Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 29 de abril de 2015

ÁMATE Y OBSERVA....OSHO




¿Puedes decir algo sobre estas hermosas palabras de Buddha:
“Ámate a ti mismo y observa – hoy, mañana, siempre?”
“Ámate a ti Mismo”…
El amor es el alimento para el alma. Así como la comida es para el cuerpo, el amor es para el alma. Sin alimento el cuerpo está débil, sin amor el alma es débil. Y ningún estado, ninguna iglesia y ningún interés creado ha llegado a desear en ningún momento que la gente tenga almas fuertes, porque una persona con energía espiritual está destinada a ser rebelde.
El amor te hace rebelde, revolucionario. El amor te da las alas para volar alto. El amor te hace comprender las cosas, para que nadie pueda engañarte, explotarte, oprimirte. Y los sacerdotes y los políticos sobreviven gracias a tu sangre -sobreviven gracias a la explotación. Todos los sacerdotes y todos los políticos son parásitos.
Para hacerte espiritualmente débil han encontrado un método seguro, cien por ciento garantizado, y es enseñarte a que no te ames – porque si un hombre no puede amarse a sí mismo tampoco puede amar a alguien más. La enseñanza es muy delicada. Dicen: Ama a otros – pues saben que si no puedes amarte a ti mismo no eres capaz de amar en absoluto. Pero continúan diciendo: Ama a los otros, ama a la humanidad, ama a Dios, ama la naturaleza, ama a tu esposa, a tu marido, a tus hijos y a tus padres, pero no te ames a ti mismo, porque amarse uno mismo es egoísta según ellos.
Condenan el amor hacia uno mismo como no condenan ninguna otra cosa – y han hecho que su enseñanza parezca muy lógica. Dicen: Si te amas a ti mismo te volverás egoísta, si te amas a ti mismo te convertirás en un narcisista. No es verdad. Un hombre que se ama a sí mismo se da cuenta de que no hay ego en él. Es al amar a otros sin amarse a uno mismo que surge el ego.
El amor no sabe nada de deberes. El deber es una carga, una formalidad. El amor es una alegría, un compartir; el amor es informal. El amante nunca siente que ha hecho bastante; el amante siempre siente que más era posible. El amante nunca siente, “he obligado al otro.” Por el contrario, él siente, “dado que ha recibido mi amor, me siento obligado. El otro me ha obligado al recibir mi regalo, al no rechazarlo.” El hombre que se basa en el deber piensa, “Yo soy superior, espiritual, extraordinario. ¡Mira cómo sirvo a la gente!”
Un hombre que se ama a sí mismo se respeta a sí mismo, y un hombre que se ama y respeta a sí mismo respeta a los otros también, porque él sabe, “Así como yo soy, así son los demás. Así como yo gozo del amor, del respecto, de la dignidad, así lo hacen los demás.” Él se hace consciente de que no somos diferentes; por lo que respecta a las cosas fundamentales, somos uno. Estamos bajo la misma ley: Es dhammo sanantano
El hombre que se ama a sí mismo goza tanto del amor, llega a ser tan dichoso, que el amor comienza a desbordarse, comienza a alcanzar a otros. ¡Tiene que alcanzarlos! Si vives el amor, tienes que compartirlo. No pues seguir amándote a ti mismo por siempre porque una cosa te quedará absolutamente clara: que si amar a una persona, a ti mismo, es tan enormemente extático y hermoso, ¡cuánto más éxtasis te está esperando si empiezas a compartir tu amor con mucha gente!
Lentamente las ondas comienzan a llegar más y más lejos. Amas a otras personas; entonces empiezas a amar a los animales, a los pájaros, a los árboles, a las rocas. Puedes llenar el universo entero con tu amor. Una sola persona es bastante para llenar el universo entero de amor, así como un solo guijarro puede llenar el lago entero con sus ondas – un pequeño guijarro.
El hombre tiene que convertirse en un dios. A menos que el hombre se convierta en un dios no va a haber realización ni satisfacción alguna. ¿Pero cómo puedes convertirte en un dios? Tus sacerdotes dicen que eres un pecador. Tus sacerdotes dicen que estás condenado, que estás destinado a ir al infierno. Y hacen que sientas mucho miedo de amarte a ti mismo.
Es por eso que la gente es tan buena para encontrar defectos. Encuentran el defecto en ellos mismos – ¿cómo pueden evitar el encontrar los mismos defectos en otros? De hecho, los encontrarán y los magnificarán, los harán tan grandes como sea posible. Ése parece ser el único dispositivo para salvarse; de alguna manera, para salvar tu imagen, tienes que hacerlo. Es por eso que hay tanta crítica y tal carencia de amor.
Digo que éste es uno de los sutras más profundos de Buddha, y solamente una persona iluminada puede darte un entendimiento así.
Una persona que se ama a sí misma se puede volver meditativa con facilidad, porque meditación significa estar contigo mismo.
