Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 16 de marzo de 2016

Pensamiento Semanales del 8-14 Marzo -2016 Omraam Mikhaël Aïvanhov‏



Pensamiento del martes 8 de marzo de 2016.
"Alguien dice: «Soy feliz, porque…» Pues bien, ¡el sólo hecho de atribuir una causa a su felicidad prueba que no posee la felicidad verdadera! Porque la verdadera felicidad es una felicidad sin causa. Sí, sois felices y ni siquiera sabéis por qué. Encontráis que es maravilloso vivir, respirar, comer, hablar, caminar… Nada especial os ha sucedido, ni éxitos, ni regalos, ni herencias, ni un nuevo amor… Lo que os hace felices es (sí, porque finalmente siempre hay una razón) esta sensación de que algo que viene de arriba se añade a todo lo que hacéis, un elemento espiritual que ni siquiera depende de vosotros... Como un agua que mana del Cielo y que os atraviesa.
Para la mayoría de los humanos la felicidad está ligada a las posesiones: casas, dinero, condecoraciones, gloria... o bien un marido, una mujer, unos hijos. No, la verdadera felicidad no depende de ningún objeto, de ninguna posesión, de ningún ser; viene de arriba, y os asombráis al descubrir en vosotros mismos, sin cesar, este estado de conciencia superior. Os alegráis y ni siquiera sabéis por qué. Ésta es la verdadera felicidad."
Pensamiento del miércoles 9 de marzo de 2016.
"Querer combatir la religión en nombre de la objetividad, de la ciencia, de la razón, es una empresa que está de antemano condenada al fracaso. No se puede suprimir el sentimiento religioso, lo mismo que no se pueden suprimir los demás sentimientos, porque éste es un dominio en el que no sólo la razón tiene cabida.
El sentido de lo sagrado, es esa necesidad que experimenta el ser humano de sentirse conectado con un mundo superior, con el mundo divino en el cual tiene su origen, está inscrita en su estructura misma. Puede tratar de negarlo, de combatirlo, de extirpar sus raíces, y por un momento puede parecer que lo consigue. Pero estos éxitos no duran, y tarde o temprano nos vemos obligados a constatar todos los daños producidos por semejante empresa, no sólo en los individuos, sino también en las sociedades."
Pensamiento del jueves 10 de marzo de 2016.
"Antes de ejercer nuestra autoridad sobre los demás, debemos empezar con un trabajo sobre nosotros mismos. Cuando un ser que ha trabajado en primer lugar sobre sus propios hijos (las células de su organismo) debe ocuparse de otros hijos, en el exterior, como pariente, docente, etc., o incluso ejercer responsabilidades que le dan autoridad sobre los adultos, sus palabras, sus gestos, les impresionan por su acento de autenticidad. Aquéllos a los que instruye, educa o dirige, sienten que no interpreta un papel, sino que está enteramente en lo que dice y en lo que hace. Por eso su presencia es mágica y obtiene resultados. Sus habitantes interiores le sostienen y le dan fuerzas, porque se ha acostumbrado desde hace tiempo a trabajar en una única dirección: el bien, la luz.
Un ser sólo tiene verdadera autoridad cuando todas sus células desprenden algo unificado, armonizado. Si no, mientras que la parte que habla emite un cierto sonido, el resto de la persona grita lo contrario, y los demás, que lo sienten, no pueden tomarle en serio."
Pensamiento del viernes 11 de marzo de 2016.
"¡Si los humanos pensasen en proteger su vida, en tratar de conservarla en la mayor pureza, tendrían muchas más posibilidades para realizar sus aspiraciones! Porque la vida clara, iluminada, es la fuente de todas las riquezas. Desgraciadamente, muy pocos conocen esta verdad. Lo que muchos llaman «vivir» no es en realidad más que una dispersión, un despilfarro de sus energías, y cuando se encuentran completamente agotados, sin el placer ni las fuerzas para emprender nada, no lo comprenden y se quejan. Deberían más bien reconocer sus errores, y decidir conducirse más inteligentemente en el futuro.
Si los humanos tienen necesidad de una única ciencia, la verdadera, es justamente ésta: cómo conservar su vida pura y luminosa. No deberían olvidar nunca que la calidad de sus pensamientos y de sus sentimientos actúa sobre sus reservas de energías, sobre la quintaesencia de su ser. Y la mejor manera de preservar y de enriquecer su vida, es ponerla al servicio del mundo divino."
Pensamiento del Sábado 12 de marzo de 2016.
"Si tenéis las cualidades necesarias, nada os impide imponeros a los humanos e impresionarles con vuestro saber y vuestra autoridad. Pero ante el Señor, debéis por el contrario eclipsaros, hasta fundiros con Él y ser uno con Él. Haciéndoos pequeños ante el Señor hasta desaparecer, en realidad os volvéis grandes y poderosos, mientras que si os erguís frente a Él, os debilitáis y muy pronto quedáis reducidos a nada.
¿Qué es lo que debe disminuir en vosotros ante el Señor? Vuestra naturaleza inferior. Es ella la que debe desaparecer en tanto que elemento separado del Todo, para que con vuestra naturaleza superior podáis vivir la vida ilimitada de este Todo. Entonces, ya no sois vosotros los que vivís, sino que es el Señor quien vive en vosotros. La meta de toda disciplina espiritual, es que el hombre llegue a conocerse un día como siendo Dios mismo, y éste es el sentido de esta fórmula del JnaniYoga: «Yo, soy Él.» "
Pensamiento del domingo 13 de marzo de 2016.
"Cuantas veces dudáis en manifestar vuestra bondad diciéndoos que nadie apreciará vuestro gesto: los humanos son ingratos, e incluso malvados, así que no vale la pena hacer nada por ellos. Pues bien, he aquí una forma de pensar muy perniciosa, porque os paraliza aquello que tenéis de mejor.
¿Habéis hecho el bien a alguien y, no sólo no habéis sido recompensados por ello, sino que os han engañado incluso? Es posible. Pero vuestra conducta no tiene que depender de la actitud de los demás. Haced el bien y no esperéis nada, contad solamente con Aquél que lo ve todo y que lo sabe todo. Sólo Él puede apreciar vuestras acciones buenas y generosas. Será pues de Él de quien vendrá la recompensa, y bajo una forma diferente de lo que esperabais. Quizá tendréis mejor salud, o seréis más fuertes, más sabios, más felices: ¿Acaso no es ésta la mejor recompensa?"
Pensamiento del lunes 14 de marzo de 2016.
"Tratad de restablecer cada día el contacto con la Fuente divina para alimentar vuestra propia fuente, la que mana en vosotros. Haced descender primero el agua celestial en vuestro corazón, gracias al amor, porque es con el amor como el corazón se purifica. Hacedla descender después en vuestro intelecto, como luz. Gracias a esta luz, evitaréis las trampas y los obstáculos, discerniréis el camino a seguir y avanzaréis por este camino. Cuando penetre en vuestra alma, esta agua celestial la dilatará hasta las dimensiones del universo: llevaréis a todas las criaturas en vosotros y os fundiréis en la inmensidad.
Y cuando hayáis conseguido hacer fluir esta agua en vuestro corazón, en vuestro intelecto y en vuestra alma, ella se unirá a la Fuente primordial, vuestro espíritu. Entonces viviréis verdaderamente la vida divina, esta vida divina que es todopoderosa."
Omraam Mikhaël Aïvanhov
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...