Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 18 de marzo de 2015

7 KHAI. MI CUERPO ES UNO CONMIGO



7 KHAI. MI CUERPO ES UNO CONMIGO
Yo soy,
y mi mente coordina mis emanaciones,
en ellas resido.

Así como mi cuerpo es uno conmigo,
yo soy uno con él.
Diferentes funciones cumple según mi propósito.
Si le digo a mi mano a través del pensamiento que me alcance un objeto,
ésta ejecuta mi mandato con diligencia,
pues ella y yo no somos diferentes.
Si le digo a mis piernas que se muevan,
ellas lo hacen sin objeciones,
pues ellas y yo somos lo mismo.
Acatamos porque nos sabemos un cuerpo, una sola voluntad.
Desean lo que yo deseo: ejecutar mi voluntad, la suya.
Mi cuerpo es Khai.
Mi mente es Khai.
Yo soy Khai.
Angel Hache

PARA UN AMIGO QUE HA AMADO Y PERDIDO



PARA UN AMIGO QUE HA AMADO Y PERDIDO
Publicado por Julieta Herrera en Universo Comunidad.
http://universo-espiritual.ning.com/
Sé que tu corazón está roto ahora, amigo, y no hay palabras que puedan consolarte. Pero quiero que sepas... estoy aquí contigo. Mi corazón se rompe con el tuyo. No estás solo en este ancestral lugar.
Debido a que la amabas, y la amas todavía, incluso después de su muerte, estás dispuesto a sentir el dolor de la pérdida ahora; la tristeza, la pena, el shock. Estás sintiendo nada menos que la ruptura de tus ilusiones, estás viendo cómo tus sueños de ayer acerca de las alegrías del mañana estallan entre la luz y la sombra. Un nuevo mundo está emergiendo.
Deja que todo se mueva, hoy; no te resistas a esta ruptura, incluso hónrala, inclínate ante ella. Recuerda, tu ser querido realmente no puede morir. Lo único que se deja a un lado es el cuerpo, lo físico, todo lo que ella no era. Por eso es que ella sigue aún contigo, en el amor; porque en el amor, como amor, siempre estamos conectados y ni la muerte es capaz de cambiar eso.
Pero sabiendo que intelectualmente esto no es suficiente. Llora el cambio de forma hoy, tu sueño roto, la libertad que ella recién ha encontrado. No intentes sentirte "feliz." La felicidad es pura mentira para ti en este momento. No te apresures a sanar, o incluso a "sentirte mejor." Todo llegará, a tiempo; el mañana se ocupará de ti. Hoy es un día para honrar la tristeza y el desasosiego que sientes ahora, para sentir la fuerza de la vida en los sentimientos que sientes, no para que todas tus preguntas sean respondidas, o para saltar hacia la escena en la que "estás bien" o en la que "lograste seguir adelante." Está bien no sentirte bien en este momento.
Nuestros corazones están contigo ahora, todos los que a través de la historia hemos amado y perdido y soltado nuestras ilusiones. Somos muchos. Este es un ancestral rito de paso, no un error o un castigo, aunque en este momento no sea necesario que entiendas nada.
Llora. Grita. Lamenta todo esto. Déjate caer de rodillas. Estás siendo acogido por el suelo mientras entras en comunión con ella mucho más profundamente que nunca.
- Jeff Foster

6 KHAI. TODO TU SER ES CAMBIO



6 KHAI. TODO TU SER ES CAMBIO
Khai rompe las barreras de tus limitaciones constantemente,
pues es tu deseo crecer en consciencia de quién eres.
Por lo tanto cada instante mueres y renaces,
estás cambiando constantemente.

Todo tu ser es cambio
y es Khai quien permanece inalterable en cada momento,
 aún en el cambio.
Khai y tú no sois independientes,
dos entidades separadas;
eso es sólo una entelequia,
una tela de araña tejida a través del tiempo por tu mente
para detentar el poder sobre ti.
Tu mente es tu instrumento,
Khai eres tú.

Khai hoy tiene tu nombre…
 tu rostro,
tus experiencias de vida.
Pero tu nombre y rostro cambiarán
y tus vivencias aumentarán y es en Khai donde permanecen.
Donde tú permaneces,
pues recuerda que eres Khai.
Khai y tú,
Uno.


Ángel Hache

http://escrito-en-el-viento.blogspot.com.es/

5 - LA INTUICIÓN




5 - LA INTUICIÓN
Intuyo que no estoy solo,
que me acompañas en cada pensamiento,
en cada sentimiento
y en todo lo que hago.
Pero no,
no estoy hablando de alguien extraño,
ni ajeno.
No hablo de un dios,
un espíritu,
un alma inalcanzable.

No, no quiero más proyectos,
ni quimeras,
ni paraísos perdidos o encontrados.
Se acabó la búsqueda;
el encuentro casual en un sueño,
en una sonrisa,
un grito,
una palabra,
una esperanza,
una intuición,
una certeza.
No quiero seguir la búsqueda...
porque ya te he encontrado.

Hablo de ti,
de NOSOTROS,
del ser que ES.
Hablo de la REALIDAD.
De UNO y el misterio de la multiplicidad.
Siempre SOMOS,
PRESENTE,
sin más.

Se acabó el misterio,
nada permanece oculto eternamente,
ni TÚ…
Khai.
http://escrito-en-el-viento.blogspot.com.es/

4 - PARAR EL TIEMPO



4 - PARAR EL TIEMPO
A Khai le encuentras no sólo en el silencio interior,
alejándote del mundanal ruido.
Va contigo donde tú vas,
en el autobús,
paseando por la calle,
en las prisas por llegar a tiempo a tu cita con la cotidianeidad.
Le puedes apreciar ahí,
pues Khai está tras el pensamiento y el sentimiento que te acompaña siempre.
En tus actos:
Si estás con estrés,
te muestra cómo dominarlo.
Si la confusión te agobia,
te despeja y percibes con claridad.
Solamente has de parar el tiempo un instante en medio del tumulto y
dejar que Khai tome el control
y recuerda,
que Khai eres tú.
Respiras, pero ¿cuántas veces eres consciente de ello?
Para un instante, escucha y siente tu cuerpo,
puedes hacerlo siempre que lo necesites y Khai entonces aparece.
Toma el control en todo acto del día,
sólo has de parar el tiempo.
No lo olvidarás,
pues Khai constantemente te está recordando que todo es ahora
Angel Hache.

http://escrito-en-el-viento.blogspot.com.es/p/khai.html

KHAI-3- UN SER LIBRE



3 - UN SER LIBRE
Khai es un estado de ser,
que no te aleja de la realidad cotidiana.
Te sumerge en ella con una visión totalmente diferente,
donde la importancia no reside en salir airoso de las situaciones que estás viviendo,
sino en la actitud que tienes ante cada realidad en que te hallas.
Aprendes de tus reacciones mentales y emocionales
y sabes quién tiene el control de ellas
y
entonces elijes si deseas seguir siendo su prisionero
o liberarte y ser tu dueño.
Si deseas esto último,
entonces,
la personalidad que se manifiesta ya no va deseando nada para sí,
se convierte en instrumento de Khai.
Y Khai poco a poco se va uniendo con la personalidad
creada por él,
por ti.
Y tú te conviertes en un ser libre,
en Khai.
Angel Hache.

http://escrito-en-el-viento.blogspot.com.es/

2 - ENTRA EN EL SILENCIO (khai-2)



2 - ENTRA EN EL SILENCIO (khai-2)
¿Deseas encontrarle?

