Mis Amigos Seguidores en Google

lunes, 29 de junio de 2015

Meditación con tu Diosa Interior, por Susana López




La desvalorización femenina es un hecho que se remonta a siglos atrás en nuestra historia, las religiones mayoritarias, expulsan a la Diosa Madre para imponer sólo al Dios Padre;
En el Antiguo Testamento (texto sagrado para los cristianos, judíos y musulmanes) retratan a la mujer como culpable, a pesar de que en la historia ambos comen del fruto prohibido, es a Eva a la que le cae el mayor castigo:
“-Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces en razón de tu desobediencia: con dolor darás a luz los hijos”
Esta historia (entre otras) se ha alojado en el inconsciente colectivo haciendo estragos; Se inocula una especie de odio hacia lo femenino, que persistirá a lo largo de la historia hasta nuestros días…
Incluso Buda dijo que las mujeres no podían iluminarse, pues para ello deberían antes reencarnarse en hombres…
Esta es una herencia que estigmatiza universalmente a la mujer, como símbolo de pecado, de inducir al vicio y a la perdición. La desvaloriza.
Desde los tiempos de Moisés se encargaron de despojar de todo valor a la mujer y de desplazar a la Diosa, así que hoy en día cuando pensamos en la Divinidad olvidamos el aspecto femenino que también abarca, por eso es necesario que recobremos a la Diosa, y unifiquemos las energías creadoras Dios-Diosa.
Alejandro Jodorowsky dice en su libro “Manual de Psicomagia”:
“En el inconsciente colectivo la mitología permanece activa y puede actuar, de forma sutil, sobre nuestra realidad. Aunque hayamos olvidado el lenguaje de los símbolos, éstos influyen en nuestro comportamiento.”
Las religiones patriarcales han sido determinantes para extender la idea de que la mujer es inferior al hombre y por ende debe someterse a éste.
Por ejemplo en la Edad Media en Europa la iglesia instauró la inquisición con la finalidad de perseguir a la brujería;
En otras palabras, a causa de ello acabaron exterminando cerca de tres millones de mujeres acusadas de pactar con el maligno, que en realidad eran mujeres espiritualmente sabias, parteras y/o sanadoras que conocían las propiedades curativas y cosméticas de las plantas, de los minerales etc. vivían en sana armonía con la naturaleza, eran consejeras, tenían conocimientos sobre la sexualidad y la reproducción (para conseguirla o frenarla) y brindaban una gran ayuda a la sociedad.
Pero para la iglesia suponían una gran amenaza por sus conocimientos y por ser tan beneficiosas para el pueblo, por lo tanto no podían dejar que éste las tomara como imprescindibles para su bienestar, ese hecho les daría poder a las mujeres, y eso no lo podían permitir los grupos dominantes del medievo, así que optaron por acusarlas de que lo que hacían era cosa del diablo.
La misoginia de la iglesia, jugó un papel decisivo en la creación del mito de la bruja como ser maléfico y propició las persecuciones al exaltar la imagen demoniaca de la mujer e instigar el sentimiento de odio que predominó hacia todo lo femenino. También afirmaba su inferioridad frente al hombre. El poder judicial y el poder religioso no estaban separados, así que si sobresalía alguna mujer sabia, acababa en la hoguera…
Al comienzo la caza de brujas fue dirigida por la inquisición, pero en el siglo XVI estos son reemplazados por los tribunales laicos, o sea, los jueces civiles.
No fue sino hasta 1657, cuando ya habían muerto millones de personas, (Honestamente hablando, la persecución no fue sólo contra las mujeres, pero cabe destacar que la inmensa mayoría de las personas procesadas por brujería fueron mujeres.) que la Iglesia condenó las persecuciones.
Los siglos posteriores no fueron especialmente halagüeños tampoco para la posición de la mujer en la sociedad, relegada al rol de ama de casa, y el de procreadora…
Hubo que luchar mucho para conquistar un lugar digno, que gracias a muchas heroicas mujeres, podemos disfrutar de ciertos derechos y reconocimientos, pero por como yo lo veo, aún hay mucho que trabajar, para llegar a un nivel de igualdad universal.
De esos barros vinieron estos lodos… puesto que hoy en día la ONU sigue recabando datos sobre la discriminación de la mujer:
“Las desigualdades entre el hombre y la mujer están muy arraigadas en las sociedades.
Las mujeres están mal representadas en los Gobiernos, los Parlamentos y los consejos de administración de las empresas. Tampoco tienen acceso a un trabajo decente, se enfrentan a la segregación ocupacional y sufren diferencias por su sexo.
A veces también se les niega el acceso a la educación básica y a los servicios de salud y, en todas las regiones del mundo, son víctimas de la violencia y la discriminación.”
Y esto es lo que dice la UNESCO:
“Muchas sociedades siguen teniendo patrones de desvalorización hacia la mujer: La igualdad de género es fundamental para la realización de los derechos humanos de todas las personas.
Sin embargo, las leyes discriminatorias contra las mujeres aún persisten en todos los rincones del mundo.
En todas las tradiciones jurídicas existen muchas leyes que continúan institucionalizando la condición de segunda clase para las mujeres y las niñas. Estas formas de discriminación menoscaban el empoderamiento de la mujer.
En la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW)
El artículo 15(1) establece de manera explícita que los Estados que han ratificado la Convención deben reconocer a la mujer la igualdad con el hombre.
Treinta años después de que la Convención entró en vigor, el reconocimiento de los derechos de igualdad respecto al hombre todavía continúa siendo ilusorio para millones de mujeres en todo el mundo.”
Esto es bastante palpable para millones de mujeres tanto de occidente donde se supone que hemos alcanzado derechos de igualdad, que a mi juicio y como hemos visto, más sobre el papel que en la realidad, como del resto del mundo, donde se vulneran por sistema los derechos humanos fundamentales de las mujeres y niñas.
Son alarmantes los casos de violencia machista, y asesinatos de mujeres a manos de sus parejas. La explotación sexual. La cosificación de la mujer en los medios de comunicación… Sueldos inferiores… Etcétera.
Sin mencionar ciertos países en vía de desarrollo, así como de los países orientales, donde en nombre de las leyes machistas, de la religión y/o la tradición, se practican barbaridades, como la mutilación genital, casamientos concertados con niñas, etcétera.
Podríamos estar hablando, sin temor a equivocarnos de un auténtico holocausto femenino…
¡Siglos y siglos de odio!
Al final todo ese odio ha provocado auto-odio en las mujeres inoculado por tantas generaciones de infravaloración deslizándose en el inconsciente femenino…
Toda esa energía negativa luego repercute en las mujeres en forma de enfermedades, en neurosis de fracaso y de rechazo inconsciente a ser mujer.
Por ejemplo en la antigüedad, la menstruación -sin duda alguna, función biológica esencialmente femenina-, hay muchas creencias en las que se pone de manifiesto que la menstruación era algo impuro, sucio y debían someterse a rituales varios de limpieza y purificación. 
En el Antiguo Testamento habla de que las mujeres eran impuras mientras menstruaban y no podían acercarse a los templos y tampoco podían tocar objetos sagrados.
Hoy en día quizás de un modo distinto se sigue viviendo como algo sucio, impuro, algo que hay que esconder… muchas son las mujeres que se quejan de ésta como un “castigo divino”, expresando la suerte que tienen los hombres de no tener que pasar por el “calvario” del sangrado mensual…
Louise L. Hay, en su libro “Usted puede sanar su vida” en el apéndice del significado emocional de las enfermedades en el apartado de “Problemas con la menstruación” esto es lo que dice que significa:
  • Rechazo de la propia feminidad.
  • Culpa, miedo.
  • Creencia en que los genitales son pecaminosos o sucios.
Son millones las mujeres que acusan intensos dolores menstruales, síndromes premenstruales con un amplio catálogo de síntomas: desde la hinchazón, pasando por fiebre, irritabilidad, etc. hasta a padecer microdepresiones, por citar algunos… Son muchas las que acaban pasando por cirugía para extirpar miomas uterinos, endometriosis, cáncer de útero u ovarios… etc.
A mi juicio es importante conocer el origen de las cosas, pues al igual que las enfermedades corporales es importante detectar qué fue lo que provocó tal situación para sanarlas desde la raíz, es bueno saber la historia para conocer el origen de esta neurosis colectiva que arrastramos generación tras generación. En algún momento ha de cesar este statu quo y sanar de una vez por todas, esta grave situación. Sé que aunque tenga buenas intenciones, yo sola, o con una mera meditación, no voy a cambiar el mundo pero me inspiro en el siguiente cuento:   
“En un lugar de oriente, había una montaña muy alta que con su sombra tapaba una aldea y los niños crecían raquíticos. Una vez un viejo, el más viejo de todos, salió de la aldea con una de esas cucharitas chinas de porcelana en la mano. Los vecinos le dijeron: – ¿Adónde vas, viejito? – Voy a la montaña. Respondió.– ¿Y a qué vas?– Voy a mover la montaña.– ¿Y con qué las vas a mover? – Con esta cucharita. –Jajaja, Viejo loco… ¡Nunca podrás! – Sí, nunca podré, pero alguien tiene que comenzar a hacerlo.”

