Mis Amigos Seguidores en Google

sábado, 30 de mayo de 2015

Vivir en el presente, pero sólo en apariencia (OSHO)


Vivir en el presente, pero sólo en apariencia
El hombre parece estar en el presente, pero eso es sólo apariencia. El hombre vive en el pasado. Pasa a través del presente, pero sigue estando enraizado en el pasado. El presente no es un tiempo de verdad para la conciencia ordinaria. Para la conciencia ordinaria, el tiempo real es el pasado, el presente es sólo una conexión entre el pasado y el futuro, sólo un paso momentáneo. El pasado es real y el futuro también, pero el presente no tiene realidad para la conciencia ordinaria.

El futuro no es nada más que una prolongación del pasado. El futuro no es más que el pasado proyectado una y otra vez. El presente parece no existir. Si piensas en el presente, no lo encontrarás… porque en el momento en que lo encuentres, ya habrá pasado. Y un momento antes, cuando aún no lo habías encontrado, estaba en el futuro.

Para una conciencia búdica, para un ser despierto, sólo el presente existe. Para la conciencia ordinaria, inconsciente, dormida como un sonámbulo, el pasado y el futuro son reales, pero el presente es irreal. Sólo cuando uno despierta el presente se hace real, y el pasado y el futuro se vuelven irreales.

¿Por qué es así? ¿Por qué vives en el pasado?

Porque la mente no es más que una acumulación de pasado. La mente es memoria… todo lo que has hecho, todo lo que has soñado, todo lo que quisiste hacer y no pudiste hacer, todo lo que has imaginado en el pasado, eso es tu mente. La mente es una entidad muerta. Si miras a través de la mente, nunca encontrarás el presente, porque el presente es vida, y la vida nunca se puede abordar a través de un medio muerto.

 La mente está muerta.

La mente es como el polvo que se acumula en un espejo. Cuanto más polvo se acumula menos espejo es el espejo. Y si la capa de polvo es muy gruesa, como ocurre en ti, el espejo no refleja nada.
Todo el mundo acumula polvo. No sólo lo acumulas, te aferras a él. Lo consideras un tesoro. El pasado ya se fue. ¿Por qué te aferras a él? No puedes hacer nada con él, no puedes retroceder, no puedes deshacerlo… ¿por qué te aferras a él? No es un tesoro. Y si te aferras al pasado y crees que es un tesoro, es lógico que tu mente quiera revivirlo una y otra vez en el futuro. Tu futuro no puede ser otra cosa más que tu pasado modificado… un poco retocado, un poco más decorado, pero va a ser lo mismo porque la mente no puede pensar en lo desconocido. La mente sólo puede proyectar lo conocido, lo que ya sabes.

Te enamoras de una mujer y la mujer muere.

 ¿Cómo vas a encontrar ahora otra mujer?

La otra mujer va a ser una forma modificada de tu difunta mujer; es la única manera que conoces. Hagas lo que hagas en el futuro, no será más que una continuación del pasado. Puedes cambiarlo un poco…un apaño por aquí, otro por allá… pero la parte principal seguirá siendo la misma.

Estaba el mulá Nasruddin en su lecho de muerte y alguien le preguntó: «Si te concedieran otra vida, ¿cómo la vivirías, Nasruddin? ¿Harías algún cambio?» Nasruddin consideró la cuestión con los ojos cerrados, se lo pensó, lo meditó, y después abrió los ojos y dijo: «Sí, si me concedieran otra vida, me peinaría con raya en el medio. Siempre quise hacerla, pero mi padre siempre insistió en que no me peinara así. Y cuando mi padre murió, el pelo se me había condicionado de tal modo que ya no podía peinarme con la raya en el medio.»

¡No te rías! Si te preguntan qué harías si volvieras a vivir, introducirías pequeños cambios como ese. Un marido con una nariz ligeramente distinta, una esposa con un tipo ligeramente distinto, una casa más grande o más pequeña… pero todo eso es como peinarse con la raya en el medio: trivialidades, cosas no esenciales. Tu vida esencial seguiría siendo la misma. Lo has hecho muchas, muchísimas veces. Se te han concedido muchas vidas.

Has vivido muchas veces; eres muy, muy antiguo. No eres nuevo en este mundo, eres más viejo que el mundo, porque has vivido en otros mundos, en otros planetas. Eres tan antiguo como la existencia; y así debe ser porque eres parte de ella; Eres muy antiguo, pero has repetido los mismos patrones una y otra vez. Por eso los hindúes lo llaman la rueda de la vida y la muerte: una “rueda” porque sigue repitiéndose a sí misma;. Es una repetición: los mismos radios suben y bajan, bajan y suben.

La mente se proyecta a sí misma, y la mente es el pasado, así que tu futuro no va a ser distinto del pasado. ¿Y qué es el pasado? ¿Lo que has hecho en el pasado?

Hayas hecho lo que hayas hecho, bueno, malo, esto, aquello; lo que sea ello crea su propia repetición. Esa es la teoría del karma. Si estuviste furioso anteayer creaste un cierto potencial para volver a enfurecerte ayer. Y cuando lo repetiste, le diste más energía a la ira. Hiciste que el estado irascible arraigara más, lo regaste; así que hoy lo volverás a repetir con más fuerza, con más energía.

Y mañana volverás a ser víctima del hoy.
Cada acción que ejecutas, incluso cada cosa que piensas tiene su manera de persistir y repetirse una y otra vez, porque crea un canal en tu ser. Empieza a absorber energía de ti. Estás irritado, se te pasa el mal humor y crees que ya no estás irritado.

Pues te equivocas. Aunque se ha pasado el mal humor, no ha ocurrido nada. La ira estaba en la superficie hace unos minutos; ahora ha pasado al subconsciente, a las profundidades de tu ser. Allí aguardará a que vuelva a llegar su momento. Si has actuado de ese modo, la has reforzado.

Le has permitido seguir viviendo. Le has vuelto a dar poder, energía. Está palpitando como una semilla bajo tierra, esperando la oportunidad y la estación adecuadas, y entonces brotará.

Todo acto se auto perpetúa, todo pensamiento se auto perpetúa. En cuanto cooperas con él, le estás dando energía. Tarde o temprano, se convierte en habitual. Lo harás y no serás tú el que actúa; lo harás sólo por la fuerza de la costumbre. La gente dice que la costumbre es una segunda naturaleza y no es una exageración. Al contrario, es quedarse corto. De hecho, la costumbre acaba por convertirse en la primera naturaleza, y la naturaleza pasa a un plano secundario. La naturaleza se convierte en algo parecido al apéndice de un libro, o a las notas a pie de página, y la costumbre pasa a ser el texto principal del libro.

Has vivido basado en hábitos… eso significa que los hábitos viven básicamente por medio de ti. El hábito persiste, tiene una energía propia. Claro que esa energía te la quita a ti, pero tú cooperaste en el pasado y sigues cooperando en el presente. Poco a poco, el hábito se convertirá en el señor, y tú serás sólo un sirviente, una sombra. La costumbre dará las órdenes, será quien mande, y tú serás sólo un sirviente obediente. Tendrás que obedecer.

Sucedió una vez que un místico hindú llamado Eknath partió de peregrinación. La peregrinación iba a durar por lo menos un año, porque tenía que visitar todos los lugares sagrados del país. Por supuesto, era un privilegio acompañar a Eknath, así que con él salieron de viaje mil personas.

Llegó también el ladrón del pueblo y dijo:



-Sé que soy un ladrón y que no soy digno de ser miembro de tu grupo religioso, pero dame una oportunidad también a mí. Me gustaría ir en la peregrinación.

-Será difícil -dijo Eknath-, porque un año es mucho tiempo y puedes empezar a robar cosas a la gente. Puedes causar problemas. Por favor, renuncia a esa idea.
Pero el ladrón era insistente.

-Dejaré de robar durante un año, pero tengo que ir. Te prometo que durante un año entero no le robaré nada a nadie.

Eknath accedió. Pero antes de una semana empezaron los problemas, porque empezaron a desaparecer cosas de los equipajes de la gente. Pero lo más desconcertante era que nadie las estaba robando. De la bolsa de un viajero desaparecían cosas, pero tras unos días de búsqueda se encontraban en la bolsa de algún otro. Y el hombre en cuya bolsa se encontraban decía: «Yo no he hecho nada. De verdad que no sé cómo han llegado estas cosas a mi bolsa.»

Eknath sospechaba, así que una noche fingió dormir pero se mantuvo despierto y vigilando. El ladrón apareció a eso de la medianoche, en medio de la oscuridad, y empezó a cambiar cosas de los equipajes de unos a los equipajes de otros. Eknath lo atrapó con las manos en la masa y le dijo:
-¿Qué estás haciendo? ¡Me lo habías prometido!

-Y cumplo mi promesa -dijo el ladrón-. No he robado ni una sola cosa. Pero tengo esa vieja costumbre… en mitad de la noche, si no he cometido alguna fechoría, me resulta imposible dormir. ¿Voy a pasarme todo un año sin dormir?

Tú eres un hombre compasivo. Deberías tener compasión de mí. ¡Y no estoy robando! Las cosas se encuentran siempre. No van a ninguna parte, sólo pasan de una persona a otra. Y además, dentro de un año tendré que empezar a robar otra vez, así que me viene bien practicar.

Los hábitos te obligan a hacer ciertas cosas; eres una víctima. Los hindúes llaman a esto la teoría del karma. Cada acción que repites, o cada pensamiento -porque el pensamiento es también un sutil acto de la mente-, adquiere más y más poder cada vez. Y entonces estás en sus garras. Eres prisionero del hábito. Entonces vives como un preso, como un esclavo. Y la prisión es muy sutil; la prisión está constituida con tus hábitos y condicionamientos y con los actos que has realizado. Rodea todo tu cuerpo y estás atrapado en ella, pero tú sigues pensando que eres tú quien actúa, y engañándote a ti mismo.

