Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 14 de septiembre de 2016

La alegría, la sonrisa y la gratitud. I



La alegría, la sonrisa y la gratitud. I

Comentario

Querida Alma Luminosa, sonriendo te regalo alegría como expresión del Amor que siento por ti.

Cuando en mi corazón había la alegría, era indispensable expresarla, compartirla y donarla.

Veía que la alegría contagiaba alegría a los corazones y esto me hacía feliz.

Pero a menudo me preguntaba: “¿Tengo muchas cosas a mi alrededor, dentro mío por las cuales regocijarme, por qué la alegría no forma parte ininterrumpidamente de mi vida?

¿Por qué en las situaciones difíciles no logro sentir igualmente alegría por todas aquellas cosas a las cuales estoy infinitamente agradecida?”

Solo cuando he iniciado el Camino de crecimiento, he comprendido que primero se debe vaciar el corazón de cada sentimiento que lo vuelve más pesado, solo así puede existir espacio para la alegría, para el Amor.

Cuando la alegría y el Amor encuentran el espacio necesario, permanecen en el corazón más allá de las situaciones que estoy viviendo, que al lado mío se encuentre alguien o no.

No se puede manifestar, donar Amor sin acompañarlo con la expresión de la alegría, porque el Amor es alegría, porque amar conduce al regocijo.

Cuando se ama intensamente, la expresión de la alegría es una consecuencia.

El Amor conduce a la alegría, el regocijo conduce a amar y así se vive la magia del Amor.

Un día, una persona me ha dicho: “De tus ojos trasluce una gran alegría”. Me he preguntado entonces porque solo por los ojos y he comprendido que no sonreía.

También esto era fruto de aquello que me había sido enseñado y es decir que cuando se crece hace falta ser ‘serios’.

Y como confirmación alrededor mío veía muy pocas sonrisas. Observando los rostros de las personas que encontraba, de las personas con las cuales me relacionaba, he notado que, problemas o no, las personas no sonríen.

Es normal entristecer el rostro cuando se está preocupado, llorar cuando se está entristecido, pero no es igualmente natural sonreír cuando todo va bien, cuando se está tranquilo.

Es más fácil ver sonreír quien no tiene nada, pero vive la vida en libertad, libre de estas enseñanzas de la educación, de las conquistas del bienestar social.

Las grandes sonrisas las he visto en rostros de personas pobres, humildes, que vivían de manera simple.

La facilidad de sonreír la he conocido en los países pobres, dónde la vida siempre es incierta y no se tiene a menudo ni techo ni comida.

Esto me ha hecho reflexionar mucho y me ha empujado a sonreír más.

Aprendiendo a sonreír he recibido grandes regalos, he descubierto qué cosas la sonrisa hace cambiar en el corazón y alrededor de si, qué cosas la sonrisa lleva al corazón, al cuerpo.

Trato de acordarme siempre de sonreír más, sobre todo en las situaciones difíciles, comprendiendo y experimentando cuánto la sonrisa y la alegría transformen todo, dentro y fuera, porque crean grandes alquimias.

En los viajes he experimentado que incluso no conociendo los idiomas, sonriendo logro hacerme comprender, recibo ayudas inesperadas, amabilidades.

En la cotidianidad tengo continuas confirmaciones que sonriendo recibo ayudas en las pequeñas o grandes dificultades, con la sonrisa muchas cosas se resuelven y a menudo las dificultades desaparecen, con la sonrisa cada relación es facilitada.

Cuando veo que mi sonrisa no es correspondida o alguien la desprecia, siento una profunda ternura por ese ‘Corazón’ que no ha conocido la belleza de la sonrisa, de la alegría y le deseo de descubrirla lo más pronto posible.

La alegría atrae, es una energía sanadora que crea alquimias moleculares, en efecto también existe la terapia de la alegría, de la sonrisa.

La alegría atrae el Amor, la abundancia, la armonía, las intuiciones, porque con la alegría se ha en sintonía con las fuerzas del Universo.

La alegría da energía a todas las cosas bonitas que hay existen y por lo tanto estas se manifiestan más intensamente.

La alegría da energía a los talentos, a los tesoros que están encerrados en el corazón, que así suben a la superficie, se manifiestan naturalmente, espontáneamente.

La alegría lleva a la paciencia infinita, dona la fuerza y la resistencia necesaria para superar las dificultades de la vida, la alegría renueva el cuerpo, purifica el aura, transforma, armoniza. La alegría no es sólo un sentimiento, una sensación, es una energía que crea.