Esta es una meditación que ha sido canalizada a través de los Registros Akáshicos, preguntando por una meditación que pudiera ayudar a un gran número de personas, mis Maestros y Guías de Luz me comunicaron esta meditación alegando que era preciso sanar el lado femenino en nuestro planeta, que era urgente comunicar y reconectar con la energía de la Diosa…
Así nace este mensaje de amor, sanador, con la misión de ser compartido y expandido lo máximo posible, para ayudar a recordar el valor de lo femenino.
Al hacernos conscientes de esta desvalorización que ha permanecido durante siglos hasta nuestra actualidad, podemos empezar a actuar en el presente para sanarla. Para que podamos empezar a reconciliarnos con nuestra feminidad, reconocer nuestro valor, aceptar con amor nuestra naturaleza cíclica, y darnos nuestro legítimo lugar, en armonía y sano equilibrio con todo. Recobrar el orgullo de ser mujeres, y cesar el castigo que nos implantaron en lo más profundo de nuestra psique.
Al mismo tiempo, también puede ser una buena herramienta para todos aquellos hombres que quieran explorar su lado femenino y conectar con la energía de la Diosa. Para poder sanar e integrar lo femenino, aceptando a la mujer como su igual y reconociendo su valía.
El video es modesto y lo he hecho lo mejor que he podido con los medios que tengo, pero lo importante es el mensaje de salud y amor hacia la feminidad que tanta falta hace en esta sociedad patriarcal.
Si te resuena y te resulta útil por favor, compártela con las mujeres que creas que les puede ayudar esta meditación, y también con los hombres que estén interesados en conectar con su parte femenina, pues lo que das te lo das.
Namaste, Susana López.

Las emociones no se superan desde la negación



Las emociones no se superan desde la negación, o al menos eso pienso yo.
Callar nos convierte en seres amargados cohibidos y frustrados. Seres limitados en nuestro lenguaje psico-emocional. Algo imprescindible para llegar a ser adultos sanos de mente cuerpo y espíritu.
Frases como.
-No sufras.
-No llores.
No estés triste.
No te enfades.
¡¡O no estés mal!!.
Ninguna emoción esta mal ¿o si?.
Frases como, "los hombres no lloran" nos han hecho mucho daño tanto a ellos como a ellas, que hemos pensado que los hombres son duros y sin corazón y ellos que serian hombres menos hombres si llegaran expresar alguna debilidad considerada , "como cosas de mujeres" durante mucho mucho tiempo.
Causa o responsabilidad la hay, cierto, pero ya esta hecho.
¿Quien nos devuelve los momentos de no comprensión hacia el otro?
No se trata de que ahora de que busquemos culpables, sino de que seamos conscientes de si estamos manifestando nuestras emociones o las estamos reprimiendo.
Palabras que nos dicen desde pequeños siempre que nos impiden comunicarnos y dar rienda suelta a nuestro interior, a nuestros estados de animo que consideramos negativos.
Fíjense que digo, consideramos negativos, ¿porque realmente son negativos?.
O lo que sucede es que nuestra mente las evalúa o interpreta así.? ¿Es cierto lo que nos parece percibir siempre?, o a veces ¿malinterpretamos los sucesos según la forma en la que se mire? o nuestra forma de analizar.
Que bueno seria permitirse llorar. Estar hoy triste porque así me siento.
Ser libre de sentir lo que quieras sin que ello moleste incomode o haga sentir mal al otro.
Uno de los motivos por los que no expresamos lo que sentimos es para evitar conflictos. Hay quien cree que así evita hacer daño a otra persona, y no se da cuenta de que el daño se lo hace al reprimirse.
Otra razón puede ser el miedo a sentirse rechazado o creer que no le van a entender. Esto se soluciona mejorando la autoestima y comunicándose de forma asertiva.
Además, la sociedad nos dice que hay ciertas emociones que debemos controlar.
Están mal vistos los celos, los enfados, la rabia, la ansiedad, la depresión… vamos, lo que algunos llaman las emociones negativas.
¡Basta ya! Señores: no hay emociones positivas ni negativas, y no debemos aprender a controlarlas sino a gestionarlas.
Cuantas madres de familia me dicen en mis privados que se tragan el dolor, de por ejemplo alguna desgracia en sus vidas, delante de sus hijos, marido, o familiares, Por no hacerles daño, para que no sufran dicen.....
Y que pasa con su dolor,? lo callas, lo anulas para que se quede dentro y se infecte dando lugar a la epidemia del siglo XI, la depresión.
¿Daño?¿Como puede mi emoción hacerte daño a ti si es mi emoción.?
Porque me quieres y quiero no verte triste enfadada, melancólica etc,...
¿Me quieres realmente?
¿Sabes realmente lo que me pides?....
Me pides que sea una persona sin emociones y esto es un precio muy alto que me debo plantear si debo o quiero pagar.
Si me aguanto mis emociones, me estoy cohibiendo, me estoy forzando a no escuchar mi interior, para vivir solo lo de fuera. No expresando lo que realmente siento estoy viviendo a medias, o al menos así lo interpreto yo.
Expresar aquello que nos gusta, lo que nos da miedo, decir las cosas que nos generan alegría, las que percibimos con asco, expresar nuestro agradecimiento o mostrar muestras disculpas es lo que nos ayuda a liberar y a compartir nuestros sentimientos, y es la mejor manera de sentirnos bien.
En definitiva me estoy ANULANDO. Estoy dejando de SER.
Es duro esto... verdad?
Reprimir los sentimientos puede enfermarte.
Las personas que reprimen constantemente lo que sienten, bien sea por vergüenza, por timidez o por miedo, acaban enfermando.
Existen algunas enfermedades directamente relacionas con la incapacidad de expresar emociones y sentimientos: los dolores de estómago, las úlceras, los infartos, la hipertensión y el síndrome del colon irritable son algunos ejemplos.
Pero además de lo que nos puede ocasionar a nivel físico, vivir guardando nuestros sentimientos puede llegar a deteriorar seriamente las relaciones con las personas que queremos.
Saber cuánto queremos a los demás no es suficiente: lo importante es que ellos se den cuenta. Estamos acostumbrados a dar por sentado que los demás saben lo que sentimos, o aún peor, tendemos a querer que lo adivinen.
Ésta es la razón por la que muchas parejas se pelean a diario.
Si realmente quieres a esa persona, ¡díselo! No esperes una ocasión especial: busca cualquier excusa para decirlo lo que sientes.
Puede que te parezca una tontería, pero eso hará que siempre lo tenga presente, que no tenga que imaginarlo, y ayudará a mantener vivo ese sentimiento.
Abrazos y bendiciones a todos.
Autor : Marisol Cano