¿Si te odias a ti mismo – como lo haces, como te han dicho que lo hagas, y lo has estado siguiendo religiosamente – si te odias, cómo puedes estar contigo? La meditación no es más que el disfrutar de tu hermosa soledad, celebrándote a ti mismo. De eso es de lo que se trata la meditación. La meditación no es una relación. El otro no se necesita en absoluto; uno es suficiente para uno mismo. Uno es bañado en la propia gloria, bañado en la propia luz. Uno es simplemente gozoso porque está vivo, porque es.El milagro
más grande del mundo es que tú eres y que yo soy. Ser es el milagro más grande, y la meditación abre las puertas de este gran milagro. Pero sólo un hombre que se ama a sí mismo puede meditar; de otra forma siempre estás escapando de ti mismo, evitándote. ¿Quién desea mirar una cara fea y quién desea penetrar un ser feo? ¿Quién desea entrar profundamente en el propio fango, en la propia oscuridad? ¿Quién desea entrar en el infierno que piensa que es? Tú deseas mantener todo esto cubierto con flores hermosas y siempre quieres escaparte de ti mismo.
Es por eso que las personas están buscando compañía constantemente. No pueden estar con ellas mismas; desean estar con otros. Las personas están buscando cualquier tipo de compañía; si pueden evitar la propia compañía cualquier cosa funcionará. Se sentarán en una sala de cine durante tres horas viendo algo completamente estúpido. Leerán una novela de detectives por horas, perdiendo el tiempo. Leerán el mismo periódico repetidas veces sólo para mantenerse ocupadas. Jugarán a las cartas y al ajedrez sólo para matar el tiempo… ¡como si tuvieran demasiado tiempo!
El amor empieza contigo mismo, entonces puede continuar expandiéndose. Continúa expandiéndose por su propia cuenta; no necesitas hacer nada para expandirlo.
“Ámate a ti mismo…” dice Buddha. Y entonces él agrega inmediatamente: “…y observa.” Eso es meditación, es el nombre de Buddha para la meditación. Pero el primer requisito es que te ames a ti mismo, y después observa. Si no te amas y empiezas a observar, puedes sentirte como si estuvieras suicidándote.
Muchos budistas sienten que se están suicidando porque no prestan atención a la primera parte del sutra, saltan inmediatamente a la segunda: obsérvate a ti mismo. De hecho, nunca me he topado con un solo comentario en El Dhammapada, estos sutras del Buddha, que haya prestado alguna atención a la primera parte: Ámate a ti mismo.
Sócrates dice: Conócete a ti mismo, Buddha dice: Ámate a ti mismo. Y Buddha es mucho más verdadero, porque a menos que te ames a ti mismo nunca te conocerás – el conocimiento solamente llega después, el amor prepara la tierra. El amor es la posibilidad de conocerse a uno mismo. El amor es la manera correcta de conocerse uno mismo.
“Ámate a ti mismo y observa… hoy, mañana, siempre...
"crea" energía amorosa a tu alrededor. Ama tu cuerpo y ama tu mente. Ama tu mecanismo entero, tu organismo entero. Amor quiere decir: acéptalo como es, no intentes reprimirlo. Reprimimos solamente cuando odiamos algo, reprimimos sólo cuando estamos en contra de algo. No reprimas, porque si reprimes ¿cómo vas a observar? No podemos mirar al enemigo a los ojos; podemos mirar solamente a los ojos de nuestro amado. Si no eres amante de ti mismo no podrás mirar tus propios ojos, tu propia cara, tu propia realidad.
El observar es meditación, el nombre de Buddha para la meditación. Observar es la contraseña de Buddha.
Él dice: Estate consciente, alerta, no seas inconsciente. No te comportes de manera soñolienta. No sigas funcionando como una máquina, como un robot. Así es como está funcionando la gente.
Observa – sólo observa. Buddha no dice qué tiene que ser observado – ¡todo! Caminando, observa tu caminar. Comiendo, observa tu comer. Tomando una ducha, observa el agua, el agua fría cayendo sobre ti, el tacto del agua, la frescura, el temblor que pasa por tu columna – obsérvalo todo, “hoy, mañana, siempre.”
Finalmente llega el momento en que puedes observar incluso tu sueño. Ése es el momento cumbre del observar. El cuerpo va a dormir y todavía hay un vigilante despierto, mirando silenciosamente el cuerpo completamente dormido. Ése es el momento cumbre del observar. En este momento, justo lo contrario es el caso: tu cuerpo está despierto pero tú estás dormido. Entonces estarás despierto y tu cuerpo estará dormido. El cuerpo necesita descanso pero tu conciencia no necesita sueño alguno. Tu conciencia es conciencia; es estar alerta, es su misma naturaleza.
Mientras más observador te vuelves comienzas a tener alas – entonces todo el cielo es tuyo. El hombre es un encuentro de la tierra y el cielo, del cuerpo y el alma.
OSHO

