Mis Amigos Seguidores en Google

martes, 3 de mayo de 2016

CAMBIAR NUESTRO PROPIO MUNDO



Si alguien muy amado por vosotros...en un momento mágico, cogiéndoos de las manos y mirándoos fijamente a los ojos con inmensa ternura, os preguntase: "¿Deseas que este mundo cambie...que esta humanidad se llene de Luz?"
¿Cual sería vuestra respuesta?
La vuestra , como la mía, sería rotunda, y también miles las alternativas para conseguir el cambio.
Sin embargo hay una, auténtica por su simplicidad, pero compleja por la dificultad de asimilarla, creerla y tener la fe absoluta, la convicción, de que puede hacerse, desde tu interior.
La realidad en la que vivimos, es una más de las miles en las que vivimos a la vez, y en dimensiones paralelas, a lo largo, ancho, alto y profundo de la dimensión del SER.
Cada una de estas realidades tiene su propia vibración, su nivel de consciencia.
En todas experimentamos a la vez, aunque solo somos conscientes de ésta. 

Sin embargo, cuando dormimos y soñamos...en realidad lo que hacemos es recordar vivencias en otras dimensiones y realidades en las que estamos experimentando. 
Por ello tenemos a veces sueños que los sentimos como pesadillas (realidades de bajo nivel vibracional), y sueños que son verdaderamente maravillosos, llenos de plenitud, alegría y luz (realidades en las que estamos experimentando con un alto nivel vibracional).
En esta realidad, cada vez que tomas una decisión, que das un paso, tu situación, tu vibración cambia, y según sea esa vibración, instantáneamente vas a una dimensión o a otra, y lo curioso es que no te das cuenta, porque tu entorno es siempre el mismo...solo cambian las circunstancias...la vibración, tu felicidad o desdicha, tu sufrimiento en el crecer, o tu plenitud 

e ilusión por seguir recordando.
El amor no conoce el error. El AMOR es el AMOR, nuestro Padre-Madre es AMOR. Son vibración...energía...Luz...
Solo en esta dimensión de la que somos conscientes ahora, existe el error. 

Pero en realidad solo existen las "decisiones", las "acciones" y sus consecuencias.
No existe ni el premio ni el castigo...porque todo es vibración. 

Y según sea tu vibración en cada instante de tu vida, irás a una o a otra.
El Planeta Tierra no está en peligro. Es un maravilloso SER CELESTE lleno de dimensiones, de realidades paralelas. 

Está lleno de escenarios, donde se representan distintos guiones e historias, que son vividos y experimentados por espectadores de distintas vibraciones y niveles de evolución.
Hay realidades en este planeta, que en el pasado desaparecieron y es porque sencillamente cambiaron de dimensión.
Ahora no estamos viviendo un solo Guión y Drama, sino millones...uno por cada ser humano que hay en esta realidad. Depende de la vibración de nuestro Corazón, de nuestra consciencia, iremos cambiando circunstancias, alternativas...y poco a poco vamos ascendiendo hacia otras realidades.
El mundo es el gran escenario donde nosotros somos los observadores...donde nos vemos reflejados a nosotros mismos, porque en realidad, el mundo es un reflejo nuestro. 

Nosotros estamos proyectando el mundo en el que vivimos.
Si tú cambias...tu mundo cambia, porque has subido de peldaño.
Si quieres cambiar el mundo en el que estás ahora y del que eres consciente, cambia tu internamente...eleva tu vibración...

se convincente en lo que haces, en lo que quieres conseguir, y la MAGIA SE ACTIVARA. 
Podrás comprobar que tu mundo va cambiando a mejor...
que lo que tu siempre has deseado, añorado y anhelado para esta humanidad, se va haciendo realidad, y en verdad, que habrás sido tu mismo, el que con tu cambio, lo has hecho.
El mundo es un simple escenario, que nos ha sido dado para comprobar cómo íbamos avanzando o retrocediendo en nuestro interior. 

No hay que dejarse arrastrar por él y buscar y trabajar en ningún sitio que no sea nuestro interior.
Esa es la ascensión. Muchos hermanos a los que ahora llamamos Maestros, cambiaron ellos mismos y subieron de peldaño, y lo hicieron con su propio mundo, ya que ellos lo recuperaron y redimieron.
Jesús, un hermano nuestro que nos enseñó este misterio, nos dijo muy claro: "Si tuvierais la fe de un grano de mostaza, seríais capaces de mover montañas y de crear mundos".
Y así es, hermanos. 

Todos deseamos que el dolor y el sufrimiento desaparezcan de esta dimensión. Trabajemos en nosotros mismos. 
Dios, el AMOR, el Paraíso, el Nirvana...está en nuestro interior.
Somos Dioses Creadores de nuestra realidad. Que no está fuera de nosotros.
Un abrazo, hermanos.
¡¡CAMBIEMOS NUESTRO MUNDO!!
Mabel.

http://universo-espiritual.ning.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...