Mis Amigos Seguidores en Google

viernes, 29 de enero de 2016

El retorno de la magia

En un acto de amor, desde mi niño interior voy a remontar un flamante barrilete, con forma de corazón, para dejar en nuestro cielo interno una cálida señal que nos inspire a mirar más allá de las estrellas.
Será en ese tierno contemplar que el universo jugará a espejar nuestra esencia divina, revelando, con celestial belleza, que todo está entrelazado.
Somos parte del inmenso arco iris que trae a la Tierra el color, para avivar su esplendor y anunciar el retorno de la magia.
La magia aflora cuando el color se conjuga con el amor y recuperamos la inocencia que en nuestro contacto con la oscuridad de la inconsciencia fuimos capaces de olvidar, para seguir aprendiendo.
Es en la onda encantada de ese constante aprender que ahora la existencia nos invita a pintar la vida con la sabiduría del alma, creando contextos equilibrados, conscientes, alegres y luminosos, para que todos podamos sentir que llegó el tiempo de vibrar en armonía.
¿Te sorprende que haya utilizado un barrilete y no un elemento más movilizante a modo de señal?
Fuimos llamados a evocar el poder de la pureza, que conserva su grandeza en todas las cosas simples.
El barrilete nos anima a jugar, nos recuerda volar y también amplía nuestros marcos de percepción, al permitirnos redescubrir la luz de nuestros espíritus reflejada en el firmamento.
El hilo está ahí para que no olvidemos nuestra sagrada conexión con la materia.
Celebro porque entre todos estamos despertando. Estamos recordando. Estamos liderando una gran revolución, que no deja huecos para que prospere el lamento, pues dentro de cada Uno está saliendo el Sol. Honremos el arduo camino recorrido, agradeciendo lo aprendido en la senda del dolor, y giremos la página para que en el libro de la vida comience a escribirse el capítulo dorado, en donde el Ser Humano será un claro testimonio sobre el triunfo del amor.
En el espacio más sensible y cristalino, en donde mora nuestro brillo original, hoy dejo volando este hermoso barrilete rojo para que entres a jugar cuando necesites recordar la pureza de tu esencia.
Mientras tanto sigamos coloreando la trama de la vida, alentando a que otros sientan que quieren abrirse y cambiar su manera de vibrar, para poder disfrutar de la breve estadía en la Tierra. Gracias por amar, por ayudar a humanizar y por hacer posible el retorno de la magia.
(Por Julio Andrés Pagano)
http://universo-espiritual.ning.com/

Compartamos

En la espiral ascendente de la vida, retornamos al bello punto de partida desde donde vemos que ya estamos recorriendo un nuevo plano de evolución.
Somos testigos de las enseñanzas doradas de la montaña sagrada, vivimos una honda transformación que nos abrió las puertas del corazón y dio sentido a nuestros pasos. Ayudemos a que más almas peregrinas se sientan acompañadas a cristalizar sus anhelos más profundos. Infundamos confianza. Compartamos.
Hay un mágico viaje alquímico que todo aquel que quiera Ser debe animarse a emprender para descubrir la luz de su llama interna.
Ese viaje comienza con el llamado interno a despertar para volverse más humano.
Se trata de una aventura bien desafiante, y por demás movilizante, que es capaz de romper todas las estructuras.
Millones de personas comienzan a sentir que es hora ascender, por eso la existencia nos alienta a abrirnos y compartir para continuar aprendiendo.
Ascender simboliza hacer todo aquello que nos ayuda a ver la vida desde una perspectiva más rica y elevada.
A los ojos de la mente, es como si renunciáramos al mundo para escalar solos una montaña agreste que, en apariencia, conduce a la locura.
Desde el corazón, ese peregrinar se siente como lo verdaderamente necesario para poder despegar de la densidad cotidiana.
La convocatoria a subir es una invitación a vivir las experiencias más reveladoras y humanizantes.
Frente al temor y la inseguridad de los primeros pasos, la montaña se presenta como si fuese un gran problema, prueba o dificultad, que requiere de coraje para hacerle frente.
Una vez que el recorrido finaliza, vemos que lo vivido tenía su razón de ser: teníamos que subir y bajar para aprender a religar, debíamos elevarnos y descender para volver a renacer, cerrarnos y abrirnos para redescubrirnos, y así cambiar la percepción, sintiendo que alumbramos desde el corazón.
Compartir es una forma cálida, sensible y amorosa de servir, creando fuertes hebras cristalinas que relumbran. Compartir implica brindarse para que otros puedan contemplar la adversidad como una clara oportunidad para crecer.
Por eso, con fe, constancia y mucho amor, sigámonos abriendo.
Continuemos compartiendo. Irradiemos confianza para que todos se animen a vibrar de una manera más sentida, fraterna, solidaria y humana. Avancemos amando. Compartamos.
(Por Julio Andrés Pagano)
http://universo-espiritual.ning.com/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