Jesús y la reencarnación-OSHO




Pregunta:
¿Por qué Jesús no habló sobre la posibilidad de la reencarnación del alma? Esto parece ser una diferencia entre las religiones de Oriente y de Occidente.
Osho:
Jesús conocía perfectamente bien la reencarnación. Hay alusiones indirectas diseminadas en todos los Evangelios. El otro día os estaba diciendo, citando a Jesús: «Yo soy antes de que Abraham hubiese sido». Y Jesús dice, « Regresaré». Y hay mil y una referencia indirecta sobre la reencarnación. El sabía de ella perfectamente bien, pero existe alguna otra razón por la que no la predicó.
Jesús estuvo en la India y vio lo que sucedió a causa de la teoría de la reencarnación. En la India, durante casi cinco mil años antes de Jesús, se enseñó la teoría. Y es una verdad, no es sólo una teoría; la teoría está basada en la verdad. El hombre tiene millones de vidas. Fue enseñada por Mahavira, Buda, Krishna, Rama; todas las religiones de la India están de acuerdo con ella. Te sorprenderá saber que no coinciden en nada más que en esta teoría.
Pero, ¿por qué Jesús, Moisés, Mahoma -las fuentes de todas las religiones que han nacido fuera de la India- no hablan de la reencarnación directamente? Por una determinada razón; y la razón es que Moisés conocía el hecho: Egipto y la India han estado en constante contacto...
Se supone que una vez Africa fue parte de Asia y que el continente se fue desplazando suavemente. La India y Egipto estaban unidos, por ello existen tantas similitudes. Y no es extraño que la población del sur de la India sea negra; tiene en parte sangre negra en sus venas, es negroide, no totalmente, pero si Africa estaba unida con Asia, entonces el cruce de razas entre los arios y los negros debe de haber sucedido, y así, la población del sur de la India se volvió negra.
Moisés debe de haber sido perfectamente consciente de la existencia de la India. Te sorprenderá saber que Cachemira reclama que ambos, Moisés y Jesús, fueron enterrados allí. Las tumbas están allí, una tumba para Jesús y una tumba para Moisés. Ellos vieron lo que le sucedió a la India a causa de la teoría de la reencarnación.
A causa de la teoría de la reencarnación, la India se volvió muy letárgica; no existe la prisa. La India no tiene sentido del tiempo, ni siquiera ahora. Aunque todos lleven un reloj de pulsera, no existe sentido del tiempo. Si alguien dice: «Llegaré a las cinco en punto de la tarde para verte», no significa nada. Tanto puede llegar a las cuatro, como puede llegar a las cinco, como puede no llegar; y, ¡esto no se toma en serio! No es que no esté cumpliendo su promesa, es que, ¡no existe sentido del tiempo!
¿Cómo puedes tener sentido del tiempo cuando la eternidad está disponible? Cuando hay tantas y tantas vidas, ¿por qué tener tanta prisa? Uno puede ir despacio; está destinado a llegar un día u otro.
La teoría de la reencarnación hizo a la India muy letárgica, aburrida. Hizo a la India totalmente inconsciente del tiempo. Ayudó a la gente a posponer. Y si puedes posponer para mañana, entonces hoy seguirás siendo el mismo que has sido hasta ahora y el mañana nunca llegará. La India sabe como posponer, no sólo para mañana, sino también para la próxima vida.
Moisés y Jesús, ambos, visitaron la India; ambos sabían como era. Mahoma nunca visitó la India pero sabía de ella, porque Arabia estaba muy cerca de la India y existía un tráfico constante entre la India y Arabia. Decidieron que era mejor decirle a la gente: «Existe sólo una vida, ésta es la última oportunidad -la última y la primera- si la pierdes, la pierdes para siempre». Este es un ardid para crear un intenso anhelo, para crear tal intensidad en la gente, que pueda ser transformada fácilmente.
Entonces surge la pregunta: ¿No eran Mahavira, Buda y Krishna conscientes de la reencarnación? ¿No eran conscientes de que esta teoría podría crear letargo? Estaban intentando un ardid totalmente diferente. Y cada ardid tiene su momento; una vez que lo usas -no lo puedes usar siempre- la gente se acostumbra a él. Cuando Buda, Mahavira y Krishna trataron el argumento de la reencarnación, lo hicieron desde un punto de vista totalmente diferente.
La India era en estos días un país muy rico. Se pensaba que era el país de oro del mundo, el más rico. Y en un país rico el problema real, el problema más grande, es el aburrimiento. Es lo que está sucediendo ahora en Occidente. Ahora América está en la misma situación y el aburrimiento se ha convertido en el mayor problema. La gente está completamente aburrida, tan aburrida que le gustaría morir.
Krishna, Mahavira y Buda utilizaron esta situación. Le dijeron a la gente: «Esto no es nada; una vida aburrida no es nada. Has vivido muchas vidas, y recuerda, si no escuchas vivirás muchas vidas más; te aburrirás una y otra vez. Es la misma rueda de la vida y de la muerte que se mueve». Pintaron el aburrimiento con unos colores tan oscuros que la gente que ya estaba aburrida con una vida se involucró profundamente con la religión.
Uno tiene que deshacerse de la vida y de la muerte; uno tiene que salir de esta rueda, de este círculo vicioso de la vida y de la muerte. Por esto era relevante en esos días.