MANTÉN TU VISTA EN EL PREMIO



Publicado por Julieta Herrera en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
Las Verdaderas Nuevas Más Allá del Terror 
por Jeff Foster
Una bomba en una mezquita, sangre corriendo durante la oración. Una masacre en una playa repleta de turistas. La transmisión de gente decapitada en alta definición a través de la Internet. Tortura, violación, asesinato; impactantes violaciones de los derechos humanos. Gente lastimando gente en nombre de dioses e ideologías. Un día común y corriente en este antiguo planeta.
¿Acaso llegó el momento de darnos por vencidos?
¿Será éste el momento de cantar con más fuerza nuestras canciones de amargura, derrota y rabia desenfrenada? ¿Es el mundo un error insensato, una aberración de la consciencia, una pérdida de tiempo para todos? ¿Al final del camino, la filosofía nihilista estaba en lo correcto?
Cuando nos enfrentamos a noticias como éstas a menudo podemos sentirnos tan impotentes, tan decepcionados, tan asustados, tan inseguros; como si estuviéramos viviendo en un mundo que se ha vuelto loco, desquiciado, fuera de control. Todo parece como una pesadilla, como si una especie de fuerza oscura o maligna estuviera asumiendo el control. Algunos comienzan a hablar de la llegada del Apocalipsis. Ciertamente, se puede sentir como el fin del mundo de cuento de hadas en el que algún día creímos.
En medio de la devastación buscamos respuestas, causas, algo o alguien a quien culpar, una forma de dispersar nuestra tensión, una salida para toda esa rabia, dolor y confusión, un escape de esa energía de vida no procesada. ¿Culpamos a los asesinos? ¿A sus padres? ¿A la sociedad en general? ¿Al cerebro humano? ¿A la comida que consumimos? ¿A los químicos? ¿A las estrellas? ¿A nuestros gobiernos? ¿A las religiones? ¿Cosificamos a los asesinos como enfermos, retorcidos, locos, malditos? ¿Nos ponemos en guerra con ellos como lo han hecho ellos con nosotros, deseando más muerte y destrucción sobre ellos y sobre sus hijos, sus madres, sus amantes? ¿Nos adentramos en la milenaria historia del bien contra el mal, de nosotros contra ellos? ¿Consolidamos aún más nuestra identificación con un irreflexivo sentido de yo construido por la mente? ¿Acentuamos las divisiones?
En nombre de la paz, ¿nos convertimos a nosotros mismos en terroristas?
¿Maldecimos a Dios y al universo, y deseamos nunca haber nacido? ¿Tratamos de adormecernos a nosotros mismos, distraernos de esas noticias, con alcohol, drogas, sexo, trabajo, compras, comodidades mundanas? ¿Desestimamos los horrores, retiramos nuestros corazones de los corazones de nuestros hermanos y hermanas en otras regiones del planeta, le damos la espalda a su triste situación, murmurando para nosotros mismos, mientras leemos el periódico en la mañana, lo “fea” y “terrible” que está la situación, sin hacer nada para generar un cambio y una sanación real?
¿Nos encargamos de difundir el problema, pero nos damos por vencidos cuando se trata de ser parte de la solución?
¿Acudimos a maestros espirituales para que nos consuelen con una charla sobre la naturaleza ilusoria de la vida y la irrealidad de la que todos somos testigos? ¿Regurgitamos frases vacías como ‘nada importa’, 'todo es un inocente juego de maya,’ y 'de cualquier forma, nadie tiene elección’? ¿Calificamos lo que vemos como 'irreal’ o 'ilusión’ para alejarnos del dolor de tener que confrontar todo el lío y la aparente falta de control de esta manifestación relativa e impermanente? ¿Pretendemos que los acontecimientos del mundo no tienen nada que ver con nosotros, que todo es independiente y que somos personas separadas? ¿Caemos en el solipsismo? ¿En la anarquía? ¿Cerramos nuestros corazones con más fuerza, construimos nuestros muros aún más altos y vivimos en un estado protegido, impregnado de miedo? ¿Rechazamos este mundo y soñamos con una perfecta vida después de la vida?
¿Utilizamos la 'realidad’ de las noticias como una excusa para darnos por vencidos, para cerrarnos, para olvidar lo que realmente somos? ¿Dejamos que los 'terroristas’ ganen abandonando nuestro camino y viviendo una vida de terror nosotros mismos, y aterrorizamos a otros que etiquetamos como 'malos’? ¿Nos sumamos a los problemas que vemos?
¿O utilizamos la aparición de los problemas para vernos más profundamente a nosotros mismos y a la forma en que vivimos y como tratamos a los demás? ¿Vemos la locura como un llamado a la claridad? ¿A la violencia como una invitación al amor? ¿Al dolor como un llamado a la compasión? ¿Al terror como una invitación a recordar y expresar con más profundidad y con más convicción la infinita inteligencia que somos?
¿Justificamos la matanzas? Absolutamente no. ¿Sentimos el dolor de las víctimas, y la de sus seres queridos? Por supuesto que sí, porque no estamos separados. ¿Haríamos todo lo posible para evitar que este tipo de cosas ocurran de nuevo? Absolutamente. ¿Trabajamos por la justicia? Sí. ¿Nos sentamos tranquilamente y simplemente 'aceptamos’? Si aceptar significa indiferencia y pasividad y soportar, no. Si significa alinearnos profundamente con la vida, sabiendo que el cambio inteligente y la sanación siempre surgen del hecho de sumergirnos en el misterio del momento, entonces sí. La verdadera aceptación y el cambio creativo son amantes.
En Medio Oriente, un judío donó uno de sus riñones a una Palestina enferma, salvando su valiosa vida. En la India hay una mujer que alimenta y baña a los leprosos porque se ha dado cuenta que todos somos expresiones de una misma consciencia y le alegra mucho vivir así, a pesar de lo que los demás digan de ella. En San Francisco, un hijo toma la mano de su anciano padre y de repente se da el perdón, como por arte de magia; en una forma inesperada, el peso de la violencia y el resentimiento de toda una vida se desvanecen, como si nunca hubiera pasado nada.
¿Qué 'nuevas’ les estamos enseñando a nuestros hijos? ¿Les estamos enseñando que han nacido en un mundo esencialmente malo, enfermo y lleno de miedo, y que deben vivir con temor y odio? ¿Les estamos enseñando que la violencia es inevitable y que ya viene 'incluida’ en su naturaleza? ¿O les estamos enseñando que todo el crimen y la tortura que vemos en las noticias diarias surgen del olvido de lo que somos, de una falsa y equivocada creencia en la separación?
¿Cuáles son las verdaderas 'nuevas’ de nuestros días?
¿Les estamos enseñando a renunciar a sus sueños porque hay gente mala allá fuera intentando detenerlos? ¿Los estamos enseñando a renunciar al amor y a la compasión, y al cambio y a la humanidad y a la alegría debido a todas esas 'nuevas’? ¿Les estamos enseñando a enfocarse en lo que está mal en el mundo, a aferrarse a lo 'negativo’, a cantar canciones de derrota y desilusión? ¿Los estamos volviendo ciegos a lo 'negativo’ enfocándolos solamente en lo 'positivo’? O los estamos enseñando a reconocer la violencia en el mundo, el dolor, pero estando conscientes de que todo eso es parte de una imagen infinitamente más grande, una imagen en donde todo está interconectado y todo es importante y todo está en equilibrio y nada está escrito sobre piedra?
No utilices las noticias como excusa para dejar de vivir tu verdad, ni por un solo instante. No creas, ni por un segundo, que hay una fuerza en el mundo llamada 'el mal’ con algún tipo de poder que sea capaz de vencer a la vida.
El terror no puede ganar porque proviene de un craso malentendido acerca de nuestra naturaleza. Solamente nos estamos lastimando, nos estamos apuñalando a nosotros mismos, nos estamos defraudando y en el fondo lo sabemos y siempre lo hemos sabido. Una ola nunca puede separarse del océano, ni tampoco de ninguna otra ola, y más allá de nuestras diferencias de creencias y opinión, todos somos movimientos de la Única Vida, el verdadero Poder, más allá del 'poder’ mundano de las armas de fuego y cuchillos de carne con sangre goteando.
Enséñales a tus hijos las realidades del mundo sí, pero, lo más importante, muéstrales las realidades de sus corazones y de los corazones de aquellos a quienes llaman 'los otros’. Permite que el juego actual de la violencia sirva para profundizar aún más tu convicción en este don eterno, inmutable que es la Presencia, la Presencia que siempre has conocido, y para confirmar nuevamente tu intención de parar toda violencia en ti mismo, para vivir como tú sabes que puedes vivir. No permitas que las noticias, o las historias que selectivamente se te presentan como noticias te distraigan de la Verdad.
Honra a las víctimas. 
Recorre tu camino con coraje. 
Exprésate. Crea. Organiza. 
Apaga tu maldita televisión. 
Mantén tu vista en el premio.