Ten unos minutos para ti,
pues nadie puede darte ni regalarte a Khai,
sólo tú puedes descubrirle.

Entra en el SILENCIO.
Relaja, aquieta tu cuerpo.
Vacía tu mente,
alejando las preocupaciones por unos momentos.
Respira profundamente varias veces y 
después deja que el ritmo lento se vaya acomodando en tu cuerpo.
Escucha ahora los latidos de tu corazón
y nada esperes,
deja que el Silencio se instale en ti.
No tengas prisa, ni ansiedad,
siente el SILENCIO.
Khai llegará cuando menos lo esperes
y entonces sabrás que siempre estuvo.
Todo puede ocurrir… y ocurre.
Y cuando sientas la necesidad de volver a tu actividad cotidiana,
unos minutos después,
dale gracias a la Vida a través de ti,
del Ser perfecto que en realidad eres…
y vas descubriendo:
KHAI
Angel Hache.
http://escrito-en-el-viento.blogspot.com.es/
Sendero al Infinito

KHAI. Tu Ser es cambio (1- KHAI: ¿QUIÉN ES KHAI?)

KHAI. Tu Ser es cambio
Índice:
 ∞ - Unas palabras…
  1 - Khai. ¿Quién es Khai?
  2 - Entra en el silencio
  3 - Un ser libre
  4 - Parar el tiempo
  5 - La intuición
  6 - Todo tu ser es cambio
  7 - Mi cuerpo es uno conmigo
  8 - El otro
  9 - Soy flujo
10 - La insignificante luz
11 - Silencio y Oración
12 - Donde siempre estamos
13 - La parte del Todo
14 - Lenguaje sin palabras
15 - Tu esencia
16 - El saludo
17 - Una hoja mecida por el viento
18 - Somos el mar
19 - Merece la pena siempre
20 - Déjalo todo
21 - Dad un paso
22 - La ceguera
23 - La armonía
24 - Todo
25 - El camino del corazón



∞ - Unas palabras…

Quiero compartir con tod@s, aquello que se encuentra tras las palabras, aquello que es indefinible y sin embargo real. Una realidad que se está materializando, tomando forma y abarcando más de lo que nuestra imaginación puede soñar.

De la Fuente Eterna, origen, causa y fin de todo lo conocido y lo cognoscible no dejan de llegarnos susurros que golpean suavemente nuestras conciencias. Nuestra realidad cotidiana está siendo sacudida, nuestros pilares cuestionados. Nuestras manos se están vaciando, toda posesión y estabilidad alejándose. Nos estamos atreviendo a levantar la voz como nunca antes lo hicimos. Nuestros pensamientos son conocidos al instante en cualquier rincón de nuestra madre Tierra. Y el susurro está convirtiéndose en la Voz de los “sin voz”. Escuchamos, estamos alerta, trabajamos casi en silencio. Extendemos nuestra inquietud, sumándola a la de tantos y tantos que están comprendiendo que… algo está pasando. Buscamos comprender qué es. Indagamos hasta el hastío. Toda información nos parece poca, hasta acabar con nuestra mente saturada. Entonces necesitamos un poco de silencio, quietud, soledad. Las palabras escritas, las que hemos escuchado en tantos medios revolotean sin cesar, hasta que decimos ¡basta! Y todo parece desaparecer.


Nos encontrábamos encerrados entre cuatro paredes, solos ante el Universo y de pronto sentimos que las paredes, las barreras, han desaparecido y surcamos libremente por nuestra mente, pero no una mente limitadora, esquemática, lineal, sino una mente que trasciende nuestros cinco sentidos y nos conecta con otras mentes. En tal estado los susurros provenientes de la Fuente son ahora perceptibles, no sólo en palabras sino en imágenes, símbolos, sensaciones, que nos dicen que… todo está bien, que somos los artífices de nuestro destino y como tales debemos mostrar que la adversidad es sólo pasajera, irreal, ilusoria, efímera; que nosotros tenemos en nuestras manos la potestad y la voluntad de crear cuanto deseemos; que el dolor es consecuencia de una mente que se cree separada de otras mentes; que la llave que abre la puerta de la felicidad está en nosotros mismos con solo… desearlo. ¿Una quimera? Tal vez lo sea para algunos, para otros, entre los que me incluyo, estamos despertando a una conciencia global que está trascendiendo la esfera de nuestra Tierra. El Cosmos se está convirtiendo en nuestro Hogar y de Él nos llegan energías, que como gotas de lluvia, limpian nuestro planeta y que además están cambiando la velocidad, el ritmo y la frecuencia vibratoria a todo cuanto en él se encuentra. La sanación está ya a disposición de tod@s.

Ángel Hache


Y ahora, en palabras, lo que mi alma "escucha":





1- KHAI: ¿QUIÉN ES KHAI?
Khai eres tú, Khai soy yo.
Khai no sólo eres tú, Khai no sólo soy yo,
Khai somos todos al unísono.

Khai vive en ti tanto como en mí,
no es propiedad de nadie y sin embargo es tan tuyo como mío,
es nuestro.
Está dentro y fuera de cada uno.

Con Khai aprecias la belleza de la Vida.
Khai es tanto la Luz como la Oscuridad y no es ninguna de ellas.
Cuando sientes a Khai por primera vez ya sabes que nunca saldrá de tu vida.

Khai cree en lo que tú crees, ignora lo que tú ignoras, busca lo que tú buscas.
Khai cae cuando tú caes y se levanta cuando tú te levantas.
Y aun así Khai te proporciona toda la energía que necesitas,
pues Khai es la propia Energía que tú creas a cada instante aún sin saberlo,
pero Khai es mucho más que eso.

Khai puedes descubrirle ahora,
pues no está oculto.
Está tanto en lo espiritual como en lo material,
en tus pensamientos, tus deseos, tus actos.
Khai abarca todo lo creado.

Solamente has de llamarle pues siempre está a la escucha.
Si crees en Dios o eres ateo o agnóstico,
no te pide cambiar
pues sólo has de creer en ti,
es todo cuanto necesitas para encontrarle,
para encontrarte.