Melodía del alma

Sintiendo la frecuencia del amor, creo a través de estas resplandecientes palabras una celestial melodía, que hace de la magia, la belleza y la alegría sus sanadores instrumentos. La luz de sus armónicos sonidos ilumina nuestros latidos, llenándolos de confianza, ternura y paz. La música nos invita a volar.
Nuestras células se abren para que podamos pintar un inmenso arco iris, con cada una de nuestras acciones, dejando en todos los corazones un sentimiento de hermandad.
Esta cálida y movilizadora canción tiene un brillo muy especial, pues porta la esencia luminosa de las estrellas para que recordemos observar la majestuosidad del universo.
Es mediante esta cautivante y maravillosa contemplación que logramos expandir nuestra visión, dando vida a la consciencia cósmica.
Hay nuevos planos vibratorios que podemos alcanzar con el simple hecho de cambiar el foco de atención, y dejar que el corazón sea nuestro sabio maestro y noble guía.
Todo está entrelazado. Todo forma parte de un sutil entramado, que de tan inmenso escapa a nuestro poder de comprensión, por eso es que esta melodía nos eleva y expande, a través del amor, para que vibremos bien alto en busca de los rayos del Sol.
Volar nos lleva a oxigenar en la clara luz de la nueva Tierra, de modo que al descender no olvidemos agradecer por tener el alto honor de ayudar a transmutar la densidad en campos de fe, que humanizan la existencia.
Las angelicales notas musicales que tonifican y dinamizan esta canción, cruzan nuestro camino en un momento muy especial. Vienen para brindarnos calma y darnos una familiar contención, de manera que sigamos centrados en nuestra alada luz interior, ya que, por más que nuestros actos cotidianos parezcan no importar, desde el cielo puede verse que vamos alumbrando.
Es el amor que ponemos, en todo lo que hacemos, lo que marca la diferencia e ilumina sin cesar.
Reír nos empodera y al mismo tiempo nos libera de la tristeza, la angustia y el temor.
Por eso, para que volvamos a disfrutar, estos sentidos sonidos nos permiten recordar que en la escuela de la vida es hora de aprender a celebrar en medio de la confusión y el caos. Si somos capaces de hacerlo, ya nada podrá detenernos. Confiá.
Esta es la melodía del alma, su fuerza redentora nos impulsa a crear áreas relucientes, en donde el amor pueda sentirse y se vivencie la Unidad.
(Por Julio Andrés Pagano) 
http://universo-espiritual.ning.com/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/

El retorno a la Unidad


Este mensaje peregrina hermanando.
Se mueve recordando, en cada corazón, la excelsa visión que nos condujo a esta instancia planetaria. Por eso hoy, cuando sus claras palabras crucen el umbral de tus ojos, ya nada será igual. La angustia y el dolor le darán paso al amor, el llanto se transformará en risa y volverás a disfrutar de tu paso por la Tierra.
Bendito es el transmutador encanto de este esperado momento, donde nuestros espíritus celebran el retorno a la Unidad.
Esta imagen simboliza la luminosa esencia dorada de aquello que nos animó a encarnar, para peregrinar sembrando nuestras semillas más puras. Contemplala.
No hay lágrimas, violencia, odio ni rencor.
Tampoco hay divisiones. Reina una bella armonía, que genera un conmovedor silencio. Se siente la paz y el amor que emana el corazón despierto, al develar el mágico juego evolutivo que alberga la ilusión de la separación. Somos Uno. Conscientemente ya lo sentimos.
Al ver desde la perspectiva del alma, comprendemos que todo lo experimentado fue perfecto.
Necesitamos de un entorno dual intenso, con marcadas diferencias vibratorias, para reconocer el punto medio donde mora el equilibrio.
Necesitamos de la oscuridad para apreciar la luz y del abismo para dirigir los ojos hacia nuestro cielo interno. Cada ocasión que supusimos negativa o adversa nos fortaleció, impulsándonos a volar y a sentir de una manera más franca y profunda.
Volvernos conscientes de la Unidad implicó fragmentarnos para redescubrir la reluciente gama que integra nuestra esencia divina.
Vivir nos permitió compartir para internalizar lo aprendido. Así fuimos creciendo, y fue en ese crecer que pudimos comprender lo que en verdad sucedía: estábamos recordando lo que ya era sabido, pues todo emana de la misma Fuente inmaculada, a cual regresamos tras despertar, abrazar y amar a nuestra propia sombra que estaba recluida.

