Mis Amigos Seguidores en Google

martes, 29 de marzo de 2016

LA ATENCIÓN




Solemos mantener nuestra atención al exterior todo el tiempo,

distracciones, distracciones...
Llevamos un velo que oscurece nuestra propia esencia.
Ese velo son nuestros pensamientos
y el apego a ellos.



Cuando surge la mente, 
ésta reclama nuestra atención...
Nos atrapa con sus historias
y nos perdemos completamente en sus garras.



Ruido y más ruido en la cabeza...
qué locura más grande es ésta!
la actividad mental que está actuando
sigue y sigue sin descanso.



Solo cuando llego al punto de estar harto,
cansado y agotado de tanto "llanto mental",
es cuando me rindo 
y me adentro a ese lugar de paz,
que está en mi corazón.



Cuando la locura que produce el pensamiento,
llega a sobrepasar mi capacidad de resistencia,
es cuando finalmente, abandono la lucha interna y me entrego,
para descansar tranquilamente,
en mi zona de bienestar.



Ahora puedo ver de verdad...
mi visión ya no está cubierta por el velo oscuro...
Ahora me doy cuenta de la Realidad,
y de que el pensamiento puede cesar.
Mas cuando no le doy importancia,
lo observo, lo ignoro y permito que esté allá,
mientras reposo en mi propia paz,
una gran dicha surge de mi interior
y todo brilla a mi alrededor.



Cuando la atención deja de permanecer allá,
para posarse en el que observa y es consciente,
la inercia de estar siempre atendiendo el exterior se detiene,
y surge un estado realmente liberador.
Ahora sabes lo que Eres,
y ya más nada puede oscurecer esa sensación.



Camino al Despertar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...