, las Felices Tierras de Cacería, por todos ellos; pasé por todos ellos. Son creaciones de formas de pensamientos que nosotros hemos creado. Realmente nosotros no vamos al cielo; somos reprocesados. Pero en cualquier cosa que hayamos creado, dejamos una parte de nosotros mismos. Eso es real, pero no es el Alma completa.
Vi el Cielo Cristiano; Yo esperaba que fuera un bello lugar; pero allí tú estás frente al trono adorando eternamente. Traté de hacerlo. ¡Es aburrido! ¿Esto es todo lo que vamos a hacer? Es infantil. No tengo la intención de ofender a nadie. Algunos cielos son muy interesantes y otros son muy aburridos. Descubrí que los antiguos son más interesantes, como los de los nativos americanos, las Felices Tierras de Cacería. Los egipcios tienen unos fantásticos. Eso sigue y sigue y sigue; hay muchísimos.
En cada uno de ellos hay un fractal que es tu interpretación particular, a menos que seas parte del grupo álmico que cree solamente en el Dios de una religión en particular; en ese caso estáis muy cercanos, todos juntos en el mismo campo de juegos. Pero inclusive entonces, cada uno es un poquito diferente. Ésa es la parte de ti que dejas allí. La muerte tiene que ver con la vida, no con el cielo.
Yo le pregunté a Dios: “¿Cuál es la mejor religión del Planeta? ¿Cuál es correcta?”
Y Dios dijo con gran Amor: “A Mí no me importa”.
Ésa fue una gracia increíble. Lo que quería decir era que aquí somos los Seres cuidadores.
La Divinidad Última de todas las estrellas nos dice:
“No importa cuál religión tengas”. Las religiones vienen y van, cambian. El Budismo no ha estado aquí por siempre, el Catolicismo no ha estado aquí eternamente; y todas están a punto de volverse más iluminadas. Ahora está entrando más Luz en todos los sistemas. En la espiritualidad va a haber una reforma que va a ser tan dramática como la Reforma Protestante. Habrá muchas personas luchando por eso, una religión contra la otra, cada una creyendo que solamente ella tiene la razón.
Cada una piensa que tiene su propio Dios, las religiones y las filosofías, especialmente las religiones; porque ellas forman grandes organizaciones alrededor de su filosofía. Cuando Dios dijo: “No Me importa”, inmediatamente entendí que eso es para que nos importe a nosotros; es importante, porque nosotros somos los Seres cuidadores.
Nos importa a nosotros y eso es lo importante; lo que tú tienes es la ecuación energética de la espiritualidad. A la Divinidad Última no le importa si tú eres Protestante, Budista, o cualquier cosa; todas son florecientes facetas del total. Me gustaría que todas las religiones se dieran cuenta de esto y aceptaran la existencia de todas las demás. No es el fin de las religiones, pero estamos hablando del mismo Dios. Vive y deja vivir. Cada uno tiene una visión diferente; Y todo ello aporta a la Imagen Mayor, todo es importante.
Me fui al otro lado con una cantidad de temores por los desechos tóxicos, los misiles nucleares, la explosión demográfica, las selvas lluviosas. Regresé amando cada uno de los problemas. Yo amo los desechos nucleares, me encanta la nube en forma de hongo; es el más santo mandala que hemos manifestado hasta la fecha, es como un arquetipo. Éste, más que cualquier religión o filosofía de la Tierra, nos unió a todos repentinamente en un nuevo nivel de consciencia. Al saber que podríamos destruír el Planeta 50 veces, o 500 veces, finalmente nos dimos cuenta de que todos podemos estar juntos aquí y ahora. Durante un lapso siguieron activando bombas para que estuvieran entre nosotros. Luego comenzamos a decir: “Ya no necesitamos esto”.
Realmente ahora estamos en un Mundo más seguro que nunca; y va a volverse más seguro. Así que vuelvo a la amable basura tóxica, porque nos unió. Estas cosas son muy grandes. Como Peter Russell podría decir, ahora estos problemas son de “Dimensión Álmica”. ¿Tenemos respuestas de Dimensión Álmica? ¡SÍ!
