Mis Amigos Seguidores en Google

jueves, 12 de mayo de 2016

El MECANISMO DE DEJAR IR (Dr. David R Hawkins.)



PREGUNTAS Y RESPUESTAS
CAPITULO 21 (Tercer Escrito)
El Mecanismo. 
Pregunta: ¿Cómo se puede ser más constante entregando? Respuesta: El secreto para usar este mecanismo mas a menudo y con mayor coherencia es, primero de todo, el deseo de hacerlo. 
Ese es el Paso # 1. 
Hay que querer liberarse de los sentimientos más de lo que deseas conservarlos. A veces es sólo cuestión de recordar, y se puede utilizar algún tipo de tarjeta de apuntes para recordártelo. Otra manera es establecer una rutina. 
Es muy bueno empezar el día entregando los pensamientos y sentimientos acerca de tus expectativas, imagina la manera en que te gustaría que fuera el dia, y deja todo pensamiento negativo que pudiera interferir con que fuera de esa manera. Después, al final del día, siéntate y entrega cualquier cosa que ocurriera durante el transcurso del día y que pasaras por alto o no tuvieras tiempo para prestarle atención. 
Esto se llama "limpieza", y la mayoría de las personas encuentran que duermen mejor. 
Otra manera de hacerlo es llevar un cuaderno donde anotar tus éxitos. Es posible menospreciar la meta de la entrega constante y seguir manteniéndola activa gracias a los resultados. 
Otra manera es dejar tu resistencia a entregar y, al empezar el día, reafirmar tu intención de dejar toda negatividad ese día. También reafirmamos que somos libres de no entregar. 
Después de todo, es totalmente una cuestión de elección. 
Deja cualquier sentimiento de obligación al respecto. 
No hay ningún "debería". 
Pregunta: ¿Cuál cree que es la causa más frecuente de nuestra resistencia a entregar? 
Respuesta: Creemos que de alguna manera, si nos aferramos a ese sentimiento, conseguiremos lo que queremos. 
Si nos quedamos atascados en un sentimiento, es útil examinar la cuestión de lo que pensamos que hemos logrado aferrándonos a el. 
Encontraremos casi siempre que tenemos la fantasía de tener algún efecto sobre la otra persona y cambiar su comportamiento o sus actitudes hacia nosotros. 
Si dejamos eso, estaremos dispuestos a dejar de lado el sentimiento. 
Pregunta: ¿Si me entrego todo el tiempo, no me acabo volviendo pasivo? 
Respuesta: Al contrario, la entrega despejara el camino para una acción eficaz. 
La pasividad es a menudo debida a la inhibición y la incapacidad de ver maneras alternativas de manejar una situación. 
Por ejemplo, si alguien dijera: "En la conferencia, me enfadé tanto que me quedé allí sentado sin decir nada." Ahora está bastante claro cuál es el problema. 
El no decir nada se debía a la ira y a la representación de la persona de que la única respuesta emocional que podría tener era la ira. Dado que esta no sería apropiada en una situación de negocios, no dijo nada. 
Si se hubiera dejado la ira, la persona podría haber sido confidencialmente asertiva y manifestar su opinión en lugar de sudar frio.
Pregunta: En terapia, he aprendido cómo expresar ira, y creo que es una cosa muy útil. ¿Tengo que renunciar a ello? Respuesta: Si nos fijamos en la ira, verás que su base es casi siempre el miedo. 
Nos enfurecemos porque nos han amenazado. 
La amenaza despierta el miedo. El miedo significa que nos sentimos en desigualdad ante la situación. 
La ira es biológicamente como un acrecentamiento para intimidar a nuestro oponente. 
La ira proviene de la debilidad y no de la fortaleza. 
La persona que se ha entregado, por tanto, confía en la fortaleza y no en la debilidad. La persona que se ha entregado no tiene que echar mano de la ira para manejar una situación. Además, la ira no puede ser considerada. 
Además, tiene muchos efectos destructivos; por ejemplo, te domina a ti en vez de ser tu quien la domine a ella. 
Una persona totalmente entregada es libre de elegir expresar su ira si lo desean, pero lo hace por decisión propia, y no por necesidad. La ira, especialmente la ira crónica, tiene efectos perjudiciales sobre los órganos del cuerpo, y la investigación en medicina psicosomática ha indicado que la ira reprimida se asocia con hipertensión, artritis, y una variedad de otras enfermedades. 