Cuando te enfureces, crees que lo estás haciendo tú. Lo racionalizas y dices que la situación lo exigía: “Tuve que enfadarme, de lo contrario el niño se habría escapado”. Si no me enfadara, las cosas irían mal, y la oficina sería un caos. Los criados no hacen caso; tuve que echarles una bronca para que se hicieran las cosas. Tuve que ponerme furioso para poner a mi mujer en su sitio. Esto son racionalizaciones. Así es como tu ego sigue pensando que todavía eres tú quien manda. Pero no eres tú.

La ira surge de antiguas pautas que vienen del pasado. Y cuando surge la ira, tú procuras encontrar una excusa. Los psicólogos han experimentado con esto y han llegado a una misma conclusión que la sicología esotérica oriental: el hombre es una víctima, no es el que manda. Los psicólogos han colocado a personas en total aislamiento, con todas las comodidades posibles. Se les proporcionaba cualquier cosa que necesitaran, pero no se les permitía establecer ningún contacto con otros seres humanos.

 Vivían en aislamiento en una celda con aire acondicionado. Sin trabajar, sin preocupaciones, sin problemas… pero los viejos hábitos persistían. Una mañana, sin ninguna razón aparente -porque se le proporcionaban todas las comodidades, no había preocupaciones, no había excusas para irritarse-, el sujeto sufría un repentino ataque de ira.

Está dentro de ti. A veces, de pronto te sientes triste sin razón aparente. Otras veces, te sientes feliz, o te sientes eufórico, extático. Un hombre privado de relaciones sociales, aislado a todo confort, con todas las necesidades satisfechas, pasa por todos los estados de ánimo por los que pasaría si se relacionara. Eso significa que algo sale de dentro, y tú lo achacas a otro. Eso no es más que una racionalización.

Te sientes bien, te sientes mal, y esas sensaciones burbujean desde tu propio subconsciente, desde tu propio pasado. Nadie es responsable, excepto tú. Nadie puede ponerte furioso y nadie puede ponerte contento. Te pones contento tú solo, te pones furioso tú solo y te pones triste tú solo. Si no te das cuenta de esto, seguirás siempre siendo un esclavo..

El dominio de uno mismo se adquiere cuando uno se da cuenta: «Soy absolutamente responsable de todo lo que me ocurre. Ocurra lo que ocurra, sin condiciones, el responsable absoluto soy yo.»
Al principio, esto te pondrá muy triste y te deprimirá, porque si puedes cargar a otro con la responsabilidad, te sentirás bien porque no has actuado mal ¿Qué puede uno hacer cuando su esposa se comporta de un modo tan desagradable? Tienes que enfadarte.

Pero recuérdalo bien: tu esposa se porta de manera desagradable por sus propios mecanismos internos. No está siendo desagradable contigo. Si tú no estuvieras, sería desagradable con los niños. Si los niños no estuvieran, sería desagradable con la vajilla; tiraría los platos al suelo. Habría roto la radio. Algo tendría que hacer, porque le venía el mal humor. Fue pura casualidad que te encontrara a ti leyendo el periódico y se pusiera desagradable contigo. Fue pura coincidencia que tú estuvieras a mano en un mal momento.

Tú estás enfadado, pero no porque tu mujer estuviera desagradable; ella proporcionó la situación, eso es todo. Ella te dio la oportunidad de ponerte furioso, una excusa para ponerte furioso, pero la ira estaba burbujeando ya. Si tu mujer no hubiera estado ahí, tú te habrías enfadado de todos modos… con algún otro, con alguna idea, pero la ira tenía que hacerse presente: Era algo que venía de tu propio subconsciente.

Todo el mundo es responsable, totalmente responsable de su propio ser y su conducta. Al principio, te resultará deprimente ser tú el responsable, porque siempre has pensado que querías ser feliz… ¿cómo vas a ser tú el responsable de tu infelicidad? Tú siempre has querido estar en paz… ¿cómo vas a ponerte furioso tú solo? Y por eso echas las culpas a otro.

Si sigues echando las culpas a otros, recuerda que seguirás siempre siendo, un esclavo, porque nadie puede cambiar a los demás. ¿Cómo vas a cambiar a otro? ¿Alguien ha cambiado alguna vez a otro? Uno de los deseos más incumplidos del mundo es el de cambiar a otro. Nadie lo ha conseguido jamás. Es imposible, porque el otro tiene su propia existencia y tú no puedes cambiarle. Puedes echarle las culpas al otro, pero no puedes cambiarle. Y como len has echado la culpa al otro, nunca te darás cuenta de que la responsabilidad básica es tuya. El cambio básico que se necesita hay que hacerlo en tu interior.

Así es como quedas atrapado: si empiezas a pensar que eres el responsable de todas tus acciones; de todos tus estados de ánimo, al principio te sentirás muy deprimido. Pero si eres capaz de superar esa depresión, pronto te sentirás más ligero, porque te has liberado de los demás. Ahora puedes actuar por tu propia cuenta.

Puedes ser libre; puedes ser feliz. Aunque todo el mundo sea desdichado y no sea libre, para ti será igual. Y la primera libertad consiste en dejar de echar las culpas a otros; la primera libertad consiste en saber que el responsable eres tú. Entonces muchas cosas se hacen posibles de inmediato.

Si sigues cargando a otros con la responsabilidad, recuerda que seguirás siendo siempre un esclavo, porque nadie puede cambiar a los demás. ¿Cómo vas a cambiar a otro? ¿Alguien ha cambiado alguna vez a otro? Te ocurra lo que te ocurra… Si te sientes triste, cierra los ojos y contempla tu tristeza. Sigue el camino que indica, profundiza en ella. Pronto llegarás a la causa. Puede que tengas que hacer un largo recorrido, porque toda tu vida ha influido; y no sólo esta vida, sino otras muchas vidas.

Encontrarás muchas heridas en tu interior, heridas que duelen, y debido a esas heridas te sientes triste… son tristes; esas heridas no han cicatrizado; están vivas. El método de retroceder hasta el origen, del efecto a la causa, las curará. ¿Cómo las cura? ¿Por qué las cura? ¿Qué fenómeno interviene en ello?

Cuando retrocedes, lo primero que tienes que hacer es dejar de echar las culpas a otros, porque si echas las culpas a otros irás hacia fuera. Y entonces todo el proceso saldrá mal; estarás intentando, encontrar la causa en otro. «¿Por qué se pone desagradable mi mujer?» Y el «por qué» sigue penetrando en la conducta de tu mujer. Has dado mal el primer paso, y todo el proceso saldrá mal.
«¿Por qué soy desdichado? ¿Por qué estoy enfadado?» Cierra los ojos y súmete en profunda meditación. Túmbate en el suelo, cierra los ojos, relaja el cuerpo y siente porqué estás enfadado.

Olvídate de tu mujer; eso es una excusa. Y de A, B, C, D… déjate de excusas. Sigue profundizando en ti mismo, penetra en la ira. Utiliza la ira misma como si fuera un río; fluye con la ira y la ira te llevará hacia dentro. Encontrarás sutiles heridas dentro de ti.

Tu mujer te pareció desagradable porque tocó una de esas sutiles heridas, algo que duele. Siempre has pensado que no eres guapo, que tu cara es fea, y eso deja una herida interior. Cuando tu mujer se pone desagradable, te hace consciente de tu cara. Te dice: «¡Anda y mírate en el espejo!» Cosas que duelen. Has sido infiel a tu mujer, y cuando ella quiere ponerse desagradable, lo saca a relucir: «¿Por qué te reías con aquella mujer? ¿Por qué estabas sentado tan a gusto con aquella mujer?» Ha tocado una herida. Has sido infiel, te sientes culpable; la herida está viva.

Cierra los ojos, siente la ira, déjala surgir en su totalidad para que puedas verla entera, ver lo que es. Y entonces, deja que esa energía te ayude a moverte hacia el pasado, porque la ira procede del pasado. No puede venir del futuro, eso está claro. El futuro aún no ha llegado a existir. No está viniendo del presente. Esta es la teoría del karma.

No puede venir del futuro, porque el futuro aún no existe; no puede venir del presente, porque tú no sabes nada del presente. El presente sólo lo conocen los que están despiertos. Tú vives sólo en el pasado, así que tiene que venir de alguna: parte de tu pasado.

La herida tiene que estar en algún lugar de tu memoria. Retrocede. Puede que no haya una sola -herida, sino muchas, grandes y pequeñas. Profundiza más y encuentra la primera herida, la fuente original de toda la ira.

Conseguirás encontrarla si lo intentas, porque está ahí. Está ahí; todo tu pasado sigue estando ahí. Es como una película, enrollada y esperando en tu interior. Desenróllala y empieza a buscar en la película. Así es el proceso de retroceder hasta la causa original. Y he aquí la belleza del proceso: si puedes retroceder conscientemente, si puedes sentir una herida conscientemente, la herida se cura al instante.

¿Por qué se cura? Porque la herida se crea por la inconsciencia, por no ser consciente. La herida forma parte de la ignorancia, del sueño. Cuando retrocedes conscientemente y contemplas la herida, la conciencia es una fuerza curativa. En el pasado, cuando se produjo la herida, se produjo en la inconsciencia.

Te pusiste furioso, fuiste poseído por la ira, hiciste algo. Mataste a un hombre y has estado ocultándoselo al mundo. Puedes ocultárselo a la policía, puedes ocultárselo a los tribunales y a los jueces, pero ¿cómo vas a ocultártelo a ti mismo? Tú lo sabes, y duele. Y cada vez que alguien te da la oportunidad de ponerte furioso, te entra miedo porque podría volver a ocurrir, podrías matar a tu mujer. Retrocede, porque en ese momento en el que mataste a un hombre o te portaste como un loco porque estabas muy furioso, estabas inconsciente. Esas heridas se han conservado en el subconsciente. Ahora tienes que ir allí conscientemente.

