Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 23 de marzo de 2016

LAS 9 CARTAS VERSIÓN DEFINITIVA (CRISTO VUELVE)



CRISTO VUELVE, Revela la verdad sobrecogedora
Tercera Carta de Cristo (Tercer Escrito)
En otra ocasión yo estaba sentado debajo de un árbol en las afueras de Betesda, rodeado por la gente que había traído a sus enfermos para que fueran curados.
Como siempre, se maravillaron al ver el regreso de la vida y la salud a estas personas y se preguntaron cómo podían hacerse tales milagros. De nuevo, intenté hacerles comprender el Poder de la Fe. En los Evangelios, se ha afirmado que yo dije que si un hombre tuviera la fe del tamaño de una semilla de mostaza podría mover montañas.
Esta afirmación es una interpretación incorrecta de lo que verdaderamente dije y revela lo poco que mis discípulos y los evangelistas entendían de mis enseñanzas cuando estuvimos en la tierra.
Si alguien tuviera la ‘fe’ del tamaño de una semilla de mostaza - ¿Qué significa? ¿Cómo se puede medir la fe de tal manera? Fe es fe. Es un ‘poder de total convicción’ en la mente, poseyendo la mente, y no puede ser sometida a un ‘tamaño’.
La fe - que surge de tu necesidad de creer en algo, porque tal creencia servirá tus propósitos de algún modo- puede ser poderosa y fuerte, pero ¡nunca puede ser estimada bajo un concepto de ‘tamaño!’ La Creencia es aún más fuerte. La Creencia es el fruto de saber algo de oídas y de la lógica.
Porque has oído y estás convencido de que lo que has oído o leído es verdad, desarrollas una profunda creencia en lo que has oído.
Tú crees que es verdad. Tú crees de una manera total y completa que desafía cualquier contradicción.
Constantemente decía a la gente: ‘Cree que recibirás - y recibirás’. Sin embargo yo sabía entonces que sería casi imposible que la gente algún día tuviese la fe para que realizara milagros, puesto que no importaba cuánto les explicara la Verdad, aún así ellos nunca tendrían el intenso conocimiento que me fue dado en el desierto Pero ahora, el relatar en alguna medida la historia de mi estancia en la tierra, en Palestina, es con la intención de que tú, mi lector, empieces a percibir y comprender el conocimiento que me fue dado durante mi iluminación.
Mi intención es la de darte conocimiento. Saber algo de oídas es lo que se oye de alguien pero no se puede comprobar realmente que sea verdad. El Conocimiento es cuando se te dice algo – o cuando lees algo – y dado que lo que has oído o leído ahora concuerda de manera lógica y realista con todas las cosas de conocimiento ya relacionadas en tu mente, y puedes comprenderlo y creerlo de manera realista y lógica, la nueva información se convierte en conocimiento.
Tu SABES que lo que ahora ’sabes’ es VERDAD. Tienes un sentido de ‘convicción’. Hasta ahora, como algunos otros, has tenido fe en ‘JesuCristo’ pero has sido como un niño precoz.
Tu fe ha sido en parte ciega y aceptante, sin embargo entretejida con mucha duda. Por tanto, en lo que has necesitado que fuera hecho para ti, dependías de ‘Jesús’ para que se realizara la obra. Pero en realidad, mucho de lo que crees que has recibido de Jesús, ha sido tu propia fe en ‘Jesús’ lo que se ha hecho visible bajo la forma de las cosas pedidas.
Aunque esta ‘fe’ ingenua es muy importante para tu bienestar, tú que eres capaz de adelantar en el sendero espiritual hacia la perfección, debes ahora alcanzar un nivel más profundo de verdadero conocimiento de la relación entre la mente y la ‘materia.’ Sin este cimiento, la gente seguirá enredándose en mitos religiosos y se quedará aprisionada en la miseria de la condición humana. Cuando estaba en la tierra dije la Verdad a la gente, pero fue constantemente malinterpretada. Lo que dije realmente, referente a la fe, fue esto: - Ve este gran árbol. Ha crecido desde la semilla más pequeña que se pueda imaginar. Ve el tronco enorme, las ramas y su frondosidad. Todo este enorme crecimiento ha salido de una pequeña semilla. - ¿Cómo ocurrió tal cosa? ¿De dónde procede toda la madera del árbol y la frondosidad que lo adorna? ¿No es esto tan milagroso como los milagros que yo realizo para ti día tras día? ¿No es el crecimiento de este árbol tan obra de el ‘PADRE’ como la curación que ocurre en la gente enferma?