Al desvanecerse la ilusión, veo en tu corazón al mío y sonrío. Internamente sé que el amanecer del nuevo Sol nos encontrará unidos. ¿Quién podrá dañar, juzgar o marginar, si es capaz de ver que a quien hiere, lastima o discrimina es a uno mismo?
¿Quién se atreverá a mantener vivo el rencor si siente que perdonando se ama y sana por dentro? Te siento... Te amo. Vibramos en la misma trama que hoy nos abriga y hermana, al volvernos conscientes del retorno a la Unidad.
(Por Julio Andrés Pagano) 
http://universo-espiritual.ning.com/

¡ME REBELO!



¡ME REBELO!
Mi mente saturada ya está de palabras y frases hechas como estas: DIOS ES TODO, SOMOS UNO, ESTA HUMANIDAD MERECE LA PENA…
Suenan muy bien, y se han convertido en una especie de “mantras” que continuamente se escriben, se escuchan y se dicen en los medios espirituales y en algunos humanistas.
Sobre todo en las redes y en todos los medios internautas, las veo reflejadas en miles de imágenes, contactos, escritos, poesías etc…
Pero llega un momento en que incluso la mente, a la que se le considera una simple herramienta limitada, se asquea de tanta falsedad, hipocresía, indiferencia e ignorancia consentida.
DIOS ES TODO…pero yo digo: NO TODO ES DIOS.
SOMOS UNO… pero yo digo: CUANDO NOS CONVIENE…
ESTA HUMANIDAD MERECE LA PENA… pero yo digo: ¡LO DUDO MUCHO, SI NO DEL TODO…!
Y entonces, cuando la mente está ya harta de tanto engaño y autoengaño, despierta a su corazón medio dormido y anestesiado, y ambos, con plena consciencia, se dan cuenta de la verdadera realidad.
Cientos de eras, de ciclos, de civilizaciones han pasado ya en el eterno presente de este planeta y de esta humanidad. Y siempre ha pasado lo mismo: se ha tocado techo, de mala manera, se salvan siempre unos pocos, y se comienza de nuevo, desde cero, porque los que se han preservado, se han cuidado muy mucho de esconder todos los conocimientos adquiridos en cada era.
Y civilización tras otra…todas caen en el mismo error. Todas y cada uno de ellas se consideró la mejor. En todas había un pueblo, unos que mandaban, otros que guardaban el conocimiento, y unos pocos dirigían el destino de la humanidad a su antojo. Y no solo eso…por si algunos seres humanos más avispados se daban cuenta del engaño, inventaron las religiones, a través de las cuales atemorizaron y dogmatizaron a todo hijo de sus padres. Y el hombre siguió siendo manipulado como un muñeco de guiñol.
Y nuestra civilización no es distinta. Es un perfecto calco de las anteriores.
Ahora el ser humano no puede decir que es ignorante de todo lo que pasa en el mundo. Están los medios de comunicación que se han metido en nuestros hogares. Es cierto que también a través de esa información también somos manipulados, pero nos podemos hacer una amplia idea de lo que está pasando en el mundo.
Hay una larga lista de eventos, de grandes problemas humanos, de grandes injusticias, que necesitaría varios días en enumerar. Pero lo que estamos viviendo estos días con los sirios que escapan de una cruel guerra pidiendo asilo, ayuda a sus países hermanos, refleja todo lo demás.
Nadie se preocupa de solucionar el grave problema de Siria. Todo son largas…cuando ha habido otras ocasiones en las que la actuación ha sido rápida y contusa. Claro…en esas ocasiones había intereses muy gustosos y sustanciosos. Y todos sabemos cuales son.
Ahora es distinto. Es posible que haya un interés escondido en que esta guerra continúe, pasando olímpicamente de la pobre gente que huye con desesperación de la muerte. Y las respuestas son el rechazo de algunos países como Hungría, que considera más seguro gasear y apalear a hombres desarmados, mujeres, niños y ancianos, sin nada que llevarse a la boca y agua para beber. Hay autocares…autobuses…trenes donde podrían trasladarlos a otros países donde sí quisieran darles cobijo. Pero es menos costoso y problemático deshacerse de ellos.
Y la gente maja, solidaria, mueve el trasero de sus sillas y se pone en acción. Se organizan las ONG, y por la solidaridad maravillosa de la gente de a pié, sus almacenes se llenan para ayudar a esta pobre gente.
Pero que tristeza…que decepción al ver y saber, que incluso con la solidaridad y buen corazón de la gente, también hacen negocio, pero lo más brutal y despiadado, hacen negocio con esta pobre gente que va implorando asilo. Son personas que han salido huyendo de sus países, pero tienen lo poco o lo mucho en metálico, en dólares o en euros, que han podido sacar de su país.
Y ahí está el negocio para muchos, son presas fáciles, con muchas necesidades, y en vez de ayudarles, les sacan todo lo que tienen y luego les dan la patada en el trasero.
No solo yo he visto las noticias. Todo el mundo lo ha hecho, y tu que me lees también… ¿qué piensas? ¿Qué sientes?
La defensa de un pobre toro, o de cualquier otro animal, mueven masas de gente enormes en todas las ciudades. Pero todavía no he visto ninguna movida de ese calibre cuando hay que defender a seres humanos, y protestar por todas las injusticias y atrocidades que se están sucediendo en el mundo.
¡Qué podemos hacer! Exclamamos todos. Nos encojemos de hombros e intentamos buscar justificaciones en el karma y en otras modalidades espirituales para el sufrimiento de los semejantes. ¡EL QUE CALLA OTORGA!
Yo, personalmente, poco puedo hacer. Mi voz no se oye, y aunque no voto, pues no confío en ningún político, tengo esta herramienta que es Internet para decir: ¡ME REBELO!
ESTA HUMANIDAD ESTA DORMIDA, PORQUE SOÑAR ES MEJOR QUE VIVIR LA VIDA Y PRINGARSE CON ELLA.
ME REBELO, porque mi Dios, mi Padre, es Amor. Y no reconozco como PADRE a ningún otro.
ME REBELO porque esta realidad, aunque es parte de EL, no es EL.
ME REBELO porque no creo que sea a través del dolor y del sufrimiento que el hombre crezca y madure como ser humano y espiritual.
ME REBELO porque alguien ha creado esta realidad-escuela de ciencia ficción, pero de terror, miedo, muerte, enfermedad…
Y desde luego…MI PADRE NO HA TENIDO NADA QUE VER.
¡¡ME REBELO…PORQUE ES LO ÚNICO QUE ME QUEDA!!
Porque a un paso que da el Amor, salen miles que lo apagan.
Porque a un ser humano valiente, íntegro y noble que sale de las filas de esta humanidad, se le diluye, se le asesina socialmente, y todo su esfuerzo queda sepultado bajo grandes montañas de ignorancia.
¡¡ME REBELO, SI, POR SI ALGUIEN QUE ME LEE, Y SIENTE ESTE CANTO DE LIBERTAD, DA UN PASO HACIA DELANTE!!
Aunque no nos dejen hacer…al menos…¡¡QUE NOS OIGAN!!
Lágrimas de Luz.
http://luzylagrimas.blogspot.com.es/

