Mis Amigos Seguidores en Google

sábado, 28 de mayo de 2016

A los Niños Índigo sobre los Siete Rayos Fundamentales... (Djwhal Khul)



Djwhal Khul
...a los Niños Índigo sobre los Siete Rayos Fundamentales...


Mensaje del Maestro Djwhal Khul a los Niños Índigo sobre los Siete Rayos Fundamentales de Creación
Canalizado por Wistancia

(Wistancia)

Te saludo tanto a ti como a tu hermana. 

Y esta es una historia sobre ti. Pasaré esta sesión entera a un maestro que no está en un cuerpo pero que una vez estuvo en un cuerpo físico. Entonces el ascendió desde la Tierra y no tuvo la necesidad de lecciones para volver dentro de un cuerpo y aprender. 
Pues muchos que viven en la Tierra están aprendiendo y refinando muchas cosas que les ayuda a conocer y a “ser” más. Toda la vida está siempre expandiéndose en todas partes. 
Él se convirtió en un maestro ascendido, lo que significa profesor, y todavía está enseñando. Él enseña desde otro “nivel de Creación”. Él es completamente maravilloso, y hablará estupendamente, y hablará un poco sobre ti y hablará con amor y sobre amor.

Por favor ponte cómodo y siéntate conmigo.

Pon tu atención en tu respiración y siente la vida en ti.

Siente tu respiración atravesándote como una pequeña aguja. O siéntela como una pequeña ola templada de un océano que se mueve a través de ti.

Si puedes localizarla y seguirla, síguela suavemente hasta dentro de tu corazón. Te puedes imaginar que un suave arco iris de plumas es llevado por el viento y flota dentro de la cámara de tu corazón. Sigue el arco iris dentro de tu corazón, que lo mueve y lleva tu propia respiración.

Siente sólo tu corazón.

¿Sabías que tu corazón es exactamente como el de Dios?

¿Sabías que cuando fuiste creado, eras como una chispa, como un punto de fuego que salió de la energía que creó absolutamente todo? Cuando la chispa saltó y empezó a moverse en espiral dentro de todos los niveles de Creación, también llegó a la Tierra. Y en todo ese tiempo, si es que realmente hay tiempo, Tú saliste de Dios con la misma clase de corazón, con un corazón creativo. Dios es el creador y tú tienes corazón creativo, como el del que llamamos “Madre / Padre Dios”.

¿Sabías que tu verdadera madre y tu verdadero padre es DIOS?

E incluso, aunque hayas tenido una madre terrenal y un padre terrenal, tú has tenido muchos cuerpos y muchos padres en cada una de esas vidas y en cada uno de tantos lugares de este Universo. ¿Sabías también que hay muchos, muchos, muchos, muchos universos? Y que aunque se te puede llamar “joven”, Quien tú eres realmente no es joven. Tú no tienes edad. 

Tu cuerpo puede ser joven, pero tu alma es muy vieja. 
Tu YO REAL es un espíritu que entra dentro de un cuerpo para aprender y mejorar. A menudo un espíritu también entra en un cuerpo para dar algo a otros y necesita un vehículo para moverse, como un coche, que es el cuerpo. Quizás viniste a la Tierra a sostener un espejo y reflejar algo.

De todos modos, tu verdadero progenitor –desde el principio de los tiempos– es Madre/Padre Dios.

Por favor relájate y deja que Djwhal Khul hable contigo

Siéntate en una silla con los pies en el suelo.

Tienes los centros de energía en la coronilla y también en la planta de los pies.

Invoquemos a los Elohim, Arcángeles y Maestros para que estén presentes aquí.

Los Elohim construyen todas las estructuras grandes, como los sistemas solares. Estos poderosos seres crean los mundos. Vamos a invitar a los Arcángeles, vamos a pedirles que construyan una preciosa cúpula de oro encima de ti para que te puedas sentar dentro. Siéntete seguro aquí. Vamos a invocar a los Maestros planetarios que trabajan con los Rayos y vamos a invocar a los 7 preciosos rayos para que vengan, se queden y bailen contigo. Hay un grandioso gobierno espiritual encima del planeta Tierra donde hay grandes casas para cada uno de los siete rayos. Ciertos maestros son los líderes en esas casas.