Tú, eres la Fuerza que mueve tu vida.
Eres Khai.
Tú, eres el Amor que llena tus días y tus noches.
Eres Khai.

Tuya es la facultad de vivir una vida plena y satisfactoria
o una vida desdichada y vacía.
Nadie puede tomar esta decisión sino tú.

Cuando cansada, cansado, estés de vagar como una barca a la deriva,
recuerda que eres Khai
y tomarás el timón,
te dirigirás al rumbo que fijes
y sabrás que ya has llegado,
pues en Khai todo es presente.

Khai es tu Maestro interior.


Y Khai es aún mucho más…
http://escrito-en-el-viento.blogspot.com.es/
Sendero al Infinito



PRINCIPIO DE GENERACIÓN (1ra. Parte)



PRINCIPIO DE GENERACIÓN (1ra. Parte)
El Principio de Generación dice textualmente: "La generación existe por doquier. Todo tiene sus principios masculino y femenino. La generación se mantiene en todos los planos".

El Principio de Generación se refiere a la Creatividad. Lo que nos dice El Kybalión es, que para crear algo nuevo, es necesario la conjugación de dos energías: la masculina y la femenina; si esta conjugación no se da, entonces no se da la manifestación. Este principio está muy relacionado con el de polaridad porque habla de dos energías opuestas, pero se diferencia de aquél porque se refiere exclusivamente al proceso de creación.
Este principio no tiene que ver con el sexo; el sexo es una de sus manifestaciones. Más allá de nuestro sexo, todos somos portadores de energías masculinas y femeninas y tenemos que lograr la perfecta conjugación de éstas para obtener éxito en la vida. El hombre que es muy machista, es decir, que se ha polarizado en el extremo de la energía masculina, tarde o temprano sufrirá por la falta de su lado receptivo, intuitivo o imaginativo. Por otra parte, la mujer muy dependiente o sumisa, polarizada en la energía femenina, también sufrirá por la falta de iniciativa y confianza en sí misma. Sin importar nuestro sexo, cada uno tiene que desarrollar tanto su parte masculina como femenina para sentirse equilibrado.
Debemos recordar que para que exista la electricidad tiene que haber dos polos: el positivo y el negativo. Solamente la combinación de ambos produce la electricidad.
El símbolo del Yin-Yan representa la perfecta armonía entre las energías masculina y femenina. La parte negra simboliza la energía Yin o femenina; la parte blanca es la energía Yan o masculina. De acuerdo con este símbolo, exactamente donde termina la energía femenina comienza la masculina y viceversa. Además, observamos que dentro de la parte negra existe un círculo blanco; esto significa que en el corazón de la energía femenina existe la energía masculina y también ocurre lo mismo con la parte blanca. Cada una de ellas necesita de la otra para complementarse y lograr el equilibrio perfecto.
La energía Yin o Femenina es la receptiva, creativa, imaginativa y pasiva. La energía Yan o Masculina es la dinámica, activa, agresiva y es la que regula la capacidad de dar.
Es conveniente tener el símbolo Yin-Yan a la vista, en una medalla o cuadro para que nos recuerde en forma permanente el equilibrio que debemos encontrar.
La energía tiende a complementarse y por eso, atraemos a nuestras vidas a las personas con la polaridad que nos falta. Cuando una persona es muy tranquila, pasiva o tímida, es muy probable que atraiga a su vida a amigos más agresivos, dinámicos y extrovertidos. Por el contrario, la persona más peleadora siempre busca rodearse de gente más pacífica o sumisa. Cada uno de nosotros atrae la energía que le está faltando.
Pero sabemos que los polos opuestos son iguales en naturaleza; solamente difieren en su grado de manifestación. También hemos estudiado que uno de los objetivos de nuestra vida aquí en el planeta es aprender a armonizar los opuestos. El sentido de atraer a personas o situaciones con la polaridad que nos falta es el de ayudarnos a encontrar la armonización o punto de equilibrio. Cuanto más tímida sea una persona, más extrovertido será quien le atraiga. Aunque al principio esta atracción de los opuestos puede generar cierta dependencia entre ambos, con el tiempo cada uno brindará su energía al otro para ayudarlo a encontrar su punto medio. Quien era más tímido dejará de serlo y quien era más extrovertido aprenderá a mediar más sus actos. La idea no es que cada uno se convierta en el bastón de apoyo para el otro, sino todo lo contrario. Cuando finalmente una persona encuentra su punto de equilibrio, a la vez comienza a sentir la Unidad con el Universo y verdadera Paz interior.
En el proceso de la creación, debemos aprender a conjugar estas energías para obtener el resultado que buscamos. A lo largo de este curso, hemos seleccionado ciertos objetivos que queremos materializar; es decir que cada objetivo representa un deseo de crear algo nuevo en nuestra vida. De acuerdo con los principios estudiados anteriormente, hemos hecho... afirmaciones, decretos, visualizaciones, tratamientos espirituales; hemos puesto fechas y trabajado con imágenes. Ahora llegamos al último paso, en el cual tenemos que encontrar el equilibrio energético necesario para producir la manifestación.
Una persona que tenga mucha facilidad para imaginar y visualizar sus metas (energía femenina), nunca obtendrá resultados si no toma acción en el mundo concreto (energía masculina). Esto también es cierto en el caso contrario. Hay personas que son muy trabajadoras y concretas en su manera de actuar (energía masculina) pero carecen de la porción de fantasía que los puede llevar a renovarse y a inventar algo nuevo (energía femenina).
Cuando notes que alguno de tus deseos no se manifiesta, lo primero que deberás preguntarte es ¿qué energía te está haciendo falta utilizar? Quizá te está haciendo falta emprender una acción dirigida (energía masculina), o quizá no estás listo para aceptar lo bueno que se te presenta (energía femenina).
EJERCICIO: EL EQUILIBRIO
RESPONSABILIDAD/CREATIVIDAD
Busca una posición cómoda para tu cuerpo; puedes permanecer sentado o acostado. Respira profundo tres veces y relaja todos tus músculos. Una vez que te sientas tranquilo, visualiza en tu mente el símbolo del Yin-Yan. Luego, formula la siguiente pregunta a tu Yo Superior: "En una escala de 1 al 100, ¿qué porcentaje está ocupando la parte responsable?" Una vez que veas el número en tu mente, procederás a agradecer la respuesta recibida, respirarás profundo otra vez y, finalmente, abrirás los ojos. Recuerda el número obtenido. Por diferencia, sabrás el porcentaje de la parte creativa.
El equilibrio de estas dos partes es vital para el logro de cualquier empresa. La responsabilidad es la energía Yang. La creatividad es la energía Yin.
Por lo general, en la mayoría de la gente el porcentaje de la parte responsable es muy superior al de la parte creativa. Los casos más extremos llegan al 90% ó 95%, lo que reduce su parte creativa a tan sólo un 5 ó 10%. Cuando una persona tiene un porcentaje muy alto de responsabilidad, es muy probable que se sienta atrapada en una estructura muy rígida por carecer de energía opuesta. La parte creativa es la que nos da nuevas ideas y soluciones a los problemas cotidianos. Por lo tanto, cuanto más alto sea el nivel de responsabilidad, menor será el grado de libertad.
En los adolescentes, el grado de creatividad es generalmente mayor que el de la responsabilidad. Pero cuando el joven ingresa en el mundo de los adultos los porcentajes varían. Lo ideal es lograr el equilibrio entre estas dos energías igualmente importantes.
El polo de la creatividad se aumenta gracias a las actividades recreativas y de diversión. Para eso, es importante darse tiempo a fin de desarrollar algún pasatiempo, juego, deporte o alguna actividad artística. La concentración en alguna de estas actividades permite a la mente abrirse a un mundo de infinitas posibilidades. De otra manera, el mantenerse en la rutina solamente va a generar más rutina.
La energía creativa está directamente relacionada con el estado de nuestro "Niño Interior". Por tal motivo, es importante tener un espacio para el juego y la diversión en nuestras vidas de adultos. Solamente así podemos acceder al reino de los cielos. En otras palabras, es necesario volverse un poco más "irresponsables" y aprender a jugar más con la vida. Hay que evitar cargarse de responsabilidades ajenas y hacer todo lo necesario para alivianar y simplificar nuestra vida cotidiana. El sacrificio por los demás y las actitudes heroicas pueden llegar a ser muy insatisfactorias porque están dictadas por nuestro ego y no por nuestro Espíritu. El ego nos hace creer que hay personas que dependen de nosotros y nos genera una sensación de culpa cuando queremos renunciar a ciertas obligaciones. Sin embargo, debemos saber que no existe ningún ser en el planeta que esté desamparado de Dios. Aunque veamos gente pobre o niños abandonados, allí también está Dios actuando.
Lo hace de una manera que nuestra mente quizá no pueda entender, pero EL está allí.
El Espíritu nos recuerda que la función que Dios nos ha encomendado es siempre nuestra felicidad. Cuando Dios quiere que ayudemos a alguien, se dan ciertas características o señales: lo que debemos hacer nos resulta fácil, está a nuestro alcance y nos da placer hacerlo. Si no se dan esas condiciones, debemos tener cuidado. Dios no quiere sacrificios.
El sacrificarse por los demás corresponde al terreno del ego y, tarde o temprano, el sacrificio se convertirá en reclamo o, peor aún, en resentimiento. Debemos hacer las cosas con amor o no hacerlas.
La falta de agradecimiento o de reconocimiento por parte de los demás es una señal de que estamos dando equivocadamente. Las persona malagradecida nos está haciendo el "favor" de recordarnos nuestro error. Cuando recibimos un rechazo a nuestra ayuda, nos están dando la señal de que nos pasamos del límite; es el momento de volver a concentrarnos en nosotros mismos, de retroceder y permitir a la persona que viva sola su experiencia.
Cuando uno estudia metafísica, aprende la importancia de volverse egoísta en el buen sentido de la palabra. Uno aprende a ponerse siempre en primer lugar, a respetarse a sí mismo, a cuidarse y a permitirse el tiempo necesario para cualquier acción. Porque, en definitiva, la única manera de ayudar a los demás es ayudándonos a nosotros mismos primero.
De nada sirve que nos preocupemos por los problemas de los demás si aún no hemos resuelto los nuestros. Debemos recordar que "las Leyes Superiores se imponen sobre las Inferiores"; esto significa que cuanto más mejoramos nuestra situación personal, más ayudamos a todos los que nos rodean.
Horacio Valsecia.