Te pregunto - ¿Qué es una semilla? ¿Me lo puedes decir? No – no puedes. Pero te lo diré. - Es una entidad diminuta de ‘conocimiento de la consciencia.’ Es el ‘conocimiento de la consciencia de aquello en lo que se convertirá. Es un fragmento de consciencia sacado de la ‘Consciencia Creativa Divina.’ - Es un fragmento del poder de la mente procedente del ‘Poder de la Mente del Padre’---el cual, al ser plantado en la tierra y regado por la lluvia, empezará a vestirse a sí mismo de la ‘materia’ visible de la cual posee conocimiento en lo profundo de sí mismo. Este conocimiento es verdadero, es firme, es fuerte y directo. Este auto-conocimiento corporificado en la semilla, es una convicción en la ‘consciencia.’
‘Todas las formas de vida surgen de este auto-conocimiento enfocado- una convicción en la ‘consciencia.’ Esta ‘convicción en la consciencia’ es lo que separa la tierra inanimada y las rocas de todo lo que vive y crece sobre la faz de la tierra.
Donde no existe ‘convicción de la consciencia’ o ‘conocimiento de identidad’ no hay crecimiento. La consciencia dentro de la tierra y las rocas permanece como ‘Consciencia’ en una forma dormida. - Por tanto, si pudieras creer en lo que pides, tan poderosamente como la semilla de la mostaza conoce su propia identidad, podrías hacer cualquier cosa que quisieras. - Si pudieras llevar dentro de tu mente una semilla - el plan perfeccionado de tus objetivos más sentidos- y saber fuera de toda duda que puede crecer y llegar a la perfecta fruición, podrías ver esta semilla maravillosa cobrar vida propia que pronto se manifestaría en tu vida. - Y podrías, con toda seguridad, mover las montañas de tu vida – esas montañas que atraviesan tu camino y te impiden alcanzar todo lo que deseas... montañas que -en momentos de imprudencia y mal pensar- te has creado tú mismo. - Si tan sólo comprendieras la creación y la existencia, podrías vivir una vida de total libertad, hazañas sin límites y alegría trascendente. - Busca la comprensión y verás que, poco a poco, la comprensión vendrá a ti. Llama a la puerta del universo que da acceso a ‘Dios’ – la ‘Consciencia Padre Universal’ y finalmente encontrarás que la puerta se abre y que tienes entrada a los secretos del mundo. -
Tan sólo cree y recibirás. También les recordaba esto en todo momento: - Sólo los de mente y corazón puro realizarán estas cosas poderosas.
Los malvados pueden prosperar durante un tiempo, como lo han hecho los reyes y los ejércitos saqueadores y otros amontonando la iniquidad en sus mentes; se les ha permitido hacer su trabajo durante un tiempo, pues surge de la maldad cierto bien, pero al final fracasarán y el resto del mundo proferirá injurias contra sus nombres. - Por consiguiente, si quieres tener éxito, examina tus motivaciones. Los deseos que surgen simplemente del anhelo egoísta de riquezas o confort, al final acaban en desengaño, enfermedad y muerte.
Y yo te digo a ti que lees estas palabras –no te atrevas a negar la Verdad que digo hasta que hayas andado el Camino de Auto Renunciación que anduve yo en la tierra, y que hayas alcanzado la misma unión con el ‘PADRE’ y las alturas del conocimiento y la comprensión indiscutible que yo poseo.
Cuando hayas alcanzado todo esto, ya no tendrás ningún deseo de negar la Verdad que te digo, sino que no podrás contenerte en unirte a ‘mí’ para enseñar al prójimo.
Hasta ese momento, mantente en paz, y no dejes que ningún hombre conozca tu ignorancia. Con qué frecuencia, a través del mundo, la gente abraza mis enseñanzas con mucho gusto, por su altísima moralidad y por ser los principios del buen comportamiento del vivir diario más perfectamente formulados. Sin embargo, añaden rápidamente que se deben descontar las historias de los milagros puesto que tales aberraciones de las leyes naturales no son posibles.
Esta clase de pensamiento levanta barreras frente al progreso futuro del desarrollo científico-espiritual del cual la mente humana es capaz. De hecho, no vine a la tierra para presentar una nueva religión o un código moral más alto que aquél dado por Moisés en los diez mandamientos. Mi propósito fue el de traer una nueva percepción de ‘DIOS’ como creador y la comprensión de la existencia en sí. De este conocimiento surgiría una nueva forma de vivir. La actitud correcta hacia mi misión en la tierra en este tercer milenio es la de reconocer que los ‘milagros’ que yo realicé están más allá de la capacidad del ser humano medio en este momento. Sin embargo, tales ‘milagros’ fueron ejemplos de lo que se puede alcanzar en el futuro cuando las mentes de la gente estén plenamente imbuidas con el verdadero conocimiento de la existencia y estén también, por medio de la fe, la meditación y la oración, totalmente sintonizadas e imbuidas con la ‘Consciencia Universal Vida/Amor’. ¿Fue realmente cierto que ‘anduve sobre el agua’ cuando mis discípulos se embarcaron para cruzar el lago? Si has leído la narración bíblica de este incidente, te darás cuenta de que mis discípulos me habían dejado atrás. Anhelé la oportunidad de apartarme de todo contacto humano, retirarme a las colinas, para una vez más entrar en profunda meditación permitiendo a mi consciencia fundirse en la dimensión universal de la ‘Consciencia de Dios.’