“SÉ FIRME EN TUS ACTITUDES Y PERSEVERANTE EN TU IDEAL”


Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato. Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno. Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas. Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura.
No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes. No revuelvas una herida que está cicatrizada. No rememores dolores y sufrimientos antiguos. ¡Lo que pasó, pasó! De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás. Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó. Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.
No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer. No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar. No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.
Deja que el amor te toque y no te defiendas de él. Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo. No sufras por lo que viene, recuerda que “cada día tiene su propio afán”. Busca a alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una persona que te entienda, te apoye y te acompañe en ella. Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de ella y ámala, sin pedirle nada a cambio.
Aprende a mirarte con amor y respeto, piensa en ti como en algo precioso. Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti. Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar la tristeza de todos los que te rodean. La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido, iluminando todos nuestros actos y sirviendo de guía a todos los que se acercan a nosotros. Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma, por medio de la alegría, todos los que pasan por la calle en tinieblas serán iluminados por tu luz.
Trabajo es sinónimo de nobleza. No desprecies el trabajo que te toca realizar en la vida. El trabajo ennoblece a aquellos que lo realizan con entusiasmo y amor. No existen trabajos humildes. Sólo se distinguen por ser bien o mal realizados. Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño y así te valorarás a ti mismo.
Dios nos ha creado para realizar un sueño. Vivamos por él, intentemos alcanzarlo. Pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta que no podemos, quizás entonces necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas. Así, con otro aspecto, con otras posibilidades y con la gracia de Dios, lo haremos. No te des por vencido, piensa que si Dios te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella.
El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino.
Tú y sólo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida.
Que este día sea el mejor de tu vida para alcanzar tus sueños.
Sé tú mismo el cambio que quieres ver en el mundo.”

Ana Maria Cantos Torres@

Jeff Foster



Por favor no tomen nada de lo que escribo en esta página como un hecho, o como algo indiscutible, ni como la verdad absoluta. Yo soy un ave en libertad, entonando mi pequeña canción, ofreciendo esta imperfecta pero honestamente sentida música para ustedes, y para aquellos que amen escucharla y para aquellos que no les guste, también. Podrán juzgar la canción - o al ave misma - como buena o mala, como verdadera o falsa, sin embargo es posible que así se pierdan de la simplicidad del amor con la que está siendo entonada y la alegría con la que se comparte. 