Las religiones minúsculas





Las religiones minúsculas no sobreviven a éste Íntegro Nuevo Mundo
"Yo y el Padre Somos Uno" expresaba un Iniciado de manera Contundente, Meridiana como Exacta hace solo dos milenios.
Esto es, que no hay ninguna di-ferencia, di-visión, ni separación entre la Divinidad y Uno Mismo.
No está "allá arriba" donde "solo te encontrarás cuando desencarnes" como algo que siempre estará "afuera" de tu Esencia, siendo entre muchos otros extravíos sombríos ilusorios instaurados de manera premeditada y estratégica por uno de los lastres religiosos con r minúscula más rancios, corruptos y ficticios de Occidente atestada de "rituales espectrales parasitarios", vicios lúgubres y cadena de heces, la mas "masiva" de todas denominada "institución eclesiástica" la cual instaló en la Mente Colectiva innumerables creencias totalmente atávicas, perniciosas y absolutamente contrarias a todo Principio Multiversal.
Cuya cimentación de fango puro se encuentra en Indefectible autodestrucción en esta Verdadera Nueva Era, la cual llevó de la nariz a todo aquel que la tuvo alojada viciosamente en su Psiquis a desconectarse cabalmente de su Magia Omnisciente y quedar enteramente anulado sin lograr soltar tremenda rémora de desecho para Re-encontrarse con su Inmensidad Perfecta, teniendo en sus agónicos suspiros al último de sus "pápas" quien termina de manera drástica como así lo indican inescrutable y rotundamente las profecías.
Somos el Uno, y lo somos en Nuestro Interior, siempre desde Adentro hacia Afuera, ya que la Consciencia Omnisciente es la que hace existir a la Realidad Manifiesta.



En el Multiverso Completamente Nada esta Fraccionado, y por ello en otro Espacio del Globo se vislumbra al Dalai Lama actual quien según los Auténticos Originarios Iniciados del Tibet es un traidor, una falacia encubierta, ya que entre algunas de sus sombras se encuentra la de no dar a conocer la Verdadera Historia de Cristo sabiéndola con Claridad Plena, porque no sería fructuosa su Revelación ya que muestra el Sendero que tomó para arribar a su Totalidad Galáctica habiéndola Personificado en su Completitud, para así seguir sustentando el hondo Adormecimiento, Inconsciencia y Supervivencia Nula de la mayor parte de la Comunidad Planetaria en sus expirantes rezagos de la antigua era y que cada Individuo no Perciba la tremenda, singular y expansiva Metamorfosis en la que se encuentra esta Estrella Azul y pueda Despertar de su extenso, estancado e ignorante letargo plagado de heces y grilletes de los que ni siquiera es Consciente. 
Como asimismo haber institucionalizado como grupo al "budismo" siendo que Siddharta Gautama manifestó Expresa y Concluyentemente que no se hiciera ningún grupo en su nombre.
Más que nunca éste es el Momento de este Tiempo en el que no existe precisamente mas "tiempo lineal" irreal, en el cual es un Hecho Multiversal Inefable la Liberación Acelerada, Progresiva y Definitiva de todo lastre, atadura y yugo anclados en una rotunda, insostenible y laxa ilusión ignorante y dual.
Un Nuevo, Único, Certero e Ilimitadamente Integro Viento Portador de Magia Suprema se Expande Imparablemente en el Globo en la mas Alta Transformación de su Historia, y su Radiante Energía esta esperando atentamente para que la Encarnes Virtuosa, Veraz y Plenamente sin "intermediarios" nefastos entre Vos y tu Omnipresencia.
Alejandro Sanchez.
Copyright ©.