Invoquemos ahora los maravillosos colores de todos los rayos. Tú puedes ver los colores de los rayos que están muy lejos o esos que están mas cerca del planeta. Es posible que veas muchas uniones diferentes de colores.

Imagina que tu corazón es una preciosa cueva subterránea llena de luz. Por favor entra dentro e imagina un magnífico traje de oro, póntelo. Después imagínate una silla de color violeta situada en el centro de la habitación con otra silla enfrente. Ve y siéntate en la silla. Tus pies automáticamente tocan el cojín que está allí, con la forma de un pájaro blanco llamado Paloma. Instálate, ponte cómodo y cierra los ojos.

Pediremos a Djwhal Khul que venga, se siente y hable contigo de los rayos.


Djwhal Khul habla a los Niños

Bueno, os bendigo, queridos míos. 

Tú has viajado por muchos planos diferentes (de existencia) y muchas vidas en tu Tierra y más allá. Eres como un pequeño viajero del tiempo. Tú eres el que tiene que ser honrado y querido, pues tú eres un niño divino de Dios, y sin embargo vivir en la Tierra no es siempre fácil para ti, pero tú lo has elegido. Tú elegiste estar presente en la Tierra en este momento, y tú pediste ser capaz de traer un enfoque que puede ser un poco diferente. En otras palabras, el enfoque en la Tierra y la perspectiva de muchos de los que viven allí, lo que se espera de ti por muchos y lo que desean algunos NO es el enfoque, ¿no es así? Tú tienes un don diferente que traer a la Tierra, y tú eres un Niño Índigo. Quizás no seas un niño índigo como los demás; tú eres una variación , pues todos no son lo mismo, quizás tú has traído el corazón índigo, la necesidad índigo de la verdad y la necesidad de la belleza. Quizás tú has traído la sensibilidad índigo que sólo quiere existir con amor, quiere mover y crear amor. Quizás tú has traído la percepción artística de un Índigo, o incluso la Gran Inteligencia o las Grandes Calculaciones Científicas de un Índigo que está en casa con ordenadores o aparatos complejos.

Hay cosas que tienes que aprender y cosas que tienes que enseñar

Esto no te hace mejor que los demás, ni hace que nadie sea mejor que tú. Todos sois de Dios, es como un jardín gigante, hay muchas flores que crecen en este jardín. La semilla de la que brotó tu flor personal ha venido desde muy, muy lejos y sin embargo ha brotado en el jardín de la Tierra, así que tienes que saber que estás en el sitio adecuado porque tú estás aquí. 

Tú necesitas estar aquí. Hay cosas que tienes que aprender y cosas que tienes que enseñar. Tú necesitas estar aquí. Así que no pierdas el tiempo soñando con irte. Porque en tus sueños, visiones y las que aparecerán próximamente, puedes ver y vislumbrar otros mundos; son mundos en los que has vivido. Eso no quiere decir que haya sido un error venir aquí. Pues tú has venido aquí para abrir el corazón. Incluso aunque sea de una forma muy especial desde el punto de vista de algunos de la Tierra.
Y no te diré todas las cosas que harás, pues tú eres una flor que crece en una parra. ¿Y eso qué quiere decir? Quiere decir que tú creces entrelazado con otros y que habrá otros que vendrán y se unirán a ti. Y creceréis juntos. Y tú encontrarás otros que son como tú, y no te sentirás tan solo.

Has venido a construir una sociedad nueva

En lo más profundo de tu ser, sabes por qué has venido aquí, pues tu corazón lo sabe. Has venido para sembrar una Nueva Clase de Ser. Y eso va en contra de la sociedad, pues has venido a construir una sociedad nueva. Has venido a convertirte en constructor de un nuevo enfoque y una nueva sociedad. 

Es como si hubiera un prisma y tú vinieras a pulir uno de los colores del prisma. Pero yo te digo que para llevar a cabo lo que has venido a hacer –tu trabajo, tu don– es importante para ti que honres los otros colores del prisma. Y es importante que consigas un cierto equilibrio en tu mundo para que otros te escuchen, para que puedas aprender acerca de muchas cosas, para que ENTONCES saques tu don y los demás te escuchen. 
Y ellos no siempre te van a entender, pero tú los puedes entender, interesándote, más o menos, un poco en todas las cosas que les resultan importantes, y ellos no te tendrán miedo, no los desanimarás y se acercarán a ti. Y podrán ver tu don. Podrás compartir con ellos esas cosas que tú creas, porque no te has separado de ellos.