Entonces la India se volvió pobre. Una vez que el país empobreció desapareció el aburrimiento. Un hombre pobre no está nunca aburrido, recuérdalo; sólo un hombre rico puede estar aburrido; es un privilegio del hombre rico. Es imposible que un pobre sienta aburrimiento; no tiene tiempo. Todo el día está trabajando; cuando llega a casa, está tan cansado que se duerme. No necesita tener ningún entretenimiento -televisión, películas, música, arte y museos- No necesita tener todas estas cosas, no puede tenerlas. Su único entretenimiento es el sexo: una cosa natural, innata. Es por eso que los países pobres producen más niños que los países ricos; es su único entretenimiento...
En el momento en que la India se volvió pobre, la teoría de la reencarnación se convirtió en un escape, una esperanza; en vez de convertirse en un aburrimiento se convirtió en una esperanza, en una posibilidad de posponer. «Soy pobre en esta vida. No tengo porque preocuparme, hay muchas vidas. En la próxima vida me esforzaré un poco más y seré rico. En esta vida he conseguido una mujer fea. No tengo porque preocuparme, es sólo cuestión de una vida. En la próxima vida no cometeré el mismo error. Esta vez estoy sufriendo por mis karmas pasados. En esta vida no cometeré ningún error, así podré disfrutar la siguiente vida». De esta manera posponemos.
Jesús vio que el ardid ya no funcionaba; no funcionó más del modo en que estaba funcionando. La situación había cambiado. Ahora Jesús tenía que crear otro argumento: «Hay sólo una vida, así que, si quieres ser religioso, si quieres meditar, si quieres ser un sanyasin, debes serlo ahora, porque mañana no es seguro. Puede que el mañana no exista.
Por esto Occidente se hizo tan consciente del tiempo; todos tienen prisa. Esta prisa es a causa del cristianismo. El ardid falló otra vez. Ningún ardid puede funcionar para siempre. Mi propia experiencia es que un ardid particular funciona sólo mientras el Maestro está vivo, porque él es el alma; lo conduce de tal manera que funciona. Una vez que el Maestro desaparece, la validez del ardid se pierde, la gente ya no lo usa o empieza a encontrarle nuevas interpretaciones.
Ahora, en Occidente, el ardid ha fracasado totalmente; se ha vuelto un problema. La gente vive en una prisa constante, en tensión, ansiedad, porque sólo hay una vida. Jesús quería hacerles recordar : ya que hay sólo una vida, acuérdate de Dios. ¿Y qué están haciendo? Viendo que sólo hay una vida, quieren beber, comer y casarse, porque no hay otra vida.
Así que sáciate completamente, tanto como puedas. Exprime todo el jugo de la vida ¡Ahora! ¿Quién va a preocuparse de lo que pasará el día del Juicio Final? ¿Quién sabe si el día del Juicio Final existirá o no?
¡Tanta prisa! La velocidad es una manía; más y más rápido. Nadie se preocupa de hacia donde va, pero debe ir rápido: inventar vehículos de gran velocidad.
Y todo esto ha sucedido a causa del ardid. Funcionó en los tiempos de Jesús, Estaba continuamente diciéndole a la gente. «¡Cuidado! El día del Juicio Final está muy cerca. Verás el fin del mundo en tu propia vida y no hay otra vida. Si la pierdes serás arrojado al infierno, ¡para toda la eternidad!» Estaba sencillamente creando una atmósfera psicológica. Funcionó cuando él estaba vivo y funcionó durante unos pocos días más a causa de sus discípulos más cercanos que recogieron algo de la atmósfera de Jesús, cierta aura, pero después creó el efecto opuesto.
Ha creado la civilización más mundana que jamás se ha visto. Y el deseo era que la idea de una vida haría a la gente tan alerta y tan consciente, que buscaría a Dios y abandonaría todos sus otros deseos y todas sus otras aspiraciones. Toda su vida se convertiría en la búsqueda orientada, en la investigación de Dios. Esta era la idea detrás del ardid. Pero el resultado final es que la gente se volvió absolutamente mundana porque no hay otra vida, sólo hay una vida; ¡Disfruta de ella todo lo que puedas! Disfrútala, no pospongas para mañana.
El ardid hindú fracasó porque la gente se volvió letárgica. Funcionó con Buda. Realmente, él creó uno de los más grandes movimientos del mundo. Miles de personas renunciaron a sus vidas, se volvieron sanyasins. Eso quiere decir que consagraron toda su energía a la búsqueda de la verdad, porque creó una atmósfera tal de aburrimiento, que te aburrirías si no te consagraras a esa búsqueda.
Pero lo que sucedió más tarde fue justamente lo opuesto. Siempre será así. Los Maestros están destinados a ser mal entendidos. Y la gente es tan astuta, tan diplomática, que puede encontrar siempre modos para destruir todo el ardid.
Jesús supo perfectamente que la vida es eterna, que la reencarnación es un hecho. Lo mencionó de maneras indirectas, puede ser que se lo mencionara a sus discípulos más cercanos, pero no a las masas, por una sencilla razón: vio que en la India fracasó, tenía que intentarse algo más.
Estoy creando muchos ardides, pues otros han fracasado. Sé perfectamente bien que mis ardides funcionarán sólo mientras yo estoy aquí; están destinados a fracasar como cualquier otro ardid ha fracasado. No estoy viviendo en ningún absurdo paraíso pensando que mis ardides permanecerán porque los he creado para siempre. Cuando no esté aquí, la gente distorsionará. Pero esto es natural, tiene que aceptarse; no hay por qué preocuparse.
Por esto, los que estáis aquí, por favor, estad alerta y usad estos ardides tanto como sea posible. Mientras yo esté aquí, funcionarán perfectamente bien. En mis manos pueden ser grandes situaciones para una transformación interna, pero una vez que mis manos ya no estén visibles, estos mismos ardides estarán en las manos de los pundits y de los eruditos y entonces la misma historia se repetirá, como lo ha hecho en el pasado.
Cuidado, mantente alerta, no pierdas el tiempo.