LIBRO EN EL DESIERTO DEL SILENCIO CAPÍTULO 2



En el Hospital

Siguiendo las instrucciones de su amigo Marcos, Raquel se encontraba tomando un cumplido desayuno en una céntrica cafetería de Jerusalén. Tenía una cita para las 9,30 en el David Hospital, y como desconocía la red de carreteras de aquella zona, había optado por salir de madrugada de Tel Aviv y hacer tiempo en la capital.

Concluido su desayuno abandonó el local y se dirigió dando un paseo hacia el suntuoso hospital. Atravesó un pequeño, pero precioso jardín que a esas horas se hallaba atestado de estudiantes que con sus mochilas esperaban a sus respectivos autocares. Si no fuera por la extraña mezcla de hebreo, árabe e inglés que se removía en el centro de aquél juvenil griterío, le hubiese dado la sensación de encontrarse de nuevo en casa. Las grandes ciudades se parecen.
Con la esperanza de que en recepción hubiese alguien que hablara inglés, cruzó la puerta principal. La planta calle estaba vacía. Tan solo dos hombres, y muy distantes entre sí, se encontraban sentados, en actitud de espera, leyendo el Jerusalén Post.
En un principio, cuando Raquel se dirigió hacia la ATS de recepción, ésta le habló en hebreo, y ella, un poco apurada comentó:

- Disculpe, no me defiendo muy bien en su lengua, ¿habla inglés?
- Perfectamente...discúlpeme usted ¿En qué puedo ayudarla? 
- Soy la doctora Reyes, de Madrid, y tengo una cita con el Dr. Jordan.
- ¿Puede darme el nombre o el segundo apellido?
- Pues...no lo sé, ya lo siento...no tengo más referencias.
- Este pequeño problema lo solucionamos enseguida. El caso es que en estos momentos, en este hospital, hay doscientos médicos, y según el ordenador, 12 tienen el mismo apellido, pero lo que voy a hacer es dar su nombre por megafonía, y el interesado responderá.
- Muchas gracias.

Cuando la auxiliar se disponía conectar la voz, uno de los hombres que se encontraban sentados en la sala se acercó y se presentó.

- No es necesario, yo soy el Dr. Jordan, la estaba esperando. ¿Tú eres Raquel Reyes?
-¡Sí, soy yo! El Dr. Marcos Guzmán es amigo mío.
- ¡Pues bienvenida a Jerusalén! Y dirigiéndose de nuevo a la enfermera le preguntó: 
- ¿Podríamos disponer de una salita privada para hablar?
- Positivo. Ha quedado libre la número cinco de la tercera planta, en traumatología.
- Gracias, compañera. ¿De cuanto tiempo disponemos?
- Exactamente de una hora, luego comienza el cursillo. De todas formas, cinco minutos antes les avisaré desde la centralita.

Aquel hombre cogió cariñosamente del brazo a Raquel y se dirigieron hacia el ascensor. El la miraba sonriente, pero ella, dada su timidez, permanecía en silencio. Estaba un poco tensa, así que para romper el hielo, retomó la conversación:

- ¿Así que tu también eres amigo de Marcos, de qué os conocéis?
- Antes que nada, Raquel, ¿quieres tomar algo? En esta planta hay una cafetería.
- No, gracias, acabo de tomar el desayuno. Jordan...¿pero cual es tu nombre?
- Jhoan. Creo que en tu idioma equivale a Juan, ¿es así?
- Sí, pero me suena mucho mejor en hebreo.
- Veo que tienes dificultad en hablar nuestro idioma. Si lo deseas podemos entendernos en inglés.
- ¡No sabes como te lo agradezco! Aunque se tu lengua, como no la utilizo nunca, me resulta complicado hablarla.
- No te preocupes...te soltarás enseguida. Además, sabiendo inglés, no tendrás ningún problema. Es una lengua oficial aquí. ¡Ya hemos llegado, aquí es...toda la sala es nuestra...adelante...!

Tomaron asiento en un sofá de piel al lado de un ventanal, y Jhoan, cruzando las piernas y apoyando su brazo en el respaldo, por detrás de Raquel, se le quedó mirando con una sonrisa jovial y pícara a la vez.

- Antes me has preguntado que dónde nos conocimos Marcos y yo, y no te he contestado.
- Supongo que aquí , pero es raro, porque creo que tan solo ha estado tres veces, contando la última de ayer.
- Aunque parezca imposible, así es. El nuestro fue un encuentro fugaz, pero muy contundente. La primera vez que vino a Jerusalén, en Octubre del año pasado, creo que en relación con la gestión de un órgano para trasplante, yo estaba aquí, en este hospital, haciendo unos cursillos, como ahora, y nos encontramos en la cafetería de esta planta. Nos miramos, nos echamos un vistazo y surgió el flechazo. Aquel mismo día por la noche, estaba cenando con nosotros en el apartamento que comparto con mi hermano en Hebrón. A partir de aquél día, es como si nos conociéramos de siempre. Es un gran hombre, un gran ser humano y un buen amigo. Y siempre que viene, si no nos podemos ver, nos llamamos por teléfono.
- Sí que es un gran ser, Jhoan, es un ejemplar muy raro de encontrar. Le quiero mucho.
- ¿Y tú, Raquel, de qué le conoces? A un jefe de ese calibre no es muy normal que una doctora tan joven como tú le tenga por amigo...
- Estudiamos juntos medicina. Vivió un tiempo conmigo y con unos amigos en la casa de Madrid, pero pronto alzó el vuelo y comenzó a viajar.
- ¿Qué estudiasteis juntos...? No es posible, si él tiene casi la edad de mi hermano, y tiene 44 años.
- Jhoan, ¿cuantos años crees que tengo?
- Tu tendrás los míos, o quizás un poco más joven que yo. Unos treinta...
- Pues te has quedado muy corto, porque tengo 42.
- Ya veo que eres bastante bromista, y con mucho sentido del humor...
- Que no, que no es broma..., te aseguro que tengo esta edad.
- ¡Pero es increíble! Si no lo veo no me lo creo. ¿Pero qué haces para mantenerte así...?
- No es ningún mérito mío, viene con la genética familiar, y no solo por parte de un padre, sino de los dos.
- ¡Así que tu eres diez años mayor que yo...,parece imposible!
- ¿Decepcionado quizás?
- ¡Para nada, solo sorprendido!