La destrucción de las selvas lluviosas disminuirá; y en 50 años habrá más árboles en el Planeta que en muchísimo tiempo. Si estás en la ecología, sigue adelante; tú eres esa parte del sistema que se está haciendo consciente. Persigue eso con todo tu poder, pero no te deprimas. Es parte de algo más grande.
La Tierra está en el proceso de domesticarse. Nunca va a volver a ser un lugar tan silvestre como alguna vez fue; habrá grandes bosques y selvas, reservas donde prosperará la naturaleza. Los jardines y las reservas serán lo del futuro. El crecimiento de la población está llegando muy cerca del rango energético óptimo para provocar un cambio de consciencia. Ese cambio de consciencia cambiará la política, el dinero, la energía.
¿Qué sucede cuando soñamos? Somos Seres Multidimensionales. Podemos tener acceso a lo multidimensional por medio de los sueños lúcidos. De hecho, este Universo es un sueño de Dios. Una de las cosas que vi, es que los Humanos somos una partícula en un Planeta, que es una partícula en una Galaxia, la cual es una partícula. Allá afuera hay sistemas gigantescos; y nosotros estamos en algo así como un sistema promedio. Pero los Seres Humanos ya somos leyenda en todo el Cosmos de la consciencia. El minúsculo Ser Humano de la Tierra/Gaia, es legendario. Una de las cosas por las cuales somos legendarios, es el sueño; somos soñadores legendarios. De hecho, todo el Cosmos ha estado buscando el significado de la vida, el significado de todo ello. Y fue el pequeño soñador el que salió con la mejor respuesta; la soñamos. Así que los sueños son importantes.
Después de morir y regresar, realmente respeto la vida y la muerte. Con nuestros experimentos con el ADN quizá hayamos abierto la puerta a un gran secreto. Pronto podremos vivir en este cuerpo todo lo que queramos. Después de vivir 150 años o algo así, habrá una sensación Álmica intuitiva de que quieres cambiar de canal. Vivir por siempre en un cuerpo no es tan creativo como la reencarnación, como transferir la energía en este fantástico vórtice energético en el cual estamos. Realmente vamos a ver la sabiduría de la vida y la muerte; y a disfrutarla.
Como ahora, hemos estado vivos eternamente. Ése cuerpo en el cual estás, ha estado vivo por siempre. Proviene de una interminable corriente de vida, que retrocede hasta el Big Bang y más. Éste cuerpo da vida a la siguiente vida, en las energías densas y las sutiles. Este cuerpo ya ha estado vivo por siempre.
https://compartiendoluzconsol.wordpress.com

ALGO QUE NO SE PUEDE PUBLICAR





Publicado por Julieta Herrera en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
En el espacio de Facebook circulamos tantas historias sin pensar, incesantemente construimos historias que no tienen ninguna consistencia, pintamos hermosos cuadros que expresan "mi maravillosa vida" y "mi terrible vida" y cualquier otra vida que oscile entre estas dos. ¡Mírenme! Conozcan mis experiencias. Escúchenme llorar. Lean mis puntos de vista y revisen mis comentarios, lean mis opiniones, mis juicios, mis perspectivas. Vean cómo cambia mi mundo, día tras día. Vean lo que he logrado, encontrado, perdido.
Miren, miren, días felices en familia, qué días más felices, grabados aquí en color y forma. He encontrado la felicidad. Ahora ya conozco la felicidad. Véanme aquí con todas mis amistades, mis compañeros de trabajo, y este chico que apenas conocí hoy. Aquí, con una celebridad. Momentos de una vida. Aquí estoy solo, y sin embargo se los muestro, para que puedan ver. Me siento triste, pero se los muestro. Miren, aquí estoy yo haciendo algo vergonzoso, algo secreto, arriesgado, al azar, algo travieso, indignante. Miren, aquí está mi vida, mi maravillosa vida, mi inesperada vida. ¿Ven que sí existo? Estoy dejando una huella en el mundo. Dejando un rastro de mí. ¿Pueden verlo?
Yo. Yo. Yo.