Pregunta: Usted mencionó que la entrega es un mecanismo psicológico natural de la mente. Si esto es así, ¿cómo es que tenemos que aprender a hacerlo? 
Respuesta: Si bien es cierto que la entrega o el dejar ir es un mecanismo natural de la mente, debemos recordar que la mente tiene múltiples conflictos en sus motivaciones. 
Mientras que a una parte de tu mente le gustaría liberarse de la tensión de un sentimiento, la otra parte de tu mente está programada para creer que aferrándose a ese sentimiento, de alguna manera magica logrará algún fin deseado. 
A menos que uno esté consciente, al tanto, y haya dominado la técnica, los conflictos de la mente le invalidarán y le dominarán. Básicamente, la técnica del dejar ir te da el poder de elección sobre las tendencias de la mente. 
En lugar de estar en su efecto, la mente está ahora bajo nuestro dominio. Abre las puertas hacia la libertad y la capacidad de la libre elección. 
Pregunta: Tengo dificultades con la aceptación. ¿Qué me recomienda? 
Respuesta: Desvía tu atención a lo que es realmente esencial, por experiencia. Algunos días llueve, algunos días hace sol; y algunos días está nublado. No se puede cambiar la lluvia, pero puedes ponerte una gabardina. Pueden ser realistas y tomar los pasos necesarios para permanecer seco. Hay muchos aspectos de la vida que no puedes cambiar, pero puedes dejar que tus expectativas o necesidades sean diferentes a como son. 
Con la observación, por ejemplo, te darás cuenta de que siempre hay una guerra en algún lugar del mundo. Así que para estar en paz, es necesario aceptar que hacer la guerra es parte de la naturaleza humana y así ha sido a lo largo de toda la historia registrada. La humanidad ha estado en guerra 97% del tiempo. 
Pregunta: Me doy cuenta de que el miedo y la inseguridad me han impulsado durante toda mi vida, pero parece que esos impulsos han contado en mi éxito económico. Si aprendo cómo entregar, ¿afectará negativamente mis ingresos?
Respuesta: Cuando una motivación menor ha sido abandonada, la mente automáticamente la sustituye por un sentimiento más elevado y una motivación mayor. 
¿Qué hay de malo en disfrutar de ganarse la vida en lugar de estar impulsados por el miedo? 
La misma actividad continuará, pero ahora desde un espacio placentero, y comenzará a traer muchas recompensas que no serán sólo las económicas. 
Pregunta: Sin culpa, la gente no se comportaría mal? Respuesta: Al igual que en una respuesta anterior, la preocupación por amar a los demás reemplaza la inhibición debida a la culpa. Cuanto más cariñosos nos volvemos, más inofensivos nos volvemos para los demás y para la sociedad en general. Cuando estás amorosamente preocupado por el bienestar de los demás, tu propio bienestar será atendido y cubierto. 
Pregunta: Tengo mala memoria. ¿Cree que podría aprender esta técnica? 
Respuesta: No hay nada que memorizar en el aprendizaje de esta técnica. Es simplemente una manera de dejar ir. 
Hasta ahora, no hemos oído hablar de alguien incapaz de aprender. 
Pregunta: A veces pienso que estoy dejando ir, y, a veces no estoy seguro. Estoy confundido. ¿Cuál es el problema? Respuesta: Observa las propias resistencias al proceso de la entrega en sí. ¿Hay pensamientos negativos, dudas o sentimientos acerca de tu capacidad para realizar la técnica? Deja que todas esas resistencias aparezcan, acéptalas, y déjalas ir. Clarifica tu intención de convertirte en una persona más feliz, y más cariñosa y pacífica. 
Entregarte a lo Último 
Pregunta: Usted ha mencionado la "entrega a gran profundidad" como un método por el cual experimentamos la Realidad Última. ¿Puede describir lo que ocurre? 
Respuesta: Podríamos llamarlo la "recta final". Al aplicar la técnica del dejar ir a todos los ámbitos de la vida, sin excepción, la energía del trabajo espiritual se hace más y más fuerte. 
Se fija la atención, la implacable estancia con el método, sin importar lo que esté pasando. 
Algunas personas dicen: "He hecho trabajo espiritual de vez en cuando durante 30 años, y todavía estoy donde estaba.
" Han meditado un poco aquí, rezado un poco allá, han ido a un taller, escuchado a un orador, leído un libro, y todo ello ha sido esporádico. 