Jhoan, a pesar de la fluida conversación que se había entablado entre los dos, la sentía nerviosa, intranquila. Por un momento pensó que él era el causante. Tenía una forma demasiado atrevida y directa de entrar con las mujeres.

- Te siento nerviosa, Raquel, y somos dos colegas, ¿soy yo acaso y mi forma de actuar la causa de que estés así?
- Para nada, Jhoan, me siento muy a gusto contigo. Lo que pasa es que soy
un poco tímida al principio, y también estoy bastante inquieta desde que vine a Israel.
- Menos mal, pensé por un momento que era yo, y la verdad, el que tendría que estar nervioso soy yo, que es el que te va a pedir un gran favor. ¿Pero por qué Israel te causa tanta inquietud? Te prevengo que además de ser médico traumatólogo, soy un psicólogo muy curioso.
- ¿Y qué hace un psicólogo en un cursillo de traumatología?
- Lo soy solo por afición, pero no ejerzo mas que de arregla huesos.
- ¡Caray...ya veo que no has desaprovechado el tiempo!
- El tiempo es oro, Raquel, y hay muchas cosas que hacer y muchas necesidades que cubrir. Y hablando del tiempo, se nos pasa volando y no hemos tratado el tema en cuestión, y que es por lo que has venido aquí.
- No entiendo Jhoan como podéis estar a falta de personal médico si en este hospital hay doscientos especialistas.
- Es que el problema no está aquí, sino en Hebrón. Yo trabajo allí con mi hermano. En Jerusalén solo estoy de paso. De vez en cuando, y siempre que mi trabajo allí me lo permite, vengo a hacer cursillos y ponerme al día, ya que mi hermano lo tiene más difícil. El que necesita la ayuda es Micael, mi hermano. Yo estoy en el mismo hospital, pero no tengo nada que ver con su zona. El está volcado totalmente con los palestinos, con los refugiados. Es donde más necesidades hay. El mayor problema lo tiene con los niños, y cuando Marcos me dijo que tú eras pediatra, y que querías instalarte aquí por mucho tiempo, recibí una fuerte bocanada de esperanza.
- ¿Y dónde está Hebrón?
- Está más al sur, a unos 35 km de Jerusalén. Por carretera, y con la circulación que hay normalmente, se tarda una media hora larga.
- Sí, pero desde Tel Aviv habrá por lo menos 100 km, y yo vivo allí. Y ese no sería el problema, pues estoy acostumbrada a viajar de punta a punta para ir al trabajo, pero el toque de queda es a las siete de la tarde, y de Jerusalén para abajo no se puede pasar.
- Es cierto, no me acordaba de ello. La verdad es que no me he acostumbrado todavía a la idea de que estamos en medio de una guerra. Llevo aquí una semana, y ya casi se me había olvidado el infierno que dejé allí.
- Pero por lo que me estás diciendo, Jhoan, tu hermano necesita una persona que pueda estar trabajando las 24 horas del día y disponible.
- Sí...él a penas sale del hospital. Cuando termino con mi turno le ayudo, pero no es suficiente.
- ¿No habéis pedido ayuda?
- ¿A quien Raquel?
- ¿Cómo que a quien? Todos nosotros trabajamos para el Corazón Púrpura, lo llaméis aquí como lo llaméis, y cuando hay una necesidad que cubrir se pide, y la institución apoya siempre. En este centro hay demasiados médicos, y se podría cubrir perfectamente la falta de personal en Hebrón.
- Bueno, no todos estos especialistas trabajan aquí, la gran mayoría, como yo, están haciendo cursillos. Pero es que el problema tampoco está allí. Lo tiene mi hermano en el campo de refugiados. Aunque compartimos parte del edificio, no tiene nada que ver con el hospital y la institución. Micael pertenece al cuerpo de médicos sin fronteras, y ha trabajo hasta hace diez años en el hospital. Formaba parte de su plantilla. Pero cuando estalló el problema entre estos dos pueblos, y viendo la urgente necesidad de atención médica que había en la zona de los palestinos, tuvo que elegir, y renunció a todo.
- ¿A qué tuvo que renunciar, Jhoan?
- A su posición. Era considerado como uno de los mejores profesionales en su campo, y también a sus amistades, mejor dicho, ellas renunciaron a él, le dieron el esquinazo. Para los palestinos, aunque están muy agradecidos por su servicio desinteresado, sigue siendo un perro judío del que no se fían, sobre todo cuando las cosas van mal. Y para los nuestros, los judios, es un maldito y sucio colaboracionista. Ninguno puede entender que mi hermano ante todo es un ser humano, y después médico, algo que ya han olvidado el resto de sus compañeros.
- ¿Y por qué no trabajas tu con él?
- ¡Ojala pudiera, Raquel!
- ¿Qué es lo que te lo impide?
- ¡El dinero! El Corazón Púrpura no tiene centro oficial en la zona árabe de Hebrón, y por lo tanto, Micael, no recibe ningún tipo de retribución. Eso sí...de vez en cuando recibe ayuda económica de particulares, pero son destinadas íntegramente a medicinas. Yo, además de ayudar con mi sueldo a mi hermano, a través de mi equipo puedo solicitar máquinas, utensilios y enseres que son necesarios en el centro. Pero… estoy cayendo en la cuenta de que he metido la pata hasta el fondo...
- ¿Y eso...? 
- No me he dado cuenta...no he caído en la cuenta, me entusiasmé cuando hablé con Marcos y...
- ¿Pero de qué estás hablando?
- Raquel, mi hermano no cobra ningún sueldo, vive de lo mío...y yo iba a pedirte que trabajaras con él, sin pensar que tu también tienes que vivir.
- Mira, Jhoan, cuando hablaste con Marcos, si no te dijo nada, es porque sabía lo que hacía...
- Ahora el que no entiendo soy yo.
- Es muy largo de contar, y no tenemos mucho tiempo, pero yo no necesito un sueldo para vivir...ya lo tengo. Más adelante te explicaré el misterio, pero en este caso concreto... ¿Marcos no podría ayudaros?
- Raquel, él sabe de este problema desde que nos conocimos, incluso, personalmente, fue testigo, pero no puede hacer nada, es triste pero es así. Cuando los políticos se niegan a colaborar, no hay nada que hacer. La única ayuda que Marcos nos puede dar, es la económica a nivel personal. El es una de esas manos bondadosas que de vez en cuando apoyan a mi hermano.

Raquel escuchaba atentamente a Jhoan. Ya no estaba inquieta y nerviosa, sino apesadumbrada, triste. El la miró a los ojos profundamente y le cogió cariñosamente la mano. Había notado en su colega el cambio de humor.