Demasiadas formas para comunicarnos - textos, vídeos, fotos, sonidos - muy poca comunicación real la que se está dando, casi nada de intimidad, tanta gente hoy en día temiendo estar sola, temiendo estar 'fuera de contacto.' Irritándose cuando sus teléfonos no funcionan. Ansiosos por encontrar señal. Revisando sus mensajes cada minuto. Sintiéndose incómodos con el silencio. Viendo hacia abajo, no hacia arriba. Quizás alguien ya comentó algo. Quizás a alguien le gustó mi foto. Quizás alguien ya me vio.
¿Existo? ¿Cómo mido mi vida?
La imagen que presentamos, a menudo tan calculada, es completamente inconsciente.
Hay una adicción a estar comunicados, a los datos, a 'estar en contacto,' sin embargo, qué poco compartimos en realidad, qué insignificante porción de nuestra inmensidad está siendo realmente tocada, y ¿qué tan profundamente estamos tocando a los demás?
Superficialmente. Y no hay nada de malo con lo superficial. No estoy en contra de la superficie. Estas palabras son superficie, después de todo.
Pero permitámonos no confundir por un momento lo que realmente somos con la imagen que le presentamos al mundo. Permitámonos no olvidar por un momento que la historia es algo que inventamos y no lo que podríamos realmente ser. La imagen es externa a nosotros, siempre. Nuestros pensamientos, sentimientos, recuerdos, urgencias, impulsos, juicios, esperanzas - cambiando constantemente en la consciencia, como tantas olas en un vasto océano, como tantas nubes en el cielo. Nuestros miedos, nuestras ansiedades, terrores, alegrías, las cosas secretas en nuestros corazones que escondemos por miedo al rechazo, las palabras que nunca pudimos decir - ¿hay acaso un hogar para todo esto? Palabras vergonzosas. Oscuras fantasías. Pensamientos impensables, obviamente pensables. Impulsos extraños. La culpa. La oscuridad que tan desesperadamente tratamos de ocultar.
Las mentiras que decimos, para lograr ser amados, para retener el amor, para evitar el amor.
El miedo a perdernos a nosotros mismos, a perder nuestra salud, a perder a quienes amamos, a perder nuestras mentes, sabiendo que finalmente lo haremos, porque la única ley en la que podemos confiar ahora es la ley de la impermanencia, y el único amor por el que vale la pena luchar es el que arde tan brillante como el Sol.
Un ser misterioso. Profundidades infinitas del ser. Un ser Inexplicable.
Inconmensurable. Imparable. Algo que no se puede publicar.
- Jeff Foster

LA VIDA IMPERSONAL Joseph S. Benner. Capítulo XI



U S O

381. Ahora bien, Yo intencionalmente no he expuesto el cómo y el porqué de estas cosas, porque Me he reservado inspirártelo de lo interno, cuando acudas a Mí en demanda de que así lo hagas y a la vez seas capaz de recibirlo, pues sólo
de ese modo lo acogerás con una visión mucho más comprensiva que la que pudiera inspirarte lo aquí expuesto, en lo que al desenvolvimiento y desarrollo de Mi Divina Idea se refiere, así como a Su expresión final ya perfecta.
382. Si Yo aquí te dijera la significación real de Mis muchas manifestaciones, antes de que fueras capaz de palpar conscientemente su Verdad, ni creerías en Mis palabras, ni podrías comprender cuál es su oculta aplicación y uso.
383. Por ello es que a medida que voy despertando en ti la comprensión de que YO SOY en tu interno el que hago que tu conciencia humana se convierta cada vez más en un conducto Impersonal, por medio del cual Yo pueda expresarMe, gradualmente también iré revelándote la Realidad de Mi Idea, con lo cual, al mismo tiempo, iré disipando, una por una, las ilusiones que a través de las edades Me han ocultado de ti, y con eso se irá haciendo más factible el que Yo
manifieste por tu conducto, en la Tierra, Mis Celestiales Atributos, en toda su perfección humanamente Divina.
384. Bien es cierto que Yo aquí te he dado sólo una vislumbre de Mi Realidad, pero sabe que precisamente en el grado en que tal revelación se te haga clara y comprensible, así también se te irá dando más de lo interno, y esto será mucho más maravilloso de lo que te parece lo ya revelado.