Retroceder significa ir conscientemente hasta cosas que hiciste en la inconsciencia. Retrocede. Solo la luz de la conciencia puede curarte; es una fuerza curativa. Todo lo que puedas hacer consciente quedará curado, y ya no dolerá más. Una persona que retrocede se libera del pasado. Y entonces el pasado ya no funciona, entonces el pasado ya no tiene poder sobre ella y el pasado queda terminado. El pasado ya no tiene sitio en su ser. Y cuando el pasado no tiene sitio en tu ser, quedas accesible para el presente, pero no antes.

 Necesitas espacio. El pasado ocupa mucho sitio en tu interior, es un basurero lleno de cosas muertas, no hay espacio para que entre el presente. Ese basurero no para de soñar con el futuro, así que la mitad del espacio está lleno de cosas que ya no existen y la otra mitad está llena de cosas que aún no existen. ¿Y el presente? Simplemente, está esperando a la puerta. Por eso el presente no es más que un paso, un paso que va del pasado al futuro, sólo un paso momentáneo.

Termina con el pasado; si no terminas con el pasado, vivirás una vida fantasma. Tu vida no es auténtica, no es existencial. El pasado vive a través de ti, lo muerto sigue acosándote. Retrocede… Siempre que tengas ocasión cada vez que ocurre algo en ti, felicidad, infelicidad, tristeza, ira, celos… cierra los ojos y retrocede. Pronto adquirirás eficiencia para viajar hacia atrás. Pronto serás capaz de retroceder en tiempo y entonces se abrirán muchas heridas.

Cuando esas heridas se abran en tu interior, no te pongas a hacer nada. No hay necesidad de hacer. Limítate a mirar, observar, contemplar. La herida está ahí… tú sólo mírala, dale a la herida tu energía de observación, mírala. Mírala sin hacer ningún juicio… porque si juzgas, si dices:..«Esto es malo, no debería ser así», la herida se volverá a cerrar. Y entonces tendrá que esconderse. Cada vez que condenas, la mente intenta ocultar cosas.

Así es como se crean el consciente y el subconsciente. Por lo demás, la mente es una sola; no hay necesidad de división alguna. Pero si tú condenas, entonces la mente tiene que dividirse y meter algunas cosas en la parte oscura, en el sótano, para que no las veas y no haya necesidad de condenar.

No condenes, no aprecies. Limítate a ser testigo, un observador distanciado. No niegues. No digas: «Esto no está bien», porque eso es una negación y habrás empezado a suprimir.
Distánciate. Limítate a mirar y observar. Mira con compasión y se producirá la curación.

No me preguntes por qué ocurre, porque es un fenómeno natural. Es como cuando el agua se calienta a cien grados y se evapora. Nunca preguntas: «¿Por qué no ocurre a los noventa y nueve grados?» Nadie puede responder esa pregunta. Simplemente ocurre que a los cien grados el agua se evapora. No hay que preguntar, la pregunta es irrelevante. Si se evaporara a los noventa y nueve grados, también preguntarías por qué. Si se evaporara a los noventa y ocho, preguntarías por qué. Simplemente, es natural que el agua se evapore a los cien grados.

Lo mismo ocurre con la naturaleza interior. Cuando una conciencia distanciada y compasiva llega a una herida, la herida desaparece, se evapora. No hay un porqué. Simplemente, es natural, así son las cosas, así es como ocurre. Cuando digo esto, lo digo por experiencia. Inténtalo, que la experiencia también es posible para ti. Esta es la manera.
Osho, Conciencia

El Amor es... y tú eres eso


El Amor es... y tú eres eso
Nunca ha ocurrido nada ni nada va a ocurrir.
Tú siempre has sido perfecto Amor y Paz.

Lo que cambia no es Real
y lo que es Real no cambia.

Tú eres ese Secreto, esa Pureza,
más allá del cambio y de la descripción.

Pero toca el “yo” 
y te verás polucionado con orgullo.

El “yo” creciendo desde el esfuerzo del ego 
no es el “yo” Real. 

El “yo” Real sabe que todo
es mi reflexión, mi proyección.

Saber simplemente que “Yo soy YO SOY” 
no es un esfuerzo, 
es meditación y es Sahaja, 
el estado natural del Ser.

La Serenidad está Adentro. 
Eso eres tú. 
La Verdad está Adentro. 
Eso eres tú.
La Belleza está Adentro. 
Eso eres tú. 
El Amor está Adentro. 
Eso eres tú.

Dios vive dentro tuyo
y tú estás viviendo dentro de Dios. 

Acéptalo: “soy el Ser, soy la Verdad soy Dios, 
soy la Gracia,”
y no van a haber más problemas.

H. W. L. Poonja
PAPAJI


Abandone su apego a lo irreal 
y lo real caerá por su propia cuenta 
rápida y suavemente.

Deje de imaginarse que usted es o que usted hace 
esto o aquello
y la comprensión de que usted es la fuente 
y el corazón de todo 
amanecerá en usted.

Con ello vendrá un gran amor 
que no es elección o predilección, ni apego, 
sino un poder 
que hace todas las cosas 
dignas de amor y amables.

Sri Nisargadatta Maharaj


Palabra viva de la Conciencia pura
Eso eres.

El reflejo del Rostro del Rey
Eso eres.

Nada existe fuera de ti mismo, 
mira en tu interior, 
todo lo que buscas está ahí.
Eso eres.

RUMI


El verdadero nombre de Dios



El poder del amor es responsable 
de que la Tierra gire aún sin tener un eje.
El poder del amor hace que las estrellas 
permanezcan en el cielo sin caerse.
Es el poder del amor el que contiene 
a los océanos dentro de sus límites.
Es el poder del amor el que logra que el viento sople 
incesantemente en todos los mundos.
Ese poder del amor es misterioso, infinito, 
el más maravilloso y único;
No hay otro, está presente en todo el cosmos.
La creación entera está saturada de Amor
(Verso Telugú)
¡Encarnaciones del Amor!
Dios es amor y el amor es la forma de Dios.
El Bhagavad Gita declara: "El Atma eterno en todos los seres es una parte de Dios" (Mamaivamso Jeevaloke Jeevabhuta Sanathana ) Así como Dios, la Encarnación del Amor, derrama su amor sobre el mundo entero, el hombre debería compartir su amor con todos. El principio del Amor está más allá de cualquier definición o descripción. Debido a que el hombre no es capaz de reconocer lo sagrado del amor, se dirige hacia objetos mundanos y efímeros.

 El amor es Dios. 
Cultivar amor es la verdadera práctica espiritual.
Si uno se adhiere con fuerza al principio del amor,
se convierte en aspirante al estado de no-dualismo.
(Verso Telugú)


El Amor es su verdadera forma.
El estado de no-dualismo está contenido únicamente en el principio del amor, pero el hombre arrastrado por el apego al cuerpo y las relaciones físicas, fragmenta su amor en diversas formas. Esto no puede llamarse amor en el verdadero sentido de la palabra. Como Swami hace énfasis con frecuencia en la necesidad de cultivar amor, algunos pueden preguntarse cuál es la forma del amor. La respuesta es: el Amor es Dios. Prem Easwar Hai, Easwar Prem Hai (El Amor es Dios, Dios es Amor) El amor es la base fundamental de todo. Atma, Brahma, Hriday, Uniki (existencia) son todos sinónimos de amor. El amor es Atma. El Amor es Brahma. Todo está lleno de amor. Entonces, ¿cómo podría alguien describir la forma del amor? El mismo principio del amor existe en todos por igual. Una vez que comprendan este principio de unidad, no habrá lugar para el odio. Hoy en día los conflictos crecen porque se olvida la unidad. Los cuerpos son diferentes, pero el mismo Atma habita en todos ellos. (Ekatma Sarvabhutantaratma) Brahma es no dual. (Advaitam Brahma). Brahma significa inmensidad. Significa unidad y no-multiplicidad. Por lo tanto, renuncien al apego al cuerpo y fortalezcan la fe en el espíritu de unidad. Únicamente el apego al cuerpo es responsable de malas cualidades como ira, celos, codicia, etc.


Algunas personas van al templo del Señor Venkateswara y rezan así: "Swami, si satisfaces mis deseos, haré una ofrenda en tu honor (Brahmotsawan)". Otros dicen: "Swami, si mi hija se casa, yo me casaré contigo (Kalyanam)". ¿Puede uno casarse con Dios? ¿Va Dios a concederte tu deseo a fin de que puedas realizar Su matrimonio? Con tales plegarias la gente intenta engañar hasta al mismo Dios. Uno debería orar a Dios con amor, no con la expectativa de conseguir de Él algún favor. La oración que nace del egoísmo no es oración. Deberían ver al Atma en todas partes y pensar que están siempre en la compañía de Dios.


¡Encarnaciones del Amor!
A menudo me dirijo a ustedes como "encarnaciones del amor", porque el amor es la verdadera forma de ustedes, la cual es pura, impoluta, eterna, ancestral, sin forma, y no- dual. Ustedes aman a su madre porque tienen la confianza de que ella es su madre. Por lo tanto, la confianza es la base del amor.
Donde hay confianza, hay amor,
Donde hay amor, hay paz,
Donde hay paz, hay verdad,
Donde hay verdad, hay bienaventuranza,
Donde hay bienaventuranza, está Dios.