La alegría hace sonreír y la sonrisa es un hermoso regalo que se puede ofrecer a quien encontramos, a quien amamos.

Sonriendo la vida cambia, porque la sonrisa es un regalo, y quién dona recibe luego multiplicado lo que ha donado.

Todo podemos ofrecer, siempre y en todo lugar, estos regalos: la alegría el Amor, la Luz y la sonrisa.

A través de la alegría contactamos el mundo invisible, nuestra divinidad, se alinea a lo Divino, entramos en el Amor universal y este lleva a la beatitud.

Si no ves ningún motivo por el cual para alegrarte, piensa que eres un Destello Divino, hija de la Gran Luz, siente que eres inmensamente amada por la Gran Luz, por tu Ángel, piensa que tu corazón contiene tesoros preciosos, talentos que expresar, recuerda que en el mundo muchas Almas están esperándote para ser por ti amadas, ayudadas, despertadas.

Pensando, sintiendo todo esto, no puedes que regocijarte y amar.


Pregunta:

Cuando amo me siento plena de alegría, pero desearía ser capaz de ser alegre siempre.

Respuesta:

“Pon Amor y alegría a cada gesto tuyo, a cada palabra tuya: todo fluirá mucho más fácilmente.

Ten constantemente la sonrisa en tu rostro.

Si en algunos momentos te ensombreces, cuando tomes conciencia expresa inmediatamente la sonrisa, sonríeMe y Yo te traeré la alegría que desarmará lo gris de ese momento.

Que sea la sonrisa los buenos días que Me das, que ofreces a quien encuentras por las mañanas.

La sonrisa es el medio más grande para entrar en el corazón de las personas y muchas personas tienen necesidad de sentirse penetrar el corazón por la sonrisa, tienen necesidad de ser ayudadas a sentir su corazón con una mayor conciencia, más luminosa.

La sonrisa llevará la alegría terapéutica en sus corazones.

Cuando eliges de ayudar a alguien, cada cosa que puedes hacer por él tiene un valor, pero recuerda que el Amor, la alegría, la sonrisa ya son una terapia, que el Amor y la alegría ya han hecho mitad de aquello que luego podrás hacer.

La alegría vuelve todo más rápido, más simple, porque todo por la alegría es atraído.

El camino puede ser diferente de ‘Corazón’ a ‘Corazón’, pero para todo permitir, para todo cumplir, para todo dejar que se cumpla, existe un único medio: la alegría, el Amor.

El poder del Amor se cumple, se manifiesta, a través de la alegría, así como el poder de la alegría se manifiesta a través del Amor.

Entonces sé de Mí, de Nosotros, de la Gran Luz testigo, expresando alegría, donando Amor.

Y la alegría puede ser también expresada en el momento en que tu corazón es turbado, basta con permitir que aquella turbación se manifieste, luego dejarla ir, y he aquí que la alegría vuelve.

Es la alegría de sentirse protegidos, guiados, amados.

Es la alegría de saberse Luz que está yendo hacia la Luz.

Es la certeza de estar en Viaje para volver a Casa.”


Pregunta:

No siempre logro expresar alegría en todo.

Respuesta:

“Tomándote de la mano puedo conducirte hacia una fuente nueva, la fuente de la alegría verdadera.

Siéntete una niña de Luz, alégrate por esto y extiéndeMe tu mano.

No preguntarMe dónde está esta fuente, cómo haremos para llegar, no preguntarMe nada, simplemente canta, alégrate y sonríe, y cantando, alegrándote y sonriendo, te encontrarás allí, delante de esa fuente.

No te detengas en las fuentes que ya conoces: muchas de éstas son ilusiones, hacen perder tiempo y no puedo ni empujarte ni arrastrarte, porque eres un Alma libre.

Cada uno es libre de no recorrer el sendero de la alegría y del Amor, de no llegar así a la fuente de la alegría verdadera. Alguien, aun reconociendo, quiere ilusionarse de encontrar la alegría en otras fuentes, alguien teme de tener sed y no se aparta de sus fuentes, alguien se pierde en sus propios desiertos áridos.

Si en algún momento no sientes alegría, recítala.

No te sorprendas si te digo de recitarla, ya que tienes todas las razones para vivir en alegría.

Si recuerdas quién eres, observas aquello que existe dentro de ti y a tú alrededor, no puedes más que decir:

- Soy una persona dichosa, elijo ser feliz, de expresar alegría por todo esto. -

Canta, recita la alegría, así entrarás en la onda y alcanzarás la fuente de la alegría verdadera.