Todo lo que escribo aquí es una obra en progreso, perfectamente inconclusa, como la gloriosa canción de nuestras vidas. Adoro compartir estas palabras y el silencio que llevan dentro, aún así nunca me he considerado a mí mismo ni como maestro ni como gurú, porque estoy consciente de que el verdadero maestro vive en nuestro interior y que el verdadero gurú es la Vida misma, más allá de toda ideología, previo a la religión humana. ‘La verdad es una tierra sin camino’, como bellamente dijo Krishnamurti. 

Entonces, amigos, reunámonos en el momento presente, en la tierra sin camino, aquí, ahora, en la encrucijada de la Vida - el pasado una memoria, el futuro un sueño, nuestros corazones rotos y abiertos a la canción y a la conexión, y todas las inefables y delicadas reflexiones en la repisa de la ventana con los primeros destellos de la mañana. Ya sea que estemos de acuerdo o no, ya sea que nos reunamos físicamente o no, cualquiera que sea la historia, me siento sumamente feliz de compartir esta página con todos ustedes, quienes quieran que sean, independientemente de lo que estén viviendo en este momento, independientemente de la canción que estén entonando en el rincón más profundo de su precioso corazón. 

- Jeff Foster

JESÚS EL NAZARENO



La primera cosa que se tiene que decir es que no podemos estar seguros de que el nombre ‘Nazareno’ signifique, como estamos acostumbrados a pensar, ‘de la ciudad de Nazaret’. 
Según algunos arqueólogos la ciudad de Nazaret, simplemente, en los tiempos de Jesús todavía no había nacido. El topónimo Nazaret no aparece en el Viejo Testamento ni en otras fuentes precristianas; la primera vez que se encuentra es en la lápida de mármol hallada en la ciudad de Cesarea Marítima y data del siglo III d.C., que indica que Nazaret fue la sede de una de las 24 clases sacerdotales después de la rebeldía de Bar Kokheba (132-135 d.C.). Por lo tanto muchos estudiosos piensan que la denominación ‘Nazareno’ atribuida a Jesús fue ‘explicada’ de manera simplista, pero fundamentalmente incorrecta, como si él hubiera vivido a Nazaret.
Entre paréntesis, tampoco sobre el nacimiento de Jesús en Belén hay certeza: Mateo y Lucas lo afirman para mostrar que la profecía del Antiguo Testamento sobre el Mesías que debería nacer de la descendencia del rey David en su misma ciudad se ha cumplido, pero ellos dicen también que Jesús era miembro de la casa de David por parte de su padre José y también que José no era verdaderamente su padre, porque María había sido fecundada por el Espíritu Santo. Entonces, siendo precisos, Jesús no podía ser descendiente de David, o debía ser efectivamente hijo de José.
Esto demuestra que las cosas son mucho más complejas de como se quisieron presentar a la humanidad: hay detalles de la vida de Jesús que pueden ser comprendidos solo si son vistos desde un punto de vista trascendental, y es evidente que la difusión de los Evangelios veló esta visión esotérica, creando una tradición ‘materialista’ que lo explicaba todo con hechos físicos y geográficos.
Lo que muchos sostienen es que los evangelistas eran ignorantes ellos mismos o, aún peor, que querían falsificar la verdad histórica para engañar a las personas. Pero a los ojos de quien entiende el lenguaje simbólico aparece claro que hubo una voluntad de proteger ciertas cosas, ciertos mensajes, para que llegaran tan solo a aquellos a los que deberían llegar. Y esto lo podemos evidenciar en las mismísimas palabras del Cristo Jesús. Podemos leer: «Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? Él respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del Reino de los Cielos, mas a ellos no les es dado. Porque a cualquiera que tiene se le dará y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven y oyendo no oyen ni entienden. De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis y no entenderéis; y viendo veréis y no percibiréis» (Mt 13, 10-14); y también: «Con muchas parábolas como estas les hablaba la palabra, conforme a lo que podían oír. Y sin parábolas no les hablaba; aunque a sus discípulos en particular les declaraba todo» (Mc 4, 33-34).
Las verdaderas Enseñanzas de Jesús no eran para el vulgo sino para los pocos que pudieran entenderlas; entonces debemos inducir también que los escritos sobre Jesús, sobre su vida y sobre su mensaje que fueron difundidos por oquiera han sido expuestos según esta visión, ‘por parábolas’, y no podemos entenderlos si no los interpretamos de la misma manera en que hay que interpretar las parábolas (en forma simbólica) ni podemos considerarlos completos, porque hay mensajes más hondos que allí no están develados.