CANDELA NOCTURNA




Del alma brotas,
candela nocturna.
Ciegos mis ojos,
por fin me alumbras.
Desgarros
y ausencias,
lejanas vivencias.
Infancia atropellada,
juventud comprometida,
en madurez
goce de la inocencia recobrada.
Brillan mis ojos
de lágrimas desbordados,
presencias sentidas,
de negro vestidas.
Decidme,
habladme,
semblantes del alba,
¿cuál es vuestra causa?
¿por qué vuestra presencia?
Hilos de plata
de la Tierra desatas.
¿Dónde me llevas
estrella de la alborada?
Nunca me digas la última palabra.

Angel Hache

BENDITA LLUVIA




Cae la lluvia,
elevo mi rostro a ti,
cielo,
pincelado de gris,
luminoso,
traslúcido,
cálida luz del sol
con su infinita calma.
Siento tus gotas una a una,
cayendo
como una caricia
deslizándose suavemente por mi piel.
Empapado estoy de ti,
lluvia.
Llevas mi pensamiento a otro tiempo,
otro lugar
lleno de sensaciones,
emociones.
Cierro mis ojos,
revivo aquel instante junto a ti,
eterno.
Tu y yo,
solos.
Caía la lluvia como hoy,
mojados caminando de la mano,
riendo sin parar.
Miradas de amor,
el alma en tus ojos,
alegría de mis días y mis noches.
Ahora lluvia me acercas más a ti,
la nube te alcanza,
mi mano más allá del mar,
siento la tuya y volvemos a caminar,
juntos,
riendo sin parar.
Miradas de amor.
El alma en tus ojos.
Mi alegría.
Sumergida en mi piel.
Bendita lluvia eres tú.

HACIA MÍ MISMO




Decisiones cruciales en la vida no todos los días se toman,
menos mal,
demasiadas tensiones, 
pero cuando llega el momento
no hay que darles la espalda y mirar a otro lado.
Todo el camino recorrido hasta aquí,
mirarlo da vértigo.
Cuánto esfuerzo ha supuesto ascender sólo unos metros
desde aquel día en que partimos,
ese día en que nuestros padres tomaron otra decisión crucial:
¡que naciéramos¡
A partir de ahí,
unas veces acompañados y otras en soledad frente al mundo
tomamos decisiones,
cada vez más conscientemente de las consecuencias y
responsabilidades que contraerían.
Las circunstancias empujan en la mayor parte de las veces a decidir.
Nos sentimos arrastrados por una corriente,
mas no tenemos el control,
¿o sí ?
¿Quién controla mi vida?
Soy yo
quien tiene la última palabra.
Las circunstancias condicionan pero no determinan.
Acertada o desacertadamente he ido ascendiendo,
unas veces por caminos ya trillados por otros.
Y otras,
como las cabras,
saltando de piedra en piedra,
arriesgándolo todo.
La cima es aún lejana,
pero real en mi horizonte.
No temo,
está ya grabado en mi mente con letras de fuego:
“La vida no es temor sino Amor”.
Mas este Amor lleva a veces a tomar decisiones cruciales
con consecuencias no deseadas y
aún menos comprendidas.
Miro atrás y veo que quien me ha ayudado a llegar hasta aquí
ha sido este Amor.
Él me guía y me lleva de la mano.
Confío en Él,
porque aprendí a confiar en mí.
Solamente tengo mis manos y la fuerza de mi corazón.
La vida es descubrir quiénes somos en realidad.
El dolor,
el sufrimiento,
no son más que una mera ilusión.
Sí, parece eterna a veces,
mas igual que llega se va,
la estela que deja se diluye en la nada.
Ahora me siento sobre una piedra,
a respirar y contemplar el camino andado
y el que me queda por recorrer.
Un instante más y me levanto,
tomo mi bastón de peregrino y sigo ascendiendo…
hacia el infinito,
hacia mí mismo.
Ángel Hache