- ¿Te estoy dando la mañana, verdad? No era esa mi intención, pero es que 
cuando Marcos me habló de ti, no se...pero sentí como si una ventana se abriera en mi corazón. Mi intención era invitarte a que colaboraras con nosotros, pero al final, he terminado suplicándote.
- Todos los que trabajamos para el ser humano, bien sea en el terreno espiritual o físico, tenemos que hacer lo humanamente imposible para sanar y curar, y si hay que suplicar, se suplica, y si hay que arrastrarse, se arrastra por donde sea.
- Me alivia mucho el ver que piensas así, pero a mi hermano seguro que no le habría gustado mi método.
- ¿Por qué...acaso no son de los que suplican?
- Ha hecho mucho más que eso, Raquel, pero es consciente de que su vida corre peligro constantemente, y también la de aquéllos que trabajen con él.
- Jhoan, yo también pertenezco al cuerpo de médicos sin fronteras, y me incluí en él por pura convicción. Soy consciente de los riesgos que conlleva. También es verdad que hasta ahora no me ha tocado estar en ningún ojo del huracán, quiero decir...en una situación comprometida. Alguna vez tenía que ocurrir.
- ¿Y nunca se te ha solicitado el cubrir un puesto en zonas calientes?
- No, y tiene una explicación, pero como te he dicho antes, es una historia un poco larga, que más adelante te la contaré. Además, se nos acaba el tiempo.
- Sí, dentro de diez minutos empezamos de nuevo el último día del cursillo. Tengo cinco horas por delante, pero si lo deseas, podemos quedar aquí mísmo a las cuatro de la tarde y comemos algo juntos. Ahora voy a llamar a mi hermano a ver cómo van las cosas por allí. Creo que un amigo nuestro egipcio, médico también, ha ido a pasar unos días de vacaciones a Hebrón, a casa de unos familiares. Sabe que mi hermano necesita como el respirar un buen descanso y le suplirá tres días. Puede que este fin de semana Micael esté libre y podamos volver a casa. Hace ya tres meses que no vemos a nuestra madre. Mientras tanto, tú puedes ir pensando en todo lo que te he propuesto.
- ¡De acuerdo, aquí estaré a las cuatro, Jhoan, y contad conmigo, acepto el reto!
- ¿Estás segura, Raquel? Ni siquiera has visto el lugar, ni conoces a mi hermano, ni la situación en la que te vas a meter...
- Mi corazón ha dicho que sí, lo está deseando, pero necesita pensar y asimilar mi decisión. Mi mente estaba llena de proyectos totalmente distintos, y ahora tengo que hacerla comprender. Es mi socia, ¿sabes...? Y también una buena amiga, y la respeto profundamente.
- Como psicólogo te diré que haces muy bien, pero como ser humano... pienso que has tomado una decisión, muy arriesgada, precipitadamente.
- ¡Yo siempre funciono así, Jhoan, mi corazón es siempre el que manda! El resto le seguimos...
- ¿Y quienes son el resto?
- Mi personalidad, mis sentimientos, emociones, voluntad...ya sabes, todo lo demás. Puedes decirle a tu hermano que cuenta con mi colaboración.
- ¡Por qué no esperas a conocerle, a hablar con él?
- El que tu hermano sea simpático o antipático, sociable o insociable, no va a cambiar mi decisión. Necesita ayuda y la va a tener. Otra cosa es que yo no le guste y me rechace, pero entonces sería problema suyo, no mío...
- A mi hermano le caerás muy bien, sois tal para cual, pero una cosa te voy a advertir: te va a marear, te asediará a preguntas, y él no es como yo, es peor, es más directo, más profundo. Necesita a su lado personas plenamente entregadas, seguras de su trabajo y de sus convicciones. Si yo soy un experto en la mente humana, él la domina y se va a ir metiendo en ella sin que te des cuenta.
- ¿Y con todos los que quieren ayudarle hace lo mismo? ¡No me extraña que esté tan solo!
- Como te decía antes, Raquel, él se está jugando la vida cada día, a cada minuto, a cada segundo, y una mente que no sea fuerte, no puede vivir con esa carga tan pesada y entregarse plenamente a su trabajo. También te digo que tú eres la primera persona que quiere colaborar con él, y aun así, será implacable contigo.
- ¿Jhoan...es que quieres meterme miedo? Me estás mostrando a un hermano que más bien se parece a un monstruo que a otra cosa...
- Si hay alguien en este mundo excepcional y maravilloso, ese...es él. Pero es que no quiero que la actitud de mi hermano te haga desistir. Creo que he encontrado un tesoro y no quiero perderlo.
- Todos tenemos un gran tesoro en nuestro corazón, Jhoan, pero hay que saber encontrarlo. Tu hermano puede hacerme todas las preguntas del mundo, que yo le responderé con el corazón, y si es tan listo como dices, cuando me mire a los ojos dejará de hacerme preguntas.
- Lo dicho...sois calcaditos. Entonces, ¿puedo decírselo a mi hermano cuando le llame?
- Sí, claro.
- Estoy pensando que...tu sola en Jerusalén cinco horas, va a ser muy pesado. Te propongo una cosa: Si mi hermano, definitivamente, queda libre este fin de semana, y yo ahora tengo libres cinco días, nos iremos con mamá a casa. Vente tú también con nosotros, te lo pasarás muy bien y así tendremos más tiempo para conocernos. Tú vas ahora a tu casa, a Tel Aviv, y esperas mi llamada. Si por fin vamos, pasamos a recogerte. La casa de mi madre está en Haifa, es un pueblo costero precioso.
- El plan es muy apetecible, pero si tu madre lleva tanto tiempo sin veros, el que le vaya ahora una extraña...,y tu hermano no me conoce... y...
- ¿Quieres ir o no?
- ¡Esa no es la cuestión, Jhoan!
- Raquel, mi madre disfrutará con tu presencia. Por fin verá una mujer en nuestras vidas y sin la bata blanca, y a mi hermano le irá bien cambiar de aires y tener a una mujer preciosa al lado.
- Dime, ¿tu hermano es tan conquistador como tú? Y Jhoan se echó a reír.
- No, no es un Don Juan como yo, es más serio, más profundo, pero te aseguro que es más peligroso que yo. También es un juerguista redomado. - ¿Qué, aceptas mi propuesta o no...?
- ¡Sí, acepto las dos!

Y en aquéllos instantes el teléfono de la salita sonó. El tiempo había terminado y los cursillos iban a comenzar.
Jhoan acompañó a Raquel hasta la puerta de salida. Ella regresaba a casa a la espera de su llamada. Hubo un momento de indecisión por parte de los dos a la hora de la despedida, pero fue Jhoan quien con cariño y con una amplia sonrisa abrazó y besó en la mejilla a Raquel. Esta le respondió con el mismo afecto.
Cuando se alejaba, atravesando de nuevo el jardín, sus ojos se humedecieron y su corazón no paraba de golpear su pecho. Estaba emocionada y algo se estaba removiendo en lo más profundo de su ser.