385. Porque cuando Mi Idea, que mora en lo interno, al fin resplandezca por completo a través de su manto de carne, te hará reverenciarMe y glorificarMe, muchísimo más de lo que hoy lo haces a ese Dios que, por ahora, conciben tu mente e intelecto humanos.
386. Pero sabe que antes de que seas consciente de todo esto y puedas verdaderamente comprenderlo, tú y tu personalidad humana deben facilitar que Yo lo revele, recurriendo a Mí en lo interno, como la Una y Única Fuente de inspiración y guía; poniendo tú a mi disposición tu mente, como si fuera una
medida, enteramente vacía de todo concepto de ti, es decir, con tu mente y tu corazón tan confiados y sencillos como los de un niño.
387. Entonces y sólo entonces, cuando de los obstáculos de la conciencia personal, ninguna quede para impedir el que Yo te llene por completo hasta rebosar, con la conciencia de Mi, hasta entonces podré mostrarte las glorias de Mi Verdadero Propósito, para lo cual todo este Mensaje no sirve sino como una preparación externa.
388. Ha llegado el momento, sin embargo, de que comprendas algo de esto. Bastante ha sido revelado ya para prepararte a reconocer Mi Voz que habla en tu interno.
389. Por tanto, procederé ahora como si ya sintieras la realidad de que YO SOY (o estoy) en tu interno, llevando tan sólo las Enseñanzas que expongo en estas páginas la finalidad de imprimir más fuertemente en tu conciencia aquellas
fases de Mi Idea que no podrías recibir con toda claridad directamente de Mi. 390. Ten en cuenta que todo aquello de lo aquí expuesto que como ineludible Verdad te llame la atención, invariablemente tiene que ser una confirmación de
algo que ya desde antes Mi Idea ha estado fuertemente pugnando por expresarte de lo interno.
391. En cambio, aquello que no te llame la atención o que no reconozcas como algo ya antes percibido por ti, vagamente siquiera, no lo tomes en cuenta, pásalo, pues ello quiere decir que Yo todavía no deseo que lo recibas.
392. De todas maneras, cada una de las Enseñanzas que Yo pongo de manifiesto en este Mi Mensaje seguirá vibrando hasta que llegue a todas aquellas mentes que Yo ya he despertado para que puedan recibirLas; porque eso sí, cada
palabra va impregnada por completo del inquebrantable poder de Mi Idea, y por eso es que todas aquellas mentes que perciban la Verdad oculta en la mera dicción, esa misma Verdad se convertirá para ellos en una Viviente Realidad,
constituyendo, a la vez, aquella fase de Mi Idea que ellos ya son dignos y capaces de expresar.
393. Ahora bien, como todas las mentes no son sino fases de Mi Mente Infinita, o si tú quieres, sólo aquellas partes que de Ella se están manifestando en diferentes formas y dentro de la naturaleza humana, sucede que cuando Yo hablo a tu mente y a otras mentes a través de estas páginas, en realidad lo hago a Mi Ser en lo humano, pero al pensarlo con Mi Mente Infinita, estoy, por decirlo así, empujando a Mi Idea hacia Su expresión terrena.
394. Justamente debido a ello, Tú pronto habrás de pensar Mis Pensamientos y ser consciente de que YO SOY el que en tu interno directamente hablo a tu conciencia humana; entonces no tendrás que recurrir más a este libro, ni a ninguna otra de Mis Revelaciones externas, ya sean habladas o escritas, con el fin de percibir la Verdad que YO SOY.
395. Y esto tiene que ser así, porque ¿no SOY YO, acaso, el que está en Ti, no SOY YO Tú?, ¿no eres Tú Uno con-Migo, Quien vivo en la conciencia de todas las mentes y me expreso a través de ellas, por lo cual sé todas las cosas?
396. Así, entonces, todo lo que a ti te queda por hacer es entrar a la Omniconsciencia de Mi Mente y morar allí con-Migo, como Yo moro dentro de Mi Idea en Tu Mente; entonces todas las cosas serán Tuyas, como ahora son mías,
ya que afectivamente son la expresión material de Mi Idea y sólo existen por razón de la conciencia de que Yo las doté, cuando al pensarías les di el ser.
