Mis Amigos Seguidores en Google

lunes, 30 de mayo de 2016

TODO ES LA FUENTE


Todo cuanto sucede, proviene de la fuente. Todo suceso, comportamiento, actuación, deliberación, propuesta, decisión, insulto, emoción, castigo, alegría o ecuación vivida del tipo que sea, sucede de la forma que sucede porque la vida, la única que existe en todas partes, lo elige así. Es una decisión no planeada tal como entiende el ser humano los planes. Es una decisión que nace del sentir de la vida misma. Es una decisión espontánea. No está pensada tal como entiende el ser humano los pensamientos de lo que desea que ocurra.
Se da así (aunque al ego no le agrade), gracias al entorno energético del momento. Hay quien dice: se puede elegir otra cosa porque tenemos libre albedrío. Y quien escribe esto, dice: no vamos bien por ahí.
Lo explicamos: ¿vas a cambiar lo que desconoces que pasará? Si yo estuviera en tu lugar, no trataría de intentar cambiar nada. Porque si lo que quieres es cambiar lo que ya ocurrió respecto a lo que dice el ego que no le gusta, lo que estás intentado es corregir a la misma vida. Se te volverá a repetir la lección a la que te resistes. Dices con tus nuevos planes, que la vida se ha equivocado. Lo sueles hacer así acusando a otras personas de su error. Y esas otras personas son tú también. Son la fuente de donde proviene todo. Quien niega esto, se niega a sí mismo/a. Quien niega esto no comprende aún que la mente distorsionada le hace pensar así. Se enreda en esos pensamientos impropios y los sigue al pie de la letra. Quien niega esto dice que no tiene tiempo para pararse en estas cosas. Que hay cosas que importan más. ¿Hacerte daño importa más? No puedes estar siempre buscando al responsable de las cosas que te ocurren. Si te caes de una escalera, dices que estaba mal construida. Si alguien te llama algo, le devuelves la palabra agrandada. Si los demás deciden cambiar lo que no estaba en tus planes, se te desencaja la cara. ¿Hasta cuándo vas a seguir haciéndote daño?

Existe el libre albedrío, es verdad. Pero el libre albedrío no se te dio para alimentar los caprichos del ego. Caprichos que van de la mano de la energía enferma de la mente. Distorsión desde la que miras todo. El libre albedrío se te dio para Ser tú expandiendo en armonía con todos la mayor felicidad.

Hay algo que es fundamental entender para quien lo necesite. Un rey muy importante de una casa real que le guste su realeza, no se va a convertir en carpintero por mucho que se lo ofrezcas. De la misma forma, un ser de luz no va a dejar de ser luz, a no ser que en dicho cambio vaya a obtener una ganancia sustanciosa. Es por esto mismo, que muchos seres han elegido venir a la tierra, para ganar en evolución al tener experiencias que no podrían tener siendo luz. El plan es perfecto para poder desarrollar experiencias que en la luz no se pueden tener. Hacía falta para ello entonces un lugar donde sí pudieras cambiar aquello que en verdad eres, por lo que no eres. Por ejemplo este planeta. Fue necesario pues, que en el momento del nacimiento, olvidaras Quien Eres.
 
La evolución consiste en dicha experimentación de lo que no eres. Y es así porque cuando tienes experiencias que nunca antes has tenido, es cuando puedes saber acerca de ellas. Es cuando se crea un nuevo historial en ti, de ese mundo que antes era desconocido. En realidad, cuando no conocemos algo por propia experiencia, por mucho que nos cuenten, no podremos tener la seguridad hacia aquello de lo que se trata. Entonces, cuando ya has pasado por ahí, eso ya se queda registrado en tu ser para siempre. A partir de aquí, tienes nuevos conocimientos que te serán útiles en su momento para poder, por ejemplo, ayudar a otros a comprender. ¿Como vas a aprender las habilidades del carpintero si nunca ejerciste dichos conocimientos? Toda nueva experiencia te ofrece un saber que no puedes tener sin ella, sin la experiencia. Puedes quitarte de la cabeza que la evolución es un concepto abstracto al que pocos tienen acceso. La evolución consiste sencillamente en ejercitarse sobre aquellas cosas que se tienen a mano, sin más. Si cambias la forma de hacer las cosas, ya estás evolucionando, ya estás introyectando nuevas maneras de saber más.

Hemos necesitado de cuantas equivocaciones fuesen necesarias para ir comprendiendo que el camino no era por ahí. Cuando sabes esto, es cuando comprendes que nunca hubo error. Y  que ir por ahí (y ahora más que nunca por la de información que existe), duele. Y cuantas más veces sigas lo que nunca funcionó, más veces la existencia, la que somos todos, hará la magia necesaria para que llegues a alcanzar el entendimiento de Quien Eres. Comprender que eres la felicidad que ahora le toca pasar de carpintero a rey de nuevo. Es el mismo cambio por el que está pasando todo el planeta, Gaia incluida.
Un abrazo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...