Paz, verdad y bienaventuranza no están en ninguna otra parte. Están en ustedes. Ustedes son la encarnación de la Paz, la Verdad y la Bienaventuranza. Es absurdo buscar paz y bienaventuranza en el mundo exterior. Nada existe separado de ustedes y todo es el reflejo de su ser interior. Intenten ver su reflejo en todos igual que ven su imagen en un espejo. A fin de propagar esta verdad el Señor Krishna declaró en el Bhagavad Gita: "Todos son parte de Mi Ser", Tú y yo no estamos separados. 

El principio del amor es uno y el mismo en ambos. Todas sus prácticas espirituales serán inútiles, si no se adhieren al principio del Amor.


¡Encarnaciones del Amor!
Hoy en día en todo el mundo hay problemas e inquietud. La razón es que el hombre carece de amplitud mental. 
No hay en él expansión del amor, sólo hay contracción del amor. 
La estrechez mental es una creación del hombre. 
Sufren dificultades porque intentan limitar el principio átmico infinito.

 SATHYA SAI BABA
¡OM SAI RAM!

EL ESPEJO DEL ALMA.....



Un día, hace ya mucho tiempo miré mi rostro en el espejo, algo que no acostumbraba a hacer mucho, pero inevitablemente estaba allí ( el espejo) y aún sin poner atención en ello, me miraba al pasar.
Pero ese día, no fue igual, ese día miré mi rostro en el espejo y lo observé como nunca lo había hecho antes, examinando cada detalle, cada línea, cada poro y comprendí para mi asombro, que nada de mi rostro conocía. Había en él particularidades que ignoraba completamente, que no me eran familiares.... por ejemplo la nariz. Si yo hubiera intentado dibujar mi nariz un rato antes de observarla, seguramente no hubiera sido la que poseía mi rostro. Hubiera dibujado una nariz de las que tanto yo veía por ahí, creyendo en la similitud de narices, aunque dicen que ellas muchas veces indican la personalidad de una persona, jajaja, que cosa extraña que una nariz logre semejante propósito... No, no conocía mi nariz, pero al detenerme en ello también observé que tampoco conocía la forma de mis ojos...ellos tenían en su ángulo externo una especie de sombra que provocaban el encuentro de mis también desconocidas pestañas, dándole a ellos una tonalidad un tanto misteriosa...claro, apartandolos del resto del rostro, porque en su conjunto nada de misterio había en él, es más, si cruzara mi rostro por ahí, seguramente tampoco me llamaría la atención. Sería apenas....otro rostro más, de los tantos que uno ve por ahí.
Y en esa tarea me ocupé un buen rato, intentando y deseando que algo de mi rostro por lo menos, me resultara amigable, como quien espera encontrarse con alguna pertenencia que contenga algo de uno, aunque sea nuestro aroma. Pero no.
No puedo negar que cierta preocupación me causó semejante descubrimiento, ya que no es muy agradable mirarse en un espejo y percatarse que no solo no conocía mi rostro, si no que me resultaba totalmente extraño y ajeno.
Pero cuando ya estaba a punto de retirarme y junto conmigo retirar esa imagen del espejo,,,,algo me detuvo. Algo que sí conocía, que sentía que era mío. Algo que en un primer instante no supe que era, no era ni la forma, ni sus caprichosas marcas del tiempo, ni mis pecas nuevas, no. Algo que me llamó la atención pero no lograba distinguir, que me costaba comprender...Hasta que allí estaba, casi sonriendo ante mi incredulidad. Era mi mirada. Mi mirada que estaba allí, mirándome a la vez, cómplice de ella misma. Mi mirada se miraba.... y ello disipó cierta angustia que había provocado en mí no reconocer mi rostro.
Así me retiré del espejo, un tanto perplejo y un tanto aliviado al saber que algo había reconocido. Entonces pensando en ello, de pronto algo me frenó intempestivamente, una pregunta que me asaltó desde aquel lugar donde la mente fabrica las preguntas más insólitas y que generalmente se responde más insólitamente todavía. Como era que yo, desconociendo aún cuestiones básicas de mi rostro, reconocía mi mirada?. Como podía reconocerla, si me he pasado la vida observando miradas, miles de miradas, millones de miradas, pero nunca la mía. Si mi mirada pudieron haberla observado otros tantos, pero no yo mismo?. Preguntas que retumbaban en mí como una alarma, inquietantemente. Tanta intranquilidad me causó no tener las respuestas, que volví presurosamente en busca del espejo, para intentar la claridad que trajera sosiego a mi corazón, que a esa altura ya no respondía coherentemente y parecía que iba a romper con su cárcel de huesos y carne.
Y así llegué agitado ante él,,,lo miré buscando mi mirada y mi mirada que a la vez me buscaba. Y se encontraron, pero nada decían, solo se miraban y yo esperando una respuesta, un mínimo atisbo de comprensión de lo que ello significaba....nada. Quedé allí esperando, horas, días, realmente no puedo definir cuanto tiempo pasó, hasta quedarme profundamente dormido frente al espejo. 
Hasta que una brisa me despertó, extrañamente porque el lugar donde se encontraba el espejo no era precisamente un espacio donde las brisas soplaran su canto comúnmente. En realidad, solo imaginaba haber despertado, ya que al abrir los ojos el espejo no devolvía ninguna imagen, ni mi rostro ni mi mirada estaban reflejadas en él. Esperé un buen rato hasta que mi visión volviera a la normalidad de ver las imágenes que seguramente aparecerían en algún momento... cosa que seguió sin ocurrir. Sin embargo grande era mi dicha, al notar que la impaciencia no me ganaba, que en cierta forma entendía como natural que eso no sucediera, a la vez que un placer extraño me recorría como aceptando lo que allí ocurría, aún sin lograr comprenderlo. 
Solo podía percibir que mi alma se estaba manifestando en la mirada, por eso el espejo nada devolvía, que no eran los ojos de mi rostro los que observaban si no mi alma que se expresaba en ese silencio, en ese vacío de las formas.
Y entonces comprendí porque nunca me había mirado con aquellos ojos que no reconocían mi rostro, porque ellos no podían ver la realidad infinita del alma, solo podían captar la ilusión de las formas, donde no es la mirada la que mira, si no solo la ilusión del Ego que se mira. 
Y entonces me retiré delante del espejo y a medida que me alejaba de allí, solo una mancha difusa iba minimizándose hasta al fin desaparecer. Y solo quedaba este único universo sin formas lleno de almas que seguramente, cuando me aleje de allí, también se volverán una. Y esa unidad, solo puede ser contemplada desde el estado de amor donde nos transformamos en su propia esencia, en su propia gracia,, donde realmente somos el Amor y nuestra mirada solo es una manifestación de él......
Müpu Kuntur

El alma del erudito (OSHO)