Nada de aquello que temías sucederá, si los temores se disuelven con alegría, con Amor.

Tendrás la certeza que amando, regocijándote todo sucede, todo llega, incluso lo inimaginable.

Tendrás la concientización de las muchas razones que tienes para estar siempre alegra, siempre agradecida y por lo tanto feliz. Incluso esta, como todas las demás, es una elección.

Existirán muchas razones y muchas fuerzas que intentarán impedir tu recitación, por eso debes estar siempre atenta y alerta, pídeMe ayuda.

Llegará pronto el momento en que ya no necesitarás recitar, la alegría será verdadera, la felicidad será total.

Cuando no eres alegre haz este juego con toda la intensidad, con toda la sacralidad, con todo el empeño, con toda la constancia, con toda la responsabilidad, y Me darás así a todas las posibilidades para acompañarte a la fuente de la alegría verdadera.

Y si lágrimas llegan, que sean lágrimas de emoción, de liberación, de transformación, luego vuelve a recitar la alegría y todas las lágrimas se transformarán en perlas.

Si expresaras el Amor y la alegría en todo lo que haces, en todas las exigencias diarias de la vida, muchos obstáculos, muchas dificultades se disolverán de repente, el cansancio disminuirá hasta desaparecer, porque la alegría es como la savia para el árbol, y mientras la savia fluye el árbol no se cansa de vivir las estaciones, de hacer brotar las hojas, de dejarle caer, de donar sus frutos, de acoger y confortar a los viajantes, de vivir su función de árbol.

La excreción de la alegría traerá un nuevo respiro a tu vida.

Experimenta esto y tendrás la certeza que cualquier dificultad será vivida sólo como un medio, una oportunidad, una lección y verás la alquimia que ocurrirá en ti y a tu alrededor.”


Pregunta:

¿Recitando la alegría lograré vivirla ininterrumpidamente?

Respuesta:

“La alegría es una conquista, vivir ininterrumpidamente en alegría es una consecuencia.

Es una conquista que requiera la concientización de ser Hija de la Luz, de ser un Alma Luminosa en camino hacia la Luz.

El Amor hacia todo y todos requiere la gratitud hacia la Gran Luz que todo lo dona, hacia la Creación que todo lo ofrece, hacia quien te acompaña con Amor incondicional y Ayuda incesante, hacia todos los seres vivientes que encuentras en tu camino.

La alegría en cada uno de tus pasos hará de tu acción una victoria que creará una nueva alegría.

Y he aquí que con más alegría darás el segundo paso, de segunda conquista nuevamente te donará alegría y tu alegría aumentará. Y así será para los pasos siguientes.

La alegría en cada uno de tus pensamientos te llevará a no pensar más y a alegrarte de lo que ves.

La alegría es una lente que hace ver todo luminoso y, si es intensa, te ayudará a ver aquello que ahora para ti es invisible, te hará sentir la esencia de la vida.

No importa si durante el día nada especial ocurre de lo cual alegrarte, te alegras sencillamente por quien eres, por lo que has elegido de vivir, de expresar, por la meta hacia la cual estás yendo.

Recitar la felicidad, la alegría no es reprimir todo lo demás, es simplemente aprender un nuevo lenguaje, actuar, caminar, sentir, ver de manera nueva.”


Pregunta:

No quiero sufrir más, sólo quiero regocijarme.

Respuesta:

“Entonces canta, danza, sonríe, expresa gratitud por todo lo que vives, por todo lo que tienes.

No te pido nada de fatigoso, solo sonreír, solo cantar, danzar.

Al principio recita la alegría, la felicidad, recordando que cada cosa que recites creará lo que recites.

Has nacido para la alegría, para el Amor.

Ama toda la Creación, camina por el mundo con entusiasmo amando todo y a todos, y teniendo mirada hacia el Cielo.”

Pregunta:

Para saborear la alegría del Camino del crecimiento ¿debo dejar ir las otras cosas que hasta ahora me han traído alegría?

Respuesta:

“Vive cada día como una aventura para gozar todo aquello que ese día te regala.

Jamás te pediré de dejar aquello que ahora te da regocijo, sin embargo te ayudaré a regocijarte más, enseñándote a desprenderte de la manera justa, de esta manera gozarás todo, pero no serás de ello dependiente, así descubrirás las grandes alegrías que todavía no conoces.