Es importante que aprendas algo acerca de todos, por ello vas a la escuela.

Y no es que debas separarte de ningún otro, sino que traes el don de la Unidad e Integridad. Quizás tú seas una hebra dorada, pero hay hebras que son plateadas y otras hebras que son blancas, verdes o grises. Y tú has venido a coger una aguja y unir todas las hebras, no para ser superior o inferior, ni para dejar de escuchar a tu corazón, sino para ganarte el corazón y el oído; para que otros vean tus trabajos y te escuchen es importante que aprendas algo acerca de todos, es por lo que vas a la escuela.

Tú ya vienes con un don y tienes un propósito: es el de restaurar la belleza en la Tierra y centrarse en la Divina Feminidad, y la Divina Feminidad brota de ti como una fuente; mucha belleza y flujo de armonía, pues tú eres todo armonía y amor. Donde no hay armonía, tú no lo entiendes, donde no hay amor, tú no quieres estar, y donde tu corazón no lo entiende, tu mente quiere irse. Por eso tienes sueños tan intensos. 

Por eso la fuerza del amor es tan intensa en ti. Pero si tu tallo tiene que crecer y fortalecerse, sacando hojas y ramas como flores de luz que son, es importante, ya que estás plantado en la superficie de la Tierra, que entiendas algo de la Tierra, es por eso que vas a la escuela, para entender algunas cosas que puede que hayas elegido no estar con ellas mucho tiempo. Pero haz el aprendizaje y aprende algo. ¿Por qué? Para que puedas hablar con mucha gente, para que puedas compartir tus dones con mucha gente, para que puedas amar a mucha gente, para que puedas compartir tus dones con ellos y aprender de sus dones Y eso no quiere decir que perderás el maravilloso don que traes.

Sois diferentes, pero también sois lo mismo

Vosotros sois diferentes, pero también sois lo mismo, porque todo está unido. Él creó Todo: cada flor, cada pájaro, cada planeta, cada universo, cada pequeño perro, cada pequeño ser humano y cada pequeño ángel. El Creador de Todo hilvanó una hebra de unidad a través de todo para que todo se mueva junto. En tu Tierra no es tan fácil ver la hebras, parecen invisibles, pero no lo son. Todo está unido.

Por favor, querido niño índigo, hónrate y ámate.

Así que, por favor, Querido Niño Índigo, hónrate y ámate, y percibe que eres honrado en el Cielo, como también serás honrado en la Tierra. Allí también hay unidad. Cielo y Tierra son realmente uno, Todo está realmente conectado, lo verás muy pronto si aún no lo ves.

La Tierra es como una pequeña escuela. Es posible que a veces no te guste la escuela, es posible que no te guste la Tierra. 

Pero hónrala, por favor. Percibe que está viva, no es solamente una gran bola por la que caminas. Está viva, todas sus pequeñas partes, incluso cuando andas encima de Su Gran Cuerpo, está consciente y está creciendo, y está, de alguna forma, en su propia escuela de desarrollo, de expansión. 
Está girando a través del espacio y haciendo muchas cosas, dándote cobijo. Ella es una de tus madres, pues te alimenta. 
Sus elementos están en tu cuerpo físico, y sus tierras, aunque mermadas por la Humanidad, te dan alimentos que comer, y sus aguas te dan bebida.

Los Rayos salen de Dios que creó Todo. Y son pequeños colores diferentes, como arroyos. Cuando dibujas un sol a veces colocas líneas que salen del sol. Si vuelves al sol original que creó y dio calor a todo, tendrás lo que se llama Dios, y las líneas que salen son como los rayos.

Cada rayo representa una parte fundamental de la personalidad de Dios.

Tú tienes una personalidad y Dios tiene una personalidad.

Cada uno de los rayos representa una parte fundamental de la personalidad de Dios.

Ahora todos los que andan en la faz de la Tierra, aunque son Espíritu, tienen un cuerpo que lo rodea. Si tú estás aquí, y lo estás, entonces estás aquí para perfeccionar el vivir en la Tierra, el vivir en la Tierra y ser capaz de unir la personalidad de Dios con la tuya. La personalidad de Dios tiene 7 puntos fundamentales. Y tú los tienes que tener también.

Algunos son muy intensos dentro de ti.