El estudioso es uno de los siete arquetipos del alma o papeles en esencia.
Los eruditos tienen una afinidad natural con información, lógica y el aprendizaje.
Para tu información
La esencia del erudito representa el aspecto más neutro de ser — asimilación. En otras palabras, los eruditos están diseñados para absorber e integrar información del mundo que les rodea. Su papel en la vida es desarrollar y mantener nuestro aprendizaje colectivo y comprensión.
Los eruditos brillan cuando son capaces de reunir información y reunir conocimiento sobre cualquier tema toma su interés. La fuente de información puede ser cualquier cosa y todo: libros, Internet, viajes, investigación científica, introspección, o simplemente viendo el mundo pasar.
Nada en la vida es de temer, es solo para ser entendido.
— Marie Curie
Estudiantes de la vida
Son almas erudito nacido para estudiar, pensar y aprender, pero no sólo en el sentido académico — fundamentalmente son estudiantes de la vida. Los estudiosos son observadores, periodistas, analistas y archivistas de vida.
Como tal, los estudiosos tienden a ser pensadores más hacedores. Se siente en casa rodeado de información. Sus espacios tienden a ser más como bibliotecas, sus cajones lleno de viejos cuadernos.
Neutralidad
Como el papel sólo neutral, los eruditos menos son conducidos a sumergirse en la vida o para cambiar el mundo. En cambio, tienden a considerar la vida como algo que se estudiará, preferentemente a lo largo del brazo.
No quiero para decir que un erudito nunca será proactivo o implicados. Muchos jóvenes estudiosos han tenido éxito en la política, por ejemplo. Y cualquier estudioso puede adoptar un estilo de personalidad más extrovertidos como y cuando conviene a sus propósitos en la vida.
Pero en general, son menos dinámicos que Reyes y guerreros, menos expresivos que artesanos y sabios, menos acogedor que sacerdotes y servidores. De hecho, los estudiosos pueden parecer relativamente aburrido o monótono comparado con otros.
El estudioso es un papel intermedio, un observador, más que un participante. Toda la vida es más indirecto que experiencial, independientemente de la edad del alma.
Introspección
Estar tan había centrado en la información y sus implicaciones lógicas significa que los eruditos son naturalmente introspectiva y contemplativa. Les gusta tener tiempo para procesar completamente sus experiencias y observaciones internamente, antes de intentar articular sus pensamientos. Esto es en contraste con los sabios, por ejemplo, que prefieren expresar sus pensamientos inmediatamente.
Los eruditos a veces tienen dificultades para expresarse de manera erudita. El conocimiento está ahí, pero hay un misconnection entre el cerebro y las cuerdas vocales.
Los estudiosos también pueden ser muy pedantes cuando se unen a la conversación — corrección de otros sobre su uso de la gramática, por ejemplo.
Esta diferencia fundamental en el proceso de estilos puede conducir a malentendidos. Los más extrovertidos esencia roles y personalidades pueden ver el comportamiento introvertido de un erudito como arrogante o antisociales. Pero ser introspectiva y sometido no es el mismo que el desapego, ni es la timidez. Es naturaleza de un erudito.
(Para un excelente artículo sobre las realidades de ser una persona introvertida, ver la venganza de los introvertidos por la psicóloga Laurie Helgoe.)
Los eruditos que nacen y se crían en las culturas emocionalmente expresivas desarrollará un estilo más expresivo, pero todavía serán claramente menos expresivos que otros roles en la misma cultura.
Ningún erudito volverá a ser sentimental, sin importar lo joven del alma. Entusiasmo puede ser genuino, pero va a ser sometido. Todas las reacciones son bajo llave: tristeza, alegría, dolor, placer.
— Transcripciones originales del grupo Michael, 1973
Polos positivo y negativo
[Como un recordatorio, cualquier manifestación de la conciencia tiene un polo positivo y un polo negativo. El polo positivo es una expresión del verdadero yo o alma; el polo negativo es una expresión del ego o falso yo.]
Actuando en el polo positivo, conocimiento (o conocimiento), el estudiante es capaz de desarrollar conocimiento claro y objetivo de información válida y significativa experiencia, para el bien de todos. El erudito puede ser un experto en útil, una autoridad en un tema en particular, un experto, un maven.
En el negativo Polo, teoría (o teorización), comprensión del erudito es sólo eso, teoría. En otras palabras, su "conocimiento" es demasiado seco, hipotética o abstracta para ser de alguna utilidad. Un erudito en el polo negativo puede perderse en temas oscuros, sin sentido, teóricos prácticos y de interés para nadie sino a sí mismos, como los eruditos medievales debatiendo "Cuántos ángeles pueden bailar en la cabeza de un alfiler?" El término "Torre de Marfil" refleja este tipo de pensamiento.
Erudito alma evolución
[Como un recordatorio, todas las almas progresan a través de cinco ciclos de self-evolución de la forma física. Ver: reencarnación: los 35 pasos.]
Eruditos del bebé
E Margaret Clarkson 200x290En la segunda etapa, los eruditos 'Baby' tienden a estudiar y enseñar un conocimiento dogmático del mundo. Bebé almas son propensas a asimilar nuevos hechos en una cosmovisión rígidamente fija, en lugar de alterar su cosmovisión para adaptarse a nuevos hechos. Por lo tanto los estudiosos — los expertos asimilación — encajemos.
Un buen ejemplo sería el escritor cristiano canadiense y maestra E. Margaret Clarkson (1915-2008; foto); también el "Museo creacionista" director Ken Ham. Un erudito de bebé que alcanzó notoriedad en todo el mundo (y fama) es el presidente estadounidense Richard Nixon.
Académicos jóvenes
Erin AdeEn la tercera etapa, académicos jóvenes competitivos puede ser relativamente extrovertidos, en el sentido de ser intelectualmente franca y garra. Buenos ejemplos son los presentadores de TV Jon Stewart y Erin Ade (en la foto). Muchos jóvenes estudiosos convertido en éxito académico en prestigiosas universidades donde pueden usar sus conocimientos para el logro personal. Algunos, como el emperador romano Claudio , diplomático estadounidense Henry Kissingero primer ministro Margaret Thatcher, canalizar sus mentes en política.
Estudiosos maduros
La cuarta etapa de la reencarnación es un periodo que requiere mucha introspección y por lo tanto es "académica" por naturaleza. Por lo tanto, el erudito madura realmente entra en su propia y brilla, centrándose en los intereses de carácter más reflexivo, filosófico o artístico. Joe MortonLos ejemplos incluyen los filósofos Leibniz y Wittgenstein, escritores Jane Austen y Mary Shelley, cantante Alannis Morissette, artista Georgia o ' Keeffe, los actores Ben Affleck, Helen Hunt, Emma Watson y Joe Morton (en la foto) y el británico Prince William.
En cuanto a eruditos maduro en roles políticos, tenemos Presidente Woodrow Wilson y el Presidente del Tribunal Supremo Earl Warren (quien terminó la segregación en las escuelas norteamericanas).
Yo soy también un erudito maduros, como sucede. Mi perfil general es bastante similar de Joe Morton (que son ambos eruditos maduro 5-nivel con Salvia-casting).
Eruditos viejos
El viejo erudito es distante, distante y a menudo arrogante intelectual.
Aldous HuxleyAntiguos estudiosos buscan autorrealización a través de su amor del conocimiento. Los ejemplos incluyen Leonardo da Vinci, Goethe, Aldous Huxley (en la foto), Ramana Maharshiy Ken Wilber. Se centran en perfeccionar su dominio del aprendizaje y la enseñanza, con el aumento de la sabiduría. El canal original de Michael, Sarah Chambers, era un erudito viejo incipiente, al igual que los compositores de J. S. Bach y Beethoven.
Erudito caras
Físicamente, los estudiosos tienden a tener
una cara estrecha (al menos antes de la edad media),
una frente prominente, plana o aspecto pesado,
una mirada en los ojos, adosada
características relativamente leves, deadpan,
una "línea plana" boca que más a menudo está cerrada que abierto.
A mí, a menudo parece que llevan un peso pesado dentro de sus cerebros.

La expresión facial típica de eruditos varía de una especie de rudo, encantada, como desesperadamente necesita alguna pieza faltante de la información, a un aspecto más sólido y tranquilizador de conocimientos y comprensión.
Como guerreros, los estudiosos suelen llevar un ceño fruncido, pero considerando que la expresión Guerrero dice "¡ atrás!", el ceño erudito es más introspectivo y analítico. Piensa en el personaje de Spock en Star Trek diciendo "Hmm... Fascinante."
El alma Sabia
El sabio es uno de los siete tipos de alma o papeles en esencia. Naturalmente entretenido y articular, sabios sobresalen en comunicación con tanto ingenio y sabiduría.
Una etapa todo el mundo
"me gustaría hablar a mí mismo. Ahorra tiempo y evita discusiones." — Oscar Wilde
El tipo de alma Sage encarna la esencia de la comunicación expresiva.
Como artesanos, sabios son almas orientada a la expresión. Tanto como jugar con ideas que pueden expresar a los demás de alguna forma.
PsySin embargo, a diferencia de artesanos, sabios están más interesados en llegar y conectar con el público, más que las ideas propiamente. Se hará más grande la audiencia la mejor, pero cualquier audiencia. Su vida es una performance; el mundo es su escenario.
El razón ' être de cualquier sabio es promover un sentido de experiencia compartida — compartiendo dramas, lecciones y absurdos de la vida de forma atractiva con tantos como sea posible. Un sabio siempre busca ideas para compartir y compartirla con el público.
Greek masksEn efecto, papel del sabio es señalar con alegría que somos y lo que todos tenemos en común. Y para ayudarnos a disfrutar de nuestro viaje compartido.
Características de Salvia
Los sabios son naturales animadores, artistas intérpretes o ejecutantes, solicitantes de atención, jamón actores, cuentacuentos, narradores, bufones de la corte, payasos de clase. Por lo tanto, son mucho en casa frente a una audiencia, tomando protagonismo, saboreando el attemtion.
Michael McIntyre Los sabios tienen generalmente un rápido ingenio y habilidad verbal; "el don de la palabra" viene naturalmente. En su comportamiento no verbal y las interacciones, tienen una tendencia a ser melodramático y a menudo se exagera para efectos dramáticos o humorísticos.
Los sabios tienen un constante deseo de compartir su ingenio y sabiduría con el mundo en general. En la ausencia de sabiduría, sin embargo, hay probablemente será un flujo constante de bromas ingeniosas y bufonesco actuar.
En los niños, esto puede venir a través como una obligación para ser tonto o para reproducir al tonto. A medida que crece de un sabio conocimiento y la experiencia vital, sin embargo, su "acto" será convertido en más cultivado y pulido.
Los sabios son a menudo estereotipados extrovertidos, el todo lo contrario de tímido y retraídos. Esto es especialmente cierto en el ciclo de la joven alma, que es exterior enfocada y enérgico. Jóvenes sabios pueden ser muy francos, exuberante y más grande que la vida.
Maduros y viejos sabios, en cambio, son más reflexivos y cada vez más filosófico.
Jack blackLas características faciales del sabio son a menudo inusualmente grande y parecido a la goma o elástico, como la cara es un medio fundamental de expresión. La cara se parece a menudo inflados, alargadas o exagerado en forma de dibujos animados.
La sonrisa a menudo es enorme (creo: perchas), y las mejillas pueden ser redondo y brillante de perpetuo sonriendo, como Micky Mouse o Papá Noel.
Además, usualmente hay un brillo de malicia o alegría en los ojos, como si la persona está pensando constantemente a las bromas pesadas.
Es no quiere para decir que los sabios son siempre ser brillante y animosa o llamar la atención. También pueden ser tan graves y negocio como cualquier otro cuando se trata con asuntos pesados o responsabilidades. Y con overleaves no-expresiva como modo de observación o una actitud estoica o una característica principal de la degradación, un sabio ni siquiera puede parecer bastante tenue.
Nicki Minaj Sin embargo, su apariencia y comportamiento general invariablemente tendrán algún elemento del excéntrico, extravagante, o campamento. Sabios como ver atractivo o por lo menos llamativo. Camisas fuertes, grandes pelucas, corbatas de proa y espectáculos típico dan siempre, son de lujo como es la tendencia "motormouth".
Evolución del alma Salvia
(Como recordatorio, todas las almas progresan a través de cinco etapas de la uno mismo-evolución en forma física, ver: reencarnación: los 35 pasos.)
Bebé sabios
En la segunda etapa, bebé sabios tienden a especializarse en la expresión dramática de reglas, dogma, ley y orden. ¿De qué lado de la ley es otra cosa. El gángster estadounidense Al Capone, los dirigentes soviéticos Nikita Khrushchev y Boris Yeltsiny el tele-evangelista Jimmy Swaggart se dicen haber sido bebé sabios. El líder norcoreano Kim Jong-Un se parece a otro.
Jóvenes sabios
Jóvenes sabios como Miley Cyrus suelen ser extrovertidos solicitantes de atención. Se dibujan para buscar fama y fortuna como artistas, actores, abogados, oradores, presentadores de TV y DJs.
Muchas otras estrellas conocidas de escenario y pantalla, pasado y presente, son jóvenes sabios. Los ejemplos incluyen Bob Hope, Groucho Marx, Dean Martin, Lucille Ball, Bill Cosby, Mick Jagger, Ringo Starr, Wolfman Jack, Weird Al Yankovic, Jim Carrey, Mariah Carey, Eminem, Miley Cirus, Nicki Minaj y la presentadora de televisión Steve Irwin.
Ronald Reagan y Bill Clinton son ejemplos de jóvenes sabios en roles de liderazgo:
"Antes de que me niego a responder a sus preguntas, tengo una declaración de apertura." — Ronald Reagan
"No podría haber sido el mejor Presidente, pero me divertí más ocho años." — Bill Clinton
Maduros sabios
William ShakespeareMaduros sabios se dibujan más pensativo y sofisticadas formas de expresión dramática, aunque sigue manteniendo un punto de vista cómico. Las lecciones del ciclo maduro giran en torno a cuestiones complejas relaciones y conflictos mental/emocional, que da a sabios madura mucho material para trabajar.
Un ejemplo excepcional es el dramaturgo William Shakespeare, cuya vida humana a menudo retratados ingenioso juega como una especie de juego dentro de una obra de teatro.
Otros ejemplos famosos incluyen el Marqués de Sade, Isadora Duncan, Oscar Wilde, Giocomo Puccini, Luciano Pavarotti, Cary Grant, Dustin Hoffman, Jack Nicholson, Jay Leno, Robin Williams, Billy Crystal, Ellen Degeneres y Jack Black, además de los presidentes de Estados Unidos Lyndon y Roosevelt.
Viejos sabios
Whoopi Golberg Los antiguos sabios como Whoopi Golberg, Placido Domingo, George Clooney y el maestro espiritual Rajneesh (Osho) son más relajado y tranquilo. (Lo oyes en la voz). Se centran en el desarrollo de la maestría de comunicación expresiva, utilizando su natural ingenio y sabiduría con gran efecto. Son muy cómodos en su propia piel. De hecho, sabios finalmente entrar en sus cuenta en esta quinta etapa, cuya naturaleza es simplemente expresar su verdadera naturaleza.