397. Todo ello es sólo cuestión de conciencia, es decir, de que pienses conscientemente. Tú estas separado de Mí sólo porque piensas que lo estás. Tu mente no es sino un punto focal de Mi Mente. ¡Si supieras lo que tú llamas la
conciencia!, es más bien Mi conciencia. Tú no puedes ni siquiera pensar, mucho menos respirar y existir, sin que Mi conciencia esté en ti. ¿Lo puedes comprender?
398. Bien, entonces, piensa, cree que tú eres Yo, que no estamos separados, que no sería posible que lo estuviéramos, porque Nos somos UNO; o sea, Yo dentro de Ti y Tú dentro de Mi. Piensa que esto ya es así, y ciertamente te digo
que en el mismo momento en que seas consciente de ello, en ese mismo momento, sin esperar más, estarás conMigo en los Cielos.
399. Tú eres sólo aquello que crees que eres. Ninguna cosa es Real en tu vida o tiene valor para ti, a menos que tu pensar y creer la baya hecho tal como la aceptas.
400. Por tanto, piensa que ya no estás separado de Mí, y en el momento de hacerlo ya moras conMigo en el Reino Impersonal, donde todo Poder, toda Sabiduría y todo Amor, la triple naturaleza de Mi Idea, no esperan sino manifestarse por Ti.
401. Ahora bien, Yo ya te he hablado mucho de esto y he dicho aparentemente lo mismo en más de una ocasión, aunque con diferentes palabras; pero sabe que lo he hecho así con todo propósito, para que presentándote Mi Significado desde diferentes puntos de vista, llegue, finalmente, a hacérsete comprensible Mi Divina Impersonalidad, la que es en Realidad Tú Impersonalidad.
402. Sí, Yo he repetido y continuaré repitiendo muchas de las Enseñanzas ya expuestas, lo cual podrá quizá parecerte innecesario y tedioso; pero sabe que si lees cuidadosamente, podrás percatarte no sólo de que cada vez que Yo repito una misma Enseñanza, siempre agrego algo a lo ya dicho, sino que también con cada repetición dejo en tu mente una impresión más firme y duradera.
403. Si esto ya ha sucedido en ti, sabe que Mi propósito se ha cumplido y que, por tanto, muy pronto apreciará tu Alma todo el alcance y trascendencia de Mi Verdad.
404. Pero, en cambio, si aun no has recibido esta impresión y sigues creyendo que con tal repetición sólo se logra un inútil gesto de palabras y de tiempo, sabe, en tal caso, que sólo tu intelecto es el que ha estado leyendo, y, en consecuencia, el significado real de lo que Yo he expuesto se te ha escapado por completo.
405. En cambio, Tú que ya comprendes, amarás cada palabra y leerás y releerás muchas veces, y gracias a ello recibirás, como suprema donación, las maravillosas Perlas de Sabiduría que había reservado para ti.
406. Y ya entonces este libro y el mensaje que él contiene sólo serán para ti, de hoy en adelante, una fuente de inspiración; o, si lo prefieres, una puerta por la que te sea posible entrar al estado Impersonal y celebrar conMigo dulce comunión;
sí, conMigo, tu Padre en los Cielos, en cuyo momento Yo te enseñaré todo aquello que desees conocer.
407. Te he venido presentando el estado Impersonal desde muy diversos puntos de vista, con el objeto de que te llegue a ser tan familiar que puedas distinguirlo inequívocamente de todos los estados inferiores, y así puedas aprender a vivir en él a voluntad.
408. Y cuando ya puedas vivir conscientemente en él, de manera que Mis Palabras hallen albergue y comprensión en tu mente, siempre y dondequiera que las oigas, entonces Yo ya te permitiré usar ciertas facultades que he estado
despertando en ti. Estas facultades te habrán de capacitar para ver más claramente la Realidad de las cósas, así como las hermosas y amables cualidades en las personalidades de aquellos que te rodean, a la vez que sus debilidades, faltas y defectos.