Todo eso es correcto. Estás ocupado en el mundo y acumulas datos que sabes que vas a utilizar en un momento posterior. Pero luego llega un momento en el que lo que tiene significado es hacer práctico lo que se está haciendo, sin excepción, en todo momento. La devoción a la Verdad se vuelve abrumadora. 
No es lo que te está impulsando. Estás siendo inspirado por tu propio destino; es por tu propio compromiso kármico por lo que has elegido el destino último. 
En ese momento, digamos que utilizas la técnica de la entrega. Esto significa entregar y dejarlo todo en el momento en que surge. Ello ocurre a 1/10.000 partes de un segundo, llega, alcanza su pico, y luego se va. 
De manera que, cada sentimiento, cada pensamiento, cada deseo, lo dejas ir hasta la cima. Y esto se vuelve continuo, sin parar. Como se mencionó anteriormente, recuerdo dejar ir un apego intenso en 11 días, sentado y sin hacer nada más que dejar ir ese apego. Cada pensamiento, cada sentimiento, cada recuerdo, todo lo relacionado con el, -a medida que surgía, era entregado. 
El sufrimiento que sentimos cuando perdemos a un miembro de nuestra familia no es sólo por la pérdida de esa persona aquí y ahora. Es una acumulación de la energía de todas las muertes de todas las vidas. Esta entrega en particular duró sin parar 11 días, mañana y noche. Finalmente se detuvo. Atrás quedó para siempre. Nunca más se está sujeto a eso. Por lo tanto, el trabajo espiritual serio es una disposición continua a dejar ir las cosas a medida que surjan. Es la voluntad de entregar el querer controlarlo todo a medida que surge, la voluntad de entregar el querer cambiarlo, y el hacerlo a nuestra manera. 
Muy a menudo habrán ilusiones sobre la naturaleza de la Realidad que también han de dejarse ir. 
Que hay bueno y malo, lo deseable y lo indeseable; todo eso está en la mente. En Realidad, el sol brilla y después vienen las nubes; cae la lluvia y la hierba crece y muere; la bolsa sube y baja; las eras van y viene; la gente surge y se marcha. 
Y, así, se da el flujo y reflujo. Si estás en este momento del ciclo, no sirve de nada llorar porque el ciclo se alimente a si mismo. Al entregarse a lo que es cíclico, finalmente desaparece. 
Lo haces desaparecer por la elección de ser uno con él y negarte a querer cambiarlo a medida que surge. 
Haz esto continuamente, sin importar a qué, sin parar. 
Esto significa que no puedes hacer una excepción aquí, y otra excepción allí. Significa continuamente, y con todos y todo. 
Una o dos cosas que escondas atrás representan probablemente a un montón. Es por eso que estás aferrándote a ellas. 
No es sólo a esta persona molesta a la que odias; ella representa a todo un montón de esa energía para ti. ¡No se puede pasar solo de tu suegra! Finalmente, todo lo que se interponga es entregado en el camino de la Presencia. 
La Presencia es tan obvia, tan sorprendente, tan abrumadora, que no hay ninguna duda al respecto. 
Es profunda, total, lo abarca todo, es absolutamente abrumadora, totalmente transformadora y completamente inconfundible. Cuando todo lo que se interpone en el camino es entregado, ahí está, brillando resplandeciente. 
En lugar de ver esto como algo futuro, aprópiatelo ahora. 
La iluminación no es algo que ocurra en el futuro, después de 50 años sentado con las piernas cruzadas y diciendo "OM". Está aquí mismo, en este instante. La razón por la que no está experimentando este estado de paz total y atemporalidad es porque está siendo resistido. Está siendo resistido porque estás intentando controlar el momento. Si dejas de intentar de controlar tu experiencia del momento, y si constantemente la entregas como un tono musical, entonces vives exactamente en la cresta en todo momento. La experiencia surge como una nota musical. En el momento en que escuchas una nota, ya está pasando. En el instante en que la has oído, ya se está disolviendo. Así que a cada momento se está disolviendo a medida que surge. Dejas de anticipar el momento siguiente, de tratar de controlarlo, de tratar de aferrarte al preciso momento que ha pasado. Dejas de aferrarte a lo que acaba de terminar de suceder. Dejas de aferrarte al control de lo que acaba de ocurrir. Dejas de tratar de controlar lo que piensas que está a punto de ocurrir. Entonces vives en un espacio infinito de no-tiempo y noacontecimientos. 
Hay una infinita paz mas allá de la descripción. Y está en casa.
Dr. David R Hawkins
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...