ELIGE TUS PALABRAS PORQUE CAMBIAN TU ENERGÍA




Elige tus palabras porque cambian tu energía
Y a en épocas muy remotas el ser humano ha usado manteas rezos hechizos o cantos con una intención clara: lograr lo que deseaban. La palabra era usada como un método para traer al plano material lo que estaba solo en la dimensión de las ideas.
Antes eran los místicos o religiosos los que le daban importancia hoy se suman los neurocientíficos y otros profesionales de corte más racional. Entre ellos el neurocientífico alemán Manfred Spitzer que realizó un experimento para comprobar los efectos de las palabras. Utilizó un texto en el que aparecía repetidamente la palabra «Viejo». Después de leerlo incluso los más jóvenes andaban más despacio durante un tiempo. En cambio al hacer la misma prueba con la palabra «Deporte» aceleraban el paso y con «Biblioteca» su tono de voz bajaba.
Lo diga quien lo diga el resultado es idéntico: las palabras nos afectan profundamente. Las que escuchamos y las que decimos.
Otras investigaciones han comprobado que el cerebro reacciona mucho más a las palabras negativas que a las positivas. ¿Por qué? Porque las primeras suponen un peligro.
La prioridad de nuestro cerebro desde el principio de los tiempos es que nosotros sobrevivamos. Ni que tengamos amigos ni que seamos amables ni que no dañemos a nuestra pareja con lo que decimos. Sobrevivir es su misión principal. El tema es que nosotros ya no queremos solo sobrevivir deseamos vivir. ¡Ahora hay que contarle eso a nuestro cerebro!
Llevar al consciente mecanismos arcáicos inconscientes no es algo que ocurra de un día para otro. Primero hemos de desearlo luego tener la firme intención de hacerlo, pasar a la práctica ocasional y a fuerza de repetición, convertirlo en una rutina. Mientras no lo hagamos cada vez que tengamos estrés en nuestra cabecita saltará la alarma que inhibirá nuestra capacidad para ser empáticos nos pondrá a la defensiva y hará que digamos lo que no deseamos decir.
Esto tiene efectos muy concretos a nivel físico ya que las palabras son vibraciones y nuestras células reaccionan a ellas. Si escuchamos algo que nos provoca ira notamos que nuestra respiración se agita incrementa la frecuencia cardiaca y sentimos el impulso de avanzar hacia el objeto que la causa. Estos son solo algunos de los efectos que además harán que lo que digamos tampoco sea muy amoroso. Es interesante que ya haya cardiólogos defendiendo que ser más comprensivos compasivos y expresivos mejora la salud del corazón.
La mayoría de la gente no siente ira a diario lo que si es habitual es el estrés. Tanto que hay quienes ni saben que lo tienen. Consiste en una respuesta múltiple del organismo ante algo que considera amenazador. Esto puede ser el jefe la suegra o el presidente de la comunidad. Ninguno de ellos es probable que sea un peligro para la vida de nadie sin embargo el cuerpo lo interpreta de esta manera. Por eso dirige la sangre a piernas o brazos para que si es necesario podamos huir y la retira de las zonas que nos ayudan a pensar con claridad o conectar con nuestros sentimientos. También se generan radicales libres y baja el sistema inmune. Naturalmente aquí tampoco podemos tener una comunicación equilibrada.
Por el contrario al sentirnos felices baja el nivel de estrés y entramos en un ciclo positivo en el que cada vez estamos mejor. Las palabras que digamos en estos momentos sin duda nada tendrán que ver con las que diríamos sintiendo ira o ansiedad como veíamos antes. De hecho al hablar con otras personas si esa interacción es satisfactoria liberaremos hormonas como la oxitocina y la beta endorfina en nuestro cuerpo. Ambas muy beneficiosas.
Es interesante saber que el cuerpo no solo relaciona a lo que sentimos también lo hace a lo que fingimos sentir. Esto quiere decir que si estoy muy muy enfadada y sonrío mi cerebro verá que hay dos energías cada una tirando para un sitio y disminuirá las señales de la ira hasta hacerlas desaparecer.
Antes de a nuestro físico las palabras nos afectan a nivel emocional y energético. Por tanto una sola palabra genera un impacto energética según la carga emocional que tenga para nosotros y eso implica una respuesta física. ¿A qué velocidad nos afectan las palabras? Al instante. Es algo que podemos comprobar escuchando a nuestro cuerpo. Hay términos que nos hacen saltar que nos provocan un impacto en la boca del estómago o un encogimiento en el corazón. Todo depende de nuestra experiencia personal. Un buen ejemplo de ello lo tenemos en la película «Regreso al futuro». Al protagonista Marty McFly solo había que llamarle «gallina» para conseguir provocarle y que saltara.
Cada uno tenemos nuestras palabras «sensibles» particulares y otras que son compartidas por la mayoría. Para comprobar exactamente cómo nos afectan energéticamente este año he estado experimentando con ciertos términos y con el bioelectrógrafo. El bioelectrógrafo es un tipo de cámara Kirlian que imprime la bioenergía de la persona. Lo que he hecho ha sido hacer una foto antes de decir nada y otra inmediatamente después de decir una palabra. La persona no sabía qué palabra iba a decir así que no estaba preparada para reaccionar de ninguna manera concreta. Algunas de las que he utilizado son generales y otras a sabiendas de que justo esas palabras iban a generar una reacción.
En la primera imagen que adjunto la palabra testada es «Diabetes». La persona a la que se lo digo es diabética desde hace años y está enfadada porque lleva mucho buscando una solución y no la encuentra. El conflicto se puede ver al comparar ambas fotografías en la zona externa la areola vital de la primera tiene ligeras fugas mientras en la segunda toda la energía cambia para ponerse casi como erizada llena de pinchos. Eso indica el conflicto activo.
La segunda palabra es «Médico» y la reacción es muy parecida a la anterior vemos como la energía de la areola (zona azul y roja) igualmente cambia. Esta persona tiene revisiones anuales y relaciona «Médico» con esas pruebas que ya le tienen muy cansada.
Por último uso «Pareja» sabiendo que hay sentimientos encontrados al respecto. En este caso vemos que la areola no cambia indicando conflicto lo que ocurre es que de la parte inferior de la bioelectrografía se ve como sale un círculo de energía que antes no estaba. Eso es cuando es un conflicto severo ya que toma entidad propia.
Entre las primeras y las segundas no hay más de 2 minutos de diferencia. Con lo que comprobamos cómo la energía cambia de forma instantánea.
Creo que no somos conscientes de la importancia de lo que decimos y cómo lo decimos. Las parejas no hablan presuponen lo que el otro siente o piensa y actúan en consecuencia. Los padres etiquetan a sus hijos con términos como «gamberro», «estudioso», «responsable» o «guapo». Y al hacerlo no se dan cuenta de cómo les están limitando por una parte la plena expresión de su ser y por otra el cómo se ven a sí mismos. Mucho tiene que trabajar una persona para quitarse las etiquetas llenas de expectativas que le pusieron en la infancia. Así mismo los jefes «motivan» a sus empleados con amenazas y presiones mientras los médicos ofrecen diagnósticos a la manera de sentencias.
Todo ello genera un ambiente de separación entre nosotros ¿cómo vamos a ser Uno si no nos entendemos? ¿de qué manera vamos a construir un mundo mejor si no nos ponemos de acuerdo en lo básico?
Pararnos a pensar y llevar al consciente la importancia de cada palabra es del todo necesario. Mientras hacemos lo que nos han enseñado con la mejor intención y muy pobres resultados.
Para ello es bueno que aprendamos a equilibrarnos antes de hablar y saber la importancia de lo que hacemos. No porque sea algo que hacemos a diario deja de tener trascendencia. Algunas recomendaciones básicas para mejorar nuestra comunicación serían las siguientes:
En lugar de suponer, preguntar.
Escuchar de verdad.
Trabajar el exceso de emoción.
Aplazar conversaciones cuando no estamos equilibrados.
Hablar en positivo y con intención de realmente comunicar no solo hablar.
Aceptar que nadie es perfecto tampoco tú (al menos desde el punto de vista de la personalidad).
Ser responsable.
Hablar menos de lo que piensas y más de lo que sientes.
Hablarte de forma positiva a ti mismo.
Hablar con el corazón.
Que nuestra comunicación sea positiva, efectiva y amorosa nos afecta antes que nadie más a nosotros. Como dice Quino «No es necesario decir todo lo que se piensa; lo que si es necesario es pensar todo lo que se dice».
Raquel Rús
Operadora de Bioelectrografía. Maestra de Reiki. Terapeuta de EFT. Obsidianas y Terapias energéticas