domingo, 28 de junio de 2015

TE AMO



Hola. No nos conocemos, pero te amo.
Espera. No te asustes.
Sólo quiero decir: me reconozco en ti. 
Detrás de las palabras, de las historias, del ruido y los silencios, sé que yo soy lo que tú eres. La consciencia en sí. Reconociéndose a sí misma como el 'otro,' así, el 'otro' no es ningún 'otro.'
Yo soy tú, en el sentido más profundo. Te conozco íntimamente como yo mismo. Esto es amor.
No somos dos convirtiéndose en uno, amigo, porque el Uno nunca se divide.
No estamos intentando conectarnos, sino conocernos profundamente como aquello que nunca puede desconectarse.
No sé nada 'acerca' de ti, amigo. Pero eso no importa.
Tu historia es secundaria a este amor. Nuestras historias y futuros palidecen en comparación a lo que arde aquí.
Somos amigos ancestrales; amantes desde hace mucho tiempo. Los cuerpos han cambiado, el drama de la encarnación se ha agotado, pero el amor ha sobrevivido.
Somos ancestrales, y sin embargo frescos. Presentes. Aquí.
E incluso si nunca nos volvemos a encontrar, te amo, más allá de las despedidas y de los saludos. No puedo evitarlo. Es mi naturaleza.
Con amor de ti mismo,
Jeff Foster

24 cosas para recordar siempre… y una sola para nunca olvidar.




Por Gabriel Vallejo Artículos, Reflexiones
1. Tu presencia es un regalo para el mundo

2. Es una persona única en un millón
3. Tu vida puede ser como tú quieres que sea
4. Vive cada día con intensidad
5. Cuenta tus alegrías, no tus desdichas
6. Lucharas contra la adversidad que se te presente
7. Dentro de ti hay infinitas respuestas
8. Comprende, ten coraje, ser fuerte
9. No te impongas límites
10. Hay tantos sueños que esperan ser realizados
11. Las estaciones son tan importantes para librarlas al azar
12. Lucha por tu idea, tus sueños
13. No hay nada tan desgastante como las preocupaciones
14. Mientras más carguemos con un problema, más pesado se hace
15. No asumas los acontecimientos con tantísima seriedad
16. Vive una vida de serenidad, no de lamentos
17. Recuerda que un poco de amor recorre largos caminos
18. Recuerda que mucho… es para siempre
19. Recuerda que la amistad es una sabia inversión
20. Los tesoros de la vida son personas… unidas
21. Nunca es tarde
22. Transforma lo cotidiano en extraordinario
23. Ten salud, esperanza y felicidad
24. Pídele un deseo a una estrella
Y jamás olvides… ni siquiera por un día… cuan especial eres

Sintiendo los Sentimientos


Normalmente, cuando le preguntas a alguien, '¿Cómo te sientes en este momento?' te tirará una historia ACERCA de sus sentimientos, un cuento acerca de su pasado y de su futuro, acerca de qué y cuándo le hizo que a alguien; un relato personal que implica culpa, justificación y puntos de vista.

Una mejor pregunta, quizás, sería '¿Qué está pasando en tu cuerpo en este momento?'. Porque los sentimientos no pasan en el pasado ni en el futuro, sólo las historias. Los sentimientos, los verdaderos sentimientos, siempre surgen ahora, en el cuerpo. Los sentimientos están vivos, son inmediatos, son dinámicos, y reclaman nuestra atención en el momento presente. El resto son historias sobre el pasado y el futuro, y las historias nos distraen de lo que está presente...
Es muy importante hacer una distinción entre los sentimientos (que siempre se dan en el presente, que surgen en el cuerpo, que son de primera mano y que están vivos) y los juicios, las proyecciones y los puntos de vista mentales y abstractos.
Porque la sanación en realidad comienza cuando nos atrevemos a contactar aquello que está VIVO.
- Jeff Foster

UNA FELICIDAD GENERADA INTERNAMENTE




No busques la felicidad. La felicidad nunca proviene desde fuera de ti, al igual que el calor del Sol, que sólo se genera internamente. Busca fuera de tu hermoso ser y serás un buscador por siempre, aferrándote u odiando a los demás, serás una víctima del destino o del azar y de los estados de ánimo, de los caprichos, deseos y anhelos de los demás. Los demás no pueden ser controlados o pronosticados, y su más profunda experiencia está sujeta a las leyes de la impermanencia. Ellos te aman, te olvidan, te castigan, te celebran, te desean, pierden interés, se acercan a ti, se van. Se expanden y se reprimen. A veces mantienen sus promesas, y a veces no; a veces dicen la verdad, y a veces no quieren o no pueden; y eso ya no importa más, porque has dejado de engancharte con ellos, ellos ya no son responsables de tu felicidad, y nunca lo fueron; por favor, no dependas de ellos. Tu autoestima es generada internamente, la calidez de la presencia está siempre contigo.
Mamá y papá te llamaron bueno o malo, te alabaron o culparon, te jalaron o empujaron, quisieron que fueras como ellos o que no fueras como ellos, te escucharon o no, estaban sobrecargados de trabajo o estresados o intoxicados, te bañaron con alabanzas o te las retiraron sin siquiera avisarte; te ignoraron, descuidaron, o se avergonzaron de ti, te golpearon, te tocaron en una forma que no sentías que era la adecuada y silenciaste esa voz que siempre SUPO que eso estaba mal (para retener su amor, para mantenerte seguro y así poder seguir adelante), sin embargo ellos no conocían la verdad, y estaban sintiendo un dolor desesperado... y no lo sabían, y no lo sabían.
Y ahora eres libres, o al menos estás en contacto con Eso que siempre fue libre, porque estás presente, y tu vida es tu vida, y estás respirando, y tienes un infinito valor como una expresión del universo, y tienes el derecho a sentir lo que sientes sin sentir vergüenza. Y tienes mucho que dar, y no necesitas perdonar, porque el perdón es intrínseco a la presencia, y no hay nada que perdonar, y sí mucho que sentir.
Siempre estuviste brillando, pequeño, siempre fuiste la Fuente y el Sol y la Luz, y nadie podría tocar eso, y nadie podría jamás quitártelo.
- Jeff Foster

EL AMOR DIVINO NUNCA FALLA




El amor divino nunca falla. El amor divino resuelve cualquier problema. Afirmaciones como las anteriores se repiten en los libros de metafísica y por supuesto, son absolutamente veraces, pero uno no siempre piensa que los escritores o los lectores entienden con claridad lo que significan. Es cierto que muchas personas creen firmemente en ellas y , sin embargo, obviamente han sido incapaces de probarlas en la práctica. ¿ Por qué? Creo que la explicación radica en que, conscientemente o inconscientemente, la gente piensa que el Amor Divino es una especie de Poder ubicado fuera de ellos, probablemente en el cielo, como en el paraíso ortodoxo, y esperan que en poco tiempo , si piden con la fuerza suficiente, ese Poder bajará a rescatarlos.
No suelen admitir que abrigan esa idea, pero creo que esa noción es la que en realidad suscriben. De hecho, no existe tal poder exterior, y por lo tanto, no se puede recibir ayuda de esa manera.
El único lugar donde puede existir el Amor Divino , en lo que a usted respecta, es en sus propios corazones. Cualquier amor que no esté en su corazón no existe para usted, y por lo tanto, no puede afectarlo de ningún modo. Lo que debe hacer, pues, es llenar su corazón de Amor Divino, pensando en ese Amor, sintiéndolo y expresándolo, y cuando esa sensación de amor Divino es lo suficientemente vívida, lo sanará y resolverá sus problemas, y le permitirá sanar también a otros.
Esa es la Ley del Ser y ninguno de nosotros puede cambiarla. Ahora vemos por qué la crítica , la queja, en hincapié en los agravios, el ansia de superar a otros, etc, son fatales para la manifestación, porque impiden que el Amor Divino nos sane.( Ver l Corintios, capítulo 13.)
Extraído del libro Dale valor a tu vida de:
EMMET FOX

