Mis Amigos Seguidores en Google

miércoles, 10 de agosto de 2016

El Amor. Extracto 5


El Amor. 5

Pregunta: ¿De qué manera puedo donar Amor?

Respuesta:

“Imagina de ser un árbol fuerte, con muchos frutos, y dona estos frutos a todos los ‘Corazones’ que pasan junto a ti, sin importar si son prisioneros en sus manos o gozados o depositados en un rincón.

Si imaginas de ser un árbol con muchos frutos y deseas donar estos frutos, encontrarás muchas manos extendidas en busca de ellos.

Si los frutos son rechazados, en ese momento sonríe y continúa a ofrecer.

Este te hará ser un árbol especial, te hará conocer el desapego en el Amor.

Así vivirás el perdón, porque es perdonando todo y a todos, que se puede donar luego todo a todos.

Y volviéndose un árbol tan especial, comprenderás y vivirás la compasión, porque la compasión forma parte del Amor verdadero.

Sabrás donar Amor en libertad, amar dejando libres, amar permaneciendo libre. Y el Alma libre hace cantar, se regocija.

Sueña con el momento en que todo y a todos con este Amor amarás. Sueña cuando con la Luz de tus rayos, de Nuestros rayos, a todos y todo envolverás.

Sentirás de pertenecer al Todo, recibirás el Todo.”


Pregunta: Amo mucho abrazar los árboles, ¿pero por qué en algunos momentos pruebo sufrimiento?

Respuesta:

“Porque sientes que aquel árbol es puro, te está donando el Amor puro, y ahora deseas sólo eso.

Cuando se contacta el Amor puro, caen lágrimas de nostalgia, porque en ese momento el Alma te susurra: “El Amor puro existe, vuelve a la Fuente y lo encontrarás.”

Nacen emociones intensas, llantos intensos, pero también una emoción que no puede ser definida con palabras: es sentir con el Alma que esta Fuente existe, es hacer tocar el Alma por este Amor que ya existe.

Y cuando llegues a esta Fuente, sólo existirán alegrías, sólo lágrimas de alegría y vivirás el éxtasis.”


Pregunta: Amo a quién está junto a mí, pero prefiero estar entre la Naturaleza.

Respuesta:

“Ama el sol cada vez más para desear de convertirte en sol.

Ama la lluvia como una gran amiga para desear convertirte en agua que alimenta.

Ama el viento como un compañero que te empuja dulcemente hacia arriba.

Ama el fuego para despertar aún más en ti el fuego de la vida.

Ama el día como la noche, el atardecer como la aurora.

Amando más intensamente todo, te acercarás al Amor verdadero, te acercarás al Amor del Universo, vibrarás con el Amor del Universo y aún más amarás a quien te está cerca, junto a ti.

Pide a quien amas de pasar algún momento contigo en silencio, para que en el silencio vuestras Almas puedan dialogar, para que en el silencio os podáis expresar mejor aquello que las palabras no pueden expresar.

Expresando Amor a menudo las palabras no dicen lo que estáis sintiendo, pero cuando quedáis allí en silencio, he aquí que los corazones se hablan, se entienden, comunicáis con el lenguaje del Alma. Pero hace falta estar allí, estar allí juntos.

No puedes decir a un ser querido: “Te amo intensamente” y permanecer lejos de él.

No puedes decir: “Te sueño, te deseo”, y luego no estar con él.

Quien está junto a ti lo está por su diseño, por su evolución, pero su presencia es motivo de crecimiento, de evolución también para ti.

El ser amado necesita también sentirse seguro con tu presencia, necesita recibir tus ternuras, las caricias, las dulzuras, necesita sentir tus vibraciones de Amor.

En la Naturaleza te encuentras a ti misma mucho más fácilmente, pero ama todo y a cualquier persona con la misma intensidad, con el mismo placer, sólo así amas con un sólo Amor, regalas un sólo Amor, te convierte en Amor, entras en el gran Amor del Universo.

Pide a quien está junto a ti de sentarse contigo y respirar juntos el Amor, de elegir de sentir dentro aquello que late, aquello que dentro se mueve simplemente estando allí juntos, en silencio, sin ser distraídos por las palabras.

Para hacer esto sirve el coraje, sirve una elección, la elección de amar verdaderamente, profundamente, totalmente, sin condiciones.

Sirve el coraje de ir a descubrir lo que de más íntimo existe en la profundidad y observarlo, donarlo a quien está cerca sin temor, con la alegría de poder compartir el propio interior, de descubrir aquello que en lo más íntimo había sido ocultado quizás por demasiado tiempo o lo que ha entrado en la profundidad y allí ha sido olvidado.

A menudo aquello que se ha ocultado turba la armonía, impide la alegría verdadera, impide la fusión con la persona amada, con el Todo, porque quizás aquello que en la profundidad es abandonado es sufrimiento, es dolor, es temor.