Dios tiene 7 puntos de luz que son la personalidad de Dios.

Tú también tienes esos puntos de luz. Los tienes que tener porque eres un Niño de Dios. Bueno, algunos son muy, muy intensos, y otros no los son tanto. Están allí, pero no son tan intensos.

Mientras estás en la Tierra, será tu elección tratar de abrazarlos todos, invitarlos a todos a tu vida.

Si haces eso, estarás muy equilibrado y te traerás una cierta armonía, una cierta melodía a ti mismo y a todos los demás.

La gente llama a esto trabajar con los rayos. Trabajar con la personalidad de Dios. Es juntar un arco iris, todos los colores y decir: “Yo quiero trabajar con todo el arco iris, no con sólo unos pocos colores, déjame trabajar con todo el arco iris”.

Cuando trabajas con todo el arco iris, tienes todo un arco iris a tu alrededor, y tienes un gran prisma de luz que tiene todos los colores. Esto es unidad. Esto es integridad, y se siente muy lleno, esto es Plenitud. Esto se siente como Dios. Dios es UNIDAD e INTEGRIDAD

Esto será divertido, pues te voy a hablar de los 7 rayos.

Los siete rayos

El Primer Rayo trata del Poder. El Poder de Dios es como un gran soplo que mueve el Amor. Y cuando el Poder está moviendo al Amor, todo el mundo siente entonces mucha Fe, porque no hay nada que temer. ¿Cómo puedes tener miedo cuando te ha entrado tanto amor? El Miedo es lo opuesto al Amor. Tú no tienes miedo cuando estás lleno de Amor. 

Tienes protección y estás a salvo. Esta clase de poder que proviene de una Fuente Divina tiene la fuerte predisposición de moverse hacia delante. Si Dios quisiera que pasara algo, tú podrías decir que era la Voluntad de Dios. Era la intención de Dios hacer que eso sucediera. Cuando lo que tú quieres está alineado con lo que Dios quiere, entonces puedes decir que tu voluntad y la Voluntad de Dios están alineadas. 
El Primer Rayo de Poder alinea las dos voluntades y las hace una. Cuando uno está alineado con la Intención y el Poder de Dios, se tiene la sensación de que todo está bien y no hay miedo. Después de todo, el camino de Dios siempre es el camino de la perfección y la verdad.

El Segundo Rayo trata del Amor. 

Es el amor a través del corazón. Es esa maravillosa sabiduría que viene del corazón. El corazón que sabe lo que tiene que hacer; que sólo conoce amor; el corazón que quiere enseñarlo y quiere compartirlo. Quiere darlo. Y tú sirves a la Luz de esta manera. Busca caminar un sendero de Verdad, plantando semillas de la Verdad para otros aún cuando está comiendo los frutos de la Verdad a lo largo del camino. Desea aprender para así convertirse en “sabiduría”. Sabiduría del corazón. 
El corazón que sabe cómo amar. Este rayo siempre quiere difundir algo. Y aquí tú eres un maestro. Trabajas desde el corazón y quieres proporcionar amor a otros. Tú quieres entender todo a través de los Ojos del corazón. Hay un brillo radiante que es como un imán. Este rayo trata de amor, enseñanza, crecimiento – con el énfasis del corazón. 
Se trata de construir un círculo que despertará a toda la humanidad al amor. Quiere permitir a otros que abran ahora la válvula del amor. Si necesitas un poquito más de energía, llama al Primer Rayo para que te empuje y ayude hacer las cosas que necesitas hacer. 
El Tercer Rayo pude venir y ayudarte a encontrar una forma de integrar ese amor. Te puedes imaginar un cuenco o recipiente que puedes llenar con agua. 
El Amor es como agua, y el recipiente como el Tercer Rayo. se necesita que haya algo que contenga el amor para que otros lo puedan utilizar. Si hay una taza allí, entonces se puede ofrecer una taza de agua a alguien.

El Tercer Rayo es la Actividad Inteligente de Dios que dice: “Cogeré el Amor y cogeré el Poder y los uniré, y entonces crearé algo tangible, algo que tenga forma. 

Y cambiaré el mundo a través de estas ideas que surgen.” 
Este rayo coge toda clase de ideas maravillosas y construye cosas. Es como construir una casa y poner primero unos buenos cimientos. El plan es mover Amor y Poder hacia delante, pero necesitas un plan para hacer esto. 
El Tercer Rayo te da el plan de acción para traer Amor y Poder al mundo. Tiene que ver con la mente fuerte que crea movimiento para producir algo en el mundo. Se puede decir que es amor en acción.