VIVE LA VIDA




Publicado por Julieta Herrera en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
Vive la vida, no permitas que se te escape.
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”, dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante.
Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte. Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros “poetas muertos”, te ayudan a caminar por la vida.
La sociedad de hoy somos nosotros. Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…
Walt Whitman

sábado, 27 de junio de 2015

Carl JUNG: recordando al médico del alma


Carl Jung sobre Dios, la muerte y la importancia de encontrar significado en una memorable entrevista (VIDEO)

Publicado por cajadepandora

A 54 años de su muerte, recordamos a Jung con la que tal vez sea la entrevista más emotiva y memorable que se tiene documentada en vídeo. 


Carl Jung es una de las personas que más han hecho para restaurar el alma en el mundo moderno e incrementar laconciencia del ser humano. O como dice esta memorable entrevista de la BBC : “La historia lo recordará como uno de los médicos más grandes de todos los tiempos”. Y es que Jung era psiquiatra, pero sabía, como uno de sus grandes precursores, el también suizo Paracelso, que “aquel que cura el alma es más grande que aquel que solo cura el cuerpo”. Jung, sobra decirlo, es entrañable y sinceramente apreciado en Pijama Surf, por lo que publicamos esta entrevista este 6 de junio en el que se cumplen 54 años de su muerte. La entrevista fue realizada en su casa en el Lago Zurich en 1959, lugar en el que Jung construyó un pequeño castillo: la Torre de Bollingen, donde inscribió una serie de enigmáticas frases de alquimia y filosofía. Es un placer ver a Jung a los 84 años hablar sobre su vida y su trabajo con una lucidez y una serenidad que muestran cómo sus experiencias se convirtieron en sabiduría

Carl Jung – Face to Face

Ver el video con subtítulos en Castellano en el siguiente link:
 www.odiseajung.com/mediateca/cg-jung-en-la-bbc-1959-subtitulos-en-castellano/
Jung narra el primer momento en el que tomó conciencia de su propia individualidad, a los 11 años, lo que describe como “salir de una niebla” para decir con asombro y firmeza: “yo soy, yo sé que soy”. Jung dice, ante la pregunta de si cree en Dios, que no necesita creer: “Sé”.

Es fascinante notar cómo su interés infantil por la arqueología, como si fuera una señal de su propio daimon o por lo menos un heraldo de su vocación, se transformó en su estudio de la profundidad de la psique humana, específicamente de los arquetipos y el inconsciente colectivo, una forma de arqueología de la mente. O ese “aspecto impersonal de la psique”, como dice en la entrevista, al contar también cómo surgió su idea del inconsciente colectivo después de relacionar lo que le dijo un paciente esquizofrénico sobre el origen del viento en el Sol con una liturgia mitraica que encontró en un libro publicado posteriormente, la cual hacía exactamente la misma referencia pero que no podía haber sido consultada por su paciente ya que no existía una traducción antes de esa fecha.

“Hay partes de la psique que no están limitadas al tiempo y al espacio”, explica Jung, por lo cual no podemos estar seguros de que la muerte es el final y es concebible que la psique siga existiendo en alguna forma de vida más allá del tiempo y el espacio. Esto está relacionado con su filosofía de que debemos de ver a la muertecomo el objetivo, “la gran aventura que yace por delante”, y no como algo de lo cual se debe huir. Pensar sobre la muerte, pensar de esta forma, “hace que nos sintamos mejor”, dice Jung, haciendo eco de la idea de Sócrates de que la filosofía es esencialmente “una meditación sobre la muerte”; la muerte es lo que da significado a nuestra vida  y nos coloca en el centro de la reflexión sobre la naturaleza del alma.

La parte climática de la entrevista viene cuando el periodista John Freeman le pregunta: “Mientras que el mundo avanza hacia mayor eficiencia técnica, parece cada vez más necesario que las personas se comporten colectiva y comunalmente, ¿cree usted  que es posible que el máximo desarrollo del hombre sea sumergir su propia individualidad en una forma de conciencia colectiva?”, a lo que Jung  contesta:

Eso es poco probable. Creo que habrá una reacción –una reacción se establecerá en contra de esta disociación comunal. ¿Sabes?, el hombre no soporta para siempre su anulamiento. En algún momento, habrá una reacción, y la veo estableciéndose cuando pienso en mis pacientes, todos buscan su propia existencia y afirman su existencia en contra de una completa atomización hacia la nada o hacia la falta de significado [meaning]. El hombre no puede soportar una vida sin significado.

Así acaba de manera apropiada esta entrevista con una de las grandes enseñanzas de Jung: que el hombre necesita encontrar significado para poder continuar su camino en el mundo. Sin significado no hay salud, no hay evolución, no hay crecimiento espiritual. Más allá de las necesidades materiales de subsistencia, la psique necesita también satisfacer sus necesidades y es capaz de subordinar a la materia con tal de conseguir lo que necesita. De no encontrar este significado (o sentido, el término meaning admite ambas traducciones), ese alimento vital de la psique, la existencia se desvanece y marchamos como autómatas hacia el Leteo. Tal vez esto ocurre porque el significado es el campo a través del cual la psique habita en el mundo o, dicho de otra forma, el significado es la forma en la que el alma se hace manifiesta. El significado es en el pensamiento de Jung, haciendo eco de la traducción de Richard Wilhelm, lo mismo que el Tao.

Twitter del autor: @alepholo

Fuente: Pijamasurf.com
Fuente: lacajadepandora.eu
“Liberación AHORA”