Un detalle a notar: Jesús afirma que a quien ya tiene se le dará y tendrá más. ¿Qué quiere decir esto? ¿Quiénes son los que ya tienen? Evidentemente son personas que ya estaban enteradas de ciertos conocimientos que las masas de las personas no tenían. Lo que da a entender que Jesús enseñaba a un grupo de selectos que ya estaban preparados.
Entonces, a la luz de lo antes dicho, volvemos a la cuestión de Nazaret. La ciudad donde Jesús vive cuando empieza su predicación y que tiene más relevancia en la narración de los Evangelios es Capernaúm: «Cuando El oyó que Juan había sido encarcelado se retiró a Galilea; y saliendo de Nazaret fue y se estableció en Capernaúm, que está junto al mar, en la región de Zabulón y de Neftalí; para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta Isaías, cuando dijo: “¡Tierra de Zabulón y tierra de Naftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles! El pueblo asentado en tinieblas vio una gran luz, y a los que vivían en región y sombra de muerte, una luz les resplandeció”. Desde entonces Jesús comenzó a predicar y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado» (Mt 4, 12-17).
Si añadimos que además de la ciudad de Belén en Judea, donde según la tradición nació el Salvador, en Galilea había también otra ciudad llamada Belén (véase Jos 19, 15), y que esta Belén de Galilea, de la tribu de Zabulón, es llamada también ‘Belén de Nazar’, ya se ve que no hay necesidad de la presencia de Jesús en Nazaret «para que se cumpliera lo que fue dicho por medio de los profetas: Será llamado Nazareno» (Mt 2, 23). Lo que es interesante es que ¡no hay ninguna profecía acerca de Jesús que diga algo sobre el apelativo de nazareno! Esto ha llevado a algunos estudiosos a entender que el pasaje fuera una añadidura posterior.
Lo que parece poder entenderse es que hay una explicación simple y simplista para las multitudes y un mensaje más hondo para los pocos que pudieran llegar a leerlo entre los renglones de las Escrituras.
Es también necesario advertir al lector que, como veremos más adelante, el Evangelio de Mateo fue escrito en arameo, pero esta versión original fue conocida tan solo por los cristianos de origen judío que vivieron en la Tierra Santa. Todos los demás tuvieron el Evangelio de Mateo traducido al griego, y no se ha encontrado ningún documento con el original arameo. Esto significa que no podemos estar seguros de que ‘Nazaret’ haya sido citada realmente por Mateo y que no haya sido un error de traducción.
Lo mismo se puede decir del Evangelio según Marcos, que es considerado el más antiguo y que debió de haber sido escrito en arameo. Lucas, como él mismo dice, no conoció directamente a Jesús y recopiló su Evangelio (en griego) sobre la base de textos más antiguos, y el Evangelio de Juan vino después de los otros tres.
Entonces, si hay un error en la versión griega de Mateo, este error puede haberse difundido en los demás Evangelios, o por lo menos en sus traducciones al griego. No nos dejemos engañar por la frecuencia con la que vemos aparecer el nombre ‘Nazaret’ en los Evangelios que leemos ahora porque en la mayoría de los casos tampoco el texto griego lleva esa palabra, sino que dice «Jesús el Nazareno» (o, más bien, «Nazoreo»).
En efecto, en el idioma hebreo hay algunas palabras que tienen la misma raíz o raíces muy cercanas: de la raíz NZR vienen nazar (‘ha observado’) y nozer (‘el observante’ de la Ley de Dios).
Además Netzer (de la raíz NTSR) significa ‘tallo, ramo’ y en la tradición del Viejo Testamento tiene una relación con el Mesías: «Y brotará un retoño del tronco de Isaías, y un vástago de sus raíces dará fruto» (Is 11, 1); «He aquí, vienen días, declara el Señor, en que levantaré a David un Renuevo justo; y él reinará como rey, actuará sabiamente y practicará el derecho y la justicia en la tierra» (Jer 23, 5).
El origen es la palabra hebrea natsar, que significa ‘proteger’, ‘custodiar’, ‘esconder’, y en Jeremías 31, 6 esta palabra tiene el sentido de ‘vigía’, ‘observador’. Si la transliteración al griego de NZR en Nazoraiós o en Nazarenós (que son dos formas usadas en manera igual, como si fueran intercambiables) puede dar dudas por el zeta griego donde nos esperaríamos un sigma, la derivación de estas palabras griegas desde el hebreo NTSR es perfectamente correcta.
Entonces vemos que las posibilidades de explicar el origen del título ‘Nazareno’ ya son múltiples, y a niveles diferentes de profundidad y de comprensión.