Para vivir totalmente, intensamente, para alegrarse completamente, para querer el Todo, para fundirse con el Todo, para amar a cualquier persona, corazón debe ser vaciado de todo sentimiento que no sea Amor, de cada cosa que no sea Luz.

Se teme a menudo de estar en silencio junto a la persona amada o a otras personas y entonces se derraman ríos de palabras para ocultar emociones y sensaciones, por el temor de descubrirse.

Pero recuerda: es sólo el Amor que cuenta, será sólo el Amor que contará.

Acércate a la Naturaleza, déjate tocar por el sol, por el viento, por la lluvia, por las hojas, por la tierra, por los árboles, por el mar, por todo lo que vive en este Amor especial, este Amor grande, puro, y déjate amar.

Para hacer esto tienes que detenerte, sentarse, abandonarte, tienes que permitir al corazón de abrirse y al Alma de hablar en el silencio más profundo.

Es la misma cosa con los compañeros de viaje, con los que puedes tener relaciones diferentes, sentir amores diferentes.

Para recibir su Amor, para hacer sentir tu Amor, tienes que detenerte, sentarse cerca, en silencio, y en aquel silencio permitir a los corazones de abrirse, a las Almas de hablar, de unirse, de conocerse, de derretirse.

Observa aquello que te impide estos momentos, para comprender aquello que existe dentro de ti para modificar, para sanar, para desarmar, para dejar ir.

Siente y ama el compañero viento que está hablándote, está acariciándote, comprendiendo, acompañando.

Siente y ama el compañero sol que está calentándote, siente y ama a la compañera tierra que está acogiéndote.

Debes estar con alegría con estos compañeros especiales, entre los que existen otros compañeros especial invisibles para ti, pero luego, con la misma alegría, debes estar con los compañeros que encuentras en el camino, para intercambiar caricias, para calentar vuestros corazones con las ternuras, para permitir a vuestras Almas de reconocerse, de crecer juntos, para elevaros juntos.

Y será el Amor que hará siempre ocurrir todo, fuera y dentro de ti.

Debes de estar cerca de todo, de todos, para conocer primero el Amor verdadero, puro y convertirte luego en Amor.

Cree en un Amor que te colmará, que colmará todo de ti, que creará todo, que permitirá todo, un Amor que para Mí es imposible hacerte comprender con las palabras, porque este Amor no puede ser explicado, no puede ser comprendido, solamente experimentado, solamente donado.

Respíralo dentro de ti, siéntelo alrededor de ti, suéñalo y así haz entrar el Todo que el Amor crea y dona.

Haz este juego con el corazón de niña, con la mente lejana, con la alegría de descubrir la llave de todo.

Y recuerda que, viviendo intensamente la relación con la Naturaleza, la relación con los compañeros que encuentras en el camino, comprenderás y aprenderás muchas cosas, te alegrarás por muchas cosas.

No existen libros que contienen la sabiduría antigua que la Naturaleza puede donar, no existe escuela más grande que la escuela de la vida, dónde todo sois al mismo tiempo maestros y alumnos.

Pero para aprender estas lecciones, para comprender esta sabiduría, sólo sirve el corazón, un corazón simple, cándido, humilde.”


Pregunta: Siento un gran entusiasmo, cuando amo intensamente la Luz, tanto de sentirme enamorada.

Respuesta:

“El entusiasmo es la llave para vivir la vida, es una medicina para todo el Ser, es un arma indispensable sobre los campos de batalla que existen en la vida.

Usa esta arma, pensando que te estás sanando, que estas conquistando todo.

Siente este entusiasmo en tus manos y ofrécelo, continúa a regalarlo a cada ‘Corazón’ que encuentres.

En todo lo que vives pon entusiasmo, entusiasmo, entusiasmo, y comprenderás la inutilidad de todo lo que impide el entusiasmo, comprenderás cuánto lo que impide el entusiasmo y la alegría, ralentiza el camino, cansa el corazón, encarcela el Alma.

La alegría hará que te sientas ligera, el entusiasmo te empujará hacia arriba, muy para arriba.

Y quién ama tiene el corazón lleno de alegría, quién ama intensamente vive cada instante en el entusiasmo de encontrar al ser amado, a la amada.

Y aquí, dónde el gran amado es el Amor, la gran amada es la Luz, no os puede ser que el entusiasmo, la alegría, la excitación del gran encuentro.

Conviértete en amante de tu Esencia, amante de la Luz, amante del Amor.

Convirtiéndote en amante, todo lo que harás para el amado se convertirá en fuente de alegría, se convertirá en estímulo para expresar la creatividad y pensarás continuamente en qué hacer, cómo hacerlo, dónde ir, para hacer feliz al ser amado.

El enamorado se consagra totalmente y así te consagrarás a la Luz, al Amor, dejarás tu Alma libre de consagrarse a la Luz, al Amor, a quien encuentras por la calle.”


Extraído del libro: Tu mano en la Mía
Autora: Satya

http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...