"En la Quietud" - Eckhart Tolle



Cuando percibes la naturaleza sólo a través de la mente, del pensamiento, no puedes sentir su plenitud de vida, su ser. Sólo ves la forma y no eres consciente de la vida que la anima, del misterio sagrado. El pensamiento reduce la naturaleza a un bien de consumo a un medio de conseguir beneficios, conocimiento, o algún otro propósito práctico. El antiguo bosque se convierte en madera; el pájaro, en un proyecto de investigación; la montaña, en el emplazamiento de una mina o en algo por conquistar.
Cuando percibas la naturaleza, permite que haya espacios sin pensamiento, sin mente. Cuando te acerques a la naturaleza de este modo, ella te responderá y participará en la evolución de la conciencia humana y planetaria.
Nota: lo presente que está la flor, lo rendida que está a la vida.
La planta que tienes en casa…, ¿la has mirado detenidamente alguna vez? ¿Has permitido que ese ser familiar pero misterioso que llamamos planta te enseñe sus secretos? ¿Te has dado cuenta de lo pacífica que es, de que está rodeada de un campo de quietud? En el momento en que te das cuenta de la quietud y de la paz que emana, esa planta se convierte en tu maestra.
Observa un animal, una flor, un árbol, y mira cómo descansan en el Ser. Cada uno de ellos es él mismo. Tiene una enorme dignidad, inocencia, santidad. Sin embargo, para poder ver esto, tienes que ir más allá del hábito mental de nombrar y etiquetar. En el momento en que miras más allá de las etiquetas mentales, sientes la dimensión inefable de la naturaleza, que no puede ser comprendida por el pensamiento ni percibida por los sentidos. una armonía, una sacralidad que, además de compenetrar la totalidad de la naturaleza, está dentro de ti.
El aire que respiras es natural, como el propio proceso de respirar.
Dirige la atención a tu respiración y date cuenta de que no eres tú quien respira. La respiración es natural. Si tuvieras que acordarte de respirar, pronto morirías, y si intentaras dejar de respirar, la naturaleza prevalecería.
Reconecta con la naturaleza del modo más íntimo e interno percibiendo tu propia respiración y aprendiendo a mantener tu atención en ella .Esta es una práctica muy curativa y energetizante. Produce un cambio de conciencia que te permite pasar del mundo conceptual del pensamiento al ramo de la conciencia incondicionada.
Necesitas que la naturaleza te enseñe y te ayude a reconectar con tu Ser. Pero tú no eres el único necesitado; ella también te necesita a ti.
No estás separado de la naturaleza. Todos somos parte de la Vida Una que se manifiesta en in-contables formas en todo el universo, formas que están, todas ellas, completamente ínterconectadas. Cuando reconoces la santidad, la belleza, la increíble quietud y dignidad en las que una flor o un árbol existen, tú añades algo a esa flor o a ese árbol. A través de tu reconocimiento, de tu conciencia, la naturaleza llega a conocerse a sí misma. ¡Alcanza a conocer su propia belleza y sacralidad a través de ti!
Un gran espacio silencioso contiene en su abrazo la totalidad del mundo natural. Y también te contiene a ti.
Sólo mediante la quietud interior tienes acceso al reino de quietud en el que habitan las rocas, las plantas y los animales. Sólo cuando tu mente ruidosa se queda en silencio puedes conectar profundamente con la naturaleza y sanar la separación creada por el exceso de pensamiento.
Pensar es una etapa en la evolución de la vida. La naturaleza existe en una quietud inocente que es anterior a la aparición del pensamiento. El árbol, la flor, el pájaro o la roca no son conscientes de su propia belleza y santidad. Cuando los seres humanos se aquietan, van más allá del pensamiento. La quietud que está más allá del pensamiento contiene una dimensión añadida de conocimiento, de conciencia.
La naturaleza puede llevarte a la quietud. Ése es su regalo para ti. Cuando percibes la naturaleza y te unes a ella en el campo de quietud, éste se llena de tu conciencia. Ése es tu regalo a la naturaleza. A través de ti, la naturaleza toma conciencia de sí misma. Es como si la naturaleza te hubiera estado esperando durante millones de años.
Eckhart Tolle

Descubre cual es tu nivel de conciencia



1-Nivel de consciencia feudal o arcaico
Este nivel de consciencia humano está basado en la supervivencia mediante los instintos. El cerebro reptil es más usado por la gente con nivel de consciencia básico. sus pensamientos son sólo conseguir comida, agua, calor, reproducirse y proteger a quienes lo rodean.
Todo ser humano siente que debe obedecer (erróneamente) a su Dios, se toman muy enserio los dogmas y tradiciones, se siente ajenos a su Dios supremo, quien toma la imagen de un hombre barbudo, vengativo y celoso. Aquí es donde las religiones patriarcales oprimen a las demás, el hombre es “el cabeza de la casa” y la mujer tiene menos poder de decisión. El sentido de la vida es tener estrictas reglas de moralidad impuestas por un ente exterior, y se crea la idea del infierno y del cielo. Existe la esperanza de que si han sido “buenos” obtendrán la salvación que les han prometido, y le crea el sentimiento de culpa basándose en el pecado.
Estas personas viven encerrados bajo su propia limitación mental, y condenan toda información fuera de su sistema de creencias. Este nivel de Consciencia es mayoritario en los países mas pobres del mundo, aunque naturalmente hay de todo en todos los lugares.
Una frase características de estas personas puede ser: “Yo soy inferior a Dios así que nunca lo alcanzaré, pero como él es celoso debe morir quien no crea en mi Dios”. El 65% de la población mundial posee este bajo nivel de consciencia por lo cual se les hace imposible entender el mundo en que viven, pero se les hace muy fácil a quienes lo controlan, manipularlos.

2-Nivel de consciencia racional
Este es un nivel de consciencia “intermedio” en donde la ciencia se transforma en religión, la racionalidad se apodera de las mentes humanas y la percepción del mundo y la realidad cambia totalmente. Los dogmas impuestos se dejan a un lado y el método científico es el predominante, a todo se le busca explicación, sentido y origen. Estas personas por darse cuenta de los pensamientos muy limitados del nivel de consciencia 1, buscan nuevas ideas y respuestas, y se crea un “boom” de teorías para explicar lo que nos rodea. Lo que no está comprobado científicamente no es creíble para ellos, creyendo falsamente que tienen las “ideas claras” de las cosas, cuando esto sólo tiende a llevar en la mayoría de los casos a un “estancamiento” evolutivo de las ideas y del alma.
El sistema religioso patriarcal y radical es dejado atrás por la búsqueda de respuestas más “racionales”. Se cree que la vida es producto del azar, y que después de la muerte no pasa absolutamente nada. Actualmente solo el 19% de la población mundial va adquiriendo este nivel de consciencia, y se concentra mayoritariamente en los países más desarrollados.

3-Nivel de consciencia supremo

Las personas mas sabías del mundo adquirieron este nivel de consciencia, en el cual funciona más la parte derecha del cerebro, que nos da una visión más amplia de las cosas. Estas personas entienden que hay muchas formas de mirar el mundo, muchas realidades y se cuestionan las ideas establecidas en los niveles anteriores, se crea una consciencia basada en el entendimiento de las cosas desde una visión filosófica y más técnica.
Estas personas tienden a buscar una vida más espiritual, por lo que se comprende a “Dios” como el “Ser” y su manifestación es eterna y en unidad con todo lo que nos rodea. Todos forman parte de esa consciencia, se comprende lo que es el “colectivo” y como funciona. Se acepta que la vida se estructura en una serie de “leyes universales”. No existe lo bueno ni lo malo, sólo la experimentación, las respuestas de las cosas en este nivel salen de uno mismo porque el conocimiento ya lo tenemos, solo hay que recordarlo. Se acepta que la muerte no existe, sino que las vidas son “sucesivas” es decir, las almas se reencarnan en cuerpos físicos. Se tiene una mirada más extensa de las cosas, comprendiendo que existen múltiples realidades, y que no debemos cerrarnos a comprender ninguna de ellas. Se ve a “Dios” como un océano y al “Ser” como una gota de agua. Este nivel de Consciencia supremo es sumamente escaso, pero va en aumento.
fuente:http://evolucionconsciente.org

¿POR QUÉ EL GRAN OLVIDO?