409. Pero la razón que existe para que seas capaz de ver estas faltas y defectos no es para que critiques o juzgues a tu hermano, sino para que en esta forma Yo despierte en ti una resolución definitiva de vencer y suprimir totalmente en tu propia personalidad esos mismos defectos y faltas. Porque, ¡entiéndelo bien!, Yo no te permitiría que te dieras cuenta de ellos en otras personas si no estuvieran todavía también en ti, porque Yo, desde lo interno, en ese caso, no tendría por qué llamar tu atención hacia eso.
410. Ahora bien, como todo es para hacer de ello un uso, para uso solamente, estudiemos el que hasta ahora has hecho de otras facultades, dones y poderes que Yo te he dado.
411. Tú seguramente ya has podido percatarte, a estas fechas, de que Yo te he dado todo. Todo lo que tienes o eres, ya sea bueno o malo; el bienestar o el sufrimiento, el éxito o el fracaso, la riqueza o la penuria; sí, todo eso YO SOY el que te lo ha dado o lo ha atraído hacia ti. ¿Para qué? Para que lo UTILICES y el USO que de él hagas te sirva para despertar al reconocimiento y comprensión de que YO SOY El Dador de ello.
412. Sí, sábelo, todo lo que posees tiene Su uso. Si tú todavía no eres consciente de tal utilidad que todo tiene, es debido a que aun no has podido reconocerMe como el Dador de todo.
413. Pero muy justificado es de tu parte el no haber podido reconocerMe como tal, antes de que supieras que YO SOY El Dador. Tu personalidad, ciertamente, se ha entretenido tanto en desembarazarse o cambiar muchas de las cosas que te be dado, por otras que tú has creído mejores, que, por supuesto, no has podido ni soñar siquiera en que YO, Tu Propio Ser, hubiera podido ser El Dador, mucho menos, naturalmente, reconocerMe como Tú.
414. Mas quizá ya ahora Me reconozcas como El Dador, como la Intima Esencia y Creador de todo lo que hay en tu mundo y en tu vida, aun en tu actual actitud hacia todo ello.
415. Sí, todo ello es obra Mía, porque todo en conjunto constituye las diferentes fases del proceso que he venido usando en la expresión de Mi Idea de tu interna Perfección, la cual Perfección, por ser Mía, está radualmente desenvolviéndose desde tu interno.
416. A medida que, más y más, te des cuenta clara de esto, Yo te iré revelando el verdadero significado y uso de las cosas, condiciones y experiencias a que te someto. Así comenzarás a vislumbrar Mi Idea en lo Interno, y cuando ya la percibas, comenzarás también a conocerMe como a tu propio Ser Verdadero.
417. Pero antes de que realmente puedas conocerMe, necesitas saber que todo lo que Yo te doy es Bueno, debiendo, por tal motivo, hacer tú de ello un buen uso, Mi uso; porque es natural comprender que nada podría tener para ti interés,
ni a ello tendrías derecho, como tampoco te beneficiaría en nada, si eso mismo no fuera utilizado por ti, es decir, puesto en uso.
418. Yo puedo estar expresando por tu conducto hermosas sinfonías de sonido, color o lenguaje, que se manifiesten como música, arte pictórico o poesía, según se nombra en la terminología humana, que impresionen a tal grado a
muchos, que los haga aclamarte como a uno de los más grandes hombres de estos días.
419. Yo puedo estar hablando por tu boca muchas hermosas Verdades o inspirándote para que las escribas, lo cual puede atraer hacía ti a muchos seguidores, quienes te aclamen como el predicador o maestro más admirable.
420. Puedo también, por tu conducto, estar sanando diversas enfermedades, arrojando demonios, dando vista a los ciegos, haciendo andar a los cojos y realizando, en fin, otras muchas maravillas que el mundo llama milagros.
421. Sí, todo esto puedo Yo estar haciendo por ti, pero sabe que nada de eso puede ser de beneficio para ti, individualmente, si no usas y aplicas estas
armonías del sonido en cada una de las palabras que hables, de manera queparezca a todos tus oyentes que están escuchando la dulcísima música celestial; si no haces que tu alto sentido del color y la proporción los manifiestes en tu vida a tal grado, que sólo pensamientos de bondad, elevación y servicialidad fluyan de ti, probando con hechos que el único verdadero arte es aquel que hace ver claramente Mi Perfección en todas Mis expresiones humanas, y es aquel, también, que te hace que dejes que el poder vivificante de Mi Amor se derrame por ti hasta llenar todos los corazones humanos, llevando, así, a su visión interna, Mi Imagen que va oculta en ese Amor que es Mi Amor.