Los Rayos 4, 5, 6 y 7 salen del Tercer Rayo. ¿Viste alguna vez en la escuela un esquema con las letras mayúsculas A, B y C? ¿Y viste que debajo de la letra A estaban los números 1, 2 y 3? Tal vez lo viste. Así es como es el Tercer Rayo. El Tercer Rayo es inteligente; utiliza luz mental para hacer que pasen cosas. Como en un esquema. Utiliza muchas ideas, entonces de esas ideas y de la actividad de la imaginación creativa salen 4, 5, 6 y 7, como en un esquema.

El Cuarto Rayo es el rayo de la armonía y la Pureza. 

Es muy creativo. Es muy dulce, amoroso y cariñoso. 
Viene a traer pureza y esperanza, a traer el corazón lleno y la Madre Divina. Algunos Índigos tienen mucha fuerza de este rayo. A ellos les resulta difícil estar donde falta armonía y pureza. La esperanza es muy importante; cuando la esperanza desaparece, aparece una profunda tristeza. Quieren ver el amor restaurado en todas partes y pueden mirar alrededor y no ver el amor que quieren. Esto los puede entristecer. Aquí está el artista. Este rayo está totalmente relacionado con la belleza. 
Lo que tú quieres es poner al mundo entero en un pedestal donde es perfecto y todo es armonioso. 
Y aunque el cuarto rayo puede sentirse como un juego de tiro de cuerda, hay una cuerda y hay niños a un lado mirando, los hay en el medio y también hay niños en el otro lado tirando. 
El Cuarto Rayo puede hacerte sentir como si estuvieras atrapado en el medio. Tú quieres que pare y que sea lo mismo en los dos lados. Quieres que sea igual de ambos lados. Es aquí cuando amas los animales, los colores, las aguas, la tierra y las mariposas. Es aquí cuando proyectas vida dentro de todo. 
Es aquí cuando la energía de la restauración viene a restaurar la pureza, por lo que hay mucho cambio, porque la vida está reflejada en el cambio. Es aquí donde el pintor, el bailarín y el que canta por todos, es una expresión de Alegría y Amor.

Entonces viene el Quinto de los Rayos, que es más científico. Algunos Índigos tienen la energía del quinto rayo muy fuerte, pues les apoya, dándoles una gran concentración, como un caballo que lleva anteojeras para poder concentrarse bien y no mirar a su alrededor. Se concentra solamente en una cosa por vez. Este rayo es científico y tiene fuerza mental. Es el rayo de los médicos que tienen que estar muy concentrados cuando operan en los hospitales; no pueden estar mirando aquí y allá, ¡no cuando tienen a alguien debajo de su bisturí! Esta es la ciencia de la sanación del cuerpo, la mente y el espíritu. También está relacionado con poder recordar muchas cosas y números averiguando lo que es verdad y lo que no. 

Es como buscar oro y estar en el buen camino: si sopla una ráfaga fuerte de viento, ¿puedes mantener tu concentración aun entonces? El Quinto Rayo sigue aunque sople el viento. 
Es muy fuerte porque quiere encontrar la respuesta y no se detendrá hasta hacerlo. Este es el rayo que une la ciencia y la tecnología con el Espíritu. Por favor piensa en el Arcángel Rafael y la Madre María, ellos están muy orientados y concentrados.

Entonces llega el Sexto Rayo, que es como una fuente de amor de la que emana devoción. La personalidad de Dios tiene poder, amor, una fuerte voluntad, fe, protección. 

También tiene actividad y cosas que hacer. Además tiene pureza y armonía. Tiene una gran concentración para poder hacer cosas y llevarlas a cabo. Ahora muestra devoción y reverencia por la vida, Dios y los Maestros. 
Este es el Sexto Rayo, es el rayo de la lealtad. Es como un ángel guardián que dice: “Estaré junto a ti, y si otros te abandonan, yo no, porque te amo y es mi misión serte leal, serte fiel. 
Y puedes contar conmigo, puedes apoyarte en mi”. Esto es perdón y paz, que también son parte de la personalidad de Dios. Quiere cuidar a otros. Se está apoyando en Dios y los Maestros y además deja que tus amigos se apoyen en ti y cuenten con tu apoyo.