Si lo que Es (el Todo, la Realidad Absoluta, lo eterno e infinito y no-manifestado) es el estado más puro y ya está iluminado (completamente desarrollado) y cada uno de nosotros somos una manifestación de este Todo... ¿Por qué olvidamos que somos seres iluminados, eternos e infinitos?
Muchos de nosotros nos hemos estado haciendo esta pregunta bastantes veces, sin hallar una respuesta... 
Hoy quiero expresar lo que siento al respecto, es decir, mi opinión... mi respuesta a esta pregunta... que no tiene porqué ser la verdad absoluta, solo mi visión según mi estado de consciencia.
El Todo (la Realidad Absoluta eterna e infinita, sin espacio ni tiempo), es vacío... silencio... paz... Pero este vacío está lleno de vida... de energía... de luz. 
Es la Nada que es Todo a la vez.
Del mismo Todo surge la mente (Consciencia), la cual va a crear las formas (dimensiones físicas). 
¿Y con qué finalidad crea las formas? 
Con la finalidad de experimentarse a sí mismo conscientemente.
En muchas corrientes espirituales se le ha llamado a este suceso "El Juego de Lila" (el juego de Dios).
El Juego de Lila es totalmente un juego lleno de paradojas existenciales, de cambios e impermanencia.
¿Por qué todo cambia y es impermanente en la dimensión de la mente? 
Porque la mente es energía y la energía se transforma... no nace ni muere, simplemente cambia de formas (vibración).
Nosotros, los seres humanos somos una manifestación del Todo. 
Al igual que el Todo, somos energía que se manifiesta en forma de consciencia (mente) y de forma física. 
(Dentro de la consciencia estaría la mente superior (consciencia misma), la mente racional (pensamientos) y las emociones).
Por tanto somos el microcosmos en el macrocosmos, es decir, somos un fractal del Todo.
Los grandes sabios y corrientes espirituales dicen: "Si deseas conocer el universo, antes debes conocerte a ti mismo".
Porque "como es arriba, es abajo; y como es adentro, es afuera". (Ley Hermética).
Bien, entonces la pregunta: "¿Por qué lo olvidamos? ¿Por qué olvidamos que somos un fractal del Todo?"
Y la respuesta es: 
No lo olvidamos... 
Desde que nacemos somos condicionados para olvidarlo. 
La misma sociedad, estructura del sistema, educación, entorno, etc... todo está condicionado para despisarte... distraerte... para que pongas tu atención en lo de afuera (lo que perciben tus 5 sentidos) y te alejes de tu centro... del núcleo de tu propio Ser.
Nos "educan" para poner la atención solamente a lo de afuera, a lo que sucede en el exterior; poner la atención en nuestro cuerpo, en nuestras emociones y en ser "inteligentes" (condicionan nuestras mentes y las programan para que demos importancia a la parte racional e intelectual y olvidemos nuestra parte espiritual).
Tanto la parte física, como la emocional, como la mental, es EGO. 
Entonces, desde la infancia, estamos condicionados para poner nuestra atención en el ego, con el fin de estar descentrados de nosotros mismos, es decir, de dejar de permanecer en nuestro centro. 
¿Y porqué lo hacen?
También forma parte del juego... Cada uno tiene su papel en este basto e infinito Juego de la Existencia, Juego de Lila.
Cuando vivimos en la dimensión de la mente, hay caos, sufrimiento, porque esta dimensión es ilusioria, y por tanto es impermanente y cambiante... Nos apegamos a nuestros yoes físico-mentales-emocionales (egos) y no vemos más allá... Estamos totalmente perdidos y vagando en un mundo irreal-mental (la ilusión de Maya).
Cuando empezamos el "camino espiritual", la búsqueda de la Verdad, es cuando podemos volver a recordar quienes somos. 
La búsqueda de la realización del Ser no es nada más que dejar de estar distraídos por el exterior y desapegarnos de nuestro ego, vaciarnos de ego, para poner nuestra atención a una dimensión más profunda que siempre ha estado ahí, siempre está ahí... es una dimensión más allá, la cual nos lleva al Centro mismo de nuestro propio Ser.
Con la práctica del silencio (meditación) y otras técnicas como la indagación en el "yo soy", podemos volver a recordar quienes somos y dejar de poner atención en la dimensión del ego, para ponerla en el Ser.
ABSOLUTAMENTE TODO DEPENDE DE DONDE PONES TU ATENCIÓN.
Entonces, una pregunta muy común que nos hacemos es "¿Porqué no recordamos nuestras vidas pasadas?"
Y la respuesta es: 
Estamos tan sumergidos en la dimensión del ego... llevamos tantas y tantas vidas aferrados e identificados con nuestros egos, que necesitaríamos de muchísima práctica para desarrollar niveles muy superiores de consciencia que nos permitieran recordar nuestras vidas pasadas.
De hecho, se han realizado estudios recientes en los que hay personas que sí recuerdan sus vidas pasadas. También se pueden recordar las vidas pasadas a través de técnicas como las regresiones, hipnosis, etc... porque todas las experiencias quedan grabadas en nuestra mente subconsciente. Nada se pierde, todo está ahí en lo que llamamos el Éter o Registros Akáshicos. Y podemos acceder a ello siempre que queramos, solo que debemos aprender a hacerlo... debemos desarrollar esas cualidades que tenemos tan dormidas.
Recuerden que somos un fractal del Todo, de la Realidad Absoluta, que es eterno e infinito y estamos manifestados en una dimensión densa en la cual nuestras herramientas como la mente racional y los 5 sentidos quedan muy limitadas para poder adquirir niveles superiores de consciencia. Pero todo es posible siempre y cuanto uno desee alcanzar esos niveles superiores por medio de la práctica espiritual (el silencio, la observación, la meditación y la autoindagación).
Por tanto, el poder está en nosotros, solo debemos saber y aprender a utilizarlo.
Todo es energía... y tú eres todas las posibilidades en un mundo ilusorio-mental en el cual todo es posible.
Por eso existen tantos planos dimensionales, y cada uno específico con su frecuencia vibracional. A más densidad, planos más identificados con las formas (ego) y a menor densidad, planos más sutiles, más desidentificados con el ego... Todo es una escala de evolución.
Camino al Despertar 

Metafísica: Adoración de Dioses Falsos



Metafísica: Adoración de Dioses Falsos
¿Se dan ustedes cuenta —ustedes que una vez vivieron en Egipto y adoraron a dioses falsos— que están haciendo lo mismo hoy en día? ¡Oh, amados Míos, aclaremos esto! Entonces tenían sólo algunos pocos, ahora tienen tántos porque todo lo que capta su atención y la mantiene sobre creaciones humanas, es su dios por el momento. ¡Oh, los múltiples dioses! ¡Y pensar que una vez que hayan apuntado su atención a la Presencia de toda Vida —su "Poderoso YO SOY"—, nunca más volverían a darle Poder a nada fuera de la Presencia para que actuara en ustedes. Eso es increíble.
Todo lo que se requiere es su firmeza y determinación de dejar todo por fuera, y ustedes pueden hacerlo. Cuando algo ocurre, no comiencen a vacilar. Sean más fuertes que nunca. Digan: "¡Epa, un momentito! ¡Párate allí mismo donde te encuentras! ¡No vas a avanzar ni un centímetro más! ¡Yo soy el Amo de este cuerpo, por lo que te digo: fuera de aquí!" Oh, Mis amados, si tan sólo hicieran eso ante la primera insinuación, barrerían y sacarían todo casi sin esfuerzo. Todo es realmente magnífico, pero tan pronto comienzan a aceptar sugestiones humanas —esto, aquello y lo otro entran y se encuentran ustedes en medio de una lucha.
Por tanto, amados Míos, recuerden que el mundo a su alrededor está hirviendo con sugestiones humanas. Si comienzan a aceptarlas, ¡ay, Dios!, ¿quién podrá decirles lo que tendrán que enfrentar? Si asumen su postura firme todo el tiempo y dicen:
"'¡Magna Presencia YO SOY', vela porque yo no acepte ni una sola sugestión humana -buena, mala o indiferente! ¡Vela porque yo sólo acepte Tu Perfección, tu Dirección! ¡Vela porque yo no acepte nada más!", en breve quedarían no aceptando nada salvo eso. ¿Acaso no ven que tienen que tener durante algún tiempo la determinación de tomar el Partido de su Presencia? ¿Por qué no hacerlo ahora mismo? Es magnífico, y hay Poder de sobra dentro de ustedes para hacerlo.
Paqui Serrano

Antes de nacer, tú eras un ser de luz



Antes de nacer, tú eras un ser de luz que quería venir a esta Tierra para poder vivir en ella y, a través de tu experiencia, evolucionar espiritualmente. En ese lugar que llamamos Cielo o Paraíso, hay diferentes niveles de evolución espiritual y cada uno debemos de cumplir con diferentes misiones a fin de crecer y elevar nuestro espíritu a un nivel superior. Por tanto, cuando tú solicitaste permiso para entrar en un cuerpo físico, Dios te lo concedió. Realmente somos privilegiados de estar aquí y ahora en este tiempo de cambios en las energías de la Madre Tierra porque no a todas las almas se les concedió venir y a muchas quienes sí vinieron, no se les concedió vivir el Principio del Nuevo Ciclo Cósmico. Es por eso que muchas almas están volviendo a Casa antes de que suceda este cambio… y habrá muchas otras que vuelvan muy pronto.