En los Evangelios Jesús es llamado seis veces Nazarenós (en la versión en griego antiguo) (Mc 1, 24; 10, 47; 14, 67; 16, 6; Lc 4, 34; 24, 19), es decir ‘Nazareno’, que es interpretado con el sentido de ‘originario de Nazaret’, aunque este adjetivo no puede derivar de ‘Nazaret’ sino, a lo más, de ‘Nazará’, la versión aramea del nombre de esta ciudad. Pero otras trece veces los cuatro Evangelios y los Hechos de los Apóstoles utilizan la palabra Nazoráios con referencia a Jesús (Mt 2, 23; 26, 71; Lc 18, 37; Gv 18, 5; 18, 7; 19, 19; Hch 2, 22; 3, 6; 4, 10; 6, 14; 22, 8; 24, 5; 26, 9). Si la tradición cristiana interpreta esta palabra como ‘nazareno’ en el sentido de ‘habitante de la ciudad de Nazaret’, esto ciertamente no es ni seguro ni exacto. Si, como resulta de los Evangelios y como los estudios admiten, Nazarenós y Nazaraiós son sinónimos, no podemos afirmar que Nazoraiós brote del nombre de Nazaret.
En el capítulo 24 de los Hechos de los Apóstoles podemos leer las palabras con las que Pablo de Tarso es acusado delante del gobernador por el abogado Tértulo, que acompaña al sumo sacerdote Ananías: «Pues hemos descubierto que este hombre es verdaderamente una plaga y que provoca disensiones entre todos los judíos por el mundo entero, y es líder de la secta de los nazarenos». Las traducciones dicen ‘nazarenos’, pero el original en griego dice nazoraion, es decir ‘de los nazoreos’. He aquí una prueba de que la palabra Nazoraiós estaba referida a Jesús y a sus secuaces como si fueran una secta.
Los ‘Nazareos’ (del hebreo naziyr, ‘separado’, ‘consagrado’ y también ‘viña no podada’ quizás por el voto de no cortarse el pelo, de la raíz NZR, nazar) eran ‘consagrados a Dios’, personas que vivían apartadas según su voto llamado ‘nazareato’, que comportaba varias privaciones (véase Nm 6, 1-21): abstención total de vino, licor, vinagre y uvas; además no les estaba permitido que se cortaran su cabello ni que se dejaran contaminar por ningún cadáver, tampoco de persona cercana o familiar. Por lo normal el voto era temporáneo, y después de una ofrenda a Dios, el nazareo, hombre o mujer, se hacía cortar el pelo para que fuera quemado durante la ceremonia conclusiva.
Pero en la Biblia se dice que Sansón y Juan el Bautista fueron nazareos por toda su vida porque habían sido consagrados a Dios desde que estaban en el vientre materno. De hecho, de los dos sabemos que no se habían nunca cortado el pelo desde que nacieron. Si miramos la figura tradicional con la que el Cristo Jesús está representado vemos con asombro que tiene el pelo largo; y esto era algo muy raro en aquellos tiempos, con excepción de los consagrados nazareos, por supuesto. También la imagen de la Sábana Santa confirma que Jesús tenía el pelo largo.
Lo que algunos dicen, que Jesús no podía ser un Nazoreo porque él comía y bebía y se acercaba a cadáveres, es claramente una estupidez. Los pasajes que estas personas utilizan son paralelos entre los Evangelios de Mateo y de Lucas. Este es el primer pasaje de Mateo (9, 18-26): «Mientras les decía estas cosas, he aquí, vino un oficial de la sinagoga y se postró delante de él, diciendo: Mi hija acaba de morir; pero ven y pon tu mano sobre ella y vivirá. Y levantándose Jesús, lo siguió, y también sus discípulos. Y he aquí una mujer que había estado sufriendo de flujo de sangre por doce anos, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; pues decía para sí: Si tan solo toco su manto sanaré. Pero Jesús, volviéndose y viéndola, dijo: Hija, ten ánimo, tu fe te ha sanado. Y al instante la mujer quedó sana. Cuando entró Jesús en la casa del oficial y vio a los flautistas y al gentío en ruidoso desorden, les dijo: Retiraos, porque la niña no ha muerto, sino que está dormida. Y se burlaban de él. Pero cuando habían echado fuera a la gente, él entró y la tomó de la mano; y la niña se levantó. Y esta noticia se difundió por toda aquella tierra».
Y este es el pasaje de Lucas (7, 12-15): «Y cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, he aquí, sacaban fuera a un muerto, hijo único de su madre, y ella era viuda; y un grupo numeroso de la ciudad estaba con ella. Al verla, el Señor tuvo compasión de ella y le dijo: No llores. Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y Jesús dijo: Joven, a ti te digo: ¡Levántate! El que había muerto se incorporó y comenzó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre».
Quien dice que estos pasajes son pruebas para indicar que el Salvador no era Nazareo, porque en tal caso no podía acercarse a un cadáver, ignora a sabiendas que Jesús resucitó a aquellos muertos, demostrando de ser superior también a la muerte. Si pudo volverlos a la vida, ¿cómo podía quedarse contaminado por aquellos muertos? Hay que ser muy torpe para quedarse tan pegados a la letra muerta sin ver el espíritu de esos testimonios sobre Jesús.