RAQUEL

http://elsilenciodelmaestro.blogspot.com.es/

LIBRO EN EL SILENCIO DEL DESIERTO CAPÍTULO 1.- Carta a los amigos



PRIMER CAPITULO

Carta a los amigos

Son las cinco de la tarde y Raquel se encuentra sentada sobre el sofá azul de su recién estrenado salón apurando una taza de café y leyendo por última vez la carta que ha escrito con destino Madrid.

“Mi querido y entrañable David: Marcos está aquí, en el Hospital Estrella de David. Hablé anoche con él por teléfono. Esta vez no puede venir a verme, así que iré yo a su encuentro y le daré esta nota en mano para que os la entregue cuando llegue a casa. Un asunto urgente y delicado le ha traído hasta aquí, pero no me especificó. Espero que cuando le vea pueda contarme algo más.
Sé que has estado intentando comunicarte conmigo sin conseguirlo, pero es que dadas las circunstancias de esta zona, es imposible, la mayoría de los días, el entablar contacto con el exterior. A veces esta triste guerra entre judíos y palestinos es fría y tensa, pero últimamente está muy caliente. Se han desatado y liberado los demonios del odio y del resentimiento, y la furia de estos dos pueblos tan maravillosos en su esencia, está a punto de reventar.
Marcos me ha comentado que estás muy preocupados por mí, y el que yo te diga ahora que no hay motivo, sería una enorme torpeza por mi parte, pues yo también lo estaría por ti, pero estoy bien, amigo mío, animada y muy ilusionada, aunque también muy nerviosa.
Ya sabes lo importante que era para mí venir a esta zona. Se lo debo a mi madre, pero sobre todo a mí misma. De todas formas, si las cosas se pusieran muy feas, tengo la embajada, aunque creo que no se dará esta circunstancia. Todos nosotros sabemos que estamos protegidos por el Jefe, como le llamamos cariñosamente a nuestro Hermano, y no porque seamos especiales, pues de sobra sabemos que a veces somos los peores, los más tercos, cabezones y anárquicos, pero nos hemos empeñado en superarnos a nosotros mismos, y a apostarlo todo por esta humanidad, que aunque pocas veces la entendemos, la amamos incondicionalmente, y no de ahora, sino de siempre.
Pero vayamos a la salsa de la cuestión, a lo más positivo:
Desde que vine, el 15 de Junio, he ido de hotel en hotel, y no ha sido una experiencia agradable. Me he sentido en todo momento como una extraña, como una turista más, y mi objetivo primordial, ya lo sabes, es echar raíces aquí, quedarme un tiempo, como mínimo cinco años. Así que harta ya de deambular, me he decidido, y con parte del dinero que me dejaron mis padres en el testamento, me he comprado un pequeño chalet en el mismo Tel-Aviv. Estoy bastante apartada del centro de la ciudad, pero con el coche no tengo ningún problema. ¡Ah...eso sí...mis únicos vecinos son el Cielo y el mar! ¿Te doy envidia...? Ahora mismo te estoy escribiendo desde la terraza, mirando hacia el horizonte marino y escuchando el placentero y romántico chasquido del agua contra las rocas...Pero no todo es poesía, no creas... El resto de la casa está plagado de paquetes y cajas todavía sin desembalar, apilados por doquier, pero es que quiero hacerlo con cariño, despacio, con el mismo amor que pusimos todos nosotros hace ya veinte años en poner nuestra casita de estudiantes en Madrid. ¡Qué hermoso ha sido todo este tiempo! Esta casa la he comprado pensando en vosotros, porque también es vuestra, al igual que mi corazón, y espero que algún día podáis venir.
Y como me estoy poniendo como un flan, y lo paso muy mal, te dejo por hoy. Tendréis más noticias mías por medio de Marcos. Además de darle un abrazo, tengo que concretar con él algunos detalles del hospital. Anoche me dijo que un amigo suyo israelí trabaja en un centro del Corazón Púrpura, y necesitan con urgencia personal médico.
Os quiero mucho, con toda mi alma. ¡Hasta pronto!
Raquel”

Raquel terminó de leer la carta y unas lágrimas inundaron su rostro. Estaba feliz porque había conseguido llegar al principio de su gran sueño, pero les echaba mucho de menos. Dobló el folio y lo metió en un sobre abierto. Fue a la cocina, se preparó una ensalada y un poco de fruta. Iba a ir al encuentro de Marcos y estaría con él hasta su marcha, e ignoraba cuando sería ésta. La mañana siguiente prometía ser movidita, pues no estaba dispuesta a demorar el asunto del hospital del que le había hablado su amigo.
http://elsilenciodelmaestro.blogspot.com.es/

LIBRO EN EL SILENCIO DEL DESIERTO (INTRODUCCIÓN)

Libro En el silencio del desierto



Dedicado a todos los corazones sanadores de este planeta y de esta humanidad tan maravillosa.

 ¡Mi verdadera familia!

La difusión de este libro


está permitida por cualquier medio de modo gratuito.


Inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual (España).


Tal como fue vivido, así lo comparto.


La autora: Raquel Reyes J.

 PROLOGO                                                   

Me llamo Raquel y,  cuando disfrutaba de los joviales y lozanos 30 años, tuve una experiencia que me marcó profundamente para toda mi vida. Duró tres años. Lo único que puedo decir es que en el momento en el que me quedaba dormida a la noche iba a otra realidad, donde yo seguía siendo la misma, pero con otras circunstancias, otros amigos...

Ignoro si esta experiencia sucedió en este mundo, fue vivida en otra dimensión o vida alternativa. En estos niveles me pierdo, pues soy una total ignorante del tema. Lo único que puedo decir es que para mí fue la experiencia más maravillosa, entrañable, enriquecedora y consciente que he tenido en mi vida y posiblemente en toda mi existencia.

Deseo con todo mi corazón que recibáis esta experiencia como un regalo. Con esta intención la he escrito, para compartirla con todos vosotros.

No soy escritora, ni tengo estilo literario alguno. Me he limitado tan sólo, dentro de mis capacidades, a reflejar en unas hojas todo lo vivido, sin alterar nada. Eso sí, ha habido sucesos que se han quedado en el tintero, tampoco son importantes, pero es que una tiene sus limitaciones.

Es el primer libro que escribo en mi vida, y posiblemente el último también. Recibirlo como el regalo de un corazón, pues en él está todo lo que Soy.

Con todo mi amor fraterno, sobre todo para los que albergan en su corazón la ilusión y esperanza por el ser humano.

Raquel Reyes J.
http://elsilenciodelmaestro.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...