Pues bien, cuando alegremente recibiste el permiso de entrar en un cuerpo físico, te fue asignado un grupo de guías y protectores. Te fueron asignados no uno sino dos ángeles guardianes. Uno es el que conoce todo tu potencial y el que siempre te empuja: “haz esto”, “ayuda aquí”, “no vayas por allá”, etc. El otro, es más suave y tierno y es quien te consuela cuando estás triste o cuando te sientes solo o decepcionado. Además de estos dos ángeles guardianes que te acompañan desde el momento que fuiste concebido, te fueron asignados varios guías y maestros. Todos, junto contigo, planearon un esquema general de tu vida basándose en los eventos que forzosamente debías de vivir para poder aprender aquello que te hará ascender cuando vuelvas a Casa y para ayudar a otros a evolucionar espiritualmente o cuidar y mejorar el planeta.

Todos juntos, en un Equipo Celestial de Apoyo exclusivo para ti, elaboraron un Plan General (o Plan Divino) en el que ciertos eventos sucederían forzosamente asegurando crecimiento de tu alma, aprendizaje y evolución espiritual y está garantizado que serías completamente apoyado para que lo logres. No fue un plan muy preciso porque habrían muchos factores que intervendrían en el momento de la vida como ser humano como es el uso de tu libre albedrío y el estar expuesto a todo tipo de influencias materiales pero tus guías se asegurarían que lo que estuvo planeado, de alguna manera, sucedería. También, incluyeron dos o tres edades en las que tú podrías decidir volver a Casa o quedarte en la Tierra por otro tiempo. Se trata de esos eventos en los cuales tenemos una enfermedad grave o un accidente en el que no te explicas cómo sobreviviste y en los cuales durante unos momentos en otro nivel de conciencia se nos pregunta si ya estamos listos o si deseamos quedarnos por un tiempo más. Los ángeles dicen: “¿Quién dijo que todos los humanos deben vivir 90 años?”. No se trata de cumplir cierta edad para estar listos sino de haber cumplido con nuestro propósito de vida para volver. Sin embargo, muchas personas prefieren quedarse más tiempo para convivir con su familia terrenal.

En esos momentos, tú decides qué género tomarás para desarrollar mejor las habilidades y destrezas que necesitarás para tu crecimiento espiritual, es decir, si serás hombre o mujer. También, eres tú mismo quien elige a tu padre y a tu madre quienes te enseñarán justo lo que necesitarás aprender. O sea, tú eliges en qué familia vivirás.

Cuando eres un ser espiritual, un ser de luz, la vibración que tienes es muy elevada. Sin embargo, cuando baja tu esencia a habitar un cuerpo físico, la vibración de lo físico es muy baja, por lo tanto, mucha de tu esencia no puede vibrar en esa frecuencia baja y no es que dejes de ser tú mismo sino que, de alguna manera, todo ese conocimiento que tienes sin tu cuerpo físico, lo inhibe el entrar en la materia. Por eso sucede que “olvidamos” quiénes somos y “olvidamos” lo que sabemos pero, conforme vamos evolucionando en nuestra espiritualidad, vamos “recordando” quiénes somos y a qué venimos y qué sabemos. Por ejemplo, cuando cierta información te es revelada, tú, en el fondo de tu ser “ya la sabías”. De cierta manera, esto mismo que estás leyendo tú “ya lo sabías” ¿verdad? solamente estamos quitando los velos que la materia nos ha puesto encima y recordamos quiénes somos y de dónde venimos.

Pues bien, una vez formado tu equipo de guías y compañeros espirituales; establecidos los valores y lecciones que has de aprender y practicar, te lanzas al mundo y entras en un pequeñísimo cuerpo físico conformado por apenas dos células dentro del vientre materno… y jamás… jamás estarás solo… jamás estuviste solo… ellos están contigo ahora mismo, en este mismo instante, y seguirán estando junto a ti hasta que tu cuerpo físico ya no pueda hospedarte y sea momento de dejarlo y regreses a ese espacio de Luz Divina donde tus Guías y tus Ángeles te darán un Último Abrazo entregándote a Dios.

Tu propósito de vida o tu misión es la parte más importante de encontrarte a ti mismo y, cuando encontramos nuestro propósito de vida, sentimos mucha paz… encontramos nuestro lugar en este mundo de tal manera que toda nuestra vida hace completo sentido.

¿Cuál es tu propósito de vida? ¿Cuál es tu misión? Todos y cada uno de nosotros tenemos una misión igualmente importante en esta Tierra. Cuando trabajamos en ella, nuestra vida completa sana. Nos sentimos más contentos, más saludables. Incluso ¡nuestras finanzas mejoran!

La misión de todos tiene el mismo fundamento subyacente de AMOR. En esencia todos estamos aquí para aprender, recordar y enseñar esta poderosa emoción. Cuando escogemos el sendero del amor, crecemos espiritualmente, ayudamos a otros y equilibramos nuestro karma.

La pregunta en relación a nuestro propósito de vida se relaciona con cuál forma tomará tu sendero de amor. Si serás sanador, maestro, artista, padre, médico o algo más.

Cuando planeamos nuestra venida a la Tierra, también aseguramos que seguiríamos nuestro camino como instrumento de amor eligiendo la profesión o actividad correcta que nos llevaría a cumplir nuestro Plan de Vida. Esto fue implementado como un mecanismo para asegurar que reconoceríamos esa Misión y es LO QUE MÁS NOS GUSTA HACER. Eso que te hace feliz, que te apasiona, que siempre quieres hacer, que puedes pasar horas y horas haciendo y sigues disfrutando… esa es TU MISIÓN… ¿Qué es lo que más te gusta hacer? ¿Enseñar? ¿Cuidar niños o ancianos o enfermos? ¿Las plantas? ¿Los animales? ¿Pintar? ¿Cantar? ¿Hacer música? ¿Investigar? ¿Inventar maquinaria? ¿Cocinar? ¿Escribir? busca… por ahí está tu misión en esta vida. Por eso se dice que Dios te mandó a esta vida a ser FELIZ… ¡claro! a través de hacer lo que te hace feliz, ¡cumplirás tu propósito de haber venido! ¿No es eso hermosísimo? Digno de un Creador Absolutamente Omnipotente y Amoroso.

Así que escucha tu Guía Interior y revisa cuál es eso que más te agrada hacer y ¡HAZLO! dedícate a ello.

Si hacerlo implica cambios drásticos en tu vida y te preocupa de dónde podrían venir los recursos económicos para poder realizarlo y mantenerte de ello, recuerda que puedes pedir ayuda a tus ángeles para que te señalen el camino y ellos gustosos lo harán indicándote un paso a la vez para lograrlo. Tus respuestas también las puedes encontrar en tu Ser Interior, si sabes escucharlo. El Arcángel Miguel sabe qué implica que realices tu propósito de vida y el de todos. Él es el supervisor de las misiones de vida tal como hace el director de una orquesta que asegura que todos los músicos toquen la parte que les corresponde. Puedes pedirle ayuda y guía. Tú como uno de los músicos en la orquesta, eres imprescindible y tu participación es tan importante como la de todos los demás. Cada uno de nosotros tenemos un papel en el Plan de Paz del Creador.

Afortunadamente, tu propósito de vida involucra actividades y temas en los cuales ya estás interesado y, si aún no identificas cuáles son, pregunta a alguien que te conozca y que te quiera. Esta persona ha observado qué es lo que más te emociona y de ahí puedes partir para encontrarlo.

Cuando lo encuentres y te dediques a llevarlo a cabo, te darás cuenta que es tan emocionante y gratificante que te levantarás en la mañana lleno de energía y de vigor, listo para continuar haciéndolo. La abundancia y la prosperidad te rodeará y fluirá en ti porque estarás dedicando mucho tiempo en este esfuerzo y tu emoción por hacerlo te hará experto en la materia.

¡Encuentra tu misión y sé feliz!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...