422. De igual modo ninguna confianza puede despertar, a pesar de las maravillosas Verdades que Yo hable u obras que ejecute por tu conducto, si no es que tú, tú mismo, vives esas Verdades, hora por hora y día por día; y haces que tales hechos sean un constante recordatorio de Mí y de Mi Poder, el cual Yo siempre derramo liberalmente para ti, Amado mío; como para todos, a fin de que lo uséis en Mi Servicio.
423. Ahora bien, a ti, a quien aparentemente no he hecho ninguno de estos dones y que por ello te crees indigno y todavía no lo suficientemente adelantado para poder servirMe en tal forma, a ti Yo digo.
424. Exactamente en la misma proporción en que verdaderamente Me reconozcas en tu interno y anheles servirMe seria y determinadamente, en ese mismo grado, sábelo, Yo sabré hacer uso de ti, no importa lo que sea tu
personalidad, y no importa, tampoco, cuáles sean tus faltas, tendencias o debilidades.
425. Sí, Yo igualmente haré que tú, que de tal modo buscas servirMe, logres hacer cosas maravillosas, encaminadas a despertar o a dar nuevo aliento a tus hermanos; que los conduzcas a reconocerMe, tal como tú ya lo has hecho. Y aun
haré que influencies o afectes las vidas de muchos de aquellos con quienes estás en contacto, inspirándolos y elevándolos hacia ideales más altos, cambiando su modo de pensar, así como su actitud hacia sus semejantes, y, por tanto, hacia Mí.
426. Sí, a todos vosotros que buscáis servirMe, no importa cuáles sean vuestros dones, Yo haré que seáis un poder vital para el bien de la comunidad, a fin de que podáis cambiar el modo de vida de muchos, encauzando debidamente sus justas aspiraciones e iluminando y alentando sus legítimos anhelos; y aun siendo, en todos sentidos, una influencia confortante en medio de las actividades mundanales, en las que Yo os haya de colocar.
427. Mas tú, en tales momentos, probablemente no lo sabrás, y aun quizás estés anhelando servirMe o sentir necesidad de una más íntima conciencia de Mí, creyendo que no haces nada, que aun cometes muchos errores y que no has tenido éxito en tus esfuerzos por vivir de acuerdo con los más elevados ideales de Mí; en tal caso, sabe que ese anhelo por servirMe y tal necesidad que sientes por estar más íntimamente ligado a Mí, en conciencia, son justamente el conducto de que me valgo para derramar Mi Potencia Espiritual, la que por ser del todo Impersonal es aprovechada por ti, sin percatarte de que SOY YO el que, desde tu interno, la usa por tu conducto, para lograr mi propósito en tu corazón y en tu vida, así como en la vida y corazón de Mis otros y Tus otros “YO”.
428. Y así, conforme vas llegando a la comprensión clara de todo esto, lo que finalmente tendrá que ser; a medida lo vayas poniendo a prueba en Mi Servicio y hagas de ello un uso práctico en todo lo que tienes, al mismo tiempo YO te iré dando gradualmente la fortaleza y habilidad necesarias para que uses conscientemente Mi Poder Impersonal, Mi sabiduría y Mi Amor, en la expresión de Mi Divina Idea, la que constantemente está pugnando por manifestar por Ti Su
Perfección.
429. Por tanto, muy pronto verás que tu personalidad humana, con todas sus facultades, poderes y posesiones –lo que en realidad son Míos operando y manifestándose a través de ti-, ha quedado por completo a mi disposición, para ser usada por Mí totalmente, y que sólo mediante el uso en tales condiciones pueden lograrse éxito y satisfacción.
430. Y esto es así, porque sólo mediante ese total aprovechamiento es posible desarrollar, como la semilla se desarrolla en cosecha, la habilidad para el uso consciente de todas Mis facultades espirituales en una final y perfecta
expresión de Mi Idea, la cual sólo puede ser expresada a través de tu humana personalidad.
Fuente:Ashamel Lemagsa
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...