Ahora miremos este otro pasaje de Mateo (11, 16-19), también usado para acertar que Jesús no podía ser un nazareo: «Pero, ¿con qué compararé a esta generación? Es semejante a los muchachos que se sientan en las plazas, que dan voces a los otros, y dicen: Os tocamos la flauta, y no bailasteis; entonamos endechas, y no os lamentasteis. Porque vino Juan que no comía ni bebía, y dicen: Tiene un demonio. Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y dicen: Mirad, un hombre glotón y bebedor de vino, amigo de recaudadores de impuestos y de pecadores. Pero la sabiduría se justifica por sus hechos».
Y ahora el correspondiente pasaje de Lucas (7, 31-35): «¿A qué, entonces, compararé los hombres de esta generación, y a qué son semejantes? Son semejantes a los muchachos que se sientan en la plaza y se llaman unos a otros, y dicen: Os tocamos la flauta y no bailasteis; entonamos endechas y no llorasteis. Porque ha venido Juan el Bautista, que no come pan ni bebe vino y vosotros decís: Tiene un demonio. Ha venido el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Mirad, un hombre glotón y bebedor de vino, amigo de recaudadores de impuestos y de pecadores. Pero la sabiduría es justificada por todos sus hijos».
Aquí vemos que Jesús confirma la información sobre Juan el Bautista y su nazareato, que no le permitía beber licores ni, además, como a un grupo de esenios que se encontraban en aquella zona (de los que vamos a hablar más tarde) comer nada que hubiese sido confeccionado fuera da la comunidad (como sería el pan). Y por eso Juan era juzgado como poseído por el demonio. Contrariamente, Jesús estaba criticado porque comía y bebía. Esta crítica puede tener una fuerza mayor de lo que normalmente se cree si pensamos que Jesús hubiese sido considerado por el pueblo un Nazareo, uno que no podía beber ni comer como las demás personas.
La crítica que se le hacía era la de quebrantar sus votos de consagración, sin que los críticos entendieran que Jesús estaba demostrando que esas reglas pueden ser trascendidas si hay Conciencia. Nos socorre en lo afirmado un pasaje de Mateo (15, 10-20): «Y llamando junto a sí a la multitud, les dijo: Oíd y entended: no es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre, sino lo que sale de la boca; eso es lo que contamina al hombre. Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Sabes que los fariseos se escandalizaron cuando oyeron tus palabras? Pero él contestó y dijo: Toda planta que mi Padre celestial no haya plantado será desarraigada. Dejadlos, son ciegos guías de ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego ambos caerán en el hoyo. Respondiendo Pedro, le dijo: Explícanos la parábola. Y él dijo: ¿También vosotros estáis aún faltos de entendimiento? ¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al estómago y luego se elimina? Pero lo que sale de la boca proviene del corazón, y eso es lo que contamina al hombre. Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias. Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero comer sin lavarse las manos no contamina al hombre». Aquí vemos con extrema claridad que los mismos Apóstoles no entendían plenamente estas Enseñanzas del Rabí, y también que Jesús con sus hábitos y sus palabras estaba criticando muchas creencias que estaban tan radicadas en la mentalidad de los judíos de aquellos tiempos que quizá no pudieron ser eliminadas por entero ni entre sus mismísimos secuaces, como testimonia el pasaje de los Hechos de los Apóstoles, 10, 9-33, donde se muestra cómo Pedro necesitó ser empujado por el Espíritu para conseguir liberarse de las leyes de pureza.
Pero entonces podemos sacar la conclusión de que si no hay seguridad de que Jesús fuese un consagrado según el voto de nazareato, por lo menos no hay pruebas de que no lo fuese, porque su consagración era mucho más honda del no comer vino o no tocar cadáveres. Pero, como veremos en el próximo capítulo, ¡por lo menos uno de los hermanos de sangre de Jesús, Jacobo (Santiago el Justo), era un Nazoreo! Y esto nos debe hacer reflexionar mucho: si su primo Juan el Bautista y su hermano Jacobo eran nazoreos, es natural pensar que la familia a la que Jesús pertenecía era muy particular y sus miembros debían tener una tradición de servicio y consagración, y, en esta luz, sería lo más natural que Jesús también fuese un consagrado.
Seguimos en el próximo capítulo profundizando en las raíces de Jesús y su relación con los esenios.
La gnosis develada.
http://universo-espiritual.ning.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...