Polos positivo y negativo
[Como recordatorio, cualquier manifestación de la conciencia tiene un polo positivo y un polo negativo. El polo positivo es una expresión del verdadero yo o alma; el polo negativo es una expresión del ego o falso yo.]
Manifestando en el polo negativo, sabios pueden caer en exceso, actuando sobre y la melodramática en lugar de ser real. Oración o verborrea significa acaparar la atención, "amando al sonido de su propia voz", anhelando la atención por su propio bien en lugar de comunicar realmente algo de valor. (Véase, por ejemplo, Jim Carrey en Ace Ventura: Pet Detective.)
En su polo positivo, por el contrario, los sabios expresan y comunican operacionalmente, graciosamente y en un camino que une a todos en la misma onda. (Véase, por ejemplo, Jim Carrey en Sí.) Utilizar su talento natural para la articulación y funcionamiento para iluminar así como para entretener, son grandes comunicadores de la vida — de hecho, el apodo de Reagan fue "El gran comunicador".
personalityspirituality.net

EL SUEÑO DE LA SEPARACIÓN


Desde el punto de vista de la consciencia ordinaria, la separación parece ser una parte básica de la condición humana.
La mayoría de los seres humanos se experimentan a sí mismos como egos atrapados dentro de su propia mente-espacio, desde la que observan un mundo que parece estar ahí fuera, al otro lado de sus cráneos.
Como resultado, el estado humano normal es uno de soledad.
La ego-separación también crea una sensación de incompletud.
Debido a que estamos separados del mundo, somos como fragmentos que se han desprendido del todo, y así sentimos una sensación de insuficiencia.
Hay una especie de agujero dentro de nosotros el cual pasamos la mayor parte de nuestras vidas tratando de llenar. Como los gatos que fueron apartados de su madre al nacer y que siempre anhelan cariño y atención para tratar de compensar una sensación de carencia.
La religión tradicional no puede llenar el agujero, sólo proporciona el mismo consuelo (en última instancia, incompleto) que la riqueza o el éxito.
Como resultado de esta soledad e incompletud, no nos sentimos totalmente en casa en el mundo. No estamos completamente arraigados aquí, y por eso nos sentimos de alguna manera a la deriva, como si no perteneciéramos plenamente.
Además, nuestro ego-aislado genera un sentido básico de inseguridad e insignificancia.
Nuestro propio ego es tan pequeño y tan débil frente al enorme mundo de ahí fuera, como una pequeña choza de madera en la playa al borde de un vasto océano.
Los efectos de esta separación se extienden mucho más allá del individuo. Tan lejos como para decir que el sentido de separación es la causa raíz del constante conflicto, la guerra y la opresión que han asolado la historia humana.
El sentido humano de incompletud genera un ansia de posesiones, poder y estatus, como una manera de tratar de completarnos a nosotros mismos y compensar nuestra discordia interna. Tratamos de completarnos a nosotros mismos y volvernos importantes, ganando poder sobre otras personas o amasando riqueza y posesiones.
Este deseo de riqueza y de poder es también la causa fundamental de la guerra y la opresión, junto con la reducida empatía que causa la separación.
El yo separado crea un muro entre nosotros y los demás seres humanos, que hace que sea difícil para nosotros "sentir con" ellos y experimentar el mundo desde su perspectiva.
Esto hace que sea posible para nosotros ser violentos y crueles con otras personas, ya que no podemos sentir el sufrimiento que les causamos. Así que los oprimimos y explotamos.
Al servicio de nuestros propios deseos oprimimos a las mujeres, a miembros de clases o castas más bajas, a gente de diferentes razas, para que podamos ganar más poder, estatus y riqueza.
El sentido de separación es también la causa principal de nuestro abuso del medio ambiente. Significa que nosotros experimentamos un sentido de "otredad" hacia la naturaleza, y que no podemos sentir su vitalidad (su viveza), y como resultado no sentimos ningún reparo en explotar y abusar de ella.
¿POR QUÉ HAY SEPARACIÓN?
Más que una ilusión, la separación es una aberración; algo que existe pero que no debería.
Los niños pequeños no experimentan la separación; sino que existen en un estado de relación física con el mundo.
Esta es una de las razones por las que la infancia es tan maravillosa, porque el niño se siente conectado a todo lo que le rodea en un flujo participativo con toda experiencia, sin un aquí ni un allí.
También hay muchos otros pueblos en el mundo que, incluso de adultos, no existen en un estado de separación.
La mayor parte de los pueblos indígenas del mundo no se ven a sí mismos como algo separado de su entorno. Sienten un fuerte sentido de conexión con la naturaleza, una consciencia de que son una parte del tejido de la creación (y uno no es más importante que cualquier otro).
Existen informes de pueblos nativos que dicen que utilizaban la palabra "yo" cuando hablaban de su grupo y otros que veían su tierra como una extensión de ellos mismos, por lo que cuando fueron obligados a abandonar su tierra era equivalente a la muerte. Por eso los pueblos nativos están a menudo dispuestos a suicidarse antes que abandonar sus tierras.
El sentido de separación parece ser una peculiaridad de nuestro desarrollo psicológico.
Para nosotros, se desarrolla lentamente a medida que avanzamos hacia la adolescencia, llegando a estar firmemente establecido al final de nuestra adolescencia.
El ego se desarrolla como una estructura, creando una sensación de interioridad y de aislamiento tras un muro.
Sea testigo del enorme cambio que se produce en un niño cuando entra en la adolescencia.
Especialmente con los muchachos, la frescura y la alegría de la infancia da paso a la confusión.
Después de formar parte del glorioso flujo de la experiencia, de repente estamos fuera del mundo, solos dentro de nuestro propio espacio mental.
Es por esto que los adolescentes tienen una necesidad tan fuerte de pertenencia. Su nuevo sentido de separación les hace sentirse tan vulnerables que necesitan reforzar su identidad siendo parte de grupos o pandillas, o siguiendo las modas. Más sombríamente, ésta es también la razón por la que la mayoría de los asesinatos son cometidos por hombres jóvenes, en respuesta a los desaires o insultos percibidos.
Con su nuevo sentido frágil de identidad, los jóvenes son susceptibles de ofenderse por cualquier clase de ofensa trivial, haciendo que se sientan desvalorizados y creando un deseo instantáneo de vengarse y recuperar su condición perdida.
A medida que crecen hacia la edad adulta, la mayoría de las personas tienen que lidiar con la fragilidad y vulnerabilidad del yo asumiendo roles y apegos. Asumen el rol de sus puestos de trabajo, se adhieren a ciertas creencias — fortaleciendo su identidad con etiquetas como socialistas, ateístas o musulmanes — o se adhieren a sus ambiciones, al conocimiento que han acumulado, a su auto-imagen de personas importantes o poderosas, o se adhieren emocionalmente a sí mismos con otras personas. Estos roles y apegos se convierten en el andamiaje del ego, sustentándolo y, al mismo tiempo, reforzando la separación, encerrando al individuo tras un muro.
Sin embargo, no importa hasta dónde caigamos en la separación, en un sentido no será más que superficial.
Todos experimentamos momentos en que la separación desaparece temporalmente, y nos convertimos en parte de la unidad de nuevo. Estas son las que yo llamo experiencias de despertar.
Con frecuencia ocurren cuando estamos caminando por un entorno natural, cuando estamos bailando o corriendo, durante o después del sexo, escuchando o tocando música.
En estas situaciones, el parloteo normal del ego, que es el combustible normal del ego y que lo mantiene como una estructura, se aquieta, dando lugar a un debilitamiento de sus fronteras. La separación se disuelve y nos encontramos a flote en el océano del Ser de nuevo, inmersos en la gloriosa talidad y vivacidad del mundo.
Es revelador que, en estos momentos, siempre hay un cambio de identidad. Sentimos que nos hemos convertido en alguien más, un yo más profundo y arraigado que parece más auténticamente tú.
El ego-yo con el que nos identificábamos antes parece como un impostor, un embaucador limitado y superficial que de alguna manera nos tenía engañados haciéndonos creer que era nuestra identidad.
Hay también muchos casos de pérdida extrema o intensa agitación, cuando todos los bloques de construcción de los roles y apegos del ego se desmoronan.
Una persona puede ser diagnosticada de cáncer y decirle que sólo tiene unos pocos meses de vida; un alcohólico puede llegar a tocar fondo y estar al punto del suicidio; una persona podría llegar a tener discapacidades graves debido a una lesión o enfermedad; o que pudiera sufrir el trauma de una pérdida, de depresión, de destrucción de las esperanzas y creencias, y así sucesivamente.
En la mayoría de los casos, estas formas de pérdida simplemente traen tristeza y sufrimiento, pero PARA UNA MINORÍA DE INDIVIDUOS, PUEDEN PROVOCAR UN DESPERTAR ESPIRITUAL.
Con todo su andamiaje derribado, el ego-yo normal se desvanece, y nuestro verdadero ser más profundo surge en su lugar, como una mariposa de una oruga.
La persona siente que vuelve a nacer, como una persona diferente que habita el mismo cuerpo, con un nuevo sentido de intención y conexión.
En todas estas experiencias, hay una sensación de volver a casa, de vuelta a nuestra unidad original, la armonía de la que tanto como individuos y como especie nos apartamos. Siempre estuvo ahí, siempre está aquí. Es sólo que nuestro yo separado nos tenía engañados haciéndonos creer que estábamos dormidos.
Steve Taylor