Mientras estuve en este estado espiritual que trasciende la consciencia humana, todo conocimiento físico desapareció y fui elevado en éxtasis dentro de la Corriente Universal de la Vida y supe que la VIDA UNIVERSAL lo es todo, que la VIDA era la realidad de mi ser, y que todo lo demás eran apariencias cambiables transitorias de la VIDA UNIVERSAL hechas visibles. SUPE, sentí que yo era la VIDA MISMA, y que al introducirme en la CONSCIENCIA DE LA VIDA más allá de la consciencia terrenal, las leyes que gobernaban mi ser físico eran trascendidas y ya no se aplicaban a la carne y sangre de mi cuerpo humano.
Anhelaba moverme en este nuevo estado trascendente, y me vi salir de la cueva flotando. Vi a mis discípulos en el lago y supe que estaban en peligro. Sin esfuerzo bajé la colina hacia la orilla flotando y al empezar a contactar de nuevo con mis asuntos humanos normales - en este caso, mis discípulos - me encontré pisando sobre las aguas.
Sin embargo, todavía estaba en esa condición en la que me di cuenta plenamente que Yo Mismo era la VIDA individualizada, y por tanto, que mi cuerpo estaba bañado por el PODER VITAL que seguía aligerando y transformando la estructura atómica de mi estado físico. Debes entender que oír y pensar en el estado de consciencia humana – y la ascensión en la MANIFESTACIÓN TRASCENDENTE de la VIDA UNIVERSAL, cuando la consciencia personal está ya apartada de la condición corporal y plenamente fundida en la ‘Consciencia Universal del Padre’- pertenecen a dos dimensiones totalmente diferentes del ser.
La consciencia humana puede recibir inspiración de la ‘Consciencia Universal del Padre’ pero la inspiración que se recibe se entremezcla con la condición humana y frecuentemente se interpreta mal, según el almacén de conocimiento que ya controla al cerebro y por tanto los procesos mentales en sí. Desgraciadamente, la inspiración que recibes es contaminada y distorsionada por tus actuales creencias fuertemente arraigadas. Dado que el ESTADO PERCEPTUAL TRASCENDENTE y de COBRAR CONSCIENCIA sale, emerge, de la condición física, el cerebro ya no está al control. Ya no tiene influencia sobre el estado de Percepción Trascendente que es la Verdad en sí. Ya no está controlado o afectado por la creencia humana. Está en un estado de ‘Lo que Realmente Es’ lo que está detrás de la manifestación y la existencia visibles, en lugar de estar en la dimensión humana de ‘Lo que se Cree que es la Existencia.’
Es en el estado de Consciencia Trascendente en el que los ‘milagros’ no son más que la obra normal de la Ley Universal.
Antes de continuar con esta narración de mi vida sobre la tierra, quiero hacer hincapié de nuevo en que todo lo que hay en el universo es un ESTADO DE CONSCIENCIA particular e individualizada hecha visible. He tenido que descender desde mi ESTADO DE CONSCIENCIA DEL AMOR UNIVERSAL actual, con el fin de experimentar de nuevo mi vida en la tierra que sigue impresa, de manera imborrable, dentro de la energía de la consciencia del mundo en sí, la cual se remonta hasta el momento de su creación. Debes comprender que cuando dejé mi cuerpo en Palestina, dejé atrás todo lo perteneciente a aquella vida.
Había cumplido mi misión. Por tanto, cuando morí en la cruz, fui liberado, fui elevado en LUZ gloriosa, para participar de la LUZ, para ser la LUZ, y para regocijarme en la LUZ que es el Amor Universal, Vida, Belleza, Armonía, Dicha y Éxtasis.
*********************************************************************
Igual te resuena e igual no te resuena la verdad de alguien o el mensaje de alguien, está perfecto lo importante es el mensaje y no el mensajero....y repitiendo si te resuena tómalo si no déjalo pasar... no es para ti... mas también justo es a esto que se nos invita a no tener ningún ídolo, ningún Avatar, nadie a quien seguir... solo sigue tu propio corazón… justo de esto habla de los falsos profetas marcando a alguien en particular... pues todos somos maestros y alumnos a la vez y no en si el vehículo llamado cuerpo, y no la personalidad, sino el mensaje que llega a través nuestro o a través de los otros.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...