Hasta que permanece el apego y la necesidad, no gozarás nunca plenamente.

Ve serena en cada aventura, fortalécete en la alegría, en el Amor y será más fácil vivir la vida.”


Pregunta:

¿Si no logro sonreír, tengo también que recitar la sonrisa?

Respuesta:

“En todo aquello que vives haz resonar tu Esencia alegre.

Yo Me acerco a ti con alegría, hasta que ella resplandezca en tu rostro, en tus ojos, ininterrumpidamente, a través de la sonrisa.

Es un entrenamiento incluso mantener la sonrisa, porque no estas habituada a sonreír.

Sirve concientización, atención, entrenamiento, incluso cuando la sonrisa debería ser natural, simplemente recordando quién eres, la Luz que existe dentro de ti, sintiendo Mi Amor, el Amor de la Gran Luz.

Para vivir ininterrumpidamente la sonrisa, tendrás que recordar de sonreír siempre, hasta que se volverá una cosa natural, una costumbre, y llegará el momento en que sonriendo te acercarás a la intocabilidad que te llevará a siempre sonreír, en todo sitio, cualquier cosa ocurra, cualquier situación tú vivas.

Si tú pudieras ver cómo todo cambia en tu rostro cuando sonríes, no quitarías nunca la sonrisa de tu rostro, porque emanas una vibración que atrae, que fascina, y que te lleva que te lleva alto, muy alto.

En cambio, cuando no existe la sonrisa se infiltra algo que tiene alejados los ‘Corazones’.

Y hablo justamente de infiltrar, porque a menudo no te das cuenta. Tanto la sonrisa atrae, cuanto el no sonreír aleja, tanto al sonrisa regala cuanto el no sonreír quita.

Debes tomar conciencia de esto, ser responsable de esto.

Y podrás darte cuenta de cómo estás donando y si donas con la sonrisa, observando quién se halla frente ti, cuál es su reacción, como vibra.

Prueba a observarte en el espejo, escuchando cómo vibras con la sonrisa y cómo vibras sin la sonrisa, y piensa que, de la otra parte, lo que llega es centuplicado.

He aquí que te gustarás tanto sonriendo, te sentirás tan bien sonriendo, que se volverá un pensamiento constante el sonreír y luego será una actitud constante y natural llevar la sonrisa.

Recuerda que la sonrisa puede convertirse en medicina, en alimento, en agua, la sonrisa es una perla.”


Pregunta:

Cuando tengo que ser firme y determinada con alguien no puedo sonreír, de otro modo esta persona no siente la firmeza, la claridad, la determinación.

Respuesta:

“Con la sonrisa también puedes levantar muros invisibles, cuando es necesario; puedes llevar Luz, permaneciendo distanciada.

El tuyo debe ser en todo caso un lenguaje de Amor, también cuando es necesario aclarar, pararse con firmeza, cerrar puertas, alejarse.

La sonrisa puede estar unida a la firmeza.

La sonrisa puede expresar muchas cosas, por lo tanto puede ser muy diversa de situación en situación.

Naturalmente existen momentos donde la sonrisa deja lugar a la serenidad en el rostro.”

Pregunta:

¿Me ayudarás aún más para que pueda aprender a vivir la vida sonriendo?

Respuesta:

“PiénsaMe e imagínaMe sonriente, que te sonrío a ti, por ti, que sonrío invitándote a sonreír, y he aquí que puedes contestarme sonriendo.

Tu sonrisa se iluminará cada vez más, tu sonrisa encierra algo tuyo que explotará.

La sonrisa expresa la vida, las ganas de vivir, vivirás así el juego de la vida con alegría, entusiasmo, fuerza, vivirá la magia que no puede ser expresada en la palabra ‘Vida’.

Cuando el corazón canta, volará ligero.

Y muchas son las razones para cantar, para sonreír, para goza, incluso si es fácil olvidarlas, mirando aquello que no hace sonreír.

Si prestas atención a las infinitas fuentes de alegría y de sonrisa, las dificultades, las faltas, los vacíos que podrías sentir todavía por poco tiempo, ya no crearán pesadez, no te harán apartar la mirada del Alma, del Cielo.

Llevarás los corazones a sonreír donando tu sonrisa, harás que otros ‘Corazones’ sean felices y fuertes, ayudarás a otros ‘Corazones’ a vivir sonriendo el juego de la Vida.”



Extraído del libro: Tu mano en la Mía
Autora: Satya
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...