El Séptimo Rayo está totalmente dedicado a la Libertad. 

La libertad es de una persona que está llena de Dios. ¿Por qué? Porque la libertad de Dios hace desaparecer todos los bloqueos y fricciones. La libertad quiere quitar las grandes rocas del río. En el Río de Dios no hay rocas que detenga el agua. 
No hay rocas, y eso está bien, es como Dios. Dios es libertad. 
El Séptimo Rayo coge todo lo que está en el camino y lo transforma en otra cosa para que la corriente se pueda restablecer. 
El Séptimo Rayo quiere la victoria. Quiere unir el Cielo y la Tierra, y lo hará de manera muy organizada, lo organiza para que la libertad pueda aparecer, paso a paso. 
Imagínate a alguien que está de pie, con fuerza, sobre la Tierra, y sus manos llegan hasta los Cielos. Están en la Tierra y a la vez están en los Cielos, pues están trabajando con ambos. 
Hacen que todo sea sagrado y a la vez práctico. 
Siguen las reglas y leyes porque el Universo tiene reglas y leyes que hacen que todo vaya bien, pero es victoria lo que quieren. Este rayo establece las reglas a seguir para que todo pueda romperse y cambiar. Para que todo se pueda transformar de una cosa en otra. A esto se le llama Transformación.

Todos los rayos se necesitan entre sí

Todos los rayos se necesitan entre sí. Son como 7 amigos que van juntos a todas partes; ellos quieren estar juntos. 

El Poder no es bueno sin Amor, porque cuando el poder está sin amor, se torna dominación. ¿Has estado alguna vez con alguien que te intimida, te da ordenes y es agresivo? Eso es poder sin amor. El miedo surge cuando hay demasiado poder y no suficiente amor.

Pero el amor necesita del poder, porque si no hay poder, entonces la pequeña barca se queda quieta en mitad del océano y no va a ninguna parte. El poder es como un motor que mueve la barca.
Y la sabiduría de las ideas y de la actividad que viene de la mente, coge el poder y el amor para hacer algo en el mundo de las formas. Ahora necesitas abrirte camino en el mundo de las formas, para que algo pueda ser completado y acabado. 

El Tercer Rayo nos acompaña todo el camino hasta la línea de meta. Es como una pequeña pila que hace que todo siga funcionando y funcionando y funcionando hasta que el trabajo esté terminado.

Recuerda, la Sabiduría sin Amor es bastante fría. Necesita Amor para que le brinde calor, y necesita Poder para que la mueva y asegurarse de que es sabia, (así como Dios es sabio), para asegurarse de que está preparada siguiendo la Voluntad de Dios. Para que no sea YO, YO, YO, sino que sea Dios el que esté haciendo que todo ocurra.

Todos los rayos se necesitan entre sí.

Y todos los rayos que salen por debajo del Tercer Rayo también necesitan estar juntos. La Armonía necesita la Paz. 

La Armonía que quiere equilibrar todo puede sentir a veces que no tiene paz. Quiere llamar a su amigo, Paz. 
Y la Paz quiere Libertad, y quiere seguir los pasos para conseguir Libertad. A veces quiere organizar algo y estar muy concentrada. A veces la concentración necesita estar allí, para que la mente sea constante, para que pueda aprender algo y entender algo más. Y la Concentración necesita tener Pureza, Armonía y un Propósito Divino, o de otra forma sería muy árido y no sería divertido. Dios es disfrutar. Estar en la ALEGRÍA sin Paz puede que no ayude a nadie. Piensa en Esos que tienen su nariz metida en los libros todo el día y no tienen tiempo para mirar a un conejito saltar o ver el color en una flor. Porque puede que ellos estén un poco atrapados en lo mental y que necesiten integrar un poco el corazón.

Cualquiera de los rayos aislado puede estar desequilibrado y ser demasiado.

Cualquiera de los rayos sin sus amigos, puede estar desequilibrado y ser demasiado. El corazón y la mente tienen que ir de la mano. Así que, querido ser, honra tu corazón porque está lleno, honra tu mente también, porque está llena. Van juntos. La mente sigue al corazón, deja que la mente lleve el mismo ritmo que el corazón

Traducción: © José Manuel Piedrafita Moreno

http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://rosacastillobcn.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...