Alcanza tus sueños – Mahatma Gandhi –



Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal.
Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato.
Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno.
Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas.
Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura.
No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes.
No revuelvas una herida que está cicatrizada.
No rememores dolores y sufrimientos antiguos.
¡Lo que pasó, pasó!
De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás.
Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó.
Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.
No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer.
No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar.
No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.
Deja que el amor te toque y no te defiendas de él.
Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo.
No sufras por lo que viene, recuerda que “cada día tiene su propio afán”.
Busca a alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una persona que te entienda, te apoye y te acompañe en ella.
Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de ella y ámala, sin pedirle nada a cambio.
Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso.
Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti.
Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar la tristeza de todos los que te rodean.
La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido, iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía a todos los que se acercan a nosotros.
Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma, por medio de la alegría, todos los que pasan por la calle en tinieblas, serán iluminados por tu luz.
Trabajo es sinónimo de nobleza.
No desprecies el trabajo que te toca realizar en la vida.
El trabajo ennoblece a aquellos que lo realizan con entusiasmo y amor.
No existen trabajos humildes.
Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados.
Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño y así te valorarás a ti mismo.
Dios nos ha creado para realizar un sueño.
Vivamos por él, intentemos alcanzarlo.
Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos, quizás entonces necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas.
Así, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de Dios, lo haremos.
No te des por vencido, piensa que si Dios te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella.
El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino.
Tú y sólo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida.
“Que este día sea el mejor de tu vida”.
-MAHATMA GHANDI -

Metafísica: La existencia de Seres Divinos




Cuando el Sol de un Sistema toma la Iniciación Cósmica y es investido con el Poder para crear un Universo, tres inteligencias evolucionantes reciben la oportunidad de desarrollarse y madurar: la Angélica, la Humana y la Elemental.