COMO CAPTAMOS LA ENERGÍA




Nuestro cuerpo no se compone tan solo de huesos y músculos, también nosotros generamos energía.
Cada átomo de nuestro cuerpo gira a una velocidad de 9.000 revoluciones por minuto.
Esto sumado a la corriente eléctrica que genera nuestro corazón, más la corriente eléctrica de nuestro cerebro y nuestra red de nervios, nos hace ser una gran fuente de electricidad.
Al igual que nosotros, las galaxias, los planetas también tienen su vibración y su energía propia. La cual la utilizamos, consciente o subconscientemente en nuestro beneficio para vivir.
Hoy en día, utilizamos energías que no vemos a simple vista, por ejemplo: las Ondas de radio, la tele, microonda, rayos ultravioletas, rayos infrarrojos etc... Sabemos que existen, porque hay cosas que funcionan con esa energía, y así sabemos que esa energía está ahí.
La luz del sol la vemos, pero no vemos los fotones entrando en la planta y en nuestro ser para nutrirnos. Pero si sabemos que para las plantas es fundamental para sobrevivir, gracias al sol es que las plantas hacen la fotosíntesis, para poder crecer y alimentarse.
Para nosotros es fundamental, para el estado de ánimo. (Ya vemos que en los países donde el sol brilla poco, las personas son más introvertidas, apagados, problemas de calcio. En cambio las personas en donde hay más horas de luz solar, son más alegres espontáneas, y con menos problemas de calcio, puesto que el sol nos da la vitamina D, fundamental para fijar el calcio en nuestros huesos.
Tampoco vemos como absorbemos la energía que hay por todas partes. Pero vemos sus resultados. Cuando un terapeuta de Reiki, da una terapia sus manos están calientes, y el paciente se capta de esto, y de los beneficios que la terapia tiene.
En todas las culturas se sabe de esta energía, solo que cada uno la llama de manera diferente.
Los Huna Polinesios (Kaunas) lo llamaron Mana.
Los Indios Norteamericanos como Orenda.
Prana los Hindués.
Ruach entre los Hebreos.
Baraka en los países Islámicos.
Los japoneses lo llamaron Ki.
Chi para los Chinos.
Ejercicios de Paramansa, Tai-chi, Chi-Qun.
Cristina Morillo (sakura)

EL CAMPO



Publicado por Julieta Herrera en Universo Espiritual Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
Hablando estrictamente, nunca nadie ha 'sanado' a alguien más. Un verdadero 'sanador' simplemente se mantiene presente, ofreciendo un campo seguro donde cualquier energía desconocida e intensa puede sentirse, donde todas las emociones confusas pueden ser liberadas, y donde se ofrece la posibilidad de salirnos del tiempo, salir del drama y el caos de 'Mi Vida,' y respirar en nuestros cuerpos; es un campo donde nos podemos abandonar a nuestra propia presencia, y hacer todo más sencillo.
El sanar no es un destino, no es un poder especial en manos de unos pocos, es contactarnos de nuevo con lo que siempre ha sido sano, íntegro, más allá de un sanador y un sanado - nuestra verdadera naturaleza.
- Jeff Foster

EL LENGUAJE DE LA LUZ




Los avatares y los maestros han atravesado la malla que envuelve la Tierra, trayendo con ellos sus propias herramientas para la enseñánza. Las herramientas que se están utilizando en este planeta son artefactos que no pertenecen a vuestra dimensión, formas simbólicas que tienen literalmente, vida propia. Constituyen lo que se denomina el Lenguaje de la Luz.
Estáis implantados con una estructura, una forma geométrica, que desencadena cierta información en vuestro interior. También facilita, a aquellos que trabajan con vosotros, el envío de una información directo. La grn mayoría de vosotros estáis implantados y, en el caso de que no lo estéis abriros y alinearos. Nadie es implantado si no lo desea. Esta estructura del Lenguaje de la Luz es una manera de recibir información y energía con el fin de facilitar vuestro desarrollo. Es un método de aprendizaje sin necesidad de libros ni del intelecto. Requiere de una apertura a la creencia de que existe una jerarquía, inmensa más allá de vuestra comprensión, que ha estado trabajando con la humanidad desde el prin-cipio.
Esta jerarquía trabaja con el amor, adora lo que sois y ha sido capaz de ver a través de los mecanismos del tiempo que están establecidos en el planeta para saber que la conciencia está preparada para el salto evolutivo. Hay 144.000 miembros de la jerarquía espiritual que están sumergidos en la red del planeta en esta época. Cada maestro tiene su propio sello que representa una porción del Lenguaje de la Luz, y tenéis 144.000 sellos de energía que eventualmente serán infundidos en vuestro ser.