El Reino Elemental trabaja de abajo hacia arriba, desde la más diminuta inteligencia (tan pequeña que millones de ellas no ocuparían 6 milímetros de espacio) hasta los Constructores de la Forma, que ayudan a crear los cuerpos para la humanidad; de ahí pasamos a los Devas de la naturaleza, quienes crean montañas y ciudades y quienes, más adelante, se convierten en Elohim, creciendo finalmente hasta convertirse en Observadores Silenciosos de un planeta, de un universo o de una galaxia.
Los Elohim son los grandes Constructores de la Forma. Ellos se mantienen en contacto constante con el diseño que se mantiene en la conciencia del Observador Silencioso de cada planeta, traspasándolo a la forma, y construyendo alrededor de los rayos (que actúan como cunas para los planetas), la sustancia elemental necesaria.
El Reino Elemental, actuando bajo la dirección de los Amados Virgo (con los gnomos), Neptuno (con las ondinas), Aries (con las sílfides) y Helios y Vesta (con las salamandras), creó primeramente el planeta en una forma habitable. Entonces vino la Hueste Angélica antes que ningún ser humano hubiese puesto pie sobre la Tierra. La naturaleza de la evolución de los Ángeleses muy bella.
Aquellas Inteligencias dentro del Sol Central que forman los Hijos de ese mismo Sol Central, se los conoce como los Arcángeles. Ellos ya están en completa posesión del Poder Divino del Dios-Padre Madre de la Galaxia, y Ellos viven para irradiar la Luz que llena el Sistema y que forma la atmósfera refulgente del Corazón de Dios.
Cuando un Sol menor toma la responsabilidad de crear un sistema dentro de la Galaxia, 7 Arcángeles con sus Complementos Divinos (parte femenina) se adelantan para convertirse en las presencias Guardianas de todos los Seres Angélicos, de la Humanidad y de los Elementales, que comprenderán la evolución de ese Sol y sus planetas. El Arcángel Miguel se adelantó con nuestro Sol actual (Helios y Vesta), junto con otros 6 Arcángeles (que son, los Amados Jofiel, Chamuel, Gabriel, Rafael, Uriel y Zadquiel), quienes forman la guardia, no sólo para la Tierra, sino para el Sol físico y los otro 6 planetas de este Sistema, y de las 7 Esferas Internas que forman los Cielos para esta Tierra.
Los Arcángeles son exilados voluntarios del Corazón y Seno de Dios. Ellos viven para AMAR y no conocen la falta de bondad. Cuando la Hueste Angélica fue convocada, después del Reino Elemental, Su servicio consistió en crear una cúpula de radiación armoniosa, la cual es la emanación y radiación de Su Propia Luz y Vida, proyectándose por encima de las corrientes de vida de la raza humana que iba a encarnar sobre el planeta.
Con los Arcángeles llegaron innumerables legiones de Seres Angélicos, cuya razón de ser es la de realizar la Voluntad de los Arcángeles, la cual es UNA con la Voluntad del Dios-Padre-Madre. La actividad de los Arcángeles es diversa en extremo, cubriendo los campos de protección, iluminación, amor, perfección, consagración, abastecimiento e invocación.
El Gran Reino Angélico vino a nuestra Tierra primordialmente en calidad de Protector, como amplificador de las Virtudes de Dios. Ellos vinieron a traernos, mediante Sus Cuerpos Brillantes, la remembranza de estas Cualidades Divinas desde el Corazón del Eterno. Los miembros del Reino Angélico se mantienen dentro de las auras de los hombres y mujeres que se encuentran inmersos en sus propias creaciones humanas y, mediante el poder de la radiación, les ayudan a esas personas a seguir poniendo un pie antes del otro, avanzando hacia adelante y hacia arriba hasta que se les pueda dar mayor ayuda.
Los Ángeles evolucionan primordialmente mediante el control de la radiación (sentimientos calificados por el bien). A través del control de la energía, ellos llegan a ser Querubines, Serafines y, finalmente, se convierten en Grandes Seres que cuidan y protegen planetas, galaxias y grandes sistemas de mundos.
El ámbito de los Serafines es un Ámbito de Poder
Los Seres conocidos como la Guardia Seráfica son de una estatura formidable y cuentan con la fuerza y determinación más concentrada. Son Grandes Seres que miden de 1,80 a 4,2 metros de altura. Son los Guardianes de las fuerzas espirituales y están siempre activos con los Elohim. En la construcción de planetas y centros espirituales en varios globos. Son masculinos y femeninos, y son impersonales con Sus Poderes concentrados de protección. Se mueven en grupos de 7 (un número que
denota siempre creación), y de cada 7 Serafines uno es el líder que se mueve ocupando el primer plano, con los Tres Pares restantes ubicados en formación de
“V” detrás de Él. Cuando los Serafines se mueven a través de los cielos o de la esfera de la Tierra, emiten una Luz Blanca. Muchas de las estrellas fugaces y
cometas que han sido registrados por la ciencia no son más que el resultado del tránsito de un grupo de Serafines por la atmósfera superior.
Habla la Diosa de la Libertad:
“En aquel tiempo en que el Sol de nuestro sistema eligió crear un Universo, 12 Grandes Seres se ofrecieron voluntarios para dar cuerpo a la naturaleza dodécuple del Dios Sol, y a convertirse en focos de las poderosas virtudes en el Cinturón Electrónico alrededor del Sol. Yo fui una de Esas. Nuestra relación con el Sol es la deespecializarnos en magnetizar, concentrar e irradiar una de estas Virtudes de Dios. Todas las 12 Virtudes son concretadas dentro de la conciencia y naturaleza de Helios y Vesta. La virtud que Yo elegí magnetizar,concentrar y dirigir fue la Virtud de la Libertad.
El Zodíaco original se refería a estos 12 Templos(o Casas) Cósmicos, desde los cuales cada Uno de Nosotros dirigíamos Nuestras bendiciones hacia la Tierra. Nuestra radiación vierte Rayos de Luz al Universo de una forma parecida a como lo hace el Sol. A medida que los Planetas circulan alrededor del Sol en ordenada secuencia, la radiación se intensifica por un periodo de 30 o 31 días mientras que el Planeta está dentro del Templo o Casa de un Rayo concentrado en particular. El conocimiento del verdadero Zodíaco ha sido distorsionado. La conciencia de la humanidad ha creado esos símbolos que no corresponden a las expresiones verdaderas de nuestros Focos. Yo soy Una (la Virtud de la Libertad) que he sido lo suficientemente afortunada de permanecer en la memoria exterior de la humanidad.
Durante el mes en que la conciencia de la humanidad está enfocada sobre Libra, fluye a través de la Tierra la conciencia, la radiación y el poder de la Libertad, y nutre la Llama de la Libertad dentro del alma y yo interno de la humanidad.
A medida que la Tierra circula alrededor del Sol en el curso de los 12 meses por cada periodo de 30 días, una de las poderosas virtudes se proyecta sobre el Planeta, y a través de los cuerpos internos de su gente. Cuando el Zodíaco Cósmico original vuelva a aparecer y la Ley lo permita, aquellos de ustedes que sean sabios y que le presten atención a la efusión de esa Virtud Cósmica podrán, dentro de sí mismos, magnetizar la Libertad, la Verdad o la Pureza dentro de cualquier Casa sobre la que el Planeta se encuentre”.
Habla la Amada Madre María:
“La Radiación que se le da a la humanidad (y aún a los estudiantes) está bastante graduada. Por ejemplo, alrededor del Amado Sol se encuentran los 12 Grandes Seres que representan las Virtudes, la Naturaleza de Dios; y Ellos son Seres de un poder formidable. Es Su gran Privilegio y honor el suavizar la Radiación y el glorioso esplendor del Dios y de la Diosa Sol para que aún los Ángeles, los Querubines y los Serafines puedan recibir dicha radiación dentro de Sus Seres sin ser abrumados por su presencia.
Entonces los Seres Querúbicos y Seráficos, los Arcángeles, a su vez, suavizan la radiación de dicho esplendor y lo llevan de esfera en esfera, en una trayectoria que sale hasta la periferia del Universo. Nosotros, la Jerarquía que nos mantenemos alrededor de Sanat Kumara y que somos los Guardianes de la humanidad, tomamos dentro de Nuestros propios cuerpos esa Luz llameante y la atemperamos según nuestra Propia Naturaleza, y se la ofrecemos a los discípulos que han alcanzado a ser las conciencias encarnadas de más alto desarrollo. A su vez, esos discípulos, repartidos en el mundo externo, encarnan Nuestra Naturaleza, encarnan Nuestra Luz, comparten Nuestra Conciencia, Nuestros planes y designios, llevándolos entonces a aquellos que están más abajo en la escala de la evolución.
Es así como la gran gloria de la Deidad, las Ideas Divinas, la exquisita perfección del Eterno, es expandida gradualmente y su Luz, a medida que pasa de Esfera en esfera, es revestida de sendas atmósferas, de los cuerpos de las Inteligencias que viven en dichas Esferas, y disminuida de tal manera que aquellos en la Esfera inferior puedan gozar de Ella, sin ser abrumados por su presencia.
Cada gran proyecto de evolución, ha sido realizado sobre las amantes alas de los Anfitriones Angélicos, los Devas y los Constructores de la Forma. Ellos son la expresión invisible del Fuego de la Creación, el cual moldea la Sustancia y la Luz de acuerdo a la inteligencia directriz de los Seres Dioses.
Desde tiempo inmemorial, la Gran jerarquía Angélica ha servido a la humanidad y a Dios, y el 75% de todo lo alcanzado ha sido debido a su suministro amable y servicio desinteresado. Dado que Ellos sirven en su Totalidad (sin voluntad o deseos humanos), la naturaleza de su Ser es aquella de obediencia al Amor. La más grande felicidad y deleite de Sus corazones consiste en zambullirse en cualquier tarea constructiva y progresiva y en entregarse COMPLETAMENTE en aras de la consumación fructífera de la misma.
Los Maestros Ascendidos de Luz y Sabiduría que, de tiempo en tiempo, han guiado el progreso de los Planetas y de sus habitantes, están muy conscientes de la compañía gloriosa, amistad y servicio inapreciable, de la Hueste Angélica, ya que ningún arco ascendente sería posible sin Su Presencia. Producto del estado de conciencia intensamente materialista que la humanidad ha adoptado, ésta se ha tornado insensible con respecto a los Habitantes Invisibles del Reino Angélico, lo cual ha dificultado aún más Su cooperación Consciente con el hombre.
Mediante dispensaciones especiales, en lo sucesivo la Hueste Angélica se habrá de convertir en una parte activamente consciente del culto de la humanidad, así como de su evolución y progreso hacia la perfección. Ellos son los mensajeros del Bien y siempre preceden las Manifestaciones divinas (como lo hicieran antes del nacimiento de Jesús), así como ahora preceden el despliegue total de la Edad Dorada.
Me permito sugerirles que entrenen sus conciencias para aceptar la Presencia de los Ángeles en sus hogares, en sus auras, sus santuarios, y en las vidas de aquellos que les son más queridos. Honremos a la Hueste Angélica, desde la diminuta hada hasta los Devas de tamaño mayor que el más alto de los Andes. Si ustedes dedicaran el mismo tiempo a trabajar con la humanidad que nosotros, entenderían la gratitud que expresamos hacia los miembros de la Hueste Angélica, quienes Viven para el Amor, quienes viven para atender el más leve deseo de Nuestros corazones; y quienes alivian, mediante su constante y generoso apoyo, hasta el más tedioso y riguroso servicio que le podamos proporcionar a la humanidad.
La Hermandad de los Ángeles y los Hombres TIENE que encontrar su expresión en el Plano terrenal. Es por eso que mucho les agradecería que aceptaran Su amistad en lo más profundo de sus sentimientos y corazones. Al hacer esto (se lo puedo asegurar), tendrán una ayuda poderosa para traer a la manifestación los secretos deseos Divinos de su propio Cristo Interno”.
Habla el Maha Chohan:
“Cuando un Ser Angélico recibe la asistencia consciente de un individuo de la Tierra, Él utiliza las energías de su compañero humano como una puerta abierta a través de la cual Él puede llegar a la conciencia humana de una raza, de una nación o de un pueblo. Aunque resultaría muy complicado entrar a explicar los detalles de este procedimiento, en el futuro la combinación de un Ángel y de un miembrode la raza humana tendrá mucho que ver con la aparición de la Edad Dorada. En este preciso momento hay ciertos Seres Angélicos que están dedicando la totalidad de Sus energías a la disolución de la corteza INTERNA de las fuerzas del mal, las cuales planean azuzar deliberada y simultáneamente las emociones de una humanidad dormida en diversos puntos de la Tierra”.
Habla el Arcángel Miguel:
“Una vez, hace mucho tiempo -cuando la Madre María era una niña muy pequeña y estaba sola en el Gran templo-, tomé sobre Mí el aspecto de confortación amorosa y se lo llevé. A veces, por las noches visitaba su pequeña habitación, antes de que se acostase a dormir, y la entretenía, así como también la instruía con cuentos de Nuestro Reino. A veces le traía ángeles pequeñitos a los cuales Yo dirigía mediante ejercicios rítmicos y otras manifestaciones de belleza y gracia, ¡allí mismo sobre la cabecera de su cama! Ustedes saben que Ella sólo tenía 3 años de edad cuando la internaron en ese Templo; y durante el tiempo de su estadía allí, traté de ahuyentar algo de su soledad y de traerle algo de felicidad.
La edad de Libertad venidera traerá una formidable sintonía entre espíritus terrestres sensitivos y la Hueste Angélica, quienes trabajarán mano con mano (y de todo corazón) para establecer el Camino de Dios sobre la Tierra. Mientras tanto, en vista de que estos espíritus celestiales son exilados temporales de los ámbitos de Paz y Armonía, la creación y sostenimiento de una atmósfera en la cual Ellos pueden encontrar refrescos y paz, es un gran servicio que todavía no ha sido comprendido por los caminantes del Sendero. En los hogares y jardines físicos de la gente se podrían apartar secciones en las cuales todo podría ser hecho conducente a la presencia y santuario de la Hueste Angélica. Los lugares así dispuestos resultarían tan altamente cargados por Su Presencia y gratitud, que cualquier ser humano que pasase por ellos experimentaría el éxtasis del reino de los Cielos, que no es más que la radiación natural de un Ángel.
En Oriente; en el Sur de Francia; y en los eriales escoceses hay ciertos jardines antiguos y puntos retirados de la naturaleza los cuales, muchos siglos atrás, fueron dedicados al reino Angélico por almas puras; y la gente sensible puede instantáneamente sentir esas radiaciones. En el futuro, lugares como éstos serán centros naturales de curación. Cualquier corriente de vida puede dedicar un lugar así y, entonces, tomar la responsabilidad de sacar y enfocar el amor del Reino Angélico (si así se desea) para prestarle un servicio a estos exilados de Amor.
En los grandes Montes Himalayas hay descansos en el camino para que los viajeros puedan reposar y guarecerse de los elementos, así como para reponer fuerzas para el viaje espiritual. De igual forma, esos focos para el Reino Angélico deben ser establecidos precediendo su entrada y estadía en las octavas bajas de la Tierra. Ellos aman las flores, los perfumes naturales, los lugares aireados y soleados, la música y por supuesto, primordialmente la Paz”.
Tomado del libro: Los Maestros Ascendidos escriben El Libro de La Vida
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...