Para empezar, trabajarás con las doce formas que el cuerpo es capaz de albergar. Mucho después, una vez se haya producido la transformación, habrá una infusión de las 144.000 estructuras de lenguaje simbólico a través de tu ser. Será un despliegue que no puede ser explicado en esta vida.
Esta mutación es un proceso en tu interior que te permitirá entrar en otra esfera de la experiencia. Todas las personas del planeta poseen el potencial para entrar en esta mutación. Muchos detendrán el proceso porqué no desean alinearse con la consciencia superior. Cuando eres consciente de quien eres, es una cosa Cuando llegas a percibir la consciencia divina que siembra este planeta (un intelecto que es vasto, amoroso y que trabaja contigo) y cuando llamas a esa consciencia y pides ser parte de ella, entonces eres implantado con las formas geométricas.
Las formas que son implantadas son diversas como, por ejemplo, la forma piramidal. ¿Por qué es tan importante la pirámide? En este planeta, y en cosmos entero, la estructura piramidal se utiliza para representar una gran unidad de la consciencia. Es una estructura que recoge energía de la Tierra y la envía fuera.
Las estructuras de la esfera y la espiral también serán implantadas en vuestro interior. La espiral es una forma muy querida por muchos de vosotros porque habéis vivido en culturas y sociedades en las que la espiral era utilizada para comunicar muchas ideas. También se implantarán las estructuras de las lineas paralelas y el cubo. Y pos supuesto, estará la estructura del vehículo MERKABAH, que es la figura de cinco lados.
La figura de cinco lados representa a la figura humana en su estado más ilimitado: el humano totalmente libre. Algunos de vosotros la conocéis como la estructura simbólica denominada el vehiculo Merkabah. Es el diseño humano libre de limitaciones. Es el ser humano capaz de volar, que es algo que la mayor parte de vosotros no consideráis posible. Este implante llega cuando te comprometes verdaderamente con aquello que antes no era posible.
El implante o forma geométrica que te sea implantada dependerá principalmente de tu solicitud de alineación. Dependerá, también, de que incorpores la creencia de que estas entidades eligen estar disponibles para ti cuando tú eliges estar disponible para ellas. Cuando te empieces a desplegar y a permitir que lo que se denomina milagros o hechos magníficos se manifiesten en tu vida, éstos comenzarán.
Muchos de vosotros empezaréis con la implantación del círculo porque representa la forma de Dios, la unidad y la totalidad. Algunos de vosotros selecionaréis la estructura piramidal porqué habéis vivido muchas vidas cerca de las pirámedes que han sido descubiertas (y de algunas que aún no se han descubierto) en todo el planeta. En la profundidad de las selvas existen muchas pirámedes enterradas, a menudo escondidas bajo montículos de tierra.
Existen muchas maravillas que todavía no han sido reveladas.
Aquellos de vosotros que estéis dispuestos a creer que verdaderamente no existen limitaciones, seréis capaces de generar la estructura de la Merkabah y salir del planeta con ella mientras todavía viváis en él. El deseo de hacerlo debe existir en ti si quieres ser implantado con la Merkabah. Algunos de vosotros ya habéis intentado viajar con ella y sabéis cómo utilizarla en vuestro ser.
La Merkabah no es el implante más elevado, no hay implantes más elevados que otros. Después de éste vendrán otros. No se elige conscientemente qué forma de implante, pero si eliges la vida que tienes, esto te abre a las estructuras del Lenguaje de la Luz. Con las elecciones de cada día llegaremos al matrimonio de energías y finalmente todos albergaremos el alfabeto de la luz, este alfabeto nos instruirá.
Si has soñado con formas geométricas, es un indicativo de que estas formas están trabajando contigo.
La espiral es una de las formas básicas de la geometría del Lenguaje de la Luz. Es un puente, una enseñanza en sí misma. Su forma está codificada con información y , cuando viajas en la espiral, parece que no se acabará nunca. Esto demuestra que el viaje hacia tu interior no tiene fin, al igual que el viaje hacia el exterior.


Hemos dicho antes que las células de vuestro cuerpo contienen toda la historia del universo. El ideal es que lleguéis a ser conscientes de la existencia de esta interna biblioteca dorada durante el transcurso de la vida para que aprendáis a leer lo que hay en ella. Tomar la espiral interna en una parte del viaje. El truco es entrar y salir, y darte cuenta de que es lo mismo.
La espiral existe en muchas dimensiones. Cuando visualices la espiral, sentirás que ya la conocías, aunque al principio sólo conocerás un espectro de la misma. Cuando empieces a crecer con la espiral, te darás cuenta de que tiene tantas dimensiones que podrías pasarte el resto de la eternidad (hablando en vuestros términos) explorándola. Tu ADN tiene forma de espiral. Las espirales están por todas partes, y el Lenguaje de la Luz viaja en los filamentos de codificación de luz, que también descienden formando una espiral. Esto es algo empírico, y crecerá en ti.
https://www.facebook.com/groups/universoespiritualtodossomosuno

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...